Artículo : Momentos de ocio en la Grande Armée

Artículos escritos por compañeros de EGC para nuestro Foro.

Moderador: Moderación


Artículo : Momentos de ocio en la Grande Armée

Notapor Lasalle el Jue 14 Mar 2019 21:56

Momentos de ocio en la Grande Armée

La imagen dejada por los soldados del ejército napoleónico es la de hombres que, cuando no combatían, andaban incansablemente para ir de una batalla a otra. Ellos mismos decían El Emperador gana las batallas más con nuestras piernas que con nuestros fusiles aludiendo a sus desplazamientos rápidos y continuos que les permitían sorprender al enemigo y les hicieron recorrer hasta 60 kilómetros diarios durante 8 días consecutivos bajo el mando de Dupont de l’Etang, todo un record. El mismo Napoleón decía El mejor soldado no es tanto el que combate sino el que anda. Pero ¿ qué hacía el soldado cuando tenía momentos de “descanso” ? En primer lugar tenía que cumplir con las obligaciones militares : montar guardia, estar presente a los hasta seis toques de llamada diarios, cuidar de su equipo o de los caballos. En segundo lugar venían las obligaciones de la vida diaria : construir un abrigo donde albergarse cuando tenían que vivaquear, encontrar comida y prepararla ; por fin llegaban, cuando llegaban, los momentos de ocio. El objeto de este artículo es presentar cómo un soldado podía ocupar estos momentos de verdadero descanso tan esperado.


La cantina


Imagen
--- Llega la cantina ---

La cantina, aunque no corresponde a ninguna organización militar (el reglamento tolera a una cantinera por batallón y dos por escuadrón), es una verdadera institución. Entre los personajes no militares que acompañan al ejército figura la cantinera, quien se convirtió en figura legendaria ; administra la cantina o sea, una tartana que, en cada etapa, sirve a la vez de tienda y de taberna. Cuando está presente en el campamento, es sin lugar a discusión el punto de cita adonde acuden todos. Es donde van a poder comprar los detalles indispensables para la vida diaria : vinagre, cordones para los zapatos, sal o encontrar los pequeños placeres que alegran una existencia ajetreada : tabaco, aguardiente, papel para escribir a la familia pero es también donde hallan bienes más inmateriales como la conversación, la lectura de las últimas noticias sin olvidar la presencia de una mujer que a veces les recuerda a la madre o a la mujer que se quedaron en un pueblo o una ciudad lejanos tanto en el tiempo como en la distancia. En la cantina van a conseguir cuanto necesitan para cambiarse las ideas : es el mentidero donde se propagan todos los rumores que circulan por el regimiento. ¿ Existe mejor sitio para charlar con un buen vaso de vino en la mano ?

La bebida

En todos los ejércitos de la época tanto el vino como el aguardiente entran en la categoría de los alimentos necesarios y Napoleón los cita a menudo en su correspondencia. En 1809 el intendente recibe la orden que se envíen 15000 pintas (unos 15000 litros, cantidad que se tiene que relativizar puesto que el ejército francés reunía 66000 hombres, lo que viene a decir unos 20 centilitros por hombre) de aguardiente a la isla de Lobau ; durante la misma campaña el mariscal Davout ordena la distribución de unos 6 centilitros de aguardiente a cada hombre para el desayuno. En la práctica, no se bebe el alcohol puro sino cortado con agua y se prefiere el aguardiente de vino al de grano por ser de mejor calidad. Se les atribuye, tanto al vino como al aguardiente, la virtud de dar calor a los hombres cuando hace frío y es de notar que médicos y cirujanos los utilizan y aconsejan para cuidar a los enfermos y confeccionar medicamentos. Es frecuente que Larrey recete junto a un buen caldo un poco de buen vino a los enfermos o heridos para que recobren fuerzas. También consumirán cerveza, más especialmente durante sus estancias en Alemania y no deja de ser curioso que, entre las preguntas que Napoleón hizo a los científicos que le acompañaban durante la campaña de Egipto figurase ¿ Qué podríamos sustituir al lúpulo en la elaboración de la cerveza ?


Imagen
--- Bebiendo "la gota" ---

Una expresión que vuelve a menudo es la de beber la gota, entiéndase gota de aguardiente, cuando los soldados toman un momento de descanso ; Vaciar una buena botella con amigos es un momento de convivialidad que a veces ocasiona situaciones curiosas como cuenta en una carta a sus padres, en 1808, el cazador Vennier :
El rumor es fuerte que otra vez tendremos guerra con los Kaiserlicks (= austriacos). Pero no hay nada declarado hasta ahora y apenas tenemos una legua andando para entrar en aquel país ; como allí la vida es más barata, vamos a menudo para beber una botella, manera como otra de ver a los soldados Kaiserlicks.
En las cartas aparece frecuentemente una ilusión muy extendida : regresar a casa y beberse una buena botella en compañía de amigos y familiares para celebrar el retorno al hogar y la vuelta a la paz.
Los soldados de Napoleón no hacen ascos a una botella de vino y el precio de dicha botella aparece a menudo en la correspondencia que intercambian con su familia. Probablemente beben más que lo razonable en algunas ocasiones pero, al contrario de lo que ocurre con los soldados ingleses o rusos, pocos memorialistas de la época hablan de soldados borrachos, tampoco se citan distribuciones oficiales de alcohol o de vino antes de una batalla para infundir valor a los combatientes ahora bien no faltan relatos sobre cantineras que distribuían la gota a los combatientes bajo el fuego enemigo. Uno de los casos en que la bebida será fatal a gran número de ellos es el episodio de Vilna donde, encontrando reservas sin la debida vigilancia, bebieron más de la cuenta : pensaban luchar así contra el frío que les acosaba. Como la gran mayoría de ellos por no decir todos tenían el estómago vacío, lo único que consiguieron fue emborracharse, caerse dormidos en cualquier parte en la calle y morirse de frío. También el vino de la Península los sorprendió por su alto grado alcohólico pero rápidamente aprendieron a desconfiar ya que un soldado ebrio se convertía en presa fácil para cualquier patriota español.

¿ Cómo no evocar aquí al hermano de Napoleón, José Bonaparte apodado Pepe Botella a quien se dio la fama de gran bebedor ? Parece que en realidad nunca los hechos le hicieron merecer tan mala opinión. En cuanto al Emperador, cuyo nombre fue adoptado por muchas bebidas alcohólicas después de su muerte, bebía solamente un vaso de Chambertin cortado con agua durante las comidas. Es más que probable que nunca probara el famoso coñac Napoleón y no hablemos de cierto licor de mandarina Napoleón que vimos últimamente con la precisión Gran licor imperial elaborado desde 1892 … cuando Napoleón murió en 1821 y ni siquiera Napoleón III (1808-1873) pudo probarlo !

El tabaco


Imagen
--- La pipa “alemana” – Trozos de pipa de barro cocido - La pipa "quema morro" ---

El tabaco, se fume, se tome como rape o se masque, ocupa mucho sitio en la vida del soldado, pero hay que precisar que no lo distribuye la administración.
Mascar tabaco se da sobre todo en la marina por la dificultad que supone encender un cigarro o una pipa con el viento sin contar el riesgo de dispersión de chispas en un ambiente donde la pólvora está siempre demasiado cerca. El tabaco de mascar se presenta bajo la forma de una zanahoria de la que el soldado corta la cantidad necesaria con los dientes, de la misma manera que para abrir los cartuchos ; a continuación hace, entre el pulgar y el índice, una bola que coloca entre encía y mejilla donde con la saliva produce un jugo que escupe cuando llega a ser demasiado abundante.
Inhalar polvos de tabaco por la nariz se practica preferentemente entre los oficiales. No olvidemos al Emperador a quien se atribuyó una fama de gran consumidor de tabaco, lo que es cierto pero sólo en parte ya que como revela el barón Fain en sus Memorias :
Apenas había olido, tiraba el contenido de la tabaquera y la presentaba a uno de nosotros diciéndole “Id a buscarme tabaco.”
Si el cigarro aparece en el ejército imperial con la campaña de la Península no se habla todavía de cigarrillos como los conocemos hoy. En realidad lo que se fuma en aquel entonces es una especie de puro pequeño.
La manera más popular de consumir tabaco es la pipa. La moda aparece durante la campaña de Egipto donde se solía fumar para acompañar el café. Existen esencialmente dos modelos de pipa : la llamada alemana, de tubo largo y encorvado, más elaborada, y la usada por el soldado diariamente, recta, llamada brûle gueule (quema morro) por ser muy corta. La pipa es de barro cocido, corta para que se pueda guardar en el turbante del gorro de campamento ; adquiere un color marrón debido al sol de Egipto o al humo del cañón (según los veteranos y quienes pretenden serlo) y en realidad por el uso más que frecuente.
El tabaco se conserva en una petaca realizada por el soldado a partir de la vejiga de un cerdo, cerrada con dos cordones. En ella se guardan asimismo el pedernal, el eslabón y la yesca. Es el compañero de todos los instantes de la vida del soldado : sirve para olvidar el hambre, la sed o el dolor. También es el compañero recomendado hasta por los generales para evitar el sueño durante las guardias nocturnas. Fumar significa hacer una pausa en la marcha : cada cinco horas, los soldados se paran, es el alto de las pipas. Algunos médicos lo recomiendan para combatir el dolor de muelas. En muchos casos, a falta de anestesia, el soldado fuma mientras lo están operando ; si muere durante el trance, la pipa cae al suelo y se rompe lo que dará origen a la expresión que todavía sigue en uso Ha roto su pipa para decir de una persona que ha muerto.
El sargento Bourgogne cuenta entre sus Recuerdos que estando en Moscú, si faltaban muchas cosas tan necesarias como la comida o la harina, encontraban bebidas y tabaco por doquier y habían descubierto :
Una magnífica colección de pipas en las que fumábamos un excelente tabaco.
Para terminar, concluiremos con dos citas nada políticamente correctas hoy pero que reflejan muy bien el modo de pensar de la época :
¡ Fumad y haced fumar a vuestros cazadores ! (General de Brack)
Un húsar que no fuma es un mal soldado. (General Lasalle)

La conversación

La conversación es el momento privilegiado que crea vínculos entre los soldados, sobre todo entre los paisanos que evocan, entre una bocanada de tabaco y un traguito de vino, recuerdos de su lejana patria chica. Se comparte el contenido de las cartas que llegan de toda Francia con sus noticias. El sargento Bourgogne recuerda que :
Los días que no estábamos de servicio los pasábamos bebiendo, fumando y riendo, charlando de Francia y de la distancia que nos separaba de ella, y de la posibilidad de alejarnos todavía más.



Imagen
--- La conversación ---

Durante estas conversaciones se pueden hacer y deshacer reputaciones, como fue el caso para el sargento Faucheur. Recién llegado al cuartel había tenido que sostener un duelo del que salió bastante airoso. Los soldados de su regimiento empezaron a contarse la anécdota y, añadiendo cada uno detalles extraordinarios, Faucheur adquirió fama de buena espada. De la misma manera, como sabía hablar español y disponía de un pequeño mapa de la Península, corriendo los rumores, todos los soldados acabaron creyendo que había estado en España, y que había tomado parte en los combates cuando era entonces un novato que nunca había visto el fuego.
Esta distracción se manifiesta también mientras los soldados están entretenidos en la limpieza de la cartuchera. Como esta operación les toma mucho tiempo lo matan charlando y no es de extrañar que aparezca en su argot el verbo giberner (de la palabra francesa giberne, la cartuchera) por parlotear.

