Panzer, detrás del mito (V): Ragnarok

Historia Militar 1939-1945.

Moderador: MiguelFiz

Avatar de Usuario
Bruno Stachel
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 12388
Registrado: 13 Ago 2005 12:09
Agradecido : 59 veces
Agradecimiento recibido: 44 veces

Re: Panzer, detrás del mito (V): Ragnarok

Mensaje por Bruno Stachel »

Ves a tu ritmo, Japa, que nadie te pone una pistola en la cabeza.

Bueno, Frates quizás, que es un poco impaciente :-))


Palo Dixit: posible Anticristo, Cule y Salido que provoca manifas por donde pasa y vacalentacialano parlante.

"Que no panda el cúnico, chicos", dijo ella.

Brunodamus de día, Nostrastachel de noche, Talibán onanista.

frates milites
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 17993
Registrado: 03 Ago 2006 11:12
Ubicación: Cuartel "La Reina", el Pardo
Contactar:

Re: Panzer, detrás del mito (V): Ragnarok

Mensaje por frates milites »

japa ni caso a bruno...a tu ritmo que ni pongo pistolas en la cabeza ni muerdo, bueno a bruno le daria de collejas hasta despellejarlo pero eso es otro tema..

saluten
Principe de mi Reina, Archiduque del Bierzo, Duque de Moncloa, Serrano, Moratalaz y Arganda, Conde de bares y demás lugares, Señor de mi casa.....si me dejan...

Avatar de Usuario
Japa
Coronel
Coronel
Mensajes: 4749
Registrado: 10 Jul 2007 23:00
Agradecido : 14 veces
Agradecimiento recibido: 6 veces
Contactar:

Re: Panzer, detrás del mito (V): Ragnarok

Mensaje por Japa »

Bueno, por fin puedo retomar el tema.

Ante todo, una explicación: por extraño que resulte en estos tiempos, llevo una temporada saturado de trabajo. Ilustraciones, mapas, animaciones… y en los últimos tiempos también se me han sumado algunos deberes escritos, el artículo que hice para Muy Historia y una conferencia sobre paleoreconstrucción que, si no hay imprevistos, expondré en la Autónoma a mediados de julio. Con todo ello he estado bastante agobiado, y al volumen de trabajo se han sumado un par de meses de baja forma física, eso que ahora se llama astenia primaveral, pero que siempre se ha llamado estar hecho un trapo.

Bueno, y parte de culpa personal también ha habido, porque conseguí en formato electrónico las historias completas de Carl Barks y Don Rosa sobre Donald y Gilito en versión original y me he pasado largos y felices ratos de ocio leyendo, imprimiendo y encuadernando. Ya lo dice la sabiduría popular: elegí un mal día para dejar de oler pegamento.

Pero bueno, ahora estoy más o menos relajado, mi estado de salud es razonable y me veo de nuevo con ganas de escribir, así que esta noche retomaremos el hilo.

Gracias por la paciencia, pero confío en que los admiradores del tío Gilito me comprendan.
Feo, bajito y dicharachero
--------------------------------
Ab insomne non custita dracone

Avatar de Usuario
Japa
Coronel
Coronel
Mensajes: 4749
Registrado: 10 Jul 2007 23:00
Agradecido : 14 veces
Agradecimiento recibido: 6 veces
Contactar:

Re: Panzer, detrás del mito (V): Ragnarok

Mensaje por Japa »

Ante todo, cerremos el anterior capítulo, que quedó inacabado.

Al analizar los combates del III PzKorp, pese a todo, podemos ver que de haber contado con medios adecuados y, sobre todo, libertad operativa, las tropas alemanas podrían haber defendido las fronteras del Reich durante mucho tiempo. Hoy sabemos que eso no hubiera significado una gran diferencia, ya que la suerte de Alemania estaba decidida desde casi un año atrás, pero muestra una profunda discordancia entre las previsiones estratégicas (llamémoslo así) de Hitler, y el empleo de sus fuerzas.

La política del Führer era resistir para ganar tiempo, en la idea de que la coalición enemiga acabaría rompiéndose y sería posible negociar la paz en uno de sus frentes, mientras se contenía el otro. Eso implicaba aprovechar los recursos alemanes para causar el mayor daño posible a los aliados y conservar toda la fuerza posible. SIn embargo ya hemos visto como la idea fija de la resistencia a ultranza por cada palmo de terreno y la prohibición de cualquier retirada garantizaba justo lo contrario.

Los aliados encontraban serias dificultades siempre que los mandos germanos podían combatir sin trabas. Así sucedió en Korsun, en Caen, en Debrecen… y volvería a pasar en el frente occidental en los combates de Arhem. En cambio, cuando los alemanes estaban inmovilizados por las decisiones del OKW o, aún peor, cuando eran lanzados una y otra vez a ofensivas sin esperanza el enemigo podía aprovechar todas las ventajas a su alcance (superioridad numérica, movilidad, potencia de fuego, dominio del aire…) con atroces resultados para las tropas del Eje.

Es decir: las pocas opciones estratégicas que Hitler creía tener se desvanecieron porque sus órdenes aceleraron de forma irrecuperable la capacidad militar alemana.

Supongamos por un momento que la respuesta del OKW ante Overlord y Bagration hubiera sido dar libertad de retirada a las tropas amenazadas. Es evidente que la victoria aliada hubiera sido inevitable, pero en ambos frentes hubiera sido posible sacar de la trampa un enorme número de tropas y medios, mientras a la vez se causaba un fuerte volumen de bajas a los atacantes. Hablamos de casi medio millón de bajas que podrían haberse evitado y que hubieran permitido a los alemanes prolongar la guerra hasta finales del 45, tal vez más.

La posibilidad de prolongar la guerra, sin embargo, era ilusoria, porque los alemanes ignoraban que su resistencia tenía los días contados: en mayo del 45 los estadounidenses tendrían listas sus primeras bombas atómicas, y el Reich de los mil años hubiera acabado sus días enterrado en cenizas radiactivas. Después de todo es posible que la estupidez de Hitler ahorrara a los alemanes un montón de sufrimientos innecesarios.
Feo, bajito y dicharachero
--------------------------------
Ab insomne non custita dracone

Avatar de Usuario
Satur
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 13842
Registrado: 10 Mar 2007 12:53
Ubicación: Las Palmas, España
Agradecimiento recibido: 1 vez

Re: Panzer, detrás del mito (V): Ragnarok

Mensaje por Satur »

Japa escribió: Ante todo, una explicación: por extraño que resulte en estos tiempos, llevo una temporada saturado de trabajo.

Bueno, y parte de culpa personal también ha habido, porque conseguí en formato electrónico las historias completas de Carl Barks y Don Rosa sobre Donald y Gilito en versión original y me he pasado largos y felices ratos de ocio leyendo, imprimiendo y encuadernando. Ya lo dice la sabiduría popular: elegí un mal día para dejar de oler pegamento.

Gracias por la paciencia, pero confío en que los admiradores del tío Gilito me comprendan.
Que no te falte trabajo, Japa, y que la salud acompañe. Además, por Carl Barks y Don Rosa uno puede hacer las locuras que sean necesarias y estarán justificadas (y eso que no son mujeres :lol: ) Creo que nuestros amigos de América conocen al tío Gilito por tío Rico, así sabrán de quién hablamos.
Cuando el líder eficaz ha dado por terminado su trabajo,
la gente dice que todo ocurrió de un modo natural.
LAO TSE.

