La Guerra francoprusiana de 1870

Toda la Historia Militar desde 1453 hasta 1900

Moderador: Prinzregent

Erich Hartmann

La Guerra francoprusiana de 1870

Mensaje por Erich Hartmann »

La campaña franco-alemana de 1870

La Guerra Franco-prusiana fue un conflicto que marcó definitivamente la historia de Europa y que resultó determinante para el estallido de la Primera Guerra Mundial, en 1914. Esta guerra tuvo una serie de repercusiones en toda Europa.

Por un lado, Italia consiguió definitivamente expulsar a los franceses de Roma aprovechando la guerra. Por otro lado, Rusia consiguió una derogación de las cláusulas del mar Negro en la Conferencia de Londres, celebrada entre diciembre de 1870 y marzo de 1871. Éste había sido el resultado del acuerdo establecido por Bismarck con el zar de Rusia el 27 de marzo de 1868, según el cual, si se producía el conflicto franco-prusiano, las tropas rusas se concentrarían en la frontera para paralizar a Austria-Hungría.

En cualquier caso, la consecuencia más importante que se puede extraer de este conflicto es el cambio en las relaciones internacionales. A partir de estos momentos se inauguró una nueva constelación de poder cuya potencia hegemónica surgió gracias a la guerra: Alemania.

Las relaciones franco-alemanas serán, a partir de este momento, el eje en el que giren los acontecimientos. Sufrieron sucesivas crisis hasta determinar la configuración de los dos bloques y el inicio de la Primera Guerra Mundial. Solamente con tener en cuenta las negociaciones de paz tras la Gran Guerra y los tratados a los que se llegan, se observa hasta qué punto el paso del tiempo no borró, sino que acrecentó, las ansias de venganza del revanchismo francés.

Causas profundas del conflicto

Pese a todas las anteriores razones de tipo casi caballeresco, en realidad las implicaciones que subyacen en este conflicto son mayores que la simple, aunque importante, candidatura al trono español.

Dos tipos diferentes de motivaciones explican más claramente la guerra:

:arrow: A- Para Prusia, el conflicto significaba poder concluir la unificación perseguida incorporando a sus dominios los estados alemanes del sur.

Ya con anterioridad, en la guerra austro-prusiana de 1866, se habían enfrentado por la hegemonía en la Confederación Germánica. La victoria de Prusia en Sadowa y, por tanto, en la guerra, trajo como consecuencia que Austria perdiese su posición, surgiendo la Confederación de Estados Alemanes del Norte. Desde entonces, Bismarck tuvo como objetivo incluir bajo su dominio a los estados del sur que estaban protegidos bajo el amparo de Francia, pues deseaban seguir manteniéndose independientes. Este detalle no le haría renunciar al sueño de convertir a Prusia en el motor de construcción de la pequeña Alemania, pues estaba convencido de que incorporaría estos estados sin tardanza. Pero, al ver que ello no ocurría, el canciller aprovechó una fuerza en ascenso durante todo este período en Europa: los nacionalismos. Alimentó y fomentó a base de propaganda la idea de que se trataba de una guerra nacional contra un enemigo histórico, y le funcionó.

:arrow: B- La otra vertiente que subyace en este conflicto está relacionado con el establecimiento de la hegemonía en el continente europeo. Desde su llegada al poder, Napoleón III deseó convertir a Francia en el lugar que históricamente creía que le correspondía. Tenía ansias tanto imperialistas como hegemónicas y sabía perfectamente que Austria era una potencia en descenso, por lo que deseaba ocupar su influencia en la Mitteleuropa en claro perjuicio para Prusia, que era la potencia mejor colocada para obtener partido del hundimiento austro-húngaro.

Así pues, desde 1867, sobre todo motivado por el retroceso francés en el conflicto austro-prusiano, se supo que el enfrentamiento entre ambas potencias era inevitable.

Ahora vamos a dar un breve sumario de lo ocurrido en esta campaña, por los puntos de contacto que ha de tener con la ambiciosa campaña emprendida por el ejército alemán en 1914.

En los primeros días de Agosto de 1870, el primer ejército alemán, formado por 50,000 hombres, estaba concentrado en Wadern; el segundo, compuesto de 194,000 combatientes, había avanzado hasta la posición de Alsem-Grenstadt, y el tercer ejército estaba aun concentrándose en las orillas del Rhin.

Hasta entonces los franceses no habían hecho ninguna tentativa seria, limitándose a ligeros reconocimientos y pequeños ataques, pero sí habían observado los alemanes que los dos cuerpos franceses formados en Beldfort y Strasburgo se proponían pasar el Rhin y marchar sobre la Selva Negra.

El 2 de Agosto, los franceses, antes de terminar su movilización, iniciaron, con tres divisiones, un ataque contra Saarbruken, sin que entrasen en la plaza, no obstante haberla abandonado los alemanes. Después de esto las tropas francesas se diseminaron en el extenso arco comprendido entre el Nied y el Rhin, en tanto que los alemanes asomaron en grandes masas sobre el Saar.

Continuaremos....


Saludos cordiales



Avatar de Usuario
hoff
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 13066
Registrado: 15 May 2005 12:58
Ubicación: Al ladito-ladito del cementerio
Agradecimiento recibido: 17 veces

Mensaje por hoff »

Interesante.

Estoy en desacuerdo sobre lo que dices de los estados del sur de Alemania. Ya tenían tratados militares con Prusia (o con la confederación del Norte de Alemania, si quieres ponerte legalista) por los que sus ejercitos se amoldaban al modelo prusiano.

Por otra parte, el modelo bismarkiano de eliminación de injerencias en su proceso de unificación alemana alrededor de Prusia exigia casi la guerra con Francia, pues esta se tenía a sí misma como defensora de los estados sudalemanes (quisieran o no) debido, sobre todo, a su catolicismo. Los franceses esperaban problemas para Prusia en el sur... no los tuvieron, lo que evidencia cuanto había de presunción el el II imperio.

El estilo de Bismark no fué la consecución de una hegemonía total en Europa, sino un statu quo (una vez conseguida la unificación) que garantizase no solo el equilibrio, sino el aislamiento de Francia. Cuando Guillermo II abandonó esta política Europa acabó de cabeza en la Gran Guerra.

En cuanto a la candidatura de un componente de la rama católica de los Hohenzollern... se presta al foro de preguntas gc18gc
El miedo es natural en el prudente
Y el saberlo vencer es ser valiente


Alonso de Ercilla (1539-1594)

HabsGold
Brigada
Brigada
Mensajes: 588
Registrado: 19 Jul 2005 11:46
Ubicación: Por los alpes...
Contactar:

Parches

Mensaje por HabsGold »

El soberano francés, Napoleón III, un líder con pocos apoyos y mal aconsejado, su poder era grande, tenía muchos territorios , entre ellos México, que le entrego la corona Imperial Mexicana a Fernando Maximiliano de Habsburgo, pero aun asi se sintió amenazado por el creciente poder de Prusia y exigió a la Confederación de Alemania que le entregara parte de su territorio para equilibrar las ganancias obtenidas por Prusia. Bismarck hizo caso omiso de esta exigencia y las amenazas de Napoleón sólo sirevieron para que los estados alemanes del sur, que hasta entonces permanecian recios, se unieran finalmente a Prusia.

Bismarck provocó a los franceses alterando el informe de una conversación entre el rey de Prusia y el embajador francés para que pareciera un insulto a Francia. Cuando en 1870 se publicó este documento, el telegrama de Ems, el emperador francés declaró la guerra a Prusia, que derrotó a Francia en la batalla de Sedán, en 1870, 1-2 de Septiembre, que dió la inmediata caída del imperio francés. Prusia se apoderó de Alascia y Lorena. Los estados alemanes restantes también se unieron en 1871. Bismarck formó entonces el segundo Reich alemán, con el rey de Prusia, Guillermo I, como Káiser

Saludos...
Hail, hail Freedonia, land of the brave, and Free...
¡Caer está permitido! ¡¡Levantarse es obligado!!
proverbio ruso

Erich Hartmann

Mensaje por Erich Hartmann »

Continuamos:

Desde este punto comenzó la gran campaña, de la que en forma de dietario referiremos los principales acontecimientos.

