Alianza germano-finlandesa en la SGM.

La Unión Soviética y aliados vs Alemania y sus aliados

Moderador: Tirador

Responder
Avatar de Usuario
Tigre
General de Ejercito
General de Ejercito
Mensajes: 8550
Registrado: 23 Dic 2007 02:29
Ubicación: Argentina

Alianza germano-finlandesa en la SGM.

Mensaje por Tigre »

Hola a todos :D; algo al respecto.................................

La guerra elegida de Finlandia. La atribulada Alianza germano-finlandesa en la Segunda Guerra Mundial.

Comienzo turbulento.

Desde el siglo XIII hasta la reorganización de las fronteras durante las guerras napoleónicas, Finlandia fue una parte integral de Suecia. El dominio sueco trajo la cultura y la ley occidentales, así como la religión luterana al país. Si bien la mayoría seguía hablando finlandés, el idioma oficial para fines administrativos y el uso por las clases altas era el sueco. El imperio sueco en el Báltico comenzó a desintegrarse después de perder su estatus de gran potencia en el siglo XVIII. Sin embargo, no fue hasta 1809 que Finlandia se separó de Suecia y se convirtió en un gran ducado de Rusia con considerable autonomía local.

Los finlandeses continuaron su semi independencia y orientación occidental, pero después de 1894 ambos se vieron cada vez más amenazados por el impulso de centralizar la administración del imperio ruso. Los finlandeses fueron reclutados en el ejército ruso, se introdujeron nuevos impuestos y una gran cantidad de tropas rusas estaban estacionadas en el país. Los finlandeses sintieron su forma de vida amenazada por esta centralización.

Hubo un respiro en el proceso de centralización después de los disturbios en Rusia tras la guerra ruso-japonesa. En 1906, Rusia permitió la formación de un parlamento finlandés basado en el sufragio universal y Finlandia se convirtió en el primer país de Europa en otorgar el voto a las mujeres. El movimiento de independencia que comenzó con la centralización continuó, pero no maduró hasta la toma del poder bolchevique en Rusia en noviembre de 1917. La doctrina profesada por los bolcheviques de autodeterminación para las nacionalidades no rusas alentó a aquellos que querían nada menos que una independencia total.

Los acontecimientos parecieron transcurrir sin problemas después de la declaración de independencia de Finlandia el 06 de diciembre de 1917. A instancias de Alemania y luego entablando negociaciones de paz con Rusia, Finlandia presentó una petición de independencia al nuevo liderazgo bolchevique. Esta petición fue otorgada por el Consejo de Comisarios del Pueblo el 31 de diciembre y sellada por un apretón de manos entre Vladimir Lenin y el representante finlandés, Pehr Edvind Svinhufund. La independencia de Finlandia marcó el comienzo de un período turbulento para el país. En veinticuatro años, Finlandia se vio envuelta en tres guerras con su gran vecino oriental.

La revolución en Rusia también se extendió a Finlandia, donde la oposición a los principios de los bolcheviques estaba lejos de ser universal. Estalló una guerra civil entre los de la izquierda (rojos) y los terratenientes y nacionalistas (blancos). Mientras que los rojos fueron apoyados por las tropas bolcheviques, los blancos, bajo el mando de un aristócrata y ex general en el ejército ruso, Carl Gustaf Mannerheim, tomaron la delantera en la primavera de 1918. Los blancos recibieron el apoyo de las tropas y y material de los Alemanes interesados ​​en debilitar a Rusia mediante la creación de estados independientes en sus fronteras. Al final, después de jugar con la idea de una monarquía constitucional, Finlandia se convirtió en una república democrática con un parlamento unicameral y una presidencia fuerte.

En sus negociaciones con los soviéticos, los finlandeses trataron de adquirir la Carelia Oriental estratégicamente importante, argumentando a favor de una frontera oriental que se extienda desde el Mar Blanco hasta el Lago Ladoga (Laatokka). Los soviéticos se opusieron rotundamente y sin el apoyo de Alemania o los aliados occidentales en la Primera Guerra Mundial, Finlandia tuvo que conformarse con los límites del antiguo Gran Ducado. La independencia y las fronteras de Finlandia fueron reconocidas formalmente por la paz de Tartu en 1920.

Finlandia tuvo dificultades para decidirse por una política exterior y de seguridad coherente después de la independencia. La mayoría de estas dificultades fueron causadas por eventos externos. La orientación pro-alemana anterior terminó con la derrota de Alemania en la Primera Guerra Mundial.

Fuente: Finland's War of Choice: The Troubled German-Finnish Coalition in World War II. Henrik Olai Lunde.

Saludos. Raúl M :carapoker:.



Avatar de Usuario
Tigre
General de Ejercito
General de Ejercito
Mensajes: 8550
Registrado: 23 Dic 2007 02:29
Ubicación: Argentina

Re: Alianza germano-finlandesa en la SGM.

Mensaje por Tigre »

Hola a todos :D; algo más.................................

La guerra elegida de Finlandia. La atribulada Alianza germano-finlandesa en la Segunda Guerra Mundial.

Comienzo turbulento.

Siguió un período de orientación occidental junto con un apoyo entusiasta para la Liga de las Naciones. Incluso el 02 de agosto de 1937, Joseph E. Davies, embajador de los Estados Unidos en la Unión Soviética, informó desde Helsinki que en la política europea Finlandia seguía las señales de Inglaterra porque Inglaterra era el mejor cliente de Finlandia. Los finlandeses estaban consternados por la incapacidad de la Liga de hacer algo para obstaculizar los conflictos que estallaron en la década de 1930 y esto dio lugar a una política de seguridad basada en la neutralidad. A finales de 1935, Finlandia se unió al bloque de neutralidad escandinavo. Este fue un movimiento natural debido a los estrechos lazos históricos, culturales y económicos entre los países escandinavos. Sin embargo, esta asociación resultó inviable ya que estos países no podían ponerse de acuerdo sobre una política común cuando se enfrentaban a una crisis.

Las relaciones entre Finlandia y Alemania se enfriaron en la década de 1930. En Finlandia, como en los otros países escandinavos, el régimen nazi fue severamente criticado. En 1939, Finlandia causó un considerable resentimiento en Alemania al unirse a Suecia y Noruega al rechazar un pacto de no agresión propuesto.

Finlandia firmó un pacto de no agresión con la Unión Soviética en 1932 por invitación de este último, y este pacto se renovó en 1934 por un período de diez años. Las tensiones con la Unión Soviética comenzaron a crecer en 1938 cuando los soviéticos iniciaron discusiones secretas con Finlandia. La razón de la discusión, según el emisario soviético, Boris Yartsev, fue la posibilidad de que, en caso de un conflicto soviético con Alemania, este último pudiera utilizar Finlandia como plataforma de lanzamiento para un ataque contra el flanco derecho soviético. En tal caso, los soviéticos no esperarían a que el atacante avanzara hacia su frontera, sino que atacarían al enemigo en Finlandia. Con esta posibilidad en mente, los soviéticos ahora exigieron el derecho de ayudar a Finlandia.

Las conversaciones confidenciales con Yartsev continuaron durante la primavera y el verano. El 11 de agosto de 1938, los finlandeses presentaron a Yartsev un proyecto de tratado en el que Finlandia declaró formalmente que no permitiría que ninguna potencia extranjera se estableciera en su territorio para un ataque contra la Unión Soviética. Se pidió a los soviéticos que reiteraran su seguridad de que respetarían la integridad territorial de Finlandia. También se pidió a la Unión Soviética que aprobara la remilitarización conjunta finlandesa-sueca de las islas Åland (Ahvenanmaa).

Las Islas Åland, entre Suecia y Finlandia en el norte del Báltico, fueron desmilitarizadas de acuerdo con un tratado internacional en 1921. Sin embargo, hubo un creciente temor de que Alemania o la Unión Soviética se apresuraran a ocuparlas en caso de una guerra europea.

Los gobiernos sueco y finlandés acordaron que Finlandia, con la asistencia sueca, se embarcara en una remilitarización parcial de las islas. Esto fue aprobado por los firmantes del acuerdo de 1921 y por la Liga de las Naciones. La Unión Soviética, a la que también se presentó esta propuesta aunque no había firmado el acuerdo de 1921, retrasó su respuesta e implicó que el permiso se otorgaría solo con la condición de que la Unión Soviética tuviera el mismo estatus que Suecia para defender la neutralidad del islas.

El 18 de agosto de 1938, los soviéticos exigieron una promesa por escrito de que Finlandia repelería un ataque alemán y aceptarían la asistencia armada soviética. También exigieron instalaciones en la isla finlandesa de Suursaari (Gogland) en el Golfo de Finlandia con el propósito de construir una base aérea y naval. A cambio, los soviéticos ofrecieron garantizar la independencia y el territorio de Finlandia y concluir un tratado comercial favorable. El gobierno finlandés rechazó las propuestas.

El ministro de Asuntos Exteriores soviético, Maxim Litvinov, inició nuevas propuestas en marzo de 1939. Pidió a los finlandeses el arrendamiento de cinco pequeñas islas en el Golfo de Finlandia para que la Unión Soviética pudiera defender el paso de Leningrado. Mannerheim, quien ahora era presidente del Consejo de Defensa de Finlandia, aconsejó al gobierno que no rechazara estas nuevas propuestas sin tratar de llegar a un compromiso. El gobierno no hizo caso a su consejo y rechazó la propuesta soviética el 08 de marzo. Litvinov envió un emisario especial, Boris Stein, a Helsinki para discutir el asunto. Ofreció a Finlandia 183 kilómetros cuadrados de tierra en la frontera oriental a cambio de las islas. Mannerheim nuevamente aconsejó encontrarse con Stein a mitad de camino, pero nuevamente el gobierno no estuvo de acuerdo. Las discusiones se interrumpieron el 06 de abril. No fue el fracaso de estas negociaciones lo que cambió radicalmente la situación entre Finlandia y la Unión Soviética en 1939, sino más bien la nueva relación entre Alemania y la Unión Soviética.

Fuente: Finland's War of Choice: The Troubled German-Finnish Coalition in World War II. Henrik Olai Lunde.

Saludos. Raúl M :carapoker:.

Avatar de Usuario
Tigre
General de Ejercito
General de Ejercito
Mensajes: 8550
Registrado: 23 Dic 2007 02:29
Ubicación: Argentina

Re: Alianza germano-finlandesa en la SGM.

Mensaje por Tigre »

Hola a todos :D; algo más.................................

La guerra elegida de Finlandia. La atribulada Alianza germano-finlandesa en la Segunda Guerra Mundial.

El Pacto Ribbentrop-Molotov.

El 23 de agosto de 1939, el Ministro de Asuntos Exteriores alemán, Joachim von Ribbentrop, voló a Moscú, donde él y el Ministro de Asuntos Exteriores soviético, Vyacheslav Molotov, firmaron el ahora famoso pacto de no agresión. Los dos países ya habían concluido un acuerdo económico el 19 de agosto. Según el acuerdo económico, la Unión Soviética proporcionaría productos alimenticios y materias primas a Alemania a cambio de productos terminados. En el pacto de no agresión, ambos países acordaron no tomar medidas agresivas el uno contra el otro si se involucraran en la guerra.

Un protocolo secreto para el pacto de no agresión (su existencia fue negada por los soviéticos hasta 1989) definió las respectivas esferas de influencia de los dos países en el área báltica. Se lee en parte: En el caso de un reordenamiento territorial y político en las áreas pertenecientes a los estados bálticos [Finlandia, Estonia, Letonia y Lituania], el límite norte de Lituania representará el límite de las esferas de influencia de Alemania y la URSS. Esto demuestra que Alemania dejó a Finlandia dentro de la esfera de influencia soviética.

Este pacto de no agresión dio a los soviéticos la zona de amortiguación que deseaban como protección contra un ataque desde el oeste, algo que no habían podido obtener de Francia y Gran Bretaña en negociaciones anteriores ese verano. Durante tres siglos, la creación de una zona de protección había sido, y sigue siendo, un objetivo central de la política de seguridad rusa.

La preocupación de Rusia por su seguridad es comprensible cuando se ve en un contexto histórico. Durante 300 años, Rusia había enfrentado ataques devastadores desde el oeste, comenzando con la invasión sueca en la Gran Guerra Nórdica (1699–1720) y continuando con las invasiones de Napoleón y más tarde Alemania, Austria y Turquía en la Primera Guerra Mundial. Es lamentable que los temores rusos llevaron a la ocupación y la represión de vecinos con fronteras comunes. El pacto de no agresión también aseguró tiempo para que Joseph Stalin pudiera modernizar y aumentar el poderío de las fuerzas militares soviéticas. Estas fuerzas habían sido debilitadas por las purgas anteriores, como pronto se demostró por su desempeño menos estelar en la Guerra de Invierno.

Para Alemania, los pactos (económicos y de no agresión) fueron vistos por Adolf Hitler como un desvío temporal en el camino hacia la destrucción militar definitiva de la Unión Soviética. Quitaron la amenaza inmediata de una guerra de dos frentes. Si los aliados occidentales no podían contar con la cooperación de la Unión Soviética, Hitler especuló que no reaccionarían militarmente a su invasión planificada de Polonia, ya que no había forma de que pudieran influir en el destino de ese país sin la ayuda soviética. Además, los pactos aseguraron para Alemania importantes recursos económicos necesarios para sus industrias de guerra, minimizando así los efectos de cualquier posible bloqueo económico.

La Unión Soviética actuó rápidamente para aprovechar la mano libre dada por los alemanes en la región del Báltico. Cada uno de los estados bálticos, Estonia, Letonia y Lituania, recibió individualmente una invitación para que sus ministros de Asuntos Exteriores vinieran a Moscú a negociar. Estas negociaciones terminaron con los estados bálticos obligados a aceptar las demandas de la Unión Soviética de ceder bases y firmar pactos de ayuda mutua. A partir de entonces, estos países fueron independientes solo de nombre. Finalmente, durante el verano de 1940, fueron absorbidos por la Unión Soviética.

Fuente: Finland's War of Choice: The Troubled German-Finnish Coalition in World War II. Henrik Olai Lunde.

Saludos. Raúl M :carapoker:.

Avatar de Usuario
Tigre
General de Ejercito
General de Ejercito
Mensajes: 8550
Registrado: 23 Dic 2007 02:29
Ubicación: Argentina

Re: Alianza germano-finlandesa en la SGM.

