¿Fue democrática la instauración de la IIª República?

Historia Militar 1936-1939.

Moderador: fco_mig

Armaria

¿Fue democrática la instauración de la IIª República?

Mensaje por Armaria »

He leído este artículo, y quiero compartirlo con vosotros a ver qué os parece.

Saludos




14 de abril, asalto al poder

El 12 de abril de 1.931 el gobierno no convocó un plesbicito, ni unas elecciones generales que pudieran dar lugar a cambiar el sistema político que por aquellas fechas había en España. Ese día los españoles estaban convocados para elegir a sus representantes locales, alcaldes y concejales o sea que eran unas simples elecciones municipales, que ganó la derecha monárquica con 22.150 concejales electos frente a los 5.785 que obtuvo la izquierda republicana. Si bien es cierto que en Madrid y Barcelona estos “barrieron”, y que fueron las listas más votadas en otras cinco capitales de provincias.

A pesar de que perdieron, ellos los republicanos, consideraron desde el primer momento que habían ganado. El pueblo llano y sencillo salió a la calle para celebrar una victoria que los político le hicieron creer que habían conseguido. Aprovechando que las calles estaban llenas, los dirigentes de los distintos partidos partidarios de la República conservadores y de izquierda se lanzaron a tomar los ayuntamientos que las urnas le habían negado.

Se crea el “Comité Revolucionario de la República”, que nombra Presidente a don Niceto Alcalá Zamora (Foto). En la tarde del martes día 14 se dirigieron al ministerio de Gobernación con la intención de “tomar el poder” y lo tomaron; a la guardia la intimidaron para que los dejara pasar, pasaron, fueron recibidos por el subsecretario Mariano Marfil en el despacho del ministro; que no estaba. Tras un correcto saludo le dicen: “Somos el nuevo gobierno provisional, márchese a su casa” cosa que hizo sin rechistar. Todo esto sucedió ante la pasividad de las fuerzas de orden público, ya que el gobierno estaba dimitido y el Rey huía hacia Marsella. Por lo tanto no hubo traspaso, hubo asalto.

Alcalá Zamora se dirige a los españoles diciendo: “El Gobierno provisional de la República ha tomado el poder sin tramitación y sin resistencia ni oposición protocolaría alguna; es el pueblo quién se ha elevado a la posición en que se halla y es él, quien en toda España le rinde acatamiento e inviste de autoridad. En su virtud, el presidente del Gobierno provisional de la República asume desde este momento la jefatura del Estado…”

En Alcalá de Guadaíra de los 20 concejales a elegir, conservadores y monárquicos consiguen 18, (que jamás consiguieron tomar posesión de sus cargos), y 2 los republicanos. El día 13 tras la noticia de que en Madrid y Barcelona los republicanos ganaron las elecciones, las calles fueron tomadas por los ciudadanos y se formó una “Junta Ciudadana” que alentó a la muchedumbre a tomar el Ayuntamiento, en su balcón izaron la bandera tricolor de la II República. La presión ciudadana resultó efectiva, las manifestaciones y gritos a favor de la República a la vez se pedía la disolución de la Corporación, dieron su resultado. En la tarde-noche del día 14 el alcalde en funciones Manuel López del Trigo renunció a su cargo. La Junta nombró a Luis García Arias y a Manuel Lozano López, para que de momento, gestionaran los temas más urgentes.

Fue así, con estas formulas “tan democráticas” como se instauró la II República en España

Fuente: José Calderón Ruiz - Edita: Los Alcores.Info.



harry_flashman
Teniente General
Teniente General
Mensajes: 6191
Registrado: 04 May 2005 16:58

Parches

Mensaje por harry_flashman »

Hombre, el caso es que el 'sistema' de la Restauración tenía claro que estaba agotado. Tanto, que ni siquiera la Dictadura había conseguido revitalizarlo, a pesar de gozar con plenos poderes: de ahí la escasa resistencia de las élites a ceder el poder.

Suelen explicarse los resultados electorales de 1931 por el peso del caciquismo y el amaño de las votaciones inherente al sistema de la Restauración. Siempre había sido así y no hay motivos para pensar que en 1931 fuera diferente.

Y aparte, la España de la época era sumamente centralista, como veremos: eran Madrid y en menor medida Barcelona las que marcaban el pulso del país.
¡¡Gritemos bien alto Arriba España y Viva Franco antes de poner el pie en esta tierra de cabrones!! (General Moscardó, presidente del COE, a la delegación española a los JJOO de Londres-48)
"Hitler es un hombre extraordinario. Moderado, sensible, humanista y lleno de grandes ideas" (Francisco Franco a Pedro Teotónio Pereira, 1940).
Groucho lo llevaba escrito. Tip no.

MENCEY
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 20425
Registrado: 04 Abr 2005 20:33
Ubicación: NIVARIA, EN LAS HESPERIDES
Agradecido : 1 vez
Agradecimiento recibido: 38 veces

Medallas

Parches

Mensaje por MENCEY »

La Monarquia la liquidaron mas los propios Monarquicos que los Republicanos.Anda que la frase del Almirante Aznar cuando le preguntan los periodistas en la puerta del Palacio de Oriente tras ver al Rey, que que pasa, y larga lo de ¨¨ Que va pasar, pues que España se ha acostado Monarquica y se ha levantado Republicana¨¨.

El Almirante se sentiria llamado a largar una Frase historica, pero mira que era inoportuna y desafortunada en su boca, era el Presidente del Consejo de Ministros y daba entender que estaba ya todo perdio.Se trataba de una elecciones Municipales, que ni siquiera ganaron en el computo total los Republicanos.Los mismos Monarquicos enfocaron las elecciones como un plesbicito,cuando no lo era y ahi entraron en la trampa de los Republicanos, a las primeras de cambio, resultados desfavorables en las capitales, arrojaron la toalla y cundio la total desmoralizacion.Al final a la Monarquia no la defendia ni el Ejercito ni la Guardia Civil, como dejo claro Sanjurjo.

En definitiva, a la Monarquia la mataron entre todos y ella misma se murio.

saludos.
Magnifico,pero esto no es hacer la Guerra

caracalla
Sargento 1º
Sargento 1º
Mensajes: 442
Registrado: 01 May 2004 10:01

Medallas

Mensaje por caracalla »

El 28 de enero de 1930 Primo de Rivera presenta a Alfonso XIII su dimisión.

“Iniciado como una esperanza profunda y dilatadamente sentida por la opinión pública—dice José Pla—el Régimen del general Primo de Rivera terminó su existencia en medio de la hostilidad de algunos, del alejamiento de los más, de la indiferencia casi universal del país.”

Esta vez el “borboneo” de Alfonso XIII, no le iba a salir gratis. La noticia del fallecimiento del Dictador en su exilio de París, produjo un desagradable efecto entre sus antiguos seguidores y sobre todo en la mayoría de los militares que le secundaron y sacaron provecho de su lealtad con el Dictador.

Como recambio al general caído, puso al frente del Consejo a otro general, este de la “casa”. Dámaso Berenguer, Comandante general de Alabarderos y jefe de su Casa Militar, hombre más afín a la monarquía no se podía encontrar, pero los resultados de esa decisión no cumplieron sus expectativas. El tiempo, como veremos más adelante, demostraría las impensables reacciones de hombres de los que se esperaban otras bien distintas.

