La guerra ruso-japonesa de 1904-1905

Principios del siglo XX y periodo de Entreguerras.

Moderadores: Schweijk, Mod.Aux.1


Re: La guerra ruso-japonesa de 1904-1905

Notapor Tigre el Vie 22 Sep 2017 20:15

Hola a todos :D; algo más......................

Rusia contra Japón, 1904-05.

El sitio de Port Arthur.

Entre Dalny y Port Arthur los rusos habían preparado dos líneas defensivas exteriores. La primera línea era aproximadamente de 15 millas de largo, corriendo a través de la península cerca de 12 millas al norte de Port Arthur. Esta fue atacada por Nogi a finales de julio. Durante un día los rusos, superados en número, mantuvieron sus posiciones, pero hacia la noche los japoneses, después de sufrir grandes pérdidas durante todo el día, lograron romper en un punto. Entonces el General Fock decidió retirarse a su segunda línea, a unos seis kilómetros de Port Arthur. Aquí los rusos fueron atacados al amanecer del 30 de julio, y por la mañana Fock había ordenado a sus tropas retirarse a Port Arthur. Por lo tanto, esta fecha puede considerarse como el inicio del cerco de la ciudad.

El aparentemente prematuro abandono de las posiciones, primero en Nanshan y luego en la primera y segunda líneas, tuvo un efecto deprimente sobre los oficiales y los hombres. Fock ciertamente había replegado a sus fuerzas con muy pocas pérdidas mientras infligía severas bajas a los atacantes, pero no había conseguido ganar tiempo. Para julio, muchos altos oficiales estaban conscientes de que sus superiores estaban en desacuerdo. En particular, el comandante de la guarnición, Smirnov, quien era nominalmente responsable de la defensa de Port Arthur, se resintió de la interferencia de Stoessel, el comandante de la zona fortificada de Port Arthur.

Los accesos cercanos a Port Arthur, el terreno en el que se librarían las batallas, eran principalmente montañosos. Sólo en el centro, al norte de la ciudad, había un valle por el que pasaba la carretera y la línea de ferrocarril. Durante los meses que siguieron al estallido de la guerra había habido un trabajo intensivo en las defensas, pero todavía estaba lejos de ser perfecto. Había una escasez de materiales clave como alambre de púas.

La parte más fortificada de las defensas era el sector oriental, aunque incluso aquí las fortificaciones no siempre estaban colocadas de modo que se dieran el máximo apoyo, y había muchos ángulos muertos. Las baterías que estaban colocadas entre los fuertes estaban en las cimas de las colinas, y mal camufladas. En el sector norte hubo algunas obras sustanciales, pero el sector occidental fue defendido por obras de construcción más ligera.

Cuando se inició el cerco, la fortaleza estaba defendida por 646 cañones, algunos de los cuales eran chinos de modelo antiguo. También había 62 ametralladoras, mientras que durante el curso del asedio un cierto número de cañones navales fueron desembarcados por el escuadrón; hacia finales de 1904 estas armas navales ascendían a casi la mitad del total. La guarnición era de unos 40.000 hombres, suplementada más tarde por 17.000 marineros.

Los trabajos de defensa iban desde trincheras y obstáculos de alambre de púas en los reductos y fortalezas. Los fuertes, que por lo general se situaban en alturas dominantes, eran áreas cercadas rodeadas por una zanja y escarpa de tierra. Al otro lado de la zanja, que se extendía frente a la fortaleza, por lo general había una galería enterrada de hormigón unida por un túnel. Frente a los fuertes y reductos se hallaban obstáculos de alambre de púas. Estos obstáculos a menudo se colocaban sobre hileras de trampas. Algunos oficiales criticaron el diseño de las trincheras rusas. Ellas eran bastante estrechas, de modo que los oficiales o los camilleros tenían gran dificultad en pasar a través, y no era fácil enviar refuerzos a los lugares donde el enemigo había irrumpido. Para dar protección contra explosiones de metralla desde arriba, las trincheras fueron cubiertas por techos de troncos y capas de tierra.

Imagen
Teatro de Guerra 1904-05..................................................................................................
https://etc.usf.edu/maps/pages/800/872/872.gif

Fuente: Russia Against Japan, 1904-05. A New Look at the Russo-Japanese War. J. N. Westwood. State University of New York Press.
THE RUSSO-JAPANESE WAR. Primary Causes of Japanese Success. Vice Admiral Yoji Koda, Japan Maritime Self-Defense Force.

Saludos. Raúl M :carapoker:.
Avatar de Usuario
Tigre
Lieutenant General
Lieutenant General
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Dom 23 Dic 2007 2:29
Mensajes: 6440
Ubicación: Argentina
Medallas: 7
Argentina (ar)

google adsense
Google
 

Re: La guerra ruso-japonesa de 1904-1905

Notapor Tigre el Jue 28 Sep 2017 21:06

Hola a todos :D; algo más......................

Rusia contra Japón, 1904-05.

El sitio de Port Arthur.

Al comienzo del asedio, el General Nogi tenía tres divisiones y dos brigadas de reserva. Éstas fueron continuamente completadas con reemplazos. De sus 400 cañones, las más pesadas eran armas de 6 pulgadas y 4,7 pulgadas. A mediados de agosto, después de una serie de ataques infructuosos contra los puntos fuertes individuales, Nogi emprendió un ataque general contra el sector oriental. Después de dos días de preparación de artillería, que infligió graves pérdidas a los defensores, una división japonesa comenzó su ataque, utilizando el terreno quebrado y kao-liang como cubierta. Los cañones japoneses habían puesto fuera de servicio la mayor parte de la artillería rusa en este sector, y la infantería atacante fue capaz de aproximarse a las defensas. Sin embargo, tan pronto como los japoneses entraron dentro del rango efectivo de las armas portátiles rusas, comenzaron a sufrir grandes pérdidas y sus ataques se estancaron. Sin embargo, Nogi repitió estos costosos ataques durante varios días. Solamente cuando sus bajas llegaron a 20.000, el equivalente de una división, se dio por vencido.

Habiendo fracasado por asalto directo, los japoneses recurrieron a bombardeos, zapas y minas. Con una superioridad de artillería y una abundante provisión de munición, tenían una gran ventaja. Pues mientras las obras de defensa rusas parecían capaces de sostener a la infantería japonesa, esto sólo era así siempre y cuando estuvieran sustancialmente intactas. Las armas japonesas pronto pusieron fuera de acción a la mayoría de los cañones rusos que se habían colocado en posiciones expuestas en las cumbres. El principal defecto de la artillería japonesa, era la falta de armas realmente pesadas, fue remediado por la transferencia desde las defensas costeras japonesas de obuses de once pulgadas. Estas armas enormes, disparando granadas de 500 libras, podrían penetrar la mayoría de las estructuras de hormigón rusas.

Mientras el bombardeo continuaba, los japoneses se ocuparon en septiembre de ejecutar trabajos de zapa y minado. El trabajo de zapa implicaba la excavación de trincheras, generalmente en zigzag, hacia las posiciones rusas y luego otra serie de obras, las trincheras paralelas. El minado implicó la excavación de túneles directamente hacia las fortificaciones rusas, con el fin de abrir brechas en ellos con voladuras. El contraminado ruso rara vez tuvo éxito. Los túneles fueron excavados hacia los japoneses, con el objetivo de descubrir las galerías en aproximación. Aunque resultados espectaculares se lograron una o dos veces con el contraminado, las incursiones nocturnas en la superficie por parte de la infantería fueron más efectivas. Éstas tenían el propósito de destruir las entradas a los túneles de minado del enemigo, y de interrumpir su aproximación y las trincheras paralelas.

