Raid de Scarborough, Hartlepool y Whitby.

Operaciones navales.

Moderador: Lutzow

Avatar de Usuario
Lutzow
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 55045
Registrado: 12 Dic 2009 20:03
Agradecido : 202 veces
Agradecimiento recibido: 143 veces

Raid de Scarborough, Hartlepool y Whitby.

Mensaje por Lutzow »

En el capítulo dedicado al SMS Derfflinger del hilo Schlachtkreuzer se ha tratado el Raid de Scarborough, Hartlepool y Whitby, pero debido a la temática del libro y el espacio disponible, solo desde el punto de vista del Primer Grupo de Reconocimiento, es decir, de los cruceros de batalla germanos y el crucero acorazado SMS Blucher, protagonistas del bombardeo sobre las ciudades inglesas y por lo tanto de casi todos los disparos realizados en esta operación. Sin embargo su importancia pudo haber sido mucho más relevante de lo que en realidad fue, por parte británica porque resultó la primera ocasión desperdiciada de poder haber infringido graves pérdidas al Primer Grupo de Reconocimiento, por parte alemana porque fue la única ocasión en toda la guerra donde tuvieron la oportunidad de combatir con toda la Hochseeflotte contra una fracción de la Grand Fleet, y quizá de obtener una victoria que hubiese alterado no solo el equilibrio naval en el Mar del Norte, sino todo el rumbo de la Gran Guerra. Finalmente ambos adversarios vieron frustradas sus esperanzas, ya sea por una serie de errores, mala suerte, clima adverso o falta de coraje, como espero narrar detalladamente a continuación.

_______________________________________________________________________________________________________________________


Desde la Primera Batalla de Heligoland, Von Ingenohl se mostraba preocupado por la inacción que se impuso a la Flota de Alta Mar; la moral se estaba deteriorando, mientras el Ejército sufría terribles pérdidas combatiendo en Francia, Bélgica, Prusia Oriental y Polonia, los marineros solo zarpaban para realizar ejercicios donde demostraban estar capacitados y preparados para una batalla que parecía nunca iba a llegar. El Káiser había dado al Comandante en Jefe la orden de no arriesgar la Flota a fin de preservar el control del Báltico y permitir la liberación de tropas de defensa costera para aliviar las demandas de hombres necesarios en el Ejército. Pero Guillermo II había dejado una laguna: “Sin embargo, esto no impide que se utilicen oportunidades favorables para dañar al enemigo. No hay objeciones contra un intento de los cruceros de batalla en el Mar del Norte de perjudicar a los británicos". En el lenguaje de este memorándum, Ingenohl reconoció que el Káiser, ávido de victorias pero aborreciendo el riesgo, estaba dispuesto a conformarse con éxitos menores, y específicamente, se mostraba dispuesto a arriesgar los cruceros de batalla de Hipper, pero no los acorazados.

Como consecuencia de ello, el 3 de Noviembre se permitió que el Primer Grupo de Reconocimiento, acompañado por cuatro cruceros ligeros, bombardease la ciudad de Yarmouth, operación que tuvo escasas repercusiones más allá de las propagandísticas. Escasamente orgulloso de la misma, Hipper continuaba ansioso por llevar sus cruceros de batalla al mar y había propuesto constantemente nuevos planes operativos. El 8 de Noviembre, solo cinco días después de regresar de su incursión en Yarmouth, el Comandante del Primer Grupo de Reconocimiento sugirió una salida contra el comercio mercante británico en el Skagerrak. Los británicos, argumentó, se habrían visto obligados por su acercamiento a Yarmouth a llevar sus cruceros de batalla al Sur para fortalecer sus defensas de la costa Este; por lo tanto, una incursión hacia el Norte podría tomarlos desprevenidos. Y si comenzaba a hundir mercantes británicos en aguas de Jutlandia, la Grand Fleet, o parte de ella, sin duda acudiría en su ayuda. Después de lo cual, según lo había planeado Hipper, los buques de guerra británicos serían presa de los submarinos que él propuso estacionar frente al Firth of Forth, Cromarty y las entradas a Scapa Flow.

Ingenohl rechazó la propuesta de Hipper, pero el Comandante de la Flota de Alta Mar reconoció que había que hacer algo y en consecuencia, el 16 de Noviembre, Ingenohl solicitó permiso para enviar a Hipper de regreso a la costa Este de Inglaterra, y tres días más tarde el Káiser lo aprobó. Un submarino, el SM U-27, fue enviado el día 21 para hacer un reconocimiento de las aguas costeras y localizar los campos de minas entre Scarborough y Hartlepool. La misión era secreta, tanto que ninguno de los tripulantes conocía su propósito; cuando el submarino regresó, su Capitán informó que las defensas de la costa eran débiles, que el tráfico costero comercial era denso y que un área que se extendía hasta doce millas de la costa de Yorkshire parecía libre de minas. Continuó la planificación de la operación, el Estado Mayor Naval insistió en que los cuatro cruceros de batalla de Hipper participaran y, debido a que el SMS von der Tann estaba en dique seco para reparaciones en las calderas, la salida de Hipper se pospuso hasta mediados de Diciembre. Una medida lógica que se olvidaría dos meses más tarde en la salida que dio lugar a la batalla de Dogger Bank.


Es mejor permanecer con la boca cerrada y parecer un idiota, que abrirla y confirmarlo...
-----------------------------------------------------
Ab insomne non custita dracone

Avatar de Usuario
Schweijk
General de División
General de División
Mensajes: 5970
Registrado: 07 Ago 2010 19:09
Ubicación: A orillas del Moldava.
Agradecimiento recibido: 11 veces

Re: Raid de Scarborough, Hartlepool y Whitby.

Mensaje por Schweijk »

Al final no vas a dejar aspecto naval de la Gran Guerra por tratar. :Bravo
"No sé lo que hay que hacer, esto no es una guerra".

Lord Kitchener

-----------------------------------------------------
Ab insomne non custita dracone

Avatar de Usuario
Lutzow
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 55045
Registrado: 12 Dic 2009 20:03
Agradecido : 202 veces
Agradecimiento recibido: 143 veces

Re: Raid de Scarborough, Hartlepool y Whitby.

Mensaje por Lutzow »

Pues sí, si uniese todos los hilos que llevo abiertos, les diese algo de forma y añadiese Jutlandia, me saldría una enciclopedia de varios tomos sobre el Mar en la Gran Guerra... :D

Saludos.
Es mejor permanecer con la boca cerrada y parecer un idiota, que abrirla y confirmarlo...
-----------------------------------------------------
Ab insomne non custita dracone

Avatar de Usuario
gcoenders
Suboficial Mayor
Suboficial Mayor
Mensajes: 1349
Registrado: 11 Nov 2019 09:51
Ubicación: Girona
Agradecido : 7 veces
Agradecimiento recibido: 43 veces

Parches

Re: Raid de Scarborough, Hartlepool y Whitby.

Mensaje por gcoenders »

En todo caso este es el episodio de la "ocasión perdida", que en tus manos será jugoso, y no pienso perderme detalle.

Un abrazo
http://www3.udg.edu/fcee/professors/gcoenders/models.htm

Avatar de Usuario
Prinzregent
Capitán
Capitán
Mensajes: 2470
Registrado: 10 Abr 2018 12:28
Agradecido : 77 veces
Agradecimiento recibido: 40 veces

Medallas

Parches

Re: Raid de Scarborough, Hartlepool y Whitby.

Mensaje por Prinzregent »

Hace años, cuando tenía tiempo (y pesaba menos) en un juego de batallas navales de la PGM presentaban esta "ocasión perdida" como una hipotética batalla. En la explicación histórica del escenario el diseñador del juego deslizaba la idea de que la extraña actitud titubeante de von Ingenohl pudiera estar relacionado con la causa que motivó su retirada del servicio y muerte poco después: un tumor cerebral (o puede que lo leyera en la obra de don Luis de la Sierra)
“¿No es extraño?; los mismos que se ríen de los adivinos se toman en serio a los economistas”. Anónimo

“Los políticos son siempre lo mismo. Prometen construir un puente aunque no haya río”. Nikita Jruchev

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Ab insomne non custita dracone

Avatar de Usuario
Lutzow
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 55045
Registrado: 12 Dic 2009 20:03
Agradecido : 202 veces
Agradecimiento recibido: 143 veces

Re: Raid de Scarborough, Hartlepool y Whitby.