Mensaje por Tigre »

Hola a todos :D; algo más.................................

La guerra elegida de Finlandia. La atribulada Alianza germano-finlandesa en la Segunda Guerra Mundial.

Negociaciones soviético-finlandesas.

El anuncio del pacto entre la Unión Soviética y Alemania no preocupó inicialmente a los finlandeses. Incluso se sintieron más seguros ya que sus dos vecinos poderosos habían llegado a un acuerdo, lo que disminuía la posibilidad de una guerra en el Báltico. Esta opinión se vio reforzada por los anuncios de los funcionarios alemanes. El embajador alemán en Moscú, el conde Friedrich Werner von Schulenburg, anunció el 30 de agosto de 1939 que no se había discutido ninguna esfera de influencia a la que Finlandia pudiera pertenecer en la reunión de Moscú en agosto entre Ribbentrop y Molotov.

Esta declaración totalmente equivocada de los hechos fue posible porque las esferas de influencia se especificaron solo en el protocolo secreto mencionado anteriormente. La Unión Soviética fortaleció significativamente su posición defensiva en el oeste mediante la adquisición de bases aéreas y navales en los estados bálticos. Sin embargo, los líderes soviéticos sintieron que la seguridad de Leningrado se vería amenazada mientras no controlaran completamente las vías de aproximación marítimas y terrestres: los suburbios de Leningrado se encontraban a unos 30 kilómetros de la frontera finlandesa.

El gobierno soviético inició negociaciones con Finlandia el 05 de octubre de 1939, aparentemente esperando que este último país hiciera concesiones similares a las hechas por los estados bálticos. Se sugirió que el ministro de Asuntos Exteriores, Väinö Tanner, o su representante viajaran a Moscú lo antes posible porque los soviéticos deseaban un intercambio de ideas con Finlandia sobre ciertas cuestiones políticas causadas por el estallido de la Segunda Guerra Mundial. Finlandia acordó el 08 de octubre enviar un representante a Moscú. Los finlandeses se alarmaron por la solicitud soviética de iniciar negociaciones. Para evitar sorpresas, varias clases de reservistas fueron llamadas a las filas el 10 de octubre.

El ministro de Asuntos Exteriores finlandés, Väinö Tanner, pidió al embajador alemán en Finlandia, Wipert von Blücher, que lo vea el 06 de octubre. Tanner declaró que no sabía lo que los soviéticos tenían en mente. Señaló que si bien Finlandia estaba dispuesta a hacer compromisos, cualquier demanda que involucrara a las Islas Åland o Viipuri (Vyborg) sería rechazada. El canciller también preguntó cuál sería la posición de Alemania si Finlandia considerara inaceptables las demandas soviéticas.

Blücher envió un informe de la conversación a Berlín. La respuesta del director del Departamento Político del Ministerio de Relaciones Exteriores de Alemania llegó al día siguiente. Declaró que un conflicto entre la Unión Soviética y Finlandia era poco probable, pero que Alemania permanecería neutral en cualquier conflicto de este tipo. Juho Kusti Paasikivi, un ex primer ministro y embajador en la Unión Soviética, fue seleccionado para ir a Moscú. Se le indicó que no se comprometiera con respecto a las bases militares en el territorio finlandés y los ajustes de la frontera en el istmo de Carelia. Por otro lado, era posible el intercambio de ciertas islas en el Golfo de Finlandia por otra compensación territorial.

Suecia ahora se involucró en las maniobras diplomáticas. El embajador sueco en Alemania, Arvid Richert, llamó al Secretario de Estado alemán Ernst von Weizsäcker el 09 de octubre de 1939 para preguntar sobre la posición de Alemania acerca de los problemas actuales en las relaciones entre Finlandia y la Unión Soviética. Weizsäcker respondió que no estaba al tanto de ninguna demanda soviética y que Finlandia no había estado en discusión durante la visita a Moscú del Ministro de Asuntos Exteriores alemán.

Era obvio para los líderes políticos y militares en Finlandia que Alemania no proporcionaría asistencia armada como lo había hecho en 1918, pero continuaron esperando recibir apoyo en sus negociaciones en Moscú. En su informe desde Helsinki el 10 de octubre, Blücher solicitó que la posibilidad de apoyo sea considerada de una forma u otra sin apartarse de su política básica hacia la Unión Soviética. Esta solicitud fue rechazada porque pondría en peligro la relación de Alemania con la Unión Soviética en un momento muy crítico.

Fuente: Finland's War of Choice: The Troubled German-Finnish Coalition in World War II. Henrik Olai Lunde.

Saludos. Raúl M :carapoker:.

Avatar de Usuario
Tigre
General de Ejercito
General de Ejercito
Mensajes: 8550
Registrado: 23 Dic 2007 02:29
Ubicación: Argentina

Re: Alianza germano-finlandesa en la SGM.

Mensaje por Tigre »

Hola a todos :D; algo más.................................

La guerra elegida de Finlandia. La atribulada Alianza germano-finlandesa en la Segunda Guerra Mundial.

Negociaciones soviético-finlandesas.

La pregunta sobre la respuesta de Alemania en caso de que una o todas las naciones escandinavas acudieran en ayuda de Finlandia ante un ataque soviético se hizo cada vez más apremiante a medida que avanzaban las negociaciones en Moscú. Blücher hizo la siguiente pregunta al Ministerio de Relaciones Exteriores de Alemania a solicitud del ministro de Relaciones Exteriores de Finlandia el 10 de octubre: "¿Alemania se abstendrá de interferir a Suecia si Suecia brinda ayuda militar a Finlandia?"

Este y otros documentos son los primeros indicios de que había ansiedad en Alemania sobre la posible intervención escandinava en una guerra entre Finlandia y la Unión Soviética. La respuesta llegó el mismo día y declaró que cualquier promesa de abstenerse de interferencia si Suecia se ponía del lado de Finlandia militarmente se basaría en la condición de que Suecia garantice las entregas continuas de mineral de hierro y se abstenga de dar acceso a Francia y Gran Bretaña al Báltico.

A mediados de octubre, los finlandeses dieron un paso para influir en la opinión pública alemana, ya fuertemente pro-finlandesa, al proponer enviar al popular ex presidente Pehr Evind Svinhufund a Alemania. El canciller alemán ordenó de inmediato a Blücher que tomara las medidas adecuadas para evitar su viaje, ya que pondría en peligro las relaciones ruso-alemanas.

Los soviéticos presentaron sus demandas el 14 de octubre. Incluyeron: (1) un reajuste de la frontera en el istmo de Carelia; (2) un arrendamiento de treinta años del puerto de Hanko con el fin de establecer una base naval; (3) Suursaari y otras islas en el extremo oriental del Golfo de Finlandia; (4) una isla que dominaba la entrada a la Bahía de Viipuri; y (5) la parte finlandesa de la península de Rybachiy, que permitiría a Rusia dominar la vía de aproximación de Pechenga (Petsamo), la salida de Finlandia en el Océano Ártico.

A cambio, el gobierno soviético ofreció entregar unos 5.527 kilómetros cuadrados de territorio en Karelia soviética a lo largo de la frontera oriental de Finlandia, al norte del lago Ladoga.

Los cambios fronterizos propuestos en el istmo de Carelia implicaron el reasentamiento de una considerable población finlandesa, algunas áreas industriales valiosas y las principales obras de defensa de Finlandia. El territorio ofrecido a cambio no compensaba el valor del territorio de Carelia, y Finlandia lo veía como un futuro punto de discordia entre los dos países, ya que el área ofrecida tenía una población rusa relativamente grande.

Los soviéticos insistieron en que sus demandas eran mínimas para la seguridad de Leningrado. Las negociaciones estuvieron en el limbo durante las siguientes dos semanas hasta que los soviéticos los hicieron públicos el 31 de octubre de 1939. Los finlandeses sintieron que el anuncio equivalía a un ultimátum ya que el prestigio de la Unión Soviética como una gran potencia no permitiría la retirada del país con una posición pública declarada.

Las negociaciones se reanudaron el 03 de noviembre de 1939 y se alcanzó un clímax el 04 de noviembre. Los finlandeses presentaron un memorándum en el que se descartaba el arrendamiento de Hanko. Además, Finlandia no acordaría la demolición de fortificaciones en el istmo de Carelia, ya que eran vitales para su seguridad. La delegación finlandesa abandonó Moscú el 13 de noviembre.

Inglaterra, Francia, los países escandinavos y los Estados Unidos presentaron notas a la Unión Soviética expresando sus esperanzas de que los soviéticos no hagan demandas a Finlandia que conduzcan a conflictos. Sin embargo, parece que tanto las potencias occidentales como Alemania creían que la Unión Soviética no recurriría a la guerra.

Cuando Dino Alfieri, el embajador italiano en Alemania, llamó a Weizsäcker el 30 de noviembre para aclarar la posición de Alemania sobre el conflicto que acababa de comenzar entre Finlandia y la Unión Soviética, Weizsäcker dijo que no podía decirle mucho ya que la información que contaba sobre la ruptura de hostilidades y las negociaciones previas entre Finlandia y la Unión Soviética eran escasas.

De este y otros documentos del Ministerio de Relaciones Exteriores alemán, parece que Alemania creía que no se desataría una guerra en el Báltico que involucrara a la Unión Soviética y Finlandia. La vergüenza para Alemania se incrementó por el hecho de que Italia, el aliado más cercano de Alemania, favoreció abiertamente la causa finlandesa. Italia ya había comenzado a apoyar a Finlandia con armas y voluntarios. Sin embargo, la acción alemana en la evacuación de sus ciudadanos de Finlandia de manera voluntaria a fines de noviembre indicó que no fueron tomados por sorpresa por completo cuando estallaron las hostilidades.

Fuente: Finland's War of Choice: The Troubled German-Finnish Coalition in World War II. Henrik Olai Lunde.

Saludos. Raúl M :carapoker:.

Avatar de Usuario
Tigre
General de Ejercito
General de Ejercito
Mensajes: 8550
Registrado: 23 Dic 2007 02:29
Ubicación: Argentina

Re: Alianza germano-finlandesa en la SGM.

Mensaje por Tigre »

Hola a todos :D; algo más.................................

La guerra elegida de Finlandia. La atribulada Alianza germano-finlandesa en la Segunda Guerra Mundial.

La guerra de invierno.

La Unión Soviética atacó a Finlandia el 30 de noviembre de 1939, con la esperanza de una victoria rápida. Sin embargo, el ataque se estancó con los soviéticos sufriendo grandes pérdidas. Después de reagruparse y reunir refuerzos, los soviéticos reanudaron su ofensiva el 1º de febrero de 1940. Duró cuarenta y dos días. El ataque soviético contra el istmo de Carelia fue respaldado por treinta divisiones de infantería reforzadas por fuerte artillería y fuerzas blindadas.

Después de dos semanas de feroces combates que provocaron enormes bajas soviéticas, la línea Mannerheim fue rota el 13 de febrero y el 1º de marzo el flanco derecho finlandés había sido empujado de regreso a la ciudad de Viipuri. La situación para los finlandeses se había vuelto desesperada. Les faltaban suministros y sus tropas estaban agotadas. La esperada y prometida asistencia de Occidente no se había materializado. El número total de voluntarios extranjeros en Finlandia ascendía a solo 11.500 y 8.275 de ellos eran de Escandinavia, principalmente de Suecia. Los voluntarios también incluyeron a 300 hombres en la Legión finlandesa-estadounidense que recibieron su bautismo de fuego en los últimos días de la guerra.

Blücher sugirió a Berlín que, bajo las circunstancias que se habían desarrollado desde el estallido de la guerra soviético-finlandesa, así como la exhibición de la debilidad militar soviética, podría ser posible adoptar un tono completamente diferente hacia Moscú (en comparación con el de agosto y septiembre). Además, señaló que una alineación soviética con las potencias occidentales estaba fuera de discusión ya que este país se había comprometido seriamente en estos países a través de sus acciones en Finlandia.

La política defendida por Blücher en su carta fue exactamente la que el gobierno alemán siguió de manera no oficial en los meses siguientes. Esta actitud no oficial llegó en forma de pistas a través de canales alemanes oficiales y no oficiales de que la Unión Soviética debería llegar a un acuerdo con Finlandia. Las consecuencias de la guerra soviético-finlandesa para Alemania comenzaron a sentirse cada vez más en enero de 1940. Un funcionario de la embajada alemana en la Unión Soviética expuso los inconvenientes el 25 de enero. Hizo hincapié en la disminución del suministro de materias primas de la Unión Soviética a Alemania y el peligro de que el resto de Escandinavia pueda verse envuelto en el conflicto del lado de Gran Bretaña y Francia. Se puso mucho peso en el hecho de que la debilidad inherente del Ejército Rojo había sido revelada en Finlandia.

Los gobiernos francés y británico se ofrecieron a enviar una fuerza expedicionaria si los finlandeses lo solicitaban formalmente y si Noruega y Suecia proporcionaban instalaciones de tránsito. Pero no fue sino hasta el 07 de marzo, una semana antes del final de la guerra, que el General Sir Edmund Ironside, jefe del Estado Mayor Imperial Británico, pudo informar a Finlandia que una fuerza de 57.000 hombres estaba lista y que la primera división de 15.000 hombres podrían estar en el frente finlandés antes de fin de mes.

En realidad, cinco días antes, tanto Suecia como Noruega habían negado el tránsito de tropas en su camino a Finlandia. Sin duda, Finlandia era consciente de esto y, como los demás países escandinavos, albergaba fuertes sospechas de que el objetivo real de los Aliados era apoderarse de los campos de mineral de hierro en el norte de Suecia, de donde Alemania recibió gran parte de su mineral de hierro de alta calidad.

En general, las potencias occidentales acogieron con beneplácito la posibilidad de una continuación de la guerra soviético-finlandesa. Esperaban que, al ayudar a Finlandia, Noruega y Suecia, podrían ser llevadas al bloque antialemán, e incluso si esto no se materializara, el mineral de hierro que Alemania recibía de Suecia podría ser cortado. Una continuación de la guerra interrumpiría la economía soviética y la ayuda económica a Alemania desde la Unión Soviética se vería afectada. Esto, además del posible control británico del Báltico, podría ser desastroso para Alemania.

