La Bologna o "un discreto tono gris"

Alemania, EE.UU, Gran Bretaña, Italia, Balcanes, Africa del Norte..etc

Moderador: Japa

Responder
Buscaglia
General de Ejercito
General de Ejercito
Mensajes: 9256
Registrado: 03 Sep 2005 10:56

La Bologna o "un discreto tono gris"

Mensaje por Buscaglia »

Saludos.

Comenzamos un hilo sobre la 25 División Fanteria Autotransportabile Tipo AS “Bologna”

2 medallas de Oro al Valor Militar y 1 medalla de Plata al valor militar. Y, sin embargo, una campaña básicamente en un discreto tono gris. Su mejor jornada, cuando capturó a 700 enemigos. La peor... hubo muchos días malos. Y esta gran unidad vio mucha acción: hubo personal que estuvo 33 meses en África dentro de la Bologna. Cuando se disolvió la unidad, a título individual, pelotones y alguna compañía superviviente se agregaron a otras unidades y hubo quien estuvo ¡40 meses en el frente africano!

Una unidad que creo que ejemplifica muy bien el nivel medio del Regio Ejército en la II Guerra Mundial: nunca pudo hacer grandes gestas, pero tampoco se la puede acusar de haber combatido mal. Se mantuvo en el tono mediocre que sus medios materiales y humanos permitían. Vamos con su formación.

La antigua división Volturno se transformó en 1939 en la Bologna, perdió sus animales por cierto número de vehículo de tracción a motor, se le añadió un batallón de tanquetas y fue enviada a África ese mismo año. Ese era el modelo denominado Autotransportabile AS (Africa Septentrionale). El transporte mecánico se preveía para artillería, sanitarios, ingenieros, suministros... La infantería iría andando, aunque en principio también se le destinaban unos pocos camiones. Pero, cuando se averiaban o perdían los vehículos de la artillería, logística... se transferían los pocos adjudicados a la infantería y había que ir a pie.

Respecto al material mecánico, señalar que la mayoría eran automóviles, camionetas, camiones y motocarros civiles, mal adaptados al uso militar. Incluso los que se diseñaron pensando en una contrata con el Ejército, tenían muchas limitaciones: el Lancia 3 Ro, por ejemplo, el camión pesado estándar, 5.600 kilos, era robusto. Pero carecía de batería, la tracción solo era a las ruedas posteriores y su altura de 3 metros lo hacía visible a mucha distancia. Y, lo principal, se fabricaron solo 9.500 en toda la guerra para abastecer al Ejército. El único camión capaz de desplazarse con seguridad fuera de las carreteras al tener tracción 6x4 era el Fiat Dovunque 35.

Los tractores de artillería eran algo mejores. Los Pavesi no, porque con su altura eran propensos a volcar y tan lentos que resultaba difícil disponer las piezas en acción y más todavía, retirarlas. Pero el tractor SPA TL 37 era excelente, la lástima es que faltaron reflejos para transformarlo en un vehículo blindado para infantería, algo que no se hizo hasta 1942 y con cuentagotas.

Son 10.000 hombres, con 46 tanquetas CV 35 y una artillería más copiosa de lo habitual en el Ejército de Libia (había unidades que no tenían nada por encima del calibre 77 mm), aunque muy inferior en potencia de fuego a una división francesa o inglesa. Contaba con 12 piezas de 100/17, 24 de 75/27, 8 de 65/17, además de 8 anticarros de 47/32 y 16 Breda de 20/65 para la protección antiaéra. Con esos cañones, sobre todo los 100 mm, era la envidia de gran parte de las divisiones líbicas. Ya vemos que la principal debilidad radica en que 10.000 hombres solo tenían 8 anticarros para defenderse (en realidad, las piezas de 65 mm también podían adaptarse a esa labor).

Disponía también de 12 morteros de 81, excelentes. Pero muy escasos. Sin embargo, había morteros de 45 mm para dar y regalar: 111. Lástima que hacían poco más que ruido en la arena. Esa sobredotación de morteros no servía de gran cosa. Al ir la infantería a pie, los morteros de 45 mm disparaban los proyectiles que llevaban sus servidores, dos maletas... y quedaban inservibles porque no había la posibilidad de acarrear más munición. Un transporte de cadenas a partir de las tanquetas L33 hubiera solucionado esa deficiencia, pero se prefirió utilizar las tanquetas como tanques medios.

Como la mayor parte del Ejército italiano en Libia, cuando estallaron las hostilidades estaba en el frente de Túnez. La ofensiva inglesa de diciembre de 1940 le obligó a desprenderse de sus camiones y de su regimiento de artillería, que fueron despachados a toda prisa hacia Cirenaica.


Según reza una antigua inscripción en la portada de la iglesia de Otxate, cuando el mundo era joven, solo habitaban la tierra y los océanos seres primordiales a los que no resultaba agradable contemplar. Extraños y deformes, procedentes del vacío y las estrellas. En una época aún arcana, estos seres primordiales se ocultaron más allá del tiempo, pero dejaron su semilla. Cthulhu engendró a los seres de la tierra; Dagón, a los marinos, y Derleta, a los lunares.

"Caperucita y otros relatos vascos de terror"

Buscaglia
General de Ejercito
General de Ejercito
Mensajes: 9256
Registrado: 03 Sep 2005 10:56

Re: La Bologna o "un discreto tono gris"

Mensaje por Buscaglia »

Saludos.

Como la mayor parte del Ejército, cuando estallaron las hostilidades estaba en el frente de Túnez. La ofensiva inglesa de diciembre de 1940 le obligó a desprenderse de sus camiones y de su regimiento de artillería. Este fue destruido sin pena ni gloria en Derna en enero de 1941, lo mismo que la artillería de gran parte de las unidades que estaban en Tripolitania. Señalo esto porque cuando se ven las capturas de cañones de Compass, uno podría pensar que las divisiones italianas disponían de gran número de piezas. Pero no era así, los ingleses capturaron casi la totalidad de la artillería existente en África. Graziani mandó casi todos los regimientos de artillería de las unidades que estaban en Trípolitania a reforzar la línea Bengasi-Derna. Y esos cañones se perdieron cuando los ingleses embolsaron al ejército italiano en Beda Fomm.

El 8 de febrero de 1941 desembarco el 205º Regimiento de Artillería que sustituyó la artillería perdida. Ya con cañones de nuevo -pero casi sin transporte a motor- la Bologna participa en la contraofensiva de Rommel. En realidad, se la había planeado convertir en una unidad motorizada similar a la Trento pero la falta de vehículos no lo permitió. Como tantas unidades italianas, normalmente llegaba tarde a los lugares de ataque y en la retirada lo tenía muy difícil para evitar la captura. La dotación de munición, agua o alimentos era escasa porque no había con qué llevarlos hasta la tropa. Así que su actuación en la expulsión de los aliados de Cirenaica pasó sin pena ni gloria.