Mensaje por Lutzow »

Lo dudo mucho, porque murió en 1933, quien falleció a primeros de 1916 a causa de un cáncer de hígado fue su sucesor como Comandante en Jefe de la HSF, Von Pohl... En su momento ofreceré mi punto de vista, tanto sobre la prematura retirada como el habitual análisis contrafactual si Von Ingenohl hubiese actuado de otro modo.

Gracias gcoenders, espero que te agrade y todo comentario, aclaración o rectificación será bienvenido, aunque el tema me llevará bastante tiempo porque por ahora no tengo nada escrito, lo he abierto para obligarme...

Saludos.
Es mejor permanecer con la boca cerrada y parecer un idiota, que abrirla y confirmarlo...
-----------------------------------------------------
Ab insomne non custita dracone

Avatar de Usuario
Lutzow
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 55045
Registrado: 12 Dic 2009 20:03
Agradecido : 202 veces
Agradecimiento recibido: 143 veces

Re: Raid de Scarborough, Hartlepool y Whitby.

Mensaje por Lutzow »

Imagen
Plano general del Raid de Scarborough.

La aniquilación del Escuadrón de Asia Oriental en la Batalla de las Malvinas el 8 de Diciembre fue otro acicate para la incursión en la costa Este de Inglaterra, la derrota había deprimido a la Armada y el pueblo alemán, e Ingenohl creía que la planeada salida podría proporcionar alivio a unos y otros. Hablando en términos prácticos, también estaba claro que la Grand Fleet había sido despojada de varios cruceros de batalla y enviados al Atlántico Sur. Los alemanes nunca llegaron a poder asegurar que el HMS Princess Royal se hallaba en aguas del Caribe, pero sí que hasta cinco cruceros de batalla británicos se encontraban lejos del Mar del Norte; el HMAS Australia en el Pacífico, los HMS Indomitable e Indefatigable en el Mediterráneo y los HMS Invincible e Inflexible en el Atlántico Sur, hecho que debilitaba de forma sustancial al Escuadrón de Beatty.

El plan alemán tomó forma: Hipper zarparía con los cuatro cruceros de batalla y el crucero acorazado SMS Blucher, cuatro cruceros ligeros y dieciocho destructores de escolta hasta la costa de Yorkshire. Al amanecer, sus barcos bombardearían Scarborough y Hartlepool al tiempo que uno de sus cruceros ligeros colocaba minas en las rutas de navegación costeras, mientras Ingenohl apoyaría a Hipper navegando con la Hochseeflotte hasta el límite Este del Banco de Dogger. El Káiser había prohibido a Ingenohl que se arriesgara a realizar una acción importante con toda la Flota y el Almirante no tenía intención de desobedecer, prestaría asistencia a Hipper en el caso de que se encontrase con los cruceros de batalla británicos o alguna fuerza menor, pero no estaba dispuesto a combatir contra toda la Grand Fleet. En cualquier caso Ingenohl sabía que estaba estirando sus órdenes y tuvo cuidado de proteger la operación por el procedimiento de no informar al Káiser sobre los detalles de la misma, hecho que sin duda pesaría en su ánimo mientras navegaba hacia el Oeste.

A las 3:00 de la madrugada del 15 de Diciembre, el buque insignia de Hipper, SMS Seydlitz, zarpó del Jade, seguido por los SMS Moltke, Von der Tann, Derfflinger y Blucher, cuatro cruceros ligeros (los SMS Stralsund, Graudenz, Strassburg y Kolberg, este último portando un centenar de minas) y dieciocho destructores de la Primera y Novena flotillas. Durante la tarde Ingenohl, a bordo del SMS Friedrich der Grosse) y el grueso de la Hochseeflotte siguieron a Hipper hacia el Mar del Norte, en total catorce acorazados modernos, ocho pre-dreadnought, dos cruceros acorazados, siete cruceros ligeros y cincuenta y cuatro destructores, en total 85 buques, que sumados a los 27 de Hipper nos dan un total de 112, la fuerza más numerosa desplegada por la Kaiserliche Marine durante toda la guerra (99 fueron las unidades presentes en Jutlandia). Pero existían ausencias muy importantes, de los cuatro clase Konig, los acorazados más poderosos de la Armada, solo el SMS Grosser Kurfurst estaba presente; es posible que los SMS Markgraf y Kronprinz estuviesen completando sus pruebas de mar, mientras el SMS Konig no participó en la operación porque estaba reparando los daños sufridos tra haber embarrancado unos días antes en las cercanías de Wilhelmshaven. El destino de Ingenohl era el extremo Este de Dogger Bank, donde tenía intención de llegar al amanecer del día siguiente, una posición que no estaría lo suficientemente lejos hacia el Oeste para proporcionar un apoyo efectivo si Hipper tuviese problemas cerca de la costa inglesa, pero que marcaba el límite del riesgo que estaba dispuesto a asumir el Almirante.
Es mejor permanecer con la boca cerrada y parecer un idiota, que abrirla y confirmarlo...
-----------------------------------------------------
Ab insomne non custita dracone

Avatar de Usuario
pepero
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 19182
Registrado: 15 Oct 2006 13:33
Ubicación: Mallorca
Agradecido : 4 veces
Agradecimiento recibido: 41 veces

Re: Raid de Scarborough, Hartlepool y Whitby.

Mensaje por pepero »

Otro que se suscribe al tema para seguirlo con interés.

¿La Room 40 ya funcionaba a pleno ritmo en esa época? Tengo entendido que conocían la salida del escuadrón de cruceros de batalla, pero ¿sabían la salida de la flota alemana casi al completo?

Saludos.
Pepe
--------------------------------------
Ab insomne non custita dracone

Avatar de Usuario
Lutzow
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 55045
Registrado: 12 Dic 2009 20:03
Agradecido : 202 veces
Agradecimiento recibido: 143 veces

Re: Raid de Scarborough, Hartlepool y Whitby.

Mensaje por Lutzow »

Me alegra que te suscribas... Lo de la Room 40 toca narrarlo cuando conozcamos las disposiciones británicas para afrontar la salida alemana, pero básicamente es lo que comentas, todavía estaban un poco verdes...

Saludos.
Es mejor permanecer con la boca cerrada y parecer un idiota, que abrirla y confirmarlo...
-----------------------------------------------------
Ab insomne non custita dracone

Avatar de Usuario
Lutzow
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 55045
Registrado: 12 Dic 2009 20:03
Agradecido : 202 veces
Agradecimiento recibido: 143 veces

Re: Raid de Scarborough, Hartlepool y Whitby.

Mensaje por Lutzow »

Doce horas por delante del grueso de la Hochseeflotte, Hipper navegaba a 15 nudos atravesando el Mar del Norte, rumbo a la costa inglesa. Al principio, pasado Heligoland, el mar estaba en calma y el clima brumoso, al mediodía comenzó a caer una lluvia ligera. Se avistaron pesqueros holandeses y, aunque a Hipper le preocupaba que algunos pudieran estar actuando como barcos espías británicos, nada se podía hacer salvo intentar evitarlos. Hacia la tarde, con viento en aumento y fuertes ráfagas de lluvia, los barcos alemanes pasaron el Banco de Dogger, y las flotillas de destructores se acercaron a los cruceros de batalla para proporcionar protección nocturna. Cuando Hipper avistó arrastreros que llevaban luces de navegación, cambió de rumbo, esperando que no vieran las grandes formas grises deslizándose en la oscuridad. A medida que avanzaba la noche los operadores de radio alemanes empezaron a captar la actividad inalámbrica británica y Hipper volvió a preocuparse de que uno de los pesqueros o tal vez un submarino lo hubiera delatado, pero decidió continuar la operación, con la seguridad que proporcionaban los acorazados que seguían a su formación.