Los cuentos

Si el día no ha sido demasiado agobiante, los soldados disfrutan velando. Es el momento en que narran y escuchan cuentos e historias, fumando y bebiendo vino caliente con canela. A ratos, el narrador se detiene en medio de su relato y dice cric, los auditores tienen que contestar crac ; si no recibe contestación, se para. A veces en vez de cric se dice zueco y los otros le responden cazo.
En el transcurso de estas veladas, los hombres descubren cuentos y tradiciones de otras regiones o recuerdan con nostalgia su patria chica y los cuentos que les narraban cuando niños. Indirectamente es una manera de descubrir la vida y las costumbres de otras regiones de su país y hasta del Imperio.

El duelo


Imagen
--- Un duelo entre infantería y caballería ---

Una de las costumbres más extendidas a pesar de la prohibición es el duelo. Cualquier minucia puede convertirse en motivo para un duelo : una mirada o una simple palabra considerada como provocadora, discusiones sobre la superioridad de un arma sobre otra, un sable arrastrado torpemente o a deshora, una alusión a un episodio poco glorioso para una compañía, un insulto. En la película Los duelistas de Ridley Scott, el motivo es la interrupción de la conversación con una dama por un edecán que traía una orden del general. A veces es un mero pretexto para que el vencido pague la botella de reconciliación.
Una multitud de expresiones utilizadas en el argot militar para designar este ejercicio revelan su frecuencia. Los adversarios pueden discutir, refrescarse a sablazos, cepillarse el cuero, ir al prado, probarse. Para provocar a un contrincante se le pide que defienda su coleta. Un soldado propenso a provocar a los otros en duelo es un cráneo o un mastín.
Entre los casos extremos se citan los innumerables duelos que en 1797 opusieron las divisiones de Massena y Bernadotte : murieron más de 200 hombres, perteneciendo 60 de ellos a la división Massena.
Las armas más recurridas son el florete sin botón o la espada, pocas veces la pistola y menos aún el fusil. En las escuelas militares, al haber sido retiradas las bayonetas para evitar los duelos, los alumnos se enfrentan con reglas terminadas por la púa de un compás o un clavo.
En realidad el duelo es un acto muy reglamentado. Se realiza bajo el control del maestro de esgrima que examina los motivos del duelo, quiénes son los testigos y se cerciora de que tiene lugar entre personas de mismo grado ; los testigos llevan sable o espada para impedir cualquier lance desleal. Normalmente el duelo termina con la primera sangre vertida pero puede ser a muerte en caso de bofetada o de mentís. Un duelo realizado sin el beneplácito del maestro de esgrima puede costar días de sala de prevención a los culpables y hasta de cárcel en caso de muerte.
Ser un adversario invencible como Augereau o Junot trae el inconveniente de tener que combatir frecuentemente por provocaciones repetidas de parte de quienes quieren afirmar su superioridad.
A veces un duelo puede traer felices consecuencias : Parquin relata que, un día que el Emperador pasaba revista a la tropa, distinguió a un oficial cuya cara cruzaba una larga cicatriz. Se acercó y le preguntó dónde la había recibido. Le contestó el oficial que en Ulm, sin precisar que había sido durante un duelo. El Emperador le otorgó la Legión de Honor…
El sargento Faucheur en sus Recuerdos de campañas cuenta su primera entrevista con el coronel de su nuevo regimiento cuando se presentó :
- ¿ Me han dicho que entendéis de esgrima ?
- Así es, mi coronel.
- No me disgusta pero no lo digáis. Os aconsejo que no frecuentéis a los maestros de esgrima ni sus salas, quiero convertiros en un muy buen soldado pero no en un espadachín, no obstante nunca os dejéis insultar. No dudéis en batiros si es necesario para que os respeten.

Como dicho anteriormente, el sargento Faucheur tendrá que responder a una provocación y su victoria le ganará una fama de adversario temible.

Los juegos


Imagen
--- Jugando a las cartas – Partida de “drogue” ---

Napoleón no estaba muy a favor de los juegos de azar como las cartas o los dados ; en su opinión, aparte de los problemas que podían provocar con el dinero o las riñas con los malos perdedores, acostumbraban al soldado a creer en la suerte en vez de creer en sus recursos personales. El mismo no jugaba sino tal vez al ajedrez, juego en que adquirió fama de excelente jugador aunque no todo el mundo comparte esta visión. Para los aficionados, ponemos este enlace que remite a tres partidas de Napoleón publicadas en la página web Napoleon.org https://www.napoleon.org/histoire-des-2-empires/articles/napoleon-joueur-dechecs/. Descubrimos igualmente algunas apreciaciones no siempre elogiosas sobre los talentos de ajedrecista del Emperador que, por ser en francés, traduzco pero sólo en parte. Las Cases, el autor del Memorial de Santa Elena, donde Napoleón jugó con más frecuencia, estimaba que el Emperador :
Era infinitamente poco dotado.
Louis Antoine Fauvelet de Bourrienne comenta :
Bonaparte jugaba también al ajedrez pero en muy contadas ocasiones porque era de tercera categoría y no le gustaba ser vencido.
Maret revela que :
El Emperador no empezaba una partida con destreza ; desde el principio perdía frecuentemente peones y piezas, desventajas de las que sus adversarios no se atrevían a sacar provecho. La buena inspiración no llegaba sino a la mitad de la partida. El choque de las piezas iluminaba su inteligencia, veía más lejos que tres o cuatro jugadas y aplicaba bellas y sabias combinaciones.

Pero volvamos a los soldados poco preocupados por lo que piensa o dice el Emperador ni por el reglamento del 24 de junio de 1792 que fija que :
Cualquier categoría de juegos de azar está terminantemente prohibida, inclusive para cantidades mínimas de dinero.
Los juegos más corrientes son esencialmente los que desde un punto de vista material ocupan poco espacio y son más ligeros en el equipaje : los dados y las cartas pero no son los únicos.

El juego de cartas más practicado es el de la drogue (nada que ver con el consumo de drogas) en el que el perdedor se ve obligado a llevar en la nariz una madera hendida que se la aprieta a modo de pinza. Quien hace trampas está condenado a llevar dos pinzas. Es el juego más popular por ser el de los que no llevan dinero o no quieren arriesgarlo en una partida de cartas. En el piquet (juego de los cientos) siguen usando los nombres dados durante la época revolucionaria : el 14 de reyes se convierte en 14 de tiranos y el 14 de sotas en 14 de ciudadanos. Otros juegos son el revesino, le renversé, la bouillotte, el veintiuno, el intrépido.
El juego de lotería acompaña también los momentos de ocio con los apodos atribuidos a los números : la gallinita corresponde al 2, la horca al 7, los patitos del Meno al 22 (recuerdo de una media brigada que se había tirado al río para escapar de los prusianos ; esta broma fue causa de numerosos duelos), los dos jorobados al 33, etc.
Si juegan a los dados es sobre una capa o un abrigo extendido por el suelo alumbrados por velas cuando es de noche.
Cuando la ocasión se presenta juegan a los bolos o a la pelota pero esto no suele ocurrir sino cuando están en una ciudad.
En 1806, en Italia, los domingos, la tropa juega a la tómbola. El cartón cuesta veinte sueldos y por este precio el soldado puede divertirse durante una hora larga con la esperanza de un premio.

Entre los recreos deportivos está la esgrima que, dada la frecuencia de los duelos, puede tener utilidad más allá de pasar el tiempo. En todas las unidades existen maestros y prebostes, todos oficiales y responsables.
A veces la tropa organiza carreras a pie, a caballo, sobre burros o cerdos, carreras a reculones, en saco, con los ojos vendados. Pero las apuestas nunca están muy lejos.
Otro juego es el gato y la rata. Los espectadores forman un círculo en cuyo centro se ha plantado una estaca a la que se ata una extremidad de dos cuerdas ; las otras extremidades se anudan a los tobillos de dos soldados a quienes se vendan los ojos. El soldado llamado la rata tiene que desplazarse sin hacer ruido ; el soldado llamado el gato, armado con un palo, tiene que escuchar y pegar a la rata con el palo. Terminada la primera parte de la partida, los dos soldados intercambian los papeles y así la rata tiene una oportunidad para vengarse de los golpes recibidos.
Como podemos constatarlo, los juegos deportivos siempre guardan una relación con la vida militar : práctica de la espada, carreras, ejercicio del oído útil para las guardias nocturnas …