Día 4 de Agosto. En este día, 128 batallones, 102 escuadrones y 80 baterías alemanas, cortaron la frontera francesa y batieron las tropas francesas al mando del general Donay, el cual quedó herido en la acción. Mandaba las fuerzas alemanas el general Kirbash y aquellos llegaron a la vista de Froschviller, Elsasshansen y Eberbash.

Día 6 de Agosto. Tuvieron lugar las batallas de Worth y de Spicheren, en las cuales, los generales alemanes Bose y Steriometz, batieron a las fuerzas francesas regidas por los generales Frossard y Mac-Mahon. El resaltado de estas dos acciones empeñadas, fue la retirada de los franceses sobre Luneville, de un lado, y a Octingen, de otro.

El mariscal Mac-Mahon, en su retirada, tomó un camino que cortaba del todo su comunicación con el ejército del general Bazaine.

Se dirigió por el Sur hacia Neufelatran, desde donde marchó con sus fuerzas a Chalons por el camino de hierro.

El 5.° cuerpo de ejército francés que primero ocupó Nancy, recibió orden de marchar a Langres, pero al llegar a Charmes una nueva orden del cuartel general le hizo dirigirse a Toul; pero ya en Chaumart se dispuso que dicho cuerpo marchase definitivamente a Chalons para reunirse con el nuevo 12.° cuerpo reorganizado por el general Trochu.

Así se formó un ejército de reserva que quedó al mando del mariscal Mahon. Este ejército, aislado del de Bazaine, no pudo prestar a éste auxilio alguno, dejándole en frente del ejército alemán que avanzaba.

En tanto las divisiones de caballería alemana practicaban bastantes reconocimientos, obligando a los destacamentos de Caurobert a retroceder.

El 11 de Agosto el cuartel general alemán se trasladó a Saint Avolce, en la línea más avanzada.

En vista de la escasa resistencia que ofrecía el ejército francés, el alemán prosiguió su avance, llegando sus exploradores hasta Toul y el camino de Verdun, por un lado, en tanto que el ala derecha del segundo ejército se detenía cerca de Metz.

Día 14 de Agosto. Batalla de Colombay Nouilly. Como consecuencia de la nueva disposición del ejército alemán y con objeto de retardar la retirada del ejército francés del general Bazaine, los alemanes emprendieron el ataque y lograron el objetivo que se propusieron, puesto que las fuerzas de Bazaine apenas pudieron avanzar cinco o seis kilómetros, pero dejando el paso franco a los cuerpos del segundo ejército alemán para cruzar el río Mosela.


Saludos cordiales

MENCEY
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 20614
Registrado: 04 Abr 2005 20:33
Ubicación: NIVARIA, EN LAS HESPERIDES
Agradecido : 3 veces
Agradecimiento recibido: 63 veces

Medallas

Parches

Mensaje por MENCEY »

EL EJERCITO FRANCES EN 1870:

El Ejercito Frances del Segundo Imperio era consecuencia en muchisimos aspectos del que ideara y organizara St.Cyr en 1818.Este Ejercito, con una imagen marcial y brillante y un largo historial de victorias,Crimea, Argelia, Italia, escondia una organizacion bastante imperfecta.El Ejercito del Segundo Imperio no contaba casi con reservas,esto lo iba a dejar en inferioridd numerica frente a la bien engrasada maquina de movilizacion Prusiana.

La Victoria Prusiana sobre Austria en 1866,habia abierto los ojos y alarmado a la vez a los altos mandos militares franceses.Estaba en marcha un plan de modernizacion del Ejercito, pero en 1870 quedaba aun mucho por hacer.Segun la ley del servicio militar, este duraba 7 años y existia la posibilidad de redencion en metalico o sustitucion.

En 1868 se promulgo una nueva ley de servicio militar.Fue un compromiso entre las ideas antiguas y las nuevas que necesitaba el ejercito.Se redujo el servicio activo a 5 años y siguio la sustitucion de reclutas.Con el resto de mozos que se libraban por sorteo se creo una Guardia Nacional, se hacia instruccion 14 dias al año durante un periodo de 5.


Para 1875 se pensaba contar con una Guardia Nacional de al menos 800.000 hombres.Lo cierto es que en 1870 el Ejercito Regular no pasaba de 250.000 y la Guardia Nacional estaba aun en mantillas, existiendo muy pocas unidades organizadas.

Al menos se contaba con un magnifico fusil para la epoca,el Chassepot, superior al Dreyse de los Germanos.Se habian fabricado, realizando un gran esfuerzo economico, mas de un millon de fusiles.En cambio la artilleria no consiguio los fondos para modernizarse,solo en los fusiles habia gastado el ministerio de la guerra 113 millones de francos de entonces. Se intento un plan de modernizacion de materiales tras 1866,pero la artilleria francesa siguio con sus piezas de avancarga de bronce, inferiores a las Krupp alemanas.

Otro claroscuro del Ejercito frances era la composicion de la oficialidad de campaña.St. Cyr fue un decidido partidario de la promocion interna de las clases de tropa,la Ley de 1818 establecia que un tercio de las plazas de Teniente se debian reservar a las clases de tropa y los suboficiales.En la practica fueron bastantes mas, en 1870 de los 18.643 oficiales en activo del ejercito frances, 11.347 procedian de las filas de tropa y 7.292 de la Academia Militar.Como necesitaban una media de 20 años para ascender a oficial en los empleos de tropa y suboficial, la edad media de un Teniente frances era de 40 años y de 50 los capitanes.

Este sistema creaba veteranos y experimentados Jefes de Seccion y compañia,pero se ingoraban aspectos como el estudio,la iniciativa, los trabajos de Estado Mayor,los avances en armamento y tacticas,las maniobras, etc.Abundaban en cambio las Paradas, Desfiles y los bailes y demas tinglados sociales de la vida de guarnicion.

Los Bajos sueldos y la lentitud en los ascensos,casi bloqueados en los suboficiales, hacian caer a gran parte de la oficialidad y los suboficiales en la apatia y la indolencia.

saludos

MENCEY
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 20614
Registrado: 04 Abr 2005 20:33
Ubicación: NIVARIA, EN LAS HESPERIDES
Agradecido : 3 veces
Agradecimiento recibido: 63 veces

Medallas

Parches

Mensaje por MENCEY »

Napoleon III habia recreado una unidad mitica y de elite del I Imperio,la Guardia Imperial.

La Guardia Imperial Francesa, al mando del General Bourbaki, contaba con 2 Divisiones de Infanteria y 1 de Caballeria.

La Division de Caballeria contaba con los Regimientos de Cazadores,Dragones, Lanceros,Guias, Coraceros y Carabineros de la Guardia.Cada Regimiento a 6 escuadrones.

Las 2 Divisiones de Infanteria contaban con 2 brigadas a 2 Regimientos.La 1 Division era de Voltiguers,infanteria ligera, la 2 Division tenia 3 regimientos de granaderos y 1 de Zuavos, aparte existia un batallon de cazadores a pie.La Guardia se completaba con 2 Regimientos de artilletia.

El Ejercito de linea contaba con 100 Regimientos de Infanteria y 20 batallones de cazadores.Cada Regimiento se componia de 3 batallones de 6 compañias activas y 2 de deposito.Las Divisiones de Infanteria solian contar con 4 regimientos de infanteria y un batallon de cazadores, en algun caso sustituidos por regimientos de Zuavos o de Tiradores Argelinos.

La Caballeria se componia de 50 Regimientos. 10 de Coraceros,12 de Dragones,8 de lanceros,12 de cazadores y 4 de husares.Los regimientos de Dragones y Coraceros tenian 4 escuadrones activos y 1 de deposito, el resto contaban con 5 escuadrones activos mas el de deposito.

La Artilleria se organizaba en 15 Regimientos de Campaña y 4 a Caballo.Cada Regimiento contaba con 8 baterias activas a 6 piezas y 4 de deposito.Con la movilizacion a cada Division se le agregaban 2 baterias y el resto pasaba a la reserva de los Cuerpos de Ejercito,siete desde 1859.

El Ejercito se completaba con 1 Regimiento de Pontoneros, 3 de Ingenieros,2 regimientos de Tren de Artilleria y 3 del Tren de equipajes.

saludos.