Fuente: Finland's War of Choice: The Troubled German-Finnish Coalition in World War II. Henrik Olai Lunde.

Saludos. Raúl M :carapoker:.

Avatar de Usuario
Tigre
General de Ejercito
General de Ejercito
Mensajes: 8550
Registrado: 23 Dic 2007 02:29
Ubicación: Argentina

Re: Alianza germano-finlandesa en la SGM.

Mensaje por Tigre »

Hola a todos :D; algo más.................................

La guerra elegida de Finlandia. La atribulada Alianza germano-finlandesa en la Segunda Guerra Mundial.

La guerra de invierno.

Las acciones tomadas por los aliados, por supuesto, eran conocidas por los alemanes y les hicieron aumentar sus esfuerzos indirectos para lograr que la Unión Soviética llegara a un acuerdo con Finlandia. La embajada sueca en Moscú fue el principal canal utilizado por los alemanes. Los funcionarios alemanes en Moscú también presionaron cada vez más la intervención alemana en las negociaciones. Ribbentrop le dijo a Blücher el 13 de febrero que era posible que Alemania pudiera mediar en el conflicto soviético-finlandés en el futuro, pero no dijo cuándo ni cómo.

Blücher sugirió al Ministro de Relaciones Exteriores Tanner en febrero de 1940 que una persona respetada por los soviéticos debería reunirse en secreto con algunos rusos en un tercer país, preferiblemente Alemania, para resolver sus diferencias y llegar a un acuerdo. Esta propuesta fue presentada a Ribbentrop, a quien se le pidió que tanteara la actitud de Moscú. Estas negociaciones nunca se materializaron, aparentemente porque los soviéticos lograron sus primeras victorias militares unos días después.

En un telegrama el 12 de marzo, Schulenburg declaró que parecía que las negociaciones organizadas por Vilhelm Assarsson, el embajador sueco en Moscú, se estancarían debido a las renovadas demandas soviéticas. Pidió permiso para insinuar a Molotov que Alemania daría la bienvenida a una conclusión positiva de las negociaciones. Antes de llegar a un acuerdo entre Finlandia y la Unión Soviética a través de la mediación sueca, los soviéticos intentaron utilizar a Gran Bretaña como intermediario. El embajador soviético en Gran Bretaña, Ivan Maiski, solicitó a Lord Halifax, el secretario de Relaciones Exteriores británico, el 26 de febrero que transmitiera los términos que ya habían sido entregados a Finlandia a través de Suecia, pero que habían sido rechazados porque eran demasiado severos.

Lord Halifax respondió que consideraba que los términos no eran razonables y se negó a transmitirlos. Maiski luego amenazó con que esta actitud británica podría conducir a desarrollos inesperados entre Gran Bretaña y la Unión Soviética. Lord Halifax respondió que era difícil evitar conflictos entre las dos naciones si la Unión Soviética continuaba con su política actual. La declaración de Lord Halifax puede haber convencido a los soviéticos de que tenían que llegar a un acuerdo con Finlandia o correr el riesgo de una guerra con Inglaterra y Francia. A principios de marzo de 1940, los soviéticos aparentemente sintieron que sus recientes éxitos militares les permitían suavizar sus términos sin perder prestigio y evitar así la intervención aliada.

Los soviéticos invitaron a una delegación finlandesa a concurrir a Moscú para discutir los términos del armisticio. La delegación llegó a Moscú el 07 de marzo. Los finlandeses, habiendo comprometido todos sus recursos humanos entrenados y sin esperanzas de ayuda, aceptaron las demandas soviéticas que se incorporaron a la Paz de Moscú el 12 de marzo de 1940. Los términos, aunque duros Sin embargo, no fueron tan graves como algunos esperaban, probablemente porque Stalin quería terminar el conflicto antes de que los Aliados pudieran intervenir. La actitud fría mostrada por Alemania también fue vista por los soviéticos como una señal de advertencia.

Si bien las pérdidas soviéticas en la Guerra de Invierno nunca se han publicado, la mayoría de los observadores creen que murieron más de 200.000 y un número mucho mayor resultó herido. Los finlandeses perdieron 24.923 muertos y 43.557 heridos. Esta fue una pérdida enorme para una nación con una población de solo 3,75 millones de habitantes.

Fuente: Finland's War of Choice: The Troubled German-Finnish Coalition in World War II. Henrik Olai Lunde.

Saludos. Raúl M :carapoker:.

Avatar de Usuario
Tigre
General de Ejercito
General de Ejercito
Mensajes: 8550
Registrado: 23 Dic 2007 02:29
Ubicación: Argentina

Re: Alianza germano-finlandesa en la SGM.

Mensaje por Tigre »

Hola a todos :D; algo más.................................

La guerra elegida de Finlandia. La atribulada Alianza germano-finlandesa en la Segunda Guerra Mundial.

Secuelas de la guerra de invierno.

Las pérdidas territoriales resultantes de la Guerra de Invierno ascendieron a aproximadamente 64.750 kilómetros cuadrados o aproximadamente el 10 por ciento del área total de preguerra de Finlandia, que contenía aproximadamente el 12 por ciento de la población. Se perdieron el istmo de Carelia, incluida la provincia y la ciudad de Viipuri, y un gran territorio al norte del lago Ladoga. La pérdida de recursos y capacidad de fabricación fue devastadora. Las pérdidas en tierras agrícolas, silvicultura y producción forestal fueron casi tan graves.

También se perdieron varias islas en el Golfo de Finlandia, parte de la península de Rybachiy en el extremo norte, y grandes segmentos en el área de Salla-Kuusamo en la parte central del país. Finlandia se vio obligada a arrendar a Hanko y sus alrededores en la entrada del Golfo de Finlandia a los soviéticos por un período de 30 años. Hanko, junto con Viipuri, se habían encargado de aproximadamente una cuarta parte de todas las exportaciones finlandesas.

Finlandia también tuvo que acordar extender el ferrocarril desde Kemijärvi (suroeste de Salla) hasta la nueva frontera en Salla dentro de un año. El área de Pechenga que había sido ocupada por los rusos fue devuelta a Finlandia, probablemente debido a los intereses extranjeros en las minas de níquel.

La guerra dejó a Finlandia con un problema monumental de tener que trasladar a casi toda la población —entre 400.000 y 500.000 personas— de los territorios perdidos a otras partes del país. Si bien estos incluían trabajadores calificados y semi-calificados, una gran parte consistía en agricultores independientes. La operación de reasentamiento, que creó nuevas granjas para los agricultores desplazados, también produjo tensiones internas. Gran parte de la tierra en la que estos refugiados fueron reasentados estaba en el área de habla sueca del país y esto causó algunas situaciones difíciles.

Finalmente, los territorios cedidos representaron un golpe estratégico aplastante cuando "dejaron al país" en palabras de Mannerheim "abiertos al ataque y la base de Hanko fue como una pistola apuntada al corazón del país y sus comunicaciones más importantes".

La frontera en el istmo de Carelia y en el área del lago Ladoga fue empujada hacia atrás y no tenía fortificaciones. La guerra había demostrado que los finlandeses no tenían la fuerza efectiva para defender adecuadamente el área central y norte del país. La adquisición del área de Salla y la demanda de que los finlandeses construyan un ferrocarril desde Kemijärvi a Salla donde se conectaría con una línea que los soviéticos estaban construyendo fue alarmante. Creó una oportunidad para que los soviéticos penetraran rápidamente en la cintura de Finlandia hasta la frontera sueca.

No cabe duda de que las dificultades que encontraron los rusos en la Guerra de Invierno tuvieron un profundo efecto en Hitler y sus asesores. El respeto anterior por el gigante soviético experimentó un cambio radical en algunos círculos alemanes. Esto está bien demostrado por una interesante carta de Blücher a Weizsäcker el 11 de enero. Ilustra como había cambiado la actitud de Alemania con respecto a la fuerza militar soviética, así como al Pacto Ribbentrop-Molotov: "... la experiencia adquirida en Finlandia muestra que Rusia no ha constituido una amenaza para el gran poder, Alemania, y que Alemania ya tenía un flanco seguro en el este y no necesitaba hacer ningún sacrificio por ello".

Hitler y muchos de los militares alemanes subestimaron seriamente al ejército soviético en el período 1940–41 y sus puntos de vista seguramente fueron influenciados por el pobre desempeño de ese ejército en la Guerra de Invierno. "La masa rusa no es rival para un ejército con equipo moderno y liderazgo superior", fue el tono de una opinión del Estado Mayor alemán el 31 de diciembre de 1939. Tales opiniones tuvieron una gran influencia en las decisiones posteriores.

Fuente: Finland's War of Choice: The Troubled German-Finnish Coalition in World War II. Henrik Olai Lunde.

Saludos. Raúl M :carapoker:.

Avatar de Usuario
Tigre
General de Ejercito
General de Ejercito
Mensajes: 8550
Registrado: 23 Dic 2007 02:29
Ubicación: Argentina

Re: Alianza germano-finlandesa en la SGM.

Mensaje por Tigre »

Hola a todos :D; algo más.................................

La guerra elegida de Finlandia. La atribulada Alianza germano-finlandesa en la Segunda Guerra Mundial.

Aislamiento de Finlandia.

La conquista alemana de Noruega y Dinamarca en la primavera de 1940 sirvió para aislar aún más a Finlandia del resto del mundo. La incapacidad de los aliados occidentales para ayudar a Finlandia y su vergonzosa actuación en Noruega erosionó seriamente su posición como potencias militares tanto con el gobierno como con el pueblo finlandés.

La derrota de Francia a manos de Alemania, completó este proceso y dejó a Alemania como la potencia dominante en el continente. No sería probable que los británicos ayudaran en el futuro, ya que esperaban una ayuda de la Unión Soviética a expensas de Finlandia.

El único puerto restante de Finlandia por el que podía llevar a cabo el comercio normal con Occidente se encontraba en Petsamo (Pechenga) y estaba separado del ferrocarril más cercano por más de 300 kilómetros. La importación de suministros de alimentos se hizo muy difícil y una sequía de dos años exacerbó esta situación.

Otro resultado de la conquista alemana de Noruega demostró ser tan importante como el aislamiento virtual de Finlandia del resto del mundo. Este fue el hecho de que a fines del verano de 1940, las tropas alemanas habían llegado a la frontera norte de Finlandia. Esto no ocurrió inmediatamente después de la capitulación de las fuerzas noruegas en el norte del país el 10 de junio de 1940. El estado de las fuerzas de seguridad noruegas a lo largo de la frontera en la parte oriental de la provincia de Finnmark fue parte de las negociaciones que condujeron a la capitulación. El General Otto Ruge, Comandante en Jefe de las fuerzas armadas noruegas, enfatizó la importancia de una presencia militar continua a lo largo de la frontera (a más de 600 kilómetros de las unidades alemanas más cercanas) para asegurar que no hubiera violaciones por parte de potencias extranjeras que explotaran el vacío. Los alemanes aceptaron la sugerencia de Ruge de que las tropas noruegas continúen asegurando la frontera hasta que sean relevadas por las fuerzas alemanas.

Las tropas noruegas en Finnmark fueron relevadas lentamente al llegar las unidades alemanas durante las próximas cinco semanas. La transferencia de responsabilidad y la desmovilización de las fuerzas noruegas se completaron el 17 de julio de 1940.

La situación militar que había cambiado permitió a Alemania presionar tanto a Suecia como a Finlandia. Si los noruegos y los aliados hubieran logrado frustrar la ocupación alemana de Noruega, ese hecho probablemente habría evitado que Finlandia se uniera a Alemania en su ataque a la Unión Soviética.

Fuente: Finland's War of Choice: The Troubled German-Finnish Coalition in World War II. Henrik Olai Lunde.

Saludos. Raúl M :carapoker:.

Avatar de Usuario
Tigre
General de Ejercito
General de Ejercito
Mensajes: 8550
Registrado: 23 Dic 2007 02:29
Ubicación: Argentina

Re: Alianza germano-finlandesa en la SGM.

Mensaje por Tigre »

Hola a todos :D; algo más.................................

La guerra elegida de Finlandia. La atribulada Alianza germano-finlandesa en la Segunda Guerra Mundial.

La decisión de Hitler de resolver la cuestion con la Unión Soviética.

Hemos visto que los soviéticos se aprovecharon de la preocupación de Alemania en el oeste para consolidar rápidamente su esfera de influencia en la región báltica acordada en el pacto de no agresión con Alemania el 23 de agosto de 1939. Sin embargo, la noción de que la decisión de Hitler de atacar a la Unión Soviética tuvo algo que ver con las acciones soviéticas en esta región es engañoso. El ataque de Hitler contra la Unión Soviética tenía raíces profundas en su ideología que se remonta a principios de la década de 1920. Su entrada en una relación más estrecha con la Unión Soviética en 1939 fue un ajuste temporal a su política de largo alcance. El momento de su ataque se basó en consideraciones estratégicas.

Hitler concluyó que la intransigencia de Gran Bretaña se basaba en su esperanza del apoyo soviético y la eventual entrada de Estados Unidos en la guerra. Él vio una invasión a través del Canal como demasiado peligrosa sin tener un patio trasero seguro y creía que los británicos podrían ser más razonables y llegar a un acuerdo si la Unión Soviética pudiera ser eliminada de sus cálculos.

La Unión Soviética continuó entregando los alimentos y las materias primas dispuestas en el acuerdo económico de agosto de 1939, y Stalin podría haber aumentado las entregas si Alemania lo hubiera solicitado. Sin embargo, a Hitler no le gustaba depender de algo fuera de su control y en una larga guerra vio la necesidad de materias primas en una escala mucho mayor que la acordada. Sintió que era importante atacar mientras las fuerzas armadas alemanas estaban en su punto máximo y antes de que sus oponentes tuvieran la oportunidad de fortalecer sus posiciones.

Hitler ya había decidido en julio de 1940 que necesitaba lidiar con la Unión Soviética. Probablemente su decisión estuvo influenciada por el rápido rechazo británico de sus sondeos de paz en su discurso ante el Reichstag el 19 de julio. Hitler pareció perplejo por la intransigencia británica basada en una entrada en el diario del General Franz Halder, Jefe del Alto Mando del Ejército ( Oberkommando des Heeres — OKH) el 13 de julio. Halder escribe que Hitler creía que la negativa británica a negociar debía basarse en su esperanza de una asistencia soviética y señala que estaba de acuerdo con la conclusión de Hitler de que la Unión Soviética tenía que ser eliminada antes de que Gran Bretaña se volviera razonable. Sin embargo, es igualmente probable que Hitler ya haya concluido que los británicos rechazarían un acuerdo negociado y que su desconcierto era falso.