La Bologna iba a ser una de las puntas de lanza de la ofensiva contra Tobruk, planeada para el 23 de noviembre. Su infantería, falta de entrenamiento específico para combates de trinchera -lo mismo que la alemana, como reconoce Rommel- se preparó durante semanas en esa función. Se la reforzó con todo lo que había pero ¡qué refuerzos! 36 viejas ametralladoras Schwarloze presa de guerra, el IV Batallón con tanquetas L 35 y 8 anticarros alemanes de 37/45, inútiles contra los Matilda de la guarnición de Tobruk.

Pero el 19 atacaron los ingleses, adelantándose. La unidad nunca tendrá ya la oportunidad de demostrar sus habilidades en la guerra de trincheras y asaltos. Pero, contra los tanques enemigos, como veremos, sigue sin poder mantener el tipo...
Según reza una antigua inscripción en la portada de la iglesia de Otxate, cuando el mundo era joven, solo habitaban la tierra y los océanos seres primordiales a los que no resultaba agradable contemplar. Extraños y deformes, procedentes del vacío y las estrellas. En una época aún arcana, estos seres primordiales se ocultaron más allá del tiempo, pero dejaron su semilla. Cthulhu engendró a los seres de la tierra; Dagón, a los marinos, y Derleta, a los lunares.

"Caperucita y otros relatos vascos de terror"

Buscaglia
General de Ejercito
General de Ejercito
Mensajes: 9256
Registrado: 03 Sep 2005 10:56

Re: La Bologna o "un discreto tono gris"

Mensaje por Buscaglia »

Saludos.

Como hemos comentado, la operación Crusader se adelantó al asalto del Eje contra Tobruk por unos días (probablemente los servicios de información aliados conocían los planes de Rommel). Así que desde el 19 de noviembre la Bologna tuvo que aceptar un tipo de combate diferente, dinámico, para el que estaba peor preparada que para la guerra de trincheras. La Bologna tiene la orden de evitar tanto que la poderosa guarnición de Tobruk salga de la plaza como de rechazar las columnas que intentan romper el cerco desde Egipto. El problema, como siempre, los tanques, sobre todo los Matilda, contra los que sus piezas resultan impotentes.

El 21 noviembre rechazó, junto a la 21ª Panzer, un potente ataque enemigo en Sidi Rezegh. El 23 toma y pierde varias veces las posiciones de Bir Garsa, enfrentada a la 70 División de infantería y a 60 tanques. En sus informes afirma que todos eran de infantería... cosa que me parece difícil de creer porque no veo como hubiese podido contratatacar y rechazar a tal fuerza. Pienso más bien que era una formación mixta de carros cruceros, coches blindados y algunos Matilda. El 25 ocurre lo inevitable: un columna mecanizada abre un corredor en medio de la línea defensiva de la Bologna y logra enlazar con las fuerzas que habían salido de Tobruk. Que se ha combatido con valor lo muestran las bajas: entre el 21 y el 26 la Bologna perdió 45 oficiales y 1000 hombres. Lo peor es que nuevamente ha perdido su Regimiento de artillería (1 grupo de 100 y dos de 75): como en tantas ocasiones, la artillería ha combatido con gran valor, pero finalmente queda sin municionamiento al gastar las reservas. No hay hay transportes ni para municionarlos ni para evacuar las posiciones y, en esa situación de indefensión, sufren un nuevo ataque blindado que captura la práctica totalidad del regimiento.

El 5 de diciembre Rommel da la orden de retirada. Durante el largo itinerario los partes de guerra aliados anunciaron varias veces su cerco y aniquilación. Pero la unidad logró romper siempre el cerco y llegó a la relativa seguridad de El Agheila. Por esas fechas solo contaba con 1.826 componentes y las unidades de infantería estaban al 30% (uno de sus batallones estaba aislado en Bardia, donde se rindió con la guarnición el 2 de enero). Como hemos dicho, no tenía un solo cañón medio, si bien la infantería había conservado algunos 37 y 47 mm que le sirvieron para frenar a los carros crucero que les perseguían desde Tobruk. Afortunadamente, los Matilda se averiaban mucho y eran lentísimos, así que no se usaban en la persecución.
Según reza una antigua inscripción en la portada de la iglesia de Otxate, cuando el mundo era joven, solo habitaban la tierra y los océanos seres primordiales a los que no resultaba agradable contemplar. Extraños y deformes, procedentes del vacío y las estrellas. En una época aún arcana, estos seres primordiales se ocultaron más allá del tiempo, pero dejaron su semilla. Cthulhu engendró a los seres de la tierra; Dagón, a los marinos, y Derleta, a los lunares.

"Caperucita y otros relatos vascos de terror"

Buscaglia
General de Ejercito
General de Ejercito
Mensajes: 9256
Registrado: 03 Sep 2005 10:56

Re: La Bologna o "un discreto tono gris"

Mensaje por Buscaglia »

Saludos.

Durante la larga retirada los partes aliados anunciaron varias veces su cerco y aniquilación. Pero la unidad logró eludir el cerco y llegó a la relativa seguridad de El Agheila. Llegó, pero muy debilitada. Por esas fechas solo contaba con 1.826 componentes. Las unidades de infantería estaban al 30% (y uno de sus batallones estaba aislado en Bardia, donde se rindió con la guarnición el 2 de enero) y no disponía ni de un solo cañón medio. La la infantería había logrado conservar algunos 37 alemanes y 47 italianos.

Durante el primer semestre de 1942 la unidad se reorganiza poco a poco según el modelo AS42: ahora contará solo con 6 batallones de infantería, 3 compañías de morteros de 81 mm y 5 grupos de artillería. Se le agrega alguna unidad extra, pero siempre con armamento deplorable: en este caso, un grupo de 75/27 que no puede competir con los 12 libras del enemigo. Nunca se cubre la plantilla orgánica.

El aspecto mas positivo de la reorganización es que se le agregan dos baterías antiaéreas de 20 mm sobre camiones Ford, que le proporcionan cierta cobertura contra los ataques en vuelo rasante del enemigo. Pero cuando se inicia la ofensiva de Ain el Gazala todavía solo dispone de 5.000 combatientes. Y la mayoría inicia la ofensiva a pie. Hubo soldados que hicieron 700 kilómetros andando para llegar a El Alamein,.Y allí se pararon: no había fuerza ni energía para llegar más allá.

Para el 16 de julio de 1942 la unidad está ya en línea, combatiendo con fortuna desigual para desfondar el frente enemigo. Atacan la cresta de Ruweisat durante la batalla de Alam el Alfa sin lograr ocupar sus objetivos. El 5 de septiembre se vuelven las tornas y su artillería aniquila a una compañía neozelandesa que trataba de sorprender por la retaguardia al Kampgruppe Von de Heydte, una unidad de paracaidistas. En ausencia de Rommel, el jefe del Afrika Korps Stumme reparte numerosas cruces de hierro.