Loïc
Teniente
Teniente
Mensajes: 1848
Registrado: 20 Feb 2005 03:14

Medallas

Parches

Mensaje por Loïc »

En Argelia habìa tropas destinadas teoricamente a un 7° Cuerpo de Ejército :

4 Regimientos de Cazadores de Africa
3 Regimientos de Espahìs Argelinos
3 Regimientos de Zuavos
3 Regimientos de Tiradores Argelinos
el Regimiento Extranjero
3 Batallones de Infanterìa Ligera de Africa

7 Companias de Fusileros y Pioneros de Disciplina
3 Companias de Jinetes de Remonta (5 en Francia)

Finalmente, Zuavos y Tiradores formaron parte de los 16 Regimientos de las 4 Divisiones del 1er Cuerpo de Ejército.

La Marina tenìa un Regimiento de Artillerìa de Marina y 4 Regimientos de Infanterìa de Marina (màs de 33 Cias cada uno, el doble de un Regimiento de Linea) cuya mitad del efectivo estaba en los 4 puertos principales de la Flota, y otra en las varias colonias.
Fueron reunidos en una Divisiòn conocida como la "Divisiòn Azul" para una hipotética operaciòn en el Bàltico o Dinamarca y se ilustrò durante la batalla de Sedan, en Bazeilles, hecho de armas que corresponde a Camerone para la Legion y celebrado cada año por la Infanterìa de Marina.

Como ha sido señalado Francia no tenìa casi ninguna fuerzas de reserva, peor, 200 Companias de infanteria, 44 escuadrones de caballeria y 46 baterias del Ejército Activo habìan sido disueltos por economìa por los diputados en 1866 y la Guardia Nacional Movil se resumìa a una teoria de 89 Regimientos, uno por departamento.

Ademàs de las tropas en Argelia o Ultramar, habìa desde 1849 una Guarnicion en Roma, una Brigada retirada en septiembre de 1870.
Última edición por Loïc el 01 Ene 2006 04:00, editado 1 vez en total.
Calumniad, calumniad, de la calumnia quedara siempre algo

MENCEY
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 20614
Registrado: 04 Abr 2005 20:33
Ubicación: NIVARIA, EN LAS HESPERIDES
Agradecido : 3 veces
Agradecimiento recibido: 63 veces

Medallas

Parches

Mensaje por MENCEY »

EL EJERCITO DE LA CANC Y SUS ALIADOS DEL SUR DE ALEMANIA:

Enfrente del Ejercito del Segundo Imperio frances, al otro lado de la Colina,estaba el Ejercito de la Confederacion Alemana del Norte, liderada por Prusia, y sus aliados del sur.

El Ejercito de la CANC estaba organizado al modo Prusiano.Comandante en Jefe era el Rey Guillermo de Prusia.Era un ejercito basado en la conscripcion obligatoria y universal.A los 20 años los reclutas entraban en filas por 3 años,seguidos por 4 mas en la Reserva.A los 27 se pasaba al Landwehr.

En 1870 este Ejercito llamo a filas a 730.000 hombres entre los 20 y los 28 años,mas las fuerzas del Landwhr como reservas de segunda linea.

El Ejercito se organizaba sobre la base de un Cuerpo de Ejercito de la Guardia,12 C.E de linea y una Division de Hesse.Cada cuerpo contaba con 2 Divisiones de Infanteria y una brigada de Caballeria, excepto XII C.E de Sajonia, que contaba con una Division completa de esta arma.

En pie de Guerra el ejercito de la CANC, sin contar reservas y Landwehr ,tenia 12.777 oficiales, 543.058 soldados , 155.896 caballos y 1.212 piezas de artilleria.

El CE de la Guardia, mandado por el Principe de Wurttemberg tenia 2 Divisiones a 2 brigadas de 2 regimientos.La infanteria de linea se componia de 118 regimientos de 3 batallones,2 de mosqueteros y uno de fusileros, nombres tradicionales.Contaba tambien con 18 batallones de cazadores, Jager.Cada batallon con 4 compañias, en total unos 1.000 hombres.

La Caballeria, aparte de la Division de la Guardia,estaba formada por 76 Regimientos repartidos entre Husares, Ulanos,Coraceros y Dragones.Cada regimiento a 4 escuadrones activos y uno de deposito, unos 700 hombres por regimiento. Los regimientos de Dragones solian estar asignados a la Divisiones de Infanteria,Coraceros, Ulanos y Husares se encuadraban en Divisiones de Caballeria agregadas a los CE o a la Reserva General de Caballeria.

La artilleria la formaban 13 Regimientos de Campaña y un Grupo,Abteilungen, de Hesse.Cada regimiento a 3 Grupos de 3 baterias a pie y un grupo montado de 2 baterias.

Los estados del sur de Alemania,Baviera, Baden y Wurttemberg,no formaban parte de la CANC, pero habian adaptado sus ejercitos al modelo Prusiano.Por las clasulas secretas del tratado de Nikolsburg se comprometian a unir sus fuerzas a las de la CANC.Baviera aportaba 2 CE mas y Baden y Wurttemberg una Division cada uno.

De hecho la CANC y sus aliados era capaz de movilizar casi 1.200.000 soldados,de los que casi 500.000 se movian al poquisimo tiempo, gracias al eficaz metodo de concentracion y movilizacion, hacia la frontera francesa organizados en 3 Ejercitos.

saludos.

grandi
Comandante
Comandante
Mensajes: 3250
Registrado: 10 Ago 2004 12:01

Parches

Mensaje por grandi »

mi profesor de historia nos comento que la existencia de vacante para el trono español fue una de las causas de la citada guerra,algo logico teniendo en cuenta que en españa hubieron reyes germanos y franceses
''que buen vasallo si hubiese buen señor a quien servir''
''Siempre que ondee al viento
la bandera ,rojo y oro ,bajo el sol
siento mi corazon latir
con orgullo de ser ESPAÑOL''

MENCEY
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 20614
Registrado: 04 Abr 2005 20:33
Ubicación: NIVARIA, EN LAS HESPERIDES
Agradecido : 3 veces
Agradecimiento recibido: 63 veces

Medallas

Parches

Mensaje por MENCEY »

Es simplificar en demasia .La Prusia emergente liderando Alemania despues de haber derrotado a Austria en Sadowa y el Imperio Frances de Napoleon III ,estaban condenados a enfrentarse antes o despues,sobre todo por la parte Prusiana.Para quedar definitivamente como la potencia hegemonica de Alemania y del centro de Europa, Prusia se debia enfrentar a Francia, asi era la cosa.

En todo suceso historico existen unas causas proximas y otras lejanas.La manipulacion del famoso telegrama por parte Bismark le dio a este la excusa inmediata para la guerra,que es a su vez consecuencia de los que apuntas sobre la vacante del trono español, pero las causas son mas profundas.Alemania y Francia no fueron a la guerra por el asunto de quien se sentara en el trono de España,un tema que no deja de ser puntual, si no por bastantes mas cosas.

saludos

Tirador_Hostalrich

Mensaje por Tirador_Hostalrich »

desde el punto de vista militar pienso que la guerra franco prusiana fue la demostracion del exito de la doctrina militar alemana y un paso hacia la guerra moderna en la que la movilidad de las tropas es un factor descicivo, tambien Von Moltke logro demostrar que las guerras largas eran mas bien desastrosas, de ahi que los alemanes siempre lograron que la gran mayoria de sus campañas militares fueran breves, tambien me parece interezante una de las maximas del baron Helmuth Von Moltke, que es "Marchad separados, Atacad juntos", maxima que concordaba con la movilidad de las tropas y con su facilidad de actuar en el campo de batalla

Erich Hartmann

Mensaje por Erich Hartmann »

Hoy, no sé por qué me olvidé de seguir este tema. Muchas gracias a todos por participar, especialmente a Mencey y a Loïc, ¡excelente información, caballeros!

Imagen
Mariscal Mac-Mahon

Encargado el mariscal Mac-Mahon del mando y en vista de las noticias recibidas de la situación de las fuerzas de Bazaine, Mac-Mahon resolvió marchar a Reims, desde donde le sería posible, o bien regresar a París, dando un pequeño rodeo, o bien reunirse al ejército de Bazaine, si esto era aún posible.
Se inclinaba ya el general Mac-Mahon a emprender decididamente el regreso a París, cuando recibió la noticia de que el general Bazaine contaba con la seguridad de poder seguir en dirección Norte y abrirse paso hasta Chalons, por Montmedy y Sainte Menchouid, sino ocupaban este camino enemigos excesivamente numerosos, en cual caso marcharía sobre Sedan y hasta por Meziéres hacia Chalons.