El rey pugnó por reanimar un gobierno constitucional lo más pronto posible, esperaba que quizás al año siguiente a la caída de Primo se pudiera reconducir la situación y situarla según sus deseo, pero sus esfuerzos fueron inútiles. Muchos partidarios de Alfonso XIII, tanto en el Ejército como en los partidos dinásticos, agraviados por la conducta hacia ellos por los gobiernos de Primo, ahora se mostraban reticentes a los proyectos del rey y con el fin de resarcirse de supuestos o reales ultrajes, pusieron condiciones a su posible apoyo, mientras, quizás no muy seguros del éxito de lo que el rey les demandaba, emprendían un peligroso coqueteo con movimientos antimonárquicos que estaban proliferando.

La violación por Alfonso XIII de la Constitución y aquella pirueta de intento de regresar a ella como ahora pretendía, repugnó a muchos de sus partidarios, y es posible que hasta el propio monarca se diera cuenta, de lo poco legitimo de su proyecto. Los gobiernos reales que siguieron a la caída de Primo fueron indecisos, escépticos del papel que les tocaba jugar y desde luego apáticos y carentes de nervio.

Después del régimen dictatorial, ahora se había sustituido por blandura de las medidas de orden público. El pueblo, siempre sagaz y oportuno en sus juicios, lo bautizó como la “Dictablanda” La falta de enérgicas disposiciones que cuando menos limitaran la libertad de movimientos de sus contrarios, enemigos y agitadores, permitieron que con mejor o peor suerte se organizaran. La izquierda tuvo la ventaja entre enero de 1930 y abril de 1931 de tener enfrente a aquellos gobiernos medrosos y vacilantes, demostración palpable de un régimen en bancarrota.

La identificación de la Monarquía con la Dictadura de Primo de Rivera había dado a las izquierdas una popularidad y legitimidad muy superiores a las que habrían conseguido sobre la base estricta de los cambios acaecidos en la estructura social y económica de España durante las décadas precedentes. Aunque el alcance de las transformaciones en la opinión pública no saldría a la superficie hasta las elecciones municipales del 12 de abril de 1931 (convocadas en el marco de los planes de Alfonso para volver a la legalidad), ya a principios de 1930 un ex ministro conservador, Ángel Osorio y Gallardo había sabido captar el nuevo estado de ánimo general con estas palabras: "En mi casa, hasta el gato se ha hecho republicano".

A medida que se van conociendo los resultados de las elecciones, la conmoción entre los miembros del gobierno es grande. Ante los hechos el general Berenguer había decidido que, por la importancia de sus cargos, debía darse cuenta de la situación a los generales Sanjurjo, Barrera y Cavalcanti.

Texto del telegrama:
“Las elecciones municipales han tenido lugar en. toda España con el resultado que por lo ocurrido en la propia Región de V. E. puede suponer. El escrutinio señala hasta ahora la derrota do las candidaturas monárquicas en las principales capitales; en Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla, etc., se han perdido las elecciones.
Esto determina una situación delicadísima que el Gobierno ha de considerar en cuanto posea los datos necesarios- En momentos de tal trascendencia no se ocultará a V. E. la absoluta necesidad de proceder con la mayor serenidad por parte de todos, con. el corazón puesto en los sagrados intereses de la Patria, que el Ejército es el llamado a garantizar siempre y en todo momento.Conserve V. E. estrecho contacto con todas las guarniciones de su Región, recomendando a todos absoluta confianza en el mando, manteniendo a toda costa la disciplina, y prestando la colaboración que se le pida al del orden público,
Ello será garantía de que los destinos de la Patria han de seguir sin trastornos que la dañen intensamente el curso lógico que les imponga la suprema voluntad nacional.”

Sanjurjo se despidió del conde de Xauen sin pedir instrucciones y sin que él se las diera. La Monarquía, prácticamente, había dejado de existir. Y fue entonces cuando Sanjurjo tomó una decisión con la que descargaría un último y definitivo golpe de muerte contra el régimen agonizante. El general se presentó vestido de paisano en el chalet de don Miguel Maura, a quien su secretario le anunció la inesperada visita.

Maura, que se hallaba reunido con los restantes miembros del comité en la biblioteca, mandó despejar un pequeño despacho contiguo a ella y allí entró, tras unos minutos de espera, el general.

Sanjurjo se cuadró, saludó militarmente y, con gran asombro de Maura, que apenas si podía dar crédito a lo que veía, dijo:

—A las órdenes de usted, señor ministro.

Maura, cada vez más estupefacto, le rogó que se sentara y le explicase —él, naturalmente, desconocía lo ocurrido en el campo rival durante la mañana— los motivos de su sorprendente conducta. Sanjurjo, brevemente, y con su premiosidad acostumbrada, dijo que tanto la Guardia civil como él acataban la voluntad popular, pasando al servicio de la República. Añadió que obedecería sus órdenes, como ministro de la Gobernación, y que deseaba cumplimentar al presidente. Guardó silencio, en cambio, sobre lo ocurrido por la mañana en Gobernación y sobre el propósito del Rey, resuelto a expatriarse aquel mismo día.

Se hicieron cargo del poder en calidad de Gobierno Provisional de la Segunda República el 14 de abril de 1931.Tenía en su haber dos ventajas de las que carecieran todos los anteriores regímenes de izquierdas habidos antes en España. Aunque la rebelión proyectada había fracasado, la República, inesperadamente, había nacido de unas elecciones; el nuevo régimen se presentaba, pues, con un aura de mayor legalidad y libre de muchas de las promesas y dependencias que los regímenes anteriores habían contraído con los jefes militares. En segundo lugar, las elecciones le habían otorgado un apoyo más especifico y extenso. Las izquierdas nunca habían conseguido más del 10 por ciento de los escaños parlamentarios durante la época de la Restauración. En las elecciones del 12 de abril de 1931, los partidos del Pacto de San Sebastián obtuvieron el 61,5 por ciento de los puestos municipales en las capitales de provincia y al menos el 47,9 por ciento de los correspondientes a las ciudades menores y los pueblos en que se celebraron elecciones. Los comicios para las Cortes Constituyentes, celebrados el 28 de junio del mismo año, incrementaron substancialmente esta mayoría, dando a los partidos del Pacto de San Sebastián el 85 por ciento aproximadamente de los escaños parlamentarios. Incluso zonas en las que la izquierda no había logrado antes penetrar siquiera, dieron altos porcentajes de votos a sus candidatos. En Castilla la Vieja, por ejemplo, región tradicionalmente católica, obtuvieron el 41,9 por ciento de los puestos municipales elegibles (elecciones de abril), y el 60 por ciento aproximadamente de los escaños parlamentarios en junio.

Después de las elecciones del 12 abril de 1931 se produce una peligrosa ausencia de poder, porque lo que en principio habían sido unas simples elecciones municipales, se habían transformado en un plebiscito que anunciaba un deseo popular de simpatía republicana, pero que sin los siguientes sucesos protagonizados por quienes ostentaban los poderes coercitivos de la fuerza no hubiera sido posible el advenimiento de la República. Pero la Monarquía se encontró en la más terrible de las soledades, incomunicación esta que se tejiendo ella misma a su derredor cual gusano de seda hace su capullo. '

ALCALA GALIANO
Sargento
Sargento
Mensajes: 213
Registrado: 22 Mar 2006 18:31

La II República: 75 Aniversario

Mensaje por ALCALA GALIANO »