El correo


Imagen
--- Escribiendo a la familia ---

En aquella época, la carta es el único medio para intercambiar noticias ; muy poco usado para comunicarse con amigos, es en cambio utilizado con frecuencia entre los miembros de una misma familia. Alejado de su pueblo, el soldado sufre a menudo de lo que los servicios oficiales llaman nostalgia, lo que llamaríamos hoy depresión, así pues el contacto epistolario con la familia mantiene los vínculos y recuerdos de tiempos pasados y le devuelve el ánimo necesario para seguir adelante.
Las cartas van escritas en el papel conocido como papel de cantina, nombre explicado por su proveniencia, donde a menudo está representado el uniforme del regimiento. Las condiciones no están siempre reunidas para escribir : la tinta se fabrica con una mezcla a base de agalla picada en agua y vino blanco, en cuanto a la pluma puede ser de madera como revela el cazador Vennier cuando se disculpa :
Si escribo mal, es que no tenemos todas las comodidades, y escribo esta carta con una pluma de madera.
Otros se quejan de tener que interrumpir el curso de su redacción por la falta de luz.
La carta se dobla para que forme sobre y se cierra con lacre porque el franqueo de las cartas en sobre es más elevado. En más de un caso se recurre a un botón de uniforme como sello para el lacre.
Numerosos son los soldados que no saben escribir (recordemos que para ingresar en la Vieja Guardia o la gendarmería o ascender a suboficial saber leer y escribir eran condiciones inexcusables cuando hoy estas dos aptitudes nos parecen evidentes en cualquier hijo de vecino) así pues muchos tienen que recurrir a los servicios de los que, bien o mal, han aprendido y hacen de escribano. Cada carta dirigida a la familia pide en sus líneas una contestación porque la carta que llega del pueblo es siempre un momento de alegría. Lo primero que se nombra en las cartas es la salud : dar noticias de la propia para tranquilizar a la familia pero informarse de cómo están los padres y hermanos, vecinos y conocidos. Las noticias sobre las batallas son cortas ; las muertes se comunican con unos escuetos :
Se dice del sargento Clarac que ha muerto de la fiebre en el hospital de Passau.
El soldado Serignat comunica a su padre desde Zaragoza :
El hijo de Burdallet ha sido asesinado en el hospital de Ronda donde estaba enfermo donde el dos de mayo tuvo lugar una revolución entre militares y burgueses […] en la que se degolló a cuantos estaban en el hospital.
Y añade :
No es mi deber comunicaros todo esto así que podréis guardar el secreto.
En cuanto al cabo Blondin, escribe a sus padres :
No olvidaréis decir a la viuda Perrouze que su hijo ha muerto en el hospital de Sevitavechia donde estábamos juntos.
Pocas críticas contra los oficiales o las condiciones de vida, como si los soldados estuvieran acostumbrados a vivir en condiciones difíciles o temieran que la carta fuera interceptada por la censura, pero en cambio las peticiones de dinero son casi constantes, sobre todo después de una estancia en un hospital o de una marcha especialmente larga, lo que nos recuerda que la soldada era todo menos puntual : caso extremo, había seis meses de retraso en el pago cuando se firmó la paz de Tilsit.
A veces aparece la añoranza de la vida anterior ; Alexandre Coudreux escribe a su hermano :
Hasta pronto, mi buen amigo. Te felicito por haber terminado felizmente la vendimia ; espero que el año que viene, de una manera u otra, no la harás sin mí.
En cuanto a la rapidez del correo es lo que podía ser en una época tan perturbada : un mes para que llegara una carta era lo más corriente … cuando llegaba porque los movimientos incesantes de las tropas hacían que a veces una carta pasaba por todas las ciudades donde había estado el regimiento antes de encontrar a su destinatario. Y la situación era peor todavía en España, Italia o Rusia donde la acción de las guerrillas se extendía a la intercepción de la correspondencia.
El problema del dinero nos lleva a evocar las dificultades que acompañan la correspondencia. A las peticiones repetidas de dinero por parte del soldado puede seguir un largo silencio de las personas solicitadas sea por no quieren confesar que no tienen, sea por no quieren dar, lo que implica una ausencia de noticias quizá más dolorosa que la necesidad. Problemas de dinero también a la hora del franqueo : el sello para una carta básica dirigida a un soldado o suboficial cuesta 25 céntimos (un fusilero cobraba 30 céntimos diarios) y si la carta llega sin sello el pobre del soldado se ve obligado a pagar el doble o a renunciar a saber el contenido.
El capitán Coignet, en sus Recuerdos, nos confía :
Entonces decidí escribir a mi padre y a mi tío para exponerles mis apuros y rogarles me enviaran un poco de dinero. La contestación tardó mucho en venir, pero llegó. Recibí dos cartas al mismo tiempo. No estaban franqueadas, y me costaron 30 sueldos cada una o sea, 3 francos entre las dos. No teniendo nada para abonar el porte, tuve que pedir prestado a un viejo sargento de mi compañía. También se tomó la molestia de leerme las dos misivas. “Si estuvieras más cerca de mí, decía mi padre, bien te enviaría dinero.” “No puedo hacer nada por ti, decía mi tío, acabo de comprar bienes nacionales y tengo que pagarlos.” Estas eran las bonitas cartas que recibí. Y yo, para pagar mi deuda, más tarde, terminada la tregua, tuve que montar cuatro guardias en puestos avanzados, como centinela perdido, pagado 15 sueldos por cada guardia, corriendo el peligro de que me degollaran. Y así, en mi vida, escribí más a mis parientes. (1 sueldo = 5 céntimos)
Hoy estas cartas se convierten en documentos inapreciables por sus testimonios sobre la vida del soldado, lo que comía, los países que descubría, las indicaciones completísimas sobre los movimientos de tropas puesto que en las cartas destinadas a militares tenían que aparecer obligatoriamente el número del regimiento, la indicación de si era de infantería de línea o ligera, de húsares, cazadores a caballo, coraceros o dragones y, en la medida de lo posible, el número de batallón o de escuadrón y el de la compañía.
Nos proporcionan testimonios de primera mano sobre Eylau, Tilsit … pero también sobe robos de caballos o de mochilas dentro del mismo ejército. Todas tienen la ventaja de ser testimonios espontáneos sobre acontecimientos recién vividos por gente sencilla, al contrario de las Memorias redactadas años después por personas que a veces tienen interés en disculparse de ciertos errores o en presentarse de forma ventajosa.
Ni siquiera Napoleón escapa de esta fiebre de correspondencia : durante la campaña de Italia el joven general escribe cada día a Josefina unas cartas apasionadas, quejándose él también de las contestaciones demasiado escasas a su gusto.

La prensa

Desde siempre Napoleón ha entendido el poder de la prensa ; ya en la época de las campañas de Italia hace que se publiquen tres periódicos : Le Courrier de l’Armée d’Italie, La France vue depuis l’Armée d’Italie y el Journal de Bonaparte et des hommes vertueux.


Imagen
--- La lectura de las noticias ---

Los boletines, teóricamente redactados por el Estado Mayor, frecuentemente dictados por Napoleón, exponen las operaciones en las que intervinieron las tropas y relatan los movimientos, las victorias, el estado de las fuerzas, el estado de ánimo, los prisioneros hechos, las bajas, las derrotas. Destinados en principio a los soldados para alentarlos y provocar emulación, ya que en ellos se citan los nombres de quienes se ilustraron por su valentía, a continuación se dirigen a todos los franceses y, como tales, son reproducidos en Le Moniteur y los otros periódicos. Esta prensa circula hasta en los menores pueblos y en los liceos, viveros de los futuros oficiales, donde se interrumpen las clases para proceder a su lectura dando así ocasión a los alumnos para desahogarse con ensordecedores ¡ Viva el Emperador ! como nos cuenta Alfred de Vigny recordando su juventud. El objetivo es animar al pueblo y a las tropas, mantener la creencia de que los ascensos y la Legión de Honor están al alcance de cualquiera si los merece, pero los soldados no se dejan engañar tan fácilmente por la propaganda oficial como lo atestigua la expresión mentir como un boletín, la de hacer gacetas por propagar noticias poco fidedignas. No obstante, apartando el grano bueno de la cizaña, los soldados se enteran de lo que sucede en el Imperio a través de la lectura de los boletines que les hacen los que saben leer durante las veladas.

La lectura

Saber leer es imprescindible para quienes pretenden ascender a suboficial u oficial o ingresar en la Guardia Imperial o la Gendarmería : en efecto, tanto los reglamentos como las órdenes se comunican por escrito. No obstante, a partir de 1806, la lectura se convierte en un pasatiempo muy apreciado por los oficiales y algunos suboficiales a pesar de que el libro sigue siendo un objeto dispendioso lo que hace que algunos oficiales los tomen prestados pagando una fianza en las librerías.


Imagen
--- La lectura ---

En ocasiones, el aficionado a la lectura tiene felices oportunidades como la que el teniente Justin Lacombe señala en una de sus cartas :
Ocupo mis ratos de ocio con la lectura de las obras de Racine y de Pope de las que la biblioteca del cura (en cuya casa se aloja) está bien provista…
El teniente de artillería Delamonneraye escribe también que la lectura es :
Una dicha que no esperaba encontrar si no hubiera dado en la habitación de esta fonda con las obras de Racine que no sólo me han quitado de encima el aburrimiento sino que me han hecho pasar momentos muy agradables.
Los oficiales leen sobre todo libros de historia, geografía, ciencias y, por supuesto, todo lo relacionado con la vida militar pero, como consta en las dos cartas que acabamos de citar, también obras de teatro si se presentan. En cuanto a Duroc, Gran Mariscal de Palacio, lee ... la Biblia.
El soldado raso lee y vuelve a leer, cuando sabe, la última carta recibida para mantener siempre presente el recuerdo de la familia y de su pueblo pero la suele tirar tan pronto como recibe una más reciente. Esta costumbre explica que la correspondencia de los soldados, a pesar de ser tan abundante en aquella época, sea hoy más difícil de encontrar.

La música

La principal manifestación de la música en la vida de la Grande Armée es cantar.
En los vivacs, durante las veladas, cuando camina, el soldado canta a menudo para marcar el paso, darse ánimos o manifestar su alegría. La mayor parte del tiempo son canciones que remontan al siglo XVIII y que por lo tanto se han convertido en canciones populares tales como Cadet Roussel, Malbrough s’en va en guerre (Malbrough se va a la guerra), Trois jeunes tambours (Tres jóvenes tambores) … nada particularmente bélico. Unas veces son canciones cargadas de nostalgia como Auprès de ma blonde (Junto a mi rubia) cuya letra evoca a la novia y la paz en el jardín del padre donde las lilas están cubiertas de flores, donde anidan todos los pájaros del mundo y donde se duerme tan a gusto. Otras veces son canciones de la región de cada uno. En circunstancias más excepcionales como la que relata en una de sus cartas el brigada mayor Justin Lacombe los soldados cantan para exteriorizar su alegría :
Estamos en ambas orillas del Mein […] Nuestros soldados han sido presa de la alegría al ver las viñas y han entonado canciones en honor de Baco y de su alegre corte.
De cariz más militar, las canciones revolucionarias como la Marsellesa ocupan un lugar preferente pero también las del Imperio como Veillons au salut de l’Empire (Velemos por la salvaguardia del Imperio), Le conscrit de 1810 (El quinto de 1810), On va leur percer le flanc (Les vamos a horadar el flanco) que cantan también a la hora de cargar con la bayoneta, Adieu des lanciers polonais (Los adioses a los lanceros polacos) … Sin olvidar la famosa Fanchon, canción atribuida al general Lasalle y que se sigue cantando hoy, … ¡ ni las canciones pícaras !

La banda del regimiento actúa sola para amenizar las tardes cuando está en una ciudad pero también interviene durante los bailes o las funciones de teatro organizadas por los soldados. Recordemos aquí que los músicos no son soldados que integran las bandas de música sino civiles que cobran un sueldo y gozan de las mismas ventajas que los soldados pero sin obligación de combatir, lo que les vale muchas críticas y burlas por parte de los combatientes a pesar de que los más valientes ayudan a los heridos durante las batallas y hasta se unen a las filas. Es de notar que no se considera oficialmente a tambores y pífanos como músicos, lo que no impide que puedan animar las veladas o los bailes improvisados.
Independientemente de la organización de la banda, no es raro que soldados u oficiales toquen un instrumento para entretenerse. Quizás el más conocido de ellos fuera el general Lasalle como lo atestiguan la flauta y los dos flautines que se encontraron en su equipaje después de su muerte en Wagram.

El baile


Imagen
--- El baile ---

El baile es una de las distracciones más populares para el soldado hasta el punto de haber profesores de baile entre los prisioneros de Cabrera. En sus Memorias, el coronel Roguet relata que organizó una sala de baile en su regimiento donde se recibía a soldados y suboficiales ; éstos pagaban un franco a los profesores y los soldados 50 céntimos y comenta :
Este ejercicio es necesario para los soldados ; les da elegancia, les obliga a cuidar sus uniformes y a ser exactos en el cumplimiento de sus obligaciones ; los aparta de la bebida ; […] el soldado a quien le gusta el baile evita los castigos que lo privarían de placeres honestos ; el baile le permite hacer amistades agradables.
Los bailes pueden ser de dos clases : los oficiales y organizados a los que se convidan únicamente a los oficiales y a la buena sociedad de la población ; los populares e improvisados en ventorrillos donde se divierte la tropa.
Cuando las tropas llegan en guarnición a una ciudad, el jefe de cuerpo hace una lista de las buenas casas y el regimiento envía invitaciones a un baile que termina con un banquete. El cazador a caballo Combe evoca esta distracción :
En cada ciudad donde el regimiento tenía que permanecer, el coronel ordenaba al brigada mayor que fuera a ver al burgomaestre para que le entregara la lista y las direcciones de todas las casas honradas y, antes que terminara el día, se distribuían las cartas de invitación [...]. La música del regimiento formaba la orquesta, se servían los refrescos con una abundancia principesca, y una gran cena terminaba la fiesta.
A veces son bailes improvisados como relata Thirion :
Para variar los placeres a la francesa, que quería yo introducir entre mis fumadores hannoverianos, mandé que vinieran dos músicos que se anunciaron con un vals que hizo que se dejaran de lado las labores de bordado y de punto y acudieran los jóvenes fumadores que abandonaron sus pipas y sus copas por las bailarinas. Estas me lo agradecieron y proclamaron altamente que las veladas a la francesa eran alegres, encantadoras y que los franceses eran más amables que los alemanes.
Hasta durante el incendio de Moscú el sargento Bourgogne y sus camaradas organizan un baile :
Vuelvo a nuestro baile, que fue un verdadero baile de carnaval ya que todos nos disfrazamos.
Empezamos vistiendo a las mujeres rusas de damas francesas, es decir de marquesas, y, como ellas no sabían cómo hacer, Flament y yo fuimos los encargados de velar por su elegancia. Nuestros dos sastres rusos iban de chinos y yo de boyardo ruso, Flament de marqués, en fin, cada uno de nosotros adoptó un traje diferente, lo mismo nuestra cantinera la “tía” Dubois, que llegó en ese momento y se puso el lujoso traje nacional de una dama rusa. Como no teníamos pelucas para nuestras marquesas, el peluquero de la compañía les arregló el pelo. Por pomada les puso sebo y, por polvos, harina […] cuando todo estuvo listo, nos pusimos a bailar […]
Por música, teníamos la flauta que tocaba un sargento primero y el tambor de la compañía que le acompañaba.