En parte porque los civiles habían sido evacuados antes de que la ciudad fuera cortada, en parte debido a los esporádicos bombardeos japoneses, las calles de Port Arthur estaban desiertas en la mayoría de los casos. El bloqueo naval japonés no era absoluto. Los despachos pasaban periódicamente entre Kuropatkin y Port Arthur, llevados por oficiales que se ocultaron en juncos que rompían los bloqueos. A veces también un destructor se dirigía al cercano puerto chino de Chifu, donde el cónsul ruso estaba en contacto telegráfico con San Petersburgo.

A mediados de septiembre, el general Nogi volvió a atacar, asaltando las fortificaciones de los sectores occidental y central. En el oeste, la colina de cota 203 metros era un blanco principal. Ambos lados se dieron cuenta del significado crucial de esta colina, y estaban dispuestos a hacer grandes sacrificios por su posesión. Durante cinco días los japoneses asaltaron este objetivo y durante un tiempo, tras duros y destructivos combates, consiguieron ocupar parte de él. Pero no por mucho. En el sector central, los japoneses capturaron dos reductos, pero eso fue todo lo que lograron en cinco días de actividad de sacrificio. En el oeste, en la colina de 203 metros, los japoneses continuaron sus operaciones de minado y a finales de noviembre una vez más lanzaron su infantería contra ella. El ataque de la infantería japonesa sobre la colina duró cinco días; en varias ocasiones los japoneses capturaron parte de las posiciones rusas, pero fueron rechazados por contraataques desesperados hechos por los pocos hombres que los oficiales rusos pudieron reunir.

Finalmente, después de ocho días, en los que los japoneses sufrieron 8.000 bajas, la colina de 203 Metros fue finalmente capturada. Los observadores de artillería comenzaron entonces a dirigir el fuego de los obuses de once pulgadas a las naves de la escuadra rusa, que se hundieron en pocos días. Con esta destrucción de la escuadra rusa en diciembre, la necesidad estratégica de capturar Port Arthur desapareció. Los hombres de Nogi podrían haber sido enviados hacia el norte para unirse a la lucha contra las fuerzas de Kuropatkin. Pero Port Arthur tenía un gran significado simbólico. La opinión pública en Japón exigió su captura; después de todo, los planes para celebrar su captura habían estado listos. Casi cada familia había comprado banderas y linternas en anticipación. En el mundo exterior, la captura de Port Arthur acallaría las dudas sobre las posibilidades de Japón de ganar la guerra, y así facilitar la obtención de préstamos.

Imagen
Asedio de Port Arthur..................................................................................................
http://battlefieldanomalies.com/wp-cont ... age004.jpg

Imagen
Bombardeo de Port Arthur con los cañones japoneses de 11 pulgadas (28 cm) - Octubre de 1904...........................................
http://i.imgur.com/56fr3ZZ.jpg

Fuente: Russia Against Japan, 1904-05. A New Look at the Russo-Japanese War. J. N. Westwood. State University of New York Press.
THE RUSSO-JAPANESE WAR. Primary Causes of Japanese Success. Vice Admiral Yoji Koda, Japan Maritime Self-Defense Force.

Saludos. Raúl M :carapoker:.
Avatar de Usuario
Tigre
Lieutenant General
Lieutenant General
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Dom 23 Dic 2007 2:29
Mensajes: 6440
Ubicación: Argentina
Medallas: 7
Argentina (ar)

Re: La guerra ruso-japonesa de 1904-1905

Notapor Tigre el Vie 06 Oct 2017 12:13

Hola a todos :D; algo más......................

Rusia contra Japón, 1904-05.

El sitio de Port Arthur.

La guarnición ya estaba en mal estado. La falta de verduras frescas había causado escorbuto generalizado. Las carnes distintas de la carne de caballo prácticamente no estaban disponibles. El comandante de las fuerzas terrestres, Kondratenko, junto con varios oficiales de su estado mayor, había sido muerto en diciembre por una granada de once pulgadas que penetró una casamata. Kondratenko había sido el más inteligente y enérgico de los generales, y había disfrutado de la confianza de sus subordinados, por lo que su muerte tuvo un efecto desalentador sobre la guarnición. Su reemplazo por el General Fock, en quien pocos tenían confianza, empeoró las cosas.

Aunque el escorbuto sólo apareció en septiembre, había habido problemas de salud anteriormente. En julio, el 8 por ciento de los hombres estaban enfermos, en agosto un 10 por ciento, y esto creció constantemente, llegando a 22 por ciento en noviembre. La falta de descanso era una causa. La mayoría de los hombres probablemente se habituaron a los bombardeos continuos y podían dormir durante ellos excepto ante los impactos más cercanos, pero había pocos lugares de descanso cómodos en las colinas alrededor de Port Arthur. En las "fortificaciones a prueba de bombas" destinadas a las tropas de descanso, los hombres estaban rodeados de tiendas, ropa húmeda de las lavanderías y hombres heridos. A veces el olor de los cadáveres se añadía a sus sufrimientos; La Directiva Nro. 563, emitida para toda la zona fortificada en septiembre, aconsejaba a los centinelas en esas condiciones que rellenaran sus fosas nasales con tacos empapados en trementina (aguarrás) diluida.

En agosto la ración de carne era de media libra de carne de caballo cuatro veces por semana. Cuando apareció el escorbuto hubo sugerencias de que más caballos debían ser sacrificados, ya que se creía que la carne extra ayudaría a reducir esta enfermedad. Sin embargo, esto no se hizo. A partir de septiembre, los suministros médicos comenzaron a escasear, y todo tipo de materiales (cortinas, ropa vieja) fueron usados en adelante para vendajes. El espacio hospitalario había sido escaso desde el principio. Se utilizaron naves como hospitales, pero esto fue un alivio en lugar de una solución. Cuando terminó el asedio había 39 edificios usados como hospitales, pocos de los cuales tenían equipo adecuado. Más de la mitad de la guarnición estaba enferma o herida. Alrededor de 14.000 estaban en los hospitales pero probablemente 6.000 más con escorbuto estaban sirviendo en la línea de frente.

La moral fluctuaba. Hubo un severo bajón después de la batalla de Nanshan; cinco oficiales y nueve hombres se suicidaron en mayo y junio. Pero el infructuoso ataque general japonés en agosto aumentó la moral. A medida que el asedio continuaba, con los nervios en tensión extrema durante largos períodos y con esperanzas de alivio repetidamente decepcionados, hubo crisis nerviosas de una u otra clase. Los más comunes, al parecer, eran alucinaciones; en una ocasión dos baterías dijeron haber escuchado más de 100 tiros de 'la artillería avanzada de Kuropatkin'.

En su Diario de una enfermera de guerra, O. A. von Baumgarten escribió sobre la moral de Port Arthur así:

La tensión extrema da lugar al flegmatismo, y sólo entonces uno se da cuenta que la mejor filosofía es el silencio. Tenemos ahora una atrofia completa de la sensibilidad, es decir, de la compasión. No importa si mueres hoy o mañana; uno morirá de todos modos. Te levantas por la mañana y de alguna manera no puedes creer que estés viva. Nuestra existencia actual es como la de personas condenadas a muerte. La muerte misma no nos asusta, pero esperarla es difícil. Si sólo llegara el fin pronto, si pudiéramos ser muertos...........................

Imagen
Soldados rusos posando con soldados japoneses muertos en un asalto a un fuerte ruso durante el asedio de Port Arthur, 1904 ................................
http://3.bp.blogspot.com/-UZoFEuY_lIA/U ... reo181.gif

Fuente: Russia Against Japan, 1904-05. A New Look at the Russo-Japanese War. J. N. Westwood. State University of New York Press.
THE RUSSO-JAPANESE WAR. Primary Causes of Japanese Success. Vice Admiral Yoji Koda, Japan Maritime Self-Defense Force.