Estimo conveniente transcribir lo que sobre el “triunfo” republicano, escribió como privilegiado protagonista de las circunstancias que concurrieron en el cambio de una monarquía tradicional de siglos, y que “cayó” de la noche a la mañana, el análisis, según Salvador de Madariaga, España, 14ª Edición Espasa Calpe, Madrid 1979.
Su versión, aunque se trate de un ensayo, desde mi punto de vista, tiene más valor, que los que a día de hoy se realizan, transcurridos 75 años y por quienes no fueron protagonistas de los mismos.
“ España en aquellos primeros días esplendorosos de la República, estaba rebosante de alegría... había demostrado al mundo cómo una de las monarquías seculares de Europa podía caer al primer golpe del hacha mental de la democracia sin que se rompiera en todo el país ni tan sólo un cristal. Bien había merecido por su llegada... el nombre que sus fieles conspiradores la daban cariñosamente durante todo el siglo XIX: La Niña Bonita.
Pero por debajo del alborozo rondaba en el alma de algunos republicanos no poco asombro. ¿Sería posible? ¿Era España tan republicana como aquel maravilloso triunfo parecía indicar?. Y los que se sentían bastantes libres de espíritu para observar las cosas sin compromiso político o de clase, sin temor a perder situación o propiedad, no dejaban de ver en la victoria inesperada de la República síntomas de ser debida a una ola de pasión política más que una convicción bien sentada en el ánimo nacional. El propio plebiscito que, a favor del mecanismo de las elecciones municipales, se había interpretado por unos y otros como una victoria republicana, hasta en el Palacio real, distaba mucho de serlo.
La cifras de los concejales elegidos eran: republicanos: 34.368; socialistas 4.813, comunistas: 67. Total de antimonárquicos: 39.248. Monárquicos: 41.224. En una palabra, monarquía y antimonarquía venían e tener en la opinión pública un número de partidarios casi igual. [...] El triunfo republicano del 14 de abril no era en efecto tal triunfo republicano”.
La clase obrera había votado por la lista combinada de izquierdas. Comprendía esta lista a socialistas y republicanos stricto sensu, es decir, liberales de clase media. Pero el voto de la clase obrera distaba mucho de ser homogéneo. Los trabajadores afiliados a la UGT (socialistas) votaron por los candidatos del partido socialista; pero los afiliados a la CNT (anarco-sindicalistas), por lo menos tan numerosos, votaron por los republicanos. Esto se explica por dos razones: la rivalidad que separa a los socialistas de los sindicalistas, en su ambición de absorver toda la clase obrera para su credo respectivo; y el hecho que los anarco-sindicalistas, por haber predicado siempre el desprecio a la acción pública y al voto, carecían de mecanismo electoral, de modo que cuando se decidieron a votar, lo que hicieron esta vez a fin de expulsar a la monarquía, prefirieron dar su voto a los republicanos de clase media, con cuyas opiniones liberales se sentían, como libertarios, en más armonía que con las ideas dogmáticas y autoritarias del marxismo”.
Expongo esta primera panorámica, para dar viveza e intervención a otros foristas y después añadir aquellos análisis certeros que Madariaga disecciona magistralmente, así como otros pensadores coetáneos.
Saludo cordiales.
HISTORIA MAGISTRA VITAE

Avatar de Usuario
Pla
Teniente
Teniente
Mensajes: 1670
Registrado: 03 May 2004 17:51
Ubicación: ESPAÑA

Medallas

Parches

Mensaje por Pla »

Nadie se engañe. La República no llegó exactamente. Lo que sucedió fue que se hundió la Monarquía. Tal cual.

Frente a lo concreto y personalizado de las monarquías, las repúblicas simbolizan la abstracción de poderes anónimos. Por eso no vienen de algo que las preceda. Y llegan por advenimiento. No es sorprendente que ningún movimiento republicano haya conquistado el Estado. Solo lo ocupa cuando los reyes lo dejan vacío. No es metáfora que los pueblos se acuesten monárquicos y se despierten republicanos. Las revoluciones en Norteamérica y Rusia no realizaron un previo ideal republicano, sino la independencia frente a la monarquía inglesa o la alternativa socialista al capitalismo. Incluso en la Revolución Francesa, antes del 10 de Agosto del 92, la República solo era un fantasma faccioso que asustaba a Robespierre y Saint Just.

Como la princesa durmiente en el bosque, la República yace dormida en la sociedad, hasta que la despierta el beso del Estado. La República no es una larva social que se transforme, por su propia madurez, en bella mariposa. La anuncia una negación y nada la prepara. Anida en los corazones y no penetra en las mentes. No despierta como fauno dominador, sino como doncella predispuesta a ser violada por todas las ideologías del situacionismo o del oportunismo. Antes de dar forma al Estado, siempre ha sido una idea virginal. Un sueño.

Sin haberse construido como alternativa a la monarquía, la República advino de repente como solución a la crisis monárquica. Y cuando se hizo real como forma del Estado, no estaba realizada en el espíritu ni en el cuerpo social. Llegó sin republicanos. Esto explica sus repetidos fracasos y sus continuos renacimientos. La incapacidad de la idea republicana para ser alternativa de poder institucional, atrasa su porvenir como forma democrática del Estado. La Monarquía dura en tanto que malo conocido frente a la República por conocer.

La historia de la República en España se asocia a la historia de dos fracasos. El del federalismo de la I República, que los nacionalismos periféricos quieren ahora repetir, y el del parlamentarismo, que los nostálgicos de la II República desean restaurar. El Pacto de San Sebastián no definió su esencia ni el modo de darle existencia. La República llegó de modo imprevisto y se instaló en un Estado de precariedad.

Así fueron las cosas.

Saludos
¿Una buena causa justifica cualquier guerra, o una buena guerra justifica cualquier causa?

Avatar de Usuario
David L
Capitán
Capitán
Mensajes: 2584
Registrado: 11 Feb 2004 19:26
Ubicación: Bourg Madame ( Francia)
Contactar:

Parches

Mensaje por David L »

No olvidemos que la II República también tenía su plan para una instauración mediante un golpe de fuerza, ya sea mediante la huelga general revolucionaria, como con ayuda de militares republicanos, acordadarse de Jaca en el 30 con Fermín Galán y con Hernández, así como los intentos de Cuatro Vientos con Queipo de Llano y Ramón Franco.


De todas formas si os dais cuenta y miramos los acontecimientos políticos desde la I República nos daremos cuenta de que la llegada en 1931 de la II República era algo, sino inevitable, por lo menos la única salida digna que tenía la sociedad española de afrontar los nuevos tiempos tras la caída de la Dictadura de Primo de Rivera.

Sigamos la cronología: 1874, la Restauración, un intento de democracia liberal regida por una Monarquía constitucional, que si bien no era puramente una democracia tal y como podamos entenderla ahora poríamos considerarla un comienzo democrático más o menos aceptable;
1923, Dictadura de Primo de Rivera con el visto bueno del monarca Alfonso XIII, que de esta manera unía el futuro de la Monarquía a un regimen dictatorial; tras el fracaso en la duración de este tipo de dictadura la Monarquía intenta dar un paso atras y quiere volver a la pasada Monarquía constitucional, pero se da cuenta que las fuerzas opositoras se han organizado lo suficientemente bien como para oponerse a que el Rey intente volver a la situación de 1923, la única salida era probar la que era la solución que siempre se comentaba para salir de la crisis, la llegada de la República, y así sin quererlo, la propia institución monarquica facilitó el paso al regimen republicano como nunca hubiera pensado, de una manera legal y mediante unas elecciones municipales cuyo resultado hizo abandonar el poder al Rey de una manera tan precipitada que hasta ál propio comite revolucionario que se había reunido en San Sebastian hacia unos meses pilló en fuera de juego y con toda la organización del acceso al gobierno se hizo apresuradamente y hasta con un cierto desorden.

¿Fue democrática la llegada de la II República? yo diría que fue la única salida posible tras el fracaso final de la Dictadura de Primo de Rivera.