--------------------------------------
Ab insomne non custita dracone

Oskar Matzerath
Capitán
Capitán
Mensajes: 2293
Registrado: 23 May 2007 16:40
Agradecido : 1 vez

Medallas

Parches

Re: Panzer, detrás del mito (V): Ragnarok

Mensaje por Oskar Matzerath »

Japa, qué gran alegría volver a leerte. Realmente la astenia combinada con el pegamento tiene efectos demoledores en un currante de tu calibre. Así que sigue dándonos alegrías como la de tu vuelta, pero con cuidadín.
"Sólo un hospital muestra verdaderamente lo que es la guerra".- Paul Baumer

Avatar de Usuario
Japa
Coronel
Coronel
Mensajes: 4749
Registrado: 10 Jul 2007 23:00
Agradecido : 14 veces
Agradecimiento recibido: 6 veces
Contactar:

Re: Panzer, detrás del mito (V): Ragnarok

Mensaje por Japa »

CAMINO DEL RIN (II)

MARKET GARDEN

EL MITO DE ARHEM



La operación Market Garden ha atraído durante décadas la atención del público. Este magnetismo se debe a tres factores: el glamour de las unidades paracaidistas, la audacia del plan aliado y la contundencia de su derrota. Vayamos por partes.

La leyenda de los paras

Los paracaidistas fueron, junto a las fuerzas acorazadas, la niña mimada de los ejércitos en los años 30. La URSS y Alemania fueron los principales valedores del nuevo Arma, pero todos los estados mayores del mundo estudiaron los asaltos aéreos y quedaron fascinados por sus posibilidades. Sin excepción, todos confundieron sus sueños con la realidad.

Los Paras fueron vistos como un modo de lanzar ofensivas tras las líneas enemigas, eludiendo las posiciones fortificadas y evitando costosas batallas de desgaste al estilo de la Gran Guerra. El planteamiento no era erróneo en teoría pero obviaba un problema que, con los medios de la época, era insoluble: la propia debilidad de las tropas paracaidistas. Dado que el equipo debía viajar por aire y descender en paracaídas o en planeador, y dado que ambos medios limtiaban el peso transportado, los paracaidistas sólo disponían de equipamiento ligero y su potencia de fuego era muy reducida. Hubo algunos intentos de mejorar esa situación, diseñando armas pesadas que pudieran ser lanzadas por partes y aumentando el volumen de los planeadores (ncluso hubo intentos fallidos de hacer volar carros de combate, adaptándoles alas de planeador) pero incluso en 1944 lo más pesado que podían emplear las tropas tras un lanzamiento eran carros ligeros del tipo Tretarch o Locust, y piezas artilleras de pequeño tamaño, calibre 75 o 105 en el mejor de los casos.

Los teóricos pensaban que ese inconveniente quedaba subsanado sobradamente por el factor sorpresa, pero los asaltos de los Fallschirmjäger en Noruega en 1940 y, sobre todo, en Creta un año después, demostraron con crudeza que lanzar unidades paracaidistas sobre un enemigo decidido era un suicidio. O al menos así se lo demostraron a los alemanes, porque los ingleses sacaron una conclusión muy diferente.

Las tropas de Goering fueron derrotadas en Creta de forma aplastante, pero la estulticia de los mandos de la isla, empezando por el nefasto general Freyberg, convirtieron una brillante victoria en una sangrienta huida. Claro está, los británicos llegaron a la conclusión de que lo decisivo fue la intervención de los paracaidistas alemanes, no su propia estupidez, y en los siguientes años adiestraron a sus propias divisiones de paras en la idea de emplearlos en operaciones ofensivas. Eso tuvo dos efectos: por un lado los paracaidistas fueron mitificados por los medios de comunicación hasta el punto de que los propios militares empezaron a creerse lo que no era sino propaganda, y por el otro el gasto de adiestrar y mantener esas unidades resultó tan elevado que resultaba necesario encontrar un modo de justificarlo.

En Overlord los paracaidistas aliados hicieron aquello para lo que realmente servían: golpes de mano rápidos y sorpresivos, tomando puntos clave y sosteniéndolos hasta la inmediata llegada de refuerzos por tierra. Las bajas fueron elevadas, pero el resultado las compensaba sobradamente. La operación llevó el prestigio de los paras a la cima, pero con las tropas aliadas en tierra se encontraron de repente sin trabajo y sus generales empezaron a ponerse nerviosos: necesitaban encontar algún modo de llevar otra vez sus carísimas y elitistas divisiones a primera línea (y a la primera plana) antes de que acabara la guerra.

Por esas fechas el mariscal Montgomery también estaba nervioso, ya que empezaba a darse cuenta de que si no hacía algo radical los americanos podrían adelantársele en la carrera hacia el Rin dejándole en ridículo. Y entonces, como suele decirse, se juntaron el hambre y las ganas de comer.
Feo, bajito y dicharachero
--------------------------------
Ab insomne non custita dracone

Quinto_Sertorio
General de División
General de División
Mensajes: 5965
Registrado: 06 May 2005 21:46

Parches

Re: Panzer, detrás del mito (V): Ragnarok

Mensaje por Quinto_Sertorio »

Bienvenida la reanudación, aunque no estoy de acuerdo con lo que dices de los paracas, para nada :) Pero bueno, veremos más adelante...

Saludos
¡¡A España, servir hasta morir!!

Los hombres se cansan antes de dormir, de amar, de cantar y de bailar que de hacer la guerra -- Homero.

Avatar de Usuario
Japa
Coronel
Coronel
Mensajes: 4749
Registrado: 10 Jul 2007 23:00
Agradecido : 14 veces
Agradecimiento recibido: 6 veces
Contactar:

Re: Panzer, detrás del mito (V): Ragnarok

Mensaje por Japa »

Menos mal, Quinto. Si todos estuviéramos de acuerdo en todo esto parecería la China de Mao (alabemos al Gran Timonel)
Feo, bajito y dicharachero
--------------------------------
Ab insomne non custita dracone

Avatar de Usuario
MiguelFiz
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 16861
Registrado: 18 Abr 2004 03:22
Ubicación: México
Agradecido : 7 veces
Agradecimiento recibido: 15 veces
Contactar:

Re: Panzer, detrás del mito (V): Ragnarok

Mensaje por MiguelFiz »

Japa escribió:La operación Market Garden ha atraído durante décadas la atención del público. Este magnetismo se debe a tres factores: el glamour de las unidades paracaidistas, la audacia del plan aliado y la contundencia de su derrota. Vayamos por partes.

La leyenda de los paras

:lol: Je je, creo que valio la pena la espera...
Actualmente leyendo...

  • "American Amphibious Gunboats in World War II", De Robin Rielly
    "A Bright Shining Lie, John Paul Vann and America in Vietnam" de Neil Sheehan
    "Storm Over Leyte: The Philippine Invasion and the Destruction of the Japanese Navy" de John Prados
--------------------------------------
...Si tienes que decir algo, dicelo a la infanteria de marina, los marineros no te escucharan" (Frase comun en el "slang") militar anglosajon)

Nota dejada por los marines en un transporte antes de desembarcar en Peleliu
--------------------------------------
Ab insomne non custita dracone

Avatar de Usuario
Japa
Coronel
Coronel
Mensajes: 4749
Registrado: 10 Jul 2007 23:00
Agradecido : 14 veces
Agradecimiento recibido: 6 veces
Contactar:

Re: Panzer, detrás del mito (V): Ragnarok

Mensaje por Japa »

El asombro

La batalla de Arhem, inmortalizada en la película Un Puente Lejano, ha cautivado durante décadas al público. Las imágenes de millares de aviones cubriendo literalmente el cielo mientras un enjambre de paracaídas se lanzaba al vacío ha convertido a esta batalla en un mito que va mucho más allá de sus consecuencias y la ha encumbrado como una derrota tan gloriosa como la carga de la Brigada Ligera en Balaclava o el desastre de Iswaldana. La Segunda Guerra Mundial abunda en ejemplos de la incompetencia del mando británico de similar o mayor calibre, pero las dimensiones de esta operación la hacen medecedora del podio.