Las mujeres

Cuando se habla de mujeres en el ejército imperial, conviene rectificar un error bastante común : las lavanderas, cantineras y vivanderas no tienen nada que ver con la prostitución : su número es limitado a cuatro por batallón, las nombra el consejo de administración, reciben su patente del comandante de gendarmería, llevan una chapa que las identifica como tales e indica a qué batallón pertenecen. Es muy frecuente que estén casadas y, si dejamos aparte su vida privada, lo único que el soldado puede esperar de ellas es una conversación alegre, una amiga que recibe la manifestación tanto de alegrías como de penas, una comerciante comprensiva que sabe esperar a que llegue la soldada y, durante los combates, anima a los combatientes distribuyendo copitas y socorre a los heridos. A veces llegan a casarse con un soldado y hasta a tener hijos pero ¡ Ay del que se atreve con ellas como reza la canción dedicada a Fanchon !
Un día el vecino La Granada
Le puso la mano en el escote ;
Ella contestó con una bofetada
En el morro del camarada.


Huelga decir que las mujeres son una compañía valorada por unos hombres que viven la mayor parte del tiempo entre hombres. Los paseos y los bailes obedecen a esta necesidad de tener una conversación que no sea, como siempre, militar con militares, de hablar de otras cosas, pero a veces esta necesidad de estar con mujeres es más material, lo que nos lleva a hablar de la prostitución.


Imagen
--- El prestigio del uniforme ---

Oficialmente, no se admite que mujeres ligeras sigan al ejército pero nunca están muy lejos y la prostitución causa estragos entre las filas. Es pena perdida cuando el general Friant ordena que detengan a las mujeres que se introduzcan en los campamentos. El general Davout pide a los oficiales del cuerpo de sanidad que reconozcan cada ocho días a suboficiales y soldados para establecer si están contaminados por alguna enfermedad. En 1814, en el hospital del Val-de-Grâce, 221 camas están reservadas para los hombres de la Línea con enfermedades venéreas, siendo curados los de la Guardia en el del Gros-Caillou, con un tratamiento esencialmente a base de mercurio.
A pesar de todos los esfuerzos, las cortesanas siempre estarán presentes. En el campamento de Boulogne existe un barracón bautizado el cuartel general del bello sexo a cuyas ocupantes se llama el estado mayor de las tropas ligeras del sentimiento.


Imagen
--- La prostitución ---

En las ciudades importantes siempre existen calles y lugares conocidos por esta actividad. En París son las galerías del Palais-Royal donde, según parece, el joven Bonaparte hizo sus primeras armas con una persona de bello sexo cierto jueves 22 de noviembre de 1787. En Viena es una actividad tolerada por la policía con tal que las profesionales no provoquen escándalo : circulan por los paseos y el Prater, recatadamente vestidas y no se les permite interpelar o provocar a los transeúntes ; existen tres o cuatro casas y se estima que unas 150 mujeres de mala vidaejercen este oficio. En Berlín se las reconoce por la cestita que llevan.
No obstante a veces se presentan casos más desgraciados : los provocados por el hambre que llevan mujeres decentes y a veces de rango respetable a entregarse por una ración de pan. Será el caso en 1806 en Berlín, en 1809 en Viena o en 1812 en Moscú donde ciertas madres llegaron a presentarse con sus hijas.

El paseo

Para muchos soldados el paseo es un entretenimiento con la inmensa ventaja de que no cuesta nada, que permite descubrir la ciudad donde la tropa está estacionada y, aparte del aspecto turístico, encontrar las tabernas más interesantes y baratas, las tiendas donde comprar comida o accesorios útiles para la vida diaria y también ciertas calles donde esperan ciertas señoritas. Pero esta actividad puede ser vigilada por las autoridades y en una de sus cartas, Alexandre Coudreux se queja :
Otrora, uno podía divertirse con los amigos. La gota (de aguardiente), los cigarros y los paseos por la ciudad eran lo más buscado ; pero ahora todo esto se ha convertido en motivos de proscripción y la Escuela Militar es una pensión para señoritas.
El teniente Justin Lacombe indica que :
Para distraerme en mis estudios, no tengo otro recreo que el paseo y lo encuentro fácilmente. Recorro los vallecitos, las colinas, los parajes, todos los diferentes aspectos de la región.


Imagen
--- Un paseo agradable ---

Por cierto, el paseo no es necesariamente con compañeros del regimiento. Puede ser una ocasión de encontrar a la media naranja o de presumir de conquistador.

Los castigos públicos

A veces el soldado se ve obligado a presenciar unos espectáculos ingratos : los castigos públicos. Si desde la Revolución no se aplican los castigos corporales tan usados en los ejércitos británico, austriaco, prusiano y sobre todo ruso, cuando el caso es suficientemente grave la sanción puede ser aplicada en público para que tenga un valor ejemplar y disuasivo.

La pena de muerte
La pena de muerte es el castigo reservado para los casos más graves : pillaje, incendio de casa, espionaje, asesinato, etc. Cuando se tiene que aplicar, se reúne a la tropa para que forme los tres lados de un cuadrado ocupando el centro del cuarto el condenado. Cuatro sargentos, cuatro cabos y cuatro fusileros designados entre los más veteranos de la compañía forman el pelotón. El condenado llega acompañado a veces por un sacerdote, los tambores tocan la marcha hasta que el reo ocupe el lugar que le está destinado. A continuación tocan el bando, el capitán ponente lee la sentencia, arrodillan al procesado, le vendan los ojos y un alférez da la orden de fuego. Las órdenes no se dan verbalmente sino con señales realizadas con un bastón. Cuando todo está terminado, las tropas desfilan ante el cuerpo del reo.
En contadas veces parece que se realizó un simulacro de ejecución. Marbot recuerda que en el campamento de Pillnitz, en 1813, se fusiló a un soldado con cartuchos para salvas con el fin de satisfacer a las autoridades civiles locales. Terminada la ejecución el soldado volvió a unirse con su compañía y el honor quedó a salvo para todos pero tal proceder parece haber sido excepcional.

El castigo de una cantinera
Disuasivo en teoría, el castigo siguiente se aplica a las mujeres expulsadas del regimiento por falta grave o a las prostitutas detenidas dentro del campamento, disuasivo solamente en teoría para estas últimas porque no faltan testimonios de que, al día siguiente, estaban de vuelta como si nada hubiera ocurrido. En sus Recuerdos, El capitán Coignet nos describe la escena que califica de espectáculo horroroso :
Unos ladrones habían entrado en un castillo donde habían robado la vajilla de plata que habían encontrado. Una cantinera se la había comprado. El dueño del castillo, que había visto que los soldados depositaban el botín en el delantal de esta mujer, montó a caballo, vino a ver al coronel y le denunció a la perista. Fue condenada a ser esquilada y paseada enteramente desnuda a lomos de su burro ante el regimiento reunido. El castigo fue aplicado en el acto. Ocho militares conducían a la condenada y su burro. Daba lástima verla, llorando y temblando. El dueño del castillo imploraba el perdón. Pero el soldado se ríe de cualquier cosa. […] La pobre de la cantinera fue expulsada del regimiento. Su desgracia suscitó la lástima hasta de quien había venido a quejarse de ella. Antes de regresar a su castillo, le dio una bolsa llena de dinero.

La masonería

Aunque la masonería no es exactamente un pasatiempo, para muchos soldados y oficiales supone reuniones que no pueden verificarse sino durante los momentos de ocio.
A partir de 1797 la masonería recobra su importancia pasada y a partir del Consulado se sustituye a los cultos revolucionarios ; como las tres religiones existentes en la Francia de entonces, se va a convertir en pilar del régimen imperial. En 1808 Napoleón declara :
Los militares son una masonería ; entre ellos todos existe cierta inteligencia que hace que se reconocen en cualquier lugar sin posibilidad de error, que se buscan y se entienden ; y yo soy el gran maestre de sus logias.
Aunque algunos autores pretenden que fue iniciado en los misterios, Napoleón siempre se negará a ser masón, lo que hubiera conllevado que tuviera iguales. El Emperador dirá :
Protegida, la masonería no es temible ; autorizada, tendría demasiada fuerza, podría ser peligrosa ; tal como es depende de mí, no quiero depender de ella.


Imagen
--- Solidaridad masónica ---

En 1805 existe un centenar de logias en la Grande Armée, más numerosas en la infantería que en las otras armas por ser ésta más expuesta a los peligros en las batallas. Una amplia mayoría de los capitanes y tenientes eran masones. Se estima que unos 400 generales lo eran ; en cuanto a los mariscales casi todos eran masones : de los veintiséis, solamente cinco, Berthier, Davout, Gouvion-Saint-Cyr, Jourdan y Marmont hacen excepción.
Ser masón implica reunirse en la logia para obrar, es decir reflexionar, debatir y entregarse a estudios para los más convencidos pero, habiéndose convertido la masonería en una especie de moda, otras logias hacen reuniones mucho menos formales como revelan Les souvenirs d’un Ardéchois :
La logia mía era paripé ; celebrábamos nuestras reuniones bebiendo y haciendo bailar a las mozas en una taberna cerca de la Bastilla.
¿ Cuáles pueden ser las motivaciones de los soldados y oficiales para ser masones ? Dentro del mismo ejército, gracias a la masonería, uno encuentra amigos, establece relaciones y crea una solidaridad que puede ser apreciable en caso de necesidad, aunque esta solidaridad no se manifieste sino en detalles como prestar una camisa. La vida militar prepara mentalmente a los hombres para su adhesión a una jerarquía pero dentro de las logias se reduce la diferencia entre los grados y rangos militares. Los peligros hacen que todos quieran reforzar una solidaridad ya existente : siempre se está más tranquilo durante el combate cuando se sabe que el soldado vecino es un hermano que acudirá en caso de necesidad. Integrar una logia es un honor porque supone el reconocimiento de cualidades personales. El sargento Robert Guillemard, citado por Alain Pigeard, relata en sus Memorias que como recompensa por su conducta había sido presentado para integrar la logia del regimiento, describe la ceremonia y añade a continuación :
Asistí a un banquete y uno puede imaginar hasta qué punto estuve encantado de oírme llamar hermano mío por nuestro coronel y todos nuestros oficiales.
Frente al enemigo, aunque casi nunca durante las batallas, la masonería ofrece ventajas importantes sobre todo cuando uno es herido o prisionero : existen multitudes de testimonios de que, cuando se hacían las señas secretas de auxilio, la situación podía evolucionar radicalmente. Está el caso de un capitán de barco inglés que impidió se disparara contra una embarcación de prisioneros que huían de Cádiz porque uno de los tripulantes había hecho la seña de socorro. Más frecuente es la ayuda a los prisioneros guardados por hermanos que ven sus condiciones de detención mejoradas con la entrega de ropa, de comida mejor y más abundante incluso a bordo de los pontones ingleses donde existen unas setenta logias. Prisioneros durante la retirada de Rusia, unos oficiales hacen la seña de auxilio a un edecán del zar que pasa por allí ; en seguida se dan órdenes para que se haga fuego en la cárcel y se les traiga ropa y comida. Se podría decir que la masonería es para la mayoría una especie de seguro a todo riesgo.