Un saludo.
"Lo que me interesa es la historia, vivir la historia, estar lo más posible dentro de la historia".

Josep Pla (1897-1981), escritor y periodista catalán.

caracalla
Sargento 1º
Sargento 1º
Mensajes: 442
Registrado: 01 May 2004 10:01

Medallas

Mensaje por caracalla »

Dice Pla, acertadamente

Nadie se engañe. La República no llegó exactamente. Lo que sucedió fue que se hundió la Monarquía. Tal cual.

Y se hundió porque de pronto el Rey, se quedó solo.

Los poderes fácticos miraron para otro lado. La crisis mundial del 29 les preocupaba más y el interés fenicio les hizo creer que con aquel régimen, abanderado principalmente por la burguesía y los intelectuales, les sería fácil no sólo remontarla sino incrementar beneficios y nuevos negocios.

Llamándose así mismo, Alfonso XIII, rey soldado, no encontró en la casta militar ni un solo apoyo con cierta credibilidad. Recuérdese el telegrama de Berenguer, jefe del ejército a la postre (más cortesano que él, ninguno) a los Capitanes Generales de todas las Regiones militares y la entrega incondicional de la Guardia Civil, por Sanjurjo. (en este mismo hilo, hace unos días, posteé)

Tal es el abandono del monarca de sus regias obligaciones que hasta intenta colaborar con el nacimiento del nuevo régimen.

Al término del último Consejo presidido por la Corona Don Alfonso XIII recaba de sus ministros, con el apoyo decidido del conde de Romanones, la promesa firme de que al día siguiente, miércoles, en la Presidencia del Consejo, darán solemne posesión al Gobierno Provisional de la República . Pero una vez más la fuerza de la realidad desborda las previsiones de la realeza.

No hubo ocasión -certifica Ricardo de la Cierva-, la Monarquía huyó
.

Avatar de Usuario
Hernan
Brigada
Brigada
Mensajes: 925
Registrado: 15 May 2004 13:03
Ubicación: Galicia-Asturias (ESPAÑA)

Mensaje por Hernan »

Sencillamente NO. Como habeis dicho, no hay plebiscito objetivo alguno que lo indique, y su llegada fue más bien por hundimiento de su antagonista forma de gobierno. Quizá con otro rey no habría pasado
Santiago y cierra España

Avatar de Usuario
Pla
Teniente
Teniente
Mensajes: 1670
Registrado: 03 May 2004 17:51
Ubicación: ESPAÑA

Medallas

Parches

Mensaje por Pla »

Amigos Hernán, Caracalla y David:

A lo que me estaba refiriendo, fundamentalmente, es a que la pregunta está realmente mal formulada.

¿Fue democrático el advenimiento de la República?

En primer lugar, un advenimiento no es, no puede ser, democrático bajo ningún concepto. Tampoco puede ser autoritario. Un advenimiento está fuera de esas categorías, del mismo modo que los lamados en química "gases nobles" están fuera de conceptos como "mayorazgo" o sucesión hereditaria del título, pese al apelativo de "nobles" con el que se conoce en el ámbito de las ciencias a tales componentes químicos.

El problema nunca puede ser el determinar si ese advenimiento fue o no democrático. El problema es determinar hasta que punto la República fue capaz, o incapaz, de generar una dinámica democrática en el país.

La llegada de la República no podía ser democrática. No había una realidad democrática en el país. La había habido (esto por lo de David) en 1869 y (quizás) en 1873. Pero la Restauración, iniciada en 1875 (no en 1874, estimado David), lo que dio lugar fue a un régimen liberal parlamentario totalmente falseado. Y ese régimen liberal parlamentario se agotó en 1823 con la complicidad de su máximo magistrado (el Rey) y del cuerpo que tenía a su cargo el defenderlo con las armas (el Ejército).

El matiz de 1874 es importante, pues desde el 3 de enero de 1874 (destitución de Castelar y ci¡erre del Parlamento por Pavía) hasta el 29 de diciembre (proclamación por Martínez Campos de Alfonso XII), España vivió una curiosa situación institucional, que se ha denominado la República Ducal, ya que el poder fue ejercido por el General Serrano, duque de la Torre, en régimen de cuasidictadura.

En 1931 lo que se abrió fue un nuevo periodo liberal parlamentario que, si las cosas hubiesen ido bien, quizá hubiera podido desembocar en un régimen democrático. Pero las cosas no fueron bien. Los tics propios del falseamiento y el caciquismo heredados de la precedente situación liberal parlamentaria pesaron demasiado. A los caciques tradicionales (conservadores y liberales) se sumaron los caciques sindicales (de UGT y CNT), los caciques republicanos (radicales e izquierdas republicanas), los caciques nacionalistas (vasquistas y catalanistas) y los caciques socialistas, buscando todos su propio provecho y su propia parcela de poder, en lugar de intentar primero la estabilización del régimen y, después su democratización.

Siempre he insistido en que las cosas se empezaron a torcer no con la quema de iglesias (con ser ello grave), sino con la renuncia a celebrar un referendum Monarquía/República antes de las elecciones a Cortes Constituyentes. Y se terminaron de torcer cuando las Cortes Constituyentes, en lugar de limitar su mandato a la elaboración de una Constitución Nacional en plazo limitado (seis meses, por ejemplo), mientras se podía encargar del gobierno un Gobierno Provisional, se convirtieron en Cortes simultáneamente ordinarias, que sostenían y derribaban gobiernos.

La Constitución fue así, inevitablemente, una constitución partidista y partidaria, promovida por el gobierno de turno (Gobierno Social-Azañista) y para su ventaja. Se desaprovechó la posibilidad de hacer una Constitución para todos, o para la inmensa mayoría.

A partir de ahí, tanto el primer bienio, como el segundo, lo que vieron fue el desmoche completo de la formula liberal parlamentaria, en crisis en todo el mundo entonces. Y de las dos vías posibles para su evolución, la reconversión en democracia o la reconversión en dictadura, tomó el segundo camino. Y ese camino lo tomaron decidida y deliberadamente casi todos los sectores políticos y sociales: casi todos. El enfrentamiento final estaba más que asegurado. Lo único que quedaba por estimar era su duración y el momento de su inicio.

Saludos
¿Una buena causa justifica cualquier guerra, o una buena guerra justifica cualquier causa?

ALCALA GALIANO
Sargento
Sargento
Mensajes: 213
Registrado: 22 Mar 2006 18:31

Mensaje por ALCALA GALIANO »

Está comprobado que cuando un gobierno "partidista" fracasa políticamente, creado un galopante desorden social, inevitablemente se desembocará en una guerra civil.

Podemos afirmar que la República fracasó, no sólo porque se alzaran contra ella, sino también porque una fragmentada sociedad abominaba de la misma.
Se decía "No es esto, no es esto"...

La dictadura llega cuando uno de los bandos gana la guerra, como así sucedió. El apoyo material a los bandos fue fundamental, pero ese apoyo se complementaba con la moral de vencer.

No sé si estaré equivocado, pero algún forista puede que me saque del error.
HISTORIA MAGISTRA VITAE

Aldring
Suboficial Mayor
Suboficial Mayor
Mensajes: 1173
Registrado: 04 Nov 2003 11:58
Contactar:

Medallas

Parches

Mensaje por Aldring »

Lo que no cabe duda es que la II República fue un fracaso de intento de convivencia entre las dos Españas. La frase que citas de un padre espiritual de la República como Ortega y Gasset es corta pero contiene un inmenso mundo de desengaño.

