Interferencia al tráfico marítimo.

Operaciones navales.

Moderador: Schweijk


Interferencia al tráfico marítimo.

Notapor Tigre el Sab 27 Abr 2019 18:31

Hola a todos :D; algo interesante al respecto...........................................

Interferencia al tráfico marítimo británico en 1914.

El número total de embarcaciones hostigadas o dañadas por mes, incluido todos los casos (como las embarcaciones detenidas y liberadas nuevamente, los arrastreros capturados o hundidos por minas, etc.) es el siguiente. 40 en agosto, 31 en septiembre, 25 en octubre, 10 en noviembre, 8 en diciembre. Cito esto porque al trazarlo como una curva (ver el diagrama) dan una previsión muy sorprendente de la creciente seguridad de nuestro comercio y tráfico. Para acuñar una frase imposible, casi se podría llamar una curva de "Comando del Mar".

Imagen
Interferencia durante 1914.......................................................................

Fuente: The Naval Review. Vol III. Nº I 1915.

Saludos. Raúl M :carapoker:.
Avatar de Usuario
Tigre
Lieutenant General
Lieutenant General
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Dom 23 Dic 2007 2:29
Mensajes: 7823
Ubicación: Argentina
Medallas: 7
Argentina (ar)

google adsense
Google
 

Re: Interferencia al tráfico marítimo.

Notapor Tigre el Sab 04 May 2019 16:37

Hola a todos :D; algo más...........................................

Pérdidas de guerra de buques mercantes (aliados y neutrales) en 1914.

Imagen
Pérdidas durante 1914.......................................................................

Fuente: http://www.gwpda.org/naval/stats002.htm

Saludos. Raúl M :carapoker:.
Avatar de Usuario
Tigre
Lieutenant General
Lieutenant General
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Dom 23 Dic 2007 2:29
Mensajes: 7823
Ubicación: Argentina
Medallas: 7
Argentina (ar)

Re: Interferencia al tráfico marítimo.

Notapor Tigre el Sab 18 May 2019 19:49

Hola a todos :D; algo más...........................................

Embarcaciones pesqueras aliadas y ataques de submarinos en la Primera Guerra Mundial.

En 1907, las principales potencias del mundo, incluidos Estados Unidos, Gran Bretaña y Alemania, firmaron una serie de tratados en La Haya. Una parte del paquete del tratado se designó como Documento de Conferencia XI, que en parte otorgaba protección en tiempos de guerra a ciertas clases de buques. El documento XI especificaba que las pequeñas embarcaciones pesqueras costeras y las pequeñas embarcaciones que participan en el comercio local no deberían ser destruidas ni capturadas durante las hostilidades. Las violaciones ocurrieron, pero fueron pocas y generalmente se reconocen como no intencionales. Las inmunidades otorgadas a las embarcaciones de pesca en virtud de La Haya XI, sin embargo, presentan un panorama más nublado. Siete años después de la firma de La Haya XI, el submarino se había convertido en un arma importante. Desde el principio, las operaciones submarinas han estado en desacuerdo con muchas de las normas humanitarias establecidas en La Haya y en 1914, se emprendieron ataques con submarinos contra las flotas pesqueras aliadas.

Entre el estallido de las hostilidades en agosto de 1914 y el armisticio en noviembre de 1918, solamente Gran Bretaña perdió 561 barcos de pesca directamente a causa de la guerra, la mayoría en aguas adyacentes a las Islas Británicas e Irlanda. Si bien algunas pérdidas fueron causadas por minas colocadas deliberadamente por el enemigo o que habían derivado de las barreras de minas ancladas, la mayoría de las pérdidas fueron a través de los abordajes de las tripulaciones de submarinos, que luego detonaron cargas explosivas para hundirlos. No hay evidencia en los registros británicos de ningún ataque alemán diseñado para matar o herir a las tripulaciones de los barcos de pesca. En cambio, el objetivo parecía ser simplemente la destrucción de la nave. De hecho, solo hay cuatro casos reportados en los que los disparos fueron un factor en los ataques alemanes contra barcos pesqueros británicos, y solo hay un incidente conocido en el que un hundimiento fue causado por un ataque con torpedo.