La propia existencia de Market Garden parece un desafío a la lógica. El pensamiento militar de Montgomery no parecía haber ido más allá de la batalla de Waterloo, y de pronto el flamante mariscal se sacó de la manga la ofensiva más audaz de la guerra: lanzar 35000 paracaidistas 100 km tras las líneas alemanas para asegurar cinco puentes hasta el Rin a la espera de que un envite acorazado del II Ejército los fuera sobrepasando. De este modo las tropas británicas entrarían en Alemania directamente a través de su corazón industrial y la guerra estaría concluida antes de fin de año.

A la hora de valorar un giro tan brusco en el modo de trabajar de Sir Bernard, hay que tener muy presente que el desencadenante no fueron militar, sino político. Los ingleses sabían que su influencia en la guerra se reduciría a medida que los americanos fueran desplegando todo su potencial, pero nadie esperaba que el peso militar de Gran Bretaña cayera en picado tras el desembarco. Ya vimos cómo buena parte de la caída se debió a la rigidez del alto mando, incapaz de adaptarse a los imprevistos con que se fueron encontrando tras el día D; no sólo se alteró la planificación prevista de forma radical, sino que el volumen de bajas dejó en precario las reservas del Imperio. Por añadidura tras la ruptura la carrera hacia las fronteras alemanas fue ampliamente ganada por las tropas americanas, cuyos generales estaban más que hartos de que un caracol con boina se empeñara en mirarles por encima del hombro y pretendiera darles lecciones sobre cómo hacer la guerra.

Así las cosas, Churchill empezó a presionar a su mariscal estrella para asegurarse de que la victoria en Europa fuera para las armas inglesas. Lo primero que intento Montgomery fue forzar un cambio del frente amplio a un avance por su sector en el que se concentraría todo el esfuerzo logístico, usando tropas aerotransportadas para ir abriendo camino a las divisiones de tierra. Ike pensó que la idea era absurda, sobre todo porque era evidente que las tropas inglesas avanzaban a paso de tortuga,

Monty decidió jugárselo todo a una carta tan asombrosa que nadie se atrevería a oponerse: su plan era lanzar tres golpes desde el aire contra las áreas de Eindhoven-Grave, Nijmegen y Arhem, a la vez que se rompía el frente enemigo en el sector de Neerpelt, atravesando las líneas alemanas sin mirar a los flancos. Su calculo fue acertado ya que el 10 de septiembre Ike, con reticencias, aceptó su propuesta

El entusiasmo se apoderó del mando aliado, y de los paracaidistas. No era para menos: iba a lanzarse casi completo el I Ejército Aerotransportado (la 82ª y 101ª divisiones del US Army más la I Británica y la Brigada paracaidista polaca) con el apoyo de la II Fuerza Aérea a lo largo de un camino que debería ser allanado de inmediato por el XXX Cuerpo de Ejército británico encabezado por la prestigiosa Acorazada de Guardias, que recorrería la carretera de Eindhoven a tal velocidad que los alemanes ni siquiera tendrían tiempo de decir Ich übergebe!.

La planificación se llevó a cabo a toda velocidad. El plazo disponible antes de la llegada del mal tiempo era muy breve, y entre la decisión de lanzar el asalto y el despegue de los primeros aviones sólo transcurrió una semana. La logística aliada estuvo al borde del colapso, pero cumplió sus plazos. La celeridad de los preparativos, la amenaza que suponía en ese momento el avance de Patton al Sur y el prestigio de Monty (al que los alemanes consideraban el general más anquilosado y conservador del mando aliado) garantizaron la sorpresa: los alemanes no tenían la más mínima idea de lo que se les venía encima, así que en ese aspecto Market Garden fue un éxito rotundo. En ese aspecto, y sólo en ese.
Feo, bajito y dicharachero
--------------------------------
Ab insomne non custita dracone

APV
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 13672
Registrado: 11 Abr 2006 23:46
Agradecido : 4 veces
Agradecimiento recibido: 26 veces

Re: Panzer, detrás del mito (V): Ragnarok

Mensaje por APV »

garantizaron la sorpresa
Sorpresa absoluta pero también para los aliados que se dieron de bruces con un montón de unidades que pensaban que no estaban ahí, o al menos obviaron los informes de inteligencia sobre ellas.
Conoce al enemigo y conócete a ti mismo y; en cien batallas, no estarás jamás en peligro Sun Tzu.

Avatar de Usuario
troyano
Brigada
Brigada
Mensajes: 618
Registrado: 25 May 2007 19:07
Ubicación: Barcelona

Re: Panzer, detrás del mito (V): Ragnarok

Mensaje por troyano »

Hay otro motivo que apuntabas en la entrega previa a esta. Tal como indica Cornelius Ryan en su libro, habia una enorme presion para emplear las tropas aerotransportadas en alguna misión importante. Desde el dia D se habia intentado forzar su uso en infinidad de operaciones, pero el avance de la ofensiva terrestre largaba al garete a todos estos planes. Y el alto mando estaba ya desesperado por usarlas.

Soy de la opinión de que el amigo Monty era consciente de eso y harto de que le rechazaran sus intentos de protagonismo jugó con ese deseo del alto mando aliado de usar los paracas para dar una cierta ventaja a sus peticiones.
La revolución es como la historia de un gran amor. Pero las historias de amor tienen un enemigo, el tiempo. Entonces la vemos como es, no como la diosa del principio, no como la causa consagrada, sino como una prostituta. Nunca fue pura, ni santa, ni perfecta. Corremos a buscar a otra amante, otra causa. Son relaciones rápidas, lujuria, pero no amor, pasión, pero no compasión. Entonces nos damos cuenta de que sin amor, sin una causa, no somos nada. Partimos por la desilusión, regresamos porque necesitamos la causa, morimos porque…. estamos comprometidos.

Avatar de Usuario
MiguelFiz
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 16861
Registrado: 18 Abr 2004 03:22
Ubicación: México
Agradecido : 7 veces
Agradecimiento recibido: 15 veces
Contactar:

Re: Panzer, detrás del mito (V): Ragnarok

Mensaje por MiguelFiz »

Japa escribió: La batalla de Arhem, inmortalizada en la película Un Puente Lejano, ha cautivado durante décadas al público. Las imágenes de millares de aviones cubriendo literalmente el cielo mientras un enjambre de paracaídas se lanzaba al vacío ha convertido a esta batalla en un mito que va mucho más allá de sus consecuencias y la ha encumbrado como una derrota tan gloriosa como la carga de la Brigada Ligera en Balaclava o el desastre de Iswaldana. La Segunda Guerra Mundial abunda en ejemplos de la incompetencia del mando británico de similar o mayor calibre, pero las dimensiones de esta operación la hacen medecedora del podio.
:lol: :dpm: parafraseando a los autores de "Forgotten Armies" un desastre tipicamente britanico (A typical British disaster.
Actualmente leyendo...