Saludos. Raúl M :carapoker:.
Avatar de Usuario
Tigre
Lieutenant General
Lieutenant General
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Dom 23 Dic 2007 2:29
Mensajes: 6440
Ubicación: Argentina
Medallas: 7
Argentina (ar)

Re: La guerra ruso-japonesa de 1904-1905

Notapor Tigre el Jue 12 Oct 2017 22:47

Hola a todos :D; algo más......................

Rusia contra Japón, 1904-05.

El sitio de Port Arthur - Rendición.

Después de la captura de la Altura 203, Nogi transfirió su ataque principal al sector central, al norte de la ciudad. En este momento él tenía alrededor de 100.000 hombres y, a pesar del terreno rocoso, sus operaciones de minado estaban haciendo buenos progresos. El contraminado ruso fue ineficaz, en gran parte debido a que no hubo suficientes zapadores para excavar los túneles necesarios. El único retraso efectivo para el avance subterráneo japonés se obtuvo rellenando las galerías de los contrafuertes de las fortificaciones con rocas y hormigón. Esto dificultó la excavación de los japoneses debajo de los muros, aunque solo retrasó, en lugar de evitar, el minado de la fortificación. A veces era posible escuchar a los japoneses y adivinar dónde y cuándo sus cargas serían voladas. En tal caso, los defensores eran evacuados, aparte de uno o dos centinelas. Cuando los cargas eran activadas, los defensores se apresuraban a defender las ruinas contra el avance de la infantería japonesa. Uno de los fuertes rusos fue destruido cuando sus propias cargas de demolición preventivas explotaron prematuramente; Toda la estructura se derrumbó, matando a la mayor parte de su guarnición. En opinión de muchos oficiales, algunas de las defensas minadas fueron abandonadas prematuramente. Las brechas podrían haberse defendido por más tiempo, aunque al precio de quizás 100 bajas por día. Pero era bastante claro para los oficiales superiores que Port Arthur solo podía ser defendido por unas pocas semanas más. La esperanza de alivio de Kuropatkin, o la transformación de la situación estratégica por la llegada del escuadrón báltico, se había evaporado hacía mucho tiempo. Era una pregunta ahora de cuánto durarían las existencias de alimentos, municiones y hombres.

El 29 de diciembre, Stoessel convocó un consejo de guerra para discutir la continuación del asedio. En este consejo, al que asistieron los oficiales superiores, la mayoría consideró que aún era prematuro discutir la rendición. Stoessel y Fock, aparentemente, tenían otra opinión y el 2 de enero de 1905, dos oficiales fueron vistos saliendo de Port Arthur con una bandera blanca. Llevaron una carta de Stoessel a Nogi, sugiriendo comenzar las negociaciones. Después de haber recibido la carta de Stoessel, Nogi aceptó comenzar conversaciones en una aldea fuera de Port Arthur. Un grupo de oficiales rusos, con un estudiante como intérprete, fueron allí y recibieron de los japoneses el texto propuesto de un acuerdo de entrega, escrito en inglés. Port Arthur debía ser entregado intacto. Los soldados se convertirían en prisioneros de guerra. Los oficiales podrían elegir regresar a Rusia en libertad condicional. A medida que se extendían las noticias de las negociaciones, los soldados, ninguno de los cuales consideraba la perspectiva de convertirse en la víctima final del asedio, comenzaron a abandonar sus posiciones para deambular por Port Arthur, irrumpir en tiendas de vodka, emborracharse, robar a los transeúntes y causar alboroto.

Después de la firma, los oficiales rusos y japoneses se sentaron juntos para consumar la rendición con una fotografía grupal. Stoessel le ofreció a Nogi un caballo blanco, que fue cortésmente rechazado. Poco después, desde Alemania, el Kaiser Guillermo otorgó Cruces de Hierro tanto a Stoessel como a Nogi, en reconocimiento de su destreza militar. Los japoneses colocaron guardias en los puntos de abastecimiento de agua, tomaron a 30.000 rusos como prisioneros y luego organizaron un desfile ceremonial con paso de ganso a través de la ciudad capturada. Se respetó la propiedad privada (al menos para los rusos). Las calles Strelkovaya y Artillería fueron rebautizadas respectivamente como calles Nogi y Mikasa. El fuerte donde Kondratenko encontró su final se convirtió en un museo y un salón de té.

En sus operaciones contra Port Arthur, los japoneses habían sufrido unas 60.000 bajas, casi el equivalente de un ejército. Los dos hijos de Nogi habían muerto durante la lucha en la Península. Las bajas rusas (muertos y heridos) fueron alrededor de 30.000. El asedio había resistido durante 240 días, en comparación con los 346 días de la célebre defensa de Sebastopol en la guerra de Crimea.

La caída de Port Arthur tuvo sus repercusiones esperadas. El crédito extranjero de Japón aumentó y el de Rusia cayó. Los revolucionarios rusos pudieron clavar un clavo más en el ataúd de la autocracia zarista. Lenin escribió que la capitulación de Port Arthur "es el prólogo a la capitulación del zarismo".

El General Stoessel, con su esposa, regresó a Rusia por mar, disfrutando de una cálida bienvenida en Odessa. Al llegar a San Petersburgo recibió una ovación de héroe. Sin embargo, para sorpresa de los observadores extranjeros, Stoessel debía ser juzgado por una corte marcial. De acuerdo con las regulaciones rusas, el comandante de cualquier fortaleza capturada por el enemigo automáticamente debía ser juzgado, independientemente de cuán gallarda o inteligente hubiera sido la defensa. Pero la comisión que se convocó después de la guerra fue considerablemente más que una formalidad, porque había acumulado una gran variedad de cargos contra Stoessel y sus asociados.

La evidencia presentada ante la comisión fue amplia. Tal vez nunca antes se había lavado tanta ropa militar sucia en público. Pero los cargos contra Stoessel se definieron estrechamente, aunque fueran numerosos. El más grave de los cargos fue que la rendición de la fortaleza había infringido las normas; no solo la rendición se llevó a cabo sin el acuerdo de los oficiales superiores, como lo estipula la reglamentación, sino que había tenido lugar antes de que los recursos de los defensores estuvieran agotados. Fock también estuvo involucrado en esta acusación, y en el cargo asociado de que el Fuerte No. 2 había sido entregado prematuramente. Stoessel fue acusado además de negarse a obedecer las instrucciones de Kuropatkin de abandonar Port Arthur, instrucciones que habían sido enviadas cuando se supo que estaba teniendo una mala influencia en la defensa. Smirnov fue acusado de no tomar medidas enérgicas contra Stoessel en el momento de la rendición; de aceptar, por así decirlo, un hecho consumado.

Después de escuchar las pruebas, la comisión de investigación, que consistía principalmente de oficiales del ejército ancianos, encontró inocente a Smirnov. Fock fue condenado por una "falta disciplinaria" y reprendido. Se descubrió que la mayoría de los cargos contra Stoessel eran circunstanciales, o relacionados con actos que podían justificarse, o sin fuerza legal. Pero Stoessel fue encontrado culpable por los cargos de entregar prematuramente la fortaleza. Por esto, fue condenado a ser fusilado, pero el zar conmutó esto por prisión y Stoessel pasó solo un corto tiempo en ella.

Imagen
Generales Nogi y Stoessel y Estados Mayores en Shuishihying............................................................

Imagen
General Nogi, Comandante del 3er Ejército japonés entrando a Port arthur...........................................

Fuente: Russia Against Japan, 1904-05. A New Look at the Russo-Japanese War. J. N. Westwood. State University of New York Press.
THE RUSSO-JAPANESE WAR. Primary Causes of Japanese Success. Vice Admiral Yoji Koda, Japan Maritime Self-Defense Force.
http://www.baxleystamps.com/litho/ogawa ... ollo.shtml

Saludos. Raúl M :carapoker:.
Avatar de Usuario
Tigre
Lieutenant General
Lieutenant General
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Dom 23 Dic 2007 2:29
Mensajes: 6440
Ubicación: Argentina
Medallas: 7
Argentina (ar)

Re: La guerra ruso-japonesa de 1904-1905

Notapor Tigre el Jue 26 Oct 2017 21:39

Hola a todos :D; algo más......................