En un premio amargo. La división debe defender las crestas de Ruweisat, posiciones muy expuestas que son uno de los lugares por donde los aliados pretender romper el frente. Ni por número ni por medios es una acción que puedan cumplir. saben que de ellos se espera que frenen el ataque enemigo lo suficiente para dar tiempo a las fuerzas móviles del Eje a contraatacar.
Según reza una antigua inscripción en la portada de la iglesia de Otxate, cuando el mundo era joven, solo habitaban la tierra y los océanos seres primordiales a los que no resultaba agradable contemplar. Extraños y deformes, procedentes del vacío y las estrellas. En una época aún arcana, estos seres primordiales se ocultaron más allá del tiempo, pero dejaron su semilla. Cthulhu engendró a los seres de la tierra; Dagón, a los marinos, y Derleta, a los lunares.

"Caperucita y otros relatos vascos de terror"

Buscaglia
General de Ejercito
General de Ejercito
Mensajes: 9256
Registrado: 03 Sep 2005 10:56

Re: La Bologna o "un discreto tono gris"

Mensaje por Buscaglia »

Saludos.

Proseguimos con los avatares de la 25º División Fanteria Autotransportabile Tipo AS “Bologna”

La habíamos dejado encallada en el frente de El Alamein, con muy pocas esperanzas de poder proseguir el avance hasta el soñado Nilo. Durante casi un mes sus expuestas posiciones en las crestas de Ruweisat sufrieron duros ataques aéreos y artilleros diarios. La escasez de municiones tampoco permitía intentar devolver algo de daño al enemigo porque había que ahorrarlas para rechazar el auténtico ataque. En cualquier caso, el corto alcance de sus piezas no les hubiera permitido retribuir de forma adecuada a los aliados. Había que cerrar con fuerza la mandíbula y aguantar.

Posteriormente las cosas se pudieron todavía más serias: la noche del 23 al 24 de octubre rechazaron un ataque nocturno de la 1ª Brigada de Infantería Sudafricana y la 4ªDivisión India. Luego los historiadores aliados dirán que fue un ataque “de diversión” pero el asunto no está claro: otros autores afirman que fue un intento claro de hundir el frente por donde era más débil, es decir, las posiciones italianas, que, al no salir bien, se reclasificó a posteriori como "finta de diversión". En cualquier caso vemos de nuevo que, contra hindúes y sudafricanos, los resultados italianos son mucho mejores que cuando combaten con australianos o neozelandeses.

La siguiente semana se mantiene la línea, pero cada vez con más bajas. Los stock de munición se van agotando, muchas piezas van siendo desmanteladas y el dominio aéreo del enemigo provoca que apenas lleguen refuerzos de material y para cubrir las pérdidas en combate.

El 2 de noviembre, con la unidad ya muy debilitada, reciben la orden que va a sellar su destino: debe replegarse a Deir el Beida. La orden, que procede del mando alemán, parece un absurdo. Con la enorme carencia de medios motorizados y bajo la presión enemiga, es fácil que al abandonar sus posiciones atrincheradas la unidad sea cercada y destruida por el enemigo. Pero el Ejército es el ejército y las órdenes deben de ser obedecidas.

Así que la Bologna inicia una retirada por el desierto en las peores condiciones posibles...
Según reza una antigua inscripción en la portada de la iglesia de Otxate, cuando el mundo era joven, solo habitaban la tierra y los océanos seres primordiales a los que no resultaba agradable contemplar. Extraños y deformes, procedentes del vacío y las estrellas. En una época aún arcana, estos seres primordiales se ocultaron más allá del tiempo, pero dejaron su semilla. Cthulhu engendró a los seres de la tierra; Dagón, a los marinos, y Derleta, a los lunares.

"Caperucita y otros relatos vascos de terror"

Buscaglia
General de Ejercito
General de Ejercito
Mensajes: 9256
Registrado: 03 Sep 2005 10:56

Re: La Bologna o "un discreto tono gris"

Mensaje por Buscaglia »

Saludos.

Asistiremos hoy al final de la 25 División Fanteria Autotransportabile Tipo AS “Bologna”

Habíamos comentado que, con la batalla de El Alamein ya perdida para el Eje, el 2 de noviembre, con la unidad ya muy probada, recibe la orden que va a sellar su destino: debe replegarse a Deir el Beida.

Debido a la carencia de medios motorizados, lo más probable es que, al abandonar sus posiciones atrincheradas, la Bologna fuese cercada y destruida por el enemigo. En desierto abierto y sin los stocks de munición que no podrían evacuarse, la situación pintaba muy mal.

Los italianos abandonan sus trincheras, pozos de tirador y refugios de la forma más discreta posible e inician el repliegue. Unos pocos pelotones se quedan atrás para mantener el fuego e intentar engañar a los aliados haciendo creer que la Bologna sigue allí. Los pocos vehículos disponibles se cargan con armas automáticas, morteros y algo de munición. Otros arrastrarán los escasos cañones operativos. Pero gran parte de la infantería parte a pie. Tendrán que hacer el itinerario andando o, a tramos, arramacinados en un camión.

La operación, sin embargo, sale bien contra todo pronóstico. El día 2 y 3 de noviembre los hombres de la Bologna se repliegan sin que el enemigo ocupe sus posiciones ni salga en su persecución.

Pero el 4 llega la contraorden que sellará el destino de la unidad: ahora deben volver y reocupar de nuevo las posiciones originales. Es de locos, pero vuelven hacia el este. Y el nuevo movimiento, en gran parte a pie, provoca la disgregación de la unidad. Además, muchos medios mecánicos, ya en condiciones precarias, se averían, se quedan sin combustible o son destruidos por la aviación enemiga. Se pierde casi todo el equipo pesado: poco queda para combatir más allá de las armas individuales y la munición que portan los propios soldados.

En esta situación crítica son atacados por la 2 División Neozelandesa, que ha roto por fin la línea defensiva. Sin agua, escasos de armamento ligero y sin armamento pesado, muchos se rinden. Otras compañías, las mejor mandadas, logran romper el cerco y se retiran combatiendo hacia el oeste. Los días siguientes siguen resistiendo, con combates en Abu Aggag (5 noviembre), Fuka (6 noviembre) y Marsa Matruck (el 7). Pero la unidad como tal está aniquilada antes de salir de Egipto. Oficialmente la Bologna es disuelta el 21 de noviembre, aunque algunas compañías, agregadas a otras unidades, siguieron combatiendo hasta la rendición de Túnez el 13 de mayo de 1943.
Según reza una antigua inscripción en la portada de la iglesia de Otxate, cuando el mundo era joven, solo habitaban la tierra y los océanos seres primordiales a los que no resultaba agradable contemplar. Extraños y deformes, procedentes del vacío y las estrellas. En una época aún arcana, estos seres primordiales se ocultaron más allá del tiempo, pero dejaron su semilla. Cthulhu engendró a los seres de la tierra; Dagón, a los marinos, y Derleta, a los lunares.