  • "American Amphibious Gunboats in World War II", De Robin Rielly
    "A Bright Shining Lie, John Paul Vann and America in Vietnam" de Neil Sheehan
    "Storm Over Leyte: The Philippine Invasion and the Destruction of the Japanese Navy" de John Prados
--------------------------------------
...Si tienes que decir algo, dicelo a la infanteria de marina, los marineros no te escucharan" (Frase comun en el "slang") militar anglosajon)

Nota dejada por los marines en un transporte antes de desembarcar en Peleliu
--------------------------------------
Ab insomne non custita dracone

Oskar Matzerath
Capitán
Capitán
Mensajes: 2293
Registrado: 23 May 2007 16:40
Agradecido : 1 vez

Medallas

Parches

Re: Panzer, detrás del mito (V): Ragnarok

Mensaje por Oskar Matzerath »

Japa, ¿hablarás de los errores de inteligencia? Sobre todo al no tener en cuenta los informes de la resistencia holandesa que avisaban de la presencia de tropas acorazadas alemanas en el área de Arnhem. Me parece que la omisión de esas fuentes se debe en parte a la infiltración que la resistencia holandesa había sufrido por parte de los servicios secretos alemanes.
"Sólo un hospital muestra verdaderamente lo que es la guerra".- Paul Baumer

Jpuente
Subteniente
Subteniente
Mensajes: 1103
Registrado: 01 Mar 2007 13:22
Ubicación: España

Medallas

Parches

Re: Panzer, detrás del mito (V): Ragnarok

Mensaje por Jpuente »

Lo que no entiendo es cómo Monty se lanza a esa operación sin haber asegurado antes el estuario del Escalda, que daría a los aliados la posibilidad de utilizar Amberes como puerto de suministro. ¿Es que Eisenhower no tenía claro que esa era la labor prioritaria? ¿Se cegó con el concepto de Market-Garden?

Saludos
“Sólo quien se propone hacer milagros obtiene resultados
extraordinarios.” Leonardo Da Vinci

Oskar Matzerath
Capitán
Capitán
Mensajes: 2293
Registrado: 23 May 2007 16:40
Agradecido : 1 vez

Medallas

Parches

Re: Panzer, detrás del mito (V): Ragnarok

Mensaje por Oskar Matzerath »

Como bien describe Japa había muchos factores para lanzar Market-Garden. La presión para utilizar a las en ese momento inactivas fuerzas paracaidistas. La necesidad de los británicos de tener más importancia ante los norteamericanos. La crisis de los suministros. Y la dificultad de limpiar el estuario del Escalda, tarea complicada por las buenas posiciones defensivas logradas por los alemanes gracias a la lentitud de Montgomery en asegurar la zona, que paralizaría el avance británico en la zona durante unas cuantas semanas.
"Sólo un hospital muestra verdaderamente lo que es la guerra".- Paul Baumer

Avatar de Usuario
Japa
Coronel
Coronel
Mensajes: 4749
Registrado: 10 Jul 2007 23:00
Agradecido : 14 veces
Agradecimiento recibido: 6 veces
Contactar:

Re: Panzer, detrás del mito (V): Ragnarok

Mensaje por Japa »

Los errores

Los historiadores ingleses han dedicado una buena cantidad de tiempo y páginas para justificar el desastre de Arhem. En los años sesenta la imagen que presentaron al público fue la de una serie de casualidades totalmente impredecibles que echaron por tierra la que podría haber sido la ofensiva más brillante de la guerra y regalaron una victoria inmerecida a los alemanes. Esa es la idea que subyace tras la película de 1977, basada a su vez en la obra homónima de Cornelius Ryan.

En esa historia canónica la casualidad de la presencia de Model y sus tropas en la zona, unida a la torpeza de un oficial de información, son la clave de la derrota aliada. Sin embargo ya hemos visto en anteriores capítulos cómo las versiones oficiales son, en general, un modo de disimular verdades incómodas (como las justificaciones de la derrota en 1940, achacada a la superioridad numérica y técnica de los panzer), o simplemente mentiras puras y duras (como la leyenda de Prokhorovka)

En este caso podemos decir sin tapujos que el fracaso de Market Garden no se debió a ninguna concatenación de circunstancias incontrolables. Las causas de la derrota eran inherentes a la propia operación y fueron una consecuencia directa de los errores cometidos en la organización del asalto, errores que son achacables, casi en su totalidad, al menosprecio de los mandos aliados (ingleses, para ser más exactos) por el enemigo.

Ni los generales paracaidistas ni Montgomery y sus corifeos estaban preocupados en septiembre por la capacidad de resistencia del enemigo: Los jefes del I Ejército aerotransportado sólo temían que esa resistencia se viniera abajo antes de que sus tropas pudieran intervenir de forma espectacular y decisiva, y la pesadilla del pomposo jefe del XXI Grupo de Ejércitos Británico era que los estadounidenses atravesaran el RIn antes que él y le quitaran la gloria de la Victoria. Lo que hicieran o dejaran de hacer los nazis era algo que, a ojos de los británicos, era intrascendente.

Esa y no otra es la razón de los despropósitos que se amontonaron a la hora de planificar la ofensiva, e incluso antes. Las tropas británicas tenían, entre sus objetivos principales, liberar Amberes y asegurar su puerto, facilitando así la llegada de suministros. La ciudad fue tomada por la 11ª Acorazada el día 4 de septiembre. Las bocas del Escalda, que cerraban el acceso al puerto, podrían haberse asegurado casi sobre la marcha, pero Monty no quiso distraer su talento en un asunto tan mundano y dio a los alemanes la ocasión de bloquear el mayor puerto de Bélgica. Total, la guerra iba a acabar en unas semanas así que ¿porqué preocuparse?

La planificación de Market (la parte aérea de la ofensiva) refleja ese mismo espíritu. Hacer dos oleadas en días consecutivos en vez de ejecutarlas en el mismo día era contrario a la lógica, porque debilitaba el golpe inicial y anulaba la ventaja de la sorpresa para la segunda oleada, pero el problema de organizar el tráfico aéreo en un sólo día pareció más acuciante que el de la reacción alemana. Además al espaciar la operación la congestión aérea se prolongaría más tiempo, y sería imposible utilizar a la aviación táctica para apoyar a los paracaidistas en las primeras fases de la batalla, pero nadie vio que eso supusiera un peligro.

En cambio los aviadores consideraron que sería demasiado peligroso acercarse a Arhem, ya que las defensas antiaéreas repentinamente parecieron muy amenazadoras, así que optaron por lanzar a los paras ingleses en dos núcleos separados casi 14 km de su objetivo antes que molestarse en suprimir esas defensas (algo que no hubiera costado demasiado, ya que la Luftwaffe había desparecido de los cielos). Dispersar así las tropas era, al parecer un problema sin importancia porque ¿qué podía pasar? ¿que el enemigo reaccionara en vez de rendirse?

Otro tanto sucede con Garden, la ofensiva terrestre que relevaría a los paracaidistas. El XXX Ejército debía recorrer cien kilómetros entre el 17 y el 21 de septiembre, empleando para ello una sola carretera y careciendo, como hemos visto, de apoyo aéreo cercano. La más mínima resistencia produciría un colapso de tráfico inmediato con el consiguiente retraso, y el más mínimo retraso pondría en peligro todo el plan, luego es de suponer que no era previsible la más mínima resistencia.

Y llegamos a la gran excusa de los ingleses: la resistencia que iban a encontrar los aliados era imprevisible porque los avisos holandeses no fueron escuchados y nadie previó la presencia del II SS PzKorp en la zona. Con eso todo queda aclarado: dos divisiones panzer, con todo su potencial de combate, cayeron sobre los paracaidistas y cortaron el avance del XXX Cuerpo. Pese a su heroísmo, los ingleses tuvieron que replegarse ante la terrible superioridad de los panzer y el fanatismo de las tropas Waffen.