Hacia la medianoche, uno de los destructores en la vanguardia de Hipper empezó a llamar por radio al crucero ligero SMS Strassburg, indicando: “He perdido el contacto, denme el rumbo por favor". En respuesta, desde el SMS Strassburg se trasmitió la orden: "Mantener silencio radio". Hipper, al escuchar el intercambio, se enfureció. “¿No conoce el destructor hacia dónde nos dirigimos? ¿No pueden volver a ponerse en contacto a la luz del día? Esos necios nos delatarán". Silenciado, el destructor perdido, SM S-33, seguro de que no podría recuperar el contacto, cambió de rumbo de vuelta a Alemania, sin sospechar que al regresar sobre sus pasos podría encontrar buques enemigos, pero a las 4:00, acercándose a Dogger Bank desde el Oeste, el SM S-33 tropezó con cuatro destructores británicos. Pensando rápidamente, el Capitán alemán puso su barco en un rumbo paralelo al británico, esperando convencerlos en la oscuridad de que él era uno de ellos. Aunque estaba a solo 150 metros del barco más cercano, la artimaña tuvo éxito y durante veinte minutos el destructor alemán navegó en compañía de sus enemigos antes de alterar ligeramente el rumbo y escabullirse en la oscuridad. Rompiendo de nuevo el silencio radio, el destructor perdido le indicó a Hipper la posición de los cuatro destructores. El Contralmirante se alarmó al saber que una fuerza británica estaba detrás de él, pero pensó que los destructores podrían ser atacados durante la mañana por la Flota de Alta Mar.

Otra preocupación para Hipper eran el viento y el mar encrespado, el SM S-33 ya había perdido el contacto y para el resto de destructores resultaba complicado mantener el rumbo. El SMS Strassburg, ahora acercándose a la costa inglesa, informó: “No es posible bombardear la costa debido al mar embravecido. Luces visibles adelante. Costa no distinguible. No se puede mantener el rumbo debido a la marejada. Viramos hacia el Este". De hecho los destructores estaban pasando un calvario, algunos habían perdido sus mástiles, sus cubiertas principales llegaban a hundirse medio metro bajo el agua y sus tubos lanzatorpedos no podían cargarse en esas condiciones. En el SMS Seydlitz Hipper hizo una pausa para reflexionar, el Capitán Retzmann, Comandante del SMS Strassburg, era digno de confianza y sus informes y juicio seguramente serían precisos. Hipper se preguntó qué hacer: ¿Renunciar a toda la empresa justo cuando se acercaba a su objetivo? ¿Volver a casa de nuevo sin haber logrado nada? ¿Proseguir solo con los cruceros de batalla? Pero, ¿podría prescindir de la protección que brindan los cruceros ligeros y los destructores si enviaba a estos buques de regreso hacia el grueso de la Hochseeflotte?

De pie en la sala de navegación del SMS Seydlitz , el Contralmirante se volvió para consultar a su primer Oficial de Estado Mayor, el Comandante Erich Raeder. Sin embargo, antes de que Raeder pudiera responder, Hipper tomó una decisión. “Seguiremos adelante, no voy a defraudar mi mando". "¿Pero las fuerzas ligeras...?" Comenzó a decir Raeder. “Serán enviadas de regreso a la flota principal. Solo el Kolberg permanecerá con nosotros, debe deshacerse de sus minas".

A las 6:35, Hipper envió una señal a los cruceros SMS Strassburg, Stralsund, Graudenz y los diecisiete destructores que quedaban con él para que retrocedieran y se unieran a la Flota comandada por Von Ingenohl. Mientras los cruceros ligeros y los destructores se alejaban con rumbo Este, Hipper dividió el resto de su fuerza,el Contralmirante Tapkin, al mando de los SMS Derfflinger, Von der Tann y Kolberg se dirigió al Sur hacia Scarborough; Hipper con los SMS Seydlitz, Moltke y Blucher viró hacia el Norte, en dirección a Hartlepool. Inicialmente, el grupo Sur tuvo problemas para navegar entre la espesa niebla a lo largo de la costa oscurecida, pero un tren brillantemente iluminado que avanzaba en dirección Sur a lo largo de la costa proporcionó orientación y condujo a los barcos alemanes a una milla del cabo de Scarborough; pronto los habitantes de la turística ciudad pudieron contemplar algo que nunca hubiesen imaginado en tiempos de guerra, dos cruceros de batalla de la Flota del Káiser a menos de tres kilómetros de su costa.

Panzerfaust
Teniente Coronel
Teniente Coronel
Mensajes: 3554
Registrado: 11 Jun 2005 03:11
Ubicación: Cordoba-Argentina

Medallas

Parches

Re: Raid de Scarborough, Hartlepool y Whitby.

Mensaje por Panzerfaust »

Muy buen relato, se espera su continuacion.
..Cada vez que escucho la palabra cultura le quito el seguro a mi Browning.
B.v.S

Avatar de Usuario
Lutzow
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 55045
Registrado: 12 Dic 2009 20:03
Agradecido : 202 veces
Agradecimiento recibido: 143 veces

Re: Raid de Scarborough, Hartlepool y Whitby.

Mensaje por Lutzow »

Antes de la Gran Guerra Scarborough, en la costa de Yorkshire, era conocida por ser la plaza preferida de bañistas y veraneantes en el Norte de Inglaterra. La reputación de la ciudad se debe en gran parte a su magnífico emplazamiento: los páramos verdes ondulantes terminan abruptamente en una curva de altos acantilados con vistas a extensas playas de arena. Dos amplias bahías, Norte y Sur, están divididas por un promontorio que se eleva a 70 metros del mar, coronado por un castillo medieval con un keep o torre de homenaje que se alza hasta los 25 metros de altura y cuyos muros tienen tres metros de espesor.

Imagen
Castillo de Scarborough.

La población, de 40.000 habitantes en invierno, alcanzaba los 200.000 en verano, y numerosos hoteles daban acogida al turismo estival, el más grande de ellos, el Grand Hotel, una inmensa estructura victoriana de ladrillos rojos y naranjas, asomado a un acantilado con vistas al mar, era famoso en toda Europa. El arquitecto había escogido una temática cronológica: cuatro torres en las esquinas representaban las estaciones del año, doce pisos representaban los meses, cincuenta y dos chimeneas las semanas y 365 cuartos los días. Al final, no se construyeron todas las chimeneas o habitaciones, pero cuando se inauguró en 1867, un periodista informó que en su "grandeza, inmensidad de empresa, magnificencia y resultado sensacional", el Grand Hotel "reflejaba los gustos y tendencias de los tiempos actuales".

Scarborough no disponía de puerto, solo un pequeño muelle bajo el castillo daba refugio a los barcos pesqueros, la ciudad no tenía industria, ningún significado militar ni estaba defendida, pero tiempos atrás existió una batería artillera y un cuartel militar en el cerro del castillo, ahora abandonado, hecho que desconocían los alemanes, y no fueron conscientes de ello hasta que a las 8:05 minutos los SMS Derfflinger y Von der Tann abrieron fuego con su batería secundaria sin recibir ninguna respuesta por parte británica, mientras el SMS Kolberg establecía un campo minado mar adentro en el que durante los siguientes días se hundirían algunos mercantes.

Los dos cruceros de batalla bombardean sin oposición el castillo, los vacíos cuarteles adyacentes y la propia ciudad durante diez minutos mientras se navega rumbo Sur y, tras virar en redondo, durante otros siete rumbo Norte, tomando como blanco tres estaciones de radio ubicadas entre las casas, en total son disparados unos 500 proyectiles de 15 y 8,8 cm que causaron el pánico entre los habitantes de Scarborough.

Al escuchar los primeros disparos, los huéspedes del Grand Hotel en habitaciones con vistas al mar se pegaron a sus ventanas. A través de la niebla pudieron contemplar fogonazos seguidos de fuertes y reverberantes detonaciones. "Pude ver en la niebla el contorno de un barco a sólo una milla y media de la costa, al Norte del cabo del castillo", dijo un huésped del hotel. “Navegaba lentamente hacia el Sur a través de la bahía, disparando salvas”. Fay Lonsdale, una conocida actriz, actuaba en un teatro de la ciudad y se alojaba en el Grand Hotel. “Justo antes de las ocho, escuché un ruido tremendo y me levanté de la cama ”, dijo. “Miré por la ventana y vi una llama enorme y una nube de humo. Luego, cerca de mi habitación, un proyectil golpeó y el cuarto se estremeció. Me metí debajo de la mesa, todavía parcialmente vestida. Alguien gritó: 'Baja' y me uní a los otros residentes y sirvientas en el sótano".