Es con estos hechos en mente que debemos ver el anuncio de Hitler a sus comandantes militares el 21 de julio de 1940 que planeaba atacar a la Unión Soviética. Afirmó que Gran Bretaña estaba incitando a los soviéticos a tomar medidas contra Alemania cortándola de recursos como el petróleo. Anticipó que las fuerzas requeridas para aplastar al ejército soviético podrían reunirse en cuatro a seis semanas.

La decisión de Hitler levantó el espectro de una guerra de dos frentes. El Generalmajor Alfred Jodl, Jefe de Operaciones del Alto Mando de las Fuerzas Armadas (Oberkommando der Wehrmacht — OKW), informó a sus subordinados el 29 de julio de 1940 sobre la intención de atacar a la Unión Soviética. La perspectiva de una guerra de dos frentes condujo a una discusión prolongada. Jodl razonó que un enfrentamiento con la Unión Soviética era inevitable y que era mejor hacerlo mientras el prestigio y el poder militar de Alemania eran tan altos como después de una serie de éxitos militares espectaculares. Es difícil saber si estos eran los propios pensamientos de Jodl o si él era simplemente un transmisor de las opiniones de Hitler.

Hitler, a pesar de sus puntos de vista anteriores de que la guerra de dos frentes en la Primera Guerra Mundial había contribuido a la derrota de Alemania y que una situación similar debería evitarse en el futuro, ahora parecía haber cambiado sus puntos de vista o sobreestimado la impotencia británica. A raíz de la capitulación francesa, se informa que le dijo a sus asesores militares que una campaña contra la Unión Soviética sería un juego de niños. A pesar de las opiniones de Hitler de que las fuerzas requeridas para derrotar a la Unión Soviética podrían reunirse dentro de cuatro a seis semanas, el ejército alemán descartó rápidamente este escenario prometedor como poco práctico.

En una reunión con Jodl el 29 de julio, Hitler estableció el mes de mayo de 1941 como el momento del ataque y esto fue comunicado a los otros líderes militares dos días después. La decisión de atacar a la Unión Soviética no se tradujo en una directiva hasta el 18 de diciembre de 1940. Sin embargo, la guerra no era inevitable y Hitler había reconocido el 21 de julio que los soviéticos no querían una guerra con Alemania. Este sentimiento fue aún más fuerte entre algunos de los principales comandantes militares. A partir del 30 de julio, el Comandante en Jefe del Ejército, el Mariscal de Campo Werner von Brauchitsch, y el Jefe del Estado Mayor, General Franz Halder, favorecieron permanecer en términos amistosos con la Unión Soviética. Estos dos oficiales superiores preferían concentrarse en atacar a los británicos en el Mediterráneo y en Gibraltar.

A pesar de estos puntos de vista, el ejército alemán no se opuso abiertamente a la decisión de Hitler anunciada al día siguiente. De hecho, el Estado Mayor comenzó a preparar estudios de viabilidad para una guerra contra la Unión Soviética varias semanas antes.

Fuente: Finland's War of Choice: The Troubled German-Finnish Coalition in World War II. Henrik Olai Lunde.

Saludos. Raúl M :carapoker:.

Avatar de Usuario
Tigre
General de Ejercito
General de Ejercito
Mensajes: 8550
Registrado: 23 Dic 2007 02:29
Ubicación: Argentina

Re: Alianza germano-finlandesa en la SGM.

Mensaje por Tigre »

Hola a todos :D; algo más.................................

La guerra elegida de Finlandia. La atribulada Alianza germano-finlandesa en la Segunda Guerra Mundial.

Del flirteo a la coalición. Aproximaciones cuidadosas.

Leonard Lundin escribe que el período entre la Guerra de Invierno y la participación de Finlandia del lado de Alemania en su guerra contra la Unión Soviética en 1941 presenta preguntas difíciles para los historiadores. La más importante de ellas para nuestros propósitos fue la responsabilidad de los líderes políticos y militares finlandeses por la desafortunada participación de Finlandia en la Segunda Guerra Mundial.

A pesar de la falta de apoyo de Alemania en la Guerra de Invierno, hubo un cambio rápido tanto en la política gubernamental finlandesa como en la opinión pública a favor de Alemania poco después. La razón principal fue el aislamiento de Finlandia del mundo tras las victorias de Alemania en Escandinavia y Occidente. Para los finlandeses, Alemania parecía una estrella en ascenso y el único país que podía ofrecer a Finlandia cierta protección contra la Unión Soviética. En junio de 1940, cuando Alemania estaba ocupada en el oeste, la Unión Soviética se dedicó a ocupar los estados bálticos. Simultáneamente, los soviéticos comenzaron a ejercer una presión renovada sobre los finlandeses. La presión tomó la forma de varias demandas:

1. Devolver todas las propiedades removidas de Hanko.
2. Operación soviética o conjunta de las minas de níquel en Kolosjoki.
3. Desmilitarización de las islas Åland.
4. Derecho a enviar trenes a través del territorio finlandés a Hanko.

Los finlandeses aceptaron las demandas 1 y 3, mientras que las otras fueron sometidos a negociación. A finales de julio, los soviéticos acusaron a los finlandeses de tratar de reprimir las actividades de los partidarios soviéticos en el país. Para los finlandeses, estas actividades soviéticas eran ominosas y podían indicar que se estaban gestando movimientos militares contra el país. La inteligencia alemana compartió esta opinión y concluyó que la Unión Soviética podría comenzar operaciones militares contra Finlandia a mediados de agosto. Los círculos conservadores en Finlandia habían abogado por una cooperación más estrecha con Alemania e instaron al gobierno en esa dirección, ya que los aliados occidentales iban a ser derrotados en Francia y los soviéticos que ocupaban los estados bálticos habían comenzado a ejercer presión sobre Finlandia.

El gobierno finlandés necesitaba poca persuasión y su Ministro de Asuntos Exteriores, Rolf Witting, le dijo al embajador alemán en Helsinki, Wipert von Blücher, el 04 de julio de 1940 que todos los esfuerzos estaban dirigidos a tener un gobierno orientado hacia Alemania. También le dijo a Blücher que la opinión pública finlandesa creía que el país podría reconquistar sus territorios perdidos en el futuro cercano con la ayuda de Alemania. Un mes después, Witting le dijo a Blücher que deseaba viajar a Alemania y encontrarse con Hitler.

Blücher le dijo al canciller finlandés que sería objetable tener un gobierno finlandés que favoreciera abiertamente a Alemania. Sugirió que un gobierno que continuara una postura neutral pero que cooperara secretamente con Alemania sería más aceptable. Esta declaración fue demasiado fuerte para el gobierno alemán. Blücher fue amonestado por sus superiores y le dijeron que se abstuviera de expresiones que pudieran generar falsas esperanzas entre los finlandeses. Sin embargo, los alemanes pronto comenzaron a mostrar signos de reciprocidad con la amistad expresada por los finlandeses. Si bien esto sin duda estuvo vinculado a la decisión de Hitler de atacar a la Unión Soviética, comenzó antes de la conferencia del 31 de julio de 1940 en la que Hitler anunció su decisión.

Otro factor que influyó en el cambio de actitud de Alemania fue la concesión de minas de níquel que formaban parte de las demandas soviéticas sobre Finlandia. I. G. Farben, la empresa industrial alemana, había contratado la entrega del 60 por ciento de la producción de mineral de níquel en julio de 1940. El níquel acabado era de considerable importancia para la industria de guerra alemana, al igual que el suministro de mineral de hierro sueco. La disponibilidad de estas materias primas fue un factor importante en la toma de decisiones de Hitler.

La creencia alemana de que la Unión Soviética podría atacar a Finlandia en agosto de 1940 hizo que Hitler reforzara el norte de Noruega con unidades de los tres servicios. El Cuerpo de Montaña de Noruega, formado en junio de 1940, consistía en las 2. y 3. Divisiones de Montaña bajo el mando del General der Gebirgstruppe Eduard Dietl. La 2. División de Montaña, ubicada en el área de Trondheim en agosto de 1940, fue enviada al área de Kirkenes en el extremo norte. Dietl recibió instrucciones de preparar planes para una rápida ocupación de Pechenga y las minas de níquel en Kolosjoki en caso de un ataque soviético contra Finlandia. La operación planificada se llamaba Renntier (Reno).

Los soviéticos estaban muy conscientes del giro en la política exterior finlandesa hacia Alemania. El embajador soviético en Finlandia, Ivan Zotov, advirtió a Moscú de esta nueva tendencia y opinó que los finlandeses, comprometidos febrilmente en la construcción de fortificaciones, podrían invitar a los alemanes a su país.

Fuente: Finland's War of Choice: The Troubled German-Finnish Coalition in World War II. Henrik Olai Lunde.

Saludos. Raúl M :carapoker:.

Avatar de Usuario
Tigre
General de Ejercito
General de Ejercito
Mensajes: 8550
Registrado: 23 Dic 2007 02:29
Ubicación: Argentina

Re: Alianza germano-finlandesa en la SGM.

Mensaje por Tigre »

Hola a todos :D; algo más.................................

La guerra elegida de Finlandia. La atribulada Alianza germano-finlandesa en la Segunda Guerra Mundial.

Del flirteo a la coalición. Los acuerdos de tránsito.

Un Oberstleutnant (teniente coronel) alemán, Joseph Veltjens, apareció en Helsinki el 18 de agosto. Llegó ostensiblemente como representante personal de Hermann Göring ante el mariscal Mannerheim. La tarea de Veltjens era buscar la aprobación de Mannerheim acerca de una propuesta alemana para el tránsito de suministros a las fuerzas alemanas en el norte de Noruega y para el tránsito de soldados alemanes que estaban enfermos o en licencia. Göring era el director del Plan económico alemán de cuatro años y una de las tareas de Veltjens era reafirmar la opción de las concesiones de minas de níquel en Pechenga.

Por su parte, los alemanes propusieron proporcionar a Finlandia equipos y suministros militares. Según Mannerheim, le dijo a Veltjens que no estaba autorizado a celebrar ningún acuerdo de esta naturaleza y sugirió que la persona adecuada era el ministro de Asuntos Exteriores finlandés. Veltjens respondió que solo estaba autorizado para tratar con el mariscal y que estaba expresamente prohibido discutir las preguntas con el gobierno o los políticos. Mannerheim planteó el problema al Presidente Ryti.

No sabemos qué recomendación hizo Mannerheim, pero había expresado su interés a Veltjens en obtener material para las fuerzas armadas. Se le dijo a Mannerheim que respondiera afirmativamente a Veltjens y, por lo tanto, parece que la responsabilidad final de esta acción recae en Ryti. Los líderes civiles finlandeses que luego alegaron ignorancia de este tema extremadamente importante para el futuro de Finlandia son menos que sinceros.

El embajador alemán en Finlandia se sorprendió mucho cuando Veltjens le dijo que Hitler había hecho este cambio decisivo de política y "que él [Veltjens] había venido a explicar a los finlandeses que todas sus necesidades de armamento serían satisfechas".

Blücher envió a su agregado militar, el Oberst (luego Generalmajor) Horst Rössing, a Berlín para verificar la información dada por Veltjens. El Oberst Rössing llamó al embajador de Alemania y declaró: "Las cosas que se informaron el día de mi partida se confirman con una desviación menor".

El General Rudolf Walden, el Ministro de Defensa finlandés, también envió oficiales a Berlín para aclarar la posición alemana. Continuaron las negociaciones en Helsinki y se alcanzó un acuerdo militar informal secreto a principios de septiembre de 1940. Se preveía el tránsito del personal y el equipo de la Luftwaffe a través de Finlandia a Kirkenes en Noruega. Las notas sobre el tema fueron intercambiadas entre los dos gobiernos dos meses después.

Fuente: Finland's War of Choice: The Troubled German-Finnish Coalition in World War II. Henrik Olai Lunde.

Saludos. Raúl M :carapoker:.

Avatar de Usuario
Tigre
General de Ejercito
General de Ejercito
Mensajes: 8550
Registrado: 23 Dic 2007 02:29
Ubicación: Argentina

Re: Alianza germano-finlandesa en la SGM.

Mensaje por Tigre »

Hola a todos :D; algo más.................................

La guerra elegida de Finlandia. La atribulada Alianza germano-finlandesa en la Segunda Guerra Mundial.

Del flirteo a la coalición. Los acuerdos de tránsito.

El propósito declarado de estos acuerdos sonaba lo suficientemente inocente, pero tenemos derecho a preguntar por qué Alemania consideró necesario hacer este acuerdo con Finlandia. Suecia había permitido el tránsito de suministros y personal alemanes desde abril de 1940 y la continuación de ese tránsito no habría despertado la ira de los soviéticos. Los propósitos no declarados se hacen evidentes en los escritos de Blücher sobre lo que los acuerdos de tránsito realmente involucraron:

Durante estas semanas [abril y primera quincena de mayo de 1941], el ejército alemán en Finlandia estuvo muy activo. Los transportes militares alemanes llegaron en números crecientes. Se construyeron líneas de comunicación en todo el país, se establecieron depósitos de alimentos y municiones, y se mejoraron las carreteras y puentes de oeste a este. No fue posible ocultar estas acciones y se convirtieron en tema de discusión entre el pueblo finlandés. Fue visto generalmente en el marco de una guerra germano-rusa.

Si bien Hjalmar J. Procopé observa que sigue siendo un misterio que los oficiales militares apoyaron la decisión de dejar que los alemanes ingresen al país, creo que podemos sacar algunas conclusiones bastante lógicas después de revisar los diversos contactos conocidos entre los militares en los dos países. La observación de Procope de que las instituciones democráticas en Finlandia no funcionaban como deberían no es precisa.

El presidente / primer ministro y probablemente otros miembros del gabinete estuvieron involucrados. Según el hecho de que envió inmediatamente un equipo a Alemania, sabemos que el ministro de defensa fue informado. Hubiera sido inconcebible mantener al Ministro de Asuntos Exteriores Witting en la oscuridad.