Hay que decir, en honor a Montgomery, que el mariscal no quiso escudarse tras una mentira tan burda y aceptó al responsabilidad por lo sucedido. Porque se trata de una burda mentira. Los ingleses sabían que el II SS PzKorp, compuesto por la 9ª y 10ª SS PzDiv bajo el mando del general Bittrich, estaba cerca de Arhem. Los informes de la inteligencia aliada eran precisos al respecto y no hubo ningún comunicado de la resistencia mal entendido o rechazado. Pero si es así ¿porqué se siguió adelante con la operación?

Pues precisamente porque los informes eran detallados y precisos. Los aliados sabían que ambas divisiones habían sido machacadas en Normandía y estaban al tanto de su situación de penuria. En Arhem no había tropas acorazadas, sólo restos de dos divisiones casi desarmadas que estaban lamiéndose las heridas y tratando de recomponerse. Y era muy cierto: las tropas de Bittrich apenas habían recibido reemplazos para cubrir sus bajas y carecían casi por completo de carros, vehículos, armamento y combustible.

En ese sentido los cálculos aliados eran razonables, ya que no era creíble que unas cuantas tropas de guarnición sin experiencia y el menguado esqueleto de dos divisiones fueran capaces de presentar una resistencia digna de tal nombre. Así, el estado mayor británico diseñó una operación que debía desarrollarse de forma impecable, con la precisión de un desfile y sin margen para imprevistos de ningún tipo. El más mínimo fallo podría dar al traste con todo el dispositivo pero eso no era preocupante porque nada podía fallar.

Y, como si Market Garden hubiera salido de algún libro sobre las leyes de Murphy, todo lo que podía salir mal, salió mal. Porque los ingleses olvidaron, una vez más, que el potencial de combate de los alemanes no residía en sus carros o en sus cañones, sino en la habilidad de sus soldados, en la iniciativa de sus mandos y en la capacidad para adaptarse y reaccionar ante las situaciones más adversas.
Feo, bajito y dicharachero
--------------------------------
Ab insomne non custita dracone

APV
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 13672
Registrado: 11 Abr 2006 23:46
Agradecido : 4 veces
Agradecimiento recibido: 26 veces

Re: Panzer, detrás del mito (V): Ragnarok

Mensaje por APV »

Ni los generales paracaidistas ni Montgomery y sus corifeos estaban preocupados en septiembre por la capacidad de resistencia del enemigo
Quizás influencia de lo sucedido las semanas anteriores en la zona cuando las carreteras belgas y holandesas estaban repletas de restos de unidades alemanas en desbandada, además de los nazis locales que escapaban.

En ese caso subestimaron la capacidad de esos restos, incluidos los del XV Ejército que se retiraban gracias a Montgomery que les había dejado la salida abierta.

Quizás si hubieran paralelamente realizado un desembarco nava en Holanda.
Conoce al enemigo y conócete a ti mismo y; en cien batallas, no estarás jamás en peligro Sun Tzu.

Oskar Matzerath
Capitán
Capitán
Mensajes: 2293
Registrado: 23 May 2007 16:40
Agradecido : 1 vez

Medallas

Parches

Re: Panzer, detrás del mito (V): Ragnarok

Mensaje por Oskar Matzerath »

Según el libro de Ryan, que parece que según afirma Japa en algunos puntos es mejorable (sobre todo en lo referente a los informes de la resistencia holandesa), la escuela de oficiales holandesa tenía como uno de sus ejercicios un ataque a Arnhem desde el sur. Y siempre fracasaban. La escasez de carreteras, que además estaban construidas de forma elevada junto a zonas inundadas en muchos casos, impedía un avance suficientemente rápido. Pero tampoco nadie hizo caso.

edit: Por cierto que como bien ha dicho APV, el desorden y el caos de las semanas anteriores ayudaron mucho a la infravaloración que hicieron los aliados de la posible resistencia alemana y a desechar cualquier advertencia en sentido contrario.
"Sólo un hospital muestra verdaderamente lo que es la guerra".- Paul Baumer

Avatar de Usuario
MiguelFiz
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 16861
Registrado: 18 Abr 2004 03:22
Ubicación: México
Agradecido : 7 veces
Agradecimiento recibido: 15 veces
Contactar:

Re: Panzer, detrás del mito (V): Ragnarok

Mensaje por MiguelFiz »

Japa escribió: Esa y no otra es la razón de los despropósitos que se amontonaron a la hora de planificar la ofensiva, e incluso antes. Las tropas británicas tenían, entre sus objetivos principales, liberar Amberes y asegurar su puerto, facilitando así la llegada de suministros. La ciudad fue tomada por la 11ª Acorazada el día 4 de septiembre. Las bocas del Escalda, que cerraban el acceso al puerto, podrían haberse asegurado casi sobre la marcha, pero Monty no quiso distraer su talento en un asunto tan mundano y dio a los alemanes la ocasión de bloquear el mayor puerto de Bélgica. Total, la guerra iba a acabar en unas semanas así que ¿porqué preocuparse?
De hecho creo que el fracaso de Monty en realidad es alli, al no esforzarse en liberar las riberas y entradas a Amberes y a Antwerp, es obvio que a el y/o a sus asesores se les paso ese punto.

Japa escribió: La planificación de Market (la parte aérea de la ofensiva) refleja ese mismo espíritu. Hacer dos oleadas en días consecutivos en vez de ejecutarlas en el mismo día era contrario a la lógica, porque debilitaba el golpe inicial y anulaba la ventaja de la sorpresa para la segunda oleada, pero el problema de organizar el tráfico aéreo en un sólo día pareció más acuciante que el de la reacción alemana. Además al espaciar la operación la congestión aérea se prolongaría más tiempo, y sería imposible utilizar a la aviación táctica para apoyar a los paracaidistas en las primeras fases de la batalla, pero nadie vio que eso supusiera un peligro.

En cambio los aviadores consideraron que sería demasiado peligroso acercarse a Arhem, ya que las defensas antiaéreas repentinamente parecieron muy amenazadoras, así que optaron por lanzar a los paras ingleses en dos núcleos separados casi 14 km de su objetivo antes que molestarse en suprimir esas defensas (algo que no hubiera costado demasiado, ya que la Luftwaffe había desparecido de los cielos). Dispersar así las tropas era, al parecer un problema sin importancia porque ¿qué podía pasar? ¿que el enemigo reaccionara en vez de rendirse?
Creo que alli si hay mucha madera de donde cortar Japa, creo que hay "pequeñas" consideraciones en cuanto a la cantidad de aviones, pilotos y pistas disponibles asi como la distancia a cubrir que practicamente obligaba a que el asunto se tuviera que espaciar en al menos dos dias.


Sobre lo de las defensas antiaereas en el area de Arhem, creo que no era tan sencillo eliminarlas, hay que revisar mas sobre ese asunto.
Actualmente leyendo...

  • "American Amphibious Gunboats in World War II", De Robin Rielly
    "A Bright Shining Lie, John Paul Vann and America in Vietnam" de Neil Sheehan
    "Storm Over Leyte: The Philippine Invasion and the Destruction of the Japanese Navy" de John Prados
--------------------------------------
...Si tienes que decir algo, dicelo a la infanteria de marina, los marineros no te escucharan" (Frase comun en el "slang") militar anglosajon)

Nota dejada por los marines en un transporte antes de desembarcar en Peleliu
--------------------------------------
Ab insomne non custita dracone

Avatar de Usuario
Trancos-Alatriste
Capitán
Capitán
Mensajes: 2252
Registrado: 29 Dic 2006 20:17
Ubicación: Extremadura

Medallas

Parches

Re: Panzer, detrás del mito (V): Ragnarok

Mensaje por Trancos-Alatriste »

Has vuelto con fuerzas renovadas, Japa, y se nota. Sigues manteniendo un alto nivel.