"Caperucita y otros relatos vascos de terror"

RODRIGO1
Comandante
Comandante
Mensajes: 3152
Registrado: 19 Feb 2017 15:56

Medallas

Parches

Re: La Bologna o "un discreto tono gris"

Mensaje por RODRIGO1 »

"Los italianos abandonan sus trincheras, pozos de tirador y refugios de la forma más discreta posible e inician el repliegue. Unos pocos pelotones se quedan atrás para mantener el fuego e intentar engañar a los aliados haciendo creer que la Bologna sigue allí. Los pocos vehículos disponibles se cargan con armas automáticas, morteros y algo de munición. Otros arrastrarán los escasos cañones operativos. Pero gran parte de la infantería parte a pie. Tendrán que hacer el itinerario andando o, a tramos, arramacinados en un camión.

La operación, sin embargo, sale bien contra todo pronóstico. El día 2 y 3 de noviembre los hombres de la Bologna se repliegan sin que el enemigo ocupe sus posiciones ni salga en su persecución"

¿Se sabe porqué los aliados no atacaron no atacaron el día 2 y 3 de Noviembre? ¿Estaban golpeados? ¿Concentraban su avance en otro sector?

La contraorden una locura en esas condiciones.
Para el Sabio no existe la riqueza. Para el Virtuoso no existe el poder. Y para el Poderoso no existen ni el Sabio ni el Virtuoso. (Roberto Fontanarrosa)

Buscaglia
General de Ejercito
General de Ejercito
Mensajes: 9256
Registrado: 03 Sep 2005 10:56

Re: La Bologna o "un discreto tono gris"

Mensaje por Buscaglia »

RODRIGO1 escribió:"Los italianos abandonan sus trincheras, pozos de tirador y refugios de la forma más discreta posible e inician el repliegue. Unos pocos pelotones se quedan atrás para mantener el fuego e intentar engañar a los aliados haciendo creer que la Bologna sigue allí. Los pocos vehículos disponibles se cargan con armas automáticas, morteros y algo de munición. Otros arrastrarán los escasos cañones operativos. Pero gran parte de la infantería parte a pie. Tendrán que hacer el itinerario andando o, a tramos, arramacinados en un camión.

La operación, sin embargo, sale bien contra todo pronóstico. El día 2 y 3 de noviembre los hombres de la Bologna se repliegan sin que el enemigo ocupe sus posiciones ni salga en su persecución"

¿Se sabe porqué los aliados no atacaron no atacaron el día 2 y 3 de Noviembre? ¿Estaban golpeados? ¿Concentraban su avance en otro sector?

La contraorden una locura en esas condiciones.
Saludos.

La orden fue una apuesta de Rommel para salvar lo salvable. La contraorden la firmó el mismo Hitler y supuso certificar la debacle. Probablemente Rommel hubiese podido salvar gran parte del Ejército el 2. El 4 no era ya posible.

No sé exactamente porqué los aliados no atacaron por el frente de la Bologna en esos días. Por un lado, la batalla también los había dejado bastante tocados. Quizá lo esencial es que el rompimiento lo querían hacer por otro punto y las patrullas que quedaban les hicieron creer que la división seguía allí. Pero lo dudo porque a través de Enigma sabían mejor que los propios italianos qué pasaba.
Según reza una antigua inscripción en la portada de la iglesia de Otxate, cuando el mundo era joven, solo habitaban la tierra y los océanos seres primordiales a los que no resultaba agradable contemplar. Extraños y deformes, procedentes del vacío y las estrellas. En una época aún arcana, estos seres primordiales se ocultaron más allá del tiempo, pero dejaron su semilla. Cthulhu engendró a los seres de la tierra; Dagón, a los marinos, y Derleta, a los lunares.

"Caperucita y otros relatos vascos de terror"

Buscaglia
General de Ejercito
General de Ejercito
Mensajes: 9256
Registrado: 03 Sep 2005 10:56

Re: La Bologna o "un discreto tono gris"

Mensaje por Buscaglia »

Saludos.

En su momento pasé de forma muy superficial por la actuación de la Bologna en noviembre-diciembre de 1941. Pero fueron 20 días de combates continuos contra un enemigo a menudo muy superior numéricamente y, siempre, muy superior técnicamente. De hecho, los combates fueron tan duros que los partes aliados anunciaron dos veces la destrucción de la unidad para justificar su falta de resultados. Así que ahora, con más datos, retomo aquellas sangrientas tres semanas.


El sitio de Tobruk, que duraba ya más de 200 días, se mantenía principalmente con unidades de infantería italianas: la Pavía, la Brescia y la Bologna. Los australianos de la 9ª habían sudo evacuados y en su lugar llegó la 70ª División de Infantería británica, fuerte en tres brigadas y 17.000 hombres. Unidad formada en Palestina en 1938 con personal veterano que ya había combatido en Siria. Llegaron en octubre, así que las tropas estaban relativamente frescas, a diferencia de la Bologna que estaba en campaña desde que estalló la guerra en junio de 1940 y cuyos efectivos no alcanzaban el 50% de la 70ª. La segunda unidad de más entidad de la guarnición era la Brigada Carpatia, 6.100 polacos. Su llegada incomodó al Eje y... a los aliados. La dureza del sitio había impuesto treguas y acuerdos tácitos entre atacantes y defensores. Los polacos no querían mantenerlos y los ingleses tuvieron que forzarles a respetarlos para hacer menos infernal la lucha.

La guarnición de Tobruk disponía además de 4 regimientos de artillería de 25 libras, uno de 18 y otro de 4´5 pulgadas. Superiores a los cañones italianos en calibre y alcance. Eso obligaba a la Bologna a mantener sus piezas de campaña, de 100, 75 y 65 mm, en primera línea, para poder responder al fuego enemigo. Esto, unido a que el transporte motorizado les había sido retirado en gran parte, tuvo las consecuencias que veremos posteriormente.

Para romper el sitio, a la 70ª División británica se le había agregado la 32ª Brigada de Tanques. Contaba con unos 150 blindados. Los A10 y A13 eran aceptables, pero resultaban asequibles a los anticarros italianos de 47 mm. Lo mismo que algún M13 capturado que todavía se mantenía en funcionamiento. Los ligeros Mark IV eran casi desdeñables en las acciones de sitio porque los italianos tenían numerosos Breda de 20 mm antiaéreas que podían traspasarlos (de hecho, una de las mayores debacles en porcentaje de bajas aliada fue 28 muertos y heridos de 30 tripulantes y 10 carros destruidos de 12 en un encuentro de los Mark IV con la artillería italiana el 11 de diciembre de 1940).