Estas afirmaciones de Bazaine decidieron a Mac- Mahon a renunciar a la idea de regresar a París, y el día 23 de Agosto emprendió la marcha hacia Stenay.

Mientras este ejército francés, dando un gran rodeo, se dirigía hacia el Este, el ejército alemán avanzaba en línea recta por el Oeste, de manera que ambos ejércitos, a medida que avanzaban, debían converger, llegando a la línea de Sainte Menchouid y Vitry.

El general Mac-Mahon acampó con su ejército en Reims y procuró unirse con Bazaine, y para impedirlo, los alemanes ocuparon la línea Vitry-Varennes.

Mac-Mahon continuó su marcha por los caminos más septentrionales que podían conducir a Metz, pero al saber que las fuerzas de Bazaine no habían podido romper la barrera alemana, creyó prudente emprender la retirada sobre París.

Y así lo hubiera hecho de no haber recibido del Ministro de la Guerra las más urgentes contraórdenes. "Si abandona usted a Bazaine estallará la revolución,,, había telegrafiado el Ministro al General.

Sacrificó Mac-Mahon sus convicciones de militar y expidió contraórdenes rectificando el movimiento emprendido, y el resultado de ello fue que las tropas, caladas por la lluvia, extenuadas a con- secuencia de las marchas por caminos pésimos, llegaron ya muy entrada la noche a los acuartelamientos que se les había designado.

Transcurrieron así dos días mortales hasta el 30 de Agosto, en que se pusieron en contacto ambos ejércitos.

Batalla de Beaumont

Los alemanes atacaron a las fuerzas francesas por tres puntos: Oches, La Chene y Vouziers.

El general Mac-Mahon había dispuesto para aquel día que todas sus tropas pasaran a la orilla derecha del Mosa, dejando en sus anteriores posiciones solo los bagajes y ambulancia.

Este plan no pudo cumplirse por el ímpetu del ataque alemán y porque los directores comprendieron la intención del mariscal francés.

Por esta causa Mac-Mahon emprendió la retirada lo más ordenadamente que le fue posible, haciendo retroceder a los refuerzos que ya se hallaban al otro lado del río. Solo el quinto cuerpo de ejército francés quedó batiéndose en Beaumont, en tanto que los demás cruzaban el Mosa, y Mac-Mahon daba las órdenes necesarias para que el ejército se concentrase en Sedan.

La intención del Mariscal no era presentar batalla en este punto, sino proveerse de víveres y dar descanso a sus tropas para retirarse sobre Meziéres, hacia donde se dirigía el general Vinoy con un cuerpo de ejército recientemente organizado.

El emperador Napoleón, que procedía de Carignan, se incorporó a Mac-Mahon el mismo día 30 de Agosto, y en la noche del 30 al 31 se practicaron varios reconocimientos para descubrir terreno hacia Meziéres y averiguar las posiciones del enemigo.

Los alemanes, con el objeto de impedir la retirada y detener a los franceses en Sedan, reiteraron sus ataques el día 31.

La posición de los franceses en Sedan, quedaba protegida por la plaza a retaguardia; el Mosa y los valles de Gíronne y del Floing, constituían una excelente línea defensiva, de la que el monte Calvario de Ylly era uno de los puntos más importantes, a causa de hallarse reforzado por el bosque de la Garenne, que detrás de él se extendía y desde el cual se elevaba un cerro que iba descendiendo hasta Bareilles, con numerosas hondonadas que ofrecían buena defensa. El camino que, en caso extremo, podría conducir el ejército francés al territorio neutral de Bélgica, pasaba por Ylly.

Así se llegó al día 1.° de Septiembre.


Saludos cordiales

Erich Hartmann

Mensaje por Erich Hartmann »

Uniformes de la infantería de los diversos ejércitos alemanes que participaron en la guerra de 1870 (composición con dibujos de Knötel).

Los estados más importantes eran Prusia, Baviera, Sajonia, Baden y Württemberg. La infantería sajona había cambiado su tradicional uniforme azul celeste por otro tipo prusiano tras la derrota de 1866 y la consiguiente prusianización de su ejército. La infantería de Baden también usaba uniformes de tipo prusiano.


Imagen


Saludos cordiales

Erich Hartmann

Mensaje por Erich Hartmann »

Uniformes franceses de la guerra de 1870 (láminas de Osprey). El parecido del informe de la infantería de Württemberg con los de la francesa es notable (especialmente con el de los cazadores) y dio lugar a alguna confusión.


Imagen


Saludos cordiales

Erich Hartmann

Mensaje por Erich Hartmann »

Batalla de Sedan

En las primeras horas de la mañana de este día, el general alemán Der Taun inició la batalla, atacando con una brigada la ciudad de Bareilles. Esta ciudad se defendió bravamente, levantando barricadas en las calles, haciendo fuego desde las casas, resistiéndose, en fin, hasta que la abrumadora superioridad del enemigo la obligó a ceder.

Al propio tiempo que el general Der Taun atacaba a Bareilles, otra división alemana atacaba a los franceses en La Moucelle, al Sur de Bareilles, de cual pueblo fueron desalojados.

Un casco de granada hirió al general Mac-Mahon en este combate de La Moucelle, y el Mariscal se vio precisado a transferir el mando, entregándolo al general Ducrot, que no era el más antiguo.

Ducrot, tan pronto como se hizo cargo del mando, ordenó que el ejército se concentrase en Yily y se emprendiese inmediatamente la retirada sobre Meziéres. A este efecto dispuso que una división asegurase el paso del río por Daigny y otras dos contuvieran al enemigo, en tanto que el resto de las fuerzas iniciaba la retirada y las divisiones de la segunda línea se ponían en movimiento hacia el Norte.

Pero estas órdenes no llegaron a cumplirse porque el general Wimpffen se hizo cargo del mando del ejército, exhibiendo para ello una orden escrita del Ministro de la Guerra.

El general Ducrot cedió el mando y Wimpffen, considerando imposible la retirada sobre Meziéres, tomó una dirección opuesta, la de Carignan, creyendo poder así reunirse con el ejército de Metz.

Las divisiones de segunda línea, que habían iniciado ya el movimiento ordenado por Ducrot, recibieron orden de volver atrás.

Inmediatamente comenzó el avance, atacando el ala derecha de los alemanes hacia Daigny.

Pero esta primera tentativa de los franceses para abrirse paso hacia Carignan, no obtuvo resultado eficaz, y en cambio fue causa de que los alemanes, corriéndose hacia el Este, cortaran al ejército francés la retirada sobre Meziéres, al propio tiempo que el cuerpo de ejército alemán del general Kirchbac cortaba la retirada por el camino de Bélgica.

En tanto que los ataques franceses eran rechazados en Daigny y Bareílles, catorce baterías alemanas tomaban posición en las colinas de Saint-Menges y fuertes columnas de infantería avanzaron hacia Fleigneux, con lo cual quedó casi cerrado el anillo que los alemanes formaron alrededor de Sedan.

Los franceses hicieron supremos esfuerzos para romper el círculo en que lentamente se les encerraba y el general Gallifet, con tres regimientos de caballería, dio una carga sobre las fuerzas que atacaban el Calvario de Ylly. A la vez, por el Norte de Givonne, redoblaron sus esfuerzos los franceses para romper el cerco, como lo hicieron también por Floing, sin obtener ningún resultado, pues ya los fuegos de las baterías del ejército alemán del Mosa y las del de la guardia se cruzaban, produciendo un efecto abrumador en las baterías francesas.

Convencido el general Wimpffen de la gravedad de la situación, ordenó un nuevo movimiento sobre el Calvario de Ylly, que fue recobrado y perdido nuevamente, así como el bosque de la Garenne. Solamente la división Liebert continuó conservando su fuerte posición en las colinas situadas al Norte de Casal, pero al tomar los alemanes Floing, comenzaron a escalar dichas colinas, en tanto que otras fuerzas atacaban los pueblos de Gaulier y Casal, de modo que la división Liebert, atacada por ambos flancos, tuvo que ceder, debiendo su salvación a la heroica carga de la caballería francesa de Margueritte, el cual cayó gravemente herido, sustituyéndole Gallifet en el mando.