En cuanto a Market Garden, creo que se pecó de un exceso de optimismo increíble. Parecía como si aquello fuese a ser un paseo.

Si hubiese salido bien, hubiese sido una de las victorias más espectaculares de todos lo tiempos. Pero haciendo las cosas tan mal como se hicieron, sobre todo en la preparación, era casi imposible que saliese bien.
"Un ejército de ciervos dirigido por un león es mucho más temible que un ejército de leones mandado por un ciervo." Plutarco.

Avatar de Usuario
Japa
Coronel
Coronel
Mensajes: 4749
Registrado: 10 Jul 2007 23:00
Agradecido : 14 veces
Agradecimiento recibido: 6 veces
Contactar:

Re: Panzer, detrás del mito (V): Ragnarok

Mensaje por Japa »

MiguelFiz escribió:
Creo que alli si hay mucha madera de donde cortar Japa, creo que hay "pequeñas" consideraciones en cuanto a la cantidad de aviones, pilotos y pistas disponibles asi como la distancia a cubrir que practicamente obligaba a que el asunto se tuviera que espaciar en al menos dos dias.


Sobre lo de las defensas antiaereas en el area de Arhem, creo que no era tan sencillo eliminarlas, hay que revisar mas sobre ese asunto.
En efecto había muchos factores a tener en cuenta, pero la decisión de dividir el asalto en dos días y lanzar a las tropas lejos del objetivo implicaba, para empezar, que las ventajas del efecto sorpresa desaparecían porque para cuando los paras ingleses alcanzaran Arhem hastta Adolf estaría al tanto de sus intenciones, y por su parte la oleada del segundo día se encontraría a los alemanes alerta y esperando. Por otra parte esos dos días de tráfico masivo harían imposible la cobertura táctica hasta el tercer día. Dados los factores, entiendo que se eligió la opción más cómoda antes que la más acertada
Feo, bajito y dicharachero
--------------------------------
Ab insomne non custita dracone

APV
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 13672
Registrado: 11 Abr 2006 23:46
Agradecido : 4 veces
Agradecimiento recibido: 26 veces

Re: Panzer, detrás del mito (V): Ragnarok

Mensaje por APV »

Sobre lo de las defensas antiaereas en el area de Arhem, creo que no era tan sencillo eliminarlas, hay que revisar mas sobre ese asunto.
Hay que recordar que muchas posiciones estaban ocultas hasta que llegaron los aviones.
Además hubo cierta falta de agresividad de los cazabombarderos para realizar ataques a discreción.
se encontraría a los alemanes alerta y esperando
Incluso intentaron reunir a su mermada Luftwaffe para hacerles frente.
Conoce al enemigo y conócete a ti mismo y; en cien batallas, no estarás jamás en peligro Sun Tzu.

Avatar de Usuario
Japa
Coronel
Coronel
Mensajes: 4749
Registrado: 10 Jul 2007 23:00
Agradecido : 14 veces
Agradecimiento recibido: 6 veces
Contactar:

Re: Panzer, detrás del mito (V): Ragnarok

Mensaje por Japa »

UN DÍA ANTES

¿Cuál era la situación en el lado alemán el 16 de septiembre? ¿Qué planes y fuerzas tenían los defensores?

Planes, tenían pocos, porque su apreciación de la amenaza era errónea. Model, al mando del Grupo de Ejércitos B, esperaba una ofensiva terrestre por Eindhoven, loq ue era correcto ya que esa era la zona por donde debía romper el XXX Ejército para ejecutar Garden, la parte terrestre de la operación, pero no había la más mínima sospecha acerca de Market, el ataque aerotransportado.

Las fuerzas al mando de Model, aunque reducidísimas, habían experimentado una notable mejoría en las dos semanas que siguieron a la caída de Amberes. Si el día 4 Montgomery hubiera seguido atacando no sólo hubiera liberado las bocas del Escalda, sino que hubiera podido llegar hasta Arhem sin demasiados contratiempos ya que no había enfrente nada parecido a una defensa organizada. El parón entre el día 4 y el 17 dieron a los alemanes la oportunidad de rehacer sus líneas y organizar un frente medianamente coherente, escasamente guarnecido pero bien planificado, rebañando todos los recursos posibles, desde tropas logísticas, personal administrativo, academias de instrucción… hasta tripulaciones y personal de tierra de la Luftwaffe. Model tenía a sus órdenes la sombra de un ejército, pero era mejor que nada.

Ya hemos mencionado el II SS PzKorp. Realmente las tropas de Bittrich no estaban adscritas a Grupo de Ejércitos B, pero estaban en la zona, como hemos visto, a la espera de reorganizarse, y Model esperaba disponer de ambas divisiones para constituir una reserva móvil en el flanco norte del frente. Dado que esta fue la principal fuerza panzer que intervino en los combates de septiembre vamos a ver cual era su estado real.

El PzKorp estaba formado por las SS PzDiv 9ª (Hohenstaufen) al mando del general Harzer y 10ª (Frundsberg) al mando del general Harmel. Ambas unidades tenían un historial similar, ya que habían actuado juntas desde su creación como PzGrDiv en diciembre del 42. A mediados del 43 pasaron a ser PzDiv pero no estuvieron operativas hasta marzo del año siguiente. Fueron transferidas al Este, primero para amedrentar a los húngaros y luego a Ucrania, donde combatieron durante el mes de abril en condiciones muy duras y sufrieron serias bajas. Tras un periodo de recuperación fueron asignadas al frente occidental y tras el desembarco recibieron la orden de acudir a Normandía.

A comienzos de junio las dos divisiones estaban razonablemente equipadas, pero mientras que sus mandos tenían una razonable experiencia de combate la plantilla incluía demasiadas tropas bisoñas. Por el contrario tras la retirada de agosto el núcleo de las tropas supervivientes estaba bien fogueado, pero las plantillas estaban gravemente diezmadas y apenas tenían armamento o vehículos. Cada división había quedado reducida a unos 7000 hombres y, como vimos, los supervivientes eran en su mayoría personal de servicios, con lo que todo el PzKorp contaba, a lo sumo, con unos 6000 combatientes.

Ya comentamos que a la hora de reconstruir estas unidades se decidió enviar una a Alemania mientras la otra permanecía en Holanda, para luego repetir el proceso. La 9ª debía ser la primera en marchar y cedió parte de su equipo a la 10ª, dejando en Holanda algunas unidades menores, entre ellas el batallón de reconocimiento, el de cazacarros y parte del regimiento panzer. Hablamos de algo menos de un millar de soldados, con unas tres docenas de semiorugas, veinte o treinta vehículos blindados y tal vez una docena de carros. Estaba previsto recibir una nueva dotación de JagdPanzer IV para el PzJgAbt, pero aún no habían llegado. El cuartel de la 9ª estaba en Doetinchem, 30 km al Este de Arhem.