Imagen
Daños en el Grand Hotel.

Los habitantes de la ciudad entendieron que estaban siendo bombardeados, muchos hombres corrieron hacia los acantilados para contemplar qué estaba ocurriendo, mientras sus mujeres y niños se escondían en los sótanos, pero la mayoría intentó escapar formándose un gran atasco en la carretera principal de entrada a la ciudad, y la estación de tren se llenó de personas que abarrotaban los vagones. Pero no todos lograron huir, un cartero llamado Alfred Beal estaba entregando correo en Filey Road, Margaret Griggs, una sirvienta, acababa de abrir la puerta cuando un proyectil estalló contra la casa, matando a ambos instantáneamente. John Hall, un miembro del Ayuntamiento, se vestía en su dormitorio cuando las esquirlas de un proyectil le rompieron un brazo y una pierna, mientras otra se alojaba en su pecho Cuando su hija entró corriendo en la habitación, él le dijo “me han matado". Murió de camino al hospital. Un proyectil, presumiblemente de 15 cm, alcanzó de lleno la casa de la familia Bennett, falleciendo cinco de sus miembros.

Imagen
Casa destruida de la familia Bennett.

En total las víctimas, todas civiles, ascendieron a 18 muertos y 99 heridos, como veremos muchas menos que en Hartlepool, pero lo que llenó de indignación a los británicos es que Scarborough no estaba defendida ni, en su opinión, constituía un objetivo militar, motivo por el cual el bombardeo fue ampliamente utilizado por la propaganda con el fin de atraer voluntarios para las fuerzas armadas, imprimiendo miles de carteles con el lema “Remember Scarborough”.

Imagen
Cartel de propaganda británico.

A las 8:23 los alemanes dieron por concluido el bombardeo y se dirigieron rumbo Norte hacia el punto de rendez-vouz con el resto del I Grupo de Reconocimiento, pero de camino al mismo, a unos 30 kilómetros al Norte de Scarborough tienen otra misión, destruir la estación telegráfica de Whitby. Este era un pequeño pueblo de pescadores cuyo mayor tesoro era una abadía del siglo XII, erigida en un acantilado sobre la ciudad. A las 9:00 abrieron fuego, de nuevo con sus baterías secundarias, contra la estación telegráfica de la guardia costera, ubicado cerca de la bahía. El primer proyectil explotó contra el acantilado justo debajo de la estación. y Frederick Randall, un miembro de la guardia costera de treinta años que estaba saliendo de la misma, resultó decapitado por una esquirla Otro proyectil estalló entre las ruinas de Whitby Abbey, a unos cientos de metros de distancia. otros cayeron en medio de las casas con techos de tejas rojas de la ciudad de abajo. William Tunmore, un carretero ferroviario de 61 años, estaba tratando de calmar a su caballo en un cruce de vías cuando un proyectil estalló cerca y murió alcanzado en el pecho. Diez minutos después de que comenzara el bombardeo este cesó y los buques alemanes se alejaron en dirección Norte, dejando a su paso dos muertos y otros tantos heridos, falleciendo uno de ellos más tarde. Entre ambos bombardeos el SMS Derfflinger disparó un total de 176 proyectiles de 15 cm y 145 de 8,8 cm, sin que conozcamos la cifra exacta de los disparados por el SMS von der Tann, que en cualquier caso debió ser similar o algo inferior debido a su menor número de piezas de mediano calibre. En ningún momento se disparó con las torres principales, los blancos no merecían el gasto de proyectiles de grueso calibre ni el desgaste de las cañas.

Imagen
Whitby Abbey.
Es mejor permanecer con la boca cerrada y parecer un idiota, que abrirla y confirmarlo...
-----------------------------------------------------
Ab insomne non custita dracone

Avatar de Usuario
gcoenders
Suboficial Mayor
Suboficial Mayor
Mensajes: 1349
Registrado: 11 Nov 2019 09:51
Ubicación: Girona
Agradecido : 7 veces
Agradecimiento recibido: 43 veces

Parches

Re: Raid de Scarborough, Hartlepool y Whitby.

Mensaje por gcoenders »

Ciertamente contra objetivos blandos bastan y sobran los proyectiles del 15 teniendo en cuenta la cortísima vida de las cañas del 28 y el 30 de unos pocos cientos de disparos. Otra cosa es por qué no se escogió algún objetivo de mayor entidad. Segun lo que se cuenta arriba, ¿fueron las minas lo determinante?
http://www3.udg.edu/fcee/professors/gcoenders/models.htm

Avatar de Usuario
Lutzow
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 55045
Registrado: 12 Dic 2009 20:03
Agradecido : 202 veces
Agradecimiento recibido: 143 veces

Re: Raid de Scarborough, Hartlepool y Whitby.

Mensaje por Lutzow »

La duración de la cañas de grueso calibre era de unos 200 disparos... Supongo que un objetivo más importante también estaría mejor defendido y no parece de recibo arriesgar los cruceros de batalla en bombardeos costeros, aunque en cualquier caso esta operación, aunque luego se venda como un intento de atrapar a una fracción de la Grand Fleet, no parece que vaya más allá del deseo de "hacer algo"...

Saludos.
Es mejor permanecer con la boca cerrada y parecer un idiota, que abrirla y confirmarlo...
-----------------------------------------------------
Ab insomne non custita dracone

Avatar de Usuario
gcoenders
Suboficial Mayor
Suboficial Mayor
Mensajes: 1349
Registrado: 11 Nov 2019 09:51
Ubicación: Girona
Agradecido : 7 veces
Agradecimiento recibido: 43 veces

Parches

Re: Raid de Scarborough, Hartlepool y Whitby.

Mensaje por gcoenders »

Ciertamente mostrar a los ingleses que sus costas pueden ser atacadas ante las narices de la Grand Fleet encaja en ese "hacer algo".

Un abrazo
http://www3.udg.edu/fcee/professors/gcoenders/models.htm

Avatar de Usuario
Lutzow
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 55045
Registrado: 12 Dic 2009 20:03
Agradecido : 202 veces
Agradecimiento recibido: 143 veces

Re: Raid de Scarborough, Hartlepool y Whitby.

Mensaje por Lutzow »

Hartlepool, al Norte del río Tees y a unos cien kilómetros de distancia de Scarborough, contaba con una población de unas 90.000 personas en 1914, y era una ciudad industrial con un astillero, una acería y varias fábricas, de algodón, papel y jabón. En tiempos de paz, e incluso en tiempos de guerra, Hartlepool exportaba maquinaria, barcos, carbón, mineral de hierro, lana y algodón, que además estaba defendida por el Ejército y la Armada, por todo lo cual, de acuerdo con las reglas de la guerra, la ciudad resultaba un objetivo legítimo para el bombardeo naval. La defensa militar de Hartlepool consistía en tres cañones de 152 mm, con una antigüedad de diecinueve años, montados en el paseo marítimo, y un batallón de Infantería Ligera de Durham del Ejército Territorial, mientras en el puerto, la armada había estacionado dos obsoletos cruceros exploradores, cuatro pequeños destructores y un submarino.

Se había advertido a la guarnición de Hartlepool que algo podría suceder, hacia la medianoche un telegrama de la Oficina de Guerra había ordenado que "mañana al amanecer se mantuviera un vigía especial a lo largo de la costa". En consecuencia, once Oficiales y 155 hombres de la Infantería Ligera de Durham fueron despertados a las 4:30, recibiendo cada soldado 250 cartuchos de municiones, debiendo estar de guardia hasta las 11:30, y si no ocurría nada, se informó a los hombres que tendrían el resto del día libre. Antes del amanecer el destacamento marchó hacia trincheras previamente excavadas al Norte de la ciudad y se preparó, supusieron los hombres, para repeler una invasión. Los tres cañones de artillería costera de Hartlepool estaban ubicados en Old Hartlepool, una península que se adentraba en el mar. Dos de ellos, uno al lado del otro, formaban la batería Heugh; el restante estaba situado a cien metros de distancia, cerca de un viejo faro. A las 6:30 los artilleros informaron que estaban preparados y a las 7:46 su Comandante recibió un informe de que se habían avistado acorazados en la desembocadura del Tees, no muy lejos. Unos minutos más tarde, fue informado de que tres grandes buques avanzaban hacia la ciudad a alta velocidad.