Rusia contra Japón, 1904-05.

El camino a Mukden - La Batalla de Sha ho.

Hacia finales de septiembre de 1904, el Estado Mayor de Kuropatkin en Mukden comenzó a preparar planes para una ofensiva. Kuropatkin probablemente necesitaba una acción ofensiva exitosa en este momento para aumentar la moral de sus tropas y fortalecer su propia posición como comandante. La llegada inminente de Grippenberg para hacerse cargo del recientemente formado 2do Ejército sugería que su reemplazo no era impensable.

La dirección general del pensamiento de Kuropatkin fue indicada por su orden general a las tropas el 2 de octubre. La publicación de esta orden debe a su debido tiempo haber llamado la atención de Oyama, cuyas expectativas de un movimiento ruso habían sido confirmadas. El plan de Kuropatkin dictaba que el General Bilderling se movería hacia el sur en paralelo a la carretera Mukden-Liaoyang para localizar a las fuerzas japonesas en el oeste, mientras que Stakelberg operaría con una fuerza más fuerte en el este montañoso. Una debilidad característica de las órdenes de batalla era la instrucción a las unidades que avanzaban para que se atrincheraran si encontraban a los japoneses en lo que parecía ser una fuerza superior o en una actitud ofensiva. En esencia, esto es lo que realmente sucedió en este encuentro, que se conoció como la Batalla de Sha ho.

Los rusos comenzaron su avance el 4 de octubre, y durante tres días rechazaron a los japoneses. Para el 7 de octubre la situación japonesa era peligrosa, pero fue precisamente en esta etapa crucial que Kuropatkin ordenó a sus tropas atrincherarse. En el oeste, se iniciaron tres líneas de trincheras, mientras que en el este, donde el terreno rocoso y accidentado apenas justificaba una excavación de trincheras, el día pasó en reconocimientos. Las fuerzas rusas tampoco avanzaron el 8 de octubre. Todo esto dio tiempo para que una brigada japonesa asediada en el este se retirara en silencio y, lo que es más importante, Oyama concentrara sus tropas para su propia ofensiva.

El 9 de octubre, los rusos volvieron a avanzar pero, como los japoneses ya se estaban concentrando, no pudieron llegar muy lejos. Al día siguiente (10 de octubre), los rusos se detuvieron nuevamente, brindando a los japoneses la oportunidad de hacer los preparativos finales para la contraofensiva. Esto comenzó al día siguiente (11 de octubre), y después de una semana de intensos combates, los rusos fueron derrotados de nuevo en la orilla norte del Sha ho, y allí pasaron el invierno. Las bajas rusas en la Batalla de Sha ho fueron aproximadamente 41.000, y 16.000 japoneses. Independientemente de las listas de víctimas, la batalla representó una gran derrota rusa. No solo se había perdido la oportunidad de derrotar a los japoneses, sino que la moral de las tropas rusas había recibido un golpe más. Alentados por la esperanza de una victoria, los soldados rusos habían luchado duro durante dos semanas en un frente de 40 millas, solo para ver sus esfuerzos una vez más terminando en retirada.

La batalla de Sha Ho marca el final del primer período de la guerra terrestre; Ambas partes podrían felicitarse por lograr sus objetivos estratégicos, pero ninguno podría sentirse completamente satisfecho. La estrategia de Kuropatkin había sido retirarse lentamente hacia el norte hasta que hubiera acumulado una fuerza preponderante. Había tenido éxito en su retirada, pero no sin involucrarse en algunas batallas dañinas cuyo efecto fue bajar la moral y posponer el día en que podía estar seguro de arrollar a los japoneses. En cuanto a los japoneses, habían planeado avanzar rápidamente, ganar territorio clave como Port Arthur, y derrotar a los rusos antes de que estos últimos pudieran aprovechar todo su potencial. Ciertamente habían avanzado y convincentemente, aunque finalmente no habían derrotado a los rusos en la batalla, tampoco habían capturado Port Arthur antes del invierno, ni habían logrado esa espectacular victoria que obligaría a los rusos a capitular.

Imagen
Situación hasta la Batalla de Sha ho............................................................
http://www.gutenberg.org/files/51066/51 ... h.htm#ch11

Fuente: Russia Against Japan, 1904-05. A New Look at the Russo-Japanese War. J. N. Westwood. State University of New York Press.
THE RUSSO-JAPANESE WAR. Primary Causes of Japanese Success. Vice Admiral Yoji Koda, Japan Maritime Self-Defense Force.

Saludos. Raúl M :carapoker:.
Avatar de Usuario
Tigre
Lieutenant General
Lieutenant General
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Dom 23 Dic 2007 2:29
Mensajes: 6440
Ubicación: Argentina
Medallas: 7
Argentina (ar)

Re: La guerra ruso-japonesa de 1904-1905

Notapor Tigre el Jue 02 Nov 2017 21:27

Hola a todos :D; algo más......................

Rusia contra Japón, 1904-05.

El camino a Mukden.

La estrategia de ambas partes se ha visto obstaculizada por las dificultades de transporte. Para los japoneses, había habido ansiedad acerca de las comunicaciones marítimas entre Japón y el continente, y la dificultad de llevar los suministros desde la costa a los ejércitos mientras penetraban hacia el norte. Para los rusos, el problema básico había sido el movimiento de suministros y refuerzos sobre el Ferrocarril Transiberiano de vía única.

Durante su marcha de Chemulpo a Yalu, el 1er Ejército de Kuroki fue abastecido desde el mar; como su ruta era a lo largo de la costa, sus líneas de comunicación desde los depósitos base sucesivos fueron cortas. Después de la Batalla de Yalu, el puerto de Antung estuvo disponible, y un tren ligero (de vía estrecha) fue tendido desde Antung hacia el norte hasta el cruce vial de Fenghuangcheng, que se convirtió en la base inicial para el avance del 1er Ejército hacia Liaoyang. Este ferrocarril se extendió más tarde y fue un valioso complemento para los cientos de carros de transporte que servían al ejército. Sus vagonetas, propulsadas a mano, cada una podía transportar 1000 lb. Aunque Kuroki envió destacamentos a lo largo y ancho para reclutar carros, carretas y carreros chinos, estos seguían siendo insuficientes. Kuroki también tenía los servicios del cuerpo de transporte (conscriptos que habían sido rechazados por razones de salud y recibieron un breve entrenamiento como porteadores (coolies) militares, carreros y conductores). A pesar de esto, y a pesar del uso de un puerto base muy conveniente, el 1er Ejército fue el peor ubicado para recibir suministros.

Más al oeste del 1er Ejército estaba el 4to. Este, con la fuerza de una división, había desembarcado en Takushan y presionado hacia el norte. El camino era bastante útil, solo ocasionalmente se veía interrumpido por la lluvia, y la región estaba lo suficientemente poblada como para proporcionar forraje, carne y verduras. Esta relativa facilidad de suministro fue una razón por la cual la Primera División fue seguida por otras, para crear un ejército completo. Este ejército pudo abandonar su línea de suministro original cuando llegó al ferrocarril principal en Haicheng.

El 3er Ejército, sitiando a Port Arthur, tenía la menor preocupación sobre el transporte. El puerto de Dalny fue despejado de minas en julio y la línea ferroviaria a su alrededor fue reabierta aproximadamente al mismo tiempo. Para el suministro de fuerzas distantes del ferrocarril, se colocaron varios tranvías de vía estrecha.