La 10ª estaba acuartelada en torno a Ruurlo, a unos 50 km de Arhem. Disponía de unos 3000 combatientes pero estaba adiestrando a marchas forzadas a parte del personal de servicios y esperaba incorporar tropas de algunas unidades Waffen de adiestramiento que ya estaban en la zona. Además recibió dos batallones de PzGr de la 9ª división como refuerzo. Su armamento incluía 16 Pz IV, 4 StuG, algunos cazacarros, 9 vehículos blindados y dos docenas de semiorugas. Un batallón panzer estaba en Alemania, reequipándose con Panther, y se esperaba que estuviera de regreso en un par de semanas. La artillería divisionaria fue reforzada igualmente con algunas baterías de la 9ª. El estado de fuerza no era demasiado malo, ya que con los refuerzos la unidad estaba más o menos al 50% de su plantilla, pero apenas había vehículos y combustible.

Aparte del PzKorp de Bittrich la principal unidad en la zona era el I Ejército Paracaidista, al mando del general Student, con unidades procedentes de varias divisiones y reemplazos adicionales del personal de vuelo y tierra de la Luftwafffe, con los que su fuerza numérica venía a ser algo superior a la de una división. Como es de suponer, había una mezcolanza de tropas veteranas con soldados sin experiencia.

La Luftwaffe disponía en Holanda de unos 300 cazas y un centenar de bombarderos, pero apenas tenían combustible y su peso en los combates iba a ser muy reducido.

Y esto por lo que a tropas de combate se refiere. El resto de la defensa de Holanda estaba constituido por unidades de enfermos, personal de administración, escuelas de adiestramiento y algunas guarniciones. Había algunas unidades de refuerzo en camino, pero la ofensiva prevista por el OKW en Lorena tenía prioridad de reemplazos y suministros, así que Model tendría que sostener su frente con los restos de un ejército y un puñado de tropas sin experiencia, cubriendo la amenaza al Oeste y con el ojo puesto en su flanco norte, donde se temía un nuevo desembarco que desbordara las defensas alemanas.

Y por supuesto, ninguna previsión para el caso de un ataque paracaidista, ya que nadie se imaginaba que Montgomery fuera capaz de pensar en algo que no fueran ataques frontales masivos con una barrera previa de artillería y una buena alfombra de bombas.

La planificación de Market Garden parece haber salido directamente de algún libro sobre las leyes de Murphy
Feo, bajito y dicharachero
--------------------------------
Ab insomne non custita dracone

APV
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 13672
Registrado: 11 Abr 2006 23:46
Agradecido : 4 veces
Agradecimiento recibido: 26 veces

Re: Panzer, detrás del mito (V): Ragnarok

Mensaje por APV »

Cada división había quedado reducida a unos 7000 hombres y, como vimos, los supervivientes eran en su mayoría personal de servicios, con lo que todo el PzKorp contaba, a lo sumo, con unos 6000 combatientes.
¿Entoncés en total había unos 14.000?
Lo pregunto porque Ryan dice que la 9º tenía 6.000 y la 10º 3.500, en total unos 9.500.

Salvo que se cuente el resto de unidades abscritas al II PzKorp, entre ellas el regimiento de instrucción de la Hermman Goering, por cierto ¿éste disponía de carros o vehículos, como la Hermman Goering era una división panzer de la Luftwaffe?
La 9ª debía ser la primera en marchar y cedió parte de su equipo a la 10ª,
Según el libro de Ryan, Harzer le escaqueó vehículos haciéndolos pasar por inservibles o averiados; pero que pudieron ser empleados.

I Ejército Paracaidista
Supongo que el grueso de los vehículos y carros estarían en la 107ª Brigada Panzer.

También estaba el 15 º Ejército que Mongomery había dejado escapar con más de 80.000 hombres.
El resto de la defensa de Holanda estaba constituido por unidades de enfermos, personal de administración, escuelas de adiestramiento y algunas guarniciones.
La 406º división Landesschützen.
Conoce al enemigo y conócete a ti mismo y; en cien batallas, no estarás jamás en peligro Sun Tzu.

Avatar de Usuario
Japa
Coronel
Coronel
Mensajes: 4749
Registrado: 10 Jul 2007 23:00
Agradecido : 14 veces
Agradecimiento recibido: 6 veces
Contactar:

Re: Panzer, detrás del mito (V): Ragnarok

Mensaje por Japa »

No he contado la brigada panzer porque estaba fuera del área de los combates y no pudo intervenir durante los primeros días. La mencionaré al hablar de la llegada de los refuerzos. Esta unidad era la única reserva blindada a disposición del I paracaidista y contaba con unos 30 carros panther carros y unas dos docenas de vehículos de combate entre stugs y panzerjager, además de una razonable dotación de semiorugas para sus pzGr, lo que suponía un potencial de combate tremendo en un enfrentamiento con los paras.

En efecto la 9ª bloqueó parte de su material, cediendo el resto a la 10ª. Entre el material bloqueado estaban sus escasos vehículos acorazados y entre los cedidos la artillería y algunos vehículos blindados. Además el batallón de reconocimiento quedó a disposición de la 10ª, con algunos semiorugas y vehículos blindados.

La disparidad de cifras puede deberse al personal no combatiente, que era muy abundante entre los supervivientes de Normandía. Al margen de la cifra final, la de combatientes era muy baja, apenas el 50% del total. En Osprey se da también la cifra de 3000 combatientes en la 10ª, sin mencionar personal de servicios. Es posible que la mayoría de esa gente estuviera en Alemania. En cuanto a las unidades de adiestramiento, enseguida les veremos entrar en acción, para dolor de los ingleses.
Feo, bajito y dicharachero
--------------------------------
Ab insomne non custita dracone

APV
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 13672
Registrado: 11 Abr 2006 23:46
Agradecido : 4 veces
Agradecimiento recibido: 26 veces

Re: Panzer, detrás del mito (V): Ragnarok

Mensaje por APV »

Al margen de la cifra final, la de combatientes era muy baja, apenas el 50% del total.
Totalmente de acuero fueran 10.000 o 14.000 el personal combatiente probablemente fuera los 6.000 que señalas si bien el resto podía también luchar en esas unidades improvisadas que los alemanes formaban no a nivel de los combatientes de sus unidades pero contaban algo.
En efecto la 9ª bloqueó parte de su material, cediendo el resto a la 10ª. Entre el material bloqueado estaban sus escasos vehículos acorazados y entre los cedidos la artillería y algunos vehículos blindados. Además el batallón de reconocimiento quedó a disposición de la 10ª, con algunos semiorugas y vehículos blindados.
Material bloqueado que estaría operativo en 3 horas para ser empleado en la lucha.


De todas formas ¿A donde iba Montgomery? Es decir aún logrando todos los objetivos y cruzado el Rin seguía manteniéndose el problema del suministro, Ike y el cuartel general ya advirtieron de que el avance dejería unos flancos demasiado expuestos a los que habría que enviar una división tras otra.
Debería haberse planeado algo respecto a los puertos holandeses aprovechado que no había muchas fuerzas o usar la carretera de Hertongenbosch en paralelo a la ruta principal (había fuerzas de sobra para hacerlo).
Conoce al enemigo y conócete a ti mismo y; en cien batallas, no estarás jamás en peligro Sun Tzu.