No se advirtió específicamente a los buques sitos en Hartlepool; en tiempo de guerra, se suponía que la Armada siempre estaba preparada; de hecho, las órdenes permanentes del Almirantazgo indicaban que todas las patrullas costeras debían estar en el mar antes del amanecer. Pero en los dos días anteriores, el tiempo había sido tan malo que el Contralmirante GA Ballard, al mando de todos los buques de defensa costera a lo largo de la costa este británica, había modificado esta instrucción, instruyendo a sus Capitanes a hacerse a la mar solo cuando se les ordenara individualmente. En consecuencia, el 16 de Diciembre, el Capitán Alan C. Bruce, con su insignia en el crucero HMS Patrol, quien también era el Oficial naval superior en Hartlepool, había enviado sólo a sus cuatro pequeños y viejos destructores al mar, manteniendo sus dos cruceros exploradores y el submarino en el puerto. Hartlepool era un puerto con un canal estrecho, la marea estaba tan baja esa mañana, y el oleaje en el mar libre tan alto, que consideró que un intento de cruzar la bocana con los cruceros y el submarino era innecesariamente peligroso.

A las 7:45 los destructores HMS Doon, Test, Waveny y Moy estaban navegando en una patrulla de rutina a cinco millas al Noreste de Hartlepool cuando los hombres en el puente del líder de la flotilla, HMS Doon, contemplaron tres grandes barcos que se acercaban desde el Sureste. La niebla era demasiado espesa para distinguir la naturaleza o nacionalidad de las embarcaciones, por lo que el Capitán del HMS Doon indicó a sus naves que aumentaran la velocidad e investigaran. Cinco minutos después, los extraños barcos abrieron fuego de repente; simultáneamente, dos fueron reconocidos como cruceros de batalla alemanes.

A las 7:18 Hipper y sus hombres pudieron contemplar en la distancia las farolas y el destello de los hornos de Hartlepool, mientras el joven Capitán del submarino SM U-27, que había reconocido estas aguas, estaba a bordo del buque insignia, señalando al Contralmirante la ubicación de los cañones de 152 mm en el promontorio y otras características de la ciudad y el puerto. Como sabemos el grupo de Hipper no logró la sorpresa total, a las 7:46, una estación de señales en la desembocadura del Tees exigió la señal reconocimiento, requerimiento que fue ignorado, y a las 7:55, cuatro destructores británicos aparecieron entre la niebla hacia el Noreste. Los buques alemanes abrieron fuego con las baterías principal y secundaria y, en medio de una tormenta de proyectiles de 28 y 15 cm, todos los destructores menos uno se retiraron hacia el Norte. El destructor restante "con notable frialdad, a pesar del intenso fuego, reanudó el ataque", según narra la historia naval alemana. Lanzó un torpedo a menos de 5.000 metros de distancia y tras virar también desapareció en la niebla. Se trataba del HMS Doon, cuyo torpedo no alcanzó a los barcos germanos y además no se fue de vacío, tres salvas de 28 cm le ahorquillaron y un proyectil rozó una chimenea antes de caer cerca de su popa, cuyas esquirlas dejaron fuera de combate el cañón allí ubicado y el tubo lanzatorpedos, además de causar un muerto y once heridos, uno de los cuales fallecería más tarde (tres muertos y seis heridos según otras fuentes).

Imagen
HMS Doon.

Pese a estar advertidos, la aparición de tres grandes buques entre la niebla acercándose hasta tan solo un kilómetro del puerto, resultó un shock para los artilleros de los tres cañones en Hartlepool, parecían tan grandes, tan cercanos y tan poderosos que no podían ser otra cosa que británicos. Un grupo de hombres pertenecientes a la Infantería Ligera de Durham estaba de pie junto a la batería Heugh, tratando el asunto como si fuera una exhibición navideña, cuando un proyectil explotó en medio de ellos, matando a siete hombres e hiriendo a catorce, de los que dos fallecerían más tarde; eran las 8:10. Ya no existían dudas sobre la nacionalidad de los barcos y ambos cañones de la batería Heugh dispararon inmediatamente contra el barco líder, mientras el cañón del faro tomó como blanco al tercer buque de la línea, que era algo más pequeño que los dos primeros. Una tormenta de acero formada por proyectiles de 28, 21 y 15 cm cayó sobre los tres cañones, que solo se salvaron de la destrucción debido a que las naves disparaban con un alcance tan corto, casi a quemarropa, que no transcurría tiempo suficiente para permitir el funcionamiento de sus espoletas de acción retardada, por lo que muchos proyectiles no llegaban a estallar, mientras otros, disparados con alzas a cero y una trayectoria plana, rebotaban contra los terraplenes de tierra y estallaban detrás.

Imagen
Plano del bombardeo de Hartlepool.

Los SMS Seydlitz y Moltke se involucraron en un duelo artillero contra las dos piezas de la batería Heugh, sin lograr silenciarlas por los motivos anteriormente comentados, mientras los artilleros británicos no se amedrantaron y dispararon contra la superestructura de ambos buques, conscientes de que sus proyectiles de 152 mm no podían penetrar los blindados costados de sus antagonistas. Lograron tres impactos en el SMS Seydlitz, uno de ellos dañó el conducto de ventilación a popa, otro atravesó la chimenea de proa y un tercero alcanzó el castillo de proa causando dos pequeñas perforaciones en la cubierta principal y dañando levemente las dos piezas de la torre Anton, sin causar baja alguna. También lograron un impacto en el SMS Moltke, que destruyó varios camarotes ubicados en la proa del crucero de batalla, aunque tampoco hubo que lamentar bajas. Tras ello el Comandante de este buque ordenó disparar con las piezas principales contra la batería, silenciándola según las fuentes alemanas, aunque los británicos indican que ninguno de los dos cañones resultó alcanzado directamente. Quizá ambos tengan razón, los cañones no fueron destruidos pero es posible que los artilleros tuviesen que buscar refugio ante la granizada de proyectiles de grueso calibre que les cayó encima, el caso es que acto seguido los dos cruceros de batalla cambiaron de blanco disparando contra los muelles y astilleros, la acería, la fábrica de gas y la estación de ferrocarril. Un gran tanque de gasolina se derrumbó en llamas, otros dos tanques de gas que estaban muy juntos fueron alcanzados y dejaron a la ciudad a oscuras, las explosiones e incendios dañaron siete iglesias, diez edificios públicos, cinco hoteles y más de 300 casas. Victoria Place, justo detrás del faro, sufrió lo peor de todo; apenas quedaba una casa en pie, debido al disputado duelo entre el cañón allí ubicado y el SMS Blucher. Los esfuerzos del crucero acorazado por silenciar el solitario cañón resultaron infructuosos, sin embargo los británicos lograron cuatro impactos en el buque germano, dejando fuera de combate dos piezas de 15 cm, dañando una torre de 21 cm y el puente, además de causar una docena de bajas, nueve hombres muertos y tres heridos.
Es mejor permanecer con la boca cerrada y parecer un idiota, que abrirla y confirmarlo...
-----------------------------------------------------
Ab insomne non custita dracone

Avatar de Usuario
gcoenders
Suboficial Mayor
Suboficial Mayor
Mensajes: 1349
Registrado: 11 Nov 2019 09:51
Ubicación: Girona
Agradecido : 7 veces
Agradecimiento recibido: 43 veces

Parches

Re: Raid de Scarborough, Hartlepool y Whitby.

Mensaje por gcoenders »

Las baterías de costa siempre son duras de pelar, pero sorprende que les costara tanto. Si hubieran usado munición de alto explosivo otro gallo cantaría, debían de cargar poca por si tenían un encuentro con la Grand Fleet. En cualquier caso la munición de alto explosivo estaba infravalorada. Contra partes blandas de los buques también era muy eficaz.