El año 1918 marcó el despliegue inicial de submarinos alemanes en aguas distantes. Esta nueva estrategia llevó a los submarinos del Kaiser hacia el oeste hasta la plataforma continental frente al este de América del Norte. Si bien un submarino alemán había visitado el Atlántico occidental en 1916, se trataba de un hecho aislado diseñado para proporcionar experiencia operativa. La campaña del Atlántico occidental de 1918 comenzó con una nota algo "caritativa" cuando el U-151 emergió junto al ballenero Nicholson y le ordenó a su capitán que se preparara para recibir personal alemán a bordo. Dado que los barcos balleneros generalmente se dedican a una pesquería oceánica, no podrían y no se consideraron "pequeños barcos pesqueros costeros" protegidos por los acuerdos de La Haya. La tripulación del Nicholson po lo tanto debió haber anticipado que su embarcación sería hundida. A pesar de lo que debió parecer una certeza, el capitán de Nicholson le suplicó al oficial alemán a bordo, argumentando que la destrucción de su barco lo arruinaría financieramente. El argumento debe haber sido persuasivo, ya que el comandante del submarino ordenó que el Nicholson se salvara. No obstante, tal amabilidad fue única: este fue el único ejemplo ese verano de tal benevolencia.

El 22 de julio, la goleta pesquera estadounidense Robert y Richard fue abordada por marineros del U-156, bajo el mando del Teniente Knoeckel, en una posición a sesenta millas al sureste de Cape Porpoise, Maine. Se ordenó a los estadounidenses que entraran en sus dories (*) y una carga de demolición envió al Robert y Richard al fondo. El 03 de agosto, el U-156 hundió otras cuatro goletas de pesca estadounidenses: la Muriel (120 toneladas brutas); Sydney B. Atwood (cien toneladas brutas); Annie Perry (116 toneladas brutas); y Rob Roy (112 toneladas brutas). Todas fueron destruidas por cargas de demolición fijadas por los grupos de abordaje del submarino. Al día siguiente, el mismo submarino hundió dos goletas pesqueras canadienses, Agnes B. Holland y Nelson A. También abordaron y hundieron ese día la pequeña goleta canadiense Gladys M. Hollett, que en ese momento transportaba una carga de arenque salado de Terranova a Nueva York.

El siguiente avistamiento del U-156 fue un arrastrero de popa canadiense, el Triumph, que los alemanes capturaron de inmediato y se dispusieron a convertirlo en un corsario de superficie. Usando los dories de la embarcación capturada, transfirieron dos cañones de cubierta de tres libras de fuego rápido, veinticinco bombas explosivas de demolición equipadas con dispositivos de temporización, dos cajas de granadas de tres libras y una caja de armas pequeñas surtidas para el arrastrero canadiense. Mientras tanto, la tripulación del Triumph había sido transferida al submarino, y quince tripulantes alemanes los reemplazaron. Como los alemanes necesitaban los dories del Triumph para su propio uso, los canadienses quedaron cautivos en el submarino. El Triumph entonces comenzó su nueva carrera como un corsario de guerra alemán.

(*) un bote pequeño de poco calado, de unos 5 a 7 metros de largo. Suele ser una embarcación ligera con bordas altas, fondo plano y proa aguda.

Imagen
El SM U-151 en navegación, foto tomada de un buque de pasajeros español.......................................................................