Avatar de Usuario
Japa
Coronel
Coronel
Mensajes: 4749
Registrado: 10 Jul 2007 23:00
Agradecido : 14 veces
Agradecimiento recibido: 6 veces
Contactar:

Re: Panzer, detrás del mito (V): Ragnarok

Mensaje por Japa »

Monty iba en busca de un desfile triunfal con él de protagonista. El resto le importaba muy poco. Ya tengo redactado el tema del día 17 al 21: en cuanto tenga un hueco lo iré subiendo y puedo adelantaros que esta operación daría risa de no ser por los desgraciados que murieron por culpa del mando británico
Feo, bajito y dicharachero
--------------------------------
Ab insomne non custita dracone

Avatar de Usuario
Japa
Coronel
Coronel
Mensajes: 4749
Registrado: 10 Jul 2007 23:00
Agradecido : 14 veces
Agradecimiento recibido: 6 veces
Contactar:

Re: Panzer, detrás del mito (V): Ragnarok

Mensaje por Japa »

DOMINGO, DíA 17

Para los soldados alemanes acantonados al Eeste de Amberes el comienzo de Market Garden debió resultar un espectáculo asombroso y aterrador: Durante la noche una primera oleada de 200 Lancaster y varios escuadrones de Mosquitos ablandaron los aeródromos holandeses. Le siguieron otras dos oleadas menores sobre las baterías FlaK en el área holandesa y al clarear el día la RAF cedió paso a una armada de más de 800 B-17 y casi 400 cazas, que machacaron concienzudamente cualquier punto donde se hubiera reseñado artillería antiaérea. Antes de que se posara el polvo el cielo se oscureció con la llegada de más de 1500 transportes C-47 y casi medio millar de planeadores. La Luftwaffe no hubiera podido desplegar semejante muestra de poderío ni en sus años de gloria, y ese día apenas media docena de cazas alemanes hicieron acto de presencia. La sorpresa fue absoluta; las bajas, reducidísimas.

Imagen
El plan aliado (cortesía de wikipedia): una vez asegurados los puentes el XXX Ejército, apoyado por un nuevo desembarco paracaidista, debía proseguir hacia el corazón de Alemania

Arhem

A las 13'00 empezó el descenso en el punto más alejado del asalto. La I Brigada Paracaidista británica al mando del general Urquhart aterrízó con casi 300 planeadores en el área de Wolfheze, unos 5 km al norte del RIn y a unos 12 km de su objetivo principal, el puente de Arhem. El descenso fue un éxito pero casi a partir de ese momento las cosas empezaron a torcerse.

Imagen
área de Arhem. LZ, zona de aterrizaje (planeadores). DZ, zona de lanzamiento (paracas). SDZ, zona de lanzamiento de suministros

Apenas media hora después de la llegada del primer planeador, Bittrich (el comandante del II SS PzKorp) dio sus primera órdenes sin esperar instrucciones superiores: ordenó a los Hohenstaufen que pararan de inmediato su traslado y se concentraran en torno a Arhem para asegurar el puente, mientras los Frundsberg se dirigían al suroeste, reforzados por el batallón de reconocimiento de la 9ª para hacer frente a la amenaza que previsiblemente vendría por Nijmegen. Es decir, sobre las 14'00 el efecto de la sorpresa había cesado y los Waffen estaban en marcha.

Bittrich no fue el único en actuar de inmediato: las unidades de adiestramiento en el área se pusieron de inmediato en movimiento y por todas partes empezaron a improvisarse grupos de combate. Por su parte Model confirmó las órdenes de Bittrich a las 15'00 y tras recopilar informes de las otras zonas de aterrizaje y el asalto del XXX Ejército organizó de inmediato la defensa y solicitó el envío de las reservas disponibles, incluyendo la 107 PzBri y la compañía de carros pesados Hummel, estacionada en Alemania.

EL área de Arhem quedó bajo la responsabilidad de Bittrich y a las 17'30 éste ya se había hecho una razonable imagen de la situación y había distribuido sus fuerzas. Sus principales preocupaciones eran la carretera de Nijmegen y el puente de Arhem. Si podía bloquear la acometida terrestre aliada con las fuerzas que tenía en ese momento el desembarco paracaidista en Arhem quedaría aislado y neutralizarlo sería una mera cuestión de tiempo. Sin embargo para poder al XXX Ejército sería necesario sostener el puente, ya que los refuerzos tendrían que fluir por él, así que su voladura quedaba descartada. Si los ingleses se hacían con la vía habría que reconquistarla a cualquier precio.

Ignorantes de toda la frenética actividad que había a su alrededor los paras ingleses se tomaron su tiempo en Wolfheze. En vez de partir de inmediato hacia Arhem con todas las fuerzas disponibles, se asignó esa tarea a un escuadrón de reconocimiento mientras un batallón se hacía con un puente ferroviario y uno de pontones en Oesterbeck, para pasar a la orilla sur del RIn; un segundo batallón seguiría al escuadrón de reconocimiento para relevarles en Arhem y un tercero (al mando de Urquhart) iría igualmente hacia Arhem por su ruta norte para cubrir el flanco septentrional de la ciudad. El resto de las fuerzas asegurarían el área de aterrizaje.

Cuando el escuadrón se acercaba a la ciudad con sus jeeps se dio de bruces con un bloqueo establecido en Oosterbeck por un batallón SSPzGr de instricción (KG Krafft) que, sin esperar siquiera a que Bittrich les diera órdenes, se había desplegado para proteger el acceso a la ciudad en la hora que siguió al desembarco. Esta unidad frenó el avance del escuadrón y el batallón que le seguía hasta las 21'00 y con la caída de la noche se retiró en buen orden. En vez de aprovechar la ocasión para lanzarse hacia el casco de la ciudad Urquhart ordenó a los paracaidistas que vivaquearan ahí mismo, a 4 km del puente.

A lo largo de la tarde y la noche los Hohenstaufen se desplegaron formando una línea defensiva al Este del KG Krafft, cerrando el acceso norte de la ciudad y el paso por la margen del río. La defensa se reforzó con pequeños grupos de tropas de diversa procedencia, incluyendo personal administrativo, tropas navales, policía… y un más que bienvenido refuerzo de dos JagdPanzer IV. El batallón británico que debía rodear el norte del perímetro se encontró que la ruta estaba firmemente defendida y al caer la tarde aun no había logrado avanzar más de 5 km. Dada la situación, su comandante decidió desviarse y avanzar hacia el puente de Arhem.

El tercer batallón inglés atravesó Oosterbeek pero no se dio suficiente prisa y el puente ferroviario voló por los aires en sus mismas narices. Al igual que sus compañeros al norte de la ciudad, los paracaidistas optaron por dirigirse hacia el puente de carretara, avanazando por la orilla del río. A mitad de camino su avance quedó interrumpido por el fuego de los soldados que habían guarnecido el puente ferroviario y se habían retirado hacia el este tras la voladura (KG Moller, formado por panzerpioneer de la 9ª SS PzDiv)

Un nuevo empujón de los británicos permitió flanquear las defensas alemanas sobre las 19'30 y los paras lograron alcanzar una hora después el lado norte del puente. Para entonces el batallón de reconocimiento de la 9ª SS PzDiv ya había atravesado el río y se dirigía a Nijmegen.

El puente era el principal objetivo así que la jornada, pese a todo, parecía fructífera, pero la realidad era bastante negativa: la 1ª Brigada estaba dispersa y desorganizada, su flanco norte estaba al descubierto, las defensas alemanas resistían y, tras una dura lucha, la vanguardia fracasó en los primeros intentos de alcanzar la orilla sur del río.

Dado que el puente de Arhem era el principal objetivo de Urquhart la jornada, pese a todo parecía fructífera, pero la realidad era bastante negativa: su brigada estaba dispersa y desorganizada, las defensas alemanas resistían y, tras una dura lucha, su vanguardia fracasó en los primeros intentos de alcanzar el lado sur del puente.

Y, como podemos ver, ni un sólo panzer había intervenido todavía.
Feo, bajito y dicharachero
--------------------------------
Ab insomne non custita dracone

Responder

Volver a “Historia Militar General”