Un abrazo
http://www3.udg.edu/fcee/professors/gcoenders/models.htm

Avatar de Usuario
Lutzow
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 55045
Registrado: 12 Dic 2009 20:03
Agradecido : 202 veces
Agradecimiento recibido: 143 veces

Re: Raid de Scarborough, Hartlepool y Whitby.

Mensaje por Lutzow »

Ya lo vimos en el hilo de los Dardanelos, bombardeos masivos con miles de proyectiles arrojados eran incapaces de silenciar un fuerte artillero de forma permanente, solo un impacto directo en un cañón lo dejaba fuera de combate, y es algo muy complicado de lograr por buques cuya artillería está concebida para enfrentarse a otros buques, no a baterías costeras...
gcoenders escribió:
28 Ago 2020 15:20
En cualquier caso la munición de alto explosivo estaba infravalorada. Contra partes blandas de los buques también era muy eficaz.
Como bien sabes, durante la Carrera hacia el Sur de Jutlandia, el SMS Lutzow disparó con proyectiles HE contra el HMS Lion, lo que en mi opinión fue un error... Sin embargo durante la Carrera hacia el Norte el SMS Derfflinger también disparó con proyectiles de alto explosivo contra los QE, y en este caso lo considero un acierto porque, dada la distancia y la protección de estos acorazados, una penetración en un área decisiva era prácticamente imposible...

Saludos.
Es mejor permanecer con la boca cerrada y parecer un idiota, que abrirla y confirmarlo...
-----------------------------------------------------
Ab insomne non custita dracone

Avatar de Usuario
gcoenders
Suboficial Mayor
Suboficial Mayor
Mensajes: 1349
Registrado: 11 Nov 2019 09:51
Ubicación: Girona
Agradecido : 7 veces
Agradecimiento recibido: 43 veces

Parches

Re: Raid de Scarborough, Hartlepool y Whitby.

Mensaje por gcoenders »

Eso quería decir. Un impacto HE afortunado puede causar una vía de agua a proa o dañar la dirección de tiro, por ejemplo.

En cualquier caso en una campaña larga como los Dardanelos, los defensores podían volver a montar los cañones cuyo emplazamiento había sido dañado. En el caso que nos ocupa se trataba solo de silenciarlos temporalmente, por ejemplo matando a sus sirvientes con un impacto HE próximo.

Un abrazo
http://www3.udg.edu/fcee/professors/gcoenders/models.htm

Avatar de Usuario
Lutzow
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 55045
Registrado: 12 Dic 2009 20:03
Agradecido : 202 veces
Agradecimiento recibido: 143 veces

Re: Raid de Scarborough, Hartlepool y Whitby.

Mensaje por Lutzow »

No es un dato que haya logrado encontrar, pero supongo que los buques alemanes dispararon con proyectiles HE, el problema es que lo hacían desde tan cerca que no daba tiempo a que se armase la espoleta... El caso es que no hubo ninguna baja entre los artilleros británicos, hecho que solo se explica porque los proyectiles que les cayeron alrededor no estallaron...

Saludos.
Es mejor permanecer con la boca cerrada y parecer un idiota, que abrirla y confirmarlo...
-----------------------------------------------------
Ab insomne non custita dracone

Avatar de Usuario
pepero
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 19182
Registrado: 15 Oct 2006 13:33
Ubicación: Mallorca
Agradecido : 4 veces
Agradecimiento recibido: 41 veces

Re: Raid de Scarborough, Hartlepool y Whitby.

Mensaje por pepero »

Vista actual del emplazamiento de batería Heugh señalado con flechas amarillas. Los cañones actuales no se si son los que se encontraban en 1914.

Imagen

Imagen

Tiene mas sentido disparar munición HE y reservar la otra para el previsible enfrentamiento contra los buques ingleses.

¿La Room 40 facilito el chivatazo a la guarnición de Hartlepool ?

Saludos.
Pepe
--------------------------------------
Ab insomne non custita dracone

Avatar de Usuario
Lutzow
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 55045
Registrado: 12 Dic 2009 20:03
Agradecido : 202 veces
Agradecimiento recibido: 143 veces

Re: Raid de Scarborough, Hartlepool y Whitby.

Mensaje por Lutzow »

Los cañones no sabría decir, pero sí parecen de calibre 152 mm, quizá sean los originales... Muy buena foto, supongo que en 1914 no estaría tan bonito y los terraplenes serían de tierra, pero nos sirve para hacernos una idea de lo complicado que es dejar fuera de combate a una batería incluso disparando a tan corta distancia...

Sobre la Room 40, lo que comento en el post anterior, se da un aviso general, en parte porque no se está seguro del punto concreto del bombardeo, también porque el conocimiento de su existencia estaba restringido a muy pocas personas, mantener el secreto era clave para los británicos...

Saludos.
Es mejor permanecer con la boca cerrada y parecer un idiota, que abrirla y confirmarlo...
-----------------------------------------------------
Ab insomne non custita dracone

Avatar de Usuario
gcoenders
Suboficial Mayor
Suboficial Mayor
Mensajes: 1349
Registrado: 11 Nov 2019 09:51
Ubicación: Girona
Agradecido : 7 veces
Agradecimiento recibido: 43 veces

Parches

Re: Raid de Scarborough, Hartlepool y Whitby.

Mensaje por gcoenders »

Pues sí, los emplazamientos están muy bien construidos.

¡Salud!
http://www3.udg.edu/fcee/professors/gcoenders/models.htm

Avatar de Usuario
pepero
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 19182
Registrado: 15 Oct 2006 13:33
Ubicación: Mallorca
Agradecido : 4 veces
Agradecimiento recibido: 41 veces

Re: Raid de Scarborough, Hartlepool y Whitby.

Mensaje por pepero »

Lutzow escribió:
29 Ago 2020 18:07
Los cañones no sabría decir, pero sí parecen de calibre 152 mm, quizá sean los originales...

Saludos.
Investigando un poco los cañones eran el modelo 6-inch Mk VII guns y aqui esta el enlace de dicha arma: https://en.wikipedia.org/wiki/BL_6-inch ... _naval_gun y deduzco que no son los de la foto puesta.

Saludos.

EDIT: aunque aquí dice que son los cañones originales: https://web.archive.org/web/20071017011 ... 2html.html
Pepe
--------------------------------------
Ab insomne non custita dracone

Avatar de Usuario
Lutzow
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 55045
Registrado: 12 Dic 2009 20:03
Agradecido : 202 veces
Agradecimiento recibido: 143 veces

Re: Raid de Scarborough, Hartlepool y Whitby.

Mensaje por Lutzow »

Si bien los resultados obtenidos por las baterías costeras fueron casi insignificantes, debido a su escaso número y falta de armamento de grueso calibre, sus artilleros combatieron con arrojo, lograron ocho impactos y obligaron a maniobrar al SMS Blucher para ponerse fuera de su alcance. Sin embargo la actuación de la Royal Navy no ofreció ningún resultado relevante, los cuatro destructores repelidos por los alemanes antes de iniciarse el bombardeo no volvieron a ser vistos, mientras el Capitán Bruce intentó llevar su buque, el HMS Patrol, a mar abierto, quizá confiando en poder utilizar sus dos montajes torpederos, porque su buque de 3.000 toneladas, armado con nueve piezas de 101 mm, no era rival para ninguno de los cruceros alemanes. El HMS Patrol avanzó más allá del rompeolas, pero cuando alcanzó el canal para salir al mar, fue avistado por el SMS Blucher, que disparó varias salvas de 210 mm contra él, alcanzándole con dos proyectiles que mataron a cuatro hombres e hirieron a siete, causando una importante vía de agua que obligó a que Bruce tuviese que regresar y varar su barco cerca de los muelles. El otro crucero presente en el puerto, HMS Forward, se pasó todo el enfrentamiento intentando levantar presión en sus calderas, pero cuando logró hacerlo, los alemanes hacía tiempo que habían desaparecido. El submarino HMS C-9 siguió al HMS Patrol en su intento de salida, cayendo los proyectiles del SMS Blucher tan cerca que su Comandante decidió sumergirse, pese a que la marea estaba baja y la profundidad era de solo seis metros. Posado en el fondo esperó a que pasara el vendaval de acero, luego tuvo problemas para despegarse del lodo que cubría el lecho marino, y cuando regresó a la superficie ya no había rastro de los alemanes, una actuación desafortunada que el Comodoro Keyes calificó de “deplorable” pues el HMS C-9 “que estaba estacionado en Hartlepool únicamente para hacer frente a la situación que surgió", no había salido de patrulla matutina. Con los cruceros de batalla germanos moviéndose lentamente de un lado a otro y con el crucero acorazado detenido por completo en medio de la bahía, los barcos alemanes habrían sido objetivos ideales para un submarino sumergido.