Rommel desconocía la potencia de la fuerza de tanques de la guarnición porque no se habían usado en masa. Así que ni los campos de minas eran los adecuados y, lo peor, no había piezas de 88 capaces de frenarlos. Porqueo la gran ventaja británica eran los Matilda, con sus 78 mm de coraza fundida, de los que había medio centenar. Con esa misma cifra de Matilda los aliados habían destruido en diciembre de 1940 a 4 divisiones italianas en Egipto y tomado posteriormente Bardia y Tobruk. A veces sorprende que un tanque que estaba dando satisfacciones a los ingleses, el único, se dejase de producir tan pronto. Así que vamos a hacer una pequeña digresión al respecto...
Según reza una antigua inscripción en la portada de la iglesia de Otxate, cuando el mundo era joven, solo habitaban la tierra y los océanos seres primordiales a los que no resultaba agradable contemplar. Extraños y deformes, procedentes del vacío y las estrellas. En una época aún arcana, estos seres primordiales se ocultaron más allá del tiempo, pero dejaron su semilla. Cthulhu engendró a los seres de la tierra; Dagón, a los marinos, y Derleta, a los lunares.

"Caperucita y otros relatos vascos de terror"

Buscaglia
General de Ejercito
General de Ejercito
Mensajes: 9256
Registrado: 03 Sep 2005 10:56

Re: La Bologna o "un discreto tono gris"

Mensaje por Buscaglia »

Saludos.

Antes de profundizar sobre el impacto de los Matilda en el intento de ruptura del cerco, rectifico la cifra de tanques. Según el parte actualizado que se envió a Churchill a antes de la batalla: los Matilda eran 67 y el total de tanques, 128. La artillería se componía de, además de los cañones del puerto, 92 piezas de campaña, 59 anticarros, 24 antiaéreos medios y 64 antiaéreos entre los 20 y 40 mm.


Creo que es conveniente recordar un hecho muy significativo: solo en el Tobruk sitiado había 128 tanques aliados... casi el mismo número de tanques que tenían los italianos en todo el norte de África.

Y, ya volviendo sobre esos 67 Matilda... Con una cifra inferior se habían destruido en diciembre de 1940 a 4 divisiones italianas atrincheradas en Egipto y tomado Bardia y Tobruk. A veces sorprende que un tanque que estaba dando tantas satisfacciones a los ingleses (en realidad, casi el único que daba satisfacciones en aquella época), se dejase de producir tan pronto.

Para entender mejor las cualidades y defectos del arma, vamos a recordar lo que había pasado casi un año antes, en diciembre-enero de 1941. Los Matilda habían arrasado pero en cada ataque tuvieron un 50% de bajas. Eso sí, bajas recuperables. Salieron 50 tanques a atacar los campamentos italianos y solo llegaron 44 al primero, Nibeiwa. Allí se perdieron 22. Los 78 mm de chapa fundida no fueron traspasados por ningún proyectil, pero se rompieron cadenas, filtros, sistemas ópticos, se bloquearon las torretas, algún tubo de cañón estalló...

En el siguiente campo atrincherado, Tummar Oeste, 6 Matilda quedaron en el campo de minas, pero pudieron salvarse posteriormente. Finalmente, a Tummar Este llegaron solo 9 Matildas de los 50 originales. 9 Matildas que bastaron para abrir brecha en la posición italiana. Y allí se perdió el único que me consta fue baja definitiva al embestir una pieza de 100 mm, calar el motor y volar cuando estalló la munición de la posición.

El ataque aliado contra Tobruk lo emprendieron 18 Matildas, que fueron igualmente capaces de abrir la brecha en las defensas.

Es decir, por sus averías y limitaciones de velocidad y autonomía, el Matilda era un tanque a retirar del frente. Una pesadilla para cualquier general, que no lo quería para una ofensiva porque mediatizaba cualquier operación conjunta por su lentitud y porque su disponibilidad se deshacía por las averías incluso sin entrar en combate. Pero en ataques en distancias cortas a partir de una base acondicionada (como era el caso de Tobruk) y, si quedabas dueño del terreno, era el arma más decisiva del momento. Invulnerable para los anticarros de los sitiadores. Si 18 carros lograron tomar la ciudad a los italianos, 67 debieran bastar para liberarla.

Así que desde Egipto se habían transferido a la guarnición muchos de sus Matilda, quedándose Wawell con los nuevos carros crucero, útiles para una operación ofensiva que exigía circular días por el desierto.

El XXI Cuerpo de Ejército del general Navarrini debía mantener a raya a la guarnición de Tobruk. Los 50 kilómetros del perímetro ofrecían muchos posibles puntos de ruptura. Con la Brescia al oeste, la Trento al sur, la Pavía al sureste y la Bologna, al este, el lado más próximo al frente. La mala suerte para la Bologna y por los aliados es que decidieron romper precisamente por donde defendía esta unidad...
Según reza una antigua inscripción en la portada de la iglesia de Otxate, cuando el mundo era joven, solo habitaban la tierra y los océanos seres primordiales a los que no resultaba agradable contemplar. Extraños y deformes, procedentes del vacío y las estrellas. En una época aún arcana, estos seres primordiales se ocultaron más allá del tiempo, pero dejaron su semilla. Cthulhu engendró a los seres de la tierra; Dagón, a los marinos, y Derleta, a los lunares.

"Caperucita y otros relatos vascos de terror"

Buscaglia
General de Ejercito
General de Ejercito
Mensajes: 9256
Registrado: 03 Sep 2005 10:56

Re: La Bologna o "un discreto tono gris"

Mensaje por Buscaglia »

Saludos.

Aunque la Bologna protegía el lado de Tobruk más cercano a Egipto y, por ello, más expuesto, como unidad andaba muy escasa de todo. De hecho, peor que al inicio de la contienda. Cuando se inició la guerra la Bologna disponía de 135 vehículos en dotación, del todo insuficientes. Pero, en su condición de unidad inmóvil, hasta se le habían retirado algunos de esos vehículos para servir en el abastecimiento del Afrika Korps.

La unidad estaba distribuída en una serie de puntos fuertes, blocaos con ametralladoras, un mortero o un cañón anticarro, tras un somero campo de minas. Los anticarros eran solo una dieciocho: 12 cañones de 47 italianos y 6 piezas de 37 mm que les habían proporcionado los alemanes. Tenían algo más de poder de penetración pero eran igualmente inútiles contra un Matilda. Tras ellos, pero no muy lejos debido a su corto alcance, estaba la artillería de campaña de la Bologna.

El general Gotti, como los italianos en general, esperaba el ataque enemigo. El problema es que Rommel no, pese a los avisos que como hemos visto había recibido de la división Savona, que estaba de guarnición en Bardia y Halfaya. Así que la fuerza invasora se infiltró por el sur del desierto y tomó dirección Tobruk.

El general Scobie, de la 70 División británica, esperaba que las columnas procedentes de Egipto se acercasen para lograr la ruptura. A lo largo del 20, los aliados llegaron a 48 kilómetros de Tobruk, a Sidi Rezegh. Era el momento de iniciar una salida para enlazar con ellos.