La religión

Respecto a la religión se pueden hacer las mismas reservas : no se trata de un pasatiempo pero con el tiempo oír misa el domingo se convierte en algo inevitable para muchos militares a pesar de que la Revolución había provocado una ruptura entre el pueblo y la Iglesia, y por consiguiente en la práctica religiosa que permanecerá poco extendida a pesar de la firma del Concordato de 1801.
Napoleón no inclina hacia ninguna religión en particular. Aunque sus relaciones con Roma fueron bastante tormentosas, él fue quien restableció la religión católica en Francia, sobre todo por motivos de paz social. No obstante, anticipando lo que sería un Estado laico, solía decir :
Mi sistema era no tener religión predominante, tolerar todos los cultos : quería que cada uno creyera y pensara a su manera, y que todos los hombres, protestantes, católicos, mahometanos, deístas, etc. fuesen iguales, de tal manera que la religión no pudiera influir en la atribución de puestos del gobierno, en la fortuna pública […] que no se pudiera objetar sobre la creencia, siendo la única condición que tuviera uno las aptitudes.

Desde el punto de vista militar la situación oficial es ambigua : no existen capellanes entre los franceses, al contrario de lo que pasa con las tropas de Polonia, Suiza, Wurtemberg o con el regimiento José-Napoleón, pero existe en el Manual de Infantería una lección que indica la Manera de asistir a las misas militares y Napoleón tendrá un Gran Capellán, su tío el cardenal Fesch.
En los ejércitos imperiales permanece el espíritu revolucionario entre la mayoría de los soldados que tienden más bien a ser ateos pero otros reanudan con la religión como los que van a misa en el campamento de Boulogne el 15 de julio de 1804 y seguirán yendo los domingos.
El coronel de artillería Pion des Loches nos revela en Mis campañas que en el campamento de Boulogne los oficios religiosos existen y declara :
Hoy día 14 de julio a las 11 iremos a una misa solemne puesto que nuestro ejército es muy católico, los domingos nos cantan misa, desde hace unos tiempos a esta parte nos hemos convertido en “buenos chicos” y para hablar sinceramente, era necesario.
Esto no significa que el domingo sea el día del Señor ya que el reglamento del 1 de enero de 1792 establece :
Los domingos, a las diez y media de la mañana, el comandante del regimiento hará una inspección general : todos los oficiales tendrán que estar presentes y el regimiento se presentará con el uniforme que se le indique. Cuando haga mal tiempo, esta inspección tendrá lugar, por compañía, en los dormitorios o los corredores.

Una misa solemne puede ser celebrada en circunstancias extraordinarias como después de la victoria de Lutzen, o al principio de la campaña de Rusia. De igual modo se cantará con frecuencia un Te Deum : para la Coronación del Emperador, para celebrar grandes victorias, etc.

La excepción notable es la San Napoleón, el 15 de agosto, día del cumpleaños del Emperador. En fecha tan señalada se suele cantar un Te Deum y todos asisten a la ceremonia.

En España los franceses, considerados como heréticos y criaturas del diablo hasta el punto de creer que quien mataba a un francés ganaba el Paraíso, no dejarán de asombrar a los españoles yendo a misa los domingos acompañados por sus oficiales. Wagré describe en sus Memorias esta salida dominical :
El domingo siguiente, los oficiales vinieron a reunir las compañías para acompañarlas a la iglesia después de pasar la inspección ; los tambores de la compañía del centro y las cornetas de la compañía de los voltigeurs tocaban marchas alternando. Íbamos de uniforme de gala y este espectáculo, gran novedad para los españoles, había reunido detrás de nosotros a toda la población. Llegamos al convento donde, siguiendo las instrucciones dadas, oímos misa con el mayor recogimiento. Esta conducta edificó a los españoles que no podían imaginar que fuésemos católicos, de tan grande que era la impresión que las insinuaciones pérfidas de sacerdotes y monjes habían producido en ellos.
Conviene señalar que estos franceses eran prisioneros de Bailén y que tácitamente se aplicaba una tregua que les permitía ir a misa sin correr el peligro de ser asesinados en cualquier esquina contrariamente a lo que ocurría durante el resto de la semana.
Ahora bien, en otras circunstancias, cuando en Roma los sacerdotes quieren evangelizar a los veteranos ofreciéndoles diez escudos si se convierten a la fe católica, éstos prometen, cogen los diez escudos riéndose de ellos y así abjuran hasta tres veces, ganando de esta manera treinta escudos.

Las fiestas

La San Napoleón


Imagen
--- San Napoleón – Banquete de oficiales ---

Si existe una fiesta por antonomasia, es el 15 de agosto, fecha del cumpleaños del Emperador, conocida como la San Napoleón, celebrándose por primera vez en el campamento de Boulogne el 16 de agosto de 1804 donde el Emperador distribuye al ejército condecoraciones de la Legión de Honor. A continuación cuando se verifiquen las ceremonias en París o en las ciudades serán marcadas con un Te Deum. Es de notar que no siempre se celebrará en fecha fija por tener que obedecer a contingencias militares y que llegó a verificarse un 10 de agosto.
En los campamentos, las festividades son más castrenses, lo que no quita cierta solemnidad como en el campamento de Boulogne en 1807 donde estaban reunidos 32 000 hombres. Se formaron dos ejércitos, se simuló una batalla con marchas, maniobras, descargas de artillería, cargas de caballería, etc. Por la noche, utilizando cartuchos especiales, los soldados hicieron aparecer fuegos de todos los colores con los fusiles, cañones y granadas, y recibieron una jarra de vino.
En 1809, en Austria,
Fueron dos días de banquetes y fiestas, juegos de tiro al blanco, cucañas, carreras a pie o a caballo, encuentros de lucha, en una palabra todas las diversiones propias a tales circunstancias y a la localidad. Los oficiales fueron convidados a un banquete realmente espléndido. El general hizo un brindis “por la salud del Emperador” al que acompañó una salva de todas las piezas de artillería de la división y que fue seguido por unos magníficos fuegos artificiales.
En 1809, en España, cada soldado recibe una ración completa de pan y de vino, lo que no ocurría desde hacía mucho tiempo.
En 1810 el gobierno distribuye tres francos, el equivalente de ocho días y medio de soldada, a cada granadero para que pueda celebrar dignamente, con un banquete de regimiento, la San Napoleón. En España, en Puente del Arzobispo, después de una revista a las tropas, se celebra una misa solemne, un Te Deum, corridas de toros, banquete, fuegos artificiales. En Austria, el mismo año, en el campamento de Krems, hay fuegos artificiales, carreras a pie, en coche, en saco, una gratificación de 2,50 francos por soldado, ración doble mientras los tambores tocan farandolas ; por su parte el mariscal Marmont ofrece un baile magnífico a los oficiales y a la burguesía de la ciudad.
En sus Recuerdos de campaña, el sargento Faucheur evoca la San Napoleón de 1813 durante la campaña de Alemania :
Por fin anunciaron que la fiesta del Emperador sería el 10 de agosto en vez del 15, que una gran revista de todo el sexto cuerpo tendría lugar en la llanura de Thomaswald, que habría un banquete para treinta mil hombres, que se harían abundantes distribuciones de vino y aguardiente para dicho banquete, que habría premios para carreras a pie y concursos de tiro al blanco, que cobraríamos quince días de soldada y que por fin habría ascensos y condecoraciones para todos los grados. Y en efecto las cosas fueron como las habían anunciado.
Nuestro cuerpo de ejército, en orden de batalla en la inmensa llanura de Thomaswald, fue inspeccionado por el mariscal Marmont con gran uniforme de gala es decir, llevando sobre el hombro izquierdo el manto de terciopelo rojo sembrado de oro y en la mano el bastón de mariscal de Francia.
El banquete se celebró acompañado por el sonido del cañón, de las músicas y de los tambores. En una palabra fue una ceremonia bellísima. A continuación volvimos a nuestros respectivos acantonamientos, encendimos grandes hogueras alrededor de las cuales nos divertimos cantando, bailando, etc.


La Santa Bárbara

El día de Santa Bárbara es el día de los artilleros y una fiesta muy apreciada bajo el Imperio ya que el Emperador era, por formación, un artillero ; hasta durante la Retirada de Rusia, el general Drouot y la artillería de la Guardia consiguen encontrar alguna que otra botella de vino para festejarlo dignamente. Se anuncia la fiesta con veintiún disparos de cañón. Cuando se celebra en las grandes ciudades, las primeras personas convidadas son las autoridades civiles : prefecto, magistrados, alcalde, obispo… En general tres comisarios se encargan de preparar el banquete y … de encontrar el presupuesto para sufragar los gastos del convite. Los postres a base de azúcar que a veces representan posiciones de artillería con cañones y morteros de confitería hacen gran impresión entre los asistentes. Algunos oficiales como los subtenientes más jóvenes, que no reciben dinero de sus familias, se quedan sin un cuarto durante tres meses después del convite pero lo importante es que sea la artillería quien dé una fiesta por encima de todas las otras.

El banquete de cuerpo

Cuando pasa un regimiento por una ciudad de guarnición donde ya reside otro o viene a establecerse en ella, los buenos usos exigen que el ya residente en la ciudad reciba a los nuevos oficiales con un banquete de cuerpo o sea, un banquete informal. Esta tradición aparece en todas las Memorias. El memorialista Bonnart relata cómo las maneras escandalosas de los [/i]rompedores de platos[/i] según su expresión se convirtieron en una verdadera moda y Bardin explica :
Los banquetes de cuerpo eran festines costosísimos, animados por una música ensordecedora y brindis repetidísimos. […] En algunos cuerpos mejor retribuidos que otros, no se consideraban como distinguidas y honorables las cenas de oficiales sino cuando se terminaban rompiéndolo todo, hasta ventanas y espejos ; era el nec plus ultra de una recepción fastuosa y educada.
Existen dos relaciones de Thirion y de Dupuy que cuentan la primera un banquete ofrecido por el 9° de coraceros, la segunda por los húsares de Lasalle. Son para espantar a cualquier dueño de restaurante. Desde luego, conociendo las tradiciones, éstos toman la precaución de poner a buen seguro cuanto pueda terminar pasando por la ventana.
Los oficiales, desde los capitanes hasta los subtenientes se reúnen por grados : los oficiales superiores juntos, después los capitanes, y así hasta los subtenientes. El banquete empieza por numerosos brindis : por el regimiento de paso, por el que recibe, por el Emperador, por la Emperatriz, por el Rey de Roma, por la paz, por la caballería, la artillería, la infantería, según lo que se tercia. El ambiente se calienta y al final de la cena no es raro que se cojan los manteles por las esquinas y todo acabe en la calle. Si están en una fonda, colchones, mantas, sábanas pasan por la ventana primero y después los siguen los convidados. Se termina el banquete con una avalancha de tazones de vino caliente, licores o cafés. Mientras las mentes siguen claras, van y vienen jeroglíficos, juegos de palabras, frases de doble sentido, el que tiene más espíritu es el que más divierte o más hace reír. La fiesta termina con el terrible cuarto de hora de Rabelais : el momento en que se tienen que pagar al huésped todos los gastos y destrozos.