Fue esta carga heroica el más notable episodio de la batalla; los jinetes franceses lograron romper las primeras líneas alemanas, pero no pudieron ir más allá y hubieron de retroceder verdaderamente diezmados. El sublime sacrificio de la caballería francesa no pudo cambiar la suerte de la jornada.

A las cinco de la tarde las tropas francesas se replegaron a la ciudad, perseguidas por las bombas y granadas de la artillería alemana.

La batalla estaba perdida para los franceses.

El general Wimpffen propuso al Emperador atravesar las líneas alemanas en un supremo esfuerzo, pero Napoleón se negó a ello y ordenó al general que parlamentase con el enemigo.

El general Reille fue encargado por Napoleón de llevar al Rey de Prusía la siguiente carta:

Monsieur mon frére: N' ayant pas pu mourir au milieu de mes troupes, il no me veste qu' a remettre mon épée entre les mains de Votre Majesté.

Je suis de Votre Majesté le bon frére.—Napoleón.

Sedan le 7 Sept. 1870.


A esta carta del Emperador, contestó el Estado Mayor alemán diciendo que enviase un oficial plenamente autorizado con quien tratar de la rendición del ejército de Sedan.

El general Wimpffen fue el encargado de estipular las condiciones de la rendición. La negociación tuvo lugar en la noche del 1 al 2 de Septiembre. Los alemanes exigieron la rendición absoluta de todo el ejército, que quedaría desarmado y prisionero, dejando libres bajo palabra a los oficiales.

Estas duras condiciones no quiso admitirlas el general Wimpffen, pero como se le indicó que, si antes de las nueve de la mañana siguiente no se aceptaban las condiciones impuestas, la artillería alemana rompería el fuego contra Sedan y realmente era imposible toda resistencia, se firmó la capitulación el día 2 de Septiembre.

Sedan costó a los franceses 17,000 bajas, 104,000 prisioneros, tres banderas, 419 piezas de artillería de campaña y de plaza, 139 cañones de fortaleza, 66,000 fusiles, 1,000 furgones de bagajes y 6,000 caballos aptos para el servicio.

Los alemanes 9,000 muertos y mucho mayor número de heridos.

Las fuerzas francesas prisioneras fueron concentradas en la península de Iges, formada por el Mosa, y más tarde internados en Alemania.



Saludos cordiales

Erich Hartmann

Mensaje por Erich Hartmann »

Hasta aquí la primera parte de la campaña, en la que la imprevisión y la torpeza francesas se pusieron de manifiesto a cada paso, y para completar el cuadro y para que nuestros lectores se formen idea de lo que fue Sedan, reproducimos a continuación el fragmento episódico que el famoso historiador Halevy recogió de labios de un cazador de infantería que tomó parte en la sangrienta batalla:

"Al amanecer—31 de Agosto—una espesa neblina cubría el terreno que nos rodeaba... Por tortuosos senderos alcanzamos la aldea de Givonne. Descendimos una pendiente abrupta y levantamos nuestras tiendas sobre una plantación de patatas que nos abasteció en más de una comida. Grupos de soldados y reducidos destacamentos dirigidos por los oficiales se nos acercan pidiéndonos donde se halla el 5.° cuerpo. Contestamos que nada sabemos... Prosigue su marcha al azar, en busca de un contingente derrotado que no encontraran... Se dirigen a Sedan, donde se unirán a los desbandados y fugitivos.

,,Acabábamos de apurar la sopa, cuando a lo lejos, muy lejos, apercibimos el fuego de cañón y fusilería. Se oculta nuestro campamento en un repliegue de terreno. Salimos de la hondura para subir a lo alto y enterarnos de cuanto ocurre. Desde luego vemos a Sedan; después, en medio de un bosque, un pueblo ardiendo. Preguntamos su nombre a los campesinos... Es Barziles. Una densa y negra humareda sube lentamente al cielo. Prosiguen inundando los obuses sobre las casas incendiadas. Continúa el combate en el villorrio a pesar del incendio. Nuestros oficiales observan con sus gemelos. Nos dicen que la cosa parece ir bien para nosotros, que se retiran los prusianos, pues que el fuego de nuestra artillería los rechaza... Poca cosa se puede ver sin auxilio de los gemelos.

»Cesa el cañoneo... Aguardamos noticias... Barziles sigue ardiendo... Parece que se corren y aumentan las llamas. Un soldado de línea llega a nuestro encuentro. Pertenecía a una escolta que convoyaba bagajes. La metralla prusiana ha barrido por completo la carretera. Muchos son los peones y caballos muertos... Y esto ocurría inmediato a nosotros... Van aproximándose prusianos que revelan la intención de envolvernos... Sin duda libraremos mañana una sangrienta batalla.

„ Transcurre tranquilamente la noche. Monto mi guardia en una torrentera, desde la cual sólo puedo columbrar un trozo de colinas que están al otro lado de Sedan. Allí se encuentran los prusianos. Veo una hoguera aislada. Todo permanece en silencio alrededor nuestro. Doquiera la quietud y la inmovilidad. Al apuntar el día, se renueva un cañoneo violento y un vivo fuego de fusilería.

Amanece el 1.° de Septiembre. Una gran batalla, una encarnizada batalla se entabla. Levantamos nuestro campamento para subir a las alturas de Givonne, donde nos situamos. Barziles continúa en llamas. Hasta ahora sólo se combate a nuestra derecha. Una prolongada línea de humo blanquecino señala la línea de combate. Desde los cerros inmediatos a la orilla izquierda del Meuse, dispara incesantemente la artillería prusiana. Se la corresponde desde las avanzadas atrincheradas que protegen Sedan. La lucha se aproxima. Algunos proyectiles nos alcanzaron. Advertimos movimientos de fuerzas alemanas en la opuesta vertiente del barranco, al fondo del cual se halla Givonne. Artillería e infantería se emplazan a nuestro frente... Se nos ordena permanecer tendidos. Una de nues- tras baterías y algunas ametralladoras toman cuerpo a nuestro lado... Se destacan fuerzas para ocupar Givonne... parece inminente el ataque.

,,A la derecha un trueno formidable, y al mismo tiempo nos llegan los proyectiles por el frente y flanco... Contestan nuestros cañones. Manda la batería contigua un teniente, un jovencillo admirable por su sangre fría y calmosidad. Comprueba por sí mismo la puntería de las piezas, monta luego a caballo para observar los efectos del tiro, con las bridas al brazo izquierdo, envarado sobre los estribos para subirse, y con los gemelos ante los ojos para seguir observando... De pronto, como heridos del rayo, ruedan por tierra caballo y jinete. Corremos a él.—"No me han herido, dice; mi caballo, mi pobre caballo...„ Alcanzó al noble bruto un casco de metralla hiriéndole en el pecho. El oficial quedó aprisionado y enredado en los estribos de la montura. Precisa que seis de los nuestros levanten el caballo, que quedó rígido, para librar al teniente. Se levanta, mira un instante a su potro y nos pide inmediatamente:— «¿Y mis gemelos? ¿dónde están mis gemelos?» Se le habían escurrido de la mano sobre la hierba. Doy con ellos... vuelve él a sus piezas, toma el caballo de uno de sus hombres, salta sobre la montura en el lugar mismo, con la misma tranquilidad, a pecho descubierto, y con los gemelos enfocados prosigue la inspección del tiro de sus cañones.

,,Emerge por sobre los bosques de Givonne una columna alemana. Nuestras ametralladoras, admirablemente certeras, cierran contra ella y contemplamos a los atónitos prusianos bajo el pedrisco de metralla internarse de nuevo entre los árboles con la mayor prisa y desorden. Los disparos habían sido tan eficaces como esperábamos: «¡Bien por los artilleros! ¡Vivan los molinillos de café!» Los artilleros, impasibles, van dando vueltas a las manivelas y las ametralladoras a escupir una lluvia de balas.