Cuando el 2do Ejército desembarcó en la Península, se recurrió a los carros y porteadores (coolies) nativos. Hasta la captura de Dalny este ejército vivía de la mano a la boca, a veces con solo dos o tres días de suministro a la mano. Para el avance hacia el norte a Liaoyang había dos caminos utilizables, y el ferrocarril. En su retirada, los rusos se habían llevado todas las locomotoras y parte del material rodante, pero habían hecho poco daño a la pista. Pronto se organizaron trenes con propulsión humana.

La línea transiberiana desde Europa hasta Harbin, y la línea hacia el sur desde Harbin hacia Mukden y Liaoyang, formaron el enlace ruso vital. En su capacidad de carga dependía del éxito de la política de Kuropatkin de acumular una abrumadora preponderancia sobre los japoneses. Al comienzo de la guerra, la capacidad de carga transiberiana era muy limitada. La línea se rompió en el lago Baikal, y aunque en verano los transbordadores de tren podían manejar todo el tráfico que se les ofrecía, en invierno los hombres y los suministros tenían que cruzar el hielo del lago sin el beneficio de la energía mecánica. Incluso cuando se colocó una pista sobre el hielo, lo que permitió que los vagones fuesen arrastrados por los caballos, esta ruptura fue el eslabón débil de la línea de comunicación. Sin embargo, el ferrocarril alrededor del lago se completó en septiembre de 1904. Al comienzo de la guerra, los rusos esperaban correr solo tres pares de trenes diariamente (es decir, Kuropatkin recibiría tres trenes cargados y devolvería tres vacíos cada día). Pero gracias en gran parte a un ministro de transporte inusualmente competente, el príncipe Khilkov, este magro total se incrementó progresivamente.

Imagen
Puerto de Dalny............................................................
http://www.baxleystamps.com/litho/ogawa ... ollo.shtml

Fuente: Russia Against Japan, 1904-05. A New Look at the Russo-Japanese War. J. N. Westwood. State University of New York Press.
THE RUSSO-JAPANESE WAR. Primary Causes of Japanese Success. Vice Admiral Yoji Koda, Japan Maritime Self-Defense Force.

Saludos. Raúl M :carapoker:.
Avatar de Usuario
Tigre
Lieutenant General
Lieutenant General
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Dom 23 Dic 2007 2:29
Mensajes: 6440
Ubicación: Argentina
Medallas: 7
Argentina (ar)

Re: La guerra ruso-japonesa de 1904-1905

Notapor Tigre el Jue 09 Nov 2017 20:46

Hola a todos :D; algo más......................

Rusia contra Japón, 1904-05.

El camino a Mukden.

Durante la guerra, ambos beligerantes encontraron que sus planes de movilizaciónnecesitaban modificaciones. El ministerio de guerra japonés siempre se había dado cuenta de que su ejército nunca podría igualar el tamaño del de Rusia. Se había basado en que la guerra sería breve, pero el despilfarro con el que los generales sacrificaron la vida de sus hombres significó que para el verano de 1904 Japón ya enfrentaba una escasez de hombres entrenados. Los hombres de la Segunda Reserva (los Kobi, hombres que habían completado sus siete años en el ejército activo y la Primera Reserva) ya habían sido movilizados. En septiembre de 1904, la duración del servicio enel Kobi se duplicó de cinco a diez años. Como este cambio fue retrospectivo, los hombres que habían salido del Kobi hasta cinco años antes se encontraron movilizados para el servicio activo. Esta llamada de las clases de 1888-92 aumentó el ejército en aproximadamente 120.000 hombres que, con la incorporación de nuevos conscriptos, permitió que las pérdidas se compensaran y las divisiones del ejército aumentaran de 13 a 17 en 1905. Adiestrar a los nuevos hombres y volver a entrenar a los reservistas más viejos era un problema grave porque se necesitaban oficiales y suboficiales experimentados en el frente. Eventualmente, el período de entrenamiento se redujo a seis meses, luego del cual los reservistas entraron directamente a la batalla. Como era de esperar, los refuerzos enviados a Manchuria en 1905 fueron inferiores a los de 1904.

Japón había ganado el dominio del mar al comienzo de la guerra, el transporte de tropas a la línea del frente era simple, y la fuerza completa del ejército podría ser utilizada. Con los rusos fue muy diferente. A principios de 1904, de los 29 Cuerpos de Ejército rusos, solo dos estaban al este de los Urales, y estaban considerablemente por debajo de su fuerza nominal. Estos dos cuerpos siberianos, al comienzo de la guerra, tuvieron grandes dificultades para alcanzar sus efectivos completo debido a que sus reservistas estaban muy dispersos y debían viajar largas distancias. Durante la guerra, los rusos reunieron a casi 1.000.000 hombres en el Lejano Oriente. De los cinco cuerpos de ejército enviados al este, tres estaban compuestos por divisiones de reserva. Las tropas de élite como las divisiones de guardias no fueron enviadas. Desde el principio, la Guerra Ruso-Japonesa fue considerada por el Ministerio de Guerra ruso como una guerra menor que no justificaba la movilización general. Al mismo tiempo, debido a la necesidad de proteger las fronteras occidentales y el desorden interno anticipado (especialmente en Polonia), se aceptó que las mejores tropas deberían mantenerse en las tierras fronterizas occidentales.

La estrategia general de Kuropatkin de retirarse ante el avance japonés, extendiendo sus líneas de comunicación mientras sus propias fuerzas se reunían, era sólida. Pero si la misma filosofía era válida para la batalla individual, a diferencia de la campaña, es dudosa. En la batalla, la idea rusa era mantenerse a la defensiva y luego, habiendo debilitado al enemigo, ejecutar un contraataque victorioso. En la práctica, a los rusos nunca les fue posible pasar de una postura defensiva a una ofensiva. En las grandes batallas de la campaña, se planearon contraataques masivos, pero invariablemente fueron cancelados o llevados a cabo a medias. Pero los japoneses también fueron demasiado cautelosos a veces. Hubo momentos en que los japoneses pudieron haber convertido las derrotas rusas en huidas, pero no lo hicieron. Además, hacia el final de la campaña, los japoneses también se volvieron adictos a la guerra de posición. La primera etapa de la Batalla de Mukden fue esencialmente una lucha por la posición.

Las 'Posiciones' se convirtieron en frentes extensos. Solo los movimientos de flanqueo prometían algún éxito contra tales frentes, por lo que la longitud del frente creció, con cada lado estirándose hacia afuera para extender sus flancos. En lo que se refiere a la Guerra Ruso-Japonesa, los japoneses no se inmutaron ante repetidos ataques frontales a posiciones fuertes, pero en 1905 se dieron cuenta de que la voluntad de morir no lo es todo, especialmente cuando la tasa de bajas excedía la tasa de reclutamiento.

Fuente: Russia Against Japan, 1904-05. A New Look at the Russo-Japanese War. J. N. Westwood. State University of New York Press.
THE RUSSO-JAPANESE WAR. Primary Causes of Japanese Success. Vice Admiral Yoji Koda, Japan Maritime Self-Defense Force.

Saludos. Raúl M :carapoker:.
Avatar de Usuario
Tigre
Lieutenant General
Lieutenant General
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Dom 23 Dic 2007 2:29
Mensajes: 6440
Ubicación: Argentina
Medallas: 7
Argentina (ar)

Re: La guerra ruso-japonesa de 1904-1905

Notapor Tigre el Vie 17 Nov 2017 0:14

Hola a todos :D; algo más......................

Rusia contra Japón, 1904-05.

El camino a Mukden.

La Batalla de Sandepu (25 al 29 de enero de 1905).