Yo añadiría otra, en este caso de Unamuno ( pero que como no la recuerdo textualmente la expresaré con una paráfrasis) cuando manifestó que estaba deseando (apoyó a los sublevados) que los rebeldes tomasen Madrid para ir allí a decir sus verdades (tampoco creía en ellos). Lo que demostraba el panorama tan desolador que le ofrecía a Don Miguel tanto unos como otros.

Atentamente,
Aldring
Última edición por Aldring el 02 May 2006 01:48, editado 1 vez en total.
"No os voy a invitar a una fiesta, os voy a invitar a una guerra. El "Diablo" está entre nosotros, en el mundo que nos rodea. Cogeremos un hacha y le cortaremos la garganta. Le combatiremos dondequiera que esté."

Verdoy
Comandante
Comandante
Mensajes: 3286
Registrado: 27 Abr 2004 14:29
Ubicación: Málaga, España
Contactar:

Medallas

Parches

Mensaje por Verdoy »

El advenimiento de la República pudo ser cualquier cosa menos democrático. Más bien un esperpento "Valle-inclanesco"

Así lo cuentan y así sucedió

14 de abril
José García Domínguez

El plan Ibarreche de Maura acababa de triunfar. El problema metafísico de cómo arrasar a la nada quedaba definitivamente resulto. Y de paso, también el de las reales risitas. Fue así. Será así. Lo cuenta el maestro Pla. En uno de los más renombrados caseríos del País Vasco coinciden Ortega y el Rey. Una vez presentados, Alfonso XIII se dirige al filósofo y le pregunta qué asignatura imparte en la Universidad Central.

- Metafísica, señor –responde el autor de La rebelión de las masas, al tiempo que inclina la cerviz en ceremoniosa reverencia.
- Eso debe ser muy complicado –replica entonces el monarca, antes de soltar una muy borbónica risita.

Así, con aquellas risitas, se fabricaría la Agrupación de Intelectuales al Servicio de la República. Y con idéntica mueca, los Zetapé de la época contemplarían cómo se derrumbaba el régimen ante a un simple farol de póker. Porque cuando no se tiene delante otra cosa que risas y trajes vacíos, hasta el más descabellado plan Ibarreche puede colarse en los libros de Historia llevándose la timba por la mano.

Transcurre un día como el de hoy, hace setenta y cuatro años. Acaban de dar las tres de la tarde, los comensales apuran sus cafés. De repente, el anfitrión, Miguel Maura, se pone en pie y, con los ojos enrojecidos, se dirige a Azaña:

- Ha llegado la hora de echarse a la calle. Vámonos, Azaña.

Ya en la acera, la pareja detiene el primer taxi que pasa. Don Manuel, súbitamente pálido, descompuesto, comienza a comprender lo que ocurre. Maura tiene prisa:

- ¡A Gobernación!
- ¡Pero, Maura, es usted un insensato! Nos van a ametrallar. Nos acribillarán a balazos. Esto es una locura…
- No se preocupe. Pronto habremos salido de dudas.
- Pero Maura…
- Si nos ametrallan, nos ametrallan.

Durante todo el trayecto, la misma cantinela, hasta llegar a la Puerta del Sol. Luego, frente al portal del ministerio, el hombre audaz que sabe cómo tratar a los tajes vacíos y el hombre cobarde que se sabe ante la gran oportunidad de su vida, bajan del coche. De inmediato, el oficial de la Guardia Civil que manda la fuerza que escolta el edificio se dirige a ellos:

- ¿Desean los señores…?– pregunta.
- Somos el Gobierno provisional de la República –contesta Maura, seco, grave, estirando el cuello lo más que puede.

La vacilación dura dos segundos, interminables para Azaña. Pero al caer el tercero, el militar lanza el grito de rigor y la guarnición en pleno se coloca en posición de firmes; rinde honores al hombre audaz que sabe tratar a los trajes vacíos y al hombre cobarde que acaba de descubrir que existen otros aún más inanes que él. No obstante, el sudor frío se sigue abriendo paso por todos los poros del cuerpo de Azaña, cuando comienzan a subir los escalones que conducen a la primera planta del edificio. Y aún persiste al empujar Maura la manecilla de la puerta, justo antes de que don Miguel grite al hombrecillo que se sienta tras la mesa:

- ¡Señor subsecretario! Soy el ministro de Gobernación del Gobierno de la República. Deseo que se ausente en el acto.
-Me doy por enterado… – responde, raudo, el hombrín, y sale huyendo de la habitación.

El plan Ibarreche de Maura acababa de triunfar. El problema metafísico de cómo arrasar a la nada quedaba definitivamente resuelto. Y de paso, también el de las reales risitas. Fue así. Será así.


http://www.libertaddigital.com/php3/opi ... ?cpn=24337

Saludos
Alexandros el Argéada
Graecia capta ferum victorem cepit....

harry_flashman
Teniente General
Teniente General
Mensajes: 6191
Registrado: 04 May 2005 16:58

Parches

Mensaje por harry_flashman »

Lo cierto es que el Rey se quedó solo, pero hizo bastantes méritos para quedarse de ese modo.
¡¡Gritemos bien alto Arriba España y Viva Franco antes de poner el pie en esta tierra de cabrones!! (General Moscardó, presidente del COE, a la delegación española a los JJOO de Londres-48)
"Hitler es un hombre extraordinario. Moderado, sensible, humanista y lleno de grandes ideas" (Francisco Franco a Pedro Teotónio Pereira, 1940).
Groucho lo llevaba escrito. Tip no.

caracalla
Sargento 1º
Sargento 1º
Mensajes: 442
Registrado: 01 May 2004 10:01

Medallas

Mensaje por caracalla »

Sin ánimo de polemizar con ninguna de las distintas e importantes opiniones que sobre el tema abierto se han vertido, y en particular con las, para mí, impecables del amigo Pla, permitirme otra reflexión.

La palabra advenimiento sólo nos describe el hecho en sí de la llegada de un acontecimiento y de una época, pero no el cómo y estas circunstancias nos pueden hacer comprender el fracaso democrático de la República.

En el fondo fue cambiar un régimen dictatorial por otro que lo vino a sustituir.
Véase, el Pacto de San Sebastián, los preámbulos revolucionarios de los conspiradores encabezados de forma dominante por los sectores políticos del "antiguo régimen" marginados por el dictador: representantes de la vieja política oligárquica sólo preocupados por evitar que derrapase en movimiento subversivo hacia actitudes francamente revolucionarias en lo social, cosa que a la fin y a la postre se les fue de las manos.

Hay que tener en cuenta que de haber triunfado el proceso insurreccional militar apoyado por una huelga general, a pesar de la inoperancia de los aparatos represivos del Estado, la división en el seno de las Fuerzas Armadas y del movimiento obrero, y la limitada movimiento insurreccional de diciembre de 1930, todo estaba encaminado a derrocar al Rey y proclamar la Republica. Estaba claro que nacía con intenciones como mínimo claramente autoritarias; lo de la democracia estaba por ver.

Como mínimo, ese cambio de régimen puede considerarse revolucionario al menos en lo político por la evidente quiebra de la legalidad preexistente, la sustitución abrupta de la élite política de gobierno, el esbozo de una nueva base social de apoyo y la inexistencia efectiva de una transmisión de poderes que pudiera entenderse como una transferencia normal y legal de soberanía. En suma, el proceso de traspaso de poder en España en 1931 fue producto de un proceso de insurrección de las fuerzas políticas que afloró inesperadamente tras una consulta electoral que tenía oficialmente un limitado alcance político en manos de unas gentes que no quisieron o no supieron dar a la República la forma adecuada a las democracias modernas del entorno y estuvieron balanceándose entre los conceptos de reforma social o revolución violenta y arrogándose el derecho de propiedad del nuevo régimen y la permanente posesión del poder.

