Grüß aus Berlín

La Unión Soviética y aliados vs Alemania y sus aliados

Moderadores: Tirador, Mod.Aux.3


Grüß aus Berlín

Notapor kater1 el Mar 03 Feb 2009 18:07

Por primera vez inicio un hilo en esta parte del foro, espero sea de su interes.

Fuente:
Historia de la segunda guerra mundial
Revista numero 138

La condesa Mimi Hermannsdorfer, autora del testimonio siguiente, habitaba en Berlín en la época en que era sometida a constantes bombardeos además de rodeada por tropas soviéticas.

Abril de 1945 fue un mes en que ni una sola nube oscureció el cielo, la atmósfera era clarísima. Nosotros, los habitantes del sector de Dahlen, salíamos a la calle para ver en lo alto, las enormes formaciones de aparatos americanos que avanzaban hacia su objetivo, el sector de Karlhorst. Nuestra vida era durísima, aunque organizada hasta el ultimo minuto. Los bombardeos aéreos, por su parte, habían transformado a Berlín en una ciudad de primera línea. Los soldados que llegaban de regreso, licenciados por unos días, al cabo de uno o dos bombardeos, decían: “Adiós, prefiero volver al frente”. Los aviones Ingleses llegaban también, todas las noches, puntualmente, a las siete y media. Los primeros Mosquitos luego los bombarderos pesados.
A los idealismos franceses sin significado, Libertad, Igualdad y Fraternidad, les oponemos las tres realidades alemanas: Infantería, Caballería y Artillería.
Príncipe Bernhard von Bülow

Deutschland über alles.

Avatar de Usuario
kater1
Schutze
Schutze
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Mié 16 Abr 2008 7:07
Mensajes: 36
Ubicación: Cali
Colombia (co)

google adsense
Google
 

Re: Grüß aus Berlín

Notapor CASYD el Mié 04 Feb 2009 0:35

Testimonios de este tipo abundan en el libro "Berlín 1945. La caida" de A. Beevor. Si aún no lo has podido leer, te lo recomiendo. La narración del día a día de los alemanes en Berlín mientras la ciudad va cayendo en manos de las tropas rusas es brillante.

Un saludo.
"We kill for peace!" MACV-SOG
--------------------------------------
Dios que buen vasalllo si hubiese buen señor

1103.Ganador 3 veces (1)1203. Ganador 3 veces. (1)1303.Ganador 3 veces (1)1401.Ganador 1 vez (1)1452.Ganador 2 vez (1)1506.Haber enviado 18 artículo (1)1557.Haber superado 6000 post (1)1572.Tener 50 entradas (1)1590.Pregunta Rápida y difícil (1)1603.Supera los 4000 ptos (1)2003. Tener 9 reseñas acumulad (1)2007.Mención especial (1)2008.Mención especial (1)2008.Mención especial (1)2507.Mención especial (1)3050.Pregunta rápida acertada (1)3052.Ayuda const. desarrollo d (1)3058.Mas de 50 post Jul. Ago. (1)3080.Mas de 500 post en Foto y (1)
Avatar de Usuario
CASYD
Lieutenant General
Lieutenant General
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Sab 20 Oct 2007 16:12
Mensajes: 6217
Ubicación: Ft. Bragg
Medallas: 19
United States (us)

Re: Grüß aus Berlín

Notapor kater1 el Sab 14 Feb 2009 19:02

Yo vivía en la Rohlfstraße, en las proximidades del jardín botánico. Los bombardeos duraban media hora, una hora . Por teléfono y por radio (recuerdo siempre el sonido: tin-ton-tan, tin-ton-tan) se daba la alarma a los hospitales y las fabricas; después entraba en acción la estación transmisora de la policía, que minuciosamente enumeraba las zonas de la ciudad sobrevolada por los aviones: Zehtendorf, Babelsberg, Tiergarten. Nosotros teníamos un plano de la ciudad divido en cuadros y así podíamos seguir la marcha de los aviones y decidir como consecuencia.

Desde el comienzo de la guerra, Berlín había recibido cerca de quinientos bombardeos aéreos. Cuando los bombarderos descargaban sus proyectiles en Karlhorst, a 25 Km. de donde yo vivía, sentía temblar la tierra. Apenas sonaba la sirena anunciando el cese de la alarma, entraban en acción las escuadras de socorro y llegaban las cocinas militares, llamadas Gulaschkanone, para distribuir víveres calientes. había una apariencia de orden, pero, poco a poco, los servicios comenzaron a reducirse: Los cinematógrafos cerraron sus puertas, el correo, que se distribuía tres veces al día, ceso por completo, el ferrocarril elevado suspendió sus servicios, la opera del estado, en la unter den linden, no ofreció mas conciertos. Sobre la boca de los buzones, se colocaron cintas adhesivas, mostrando así que el correo no seria mas retirado. Los autobuses por su parte, por su parte, no funcionaban mas lo que creaba muchos problemas a quienes no poseían un medio de transporte. No habían pasado muchos años desde que Göring, al producirse la entrada de las tropas Alemanas en Polonia, había proclamado: Si un solo avión enemigo llega a Berlín, prometo cambiarme de apellido y llamarme Meyer.