Imagen
HMS Patrol.

A las 8:52 se disparó la última salva y los buques de Hipper se perdieron entre la bruma, la historia naval alemana registra que “se habían disparado 1.150 proyectiles de calibre pesado, medio y ligero contra las baterías y otros puntos de importancia militar de la ciudad”. El daño fue severo, el ataque había comenzado cuando las familias desayunaban, partían al trabajo y se preparaban para la escuela, en el astillero siete trabajadores murieron, dos barcos mercantes resultaron dañados y en el muelle dos pesqueros hundidos, una familia llamada Dixon corría por una calle cuando un proyectil estalló sobre ellos; George de catorce años, Margaret de ocho y Albert de siete murieron, la Sra. Dixon, cubierta de sangre, sobrevivió junto a su bebé, que resultó ileso, otro proyectil entró en una casa y mató a un padre, una madre y seis niños, dejando solo un bebé con vida; Sarah Wilkinson, de siete años, insistió en ir a la escuela y dijo: "Debo conseguir esa medalla, madre": resultó alcanzada de lleno por un proyectil en Crimdon Street. Ochenta y seis civiles murieron en Hartlepools y 424 resultaron heridos, lo que sumado a las bajas en Scarborough y Whitby, arrojaba un saldo de 105 civiles muertos y 525 heridos, hecho que fue ampliamente aprovechado por la prensa y la propaganda británica, que no dudaron en calificar a los alemanes como “Escuadrón asesino”, “bandidos de Scarborough” o “asesinos de bebés”. Winston Churchill aseguró públicamente al alcalde de Scarborough que "el estigma de los asesinos de bebés de Scarborough marcará a sus Oficiales y hombres mientras los marineros navegan por los mares". Más tarde las críticas también alcanzaron a la Royal Navy, como veremos al analizar las consecuencias de la incursión.

A las 9:30 Hipper se reunió con la fuerza de Scarborough-Whitby y el SMS Kolberg , por lo tanto señaló a Ingenohl: “Operación completada. Curso Sur-Sureste. 23 nudos". En ese momento, de regreso a sus bases, Hipper se encontraba a unos ochenta kilómetros de los cruceros ligeros y destructores que había despachado tres horas antes azotados por la tormenta. Estos pequeños barcos, aunque ahora navegaban de proa al oleaje, todavía lo hacían con dificultad, motivo por el cual las fuerzas ligeras se habían dividido, cada flotilla o media flotilla procediendo por su cuenta. Hipper se preguntó si debería intentar reunirlos sobre él, pero la visibilidad era tan pobre que decidió dejarlos continuar hacia el encuentro con la Flota de Alta Mar. Queriendo información precisa sobre la posición de los acorazados de la Hochseeflotte, Hipper preguntó a uno de sus Oficiales: "¿Dónde está la flota principal?" Apenas podía creer la respuesta: “Corriendo hacia el Jade”. Hipper no pudo menos que exclamar "un trasnochado juramento bávaro", según comentó el Capitán von Waldeyer-Hartz. Ingenohl le había dejado tirado estando su Escuadrón frente a las costas británicas, y eso no fue todo. algunos de sus cruceros ligeros y destructores empezaron a señalar avistamientos de acorazados británicos… ¿Qué había ocurrido para que la flota principal no esperase al Primer Grupo de Reconocimiento al Este de Dogger Bank, según lo estipulado? Para responder a esta pregunta tenemos que remontarnos varias horas atrás.
Es mejor permanecer con la boca cerrada y parecer un idiota, que abrirla y confirmarlo...
-----------------------------------------------------
Ab insomne non custita dracone

Avatar de Usuario
Lutzow
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 55045
Registrado: 12 Dic 2009 20:03
Agradecido : 202 veces
Agradecimiento recibido: 143 veces

Re: Raid de Scarborough, Hartlepool y Whitby.

Mensaje por Lutzow »

A todo esto, y antes de continuar con el ladrillo, lo que hubiese dado por ver la cara de Hipper cuando pregunta por la HSF y le responden "corriendo hacia el Jade", todo un poema... :lol:

Saludos.
Es mejor permanecer con la boca cerrada y parecer un idiota, que abrirla y confirmarlo...
-----------------------------------------------------
Ab insomne non custita dracone

Avatar de Usuario
Lutzow
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 55045
Registrado: 12 Dic 2009 20:03
Agradecido : 202 veces
Agradecimiento recibido: 143 veces

Re: Raid de Scarborough, Hartlepool y Whitby.

Mensaje por Lutzow »

El margen de superioridad numérica de la Royal Navy sobre la Kaiserliche Marine en el Mar del Norte fue más estrecho durante los dos últimos meses de 1914 que en cualquier otro momento de la guerra, cuando a partir de Enero de 1915 empezaron a asignarse los clase Queen Elizabeth. El HMS Audacious había resultado hundido por una mina, otros cuatro de los acorazados de Jellicoe se encontraban en periodo de mantenimiento como resultado de la tensión impuesta por la navegación constante, tres de los cruceros de batalla de Beatty habían partido para enfrentarse al Escuadrón de Asia Oriental. Nunca más, durante todo el curso de la guerra, la situación fue tan favorable para un desafío alemán a la Grand Fleet, lo que podría haber ocurrido si se hubiesen seguido los consejos de Von Tirpitz en lugar de las timoratas órdenes del Káiser, sobre todo una vez quedó claro tras la batalla del Marne, la “carrera hacia el mar” y los inútiles intentos de tomar Ypres, que la guerra sería larga, lo que iba en contra de los intereses de Alemania.

Fisher, Jellicoe y Beatty, se mostraron preocupados por el escaso margen de superioridad numérica que la Grand Fleet disponía sobre la Hochseeflotte, en particular Jellicoe, conocedor de las deficiencias de muchos de sus buques en comparación con los alemanes (en esto no se equivocaba), protestó enérgicamente al Almirantazgo cuando los tres cruceros de batalla fueron enviados a la caza de Von Spee. Después de la incursión de Yarmouth, Fisher tuvo el presentimiento de que era un anticipo de lo que vendría, siempre había reconocido la probabilidad de que se produjeran incursiones alemanas en las que participaran barcos rápidos que se aprovecharan de la escasa visibilidad del mar del Norte. Estaba seguro de que los alemanes volverían una vez que supieran que importantes barcos capitales estaban ausentes de las aguas nacionales, a finales de Noviembre.

Jellicoe no necesitaba advertencias, convencido al igual que Fisher de que los alemanes debían saber que los HMS Invincible, Inflexible y Princess Royal no se encontraban en el Mar del Norte, señaló el 8 de Diciembre como el día óptimo para una incursión porque la luna y las mareas serían favorables. Beatty, por su parte, estaba ansioso porque si llegaban los cruceros de batalla de Hipper, sería su responsabilidad interceptarlos y la proporción de efectivos británicos y alemanes en cruceros de batalla distaba mucho de su agrado. El 6 de Noviembre había recibido el nuevo crucero de batalla HMS Tiger, recién asignado y sin concluir sus pruebas de mar y ejercicios artilleros, un buque del que se esperaba mucho pero sin embargo en aquel momento era prácticamente inútil por la falta de preparación tanto del barco en sí mismo como de su tripulación. Contando con él, Beatty ahora tenía cuatro cruceros de batalla frente a los cinco de Hipper (incluido el SMS Blucher, que los británicos consideraban, de forma un tanto errónea, crucero de batalla). Incluso Churchill, optimista por naturaleza, se mostró cauteloso y el 11 de Diciembre advirtió a Jellicoe: “Nunca más podrán tener una oportunidad tan buena para operaciones exitosas como en la actualidad y sin duda considerará la mejor manera de preparar sus fuerzas”.