La noche del 20 al 21 la 70 División realizó una primera tentativa de ruptura. Las avanzadillas aliadas comenzaron una actividad masiva de patrullas para retirar minas y explorar las vías de ataque. Si la acción no era contrarrestada, se intentaría mellar la línea defensiva italiana en la oscuridad. Los australianos, al inicio del sitio, habían roto algunas noches la línea italiana. Pero ahora la resistencia era muy superior y quizá la 70ª menos eficaz. Cuando se acercaron a los blocaos italianos, el fuego de artillería (los 47 italianos, a diferencia de los 2 libras, podían disparar alto explosivo), de los morteros, fusilería y ametralladora fue tan fuerte que los aliados decidieron suspender el ataque, pero no el desminado.

No parecía tener sentido perder muchos hombres a la noche cuando, a la luz del día, se esperaba que los Matilda pulverizaran a la Bologna...
Según reza una antigua inscripción en la portada de la iglesia de Otxate, cuando el mundo era joven, solo habitaban la tierra y los océanos seres primordiales a los que no resultaba agradable contemplar. Extraños y deformes, procedentes del vacío y las estrellas. En una época aún arcana, estos seres primordiales se ocultaron más allá del tiempo, pero dejaron su semilla. Cthulhu engendró a los seres de la tierra; Dagón, a los marinos, y Derleta, a los lunares.

"Caperucita y otros relatos vascos de terror"

Buscaglia
General de Ejercito
General de Ejercito
Mensajes: 9256
Registrado: 03 Sep 2005 10:56

Re: La Bologna o "un discreto tono gris"

Mensaje por Buscaglia »

Saludos.


De forma sorprendente, el primer combate de la Bologna del día siguiente no fue contra los sitiados, sino contra la 7ª Armoured Brigade que, procedente de Egipto, había llegado hasta Sidi Rezegh, a un tiro de piedra de Tobruk. Los alemanes improvisaron una fuerza para rechazarla con efectivos de la 9ª Ligera, de la 15ª Panzer y de la Bologna. Un batallón del 39º Regimiento y una compañía de antitanques fueron sacados de la unidad para rechazar a la 7 Brigada. Los ingleses fueron frenados in extremis, pero esa división de fuerzas debilitó las posiciones italianas en el cerco de Tobruk. En esa batalla el sargento Rossi obtuvo póstumamente la Medalla de Plata al valor por haber destruido numerosos vehículos enemigos y seguir haciendo fuego una vez que los ingleses superaron su pieza (el 47, salvo contra los Matilda, en 1941 tenía todavía una discreta capacidad destructiva).

Pero por la tarde el peligro partió del mismo Tobruk. El general Scobie, jefe de la 70 División, ordenó hacer una salida a través de las posiciones de la Bologna para enlazar con la 7ª Armoured Brigade, ahora en la zona de El Duda. La tarde del 21 de diciembre una fuerte concentración artillera de 72 piezas machacó las posiciones de la Bologna durante una hora. ¡Casi 10.000 proyectiles en el mayor fuego de cobertura realizado hasta ese momento!

A continuación atacó una falange de 50 Matilda del 4º Regimiento de Tanques y tres batallones de infantería. Scobie estaba convencido de que se abrirían paso porque en abril un solo batallón australiano, con únicamente 3 Matilda, en una incursión había arrollado la primera línea de la Bologna. El 2º King´s Own ocupaba el flanco derecho del ataque; el 2º Batallón Black Watch, reputada unidad escocesa, era la fuerza central y la 2ª Queen´s Own avanzaba por la izquierda. Una vez rompieran las defensas, se dirigirían hacia El Duda, donde enlazarían con una fuerza procedente de Egipto.

Los carros pesados avanzaron por el campo de minas, donde los zapadores habían realizado una labor de desminado parcial. Algunos carros quedaron allí al soltarse las cadenas y otros por averías mecánicas o daños menores causados por la artillería italiana. Los puntos fuertes italianos lanzaban todo lo que tenían, pero la desesperación cundía al comprobar que sus 37 y 47 rebotaban en la coraza de los carros. En vista de ello, algunas piezas comenzaron a cargar alto explosivo y disparar contra la infantería que seguía a los carros...
Según reza una antigua inscripción en la portada de la iglesia de Otxate, cuando el mundo era joven, solo habitaban la tierra y los océanos seres primordiales a los que no resultaba agradable contemplar. Extraños y deformes, procedentes del vacío y las estrellas. En una época aún arcana, estos seres primordiales se ocultaron más allá del tiempo, pero dejaron su semilla. Cthulhu engendró a los seres de la tierra; Dagón, a los marinos, y Derleta, a los lunares.

"Caperucita y otros relatos vascos de terror"

Buscaglia
General de Ejercito
General de Ejercito
Mensajes: 9256
Registrado: 03 Sep 2005 10:56

Re: La Bologna o "un discreto tono gris"

Mensaje por Buscaglia »

Saludos.

El general Gotti, de la Bologna, viendo el cariz que tomaban las cosas y poco convencido de que únicamente con sus fuerzas pudiera bloquear el ataque, comunicó a la 90ª Ligera, que constituía la reserva y a sus vecinos de la Pavía la entidad de la ofensiva enemiga. Pero la Pavía le señaló que no podía ayudar: tenía sus propios problemas porque Scobie había planeado un ataque de diversión de la Brigada de los Cárpatos en esa parcela de frente con el objetivo de que la Pavía no pudiera apoyar a la Bologna. Pero los polacos, deseosos de lucha y de lucirse, se habían empeñado más a fondo de lo que señalaban sus órdenes. Una compañía de la Pavía cedió y allí también parecía que el frente podía hundirse (y, de hecho, si hubiese existido un apoyo blindado de entidad, por allí se hubiera producido la esperada ruptura).

Desde la Bologna los artilleros les lanzaron todo lo que tenían pero ya hemos comentado que obtuvieron escaso resultado. Quienes sí sufrieron el bombardeo italiano eran los infantes que se desplazaban tras los carros. Finalmente los Matildas alcanzaron distancia de usar las ametralladoras contra los cañones (las piezas de 2 libras de los Matilda no lanzaban munición explosiva y eran muy ineficaces por ello contra la artillería enemiga). Los tanques y, tras ellos, la infantería se hicieron con la primera línea y capturaron 4 cañones de 37 mm y 4 de 47, casi todos los antitanque de la unidad (ya hemos comentado que una compañía se había en viado a Sidi Rezegh). Hay libros que dicen que los aliados consiguieron hacerse con 35 cañones italianos, casi toda la artillería de la Bologna. Pero la realidad es claramente otra porque los propios partes de la 70 División señalan que únicamente cogieron 8 anticarros.

Parecía que el objetivo estaba cumplido y, un año antes, así habría sido porque los italianos se hubieran desmandado o rendido al perder la línea fortificada. Pero esta vez no hubo rendición en masa, aunque dos batallones italianos casi se perdieron en su totalidad. Cuando los ingleses quisieron salir a campo abierto, la cosa se complicó porque los la Bologna había rehecho la línea, la artillería de campaña seguía machacando y el fuego de ametralladora y fusilería seguía muy denso.