La implementación de algunas partes del acuerdo que no pertenecían al movimiento del personal militar ya había comenzado mientras se llevaban a cabo las negociaciones y esto indica que la visita de Veltjens puede no haber sido una gran sorpresa. Ya hemos notado que I. G. Farben obtuvo una concesión para el mineral de níquel a fines de julio y los envíos de equipos y suministros militares para las fuerzas armadas finlandesas comenzaron en agosto.

Todo esto debe verse en relación con la posición en la que Finlandia se encontró después de la Guerra de Invierno y particularmente después de las victorias alemanas en Noruega y el oeste. El país estaba aislado y amenazado por su poderoso vecino y no se podía esperar ayuda de las democracias occidentales. Para los finlandeses, los acuerdos de tránsito y la entrega de armas y suministros para sus fuerzas armadas esencialmente rompieron el aislamiento en el que se habían encontrado. Estos acuerdos pueden haber frenado los planes soviéticos. El Mariscal Mannerheim escribe que Finlandia habría sido víctima de la Unión Soviética a fines de 1940 si no hubiera sido por los acuerdos alcanzados con Alemania.

Sin embargo, fue una apuesta de alto riesgo para los finlandeses invitar a las fuerzas alemanas a su país, vinculando irrevocablemente su futuro al de Alemania. Las relaciones más cercanas con Alemania también dañaron sus relaciones con Gran Bretaña y los Estados Unidos. La mejora en las relaciones desde el lado alemán también debe verse en relación con los acontecimientos del verano de 1940. Estos incluyeron los movimientos soviéticos en los Estados bálticos y sus demandas sobre Finlandia, particularmente en relación con las materias primas en el extremo norte. Finalmente, la decisión de Hitler a fines de julio de 1940 de lanzar un ataque contra la Unión Soviética dio el ímpetu final y la urgencia para mejorar las relaciones con Finlandia. Los informes del agregado militar alemán en Helsinki elogiaron a las fuerzas armadas finlandesas.

Fuente: Finland's War of Choice: The Troubled German-Finnish Coalition in World War II. Henrik Olai Lunde.

Saludos. Raúl M :carapoker:.

Feliz Navidad - Feliz Natal - Frohe Weihnachten - Joyeux Noël - Merry Christmas - Wesołych Świąt!. :dpm:

Avatar de Usuario
Tigre
General de Ejercito
General de Ejercito
Mensajes: 8550
Registrado: 23 Dic 2007 02:29
Ubicación: Argentina

Re: Alianza germano-finlandesa en la SGM.

Mensaje por Tigre »

Hola a todos :D; algo más.................................

La guerra elegida de Finlandia. La atribulada Alianza germano-finlandesa en la Segunda Guerra Mundial.

Del flirteo a la coalición. Reacciones soviéticas a los acuerdos de tránsito.

Había muchos espías en Finlandia, y los alemanes se dieron cuenta de que tenían que informar a los soviéticos sobre algunos de los arreglos que habían hecho con los finlandeses. A Schulenburg, el embajador alemán en Moscú, se le dijo que hablara del asunto con los soviéticos de manera informal, pero no antes de la tarde del 21 de septiembre. Los finlandeses también fueron informados sobre las explicaciones alemanas a los soviéticos a través del embajador Blücher en un mensaje separado.

La explicación que se les dio a los soviéticos se centró en los refuerzos antiaéreos (un batallón) para el norte de Noruega para contrarrestar los ataques aéreos británicos. Schulenburg recibió instrucciones de decirles a los soviéticos lo siguiente:

La investigación de las facilidades de transporte reveló que para este propósito la ruta por Finlandia presentaría la menor dificultad. Esta batería antiaérea presumiblemente será desembarcada cerca de Haparanda el 22 de septiembre y transportada a Noruega, en parte por ferrocarril y el resto por carretera. El Gobierno finlandés, apreciando las circunstancias especiales, ha dado lugar a la solicitud alemana de permitir que este transporte tenga lugar.

Parece que Schulenburg viajó a Berlín el 21 de septiembre sin cumplir sus instrucciones. En ausencia de Schulenburg, el ministro de Asuntos Exteriores soviético le preguntó al encargado alemán Werner von Tippelskirch acerca de informes, incluso en la prensa finlandesa, sobre el desembarco de tropas alemanas en varios puertos finlandeses. Molotov solicitó una copia del acuerdo alemán-finlandés, incluidos los protocolos secretos. El encargado, que puede no haber tenido conocimiento de las instrucciones de Schulenburg, respondió que comunicaría la solicitud de Molotov al gobierno alemán. Ribbentrop retrasó su respuesta hasta el 02 de octubre.

Dio instrucciones a la Embajada en Moscú para informar a los soviéticos que el acuerdo alemán-finlandés involucraba un asunto puramente técnico sin implicaciones políticas, similar al alcanzado con Suecia sobre el transporte a través de territorio sueco a Oslo, Trondheim y Narvik. El que tenía Finlandia involucraba solo el área de Kirkenes, que se podía llegar mejor a través del territorio finlandés. Debido a la naturaleza técnica del acuerdo, los alemanes no vieron la necesidad de notificar a los soviéticos. El acuerdo fue el resultado de un intercambio de notas entre los finlandeses y los alemanes, y la embajada recibió instrucciones de entregar a los soviéticos, en forma de memorando, textualmente los cuatro puntos del acuerdo. Estos cuatro puntos se detallan en el mensaje de Ribbentrop.

Si bien los soviéticos solicitaron información adicional y más detallada (número de tropas involucradas, si se trataba de una sola operación o una serie, y si el destino solo involucraba a Kirkenes), no insistieron en el asunto. Sin embargo, sus sospechas persistieron y era solo cuestión de tiempo antes de que apareciera en los niveles más altos.

Fuente: Finland's War of Choice: The Troubled German-Finnish Coalition in World War II. Henrik Olai Lunde.

Saludos. Raúl M :carapoker:.

Feliz Año Nuevo - Happy New Year - feliz Ano Novo - gluckliches Neues Jahr - Bonne Année - Felice Anno Nuovo - Szczęśliwego nowego roku!! gc96gc

Avatar de Usuario
Tigre
General de Ejercito
General de Ejercito
Mensajes: 8550
Registrado: 23 Dic 2007 02:29
Ubicación: Argentina

Re: Alianza germano-finlandesa en la SGM.

Mensaje por Tigre »

Hola a todos :D; algo más.................................

La guerra elegida de Finlandia. La atribulada Alianza germano-finlandesa en la Segunda Guerra Mundial.

Del flirteo a la coalición. La visita de Molotov a Berlín.

El ministro de Asuntos Exteriores soviético, Molotov, realizó su visita a Berlín, muy comentada, a mediados de noviembre de 1940. Las discusiones fueron muy bien detalladas por los participantes y en documentos.

Molotov fue un sobreviviente de las muchas purgas en la Unión Soviética y los alemanes lo encontraron como el negociador más duro que habían encontrado. Era conocido por su enfoque sin sentido y su inquebrantable preferencia por la franqueza y los detalles explícitos que a veces sorprendían y consternaban a las personas con las que negociaba. Estaban acostumbrados a la cortesía, la sutileza y la vaguedad, cualidades que faltaban por completo en el léxico de Molotov. Hitler nunca se había enfrentado a un visitante extranjero como Molotov, quien hizo caso omiso de las amplias generalidades de Hitler y exigió respuestas detalladas a preguntas muy específicas.

Lo primero y más importante en su agenda era Finlandia y lo que Alemania estaba haciendo en ese país. El enfoque directo, detallado e intransigente de su visitante aparentemente sorprendió a Hitler y la reunión se aplazó al día siguiente cuando se prometieron respuestas completas a las preguntas de Molotov.

El negociador soviético fue igualmente persistente cuando se reanudó la reunión. Una vez más, el enfoque de Molotov estaba en Finlandia y él y Hitler, en palabras de William Shirer, "pronto se vieron involucrados en una disputa amarga y cáustica".

Molotov fue directo al grano sobre el tema de Finlandia, que había planteado el día anterior. Señaló que Finlandia era la única área donde el pacto soviético-alemán no se había cumplido y preguntó si el acuerdo entre los dos países con respecto a Finlandia todavía era válido. Molotov insistió en que la presencia de tropas alemanas en Finlandia era inaceptable, al igual que las agitaciones políticas finlandesas contra la Unión Soviética. Fue muy directo al clasificar las visitas de destacados finlandeses a Alemania como parte de la agitación que los soviéticos querían poner fin.

Hitler rechazó cualquier interés en Finlandia, excepto la entrega ininterrumpida de níquel y madera. Le dijo a Molotov que el tránsito de tropas terminaría en muy poco tiempo. Hizo hincapié en la importancia de evitar una guerra en el Báltico que podría tensar las relaciones germano-soviéticas, ya que podría conducir a la intervención británica y sueca. Calificó todo el tema finlandés como teórico ya que Alemania había acordado en 1939 que el país pertenecía a la esfera de influencia soviética.

La declaración de Hitler debe haber sonado algo ingenua a su visitante ya que el tema de Finlandia era todo menos teórico para los soviéticos. Además, Suecia, que estaba básicamente rodeada por las fuerzas alemanas, no mostraba signos de alterar su política de neutralidad, y los alemanes afirmaban que la guerra en Occidente se había ganado, excepto por la negativa de los británicos a reconocer ese hecho. Molotov declaró que estaba perplejo acerca de quién comenzaría una guerra en el Báltico ya que no había peligro de conflicto si Alemania se adhería a la posición que había tomado el año anterior. Molotov quería la aquiescencia alemana a una solución soviética, sin guerra, del tema finlandés de acuerdo con el tratado soviético-alemán. Cuando Hitler le preguntó qué significaba esto, Molotov declaró sin rodeos que querían un acuerdo similar al de Besarabia, la ocupación, y le preguntó a Hitler su opinión, aparentemente en un esfuerzo por suavizar esta declaración extremadamente contundente. Hitler evitó una respuesta directa y solo repitió su declaración anterior de que no debía haber guerra en el Báltico.

Fuente: Finland's War of Choice: The Troubled German-Finnish Coalition in World War II. Henrik Olai Lunde.

Saludos. Raúl M :carapoker:.

Avatar de Usuario
Tigre
General de Ejercito
General de Ejercito
Mensajes: 8550
Registrado: 23 Dic 2007 02:29
Ubicación: Argentina

Re: Alianza germano-finlandesa en la SGM.

Mensaje por Tigre »

Hola a todos :D; algo más.................................

La guerra elegida de Finlandia. La atribulada Alianza germano-finlandesa en la Segunda Guerra Mundial.

Del flirteo a la coalición. La visita de Molotov a Berlín.

Las conversaciones entre Hitler y Molotov se volvieron muy acaloradas y Ribbentrop intentó alterar el tema tratando de atraer a los soviéticos con una participación en la ruptura del Imperio Británico. Molotov no mordió el anzuelo y volvió la conversación a Europa. Los soviéticos estaban más interesados ​​en el norte y el sur de Europa que en alguna promesa ilusoria de posibles salidas al mar en la India. Al parecer, Hitler se cansó y se cansó de negociar con el Ministro de Asuntos Exteriores soviético y la sesión terminó temprano.

Esa noche los soviéticos organizaron una fiesta para los alemanes en su embajada, pero Hitler no asistió. La fiesta fue interrumpida por un bombardeo británico y todos corrieron a los refugios antiaéreos más cercanos. Churchill afirma que la incursión fue programada para la ocasión: "Habíamos oído hablar de la conferencia de antemano y, aunque no nos invitaron a participar en las discusiones, no quisimos quedar completamente fuera del proceso".

Ribbentrop y Molotov compartieron el mismo refugio antiaéreo y Ribbentrop le presentó a Molotov un borrador de tratado, que convertiría a la Unión Soviética en miembro del Pacto Tripartito entre Alemania, Italia y Japón. Propuso que se hiciera pública la extensión del pacto, menos los protocolos secretos. El protocolo secreto enunciaba esferas de influencia y para la Unión Soviética se mencionaba vagamente como territorios al sur de ese país hacia el Océano Índico. Esto no satisfizo a Molotov, que presionó por una expansión en la parte sur de Europa del Este hacia el Mediterráneo y las salidas de los mares Negro y Báltico mediante acuerdos firmes que garantizarían la seguridad de su país. Planteó toda una serie de preguntas y problemas que Ribbentrop no estaba preparado para responder. Ribbentrop, por lo tanto, trató de dirigir la conversación hacia la división del Imperio Británico desde que ese país fue derrotado. Esto supuestamente resultó en una respuesta cáustica de Molotov: "Si es así, ¿por qué estamos en este refugio y de quién son las bombas que caen?"

Molotov llevó el tratado propuesto a Moscú y prometió una respuesta. No hay razón para creer que la Unión Soviética hubiera rechazado unirse al Pacto Tripartito si se cumplieran las condiciones de membresía establecidas en su respuesta del 26 de noviembre. Sin embargo, estas demandas fueron tan amplias que los soviéticos deben haber sabido que Alemania y los otros miembros de la triple alianza no las aceptarían. Entre estas condiciones estaba la demanda de la retirada inmediata de las tropas alemanas de Finlandia. Los soviéticos, a su vez, garantizarían relaciones pacíficas con Finlandia y garantizarían la protección de los intereses económicos alemanes en ese país.

La visita de Molotov a Berlín y las demandas soviéticas para unirse a la triple alianza supusieron el principio del fin de cualquier colaboración significativa entre Alemania y la Unión Soviética. La idea de que la Unión Soviética se uniera al Pacto Tripartito murió de manera natural. En los meses que siguieron, Alemania evitó responder a los soviéticos. Ribbentrop le dijo al ministro de Relaciones Exteriores japonés en marzo de 1941 que Alemania no intentaría incorporar a la Unión Soviética a la alianza en este momento ya que los soviéticos habían establecido condiciones inaceptables, particularmente con respecto a Finlandia y Turquía.

Un Hitler aparentemente enojado y resentido procedió a acelerar la planificación del ataque contra la Unión Soviética y la directiva para esa operación (Barbarroja) se emitió el 18 de diciembre. Los soviéticos salieron de la conferencia con la clara sensación de que habían sido advertidos por los alemanes que se mantuvieran fuera de Finlandia y ellos escucharon esta advertencia.