Aquella República, nació marcada por el pecado original de surgir de un golpe de Estado “blando” como fue la interpretación de unas elecciones municipales donde se obvió la parafernalia democrática del triunfo electoral monárquico.

MENCEY
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 20425
Registrado: 04 Abr 2005 20:33
Ubicación: NIVARIA, EN LAS HESPERIDES
Agradecido : 1 vez
Agradecimiento recibido: 38 veces

Medallas

Parches

Mensaje por MENCEY »

Pues si, el mismo se habia negado muchos apoyos.Tantos que cosa rara en España, donde muchos han sido capaces de vender a su padre por una Poltrona, no se conseguian Ministros.La debilidad , nula representacion y falta de energia del ultimo gobierno de la Monarquia influyo mucho en su caida, si no es que la acelero.

El 14 de Febrero del 31,totalmente desbordado por los acontecimientos, Berenguer presenta su dimision al Rey.La ¨¨ Dictablanda¨¨ esta agotada como sistema de gobierno.Como todos los regimenes autoritarios que se pretenden liberalizar un poco se ve atrapada en un dilema, cada nueva medida o concesion en ese sentido es tomada como debilidad,tanto por su partidarios como por sus oponentes, y estos ultimos no hacen encima mas que crecerse.

Berenguer no ve otra solucion que el Rey llame a los Constitucionalistas.Alfonso XIII, el dia 16,quemando sus ultimos cartuchos, encarga la formacion de nuevo gobierno a Sanchez Guerra, adalid de los Monarquicos ¨¨ Constitucionalistas¨¨, y enemistado con el Rey desde la disolucion de las Cortes en 1923 por la Dictadura de Primo de Rivera,fue el penultimo Presidente Constitucional del Consejo de Ministros.Exiliado en Francia, intenta dar un Golpe de Estado contra Primo en 1929.

El objetivo de Sanchez Guerra es formar un Gobierno Constitucionalista, de unidad o coentracion nacional se llamaria ahora, que englobe a la derecha y a la izquierda Constitucional en aras del Patriotismo y salvar de paso la Monarquia.Sanchez Guerra peregrina de casa en casa con mas animo y buena voluntad que otra cosa, ofrece carteras a Melquiades Alvarez, Romanones,Marques de Alhucemas,Cambo, ,Doctor Marañon, Ortega y Gasset,,al General Goded, el Almirante Rivera, Ossorio y Gallardo,Chapaprieta, y un largo etcetera. Lo esperpentico del asunto es que tambien se las ofrece a Alcala Zamora,Largo Caballero,De los Rios y Maura, visitandolos en la Carcel Modelo,señal inequivoca de la debilidad y fragilidad del Regimen.Si se ofrecen Carteras a los miembros del Comite Revolucionario Republicano, la cosa pinta verdaderamente mal para la Monarquia.Fue un detalle que no paso desapercibido a la opinion publica, suponia haciendo un simil no se si afortunado, dar las llaves del banco de Sangre al Conde Dracula, :) como se diria hoy en dia, a la Monarquia le quedaban dos Telediarios.No aceptaron por supuesto, les quedaba poco para ser Ministros y hasta Jefe de Estado de Motu propio.


Nadie quiere ser ya a estas alturas por su voluntad Ministro de la Monarquia ni nadie cree que se pueda resucitar la Constitucion de 1876,ya es tarde para paños calientes y componendas.Sanchez Guerra devuelve el 17 sus poderes al Rey, no ve ninguna esperanza a la Monarquia, imposible el formar Gobierno de unidad.Como buen Andaluz y con algo de humor, negro por supuesto, el no le va a poner a esas alturas del partido, ¨¨ Un supositorio a un Muerto¨¨.

El Gobierno que al final se forma ante este estancamiento y para salir del paso, ni tiene fuerza, ni es homogeneo, ni representa a nadie, ni tiene respaldo parlamentario al no existir Cortes,solo responde a la voluntad Real,lo mismo que los Gobiernos de Primo o Berenguer, pero sin su fuerza coactiva.Los ministros,Alhucemas, Ventosa, Bugall,Berenguer,Hoyos, etc, casi solo se repesentan a si mismos,pero sin apoyo politico o popular detras. El urdidor de este gobierno sin fuerza e inocuo fue Romanones, que a trancas y barrancas, a la carrera y en una media encerrona a la que no se pudieron negar por deshonor los futuros ministros, improviso un gobierno en el despacho del dimitido Berenguer en el ministerio de la Guerra.Romanones es quien designa como Presidente al Almirante Aznar,totalmente por ¨¨destetar¨ en Politica¨ y sin experiencia en asuntos publicos y mas de ese calibre,cuando en el Gobierno hay nada menos que 4 Ministros que son ex-Presidentes de Gobierno.Como dice Maura en ¨¨ Asi cayo Alfonso XIII¨¨, geograficamente al Almirante Aznar lo trajo Romanones del Arsenal de Cartagena, pero politicamente de la Luna y a los Ministros no se les dio una Cartera, sino una vela en un entierro, el de la Monarquia.

Como Aznar no tiene programa alguno definido ni ve salida a la crisis, convoca como primer paso Elecciones Municipales como un intento de volver a la normalidad anterior a 1923.En realidad la mayor parte de los candidatos ni partidos tenian interes alguno en la configuracion de los Ayuntamientos.La cosa se decanto en que votar la lista del Gobierno era, , si a Alfonso a XIII y votar no, lo contrario.


Como eran solo elecciones Municipales y no generales y menos un Pleibiscito Monarquia SI o No, muchos Monarquicos Constitucionalistas votaron en contra de la de lista gubernamental no para derrocar el regimen, pero si como un gesto con un claro significado, darle una Bofetada al Rey y recordarle sus muchos errores y desafueros,ciertos o imaginarios.El Gobierno del Rey no cree ni en si mismo y tiene menos fuerza que el Tabaco Holandes, ante un poco de presion por parte Republicana, se derrumba a las primeras de cambio, solo de la Cierva adopta una postura en defensa del Rey, pero esta mas solo que la una.Al final al Gobierno,si hubiera tenido fuerza y voluntad para ello,que no era el caso, solo le quedaba para poder imponer la Legalidad la Guardia Civil y el Ejercito , dividido por que camino tomar y a verlas venir.Si segun el General Cavalcanti, el Rey podia contar con la totalidad de los Regimientos del Arma de Caballeria,no pasaba lo mismo con la Infanteria y mucho menos con la Aviacion y la Artilleria, muy maltratada durante la Dictadura.


El mismo Rey ya para rematar la faena, da el caracter de pleibiscito contra la Monarquia a las elecciones Municipales,lo que no era exacto visto el resultado final:

¨¨ Las elecciones celebradas el Domingo me revelan que no tengo hoy el Amor de mi Pueblo¨¨





saludos
Magnifico,pero esto no es hacer la Guerra

Avatar de Usuario
Pla
Teniente
Teniente
Mensajes: 1670
Registrado: 03 May 2004 17:51
Ubicación: ESPAÑA

Medallas

Parches

Mensaje por Pla »

caracalla escribió:... todo estaba encaminado a derrocar al Rey y proclamar la Republica. Estaba claro que nacía con intenciones como mínimo claramente autoritarias; lo de la democracia estaba por ver.

... En suma, el proceso de traspaso de poder en España en 1931 fue producto de un proceso de insurrección de las fuerzas políticas que afloró inesperadamente tras una consulta electoral que tenía oficialmente un limitado alcance político en manos de unas gentes que no quisieron o no supieron dar a la República la forma adecuada a las democracias modernas del entorno y estuvieron balanceándose entre los conceptos de reforma social o revolución violenta y arrogándose el derecho de propiedad del nuevo régimen y la permanente posesión del poder.