En ese punto muchos Matilda estaban averiados y, los que quedaban, cayeron en un segundo campo de minas que no conocían que existiese. Y la infantería aliada no esperaba que la Bologna seguía combatiendo. Pero les plantaban cara de nuevo. Ya un apoyo artillero aliado no tan importante porque las posiciones del frente no quedaban tan nítidas y con los carros muy disminuidos, el ataque central del Black Watch se convirtió en una carga suicida bajo el furioso fuego de ametralladoras. Atacaron y tomaron varias posiciones, pero fueron frenados en el punto de apoyo “Tigre”. El batallón perdió 386 hombres (79 muertos y 287 heridos), entre ellos su oficial al mando, un 75% de bajas.

A media tarde la ofensiva había avanzado unos 5 kilómetros hacia Ed Duda, pero la tropa ya no había fuerzas para proseguir. Los Matilda, sin gasolina, volvieron a repostar o recibían reparaciones de urgencia. Y entre los defensores, la 70 División, además de la Bologna, habían detectado la llegada de los alemanes de la 90 Ligera. La cosa comenzaba a pintar muy mal...
Según reza una antigua inscripción en la portada de la iglesia de Otxate, cuando el mundo era joven, solo habitaban la tierra y los océanos seres primordiales a los que no resultaba agradable contemplar. Extraños y deformes, procedentes del vacío y las estrellas. En una época aún arcana, estos seres primordiales se ocultaron más allá del tiempo, pero dejaron su semilla. Cthulhu engendró a los seres de la tierra; Dagón, a los marinos, y Derleta, a los lunares.

"Caperucita y otros relatos vascos de terror"

Buscaglia
General de Ejercito
General de Ejercito
Mensajes: 9256
Registrado: 03 Sep 2005 10:56

Re: La Bologna o "un discreto tono gris"

Mensaje por Buscaglia »

Saludos.

El general Scobie, que libraba su batalla no en función de sus necesidades, sino de la ofensiva que se desarrollaba desde Egipto, se encontraba en un serio problema. Ahora temía que, con la llegada de los alemanes de la 90ª y sus tropas agotadas por los combates y sin tanques que les protegiesen, un contraataque pudiera arrollar a su avanzada. Afortunadamente para él, llegó el comunicado de que los alemanes habían rechazado a sus compañeros de El Duda. Allí Scobie vio la ocasión de suspender la batalla, replegarse en parte y consolidarse en el corredor conquistado, a la espera de una nueva ocasión de enlazar con los atacantes del Octavo Ejército.

Al hacer balance de la jornada, pese a las pérdidas, la Bologna podía estar satisfecha. Junto con la 90ª Ligera había frenado a la VII Brigada Blindada en Sidi Rezegh y también, aunque cediendo 5 kilómetros, finalmente había bloqueado la salida de la guarnición de Tobruk.

Aquella madrugada los combates no cesaron para la Bologna, que tuvo que combatir en Tugun un nuevo intento de infiltración de los neozelandeses. La lucha fue muy dura y el teniente Goduti, del 40º Regimiento, murió conduciendo un contraataque, por lo que se le concedió la Medalla de Oro al valor. Finalmente se logró rechazar a los neozelandeses.

No hubo descanso para la Bologna porque el día siguiente, el 23, Scobie ordenó a los regimientos 2º de York y Lancaster, con el apoyo de 60 tanques, atacar hacia Bel Hamid con objetivo final de llegar a Sidi Rezegh, que habían alcanzado de nuevo la 7ª División Blindada y los neozelandeses. El optimismo volvía a imperar en el mando aliado, seguros de que la Bologna estaba en las últimas y no volvería a frenarles. El apoyo blindado volvía a ser fortísimo: las bajas entre los Matilda se suplieron incluyendo en el ataque todos carros medios existentes, más vulnerables.

Tras una súbita concentración artillera, se produjo el ataque al mediodía. La Bologna resistió, pero finalmente hubo de ceder algunas de sus posiciones fortificadas en Bir Bu Assaten debido a la enorme superioridad enemiga. Se reprodujo la situación del ataque anterior. Los Matilda avanzaron y llegaron hasta las posiciones de la artillería de campaña italiana (los anticarros se perdieron la jornada anterior), que estaba bastante avanzada para poder batir a los 12 libras ingleses de mayor alcance. A falta de vehículos no se pudo evacuar las piezas y 10 cañones de 105 y 12 de 75 mm se perdieron. Ahora sí la Bologna estaba sin artillería de campaña y además tenía 834 bajas, la mayoría prisioneros.

Cayó el puesto defensivo número 4, al sur de Bir el Gafsa. La cosa pintaba muy mal aunque los atacantes que tuvieron numerosas bajas. El agotamiento y falta de medios de la Bologna parecía que les ponía en mano la victoria, pero...
Según reza una antigua inscripción en la portada de la iglesia de Otxate, cuando el mundo era joven, solo habitaban la tierra y los océanos seres primordiales a los que no resultaba agradable contemplar. Extraños y deformes, procedentes del vacío y las estrellas. En una época aún arcana, estos seres primordiales se ocultaron más allá del tiempo, pero dejaron su semilla. Cthulhu engendró a los seres de la tierra; Dagón, a los marinos, y Derleta, a los lunares.

"Caperucita y otros relatos vascos de terror"

Buscaglia
General de Ejercito
General de Ejercito
Mensajes: 9256
Registrado: 03 Sep 2005 10:56

Re: La Bologna o "un discreto tono gris"

Mensaje por Buscaglia »

Saludos.

Parecía que un último empujón sería suficiente para arrollar a la Bologna y salir a campo abierto. Así que la infantería inglesa y los 16 tanques que seguían operativos se lanzaron a hundir la última resistencia. Pero en ese momento se produjo algo que con lo que Scobie no había contado. Un potente fuego artillero comenzó a castigar el flanco oeste del ataque y, tras el, apareció la infantería italiana. Era el contrataque de la división Pavía. Los días anteriores no pudo apoyar a la Bologna por los ataques polacos en su sector pero, en este caso, al concentrar Scobie todas sus fuerzas en la acometida contra la Bologna, la Pavía pudo lanzar un contrataque de flanco. Como ocurre a menudo en un combate en que ambas partes están agotados, un pequeño empuje extra puede decidir la batalla. Ante la irrupción de un par de compañías de la Pavía y con el fuego artillero machacando su flanco, la 70ª División, que estaba también en el límite de sus fuerzas, fue frenada y su avance sellado. Además la Pavía hizo numerosos prisioneros.

Scobie, creyendo que las fuerzas italianas estarían también en el límite, solicitó un último esfuerzo a sus comandantes para hundir esa noche el frente italiano. Pero los comandantes de las unidades implicadas le respondieron que el estado de sus fuerzas no permitía de momento más que mantener las posiciones. Luego planteó reanudar el ataque al día siguiente, pero ni la situación de sus fuerzas ni la incierta suerte del ataque desde Egipto lo permitieron.