Fuente: VICTIM OR PARTICIPANT? ALLIED FISHING FLEETS AND U-BOAT ATTACKS IN WORLD WARS I AND II. Charles Dana Gibson
The Enemy in Home Waters — How World War I Came Home to North Carolina

Saludos. Raúl M :carapoker:.
Avatar de Usuario
Tigre
Lieutenant General
Lieutenant General
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Dom 23 Dic 2007 2:29
Mensajes: 7823
Ubicación: Argentina
Medallas: 7
Argentina (ar)

Re: Interferencia al tráfico marítimo.

Notapor Miguel Villalba el Dom 19 May 2019 9:35

Muy interesante Tigre :Bravo . Me encantan estas pequeñas acciones, mucho mas que las grandes batallas. Seguiré el hilo con mucho gusto.
Saludos gc96gc
«Se cuentan 16 presas inglesas conducidas a esta bahía, con 95 cañones y
293 prisioneros, en 26 meses de campaña que ha ejecutado la expresada cañonera
desde septiembre de 1799, en que se armó...»
Un Falucho, El Poderoso, con un cañón de 24 y dos menores, 43 hombres. Patrón D. Miguel Villalba, Corsario del Rey
------------------------------------------------
Ab insomne non custita dracone

010.Moderadores eGC (1)3003.Haber superado 1000 post (1)3054.Mas de 30 post meses  Jul (1)
Avatar de Usuario
Miguel Villalba
Teniente de Navio
Teniente de Navio
Años miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Jue 02 Mar 2017 8:09
Mensajes: 2242
Medallas: 3
A_España (es)

Re: Interferencia al tráfico marítimo.

Notapor Tigre el Sab 25 May 2019 14:16

Hola a todos :D; gracias Miguel ,-). Algo más...........................................

Embarcaciones pesqueras aliadas y ataques de submarinos en la Primera Guerra Mundial.

El 20 de agosto se enviaron sucesivamente partidas de abordaje del Triumph a bordo de las goletas estadounidenses A. Piatt Andrew, Francis J. O'Hara Jr. y Sylvania, así como a las goletas canadienses Lucille M. Schnare y Pasadena. Ninguno de los pescadores ofreció resistencia o intento de escape. Todos fueron tomados completamente desprevenidos por la aproximación del Triumph. Sin excepción, los pescadores percibieron al arrastrero que se aproximaba como otra vista familiar en las orillas; la posibilidad de que estuviera bajo control alemán nunca entró en la mente de nadie. En un recuento posterior de sus experiencias, el Capitán del Francis J. O'Hara Jr., dijo a las autoridades navales de los Estados Unidos que, cuando se aproximó el Triumph, una voz le ordenó que orzara. Pensó que la orden era una especie de broma que jugaban los canadienses, y saludó con la mano en respuesta. Todo el buen humor pronto desapareció cuando el Triumph disparó proyectiles de ametralladora a la proa del estadounidense.

Todos estos hundimientos se lograron utilizando cargas de demolición con espoletas a tiempo y colgadas en líneas sobre las popas de las goletas. Este método aseguró que la fuerza de la explosión se dirigiera hacia arriba contra la piel exterior de los cascos, una técnica que resultó ser mucho más efectiva y menos lenta que si las bombas hubieran sido colocadas dentro de las bodegas de los pesqueros, donde el movimiento de un considerable número de hielo y peces hubiera tenido que preceder a la colocación de un dispositivo explosivo.

Mientras que el Triumph, con su nueva tripulación, estaba ocupado enviando sus capturas al fondo, una partida de abordaje del U-156 abordó y hundió a la goleta canadiense Uda A. Saunders. Al día siguiente, el Triumph, que aún viajaba en compañía del U-156, detuvo y hundió la goleta pesquera francesa Notre Dame De La Garde. Las acciones hostiles de Knoeckel contra la flota pesquera fueron dirigidas solo contra los buques. En todos los casos, permitió que las tripulaciones se retiraran en sus dories antes de que se colocaran a bordo las demoliciones.