Aquella República, nació marcada por el pecado original de surgir de un golpe de Estado “blando” como fue la interpretación de unas elecciones municipales donde se obvió la parafernalia democrática del triunfo electoral monárquico.
Una de las cosas que más me sorprende en los análisis de los nostálgicos -lo que no es tu caso- es como pasan por alto las enormes concomitancias en los usos y comportamientos del periodo de la IIª República, con los propios de la Restauración. El Rey fue sustituido por un Presidente que tenía análogos poderes moderadores al los del monarca derrocado, y los partidos y gobiernos adoptaron los modo de patrimonialización del Estado que habían empleado los partidos y gobiernos y de la época de la Restauración. Fue un clásico ejemplo de "que cambie todo para que todo siga igual".

La proclamación de la República solo sirvió de aplazamiento para una crisis más profunda y difícil de resolver. La quiebra del parlamentarismo oligárquico heredado del siglo XIX estaba abierta desde 1917. La República significó inyectar en la sociedad una dosis mayor de parlamentarimo oligárquico, con mayores dosis de demagogia. El resultado sólo fue aplazado.

Quienes de verdad consideramos que el problema de la república en España es el problema de la efectiva democratización no sentimos una gran nostalgia por el ensayo fracasado. Quizá tomar nota de que las malas recetas conducen a resultados indeseables.

El nuevo régimen no deseo hacer un referendum sobre monarquía/república porque era muy consciente de que no había ganado las elecciones municipales en las que presuntamente había arrasado a la monarquía. Una indecisión motivada por el miedo y justificada por una mentira: el 14 de abril había ganado la República por medios electorales.

Un mal comienzo que pudo y debió ser enmendado, pero no se hizo nada en ese sentido. Temiendo la fuerza de los elementos conservadores, se les intentó aplastar reiteradamente. Pero resultó que los más duros adversarios del nuevo régimen fueron los elementos obreristas.

Azaña fue el mejor crítico de la ápoca, pero no estuvo muy acertado en su acción de gobierno entre 1931 y 1933, y estuvo muy desacertado entre febrero y mayo de 1936. Al final todos buscaron el choque, intentando que fuese el adversario el que diese el primer paso para, así, poder culpabilizarle de tragedia. Y de ese modo se fue directamente a la confrontación.

Entre 1931 y 1933 se perdió un tiempo precioso, desaprovechando una ocasión única.

Saludos
¿Una buena causa justifica cualquier guerra, o una buena guerra justifica cualquier causa?

harry_flashman
Teniente General
Teniente General
Mensajes: 6191
Registrado: 04 May 2005 16:58

Parches

Mensaje por harry_flashman »

Y me da a mí la sensación de que Azaña -y con él otros republicanos- debía tener un alto concepto de sí mismo y de su función, de tal forma que debía sentirse poco dado a poner sus ideas en cuestión por medio de la confrontación con la realidad. Leí en cierta ocasión que señalaba que "la política es una función tan alta que no podía estar mediatizada siquiera por le economía", frase que por mi parte no requiere más comentario.
¡¡Gritemos bien alto Arriba España y Viva Franco antes de poner el pie en esta tierra de cabrones!! (General Moscardó, presidente del COE, a la delegación española a los JJOO de Londres-48)
"Hitler es un hombre extraordinario. Moderado, sensible, humanista y lleno de grandes ideas" (Francisco Franco a Pedro Teotónio Pereira, 1940).
Groucho lo llevaba escrito. Tip no.

papatango
Soldado de 1ª
Soldado de 1ª
Mensajes: 70
Registrado: 04 Abr 2005 00:41
Ubicación: Setubal-Portugal
Contactar:

Mensaje por papatango »

Estoy haciendo una pesquisa de datos para un conjunto de artículos sobre la guerra civil de España, y una de las cosas que me gustaría conocer, son los resultados de las elecciones durante el periodo de la república. Pero solo encontré resultados genéricos.

Alguien conoce algún lugar (site) adonde estén publicados resultados electorales por provincia?

Allen
Sargento
Sargento
Mensajes: 222
Registrado: 23 Nov 2005 16:39

Mensaje por Allen »

Quizá el gran error de Alfonso XIII fue apoyar el golpe de Primo de Rivera del 13 de septiembre de 1923. Quedó tan atada su suerte y la de la dinastía a la persona del Dictador que caido éste la Monarquía tenía que sucumbir también.

Saludos cordiales.

Avatar de Usuario
David L
Capitán
Capitán
Mensajes: 2584
Registrado: 11 Feb 2004 19:26
Ubicación: Bourg Madame ( Francia)
Contactar:

Parches

Mensaje por David L »

Exacto, cuando quiso intentar atraerse a algunos de los antiguos ministros y políticos destacados de la Restauración como Alcala Zamora, Sánchez Guerra, Maura hijo, ya era demasiado tarde, se habían comprometido con el republicanismo y no había vuelta atras.

Un saludo.
"Lo que me interesa es la historia, vivir la historia, estar lo más posible dentro de la historia".

Josep Pla (1897-1981), escritor y periodista catalán.

harry_flashman
Teniente General
Teniente General
Mensajes: 6191
Registrado: 04 May 2005 16:58

Parches

Mensaje por harry_flashman »

Pero el problema es que la Dictadura tampoco fue una opción coherente, porque no podía tener desarrollo interno ni evolución y se intentó institucionalizar. La Dictadura se crea para detener la descomposición del régimen y en un primer momento se toman medidas juiciosas.

Sin embargo, cuando se crea el directorio civil y la Unión Patriótica a mi entender se yerra porque lo que se pretende es estabilizar e institucionalizar un régimen que nace como solución transitoria (Hay también que tener en cuenta la época en la que nace y la influencia del fascismo mussoliniano) y así había sido visto por todos.

Entre ellos, el propio Alfonso XIII, que intenta desde entonces 'borbonear' a Primo... con el resultado de que sin apoyo de los 'viejos políticos', 'borboneados' por el rey en favor de Primo; ni de éste y ya de la mayor parte del ejército, que no había visto tampoco con buenos ojos el 'borboneo' a Primo, ni por supuesto de las fuerzas obreras, se quedó prácticamente sin ningún apoyo organizado.

Así al menos es como yo lo veo.
¡¡Gritemos bien alto Arriba España y Viva Franco antes de poner el pie en esta tierra de cabrones!! (General Moscardó, presidente del COE, a la delegación española a los JJOO de Londres-48)
"Hitler es un hombre extraordinario. Moderado, sensible, humanista y lleno de grandes ideas" (Francisco Franco a Pedro Teotónio Pereira, 1940).
Groucho lo llevaba escrito. Tip no.

Allen
Sargento
Sargento
Mensajes: 222
Registrado: 23 Nov 2005 16:39

El golpe de 1923.

Mensaje por Allen »

El régimen canovista con todos sus defectos había funcionado casi 50 años, desde 1875. Permitía espacios de libertad, se habían desarrollado los partidos obreros, las libertades públicas existían. La sublevación de Primo de Rivera cortó la evolución del régimen hacia una democracia más auténtica. Claro está que el sistema parlamentario estaba desprestigiado. Pero la Dictadura fue una mala solución. Aunque en un principio fue bien recibida por casi todos los sectores pronto cayó en la impopularidad. Y no salvó a la Monarquía sino que a la larga la destruyó. La regularidad de las Instituciones democráticas estuvo suspendida en España desde 1923 a 1978.