Imagen
Berlín Cancillería del Reich. En la foto de izquierda a derecha Vyacheslav Molotov, Gustav Hilger, Adolf Hitler...............................
https://www.catawiki.com/l/20645189-spe ... h-birthday

Fuente: Finland's War of Choice: The Troubled German-Finnish Coalition in World War II. Henrik Olai Lunde.

Saludos. Raúl M :carapoker:.

Avatar de Usuario
Tigre
General de Ejercito
General de Ejercito
Mensajes: 8550
Registrado: 23 Dic 2007 02:29
Ubicación: Argentina

Re: Alianza germano-finlandesa en la SGM.

Mensaje por Tigre »

Hola a todos :D; algo más.................................

La guerra elegida de Finlandia. La atribulada Alianza germano-finlandesa en la Segunda Guerra Mundial.

Del flirteo a la coalición. Reacciones finlandesas a la visita de Molotov a Berlín.

La visita de Molotov a Berlín despertó la ansiedad de los finlandeses. Consideraron posible que los alemanes y los soviéticos hubieran acordado otra división de esferas en Europa del Este y que su propio futuro pudiera haber sido parte de tal acuerdo. Las preocupaciones de Finlandia se exacerbaron cuando consideraron la decisión alemana de optar por no participar en las negociaciones sobre las concesiones mineras de níquel en octubre en el contexto de lo que pudo haber sucedido en Berlín el mes siguiente.

Los alemanes eran conscientes de la inquietud finlandesa y Veltjens fue enviado a otra misión a Helsinki para tranquilizarlos. Llegó a la capital finlandesa el 23 de noviembre y recibió instrucciones de que los finlandeses conocieran tres puntos principales. El embajador alemán en Finlandia hizo una representación similar unos días después:

1. Que nada había sucedido en las recientes conversaciones germano-soviéticas que hiciera necesario que Finlandia adoptara una actitud flexible en sus negociaciones con los soviéticos.

2. Que Alemania había optado por no participar en las conversaciones sobre concesiones mineras, ya que la cuestión de otorgar concesiones se consideraba una decisión puramente finlandesa y que Alemania entendería si Finlandia decidiera quedarse con las concesiones.

3. Que los soviéticos eran plenamente conscientes de que Alemania consideraba que cualquier complicación en el norte era indeseable y que tendrían esto en cuenta al tratar con los finlandeses.

El siguiente punto conflictivo en las relaciones entre Finlandia y la Unión Soviética fue la elección presidencial en Finlandia en diciembre de 1940. Los finlandeses querían elegir a un individuo totalmente aceptable para los alemanes y Ribbentrop apoyó a Toivo Mikael Kivimäki, el embajador finlandés en Alemania. Los alemanes cambiaron de opinión después de que los soviéticos informaron a los finlandeses que la elección de varios individuos, incluido Kivimäki, no sería lo mejor para las relaciones soviético-finlandesas. Los alemanes decidieron apoyar a Risto Ryti, que no estaba entre los que objetaron los soviéticos. Ryti fue elegido.

Los soviéticos renovaron sus demandas de concesiones mineras en enero de 1941. Los soviéticos amenazaron con "poner orden en la situación mediante la aplicación de ciertos medios" a menos que los finlandeses llegaran a un acuerdo rápido.

En lugar de intervenir directamente, los alemanes lograron nublar los problemas al exigir varias garantías con respecto a la entrega de mineral. Mientras los soviéticos interrumpieron las negociaciones y detuvieron las exportaciones a Finlandia, evitaron una brecha abierta con Alemania. Los soviéticos acordaron proporcionar a Alemania sus suministros de níquel, pero Hitler creía que solo cumplirían sus promesas mientras les conviniera. En una reunión con Mussolini el 18 y 20 de enero, Hitler declaró que habría ido más allá para apoyar a los finlandeses y que no podía permitir una mayor invasión soviética en Finlandia.

Imagen
Toivo Mikael Kivimäki (05 de junio de 1886​ - 06 de mayo de 1968) fue un político y catedrático finlandés. Kivimäki fue primer ministro de Finlandia de 1932 a 1936. Antes había sido ministro de interior y de justicia. Fue candidato presidencial en las elecciones de 1940 y su candidatura fue objetada por los soviéticos.......................................
https://es.wikipedia.org/wiki/Toivo_Mik ... im%C3%A4ki

Fuente: Finland's War of Choice: The Troubled German-Finnish Coalition in World War II. Henrik Olai Lunde.

Saludos. Raúl M :carapoker:.

Avatar de Usuario
Tigre
General de Ejercito
General de Ejercito
Mensajes: 8550
Registrado: 23 Dic 2007 02:29
Ubicación: Argentina

Re: Alianza germano-finlandesa en la SGM.

Mensaje por Tigre »

Hola a todos :D; algo más.................................

La guerra elegida de Finlandia. La atribulada Alianza germano-finlandesa en la Segunda Guerra Mundial.

Del flirteo a la coalición. Interacciones militares tempranas.

La imagen que se obtiene al leer los relatos de Mannerheim, Ryti y otros altos funcionarios civiles y militares finlandeses es que el gobierno finlandés y sus autoridades militares se negaron constantemente a hacer promesas o celebrar acuerdos con Alemania sobre una guerra entre Alemania y la Unión Soviética. Esto es generalmente cierto con respecto al lado visible y formal de la relación entre Finlandia y Alemania. Sin embargo, hay pruebas contundentes de que este lado formal no representaba la verdadera situación. No solo hubo muchas reuniones entre los militares de los dos países, sino que algunos eventos y movimientos de las fuerzas militares en Finlandia requirieron una preparación considerable, lo que se traduce en una pronta aceptación de Finlandia. Es al examinar estos eventos que obtenemos una comprensión más completa de la relación especial que existió entre las dos organizaciones militares.

Es imposible saber cuándo comenzó la relación especial entre los dos mandos militares. En gran medida, puede haber existido desde la Primera Guerra Mundial. Este sentimiento de camaradería fue fuertemente reforzado por la comprensión de los líderes militares finlandeses de que solo Alemania podía ofrecerles protección real contra la Unión Soviética. También hubo una considerable decepción, incluso amargura, hacia las potencias occidentales por no acudir en su ayuda durante la Guerra de Invierno. Después de las elecciones presidenciales de diciembre de 1940, la política exterior finlandesa fue controlada por lo que Olli Vehviläinen describe como un "Círculo Interno" en el que Mannerheim y Ryti fueron las principales figuras.

Sin importar cuando empezó la relación especial, ésta comenzó a solidificarse cuando Veltjens hizo su visita a Helsinki en agosto de 1940. Los arreglos de tránsito que se resolvieron sirvieron a ambas partes. Finlandia se sintió más segura de su vecino oriental ya que Alemania ahora tenía una participación en el bienestar de Finlandia. Numerosas declaraciones de políticos y funcionarios públicos finlandeses demuestran este nuevo sentimiento de seguridad. Por ejemplo, en una recepción de Año Nuevo en Berlín, el embajador finlandés le dijo al secretario de Estado alemán que creía que Finlandia no estaría sola en un futuro conflicto con la Unión Soviética. También hubo un intento en febrero, a través del sistema de agregado militar, de obtener el apoyo diplomático alemán directo, ya que parecía haber otra crisis en las negociaciones entre Finlandia y la Unión Soviética.

Alemania veía a Finlandia como una ruta para atacar a la Unión Soviética. Una entrada a este efecto se encuentra en el diario de Halder el 22 de julio. Esto fue poco antes de que Hitler tomara la decisión de atacar a la Unión Soviética. Los acuerdos de tránsito sirvieron para vincular Finlandia con Alemania y este último país, en palabras del embajador alemán, pudo establecer una línea de bases de suministro en el norte de Finlandia.

Otto Meissner, jefe de la Cancillería presidencial alemana, que era un individuo bien informado sobre lo que estaba sucediendo, escribe en sus memorias: “Rumania y Finlandia, en un constante estado de tensión con la Unión Soviética, habían acordado de antemano participar en una posible guerra ".

Fuente: Finland's War of Choice: The Troubled German-Finnish Coalition in World War II. Henrik Olai Lunde.

Saludos. Raúl M :carapoker:.

Avatar de Usuario
Tigre
General de Ejercito
General de Ejercito
Mensajes: 8550
Registrado: 23 Dic 2007 02:29
Ubicación: Argentina

Re: Alianza germano-finlandesa en la SGM.

Mensaje por Tigre »

Hola a todos :D; algo más.................................

La guerra elegida de Finlandia. La atribulada Alianza germano-finlandesa en la Segunda Guerra Mundial.

Del flirteo a la coalición. Interacciones militares tempranas.

Esta participación temprana de Finlandia se afirmó en los juicios de Nuremberg en forma de una declaración del Oberst Kitschmann. Kitschmann fue asignado como agregado militar alemán a Finlandia desde el 1º de octubre de 1941 cuando el agregado designado, el Generalmajor Rössing, se enfermó. Kitschmann recibió información sobre las negociaciones secretas que se habían llevado a cabo entre los gobiernos alemán y finlandés y sus respectivos líderes militares. Su declaración continúa:

En el curso de estas conversaciones, von Albedill [Mayor alemán del personal de la Agregaduría que informó a Kitschmann] me dijo que ya en septiembre de 1940, el Generalmajor Rössing, actuando por orden de Hitler y del Estado Mayor General alemán, había organizado la visita del General Talwel [Paavo Juho Talvela], el Plenipotenciario del Mariscal Mannerheim, al Cuartel General del Führer en Berlín. Durante esta visita se llegó a un acuerdo entre el Estado Mayor General de Alemania y Finlandia para los preparativos conjuntos para una guerra de agresión y su ejecución contra la Unión Soviética. A este respecto, el General Talwel me dijo, durante una conferencia en la sede de su Cdo en Aunosa en noviembre de 1941, que él, actuando por orden personal del Mariscal Mannerheim, ya desde septiembre de 1940, había sido uno de los primeros en contactar al Alto Mando alemán con vistas a la preparación conjunta para un ataque alemán y finlandés contra la Unión Soviética.

Probablemente no fue solo una coincidencia que la Sección de Defensa Nacional del OKW presentó un plan que trataba de operaciones contra la Unión Soviética al General Jodl el 19 de septiembre de 1940. El plan asignó un papel importante a Finlandia. Es poco probable que los planificadores le hayan dado a Finlandia ese papel a menos que se haya discutido con los líderes militares finlandeses.

Hitler tuvo una conferencia con el Mariscal de Campo Brauchitsch y el General Halder el 05 de diciembre para discutir lo que fue esencialmente el último borrador de la Operación Barbarroja, el ataque alemán a la Unión Soviética. Hitler aprobó el plan y el General Jodl instruyó a la Sección de Defensa Nacional el 06 de diciembre para preparar una directiva basada en este plan. Una reunión entre el General Nikolaus von Falkenhorst, Comandante de las Fuerzas Armadas alemanas en Noruega, y Halder el 07 de diciembre discutió el mismo plan y aquí nos enteramos de que los alemanes planearon usar cuatro divisiones: dos para el área de Pechenga y dos para el área de Salla. Las dos últimas vendrían por ferrocarril desde el centro de Noruega a través de Suecia.

El General Talvela aparece de nuevo en escena. Hizo una visita a Berlín a mediados de diciembre de 1940. La presencia del general finlandés en Berlín en este período hizo que Ziemke sugiriera la posibilidad de que los finlandeses pudieran haber participado en el desarrollo de la directiva Barbarroja. No hay evidencia directa de que este fuera el caso, aunque su visita probablemente no fue solo una coincidencia. La razón declarada para la visita de Talvela fue para mantener el contacto personal entre Mannerheim y Göring establecido por Veltjens.

Fuente: Finland's War of Choice: The Troubled German-Finnish Coalition in World War II. Henrik Olai Lunde.

Saludos. Raúl M :carapoker:.

Avatar de Usuario
peiper
Capitán
Capitán
Mensajes: 2651
Registrado: 04 Nov 2003 22:46

Medallas

Parches

Re: Alianza germano-finlandesa en la SGM.

Mensaje por peiper »

Me gusta.
Estoy leyendo acerca del cuerpo expedicionario sueco , la batalla de Anko y en general los sucesos en Finlandia ya desde el 38 ..
Los soldados fineses ... de lo mejor.
Los hijos de Doom enseñaron a mi señor el camino hasta la montaña del poder. Le dijeron que tirara su espada y volviera a la tierra. Ya habrá tiempo para que retorne a la tierra para la tumba !!!

Avatar de Usuario
peiper
Capitán
Capitán
Mensajes: 2651
Registrado: 04 Nov 2003 22:46

Medallas

Parches

Re: Alianza germano-finlandesa en la SGM.

Mensaje por peiper »

Si entraron..y si no lo hicieron antes fue porque Finlandia eataba bajo el área de influencia soviética en el pacto germano-ruso.
Pero el ejército finlandés estaba dirigido por los ex oficiales del 22 jager regiment que en la década de los 20 ..reformó al ejercito fines ..ya curtido tb tras la guerra civil .. los alemanes rechazaron el apoyo finés hasta el 41 debido al pacto de no agresión entre area de influencia, de hecho , Alemania llega a requisar y no permitir el rearme finés desde el 38 ... los fineses además contaban con el apoyo implicito de Suecia y unos 10000 voluntarios .. preparados para la guerra de invierno ..pero mal armados.
Los hijos de Doom enseñaron a mi señor el camino hasta la montaña del poder. Le dijeron que tirara su espada y volviera a la tierra. Ya habrá tiempo para que retorne a la tierra para la tumba !!!

Avatar de Usuario
Tigre
General de Ejercito
General de Ejercito
Mensajes: 8550
Registrado: 23 Dic 2007 02:29
Ubicación: Argentina

Re: Alianza germano-finlandesa en la SGM.

Mensaje por Tigre »

Hola a todos :D; algo más.................................

La guerra elegida de Finlandia. La atribulada Alianza germano-finlandesa en la Segunda Guerra Mundial.

Del flirteo a la coalición. Interacciones militares tempranas.