Entre las fiestas excepcionales, El capitán Coignet, en sus Recuerdos, relata que, después de la victoria de Austerlitz :
Entramos en París por la Puerta de Saint-Denis donde nos esperaba una muchedumbre nunca vista y donde nos habían levantado un arco de triunfo.
En los Campos Elíseos encontramos tiendas y mesas cubiertas de viandas de todas clases y buenos vinos de categoría. Pero la desgracia quiso que la lluvia cayera a cántaros. Las vajillas se llenaban de agua, no podíamos comer. Ni siquiera tomábamos el tiempo de abrir las botellas : hacíamos saltar el gollete y bebíamos a toda prisa. Daba pena vernos, mojados todos como patos.
El Emperador nos hizo vestir a todos con uniformes nuevos de pies a cabeza y nos pasó revista varias veces. La buena ciudad de París, queriendo sin duda compensar el daño de cuando llegamos, nos ofreció un festín bajo las galerías de la Place Royale. Nada faltaba, y por la noche tuvimos comedia gratis en la Porte Saint-Martin. […] Pasaron lista a las dos de la madrugada y todos los pecadillos fueron perdonados.


Fiestas más modestas se celebraban entre amigos : recibir la Cruz de la Legión de Honor o fusilar la mochila cuando se asciende de suboficial a oficial siempre son un buen pretexto para libaciones.
Una fiesta que se repite con frecuencia es la que acompaña la llegada de los quintos al regimiento. Quien llega a su nuevo dormitorio está en la obligación de pagar una ronda de bienvenida y dar dinero para untar la olla eso es, comprar carne y vino. El gasto no es inocuo : el dormitorio alberga entre 15 y 16 soldados pero la venta de la ropa civil, como es la usanza, a un prendero de los que tienen su tienda cerca del cuartel paga en parte el importe de la fiesta.

Conclusión

Transcurridos doscientos años nos quedamos sorprendidos ante la sencillez de los pasatiempos y la convivialidad existente entre aquellos hombres siempre expuestos a la muerte, al hambre y a la enfermedad. Como verdaderos filósofos habían hecho suyo el lema de los epicúreos Carpe diem, Disfruta del día, de lo que te ofrece el momento que vives. Noticias de la familia compartidas con los compañeros con un buen vaso de vino en la mano y una pipa llena de tabaco, el corro alrededor del que sabe leer para enterarse de las noticias y comentarlas con los presentes, las partidas de cartas o de dados, todo es ocasión para conocer mejor a quienes les rodean y reforzar los lazos de solidaridad que los unen. Vivían cada día como si fuera el último … ¡ y desdichadamente muchas veces lo era !


Imagen
--- Otros tiempos, mismas preocupaciones : Marilyn Monroe en Corea ---
"Mi corazón es para ti, mi sangre para el Emperador, mi vida para el honor." (Carta de Lasalle a su esposa)
"El hombre que más ha vivido no es el que ha contado más años sino el que más ha sentido la vida." (J.-J. Rousseau)
"Todo lo vivido aprovecha, de una u otra forma. Excepto para los fanáticos y los imbéciles." ("Hombres buenos" A. Pérez Reverte)
-----------------------------------------------------
Ab insomne non custita dracone

010.Moderadores eGC (1)1503.Haber enviado 9 artículos (1)1557.Haber superado 6000 post (1)1570. Ultramar mas de 500 mens (1)2002.Mención especial (1)2007.Mención especial (1)3052.Ayuda const. desarrollo d (1)3061.Mas de 50 post Jul. Ago. (1)3080.Mas de 500 post en Foto y (1)
Avatar de Usuario
Lasalle
Général de division
Général de division
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Mié 21 Nov 2007 17:42
Mensajes: 6045
Ubicación: Francia
Medallas: 9
Francia_napoleonic (xg)

google adsense
Google
 

Re: Artículo : Momentos de ocio en la Grande Armée

Notapor Schweijk el Vie 15 Mar 2019 12:31

Otro despliegue de sabiduría. Gracias a ti no va a quedar aspecto de la vida militar del primer imperio que no conozcamos mejor. :Bravo
"No sé lo que hay que hacer, esto no es una guerra".

Lord Kitchener

-----------------------------------------------------
Ab insomne non custita dracone

010.Moderadores eGC (1)1402.Ganador 2 veces (1)1556.Haber superado 4000 post (1)1590.Pregunta Rápida y difícil (1)1591. Concurso: ...corramos un (1)1608.Supera los 15000 ptos (1)2008.Mención especial (1)3050.Pregunta rápida acertada (1)3052.Ayuda const. desarrollo d (1)3054.Mas de 30 post meses  Jul (1)
Avatar de Usuario
Schweijk
General de Brigada
General de Brigada
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Sab 07 Ago 2010 19:09
Mensajes: 5160
Ubicación: A orillas del Moldava.
Medallas: 10
Aa_Historicas_Austrohung (fh)

Re: Artículo : Momentos de ocio en la Grande Armée

Notapor Rafa.Rodrigo (kappo) el Vie 15 Mar 2019 18:18

[...] y 100 millones de ducados [...]
------------------------------------
Ab insomne non custita dracone

010.Moderadores eGC (1)011.THE BLUE MAX (1)1202.Ganador 2 veces (1)1401.Ganador 1 vez (1)1556.Haber superado 4000 post (1)2001.1er Puesto en votación po (1)2008.Mención especial (1)3052.Ayuda const. desarrollo d (1)3054.Mas de 30 post meses  Jul (1)3070.Post mensaje multiplo 10. (1)
Avatar de Usuario
Rafa.Rodrigo (kappo)
General der Infanterie
General der Infanterie
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Dom 20 Jul 2008 20:33
Mensajes: 7694
Ubicación: San Lorenzo de El Escorial
Medallas: 10
Espana_napoleonic (xf)

Re: Artículo : Momentos de ocio en la Grande Armée

Notapor pepero el Vie 15 Mar 2019 21:30

No estaban todo el año en guerra y la explicación dada nos indica a que dedicaban la mayoría de horas que tenían libres.

Realmente el franqueo de las cartas era carisimo, me ha llamado mucho la atención. Y encima que te manden cartas sin franquear y tenerlas que pagar el destinatario.

Gracias por esta entretenida lectura.
Pepe
--------------------------------------
Ab insomne non custita dracone

010.Moderadores eGC (1)011.THE BLUE MAX (1)1401.Ganador 1 vez (1)1560.Haber superado 12.000 pos (1)1590.Pregunta Rápida y difícil (1)1591. Concurso: ...corramos un (1)1608.Supera los 15000 ptos (1)2002.Mención especial (1)2008.Mención especial (1)3050.Pregunta rápida acertada (1)3052.Ayuda const. desarrollo d (1)3061.Mas de 50 post Jul. Ago. (1)
Avatar de Usuario
pepero
Capitán General
Capitán General
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Dom 15 Oct 2006 13:33
Mensajes: 15743
Ubicación: Mallorca
Medallas: 12
A_España (es)

Re: Artículo : Momentos de ocio en la Grande Armée

Notapor Lasalle el Sab 16 Mar 2019 18:44

pepero escribió:No estaban todo el año en guerra y la explicación dada nos indica a que dedicaban la mayoría de horas que tenían libres.

Realmente el franqueo de las cartas era carisimo, me ha llamado mucho la atención. Y encima que te manden cartas sin franquear y tenerlas que pagar el destinatario.

Gracias por esta entretenida lectura.

Y te puedo asegurar que la administración de Correos francesa mantiene la tradición : carta sin sello, tarifa doble si la quieres leer.

Respecto a lo que hacían cuando no estaban en campaña ni ociosos, puede que algún día me dedique a hacer un artículo sobre el tema pero no quisiera cansar con mis imperiales :D
"Mi corazón es para ti, mi sangre para el Emperador, mi vida para el honor." (Carta de Lasalle a su esposa)
"El hombre que más ha vivido no es el que ha contado más años sino el que más ha sentido la vida." (J.-J. Rousseau)
"Todo lo vivido aprovecha, de una u otra forma. Excepto para los fanáticos y los imbéciles." ("Hombres buenos" A. Pérez Reverte)
-----------------------------------------------------
Ab insomne non custita dracone

010.Moderadores eGC (1)1503.Haber enviado 9 artículos (1)1557.Haber superado 6000 post (1)1570. Ultramar mas de 500 mens (1)2002.Mención especial (1)2007.Mención especial (1)3052.Ayuda const. desarrollo d (1)3061.Mas de 50 post Jul. Ago. (1)3080.Mas de 500 post en Foto y (1)
Avatar de Usuario
Lasalle
Général de division
Général de division
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Mié 21 Nov 2007 17:42
Mensajes: 6045
Ubicación: Francia
Medallas: 9
Francia_napoleonic (xg)

Re: Artículo : Momentos de ocio en la Grande Armée

Notapor Antigono Monoftalmos el Sab 16 Mar 2019 21:51

pepero escribió:Realmente el franqueo de las cartas era carisimo, me ha llamado mucho la atención. Y encima que te manden cartas sin franquear y tenerlas que pagar el destinatario.

Fue una de las razones por las que los británicos inventaron el sello...ellos que tan sensibles son en cuestiones del bolsillo :-
Por cierto, gran artículo Lasalle, es increíble ver algunas costumbres, que ya venían de lejos, y que hoy todavía se mantienen :~i
Lasalle escribió:Otros tiempos, mismas preocupaciones : Marilyn Monroe en Corea

Como curiosidad, mencionar que en tiempos de la guerra de Corea, los militares norteamericanos asentados en Japón, tenían por costumbre mantener un piso con una "amiga" japonesa, para escándalo de la puritana sociedad estadounidense de entonces...aunque McArthur hizo la vista gorda, por aquello de mantener la moral de la tropa.
Marchemos adonde nos llaman los signos de los dioses y la iniquidad de los enemigos. La suerte está echada.
Julio César

1557.Haber superado 6000 post (1)2001.1er Puesto en votación po (1)
Avatar de Usuario
Antigono Monoftalmos
Capitán General
Capitán General
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Mié 10 Jun 2009 20:30
Mensajes: 10438
Ubicación: Frigia Helespóntica
Medallas: 2
Ac_otras_pirata (fn)

Re: Artículo : Momentos de ocio en la Grande Armée

Notapor Schweijk el Dom 17 Mar 2019 12:42

Lasalle escribió:Respecto a lo que hacían cuando no estaban en campaña ni ociosos, puede que algún día me dedique a hacer un artículo sobre el tema pero no quisiera cansar con mis imperiales


No te preocupes por eso que no nos cansamos.
"No sé lo que hay que hacer, esto no es una guerra".

Lord Kitchener

-----------------------------------------------------
Ab insomne non custita dracone

010.Moderadores eGC (1)1402.Ganador 2 veces (1)1556.Haber superado 4000 post (1)1590.Pregunta Rápida y difícil (1)1591. Concurso: ...corramos un (1)1608.Supera los 15000 ptos (1)2008.Mención especial (1)3050.Pregunta rápida acertada (1)3052.Ayuda const. desarrollo d (1)3054.Mas de 30 post meses  Jul (1)
Avatar de Usuario
Schweijk
General de Brigada
General de Brigada
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Sab 07 Ago 2010 19:09
Mensajes: 5160
Ubicación: A orillas del Moldava.
Medallas: 10
Aa_Historicas_Austrohung (fh)

Re: Artículo : Momentos de ocio en la Grande Armée

Notapor Lutzow el Dom 17 Mar 2019 22:06

Muy buen trabajo Lasalle, además de original... :dpm: Cuando se leen memorias de soldados de cualquier época (al menos hasta la Gran Guerra) los combates suelen ser algo ocasional, las mayores preocupaciones eran comida, mujeres y como matar el tiempo libre, y este artículo nos ayuda y mucho a conocer cómo se las apañaban los hombres del Primer Imperio...