El siguiente barco pesquero que cruzó la proa del U-156 tuvo más suerte que los otros. A estas alturas, el submarino estaba muy saturado de los infelices canadienses del Triumph. Al ver a este barco pesquero recientemente avistado como una forma de liberarse de su carga, Knoeckel le ordenó que continuara, tras lo cual transfirió a sus prisioneros con órdenes de que los enviaran al puerto seguro más cercano. Después de eso, Knoeckel decidió que había llegado el momento de mover el U-156 a un lugar más distante en caso de que las patrullas navales estadounidenses o canadienses hubieran sido alertadas de su presencia. Una vez en marcha, se descubrió que la velocidad del Triumph no era rival para los sumergibles, una realidad que puso fin a la carrera del arrastrero como un corsario alemán. Los alemanes y sus armamentos fueron trasladados de vuelta al U-156, y una carga cronometrada envió al Triumph al fondo.

El nuevo curso de Knoeckel fue para los Grandes Bancos, a donde llegó el 25 de agosto. Mientras estaba en los bancos, las partidas de abordaje del submarino hundieron a otras seis goletas de pesca: la E.B. Walters, Clayton W. Walters, Marion Adams, CM. Walters, Vema D. Adams y J J. Flaherty. Las primeras cinco fueron canadienses, la última estadounidense. Al día siguiente, la goleta canadiense Gloaming se agregó a los trofeos del U-156. Knoeckel pretendía que la Gloaming fuera su último éxito antes de ir a casa, pero nunca lo logró. Al intentar atravesar las barreras de minas del Mar del Norte, el U-156 golpeó contra una mina y se hundió con la pérdida de toda la tripulación (25 de septiembre de 1918, 77 muertos).

Fuente: VICTIM OR PARTICIPANT? ALLIED FISHING FLEETS AND U-BOAT ATTACKS IN WORLD WARS I AND II. Charles Dana Gibson
The Enemy in Home Waters — How World War I Came Home to North Carolina

Saludos. Raúl M :carapoker:.
Avatar de Usuario
Tigre
Lieutenant General
Lieutenant General
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Dom 23 Dic 2007 2:29
Mensajes: 7823
Ubicación: Argentina
Medallas: 7
Argentina (ar)

Re: Interferencia al tráfico marítimo.

Notapor Miguel Villalba el Mar 28 May 2019 4:34

Interesantísimo y desconocido episodio para mi de la guerra naval en la Gran Guerra.
Gracias Tigre :Bravo
Saludos gc96gc
«Se cuentan 16 presas inglesas conducidas a esta bahía, con 95 cañones y
293 prisioneros, en 26 meses de campaña que ha ejecutado la expresada cañonera
desde septiembre de 1799, en que se armó...»
Un Falucho, El Poderoso, con un cañón de 24 y dos menores, 43 hombres. Patrón D. Miguel Villalba, Corsario del Rey
------------------------------------------------
Ab insomne non custita dracone

010.Moderadores eGC (1)3003.Haber superado 1000 post (1)3054.Mas de 30 post meses  Jul (1)
Avatar de Usuario
Miguel Villalba
Teniente de Navio
Teniente de Navio
Años miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Jue 02 Mar 2017 8:09
Mensajes: 2242
Medallas: 3
A_España (es)

Re: Interferencia al tráfico marítimo.

Notapor Tigre el Sab 01 Jun 2019 14:40

Hola a todos :D; gracias Miguel ,-). Algo más...........................................

Embarcaciones pesqueras aliadas y ataques de submarinos en la Primera Guerra Mundial.