Talvela mantuvo conversaciones con Göring y Halder y el finlandés informó a sus anfitriones sobre la situación política y militar en Finlandia. No se tiene información sobre qué más se pudo haber discutido, excepto que Talvela intentó obtener el apoyo alemán para una unión política entre Suecia y Finlandia. Los suecos habían acordado tal unión, siempre que Finlandia garantizara que no entablaría una guerra de venganza contra la Unión Soviética. Finlandia aceptó esta condición. Sin embargo, una unión de Suecia y Finlandia era contraria a los intereses alemanes. Querían mantener el norte dividido para maximizar la influencia alemana. Una unión sueco-finlandesa también aliviaría el aislamiento de Finlandia y socavaría los esfuerzos alemanes para asegurar la participación finlandesa en el ataque contra la Unión Soviética. Fue un grave error político de la Unión Soviética oponerse también a dicha unión. La oposición alemana a una unión fue transmitida a Talvela por Göring.

Este fue el segundo intento de formar una alianza militar escandinava. Se había propuesto a principios de 1940 después de la Guerra de Invierno y Noruega y Suecia eran positivos a la idea. La Unión Soviética también expresó su oposición en esta ocasión, aunque dicha alianza defensiva no estaba específicamente prohibida por la Paz de Moscú ni había un requisito para que Finlandia buscara la aprobación previa de la Unión Soviética. Un bloqueo militar escandinavo puede haber mantenido a toda Escandinavia fuera de la Segunda Guerra Mundial y evitaba que la Unión Soviética tuviera que preocuparse por el norte.

Asuntos de interés más inmediato para Alemania también fueron abordados durante la visita de Talvela. Halder solicitó información sobre el tiempo que los finlandeses necesitarían para hacer una movilización "discreta" para un ataque en el área del lago Ladoga. Es poco probable que Halder hubiera planteado esta pregunta si la participación finlandesa no hubiera sido discutida por representantes de los dos países.

La directiva Barbarroja (núm. 21), firmada por Hitler el 18 de diciembre de 1940, establecía que Finlandia cubriría la concentración de las tropas alemanas transferidas al área de Rovaniemi desde Noruega. Al describir las operaciones en el extremo norte, se supone nuevamente que los contingentes finlandeses operarían con los alemanes contra el ferrocarril de Murmansk. La participación descrita de Finlandia no es hipotética y dado que la directiva sirvió como base para toda la planificación asociada con el ataque a la Unión Soviética, debemos suponer que los alemanes tenían alguna forma de seguridad acerca de los finlandeses y que la cuestión de la participación finlandesa era Problema resuelto.

Fuente: Finland's War of Choice: The Troubled German-Finnish Coalition in World War II. Henrik Olai Lunde.

Saludos. Raúl M :carapoker:.

Avatar de Usuario
Tigre
General de Ejercito
General de Ejercito
Mensajes: 8550
Registrado: 23 Dic 2007 02:29
Ubicación: Argentina

Re: Alianza germano-finlandesa en la SGM.

Mensaje por Tigre »

Hola a todos :D; algo más.................................

La guerra elegida de Finlandia. La atribulada Alianza germano-finlandesa en la Segunda Guerra Mundial.

Del flirteo a la coalición. Interacciones militares tempranas.

En enero de 1941, el OKH invitó al Jefe del Estado Mayor finlandés, el Teniente General Erik Heinrichs, a Alemania con el propósito declarado de dar una conferencia al público militar sobre las operaciones y experiencias finlandesas en la Guerra de Invierno. El General der Infanterie Waldemar Erfurth escribe que no se mencionó durante esta visita la cooperación militar alemana-finlandesa o los planes alemanes para un ataque a la Unión Soviética.

Desafía la lógica creer que no hubo discusiones, al menos hipotéticas, de cooperación en caso de guerra en vista de lo que ya se discutió en este capítulo y los desarrollos posteriores. Incluso los escritos de Mannerheim, que siempre niegan que los oficiales finlandeses hayan hecho algún acuerdo con los alemanes o hayan participado en su planificación, escribieron esto sobre la visita del General Heinrichs a Alemania:

Durante una visita formal al Jefe del Estado Mayor Alemán, General Halder, este último sugirió que Finlandia y Alemania nuevamente, como en 1918, podrían llegar al punto de luchar juntos, y que la tarea natural del ejército finlandés sería avanzar contra Leningrado. La idea fue rechazada enfáticamente por el Teniente General Heinrichs, quien dijo que estaba convencido de que ni el gobierno ni el comandante en jefe consentirían tal operación, particularmente desde que los rusos habían afirmado que Finlandia amenazaba la seguridad de Leningrado. Merece destacarse que ni el llamado Plan Barbarroja ni ningún otro fueron mostrados al Teniente General Heinrichs.

La negativa a amenazar a Leningrado es creíble a la luz de la antigua opinión de Mannerheim de que no se debe hacer nada para validar las preocupaciones soviéticas y su razón declarada para lanzar la Guerra de Invierno.

Sin embargo, es menos creíble que los finlandeses no mostraron interés en la cooperación militar en vista de su fuerte deseo de recuperar los territorios perdidos y eliminar la amenaza del este.

Helmuth Greiner, que llevaba el Diario de Guerra del OKW, estaba excepcionalmente bien informado sobre conversaciones y decisiones importantes en los niveles militares más altos de Alemania. Según él, el General Halder le dijo a Hitler el 03 de febrero de 1941 que "los finlandeses tenían la intención de desplegar alrededor de cuatro cuerpos de ejército en el sur y asignar cinco divisiones de estos al ataque a Leningrado, tres divisiones al lago Onega, y dos divisiones contra Hanko; sin embargo, necesitaban un fuerte apoyo ".

Halder obtuvo esta información en una "conversación detallada" que tuvo el 30 de enero de 1941 con el Teniente General Heinrichs en Alemania sobre la cooperación entre los dos países en caso de una guerra contra la Unión Soviética.

Fuente: Finland's War of Choice: The Troubled German-Finnish Coalition in World War II. Henrik Olai Lunde.

Saludos. Raúl M :carapoker:.

Avatar de Usuario
Tigre
General de Ejercito
General de Ejercito
Mensajes: 8550
Registrado: 23 Dic 2007 02:29
Ubicación: Argentina

Re: Alianza germano-finlandesa en la SGM.

Mensaje por Tigre »

Hola a todos :D; algo más.................................

La guerra elegida de Finlandia. La atribulada Alianza germano-finlandesa en la Segunda Guerra Mundial.

Del flirteo a la coalición. La primera visita de Buschenhagen.

El Oberst Erich Buschenhagen, Jefe de Estado Mayor del Ejército de Noruega, estuvo presente en Berlín durante la visita del General Heinrichs. Fue enviado a Finlandia al mes siguiente (febrero). Hay declaraciones y reclamos divergentes sobre lo que ocurrió durante esta visita.

La descripción de Buschenhagen de su misión sugiere una visita de coordinación del Jefe de Estado Mayor de la organización encargada de participar en la Operación Barbarroja en el frente norte. Es muy poco probable que los alemanes hubieran enviado a este oficial a Finlandia para ese propósito si el tema de la cooperación militar no se hubiera discutido en Berlín el mes anterior.

La explicación de Buschenhagen de su visita a Finlandia está contenida en una declaración en los Juicios de Nuremberg. Fue para hacer un contacto personal con el Estado Mayor finlandés para discutir "operaciones del centro y norte de Finlandia".

Mantuvo reuniones sobre este tema con el Teniente General Heinrichs, su adjunto, y el Coronel Kustaa Tapola, Jefe de Operaciones del Estado Mayor finlandés, y relata que llegaron a un acuerdo sobre varios temas. Continúa diciendo que él y el Coronel Tapola viajaron al centro y norte de Finlandia para estudiar "el terreno, las posibilidades de despliegue y alojamiento, y para las operaciones en ese sector".

Según Buschenhagen, estas discusiones condujeron al desarrollo de un plan por parte del Ejército de Noruega para operaciones desde territorio finlandés. Este plan fue presentado y aprobado por el OKW.

Imagen
El Comandante del A.O.K. Norwegen Generaloberst Nikolaus von Falkenhorst y su Jefe de Estado Mayor, Oberst Erich Buschenhagen........
http://www.elisanet.fi/fmp/fmpg_summer41.html

Fuente: Finland's War of Choice: The Troubled German-Finnish Coalition in World War II. Henrik Olai Lunde.

Saludos. Raúl M :carapoker:.

Avatar de Usuario
Tigre
General de Ejercito
General de Ejercito
Mensajes: 8550
Registrado: 23 Dic 2007 02:29
Ubicación: Argentina

Re: Alianza germano-finlandesa en la SGM.

Mensaje por Tigre »

Hola a todos :D; algo más.................................

La guerra elegida de Finlandia. La atribulada Alianza germano-finlandesa en la Segunda Guerra Mundial.

Del flirteo a la coalición. La primera visita de Buschenhagen.

Mannerheim ofrece una versión diferente, alegando que la visita se ocupó principalmente del tráfico de tránsito. Sin embargo, continúa:

Además de eso, el Coronel quería familiarizarse con nuestros planes operativos para Laponia y discutir el tráfico y las comunicaciones en el norte. También hizo saber que Alemania no permanecería inactiva en caso de un ataque soviético contra Finlandia. En lo que respecta a los planes operativos, me negué absolutamente a revelarlos; tampoco podría haber ninguna cuestión de discutir una posible coordinación operativa entre Alemania y Finlandia. Por otro lado, no hubo objeciones para discutir el sistema de comunicaciones de Laponia en el contexto del acuerdo de tránsito.

El visitante alemán estaba interesado en los planes operativos finlandeses para la parte norte del país y Mannerheim sin duda sabía que el interés alemán en esta parte del país se debía a los planes de atacar a la Unión Soviética desde el norte de Finlandia con el puerto de Murmansk y el ferrocarril de Murmansk como objetivos obvios. Creo que el Estado Mayor finlandés, posiblemente con las bendiciones de Mannerheim, discutió los planes de contingencia. Por lo demás, es difícil entender por qué un jefe de estado mayor a nivel de ejército, en compañía del oficial de operaciones del Estado Mayor finlandés, viajaría al norte de Finlandia. El tráfico de tránsito funcionaba sin problemas y, si hubiera habido alguno, habría sido más apropiado que el personal de transporte de nivel inferior de ambos lados, no dos planificadores militares claves, hubieran abordado estos problemas.

El General Hermann Hölter, que era Jefe de Estado Mayor del General Erfurth en Finlandia, escribió lo siguiente:

Para un grupo de fuerzas que debía lanzar una ofensiva a través de Salla en dirección a Kandalaksha, que no debían transportarse a través del Báltico hasta poco antes del ataque, era necesario crear bases de suministro en los puertos del Golfo de Botnia y en el Distrito de Rovaniemi [para las fuerzas previstas para el uso en la región de Salla]. Estas preparaciones de despliegue fueron aseguradas por las negociaciones del Jefe del Estado Mayor del AOK [Alto Comando del Ejército] Noruega, Oberst Buschenhagen, con los oficiales de comando finlandeses en el invierno de 1940–41 y su reconocimiento de la frontera entre el norte de Finlandia y Rusia.

Más tarde, al discutir la planificación operativa, Hölter cita a Buschenhagen diciendo el 13 de junio de 1941, mientras viajaban juntos a Finlandia, "los finlandeses nos apoyaron con consejos y asistencia para planificar las operaciones".

Fuente: Finland's War of Choice: The Troubled German-Finnish Coalition in World War II. Henrik Olai Lunde.

Saludos. Raúl M :carapoker:.

Avatar de Usuario
Tigre
General de Ejercito
General de Ejercito
Mensajes: 8550
Registrado: 23 Dic 2007 02:29
Ubicación: Argentina

Re: Alianza germano-finlandesa en la SGM.

Mensaje por Tigre »

Hola a todos :D; algo más.................................

La guerra elegida de Finlandia. La atribulada Alianza germano-finlandesa en la Segunda Guerra Mundial.

Del flirteo a la coalición. La primera visita de Buschenhagen.

Una nota en el Diario de Halder después de una conferencia sobre la Operación Barbarroja el 17 de marzo de 1941, trata sobre la seguridad en las zonas de retaguardia y dice "sin dificultades en el norte de Rusia, que será asumida por Finlandia". Nuevamente, el 30 de marzo, Halder observa lo siguiente: “¡No hay ilusión sobre nuestros aliados! Los finlandeses lucharán valientemente, pero son numéricamente débiles y aún no se han recuperado de su reciente derrota. Los rumanos no son buenos en absoluto".

El General Walter Warlimont, Subdirector de operaciones en el OKW, informó el 28 de abril de 1941 que la parte de Finlandia en la Operación Barbarroja necesitaba ser aclarada con oficiales militares finlandeses "autorizados" sin violar la seguridad operativa.

No cabe duda que en este período se estaba produciendo mucha más colaboración entre los militares finlandeses y alemanes de lo que afirma Mannerheim. El General Erfurth escribe que "Ni las negociaciones ni las discusiones sobre una posible cooperación futura entre los alemanes y los finlandeses tuvieron lugar durante esta visita de Buschenhagen en Helsinki o en cualquier otro lugar" y sugiere que Buschenhagen confundió la visita de febrero a Finlandia con una visita que hizo en Junio ​​de 1941. Sin embargo, admite que Buschenhagen hizo un recorrido por el este de Laponia. Esta área tenía poco que ver con el tránsito de personal, pero ocupaba un lugar destacado en las operaciones alemanas posteriores.

Debe tenerse en cuenta que Erfurth solo llegó a Finlandia en junio de 1941. Pasó más de tres años en los Cuarteles Generales de Finlandia y su amistad con Mannerheim es bien conocida. Por lo tanto, su declaración puede haber sido influenciada por las opiniones de los finlandeses en lugar de basarse en cualquier conocimiento independiente que tuviera sobre los eventos que condujeron a la guerra. Las observaciones sobre las actividades del ejército alemán en Finlandia en la primavera de 1941 por el Embajador Blücher, citadas anteriormente, contradicen claramente las declaraciones de Mannerheim, Erfurth y Heinrichs.

Por razones de seguridad, los alemanes no querían que sus relaciones con Finlandia se calentaran demasiado rápido. Demasiada actividad en esta área podría alertar a la Unión Soviética de que algo estaba en marcha. Los finlandeses estaban ansiosos por adquirir un paraguas protector brindado por Alemania y el canciller finlandés Rolf Witting llegó a sugerirle al embajador alemán en Helsinki a principios de abril que Finlandia se uniera a la triple alianza. Los alemanes ignoraron la sugerencia. Esto funcionó en beneficio de los finlandeses, ya que más tarde se encontraron como cobeligerantes con Alemania y esto era preferible a la de un aliado.