Hubo de esperar hasta el 25-26 de noviembre para ordenar un nuevo ataque, en este caso, en la cresta de El Duda. El avance fue coronado por el éxito por la casi nula capacidad artillera de la Bologna, que había perdido casi todas sus piezas. Debido a esa falta de artillería, fue necesario ampararse en la oscuridad para recuperar las posiciones. La noche del 26 el teniente Cuneo del 39º Regimiento dirige un ataque contra los ingleses y sus tanques a la bayoneta y con granadas para hacerles retroceder unos pocos metros. Medalla de Oro póstuma al valor. Las primeras horas de la mañana del 27 de noviembre la guarnición de Tobruk aprovecha su superioridad en carros y artillería y toma contacto con una pequeña fuerza de neozelandeses. Pero el cerco no está roto porque un contraataque por elementos de la 15ª y la 21ª División Panzer logró restaurar la situación. El grupo Bottcher, de anticarros, se agrega a la Bologna. Ya de nuevo con cañones, no solo se resiste sino que se consiguen rectificaciones del frente a favor de los italianos...
Según reza una antigua inscripción en la portada de la iglesia de Otxate, cuando el mundo era joven, solo habitaban la tierra y los océanos seres primordiales a los que no resultaba agradable contemplar. Extraños y deformes, procedentes del vacío y las estrellas. En una época aún arcana, estos seres primordiales se ocultaron más allá del tiempo, pero dejaron su semilla. Cthulhu engendró a los seres de la tierra; Dagón, a los marinos, y Derleta, a los lunares.

"Caperucita y otros relatos vascos de terror"

Buscaglia
General de Ejercito
General de Ejercito
Mensajes: 9256
Registrado: 03 Sep 2005 10:56

Re: La Bologna o "un discreto tono gris"

Mensaje por Buscaglia »

Saludos.

El 28 de noviembre la 70ª División, ya recuperada, inicio otro ataque masivo, acometiendo los puestos defensivos de la Bologna en Imagen, Belhamed, Bu Amud... La unidad italiana pasó de cercar a quedar casi cercada entre los neozelandes que venían de Egipto, la guarnición y el mar. Lo peor: que le quedaban víveres y munición solo para cinco días. Los combates son tan duros y las bajas aliadas de tal entidad que los partes ingleses dieron por eliminada a la Bologna aquel día 28. Pero, pese a las bajas, la unidad seguía bien operativa.

El 1 de diciembre los partes de guerra aliados dan de nuevo a la Bologna por destruida. El 2, con la progresiva retirada de alemanes e italianos hacia el oeste, la Bologna ya es la única fuerza situada al este de Tobruk (además de las fuerzas cercadas en Bardia, Halfaya y fuertes de las frontera). El cerco casi es total.

El 4 de diciembre, ante un nuevo ataque aliado, la Bologna está de nuevo en una situación crítica. Pero un nuevo contrataque de un batallón de la Pavía, mandado por el mayor Ragnini, logra salvar la situación (además de hacer 137 prisioneros) y restablecer el contacto con la Bologna.A la tarde de ese día, consciente de que la batalla está perdida, Rommel ordena a la Bologna que se retire de su posición del este de Tobruk y marche hacia el oeste, replegándose tras la 90ª Ligera. Aunque parece una operación difícil romper el contacto con el enemigo y no ser arrollado en la operación, el cansancio y desgaste de los aliados es también enorme y la tropa puede evacuar las posiciones. La 70ª División, también en el límite de su aguante, prefiere no intervenir. Material... ya no hay casi nada que llevarse pero a gran parte de la unidad le toca marchar a pie...
Según reza una antigua inscripción en la portada de la iglesia de Otxate, cuando el mundo era joven, solo habitaban la tierra y los océanos seres primordiales a los que no resultaba agradable contemplar. Extraños y deformes, procedentes del vacío y las estrellas. En una época aún arcana, estos seres primordiales se ocultaron más allá del tiempo, pero dejaron su semilla. Cthulhu engendró a los seres de la tierra; Dagón, a los marinos, y Derleta, a los lunares.

"Caperucita y otros relatos vascos de terror"

Buscaglia
General de Ejercito
General de Ejercito
Mensajes: 9256
Registrado: 03 Sep 2005 10:56

Re: La Bologna o "un discreto tono gris"

Mensaje por Buscaglia »

Saludos.

La Bologna había comenzado a luchar la noche del 20 al 21 de noviembre de 1941. El mismo día 21 perdió 2/3 de sus cañones anticarro y el 23 casi toda su artillería de campaña. En esas condiciones de inferioridad, los combates fueron casi continuos hasta el anochecer del 5 de diciembre (sobre todo contra la 70ª División y la División Neozelandesa, pero también contra diversas brigadas mecanizadas), en que se procedió al repliegue por orden de Rommel. Los soldados estaban agotados y, para colmo, su posición era la más avanzada. No había vehículos para la mayoría y tocaba retroceder a pie a ratos... o todo el rato.

En estas condiciones, si los combatientes italianos hubiesen sido como los representan en casi todos los libros, se hubiesen quedado allí, rendido y hubiese acabado la guerra para ellos. Pero, agotados, sin casi material ni abastecimiento, se pusieron en marcha hacia el oeste, esperando poder replegarse tras la 90ª Ligera. La 70ª División tenía medios para perseguirlos y coparlos (hablamos de una división de 18.000 soldados, el triple que la Bologna) pero los combates de aquellos quince días la había dejado sin voluntad de lucha. Así que el 5-6 de diciembre la 70ª División se limitó a abrirse paso por los campos de minas y enlazar sin limitaciones con las fuerzas aliadas, primero en El Duda y luego en los demás puntos. Tras 255 de sitio, Tobruk queda liberado.

La Bologna, contra todo pronóstico, logra cruzar sin apenas pérdidas y se sitúa tras la 90ª Ligera. El 7 su infantería contribuye a mantener el frente, pero ya no tienen ni munición. El 8 de diciembre, tras 20 días de continuos combates, Rommel con buen criterio ordena a la Bologna retirarse hacia Ain-el-Gazala donde llegó sin más pérdidas.

Durante los combates, los aliados dieron por dos veces destruida a la unidad. No lo lograron, pero la Bologna perdió en aquellos combates el 30% de su personal.
Según reza una antigua inscripción en la portada de la iglesia de Otxate, cuando el mundo era joven, solo habitaban la tierra y los océanos seres primordiales a los que no resultaba agradable contemplar. Extraños y deformes, procedentes del vacío y las estrellas. En una época aún arcana, estos seres primordiales se ocultaron más allá del tiempo, pero dejaron su semilla. Cthulhu engendró a los seres de la tierra; Dagón, a los marinos, y Derleta, a los lunares.

"Caperucita y otros relatos vascos de terror"

Responder

Volver a “Frente del Mediterráneo”