,,Breve fue nuestro gozo. El fuego de la artillería aumenta su furia. Revientan los obuses entre nosotros y alcanzan a algunos camaradas. Dos de nuestras piezas quedan inutilizadas. Deficiente nuestra artillería, se ve obligada a replegarse. Estamos cercados. Por doquiera llegan proyectiles. Acude a apoyarnos un regimiento. Un tropel de bisoños que jamás vieron un combate y que palidecen súbitamente al hallarse frente al enemigo. Llega un instante de angustia, desorden y desbandada... Los oficiales se muestran admirables; detienen a su gente y la llevan de nuevo a la lucha. Recobra el regimiento su serenidad y se alinea a nuestra vanguardia bajo una granizada de obuses. Revienta un proyectil alemán en medio de un grupo y derriba los ocho o diez hombres que lo componen. Todos han caído muertos o heridos. Las llamas van a prender en los uniformes de tres o cuatro de ellos y nos precipitamos en su auxilio, haciendo rodar sus cuerpos bajo las mantas, arrancándoles a trozos el vestuario... y todo esto bajo el fuego de los alemanes.

„ Llegan ya las balas: el enemigo se aproxima y estará muy pronto a nuestro alcance. Le aguardarnos confiados y a pié firme, procurando cubrirnos lo mejor que podemos de los obuses. Nos agazapamos detrás de las zanjas, tendidos sobre el suelo y entre los repliegues que forma, con la mano en el percutor del fusil, atisbando en el campo de vista para descubrir a los alemanes desde lejos. Los oficiales van y vienen muy calmosos entre nosotros. Llega la orden de levantarnos y formar. Vamos a avanzar para descender hacia Givonne, correr al encuentro del enemigo y destruirlo.
,,En este momento vemos llegar en completo desorden una avalancha de caballería... Un centenar de caballos, algunos ya sin jinetes. Llegan en carrera loca, alcanzados por los obuses, cayendo entre nosotros con riesgo de dispersarnos o destruirnos... Entre los fugitivos, ni un solo oficial. Se me oprime el corazón: recuerdo Froeschwiller. El desorden y el pánico son iguales. Pero allí se nos dio ocasión y tiempo para batirnos, en tanto que hoy no he tirado aun ni un solo tiro.

,,Ya están a la vista los tiradores alemanes. Cambiamos con ellos algunos disparos, pero se nos alcanza que todo es ya inútil; un verdadero círculo de fuego nos envuelve. Nuestro general circula entre las fuerzas; va a pié, pues le han matado sus caballos... Retrocede nuestra artillería y empieza, bajo una lluvia de hierro, una lamentable retirada. Quedamos algo rezagados algunos compañeros, pues quisiéramos probar algunos cartuchos sobre estos tiradores enemigos que siguen avanzando... Vuelvo la cabeza, me detengo y observo; soy bastante buen tirador para no marrar un tiro... De pronto experimento un atroz latigazo en el brazo por bajo el hombro derecho. Cae el fusil de mis manos. El paño de mi guerrera muestra una rotura, y un hilito de sangre resbala y corre bajo la manga. Entro mis dedos en la rotura y la agrando con la mano zurda. La carne está magullada, pero la herida no ha interesado el hueso. El brazo quedó adormecido con el dolor. Voy arrancando hilachas de ropa que se entraron por la herida y pido a uno de mis camaradas que me ate un pañuelo al brazo para juntarme al pequeño, insignificante, grupo de hombres que rodean a nuestros jefes.

,,¿Dónde vamos? La marejada de la retirada nos arrastra hacia Sedan. Con todo, nuestro jefe se detiene dos o tres veces, vuelve a juntársenos como buscando lo que aún no cabe intentar. "Le temo a esta ciudad, nos dice; acabará la guerra para los que en ella se encierren.,, ¡Cuántas veces he recordado después sus palabras!

Cierto. ¿Pero que cabía hacer? Una incesante línea de fuegos nos espoleaba y nos envolvía por todas partes. Es preciso bajar la cabeza ante ella. Llegamos a una especie de hondonada donde están amontonados cañones, cajas y carros. En vano buscan los guías por donde circular.

,,El paso está obstruido y el obstáculo es infranqueable. Retrocedemos... intentan los jefes un esfuerzo para contener al enemigo... Quedo completamente inútil después de mi herida, pero yo no abandono a mis oficiales. Nada me apena tanto como ver a otros soldados abandonar a sus superiores. Mientras se pueda es preciso marchar en filas; únicamente así queda tranquila la conciencia.

,,Mis compañeros queman aún algunos cartuchos. Logra un coronel de artillería arrastrar una pieza por entre la revuelta de hombres, caballos y convoyes. La coloca en posición y rompe el fuego para enmudecer en seguida. Cae el coronel herido de un balazo y a poca distancia de mí. Lo levantan unos artilleros. "¡Un médico, un médico!—vocea un capitán de artillería,,.—"No; no vale la pena—replica el coronel—llevadme junto a aquel árbol,,. Se le lleva y recuesta en él, y allí, con dulzura, al cabo de uno o dos minutos, muere estrechando la mano de sus dos oficiales y despidiéndose de sus tropas, a las que dice: "Gracias, hijos míos, gracias,,. Estaba yo allí entre un grupo de artilleros. "¡Qué desgracia!,,— lamentaba un sargento, contemplando el coronel. "¡Era un valiente!,, Así suele conducirse la muerte: es preciso que nos arrebate a los mejores.

,,Nos han lanzado sobre la ciudad. Uno de nuestros oficiales nos llama, esperanzado aún de poder escapar. La carretera de Meziéres, que sigue la orilla derecha del Meuse, acaso se halle libre... Atravesando jardines que inundan las balas llegamos a la carretera, de la que se han posesionado los prusianos. Emplazan cañones a la entrada de la ciudad para tener en respeto al enemigo. Ya todo es inútil, no cabe esperanza alguna, y nos dejamos llevar por la corriente que va a engolfarse detrás de las murallas de Sedan...

,,Llegamos de nuevo a la ciudad; un general nos acoge y envía a las murallas. Hay que impedir que se aproxime demasiado el enemigo a la plaza. Subimos a los bastiones y vemos en ellos una antigua pieza de gran calibre servida por los guardias nacionales de Sedan... Se acerca a ellos un oficial y les pregunta por qué no disparan. Los prusianos están a tiro. Contestan:—"Bien lo sabemos y que más quisiéramos que poderles tirar; pero sólo contamos con tres disparos, que reservamos para el momento crítico.

"¡Tres disparos de cañón!,,... Pero la ciudad está repleta de cañones y municiones que van llegando de todas partes. Se pueden guarnecer los fuertes y murallas. Salimos cuatro o cinco con la orden de buscar oficiales de artillería y conducirlos... Las calles están atestadas de carruajes, hombres y caballos y la artillería debe permanecer quieta sin poder disparar... Cerca de mí pasa un general que increpa colérico a su ayudante:—"¡Mi equipaje!, ¿dónde dejó usted mi equipaje? ¿Qué se ha hecho de él?... Acaso en aquel furgón... No; no es el mío... ¡Todo perdido!,,.

,,Las trompetas ensordecen por doquier. Es la orden de ¡alto el fuego!... La bandera blanca ondea sobre el torreón... Prosigue, con todo, la batalla bajo los muros de Sedan y solo al caer de la tarde cesa el fuego y reina el silencio... Pasamos la noche amontonados sobre las murallas. Los incendios iluminaban la ciudad.

,,Al siguiente día nos enteramos de que van a capitular... Quedaremos prisioneros todos, oficiales y soldados... Evacuaremos Sedan dejando en ella nuestras armas... Abandonaremos los fuertes... La ciudad se ha entregado al pillaje. Los depósitos del castillo, invadidos, ofrecen por sus ventanas los panes de munición y de tocino que se reparten a voleo... Por todas partes, hombres ebrios y soldados zaparrastrosos que se disputan y se pegan, que insultan a los oficiales... En un patio, inmediato al fuerte, los agentes del Fisco pagan las soldadas... Pululan manos ávidas... El oro centellea en las miradas.

,,Mi brazo me sigue doliendo y acudo a una ambulancia al lado de la alcaldía... Allí, una caritativa Hermana cura mi herida y la venda... Mi herida fue insignificante y, por lo mismo, me junto a mis camaradas. Salimos de Sedan, desfilando ante los centinelas bávaros. Por todas partes enfilaban los cañones, y oímos a las bandas alemanas tocan música alegre
,,.


Saludos cordiales

Erich Hartmann

Mensaje por Erich Hartmann »

En tanto que la mitad del ejército alemán proseguía su marcha hacia París, la otra mitad permanecía frente a Metz, custodiando la plaza.

Los primeros días de sitio nada intentaron los franceses porque estaban ocupados en reorganizarse y proveerse de municiones y víveres.