Fuente: Finland's War of Choice: The Troubled German-Finnish Coalition in World War II. Henrik Olai Lunde.

Saludos. Raúl M :carapoker:.

Avatar de Usuario
Tigre
General de Ejercito
General de Ejercito
Mensajes: 8550
Registrado: 23 Dic 2007 02:29
Ubicación: Argentina

Re: Alianza germano-finlandesa en la SGM.

Mensaje por Tigre »

Hola a todos :D; algo más.................................

La guerra elegida de Finlandia. La atribulada Alianza germano-finlandesa en la Segunda Guerra Mundial.

Del flirteo a la coalición. Visita del General Heinrichs a Salzburgo y Berlín.

Karl Schnurre, un enviado especial de Hitler al presidente finlandés, llegó a Helsinki el 20 de mayo. En la ocasión le dijo a Ryti que se había desarrollado una situación tensa entre Alemania y la Unión Soviética que podría conducir a la guerra. En vista de esta posibilidad hipotética, solicitó que se enviara una delegación militar finlandesa a Alemania para recibir información sobre la situación. Según Mannerheim, el Presidente Ryti le dijo al enviado que Finlandia estaba resuelta a no atacar a la Unión Soviética y expresó su reticencia a participar en una guerra entre las grandes potencias.

A pesar de esta declaración, se decidió enviar una delegación militar a Alemania, con la aparente aprobación del gabinete y de Mannerheim. La delegación militar finlandesa, encabezada por el General Heinrichs, partió hacia Salzburgo el 24 de mayo de 1941. Las instrucciones del general Heinrichs, según Mannerheim, no lo autorizaron a tomar decisiones ni a celebrar ningún tipo de acuerdo.

Sin embargo, el hecho de que la delegación incluyera a los jefes de operaciones, movilización, suministro y al jefe de estado mayor de la marina da crédito a la conclusión de que vinieron no solo para escuchar una sesión informativa sobre el empeoramiento de la situación en Europa sino para participar realmente en la planificación.

Es difícil determinar cuánta confianza se puede depositar en las declaraciones de las distintas partes en circunstancias tan turbias. Todos presentan sus acciones de la mejor manera, pero los acontecimientos en el terreno (reconocimiento por parte de los planificadores, el establecimiento de una red de instalaciones de suministro, el fortalecimiento de carreteras y puentes para soportar el tráfico militar pesado y los horarios de despliegue de las unidades) hablan mucho sobre La veracidad de los diferentes actores.

Los alemanes habían hecho planes detallados para la conferencia de tres días. El relato principal finlandés está a cargo de Mannerheim, y se complementa con diarios alemanes y la información contenida en el testimonio y documentos de los Juicios de Criminales de Guerra. Los finlandeses fueron recibidos por el Mariscal de Campo Wilhelm Keitel y el Generalmajor Alfred Jodl.

Jodl abrió la conferencia y describió el ataque planeado contra la Unión Soviética como una acción preventiva. Retrató una acumulación peligrosa de fuerzas soviéticas a lo largo de la frontera que permitiría a la Unión Soviética seleccionar el momento y el lugar para la acción militar. Si bien Alemania trataría de resolver los problemas mediante la diplomacia, las acciones soviéticas habían forzado la realización de ciertas contramedidas. Si los medios diplomáticos no tuvieran éxito, serían necesarias medidas militares.

Se informó a los finlandeses sobre el plan operativo alemán que implicaba la conquista de los estados bálticos. Jodl explicó que se esperaba que las defensas soviéticas colapsaran a medida que el Grupo de Ejércitos Norte avanzara hacia Leningrado. La tarea principal para los finlandeses sería aferrar las fuerzas rusas alrededor del lago Ladoga. La sesión informativa también incluyó planes para el ataque alemán desde el norte de Noruega a través del territorio finlandés para capturar Murmansk y el ataque planificado alemán / finlandés a través de la cintura de Finlandia para capturar Salla junto con su continuación a Kandalaksha en el Mar Blanco para cortar el Ferrocarril a Murmansk.

Fuente: Finland's War of Choice: The Troubled German-Finnish Coalition in World War II. Henrik Olai Lunde.

Saludos. Raúl M :carapoker:.

Avatar de Usuario
Tigre
General de Ejercito
General de Ejercito
Mensajes: 8550
Registrado: 23 Dic 2007 02:29
Ubicación: Argentina

Re: Alianza germano-finlandesa en la SGM.

Mensaje por Tigre »

Hola a todos :D; algo más.................................

La guerra elegida de Finlandia. La atribulada Alianza germano-finlandesa en la Segunda Guerra Mundial.

Del flirteo a la coalición. Visita del General Heinrichs a Salzburgo y Berlín.

Las solicitudes de Alemania a Finlandia incluyeron:

1. Transporte del cuartel general de un cuerpo alemán y una división reforzada desde los puertos en el Golfo de Botnia por ferrocarril hasta el área de Rovaniemi.

2. Pequeños destacamentos finlandeses para ayudar al ataque contra Murmansk.

3. Movilización encubierta temprana del ejército finlandés.

4. Participación finlandesa en el ataque del centro de Finlandia para cortar el ferrocarril de Murmansk.

5. Ataque finlandés a ambos lados del lago Ladoga hacia el río Svir (Syväri) y el canal de Ladoga.

La amistad y la protección alemanas, perseguidas con entusiasmo por los finlandeses desde la Guerra de Invierno, se habían convertido en una participación a gran escala en los planes para una guerra de agresión del lado de Alemania contra la Unión Soviética. El liderazgo finlandés debe haber sido plenamente consciente de que los eventos los llevarían en esta dirección. Las conversaciones que tuvieron lugar y la composición de la delegación militar enviada a Alemania respaldan esta conclusión.

Según Mannerheim, Heinrichs les dijo a los alemanes que Finlandia deseaba permanecer neutral pero también estaba decidida a resistir cualquier agresión soviética. Supuestamente declaró que, aunque no estaba autorizado a asumir ningún compromiso en asuntos operativos, creía que en el caso hipotético descrito por Jodl sería posible que algunas unidades finlandesas más pequeñas cooperaran con los alemanes en el extremo norte.

Desde Salzburgo, la delegación viajó a Berlín, donde fue recibida por el General Halder, Jefe de Estado Mayor del OKH. Como jefe de Estado Mayor del ejército, estaba particularmente interesado en la participación finlandesa en la operación contra Leningrado y sugirió un fuerte ataque a ambos lados del lago Ladoga. El ejército alemán quería que los finlandeses retrasaran sus operaciones durante 14 días después del ataque alemán, pero el General Heinrichs se opuso a ese retraso. Nuevamente, según Mannerheim, Heinrichs declaró el deseo de Finlandia de permanecer neutral y que Finlandia no atacaría a Leningrado bajo ninguna circunstancia, incluso si fuera atacado por la Unión Soviética. Halder pidió que se dieran los puntos de vista alemanes al gobierno finlandés y al alto mando militar.

Fuente: Finland's War of Choice: The Troubled German-Finnish Coalition in World War II. Henrik Olai Lunde.

Saludos. Raúl M :carapoker:.

Avatar de Usuario
Tigre
General de Ejercito
General de Ejercito
Mensajes: 8550
Registrado: 23 Dic 2007 02:29
Ubicación: Argentina

Re: Alianza germano-finlandesa en la SGM.

Mensaje por Tigre »

Hola a todos :D; algo más.................................

La guerra elegida de Finlandia. La atribulada Alianza germano-finlandesa en la Segunda Guerra Mundial.

Del flirteo a la coalición. Segunda visita de Buschenhagen a Finlandia.

Las conversaciones entre el ejército alemán y el finlandés se reanudaron nuevamente el 03 de junio de 1941, esta vez en Helsinki. El Oberst Buschenhagen representó al OKW y el Oberst Eberhard Kinzel representó al OKH. Los oficiales alemanes descubrieron que los finlandeses estaban dispuestos a aceptar las propuestas hechas por los alemanes en Salzburgo y Berlín a finales de mayo.

La segunda visita de Buschenhagen a Finlandia es mencionada por Mannerheim en sus memorias, pero de manera engañosa. El escribe:

A partir de sus comentarios [de Buschenhagen] al Estado Mayor, parecía que su misión esta vez estaba relacionada con una discusión de detalles prácticos en relación con la eventual cooperación en el norte si Finlandia era atacada por la Unión Soviética, y también con la obtención de garantías para Finlandia en la guerra como aliado de Alemania. Después de informar al Presidente de la República y de confirmar que se adhirió a su punto de vista anterior, hice que el Oberst Buschenhagen informara que no se podía dar una garantía para la participación finlandesa en la guerra. Finlandia estaba decidida a permanecer neutral siempre que no estuviera expuesta a la agresión.

No sorprende que haya grandes diferencias entre el extracto del testimonio de Buschenhagen a continuación y la declaración de Mannerheim.

En estas conferencias [en Helsinki], que tuvieron lugar nuevamente entre el General Heinrichs, el General Halder y el Coronel Tapola, se trabajaron los detalles de esta colaboración [acordada la semana anterior en Alemania], como el calendario, el programa, las medidas de secreto en cuanto a la movilización finlandesa ... Todos los acuerdos entre el OKW y el Estado Mayor finlandés tenían como único propósito desde el principio la participación del ejército finlandés y las tropas alemanas en territorio finlandés en una guerra agresiva contra la Unión Soviética ... No había, desde el principio, ninguna duda dentro del Estado Mayor finlandés que todos estos preparativos servirían solo en el ataque contra la Unión Soviética.

Varios oficiales militares finlandeses calificaron la declaración de Buschenhagen como falsa o distorsionada en los juicios de culpabilidad de guerra en Helsinki en 1945. Tanto Heinrichs como Tapola estaban entre ellos. Los oficiales finlandeses negaron que se hubiera hecho ningún acuerdo con los alemanes en cualquiera de sus reuniones o conferencias.

Fuente: Finland's War of Choice: The Troubled German-Finnish Coalition in World War II. Henrik Olai Lunde.

Saludos. Raúl M :carapoker:.

Avatar de Usuario
Tigre
General de Ejercito
General de Ejercito
Mensajes: 8550
Registrado: 23 Dic 2007 02:29
Ubicación: Argentina

Re: Alianza germano-finlandesa en la SGM.

Mensaje por Tigre »

Hola a todos :D; algo más.................................

La guerra elegida de Finlandia. La atribulada Alianza germano-finlandesa en la Segunda Guerra Mundial.

Del flirteo a la coalición. Segunda visita de Buschenhagen a Finlandia.

En el resumen de su testimonio, Heinrichs declaró:

Ni en conversación con él [Buschenhagen] ni en relación con la visita a Salzburgo y Berlín, ni en ninguna otra ocasión ... se hicieron compromisos o acuerdos escritos u orales, vinculantes para el gobierno o liderazgo militar de Finlandia.

Cuánta credibilidad se debe dar al testimonio de Buschenhagen es un tema controvertido. Su testimonio en los juicios de Nuremberg no fue dado en persona sino a través de una declaración tomada mientras era un prisionero de guerra ruso. Buschenhagen fue liberado del cautiverio en 1955 y no murió hasta 1994. Por lo tanto, tuvo tiempo suficiente para retractarse del testimonio que dio mientras estaba prisionero soviético y así dejar las cosas claras si hubiera querido. Nunca cambió oficialmente su testimonio.

Los escritos de Greiner respaldan el testimonio de Buschenhagen. Afirma que las negativas finlandesas para ofrecer compromisos formales no tenían sentido en lo que respecta a los alemanes:

En esta ocasión [25 de mayo de 1941], sin embargo, no se alcanzaron acuerdos firmes, solo se discutieron las posibilidades operativas de manera no vinculante, pero los finlandeses fueron notificados oficialmente de la intención alemana, en caso de una guerra contra la Unión Soviética, de hacer avanzar a las tropas alemanas desde el norte de Noruega a través de la región de Petsamo contra Murmansk y desde el centro de Finlandia contra el ferrocarril de Murmansk ... A principios de junio, el Jefe de Estado Mayor del Armeeoberkommando Norwegen, el Oberst Buschenhagen, fue enviado a Helsinki para continuar las conversaciones con el Estado Mayor de Finlandia. Los finlandeses ahora expresaron su acuerdo con el transporte de la 169. División de Infantería alemana tan pronto como la primera mitad de junio [comenzada el 04 de junio] desde la patria por mar hasta Oulu y Kemi y desde allí avanzar por ferrocarril a un área de despliegue provisto al este de Rovaniemi.

El Oberst Bernhard von Lossberg en la Sección de Defensa Nacional del OKW expresa puntos de vista similares a los de Greiner cuando escribe:

Finlandia debía cubrir el despliegue de un Grupo del Norte separado de nuestro Ejército de Noruega ... y operar en cooperación con él ... La discusión final con los finlandeses tuvo lugar a principios de 1941 después de discusiones preliminares en Salzburgo ... Cuando los finlandeses aceptaron la pregunta de si participarían en tal campaña [ataque preventivo alemán contra la Unión Soviética si fuera necesario], Jodl explicó las tareas planificadas para ellos dentro del contexto del plan general. Los finlandeses básicamente acordaron sujeto a la aprobación de su gobierno...

Finalmente, debemos tener en cuenta un pro memoria que el General Heinrichs dio a los representantes militares alemanes el 03 de junio de 1941:

El Comandante en Jefe [Mannerheim] desea aprovechar esta oportunidad para decir que el interés suscitado por estas discusiones no es de ninguna manera puramente operacional o de naturaleza militar-técnica.

La idea [destrucción de la Unión Soviética] que forma la base de las proposiciones que le comunicaron los niveles más altos del liderazgo alemán debe despertar alegría en el corazón del soldado finlandés y se considera aquí como un signo histórico de un gran futuro.

Heinrichs agregó oralmente que "por primera y probablemente la última vez en la historia de mil años de Finlandia ha llegado el gran momento en que el pueblo finlandés puede liberarse para siempre de la presión de su enemigo hereditario".

Fuente: Finland's War of Choice: The Troubled German-Finnish Coalition in World War II. Henrik Olai Lunde.

Saludos. Raúl M :carapoker:.

Responder

Volver a “Frente del Este y Centroeuropeo”