Saludos.
Es mejor permanecer con la boca cerrada y parecer un idiota, que abrirla y confirmarlo...
-----------------------------------------------------
Ab insomne non custita dracone

010.Moderadores eGC (1)011.THE BLUE MAX (1)1001.Próxima revisión día 15 (1)1102.Ganador 2 veces (1)1201.Ganador 1 vez (1)1402.Ganador 2 veces (1)1560.Haber superado 12.000 pos (1)1590.Pregunta Rápida y difícil (1)1591. Concurso: ...corramos un (1)1608.Supera los 15000 ptos (1)2001.Haber traido 1 amigo (1)2003. Tener 9 reseñas acumulad (1)2008.Mención especial (1)2009.Mención especial (1)2507.Mención especial (1)3050.Pregunta rápida acertada (1)3052.Ayuda const. desarrollo d (1)3058.Mas de 50 post Jul. Ago. (1)3070.Post mensaje multiplo 10. (1)3080.Mas de 500 post en Foto y (1)
Avatar de Usuario
Lutzow
Großadmiral
Großadmiral
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Sab 12 Dic 2009 21:03
Mensajes: 42302
Medallas: 20
Ab_SEGGM_alemania_b (fq)

Re: Artículo : Momentos de ocio en la Grande Armée

Notapor Lasalle el Vie 22 Mar 2019 18:46

Los aquí evocados eran los momentos de recreo que eran tal vez los menos porque después, aparte de los combates como ya queda dicho, estaban las obligaciones de la vida castrense diaria : guardias, ejercicio, etc.
"Mi corazón es para ti, mi sangre para el Emperador, mi vida para el honor." (Carta de Lasalle a su esposa)
"El hombre que más ha vivido no es el que ha contado más años sino el que más ha sentido la vida." (J.-J. Rousseau)
"Todo lo vivido aprovecha, de una u otra forma. Excepto para los fanáticos y los imbéciles." ("Hombres buenos" A. Pérez Reverte)
-----------------------------------------------------
Ab insomne non custita dracone

010.Moderadores eGC (1)1503.Haber enviado 9 artículos (1)1557.Haber superado 6000 post (1)1570. Ultramar mas de 500 mens (1)2002.Mención especial (1)2007.Mención especial (1)3052.Ayuda const. desarrollo d (1)3061.Mas de 50 post Jul. Ago. (1)3080.Mas de 500 post en Foto y (1)
Avatar de Usuario
Lasalle
Général de division
Général de division
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Mié 21 Nov 2007 17:42
Mensajes: 6045
Ubicación: Francia
Medallas: 9
Francia_napoleonic (xg)

Re: Artículo : Momentos de ocio en la Grande Armée

Notapor Pablorojo el Mar 02 Abr 2019 3:58

Muy bueno Lasalle, muy interesante y ameno !!!! Un relax entre tantas maniobras de ejercitos o datos de generales que existe en la bibliografia de las guerras napoleonicas.... :dpm:

Una pregunta con respecto a las cantidades de alcohol mencionadas.......tu mencionas un equivalente de 15.000 pintas igual 15.000 litros.......
Hasta donde se la pinta es una medida anglosajona, tanto la pinta britanica como la norteamericana son aproximadamente medio litro , mas o menos............ o es que hay una pinta francesa y no estoy enterado ?? gc96gc

Saludos
"Cuando Stalin dice " bailen!! ", un hombre sensato baila."
Nikita S. Krushchev.

"Nadie respeta a un país con un mal ejército, pero todos respetan a un país con un buen ejército. Brindo a la salud del Ejército Finlandés !"
Josef Stalin. 1948.

1570. Ultramar mas de 500 mens (1)2001.Tener 3 reseñas (1)3003.Haber superado 1000 post (1)3054.Mas de 30 post meses  Jul (1)
Avatar de Usuario
Pablorojo
Starshiy Leytenant
Starshiy Leytenant
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Jue 30 Mar 2006 21:09
Mensajes: 2658
Medallas: 4
Ab_SEGGM_rusia_a (fd)

Re: Artículo : Momentos de ocio en la Grande Armée

Notapor Antigono Monoftalmos el Jue 18 Abr 2019 13:32

Al hilo de lo comentado, acabo de leer este interesante artículo sobre otro tipo de "sustancias recreativas" utilizadas por las tropas de Napoleón:
http://amodelcastillo.blogspot.com/2018 ... uerra.html
:-
Marchemos adonde nos llaman los signos de los dioses y la iniquidad de los enemigos. La suerte está echada.
Julio César

1557.Haber superado 6000 post (1)2001.1er Puesto en votación po (1)
Avatar de Usuario
Antigono Monoftalmos
Capitán General
Capitán General
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Mié 10 Jun 2009 20:30
Mensajes: 10438
Ubicación: Frigia Helespóntica
Medallas: 2
Ac_otras_pirata (fn)

Re: Artículo : Momentos de ocio en la Grande Armée

Notapor Lasalle el Mar 23 Abr 2019 16:39

Pablorojo escribió:Muy bueno Lasalle, muy interesante y ameno !!!! Un relax entre tantas maniobras de ejercitos o datos de generales que existe en la bibliografia de las guerras napoleonicas.... :dpm:

Una pregunta con respecto a las cantidades de alcohol mencionadas.......tu mencionas un equivalente de 15.000 pintas igual 15.000 litros.......
Hasta donde se la pinta es una medida anglosajona, tanto la pinta britanica como la norteamericana son aproximadamente medio litro , mas o menos............ o es que hay una pinta francesa y no estoy enterado ?? gc96gc

Saludos

Perdona el retraso en contestarte pero es que me ausenté unos días. Efectivamente existía una pinta francesa que equivalía más o menos a un litro (0,952 litro para ser exacto). Si entramos en detalles, había también la "chopine" (0,476 litro). Como en las medidas de longitud, podían existir variaciones según las regiones ...
"Mi corazón es para ti, mi sangre para el Emperador, mi vida para el honor." (Carta de Lasalle a su esposa)
"El hombre que más ha vivido no es el que ha contado más años sino el que más ha sentido la vida." (J.-J. Rousseau)
"Todo lo vivido aprovecha, de una u otra forma. Excepto para los fanáticos y los imbéciles." ("Hombres buenos" A. Pérez Reverte)
-----------------------------------------------------
Ab insomne non custita dracone

010.Moderadores eGC (1)1503.Haber enviado 9 artículos (1)1557.Haber superado 6000 post (1)1570. Ultramar mas de 500 mens (1)2002.Mención especial (1)2007.Mención especial (1)3052.Ayuda const. desarrollo d (1)3061.Mas de 50 post Jul. Ago. (1)3080.Mas de 500 post en Foto y (1)
Avatar de Usuario
Lasalle
Général de division
Général de division
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Mié 21 Nov 2007 17:42
Mensajes: 6045
Ubicación: Francia
Medallas: 9
Francia_napoleonic (xg)

Re: Artículo : Momentos de ocio en la Grande Armée

Notapor Lasalle el Mar 23 Abr 2019 20:25

Antigono Monoftalmos escribió:Al hilo de lo comentado, acabo de leer este interesante artículo sobre otro tipo de "sustancias recreativas" utilizadas por las tropas de Napoleón:
http://amodelcastillo.blogspot.com/2018 ... uerra.html
:-

Sobre el artículo que citas, haré dos comentarios :
1 - Relativo a la droga. Ni quito ni pongo que los soldados de Napoleón fumaran productos locales (que es muy posible) pero resulta un poco raro que gente como Dominique Larrey, recordemos que era médico y cirujano, en su Mémoires et campagnes cuyos dos volúmenes abarcan el periodo de 1786 a 1840 no cite el consumo de hashis cuando comenta enfermedades como la sífilis y cosas más raras todavía. Nada tampoco en el Dictionnaire de la Grande Armée de Alain Pigeard ni en Memorias de antiguos soldados de Napoleón ni en los diferentes artículos que he podido leer en revistas. No tengo la pretensión de haberlo leído todo sobre el tema, pero no sé, un día u otro tenía que haber visto algo… Otra cosa que me hace dudar es que no aparecen muchas referencias de la época tampoco donde se explicaría que tal o cual derrota (que las hubo) se debió a que los soldados estaban "en un plácido estupor y se quedaban atontados" que a falta de relatarlo los árabes lo habrían hecho los ingleses, y con sumo gusto, sólo para demostrar cuán pervertidos eran los franceses. ¿ Estarían "en un plácido estupor y se quedaban atontados" cuando Junot tomó Nazaret, pero tuvo que abandonarla para acudir en ayuda de Klébar (sic), sitiado en el monte Tabor. Su apoyo iba a servir de poco, porque ambos contingentes sumaban 2000 hombres frente a 25 000 árabes. Durante seis horas soportaron con valor sus ofensivas. Por suerte, cuando todo parecía perdido, irrumpió Napoleón con sus cañones y caballería y resolvió el peligro en media hora. (Wikipedia)?
Eso sí, en Egipto descubrieron el café (hasta allí reservado a la élite en Francia), la moda de fumar y los placeres de la carne exóticos con sus consecuencias que relata Larrey.

2 - El tono general del texto. ¿ Qué historiador digno de este nombre utilizaría expresiones como “Bonaparte, o sea, el enano corso al que Dios maldiga por siempre jamás”, “los gabachos”, “Dios maldiga a Nelson”, “estos violadores de monjas y saqueadores de tumbas en ciernes”, “los profanadores de iglesias”, etc. ? Me quedo con nuestro foro que, diga lo que se diga, siempre mantiene un tono y una expresión correctos. Si se ha querido hacer un artículo “divertido” en plan Pérez Reverte, más vale dejarlo. Acabo de leer la Historia de España de don Arturo y, sin discusión posible, otra cosa es.

Ah, y las fuentes ¿ dónde están las fuentes ?
"Mi corazón es para ti, mi sangre para el Emperador, mi vida para el honor." (Carta de Lasalle a su esposa)
"El hombre que más ha vivido no es el que ha contado más años sino el que más ha sentido la vida." (J.-J. Rousseau)
"Todo lo vivido aprovecha, de una u otra forma. Excepto para los fanáticos y los imbéciles." ("Hombres buenos" A. Pérez Reverte)
-----------------------------------------------------
Ab insomne non custita dracone

010.Moderadores eGC (1)1503.Haber enviado 9 artículos (1)1557.Haber superado 6000 post (1)1570. Ultramar mas de 500 mens (1)2002.Mención especial (1)2007.Mención especial (1)3052.Ayuda const. desarrollo d (1)3061.Mas de 50 post Jul. Ago. (1)3080.Mas de 500 post en Foto y (1)
Avatar de Usuario
Lasalle
Général de division
Général de division
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Mié 21 Nov 2007 17:42
Mensajes: 6045
Ubicación: Francia
Medallas: 9
Francia_napoleonic (xg)

Re: Artículo : Momentos de ocio en la Grande Armée

Notapor Antigono Monoftalmos el Mar 23 Abr 2019 20:36

Lasalle escribió:Relativo a la droga. Ni quito ni pongo que los soldados de Napoleón fumaran productos locales (que es muy posible) pero resulta un poco raro que gente como Dominique Larrey, recordemos que era médico y cirujano, en su Mémoires et campagnes cuyos dos volúmenes abarcan el periodo de 1786 a 1840 no cite el consumo de hashis cuando comenta enfermedades como la sífilis y cosas más raras todavía. Nada tampoco en el Dictionnaire de la Grande Armée de Alain Pigeard ni en Memorias de antiguos soldados de Napoleón ni en los diferentes artículos que he podido leer en revistas.