A principios de 1905, los dos ejércitos se enfrentaron cerca del Sha ho, al sur de Mukden. La línea japonesa era un semicírculo ordenado frente a los rusos, que ocupaban la orilla derecha del río. Ambos bandos, separados en algunos lugares solo por solo unos cientos de yardas, habían fortalecido sus posiciones. El 19 de enero, Kuropatkin dio órdenes para el ataque, órdenes tan largas y complejas que un observador comentó que Kuropatkin había ordenado su batalla como si se tratara de un ballet. El objetivo inmediato del ataque era ganar terreno, incluida la pequeña localidad de Sandepu. Pasar a la ofensiva evidentemente no fue fácil para los rusos, acostumbrados desde hace tiempo a las acciones defensivas.

El general Linievich escribió en su diario antes de la batalla:

... los Comandante del 2do y 3er Ejércitos, Grippenberg y Kaulbars, se manifestaron en contra de un ataque frontal. Ambos, como yo, estábamos a favor de un largo movimiento de flanqueo. Es decir, debíamos maniobrar para obligar a los propios japoneses a pasar al ataque ... Hoy visité al Comandante del 2do Ejército, el General Grippenberg, y al Comandante del 3er Ejército, el General Kaulbars. Ambos están suspirando por el inminente difícil cambio a la ofensiva; Grippenberg es especialmente temeroso y tiene pocas expectativas de éxito.

Los japoneses, a pesar del lento despliegue ruso, al principio se sorprendieron bastante ante la ofensiva, y parte de Sandepu fue ocupada por los atacantes. Se enviaron refuerzos japoneses, pero aunque el avance ruso fue bloqueado, la situación todavía estaba finamente equilibrada. Gran parte de la lucha tuvo lugar en una tormenta de nieve, con vientos huracanados y temperaturas de 28 grados bajo cero. Si Kuropatkin hubiera comprometido sus reservas en esta etapa, cuando los japoneses estaban nerviosos, vulnerables y medio congelados, podría haber logrado una gran victoria. En cambio, ordenó a sus tropas que se retiraran, y el terreno que habían ganado se perdió progresivamente por los contraataques japoneses. Los rusos perdieron alrededor de 14.000 hombres, y los japoneses alrededor de 10.000, en esta operación. Solo uno de los ejércitos rusos participó, y de este solo una parte se comprometió en la batalla.

Como un comentarista alemán escribió más tarde, es inútil comentar sobre la Batalla de Sandepu porque fue concebida y ejecutada sin determinación o unidad, y por lo tanto, estaba naturalmente predestinada al fracaso. El comandante del ejército ruso involucrado, el General Grippenberg, fue culpado más tarde por Kuropatkin por comenzar el ataque demasiado temprano, en contra de las órdenes. Por su parte, Grippenberg culpó a Kuropatkin por ordenar una retirada cuando la victoria estaba a la vista. Después de la batalla, Grippenberg obtuvo el permiso del Zar para regresar a San Petersburgo por motivos de mala salud, y los partidarios de Kuropatkin creían que tenía la intención de intrigar contra Kuropatkin en la capital, con la esperanza de tomar el lugar de este último. Puede haber motivos para esta sospecha, pero también había motivos para relevar a Grippenberg por razones de salud (entre otras cosas, era demasiado sordo para usar un teléfono). El robusto y surgido desde abjo General Linievich comentó, con su acostumbrada animosidad hacia los alemanes del Báltico: "En mi opinión, Grippenberg pudo ver en la batalla. . . que esto no era lo mismo que luchar contra los turcos o los bokharans, y simplemente huyó del campo de batalla. En espíritu, él es alemán, no ruso. Stakelberg también renunció a su comando después de Sandepu. Kuropatkin lo despidió como comandante de cuerpo porque durante la batalla había capturado un pueblo sin obtener primero permiso para hacerlo.

Imagen
Batalla de Sandepu (Сандепу)................................................................................................................................................
https://laguerrarusojaponesa19041905.fi ... =652&h=504

Imagen
El 55º Regimiento de Podolsk antes de la batalla de Sandepu en enero de 1905...................................................................................
http://www.allworldwars.com/image/138/Bulla029.jpg

Fuente: Russia Against Japan, 1904-05. A New Look at the Russo-Japanese War. J. N. Westwood. State University of New York Press.
THE RUSSO-JAPANESE WAR. Primary Causes of Japanese Success. Vice Admiral Yoji Koda, Japan Maritime Self-Defense Force.

Saludos. Raúl M :carapoker:.
Avatar de Usuario
Tigre
Lieutenant General
Lieutenant General
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Dom 23 Dic 2007 2:29
Mensajes: 6440
Ubicación: Argentina
Medallas: 7
Argentina (ar)

Re: La guerra ruso-japonesa de 1904-1905

Notapor Tigre el Jue 23 Nov 2017 22:23

Hola a todos :D; algo más......................

Rusia contra Japón, 1904-05.

El camino a Mukden.

La Batalla.

La última gran batalla de la guerra terrestre tuvo lugar en Mukden, en un frente tan extenso que al principio fue de como 100 millas, contrayéndose a unas 75 millas más tarde. La batalla duró tres semanas y terminó en una derrota, aunque no un desastre, para los rusos. En este momento los ejércitos japoneses habían sido reforzados desde el sur. El 3er Ejército de Nogi, liberado por la caída de Port Arthur, ya se había unido a los otros tres ejércitos enfrentados a Kuropatkin y un nuevo ejército, el 5to del General Kawamura, marchaba desde el sudeste hacia Mukden.

El 19 de febrero, Kuropatkin, sintiendo que sus fuerzas eran más fuertes que las japonesas, dio órdenes para un movimiento ofensivo. Casi al mismo tiempo, Oyama, dándose cuenta de que su propia fuerza estaba en su apogeo, decidió que él también iría al ataque y obtendría una gran victoria, su propio sedán, antes de que fuera demasiado tarde. Su plan era atacar a lo largo de la línea, hacer un movimiento flanqueante con las tropas de Kawamura en el este y luego, habiendo atraído a las reservas rusas hacia Kawamura, enviar al ejército de Nogi en el ala oeste para envolver el flanco ruso y cortar la línea de retirada hacia el norte. Con su centro fuertemente fortificado, Oyama se sintió capaz de dividir su esfuerzo principal entre las dos alas.

El plan ruso era atacar el ala occidental de la línea japonesa, empujarla hacia atrás y, por lo tanto, flanquear a los japoneses. Kuropatkin había programado su ataque para el 25 de febrero, pero para el 24 de febrero estaba claro que la situación estaba cambiando. Los movimientos de tropas japonesas hicieron evidente que su plan ya no se podía llevar a cabo, por lo que en la noche del 24 de febrero canceló su ofensiva. El mismo día, Kawamura, avanzando desde el sudeste, había capturado un paso y había hecho retroceder a los puestos avanzados rusos. Dos días más tarde parecía amenazar con flanquear la línea rusa en el este. Para enfrentar esta amenaza, Kuropatkin envió un cuerpo como refuerzo. Este cuerpo tuvo que marchar 50 millas, pero casi tan pronto como llegó fue llamado para enfrentar a una amenaza en el oeste; llegó a Mukden el 3 de marzo, habiendo cubierto un total de 125 millas, y estaba tan agotado que apenas tomó parte en la batalla.

Mientras tanto, el 26 de febrero los ejércitos japoneses atacaron a lo largo de la línea. Como de costumbre, los ataques frontales fueron costosos y no lograron capturar las posiciones rusas. Sin embargo, aferraron a los defensores rusos e impidieron su envío a los flancos. El 27 de febrero, la caballería japonesa se desplazó desde el extremo occidental de la línea e hizo retroceder a los destacamentos de caballería rusos que los enfrentaban. Detrás, y a cubierto por la caballería japonesa, llegó el 3er Ejército de Nogi, que hasta entonces había estado escondido detrás de las líneas japonesas. Para el 3 de marzo, Nogi se estaba moviendo hacia Mukden, a menos de 10 millas de distancia. Hasta el 6 de marzo, Kuropatkin no estaba al tanto de este peligro. Incapaz de penetrar la pantalla de caballería japonesa, no tenía conocimiento de la aparición de Nogi.