Por radio, las noticias del frente siempre eran optimistas y seguidas por transmisiones de música clásica, Beethoven, Wagner, y Mozart. El Jazz estaba prohibido. Sin embargo sabíamos cuanto ocurría porque colocábamos radio Londres, que llamábamos “der schwarze sender (la radio negra). Debíamos tomar grandes precauciones y permanecer atentísimos. Cuando se quedaba en la casa la mujer que nos ayudaba con los trabajos domésticos, la radio no se encendía, porque no podíamos fiarnos de nadie. Las transmisiones de radio Londres llegaban clarísimas, y comenzaban siempre con la frase: “Hier spricht Lindley Fraser (Aquí les habla Lindley Fraser), que era el jefe de la sección alemana de propaganda de la BBC. Fue a través de radio Londres que escuchamos a Thomas Mann y sus explicaciones de los campos de concentración; en aquel momento sentimos una profunda vergüenza.

En la ciudad casi no quedaban niños. habían sido alejados de allí a partir de aquel día de noviembre 1944 en que Goebbels, por radio a las tres de la tarde, dijo en el curso de una transmisión: “Mujeres de Berlín, ¡alejen de aquí a sus hijos!. Aquel día se produjeron tumultos en las cinco estaciones ferroviarias y muchos murieron en los incidentes. Algunas semanas mas tarde, muchos de los que se habían trasladado a Hamburgo murieron en el feroz bombardeo de la ciudad; el asfalto ardía en las calles, cerrando el camino a aquellos que buscaban refugio.

Yo estaba enferma en aquellos días y recibía como compensación extraordinaria, medio litro de leche por día. Iba, diariamente, al negocio a retirar mi ración con la cartilla de racionamiento. A veces me sorprendía la alarma en la calle y debía correr de vuelta a mi casa. Los escombros se amontonaban en todas partes. Entre los escombros podía verse ropas, restos de muebles, hierros retorcidos. A cien metros de mi casa, ocho días antes de la llegada de los Rusos, los hombres del Vokssturm, adolescentes de poco mas de 15 años, comenzaron a levantar una barricada de bolsas de arena. Una sobre otra, sin orden ni método. Al pasar cerca de la barricada les dije que no serviría de nada y falto poco para que me arrestaran. Su fanatismo era tal que controlaban telefónicamente le presencia de hombres en la casa y, en ese caso, los enviaban a trabajar en las obras.

Sin embargo, nunca como en aquellos días de terror hubo un mayor de sentimiento de solidaridad humana. Nos ayudábamos como podíamos, tratando de no alarmarnos por lo que vendría. así en esa atmósfera, pasamos la Navidad de 1944.
A los idealismos franceses sin significado, Libertad, Igualdad y Fraternidad, les oponemos las tres realidades alemanas: Infantería, Caballería y Artillería.
Príncipe Bernhard von Bülow

Deutschland über alles.

Avatar de Usuario
kater1
Schutze
Schutze
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Mié 16 Abr 2008 7:07
Mensajes: 36
Ubicación: Cali
Colombia (co)

Re: Grüß aus Berlín

Notapor DerAdler el Jue 04 Jun 2009 22:06

El infierno en la tierra,la segunda guerra mundial parece aveces un manual de como hacerle lo peor a tu semejante..no faltaron heroes,o personas que arriesgandolo todo intentaron salvar la vida de sus vecinos o incluso de desconocidos absolutos.Los bombardeos sobre alemania lo destruyeron todo,pero habia chimeneas que todavia seguian funcionando...no se veian desde tan alto?

Saludos
El aterrorizado extranjero las contó cuidadosamente, y probablemente demasiado asustado para mentir, musitó finalmente: -Sobra una.

Vlad le contestó: -Tu honradez te ha salvado. Si hubieras intentado quedártela, habrías acabado en la estaca más alta, junto con éstos
.

Avatar de Usuario
DerAdler
Sotamies 1ª
Sotamies 1ª
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Vie 10 Abr 2009 20:50
Mensajes: 79
Uruguay (uy)


Volver a Frente del Este y Centroeuropeo

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 62 invitados