Lástima, lo había tomado como cierto, al fin y al cabo, la afición a las drogas es un clásico en las tropas destinadas en lugares "exóticos", los británicos se aficionaron al opio en Afganistán, y los españoles al hachís en Marruecos...creía que los franceses habían sido los "avanzados" en su estancia en Egipto, pero si me dices que apenas hay referencias a ello, me fío más de ti que de un blog de Internet, que le vamos a hacer :-B
Lasalle escribió:tono general del texto

Uy, pues si llegas a leer los artículos dedicados a los británicos, los norteamericanos o los alemanes...también reciben de lo suyo :-
Lasalle escribió:ha querido hacer un artículo “divertido” en plan Pérez Reverte

Hombre, es que Reverte es más saleroso, su novela La Sombra del Águila, a pesar de parecer más un sainete que una obra de Galdós, es más entretenida, donde va a parar :-p~
Marchemos adonde nos llaman los signos de los dioses y la iniquidad de los enemigos. La suerte está echada.
Julio César

1557.Haber superado 6000 post (1)2001.1er Puesto en votación po (1)
Avatar de Usuario
Antigono Monoftalmos
Capitán General
Capitán General
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Mié 10 Jun 2009 20:30
Mensajes: 10438
Ubicación: Frigia Helespóntica
Medallas: 2
Ac_otras_pirata (fn)

Re: Artículo : Momentos de ocio en la Grande Armée

Notapor Lasalle el Mar 23 Abr 2019 20:51

Nunca he dicho que no habían "probado" los productos locales pero de ahí a ser todos unos drogadictos cargados hasta el punto de que no sabían por que extremo se cogía el fusil ...
De Pérez-Reverte creo que he leído la casi totalidad de sus libros (los artículos en la prensa es otra cosa por la dificultad de encontrarla por aquí) y siempre he apreciado su estilo hasta cuando roza lo "vulgar" porque sabemos que es humor. El húsar, La sombra del águila, Día de cólera, El asedio o Cabo Trafalgar me han encantado y no se puede decir que los franceses salgan muy bien parados en estas novelas. :roll:
"Mi corazón es para ti, mi sangre para el Emperador, mi vida para el honor." (Carta de Lasalle a su esposa)
"El hombre que más ha vivido no es el que ha contado más años sino el que más ha sentido la vida." (J.-J. Rousseau)
"Todo lo vivido aprovecha, de una u otra forma. Excepto para los fanáticos y los imbéciles." ("Hombres buenos" A. Pérez Reverte)
-----------------------------------------------------
Ab insomne non custita dracone

010.Moderadores eGC (1)1503.Haber enviado 9 artículos (1)1557.Haber superado 6000 post (1)1570. Ultramar mas de 500 mens (1)2002.Mención especial (1)2007.Mención especial (1)3052.Ayuda const. desarrollo d (1)3061.Mas de 50 post Jul. Ago. (1)3080.Mas de 500 post en Foto y (1)
Avatar de Usuario
Lasalle
Général de division
Général de division
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Mié 21 Nov 2007 17:42
Mensajes: 6045
Ubicación: Francia
Medallas: 9
Francia_napoleonic (xg)

Re: Artículo : Momentos de ocio en la Grande Armée

Notapor Lutzow el Mar 23 Abr 2019 21:03

No recuerdo en qué libro leí que camino de Acre iban hechos polvo por las enfermedades, hasta que una generosa ración de vino les curó como por encanto...

Saludos.
Es mejor permanecer con la boca cerrada y parecer un idiota, que abrirla y confirmarlo...
-----------------------------------------------------
Ab insomne non custita dracone

010.Moderadores eGC (1)011.THE BLUE MAX (1)1001.Próxima revisión día 15 (1)1102.Ganador 2 veces (1)1201.Ganador 1 vez (1)1402.Ganador 2 veces (1)1560.Haber superado 12.000 pos (1)1590.Pregunta Rápida y difícil (1)1591. Concurso: ...corramos un (1)1608.Supera los 15000 ptos (1)2001.Haber traido 1 amigo (1)2003. Tener 9 reseñas acumulad (1)2008.Mención especial (1)2009.Mención especial (1)2507.Mención especial (1)3050.Pregunta rápida acertada (1)3052.Ayuda const. desarrollo d (1)3058.Mas de 50 post Jul. Ago. (1)3070.Post mensaje multiplo 10. (1)3080.Mas de 500 post en Foto y (1)
Avatar de Usuario
Lutzow
Großadmiral
Großadmiral
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Sab 12 Dic 2009 21:03
Mensajes: 42302
Medallas: 20
Ab_SEGGM_alemania_b (fq)

Re: Artículo : Momentos de ocio en la Grande Armée

Notapor Lasalle el Mié 24 Abr 2019 15:39

Lutzow escribió:No recuerdo en qué libro leí que camino de Acre iban hechos polvo por las enfermedades, hasta que una generosa ración de vino les curó como por encanto...

Saludos.

¡ Y tan hechos polvo! ¡ Nada menos que la peste ! Después estaban los problemas oftalmológicos señalados más que a menudo por Larrey ... Y es que no se habían inventado todavía las gafas de sol, así que nada de RayBan y otras.
Respecto al vino, una circular del 5 de marzo de 1800 (confirmada por un edicto del 12 de septiembre de 1801) fija la cantidad diaria en un cuarto de litro por hombre ; estamos lejos de los 0,75 indicados en cierto foro que tiene a hacer pasar a los soldados de Napoleón por unos borrachos de campeonato. Esta cantidad, todo bien considerado, no daría para más de 25 cl por comida, apenas más que un vaso. Por otra parte es cierto que cualquier "extra" se recibiría como mano de santo y comprendo que un poco de alegría embotellada levantaría los ánimos depresivos igual que lo habría hecho un par de días de permiso pero, en pleno desierto y cercados por los mamelucos que aún no formaban parte del ejército francés ¿ adónde habrían ido ?
"Mi corazón es para ti, mi sangre para el Emperador, mi vida para el honor." (Carta de Lasalle a su esposa)
"El hombre que más ha vivido no es el que ha contado más años sino el que más ha sentido la vida." (J.-J. Rousseau)
"Todo lo vivido aprovecha, de una u otra forma. Excepto para los fanáticos y los imbéciles." ("Hombres buenos" A. Pérez Reverte)
-----------------------------------------------------
Ab insomne non custita dracone

010.Moderadores eGC (1)1503.Haber enviado 9 artículos (1)1557.Haber superado 6000 post (1)1570. Ultramar mas de 500 mens (1)2002.Mención especial (1)2007.Mención especial (1)3052.Ayuda const. desarrollo d (1)3061.Mas de 50 post Jul. Ago. (1)3080.Mas de 500 post en Foto y (1)
Avatar de Usuario
Lasalle
Général de division
Général de division
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Mié 21 Nov 2007 17:42
Mensajes: 6045
Ubicación: Francia
Medallas: 9
Francia_napoleonic (xg)

Re: Artículo : Momentos de ocio en la Grande Armée

Notapor Antigono Monoftalmos el Mié 24 Abr 2019 20:08

Aún a riesgo de meter la gamba...¿en Acre no se enfrentaban a los turcos? :?
Marchemos adonde nos llaman los signos de los dioses y la iniquidad de los enemigos. La suerte está echada.
Julio César

1557.Haber superado 6000 post (1)2001.1er Puesto en votación po (1)
Avatar de Usuario
Antigono Monoftalmos
Capitán General
Capitán General
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Mié 10 Jun 2009 20:30
Mensajes: 10438
Ubicación: Frigia Helespóntica
Medallas: 2
Ac_otras_pirata (fn)

Re: Artículo : Momentos de ocio en la Grande Armée

Notapor Lutzow el Mié 24 Abr 2019 20:43

Sí, turcos apoyados por un par de navíos british...

Saludos.
Es mejor permanecer con la boca cerrada y parecer un idiota, que abrirla y confirmarlo...
-----------------------------------------------------
Ab insomne non custita dracone

010.Moderadores eGC (1)011.THE BLUE MAX (1)1001.Próxima revisión día 15 (1)1102.Ganador 2 veces (1)1201.Ganador 1 vez (1)1402.Ganador 2 veces (1)1560.Haber superado 12.000 pos (1)1590.Pregunta Rápida y difícil (1)1591. Concurso: ...corramos un (1)1608.Supera los 15000 ptos (1)2001.Haber traido 1 amigo (1)2003. Tener 9 reseñas acumulad (1)2008.Mención especial (1)2009.Mención especial (1)2507.Mención especial (1)3050.Pregunta rápida acertada (1)3052.Ayuda const. desarrollo d (1)3058.Mas de 50 post Jul. Ago. (1)3070.Post mensaje multiplo 10. (1)3080.Mas de 500 post en Foto y (1)
Avatar de Usuario
Lutzow
Großadmiral
Großadmiral
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Sab 12 Dic 2009 21:03
Mensajes: 42302
Medallas: 20
Ab_SEGGM_alemania_b (fq)

Re: Artículo : Momentos de ocio en la Grande Armée

Notapor Pablorojo el Vie 26 Abr 2019 0:33

Lasalle escribió:
Pablorojo escribió:Muy bueno Lasalle, muy interesante y ameno !!!! Un relax entre tantas maniobras de ejercitos o datos de generales que existe en la bibliografia de las guerras napoleonicas.... :dpm:

Una pregunta con respecto a las cantidades de alcohol mencionadas.......tu mencionas un equivalente de 15.000 pintas igual 15.000 litros.......
Hasta donde se la pinta es una medida anglosajona, tanto la pinta britanica como la norteamericana son aproximadamente medio litro , mas o menos............ o es que hay una pinta francesa y no estoy enterado ?? gc96gc

Saludos

Perdona el retraso en contestarte pero es que me ausenté unos días. Efectivamente existía una pinta francesa que equivalía más o menos a un litro (0,952 litro para ser exacto). Si entramos en detalles, había también la "chopine" (0,476 litro). Como en las medidas de longitud, podían existir variaciones según las regiones ...


Se agradece la respuesta, Lasalle...... :dpm:
"Cuando Stalin dice " bailen!! ", un hombre sensato baila."
Nikita S. Krushchev.

"Nadie respeta a un país con un mal ejército, pero todos respetan a un país con un buen ejército. Brindo a la salud del Ejército Finlandés !"
Josef Stalin. 1948.

1570. Ultramar mas de 500 mens (1)2001.Tener 3 reseñas (1)3003.Haber superado 1000 post (1)3054.Mas de 30 post meses  Jul (1)
Avatar de Usuario
Pablorojo
Starshiy Leytenant
Starshiy Leytenant
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Jue 30 Mar 2006 21:09
Mensajes: 2658
Medallas: 4
Ab_SEGGM_rusia_a (fd)

Re: Artículo : Momentos de ocio en la Grande Armée

Notapor Urogallo el Lun 29 Abr 2019 12:24

Interesantísimo trabajo.
"Adoro Alemania. Por eso me gusta que haya dos" Charles de Gaulle.

1303.Ganador 3 veces (1)1351. Ganador 1 vez (1)1505.Haber enviado 15 artículo (1)1560.Haber superado 12.000 pos (1)3052.Ayuda const. desarrollo d (1)3054.Mas de 30 post meses  Jul (1)
Avatar de Usuario
Urogallo
General
General
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Jue 06 Nov 2003 11:10
Mensajes: 16225
Ubicación: El foro de los 1.000 años.
Medallas: 6
a_Hist_Confederada (zz)


Volver a Artículos de El Gran Capitán

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: JackHicks236 y 30 invitados