Otro submarino alemán, el U-117, ya había aparecido en el Atlántico occidental. El U-117 fue botado el 10 de diciembre de 1917, con el Kapitänleutnant Otto Droscher al mando, el U-117 era un sumergible de largo alcance de la serie UE-II. Tenía 267,5 pies de largo con una velocidad de crucero de 14,7 nudos en la superficie y siete nudos sumergidos. Su armamento consistía en un cañón de cubierta, dos tubos de minas con capacidad para transportar 42 minas y cuatro tubos lanza torpedo. Al U-117 se le había encomendado la misión combinada de colocar minas en la bahía de Nueva York y luego dirigir su atención a la flota pesquera en el Banco Georges. Mientras estaba en los bancos en agosto, hundió nueve pequeñas goletas de pesca motorizadas, todas americanas y todas aparentemente arponeras de pez espada. Eran la de treinta y un toneladas Katie L. Palmer, la Aleda May (también treinta y un toneladas); la Mary E. Sennett (veintisiete toneladas); el William H. Starbuck (cincuenta y tres toneladas); el Old Time (dieciocho toneladas); El Progress (treinta y cuatro toneladas); la Reliance (diecinueve toneladas); el Earl and Nettie, (veinticuatro toneladas); y el Cruiser (veintiocho toneladas). Solo uno trató de escapar, una acción que Droscher desalentó rápidamente disparando salvas de advertencia desde su cañón de cubierta. Después de cada intercepción, se ordenó a los pescadores que subieran a la cubierta del submarino mientras se organizaba una partida de abordaje, utilizando los propios dories de los estadounidenses para colocar cargas de demolición.

Luego se devolvió a los pescadores sus dories y se los puso en libertad para remar hacia la seguridad de Cape Cod. En entrevistas posteriores realizadas por las autoridades navales de los Estados Unidos, los pescadores describieron su ansiedad mientras eran interrogados en la cubierta del submarino. Un tripulante de la Katie L. Palmer dijo que un oficial alemán, les advirtió que no "pusieran armas a bordo de los barcos de pesca porque, si lo hacían, los considerarían piratas y les cortarían la garganta". En retrospectiva, tal amenaza parece bastante absurda considerando la fuente: un oficial alemán cuyo submarino estaba ocupado destruyendo nueve pequeños barcos de pesca costeros, todos los cuales deberían haber sido claramente reconocidos como inmunes al ataque bajo los acuerdos de La Haya.

Tras la destrucción de los nueve arponeros, el U-117 dedicó los siguientes quince días a los ataques contra el transporte mercante. Para estas fechas, el sumergible se había movido hacia el este de Nueva Escocia. Mientras estaba en los bancos Canso, hundió al arrastrero de vapor estadounidense Rush y poco después destruyó dos goletas canadienses de pesca, la Elsie Porter y la Potentate. Los tres hundimientos se lograron utilizando el mismo tipo de cargas de demolición que Droscher había empleado anteriormente contra los arponeros estadounidenses en el Banco Georges. Uno de los patrones canadienses que fue llevado temporalmente a bordo del sumergible fue cuestionado acerca de las rutas utilizadas por el tráfico de vapor entre Terranova y el Canadá continental. Cuando el canadiense fingió ignorancia, Droscher amenazó con llevarlo a Alemania como prisionero. Si consiguió la información tras esa amenaza se desconoce; pero en cualquier caso, el canadiense no fue detenido. Como en hundimientos anteriores, a todos los sobrevivientes se les permitió la seguridad de sus dories. Las suaves temperaturas del verano y las tranquilas condiciones del mar fueron enviadas por Dios a los hombres de los dories, todos los cuales desembarcaron sin peligro en Nueva Escocia a fuerza de los remos o fueron avistados y recogidos por otros buques para desembarcar en puertos seguros.

Imagen
El sumergible alemán U-117.................................................................................

Fuente: VICTIM OR PARTICIPANT? ALLIED FISHING FLEETS AND U-BOAT ATTACKS IN WORLD WARS I AND II. Charles Dana Gibson
The Enemy in Home Waters — How World War I Came Home to North Carolina

Saludos. Raúl M :carapoker:.
Avatar de Usuario
Tigre
Lieutenant General
Lieutenant General
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Dom 23 Dic 2007 2:29
Mensajes: 7823
Ubicación: Argentina
Medallas: 7
Argentina (ar)

Re: Interferencia al tráfico marítimo.