El 25 de Agosto el mariscal Bazaíne tomó la ofensiva, pero no con ímpetu, sino como una demostración de existencia, porque el propio Mariscal escribía al Ministro de la Guerra, que la escasez de municiones de artillería hacía imposible el paso por entre las filas alemanas, a menos que los sitiadores se vieran forzados a retirarse por efecto de los ataques procedentes de fuera de la plaza. Al mismo tiempo el General pedía al Ministro que le informara de la situación de ánimo de París, lo que quiere decir que en la conducta de Bazaine influían también las miras políticas.

Seguramente la contestación del Ministro no debió ser muy halagüeña, por cuanto el Mariscal decidió abrirse paso por la fuerza de las armas.

Se distribuyeron a las tropas raciones para tres días y se les proveyó de los pertrechos necesarios. El día 31 de Agosto la división Montandon salió del fuerte de Quenlen y avanzó al encuentro del enemigo.

Batalla de Noisseville

La división citada, apoyada por los fuegos del fuerte, avanzó y rechazó a las avanzadas alemanas hasta Aubigny, en tanto que fuerzas considerables, marchando frente al fuerte de Saint-Julien, tentaban el abrirse paso entre los sitiadores por el lado Norte.

Los sitiadores advirtieron a tiempo la maniobra del enemigo y dispusieron sus tropas para rechazarla, y el combate quedó limitado a ligeras escaramuzas.

Parecía todo apaciguado y como si los franceses hubieran renunciado a su tentativa, cuando los cañones del ejército de Metz abrieron el fuego.

El mariscal Leboeuf recibió orden de avanzar por ambos lados del valle de Saint-Barba, para envolver la primera división prusiana en Levigny, mientras el cuarto cuerpo engendraría un ataque de frente. El sexto cuerpo francés debía caer sobre CharIy-Malny, yendo a su frente el mariscal Canrobert.

Se entabló el combate, luchando bien el ejército francés y alcanzando ventaja al Sur de Levigny, donde obligaron a retirarse a las fuerzas prusianas que defendían aquella posición.

Los alemanes resistieron, pero no lograron evitar que los franceses cruzasen sus filas y amenazasen desde Levigny y por el flanco a Noisseville.

La noche puso término al combate, que se reprodujo el 1.° de Septiembre.

Bazaine indicó a sus generales que ante todo urgía apoderarse de Saint-Barba, porque era la llave del camino del Norte que quería hacer seguir a su ejército, pero apenas se hizo evidente para los alemanes la dirección que tomaron los franceses, abrieron fuego sobre éstos y les obligaron a retroceder y a encerrarse de nuevo en la plaza.

En tanto que esto ocurría en Metz, las fuerzas francesas que mandaba el general Vinoy, que no tomaron parte en la batalla de Sedan, iniciaron su retirada sobre París, y después de haber llegado a Laon y Soissons por difíciles caminos y burlando la vigilancia de los alemanes, llegaron a la capital de Francia cuando la revolución había estallado, proclamándose la república y erigiéndose Gambetta en Ministro de la Guerra, teniendo por subsecretario a M. Freyxinet.

A su vez los alemanes, después de reorganizar sus tropas, continuaron el avance sobre París, sin reñir nuevos combates en aquellas regiones, y el día 19 de septiembre establecían el sitio de la gran ciudad.


Saludos cordiales

Erich Hartmann

Mensaje por Erich Hartmann »

El 23 de septiembre el general Werder tomaba Toul; el 28 del mismo mes entraban en Estrasburgo; hasta el 15 de octubre se entregaron a las operaciones necesarias para completar el sitio de París; el 10 de octubre, el general Der Tann vencía en la batalla de Artenay; el día 11 el mismo general derrotaba a los franceses en la batalla de Orleans y ocupaba la ciudad de este mismo nombre; el día 15 el Gran Duque de Mecklenburgo se apoderaba de Soissons; el 18, el general Wittih dio un asalto a Chateandun; el 21 los parisienses fueron derrotados en la salida que hicieron hacia la Malmaison; el 30, los alemanes asaltaron La Bouspt; el 24 tomaron a Schiattstadt; el 9 de noviembre se apoderaron de Verdun y derrotaron a los parisienses en Colmiers; el 10 del mismo mes entraron en Breisach; el 28 vencían en la batalla de Beanne-le-Rolande y en la de Amiens y tomaban La Fere; el 2 de diciembre libraron con éxito la batalla de Loigny-Poupry; en 30 de Noviembre y 1.° de diciembre impidieron la liberación del ejército de París; el 3 y el 4 de Diciembre dieron y ganaron otra batalla en Orleans; en 1.° de enero tomaron a Mezíéres; el 10, 11 y 12 sostuvieron con éxito la batalla de La Mans; los días 15, 16 y 17 la de Sisorine, y el 19 la de San Quintín y la de Mont-Valenciennes, y, por último, el 29 de enero los alemanes ocuparon los fuertes de París después de firmado el armisticio.

Hemos dejado para lo último los sitios de Metz y de Beldfort, por que merecen párrafo aparte.

El día 7 de octubre, el tercer cuerpo francés del ejército de Metz, que había avanzado por la orilla derecha del Mosela sobre Malroy y Noisseville, atacó a los sitiadores, pero esta operación se redujo a un amago que tenía por objeto disimular otro ataque más importante que se inició el día 8 y prosiguió durante varios días, al cabo de los cuales, vencido nuevamente el ejército francés, hubo de reintegrarse a Metz.

Aún continuó durante algunos días el duelo de la artillería, pero la situación en Metz era ya insostenible. El día 8 el gobernador de la plaza había anunciado que solo disponía de víveres para doce días. En vista de ello, se reunió el día 10 el Consejo de Guerra y éste acordó persistir en la resistencia y defensa de la plaza.

El mariscal Bazaine envió entonces al general Boyer a Versalles a negociar la salida de la guarnición. En Metz habían ocurrido ya motines por la falta de substancias alimenticias; el día 20 se hizo la última distribución de víveres. La gestión que hizo el mariscal Bazaine cerca del Gobierno imperial no dio resultado, y, en vista de ello, el día 24 se reunió el Consejo de Guerra y reconoció la necesidad de negociar con el jefe del ejército sitiador.

Se verificaron varias entrevistas entre sitiados y sitiadores sin llegar a un acuerdo, porque el mariscal Bazaine pedía la libre salida de su ejército para Argel y los alemanes exigían la capitulación sin condiciones, pero por último se rindió la plaza, quedando prisionero de guerra el ejército que la defendía.

Por virtud de esta capitulación quedaron prisioneros 6,000 oficiales y 167,000 individuos de tropa, además de 20,000 soldados enfermos, y cayeron en poder del invasor 56 águilas imperiales, 622 piezas de artillería de campaña y 876 de plaza, 72 ametralladoras y 260,000 fusiles.

Los prisioneros fueron internados en Alemania.

Todo lo contrario que en Metz ocurrió en Beldfort. El coronel Deufort, jefe de la plaza, la defendió heroicamente hasta el último momento, hasta que se pactó el armisticio entre las fuerzas beligerantes, y aún así y todo no consintió en rendir la plaza hasta que recibió por escrito la orden del Gobierno de su nación.

El coronel Deufort y todas sus tropas salieron de Beldfort con todos los honores de la guerra, llevando consigo armas y bagajes.

En cuanto al sitio de París, terminó con el armisticio negociado por Julio Favre en representación del Gobierno francés.

El 28 de Enero se firmó el convenio, en el cual, entre otras cosas, se concertaba lo siguiente:

Que París, una vez provisto de víveres, no volvería a defenderse; entrega de todos los fuertes; desarme de las tropas de la plaza; cese de las hostilidades en la zona de París.

El sitio de París duró 132 días y a su terminación los alemanes recibieron de los sitiados 602 piezas de artillería, 1.770,000 fusiles y 1,000 furgones de municiones, 1,362 cañones de gran calibre, 1,680 cureñas, 860 juegos delanteros o avantrenes, 3.500,000 cartuchos de cañón, 4,000 quintales de pólvora, 200,000 granadas y 100,000 bombas.

El tratado de Francfort puso término a esta cruenta guerra, que costó a Francia la pérdida de dos importantes provincias y una indemnización de guerra de 6,000 millones de francos.