En la tarde del 6 de marzo, estaba claro que la línea rusa estaba en peligro. El más occidental de los tres ejércitos de Kuropatkin se vio obligado a cambiar su frente de sur a oeste, una operación difícil que logró con poca pérdida de cohesión. Este ejército detuvo el avance japonés, y tenía la intención de montar un fuerte contraataque. Pero una falla temprana causó que Kuropatkin cancelara esta ofensiva. Si hubiera persistido, probablemente habría ganado la batalla, porque el 3er Ejército de Nogi estaba colocado de manera extraña en ese momento. Con el abandono de la contraofensiva llegaron las órdenes de retirarse, y para el 8 de marzo la retirada se había convertido en una retirada general después de que Kuropatkin se hubiera puesto aún más nervioso por los ataques de caballería japonesa en la línea ferroviaria al norte de Mukden. Las retaguardias rusas aseguraron la retirada, pero en un momento se formó una brecha entre dos de los ejércitos. En esta brecha se infiltró la caballería japonesa y la artillería, cortando parte de las fuerzas rusas. Esto dio lugar a grandes pérdidas, incluidos unos 12.000 hombres tomados prisioneros. Sin embargo, la intención japonesa de cortar la línea de retirada al norte de Mukden no se logró; Después de todo, a Oyama le habían negado su Sedan. En la batalla de tres semanas, las bajas rusas fueron de aproximadamente 65.000, con otras 20.000 prisioneras, en comparación con las bajas japonesas de alrededor de 41.000.

El General Bilderling, el comandante del ejército considerado responsable de las pérdidas de la retirada, fue presentado después de esa batalla con 38 preguntas que debía responder. De esta forma se esperaba descubrir precisamente qué había salido mal. Después de la guerra, sin embargo, Kuropatkin admitió que había ordenado la retirada un día demasiado tarde. Al mismo tiempo, se quejaba de que había sido maltratado por su caballería; los cuatro regimientos de caballería que deberían haber descubierto el avance de Nogi a su debido tiempo sufrieron solo 22 bajas en tres semanas de combates, lo que apenas sugirió que se habían esforzado algo.

Imagen
Batalla de Mukden................................................................................................................................................
http://historum.com/war-military-histor ... 905-a.html

Fuente: Russia Against Japan, 1904-05. A New Look at the Russo-Japanese War. J. N. Westwood. State University of New York Press.
THE RUSSO-JAPANESE WAR. Primary Causes of Japanese Success. Vice Admiral Yoji Koda, Japan Maritime Self-Defense Force.

Saludos. Raúl M :carapoker:.
Avatar de Usuario
Tigre
Lieutenant General
Lieutenant General
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Dom 23 Dic 2007 2:29
Mensajes: 6440
Ubicación: Argentina
Medallas: 7
Argentina (ar)

Re: La guerra ruso-japonesa de 1904-1905

Notapor Tigre el Vie 08 Dic 2017 18:35

Hola a todos :D; algo más......................

Rusia contra Japón, 1904-05.

Tsushima.

Preparativos del 2º Escuadrón.

En el verano de 1904, se habían acumulado suficientes buques de guerra nuevos y reacondicionados en el Báltico como para inclinar la balanza del poder naval a favor de Rusia, si se podía encontrar algún medio para trasladarlos a Port Arthur. El núcleo de esta flota eran cinco acorazados, de los cuales cuatro (Suvorov, Aleksandr III, Borodino y Orel) eran similares al Tsesarevich y estaban casi listos para el servicio. Cinco cruceros modernos estaban listos o casi listos. Estos incluyeron dos cruceros ligeros rápidos del tipo Novik (Izumrud y Zhemchug); otro buque de tipo Novik, Almaz, también estaba disponible pero, habiendo sido rediseñado como un yate virreinal para Alekseev, tenía poco valor de combate. Hasta la muerte de Makarov, solo se habían tomado lentamente medidas para preparar estos barcos para el servicio, pero el trabajo se aceleró y en otoño la mayoría de ellos estaban listos; aquellos que no estuvieran listos seguirían a la fuerza principal.

No queda claro si la empresa se habría abandonado si el comandante designado del 2º Escuadrón, el Almirante Rozhestvensky, no hubiera declarado que estaba dispuesto a enfrentarse a los japoneses en una batalla incierta. De hecho, la actitud de Rozhestvensky es en sí misma incierta. Rozhestvensky era un personaje extraño, pero las descripciones de él varían ampliamente. Sin duda era rudo con sus subordinados, un hombre que prefería gritar en lugar de explicar, y un hombre cuyo espíritu de lucha superaba su percepción. De hecho, esta era la razón por la que comandaba el escuadrón; a otros almirantes más eminentes se les había ofrecido el mando, pero se habían negado con agilidad, pues no deseaban arriesgar su reputación en una empresa dudosa.

El ministerio de Marina, que planificaba la ruta del 2º Escuadrón, se enfrentó a la ausencia total de bases rusas entre Libau en el Báltico y Port Arthur en el este. Además, se podría esperar que Gran Bretaña haría las cosas lo más difícil posible para los rusos. Rusia tenía una alianza con Francia, pero los franceses no deseaban ser arrastrados a la guerra; por lo tanto, se podría esperar que hagan compromisos marginales con las leyes de la neutralidad. Francia facilitó discretamente algunos fondeaderos coloniales, pero se negó a suministrar carbón en el camino.

Los poderes neutrales parecían inciertos acerca de si los buques carboneros que abastecieran a los rusos debían considerarse beligerantes o no beligerantes. En Gran Bretaña, el Almirante Fisher declaró (bastante ineficazmente) que los cargueros neutrales no deberían cargarse con carbón británico si estaba destinado a Rozhestvensky. Pero el gobierno alemán, y especialmente Kaiser Guillermo, tenían razones para valorar la buena voluntad de Rusia en este momento, y fue en los cargueros alemanes en los que Rozhestvensky confió principalmente. La línea Hamburg Amerika acordó suministrar 340. 000 toneladas de carbón en puntos acordados entre Dinamarca y Corea. Se prefería el carbón galés, que era más calórico y menos ahumado, y parece ser que la mayor parte del carbón "alemán" provenía de Cardiff.

Para lidiar con las averías en el camino, se incluyó un barco para reparaciones en el Escuadrón, y cada uno de los grandes barcos llevaba un arquitecto naval. Con sus carboneros y buques de suministro, y su barco de reparación, el 2º Escuadrón podría quizás considerarse el precursor de la "fuerza de tarea" autónoma.

El Escuadrón se retrasó por varias fallas en los nuevos barcos, que se revelaron en apresurados ensayos en el mar. También hubo sabotaje a bordo del acorazado Orel; un mecánico de ingeniería, que no disfrutaba de la perspectiva de una tumba acuosa en el Pacífico, puso virutas de metal en el cojinete principal del buque. Pero en octubre, el zar pudo realizar la reseña de la despedida imperial, haciendo un breve discurso sobre cada acorazado.

El Escuadrón, cuando dejó Libau, incluyó los cuatro nuevos acorazados, que comprendían la Primera División dirigida por Rozhestvensky en el Suvorov. Un barco de guerra bastante moderno, Oslyabia, lideró la Segunda División, que contenía los acorazados más antiguos Navarin y Sisoi Veliky y el igualmente venerable crucero acorazado Nakhimov. Cuatro cruceros modernos y uno antiguo acompañaron a los acorazados, junto con ocho destructores, el barco de reparación Kamchatka y seis barcos de suministro. Algunos cruceros más, incluidos los cruceros auxiliares de la Flota Voluntaria, y algunos destructores se unirían al Escuadrón tan pronto como estuvieran listos.