Notapor Tigre el Sab 08 Jun 2019 12:53

Hola a todos :D; gracias Miguel ,-). Algo más...........................................

Embarcaciones pesqueras aliadas y ataques de submarinos en la Primera Guerra Mundial.

El siguiente submarino que apareció en el Atlántico occidental ya era bien conocido por el público estadounidense. Se trataba del ex Deutschland, que dos años antes había sido el primer submarino de carga del mundo. Antes de la entrada de Estados Unidos en la guerra, Alemania había forzado dos veces el bloqueo británico para entrar en los puertos estadounidenses, ambas veces con cargamentos. El primer puerto de escala del Deutschland en 1916 había sido Baltimore. Su segundo viaje, hecho más tarde ese mismo año, fue a New London, Connecticut. En 1918, estaba de vuelta en el Atlántico occidental, esta vez no como comerciante sino como buque de guerra. Su nombre había sido cambiado a U-155; su nuevo comandante era el Korvettenkäpitan Studt.

El 20 de septiembre, Studt revisó el arrastrero de vapor estadounidense Kingfisher, ordenó a su tripulación que entrara en los dories y lo hundió colgando una carga de demolición debajo de la popa. El Kingfisher fue el único barco pesquero hundido por el U-155. También fue la última embarcación de pesca que se hundió en el Atlántico occidental durante la Primera Guerra Mundial, que terminó siete semanas después.

De cien embarcaciones comerciales de todo tipo hundidas por submarinos en aguas costeras de América del Norte durante 1918, treinta y cinco eran embarcaciones pesqueras. En todos los casos, a la tripulación se le había dado tiempo para escapar antes de que su nave fuera destruida. Por el contrario, los ataques alemanes contra el tráfico mercante durante el mismo período y en la misma área general fueron inmediatos y sin previo aviso. Las acciones del U-156 proporcionan un buen ejemplo de la diferencia en la política. Durante agosto, donde principalmente se abordaron y destruyeron buques pesqueros, el U-156 atacó un carguero costero, abriendo fuego sin previo aviso. Cinco de los tripulantes del carguero resultaron gravemente heridos como resultado. La benevolencia de los comandantes de submarinos hacia las tripulaciones de los buques pesqueros indicó claramente al menos una observancia parcial de las inmunidades esperadas en la Haya XI.

Si bien el tratado fue ciertamente descuidado, en parte al no reconocer totalmente la total inmunidad de los buques pesqueros costeros de la captura y destrucción, esto fue una obvia represalia por el bloqueo británico, que había privado a Alemania de los productos de sus pesquerías. En consecuencia, los alemanes reaccionaron destruyendo los buques pesqueros británicos. Así fueron las consecuencias de un bloqueo económico total. Sin embargo, al tratar con las flotas pesqueras de sus respectivos enemigos, cada lado parecía haber respetado el hecho de que los pescadores no eran parte del esfuerzo de guerra directo. A diferencia de los buques mercantes, los buques pesqueros en esa guerra no estaban armados, una característica que los alejaba del estatus beligerante inherente a los buques mercantes, casi todos los cuales en 1916 habían sido armados. El hecho de que los mercantes estuvieran armados efectivamente los eliminó de la protección de advertencia previa antes de un ataque.

Imagen
El sumergible alemán U-155 después de su rendición.................................................................................

Fuente: VICTIM OR PARTICIPANT? ALLIED FISHING FLEETS AND U-BOAT ATTACKS IN WORLD WARS I AND II. Charles Dana Gibson
The Enemy in Home Waters — How World War I Came Home to North Carolina

Saludos. Raúl M :carapoker:.
Avatar de Usuario
Tigre
Lieutenant General
Lieutenant General
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Dom 23 Dic 2007 2:29
Mensajes: 7823
Ubicación: Argentina
Medallas: 7
Argentina (ar)


Volver a Frente Naval

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 72 invitados