Saludos.

Avatar de Usuario
David L
Capitán
Capitán
Mensajes: 2584
Registrado: 11 Feb 2004 19:26
Ubicación: Bourg Madame ( Francia)
Contactar:

Parches

Mensaje por David L »

Yo estoy con harry, la Dictadura de Primo nace con una orientación transitoria que no es otra que la de "pacificar" las numerosas revueltas anarquistas,sobre todo en Cataluña , intentar calmar la ansiedad en los cuarteles(problemas con los artillleros), el problema de Marruecos, Annual, etc..con ella se espera ordenar al país y salir de esa crisis social e institucional en la que se encontraba el régimen surgido de la Restauración canovista.

Un saludo.
"Lo que me interesa es la historia, vivir la historia, estar lo más posible dentro de la historia".

Josep Pla (1897-1981), escritor y periodista catalán.

grandi
Comandante
Comandante
Mensajes: 3250
Registrado: 10 Ago 2004 12:01

Parches

Mensaje por grandi »

segun he leido la poblacion española estaba cansada de la corrupcion y demas que habia llevado consigo la monarquia.bien , entonces ,si españa queria un cambio como explicar que ganase en las elecciones del 31?
''que buen vasallo si hubiese buen señor a quien servir''
''Siempre que ondee al viento
la bandera ,rojo y oro ,bajo el sol
siento mi corazon latir
con orgullo de ser ESPAÑOL''

MENCEY
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 20425
Registrado: 04 Abr 2005 20:33
Ubicación: NIVARIA, EN LAS HESPERIDES
Agradecido : 1 vez
Agradecimiento recibido: 38 veces

Medallas

Parches

Mensaje por MENCEY »

Las elecciones eran Municipales, no a Cortes.Se nos olvida casi siempre el dato. :lol:
Magnifico,pero esto no es hacer la Guerra

Avatar de Usuario
xino
General de División
General de División
Mensajes: 5632
Registrado: 31 Ago 2005 00:10

Mensaje por xino »

grandi escribió:segun he leido la poblacion española estaba cansada de la corrupcion y demas que habia llevado consigo la monarquia.bien , entonces ,si españa queria un cambio como explicar que ganase en las elecciones del 31?
Porque los caciques que estaban de parte de la monarquia obligaban a la gente que dependia de ellos a votar a los monarquicos, esto pasaba sobre todo en el ambito rural. Los que no se son los resultados en las ciudades grandes o medianas que no eran capitales.
Cada vez que miro un de esos grabados del tal Goya me vienen a la memoria aquellos desgraciados con sus ojos de desesperación, engañados por reyes, generales y ministros durante siglos de hambre y miseria, analfabetos e ingobernables, con su orgullo y su furia homicida como único patrimonio.
____________________
Pallida mors aequo pulsat pede pauperum tabernas, regumque turres

ALCALA GALIANO
Sargento
Sargento
Mensajes: 213
Registrado: 22 Mar 2006 18:31

Mensaje por ALCALA GALIANO »

Las elecciones de 1931 (por cierto municipales), no las ganaron los republicanos, sino los monárquicos y partidos de la derecha...[Se ganó en las ciudades, pero no en la mayoría de pueblos], como han dicho ya algunos colegas.
Por cierto un dato muy a tener en cuenta es el celebérrimo y “maquiavélico” y llamado
Pacto de San Sebastián de 17 de agosto de 1930, que elaboró y coordinó un programa y plan concreto de actuación, en la calle Garivay nº 4 de dicha capital, donde veraneaban y se pusieron de acuerdo el líder de Unión Republicana Fernando Sasiaín, Manuel Azaña y Alejandro Lerroux por Alianza Republicana; Marcelino Domingo, Alvaro de Albornoz y Angel Galarza por el partido Republicano Radical Socialista; Niceto Alcalá Zamora y Miguel Maura, por Derecha Liberal Republicana; Santiago Casares Quiroga por la Organización Republicana Gallega; y Jaume Aiguader, Maciá Mallol y Manuel Carrasco y Formiguera por diversas formaciones catalanistas...Como independientes Félix Sánchez Román, Eduardo Ortega y Gaset-hermano del filósofo-e Indalecio Prieto, que no representaba oficialmente al PSOE...Así es como desde ese momento Alcalá Zamora, antiguo Ministro monárquico, preside el recién creado Comité revolucionario, que se reúne después periódicamente en el Ateneo de Madrid]
Si las derechas, según dice algún forista, se valió de caciquismo, la izquierda se valió del "sindicalismo del garrote"...A cada cual lo suyo.
La República “prenacida de laboratorio", se proclamó, sin contar con la legitimidad de la urnas, y fue una especie de trágala o golpe de estado, se tome como se tome.
Cuanto digo, a algunos foristas, les parecerá que estoy ido, pero la historia es la historia, y está suficientemente explicitado bibliográfica, archivística y hemerográficamente.
A día de hoy, algunos historiadores, fotocopian los textos que les interesan, y sostienen como dogma lo que otros dijeron” in illo témpore”, y poco se han preocupado de bajar al infierno de los archivos... Además prefieren seguir en el machito, y no nadar contra corriente, porque está mal visto y además se les llamaría “carcas” o si me apuro más “fascistas”... y eso no les conviene, porque no es políticamente correcto... ¿Acaso les importa la historia, cuya licenciatura o doctorado les ha cualificado para tales menesteres?.
Otro día más.
Saludos.
HISTORIA MAGISTRA VITAE

harry_flashman
Teniente General
Teniente General
Mensajes: 6191
Registrado: 04 May 2005 16:58

Parches

Mensaje por harry_flashman »

Yo sostengo, como hemos dicho ya algunos, que las elecciones municipales fueron simplemente el 'casus belli'. La monarquía había agotado sus posibilidades y era un cadáver político al que nadie quería defender, ni los mismos monárquicos (el mismo Alcalá Zamora, por ejemplo). Prácticamente todos estaban esperando encontrar un motivo para certificar su defunción, y estas elecciones fueron un pretexto como cualquier otro.

Y yo creo que mejor unas elecciones que otro pronunciamiento militar (bien organizado, no como el de Fermín Galán).
¡¡Gritemos bien alto Arriba España y Viva Franco antes de poner el pie en esta tierra de cabrones!! (General Moscardó, presidente del COE, a la delegación española a los JJOO de Londres-48)
"Hitler es un hombre extraordinario. Moderado, sensible, humanista y lleno de grandes ideas" (Francisco Franco a Pedro Teotónio Pereira, 1940).
Groucho lo llevaba escrito. Tip no.

Avatar de Usuario
David L
Capitán
Capitán
Mensajes: 2584
Registrado: 11 Feb 2004 19:26
Ubicación: Bourg Madame ( Francia)
Contactar:

Parches

Mensaje por David L »

El gran problema que ha existido desde el siglo XIX hasta 1936 en España es que tanto liberales como conservadores han intentado en numerosas ocasiones acceder al poder mediante un golpe armado, los mismos republicanos lo intentaron en 1930, tal golpe fracasó, pero la Monarquía quedó herida de muerte, sino estaba muerta ya, y las elecciones del 31 hicieron que los monárquicos entregaran el gobierno a unos republicanos que para nada esperaban este desenlace, de ahí que los primeros días ´tras el 14 de abril fuera todo muy improvisado y muy "a salto de mata".

Un saludo
"Lo que me interesa es la historia, vivir la historia, estar lo más posible dentro de la historia".

Josep Pla (1897-1981), escritor y periodista catalán.

Responder

Volver a “Guerra Civil Española (GC)”