Página 1 de 1

García Berlanga en Rusia

Publicado: 10 May 2006 15:21
por harry_flashman
Lo pongo nuevo porque no sé si encaja bien en los ya abiertos. Si no es así, que la moderación disponga.

Mi admirado Luis García Berlanga, como sabemos, estuvo en la División Azul. En el libro de memorias 'Berlanga, contra el poder y la gloria', cuenta algunos recuerdos, que sintetizo.

El padre de Berlanga era republicano. Alcalde de cierto pueblo valenciano. Al acabar la guerra fue condenado a muerte entrando la familia en el angustioso juego de conseguir avales y negociar el indulto. Dice que tuvieron algunos enemigos y algunos amigos: uno de ellos, el más importante, un antiguo diputado derechista de la zona y rival de su padre en las elecciones, ahora muy franquista, que firmó cuantos avales fueron precisos, pero también algunos enemigos. Para inclinar el fiel de la balanza, se alistó y partió a Rusia.

Cuenta que hicieron casi todo el camino a pie. Apenas llegaron les pusieron en el lugar de una división alemana (lo que me hace pensar que fue en la primera expedición) y en la primera noche le encargaron un servicio de vigilancia en un depósito de agua. Afirma que subió a oscuras, se internó como pudo en la plataforma a oscuras e intentó mirar. Afirma que la noche era tan oscura que no veía ni la mano cuando se la pasaba ante la cara (además, estaba a cubierto)... hasta que cuando fue aclarando el día y abriendo alguna luz se dio cuenta de que se había equivocado de dirección y en vez de estar ante los aparatos de observación, había pasado toda la noche frente a una pared de cemento.

Cuenta también que otro día los alemanes pusieron en aquella torre unos nuevos aparatos de observación y que les dijeron que tranquilos, que no lo notarían y además que los rusos nunca darían al depósito porque la base era muy estrecha y "¡Joder que no lo notarían! A las dos horas estaban tirando cañonazos y al tercero o cuarto le acertaron a la base de la torre. Allí murió un buen amigo mío, y todavía podía haber caído yo, porque ese era mi puesto. Digo yo que a los rusos les debieron molestar los aparatos".

En otro momento, recuerda que en el ejército alemán había instrucciones de no contener las ventosidades porque podía dar lugar a problemas físicos más difíciles de solucionar. Así que todos se tiraban pedos libremente. Hasta que llegó un oficial nuevo que no lo sabía, se le escapó uno (al oficial) y, por disimular, se volvió hacia el grupo de soldados que estaba con él y ordenó que tiraran al responsable al río por guarro (le tocó a Berlanga). Dice que luego lo encontró en muchos sitios más y que siempre le llamaba "Luisito el guarro".

También, pero más difuso, recordaba el frío y la constante incertidumbre de la guerra y el peligro, pero no relata ningún combate próximo ni cuerpo a cuerpo. Señala que lo que más hacía era observar, a veces desde puestos y a veces desde tierra de nadie.

Y que a la vuelta aún le tocaba hacer la mili ( :shock ) y que la diferencia de disciplina entre el frente y el cuartel, en el breve tiempo que pasó en este, casi le cuesta una serie de arrestos.

Estos recuerdos, a medias entre lo trágico y lo cómico, se adaptan bastante a la obra de Berlanga. Igual los ha adornado en ese sentido, pero me parecen valiosos o al menos curiosos.

Publicado: 11 Jun 2006 22:54
por David L
El caso de Berlanga es muy parecido al de otro actor nacional muy famoso, Luis Ciges, gran actor secundario de esos de los que ya no salen tan facilmente, pues bien, el padre de Luis Ciges, -Manuel Ciges-, era gobernador civil republicano de la provincia de Ávila al estallar la GCE y murió fusilado a manos de las tropas franquistas, su hijo Luis Ciges tuvo que alistarse a la DVA para intentar "lavar" la imagen de la familia vinculada toda ella a la República.

Un saludo.

Publicado: 11 Jun 2006 23:11
por Urogallo
Sin embargo, en "extranjeros de sí mismos", ambos daban una versión alterada: Berlanga afirmó ( posiblemente para seguir construyendo su propia leyenda), que eligió combatir en Rusia por que esperaba que así podría seducir a una joven que pretendía ( muy dentro de la imagen nihilista que siempre ha gustado dar de sí mismo), Ciges en cambio afirmó sin más, que con 5 hermanos y una madre viuda, no se le ocurrió nada mejor para comer todos los días.

Publicado: 11 Jun 2006 23:22
por David L
Puede que sea así Urogallo, el hambre no conoce ideologías.

Un saludo.