Lo cierto era que el Almirantazgo tenía mejores instrumentos que seguir que la intuición del Primer Lord, porque por entonces la Room 40 había comenzado a proporcionar información útil. Cuando los cruceros de batalla alemanes atacaron Yarmouth el 4 de Noviembre aún no estaba completamente operativa, pero en la noche del 14 de Diciembre, se interceptó información crucial por primera vez. Aproximadamente a las siete de la tarde de ese lunes, Sir Arthur Wilson entró en la habitación de Winston Churchill en el Almirantazgo y solicitó una reunión inmediata con el Primer Lord del Mar y el Jefe de Estado Mayor. Fisher y Oliver aparecieron rápidamente y Wilson explicó que la Room 40 había reunido información de que en unas pocas horas, los cruceros de batalla alemanes y otros barcos se harían a la mar, existía una gran posibilidad de que el Escuadrón alemán estuviera frente a la costa inglesa al amanecer del día 16 . Pero los descifradores de códigos de la Room 40 no predijeron la operación en su totalidad, las señales interceptadas ofrecieron una imagen clara de los movimientos de las fuerzas de Hipper, pero no pudo informar que Ingenohl llevaría la Flota de Alta Mar hasta Dogger Bank. Suponiendo que la información era correcta, el pequeño grupo en la oficina de Churchill decidió responder con menos fuerza que la máxima, se asignaron acorazados, cruceros de batalla, cruceros ligeros y destructores en número suficiente para hacer frente fácilmente a los cruceros de batalla de Hipper, pero nada más. A las 19:30 del 14 de Diciembre, el Almirantazgo envió el siguiente mensaje a Jellicoe en Scapa Flow:

“Hemos recibido información confiable de que el Primer Grupo de Reconocimiento junto con destructores zarpará del río Jade el martes por la mañana temprano y regresará el miércoles por la noche. De la información se desprende que es muy poco probable que salgan acorazados. La fuerza enemiga tendrá tiempo de llegar a nuestra costa. Envíe de inmediato, partiendo esta noche, el Escuadrón de Cruceros de Batalla y el Escuadrón de Cruceros Ligeros apoyados por un Escuadrón de Batalla, preferiblemente el Segundo. Al amanecer del miércoles deberían estar en algún punto donde puedan asegurarse interceptar al enemigo durante su regreso. Tyrwhitt, con sus cruceros ligeros y destructores, intentará ponerse en contacto con el enemigo frente a la costa británica y seguirlo, manteniendo informado al Almirante”.

Otro telegrama, enviado a Tyrwhitt, le indicaba que zarpase con sus cruceros ligeros y destructores frente a Harwich "antes del amanecer de mañana". Un tercer telegrama fue enviado a Keyes, para que estacionase sus submarinos y los destructores HMS Lurcher y Firedrake en la isla de Terschelling frente a la costa holandesa para protegerse contra un movimiento alemán hacia el Sur del Canal.

Jellicoe obedeció a desgana. El Segundo Escuadrón de Batalla, comandado por el Vicealmirante Sir George Warrender, incluía los seis buques más nuevos y poderosos de la armada, los acorazados HMS King George V, Ajax, Centurion, Orion, Monarch y Conqueror. En realidad deberían ser ocho, pues cada Escuadrón de batalla se dividía en dos Divisiones con cuatro acorazados cada una de ellas, pero el HMS Audacious se había perdido y el HMS Thunderer había sido enviado a Devonport para solucionar un problema en los condensadores. Les acompañarían los cuatro rápidos y modernos barcos del Primer Escuadrón de Cruceros Ligeros; HMS Southampton, Birmingham, Nottingham y Falmouth, comandados por el Comodoro William Goodenough. Desde Cromarty zarparía el Primer Escuadrón de Cruceros de Batalla de Beatty, ahora reducido a los HMS Lion, Queen Mary, Tiger y New Zealand. Y desde Harwich, Tyrwhitt recibió la orden de hacerse a la mar con sus cruceros ligeros HMS Aurora y Undaunted más dos flotillas con un total de 42 destructores.

La fuerza seleccionada era inmensamente poderosa, pero Jellicoe estaba preocupado y molesto por esta división de su Flota; el Comandante en Jefe deseaba llevarse al mar a toda la Grand Fleet. Jellicoe sabía que no necesitaba a todos sus Escuadrones de Batalla para enfrentarse solo a Hipper, pero ¿quién podría decir cuán confiable podría ser la nueva fuente de inteligencia del Almirantazgo? Jellicoe tenía la convicción de que para preservar la supremacía naval británica, la Grand Fleet siempre debía estar concentrada, los seis acorazados del Segundo Escuadrón de Batalla eran precisamente el tipo de fuerza aislada que los alemanes soñaban con poder destruir. Las disposiciones del Almirantazgo, le pareció a Jellicoe, "les estaban ofreciendo esa oportunidad". Cuando protestó, el Almirantazgo hizo un gesto: todavía tenía prohibido zarpar con toda la Grand Fleet, pero se le permitió añadir por seguridad al Tercer Escuadrón de Cruceros del Contraalmirante William Pakenham desde Rosyth, los cuatro cruceros acorazados HMS Antrim, Devonshire, Argyll y Roxburgh. En realidad, más que una adición, estos cuatro obsoletos buques no hubiesen sido más que carnaza si realmente zarpaba toda la Hochseeflotte, como realmente ocurrió; nubes de tormenta parecían amenazar la superioridad de la Royal Navy en el Mar del Norte.

Avatar de Usuario
gcoenders
Suboficial Mayor
Suboficial Mayor
Mensajes: 1349
Registrado: 11 Nov 2019 09:51
Ubicación: Girona
Agradecido : 7 veces
Agradecimiento recibido: 43 veces

Parches

Re: Raid de Scarborough, Hartlepool y Whitby.

Mensaje por gcoenders »

Ambas partes parecen competir a ver quién comete más despropósitos. ¿Qué van a hacer 6 acorazados que a penas dan 21 nudos para interceptar a Hipper? Contra Hipper no sirven y contra Igenohl no bastan.
http://www3.udg.edu/fcee/professors/gcoenders/models.htm

Avatar de Usuario
Lutzow
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 55045
Registrado: 12 Dic 2009 20:03
Agradecido : 202 veces
Agradecimiento recibido: 143 veces

Re: Raid de Scarborough, Hartlepool y Whitby.

Mensaje por Lutzow »

gcoenders escribió:
01 Sep 2020 22:38
Contra Hipper no sirven y contra Igenohl no bastan.
Buena frase a modo de resumen, me la guardo... :dpm:

Queda mucha tela por cortar, pero intentando no anticipar acontecimientos... Por una parte había que reforzar a Beatty dado que su Escuadrón no contaba con una superioridad manifiesta sobre Hipper y no había otra cosa a mano a falta de que se asignasen los QE, por otra veremos que la ruta de escape de los germanos era reducida y se podrían encontrar bloqueados por los acorazados de Warrender, de tal modo que sus dos nudos de velocidad extra (23 del SMS Blucher y, ese día, otros tantos del SMS von de Tann) podrían no resultar suficientes para escapar antes de recibir graves daños... De todos modos, de haber hecho caso al prudente Jellicoe, con toda la Grand Fleet cerrando la trampa, resulta muy probable que todo el Primer Grupo de Reconocimiento hubiese resultado destruido, pero desde el Almirantazgo se racaneó con el gasto que ocasiona movilizar a toda la Flota, ya veremos los resultados...

Saludos.
Es mejor permanecer con la boca cerrada y parecer un idiota, que abrirla y confirmarlo...
-----------------------------------------------------
Ab insomne non custita dracone

Avatar de Usuario
gcoenders
Suboficial Mayor
Suboficial Mayor
Mensajes: 1349
Registrado: 11 Nov 2019 09:51
Ubicación: Girona
Agradecido : 7 veces
Agradecimiento recibido: 43 veces

Parches

Re: Raid de Scarborough, Hartlepool y Whitby.

Mensaje por gcoenders »

Gracias. Lo bueno es que al final no hubo resultados.

¡Salud!
http://www3.udg.edu/fcee/professors/gcoenders/models.htm

Responder

Volver a “Frente Naval”