Saludos cordiales

Servartim
Cabo Mayor
Cabo Mayor
Mensajes: 195
Registrado: 24 Nov 2005 21:56
Ubicación: Vicente López
Contactar:

Mensaje por Servartim »

Cual fue exactamente la causa militar de la derrota? Me refiero a si existe bibliografia militar especializada en la que se halla estudiado los determinantes de tan flagrante derrota por parte del que se suponia uno de los mejores ejercitos de Europa.

saludos
"Sin honor, no hay gloria"
Foro Fuerzas de Defensa de la República Argentina

Urogallo
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 16377
Registrado: 06 Nov 2003 10:10
Ubicación: El foro de los 1.000 años.
Agradecido : 76 veces
Contactar:

Mensaje por Urogallo »

Invariablemente se ha venido acusando a las deficiencias de la artillería francesa y a la incapacidad de su alto mando para concentrar sus fuerzas adecuadamente. Osprey tiene un buen libro sobre el tema "Gravelotte-Saint Privatt".
"Adoro Alemania. Por eso me gusta que haya dos" Charles de Gaulle.

Fern@ndo

Mensaje por Fern@ndo »

Uno de los grandes responsables del éxito prusiano fue Helmuth von Moltke. Su estrategia se basó en la técnica de conducir las tropas hacia la batalla, reunirlas y atacar al enemigo contra su frente y un flanco. Elaboró un plan de ferrocarriles para Prusia que contribuyó, entre otras cosas, a su desarrollo económico, a la unificación de toda Alemania y convertir en ventaja el inicial “handicap” de ser un país central y, por tanto, atacable militarmente por todos sus lados.
Los ferrocarriles prusianos estaban trazados para favorecer una movilización general que concentrase importantes ejércitos en un plazo muy corto en cualquier lado de las fronteras.

En la batalla de Sedán logró movilizar y trasladar al frente 380.000 hombres en 18 días. Los franceses en ese mismo plazo apenas habían conseguido lo mismo con 200.000 hombres.

En cuanto al armamento, sí que había una superioridad táctica y material en la artillera prusiana. Pero no tenían una superioridad armamentista.
El fusil francés “Chassepot”, de retrocarga, era superior en precisión, alcance y menor número de fallos al de aguja que utilizaban los prusianos. Además los franceses poseían un arma nueva, la “mitralleuse”, una especie de ametralladora (125 disparos por minuto) que faltaba en el ejército de Moltke.

Saludos.

Mikeblueberry

Mensaje por Mikeblueberry »

Muy interesante y muy bien documentado, ahora se podria analizar la situacion en la que quedo Francia, la revolucion de la COMUNA de Paris, antecedente de la Revolucion Sovietica, la reaccion al frente de Mac-Mahon etc., etc.. Felicidades

Zhukov
Comandante
Comandante
Mensajes: 3442
Registrado: 19 Jun 2005 13:22
Ubicación: Asturies
Contactar:

Medallas

Parches

Mensaje por Zhukov »

El tratado de Francfort puso término a esta cruenta guerra, que costó a Francia la pérdida de dos importantes provincias y una indemnización de guerra de 6,000 millones de francos.
Uhnnnn, interesante... ¿No seria parecido al final de la Gran Guerra pero al reves? :pre:
la revolucion de la COMUNA de Paris, antecedente de la Revolucion Sovietica
Los sovieticos le dieron el nombre de Parizhkaya Kommuna (comuna de paris) a uno de sus acorazados.
«¿Vienes del espacio exterior?», preguntó la anciana.
«Ciertamente, sí» -dijo Gagarin- «Pero no se alarme, soy soviético».

Urogallo
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 16377
Registrado: 06 Nov 2003 10:10
Ubicación: El foro de los 1.000 años.
Agradecido : 76 veces
Contactar:

Mensaje por Urogallo »

Y a otro lo llamaron Marat...
"Adoro Alemania. Por eso me gusta que haya dos" Charles de Gaulle.

Zhukov
Comandante
Comandante
Mensajes: 3442
Registrado: 19 Jun 2005 13:22
Ubicación: Asturies
Contactar:

Medallas

Parches

Mensaje por Zhukov »

Urogallo escribió:Y a otro lo llamaron Marat...
Jean-Paul Marat.
«¿Vienes del espacio exterior?», preguntó la anciana.
«Ciertamente, sí» -dijo Gagarin- «Pero no se alarme, soy soviético».

Urogallo
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 16377
Registrado: 06 Nov 2003 10:10
Ubicación: El foro de los 1.000 años.
Agradecido : 76 veces
Contactar:

acorazado soviético Marat

Mensaje por Urogallo »

Zhukov escribió:
Urogallo escribió:Y a otro lo llamaron Marat...
Jean-Paul Marat.
Pués tu mismo los denominas Marat a secas:
Los barcos que formaban esta serie eran: el Marat (en honor por un comunistas francés revolucionario), Parizhkaya Kommuna (en honor a la comuna de París del siglo XIX) y el Oktyabrskaya Revolutsiya (el cual recibió la sala de maquinas del poderoso crucero de batalla Izmail).
http://www.elgrancapitan.org/phpbb2/vie ... d2053ae9c2

Clase Marat:
Los únicos buques de línea que existían en la unión soviética en el 41 eran los de esta clase. Reconstrucciones y modernizaciones de viejos dreadoughts de la Gran guerra, para poder tener estos barcos hubo que desguazar otros barcos para estrer piezas y medios ya que la industria soviética todavía no podía producirlos.
Las mejoras fueron abundantes, reconstrucción de la proa totalmente, así como el alargamiento de la misma, se monto una catapulta para aviones en el centro de la estructura y se mantuvo el armamento secundario de 152mm.
Los barcos que formaban esta serie eran: el Marat (en honor por un comunistas francés revolucionario), Parizhkaia Komuna y el Oktyabrskaya Revoluciya (el cual recibió la sala de maquinas del poderoso crucero de batalla Izmail).
http://www.elgrancapitan.org/phpbb2/vie ... eec44a6b29



http://es.wikipedia.org/wiki/Jean-Paul_Marat


Aunque lo de denominar a Marat "comunista francés revolucionario", me parece un poco excesivo.
"Adoro Alemania. Por eso me gusta que haya dos" Charles de Gaulle.

Zhukov
Comandante
Comandante
Mensajes: 3442
Registrado: 19 Jun 2005 13:22
Ubicación: Asturies
Contactar:

Medallas

Parches

Mensaje por Zhukov »

Jo.er, pongo el nombre del politico frances (por que seguramente algunos no sepan quien es, yo cono ci su existencia hace poco tiempo) por el cual se le dio el nombre al barco, Marat, no digo que al barco se le diera el nombre completo del Frances. Que rapido saltamos la vigen... :o :shock
«¿Vienes del espacio exterior?», preguntó la anciana.
«Ciertamente, sí» -dijo Gagarin- «Pero no se alarme, soy soviético».

Urogallo
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 16377
Registrado: 06 Nov 2003 10:10
Ubicación: El foro de los 1.000 años.
Agradecido : 76 veces
Contactar:

Mensaje por Urogallo »

Encima que contribuyo al público conocimiento de tus obras...Hay la Virgen...Por cierto, te desconocía esa faceta de creyente.:D
"Adoro Alemania. Por eso me gusta que haya dos" Charles de Gaulle.

Cronista
Soldado
Soldado
Mensajes: 37
Registrado: 30 Mar 2006 21:07

Un pintor caído en la guerra Franco-Prusiana.

Mensaje por Cronista »

Fréderic Bazille es uno de los pintores del impresionismo francés menos conocido por el gran público a pesar de la calidad de su obra. Ello se debe a que murió a la edad de 29 años en la batalla de Beaune la Rolande en el marco de la guerra Franco-Prusiana.
Bazille, gran amigo de Monet, Renoir y Sisley entre otros pintores, sintió la llamada de la patria al estallar la guerra alistándose de inmediato en el ejército francés.
Pocos años más tarde a partir de la primera exposición impresionista en 1874, los impresionistas empezaron a conquistar la fama y el reconocimiento.
¡Viva Honduras! (Federico Trillo)

Cronista
Soldado
Soldado
Mensajes: 37
Registrado: 30 Mar 2006 21:07

Mensaje por Cronista »

Imagen
¡Viva Honduras! (Federico Trillo)

Responder

Volver a “Historia Militar Moderna y Contemporánea”