El 15 de octubre de 1904, el 2º Escuadrón del Pacífico (anteriormente la Flota del Báltico) finalmente zarpó del Báltico y se dirigió al encuentro de sus camaradas en Port Arthur, sería mayo de 1905 antes de que finalmente llegaran a la zona.

Imagen
Almirante Zinovy Petrovitch Rozhestvensky (1848-1909)........................................................................................................
http://4.bp.blogspot.com/_07G9eR-FCuU/S ... vensky.jpg

Fuente: Russia Against Japan, 1904-05. A New Look at the Russo-Japanese War. J. N. Westwood. State University of New York Press.
THE RUSSO-JAPANESE WAR. Primary Causes of Japanese Success. Vice Admiral Yoji Koda, Japan Maritime Self-Defense Force.

Saludos. Raúl M :carapoker:.
Avatar de Usuario
Tigre
Lieutenant General
Lieutenant General
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Dom 23 Dic 2007 2:29
Mensajes: 6440
Ubicación: Argentina
Medallas: 7
Argentina (ar)

Re: La guerra ruso-japonesa de 1904-1905

Notapor Tigre el Jue 14 Dic 2017 21:21

Hola a todos :D; algo más......................

Rusia contra Japón, 1904-05.

Tsushima.

Navegación hacia el Pacífico.

Durante las semanas previas un extenso y caro sistema de inteligencia ruso había estado operando en Escandinavia y Europa Occidental, buscando cualquier señal de actividad japonesa. Aparentemente, la posibilidad de que los torpederos japoneses atacaran en el Mar del Norte parecía muy real para los funcionarios del Ministerio de Marina, aún conmocionados por el ataque sorpresa en Port Arthur. Hekkelman, jefe de la agencia de inteligencia rusa en Berlín, se mudó a Copenhague. Aquí, llevando un pasaporte británico falso a nombre de Arnold, organizó a unos 100 observadores y contrató nueve barcos para patrullar los pasajes. De los 300.000 rublos y 540.000 francos asignados a la inteligencia protectora del 2º Escuadrón, recibió al menos 150.000 rublos. Dio una buena relación calidad-precio mediante el envío de informes extravagantes de torpederos japoneses. Cuán seriamente Rozhestvensky tomó estas advertencias es incierto, pero como comandante debía tomar precauciones contra el ataque sorpresa. Decidió dejar Skagen un día antes para confundir a posibles atacantes.

Poco después de dejar Dinamarca, el buque taller Kamchatka, que se había quedado atrás y cuyo capitán estaba ebrio, comenzó a disparar contra varios barcos comerciales extranjeros que pasaban en la noche, y comunicó por radio que estaba siendo atacado por torpederos. A partir de estos mensajes, Rozhestvensky calculó que si los torpederos perseguían sus barcos, se pondrían al día aproximadamente a la medianoche. Efectivamente, en esa época apareció un buque de guerra no identificado en la estela, mientras se avistaba un cohete y se podía ver una cantidad de pequeños barcos acercándose. Se dio la señal de alarma para repeler ataques de torpedos, y los buques abrieron fuego. Durante algunos minutos hubo ruido y confusión mientras los artilleros semi entrenados buscaban disparar la mayor cantidad de proyectiles posibles contra objetivos que eran vagos, o incluso imaginarios. El resultado de esta batalla de diez minutos fue el hundimiento de un barco de arrastre de Hull (puerto de Kingston upon Hull), daños a otros dos y daños al crucero ruso Avrora. Lo que sucedió fue que los rusos habían avistado al Avrora y lo habían confundido con un torpedero japonés, y al mismo tiempo se encontraron con barcos pesqueros británicos que pescaban el Dogger Bank y coordinaban sus movimientos con señales de cohetes.

Aunque los rusos se dieron cuenta de que algunos arrastreros habían estado involucrados, la mayoría de los oficiales creían que los torpederos habían acechado entre los arrastreros. Temiendo torpedos, las naves rusas no se detuvieron para recoger a los supervivientes. Rozhestvensky envió un mensaje a San Petersburgo que prácticamente acusaba a los arrastreros de Hull de obstruir la trayectoria de sus proyectiles: "Nuestros buques no ayudaron a los arrastreros por su aparente complicidad, que demostraron por su persistencia en tratar de pasar por nuestra línea".

La prensa británica y muchos miembros del Parlamento hicieron lo posible por empujar al gobierno británico para que declarara la guerra contra Rusia. Durante varios días, los periódicos escribieron sobre la barbarie rusa y sobre la "flota rusa de perros locos". Los periódicos citaban las opiniones más agresivas de cada uno para respaldar las suyas propias: "La verdadera explicación del atropello del Mar del Norte", dijo una perspectiva, radica en la barbaridad e insolencia naturales de la clase dominante rusa, combinada con una incomprensión que un digno castigo esperaba a su expresión. El respeto por los demás solo se puede inculcar en un carácter así por la fuerza.

Rusia adoptó una línea conciliatoria (en Rusia, el hecho se conocía como el "incidente de Hull", mientras que los periódicos británicos solían denominarlo "Atropello de Dogger Bank"). El gobierno británico en este momento estaba más interesado en construir una triple alianza con Gran Bretaña, Francia y Rusia que en hacer la guerra para vengar la muerte de unos pocos pescadores. Entonces, cuando San Petersburgo acordó someter la disputa al arbitraje internacional y pagar una compensación, se permitió que la tensión disminuyera. La comisión internacional finalmente decidió que Rozhestvensky había cometido un error comprensible, y en esas circunstancias no se le podía culpar por continuar su camino sin detenerse. Rusia continuó afirmando que había torpederos presentes, pero pagó la compensación evaluada por la comisión.

Después del incidente de Dogger Bank, los acorazados fueron a Vigo. En este puerto español, los corresponsales de los periódicos occidentales los estaban esperando. Entre los periodistas estaba Edgar Wallace, corresponsal especial del Daily Mail, quien escribió que en Vigo se acercó a dos suboficiales rusos en un burdel, les sirvió un trago y les quitó la verdad (exclusiva, todos los derechos reservados) a ellos. Esta verdad, dijo, era que Rozhestvensky había tenido una visión de los torpederos japoneses, y dio la orden de disparar bajo su influencia. El 2º Escuadrón se reunió más tarde en Tánger, donde el infatigable Wallace lo esperó nuevamente. Esta vez informó que sus dos suboficiales habían sido "descubiertos y enterrados en el mar".

Imagen
Derrota del 2º Escuadrón (azul) y 3º Escuadrón) hacia el Pacífico........................................................................................................
http://russianarmedforces1700-1917.blog ... -1905.html

Fuente: Russia Against Japan, 1904-05. A New Look at the Russo-Japanese War. J. N. Westwood. State University of New York Press.
THE RUSSO-JAPANESE WAR. Primary Causes of Japanese Success. Vice Admiral Yoji Koda, Japan Maritime Self-Defense Force.

Saludos. Raúl M :carapoker:.
Avatar de Usuario
Tigre
Lieutenant General
Lieutenant General
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Dom 23 Dic 2007 2:29
Mensajes: 6440
Ubicación: Argentina
Medallas: 7
Argentina (ar)

Re: La guerra ruso-japonesa de 1904-1905

Notapor Tigre el Vie 22 Dic 2017 21:41

Hola a todos :D; algo más......................

Rusia contra Japón, 1904-05.

Tsushima.

Navegación hacia el Pacífico.

Desde Tánger, las naves más grandes se desplazaron alrededor del Cabo de Buena Esperanza, mientras que la otra parte del Escuadrón utilizó el Canal de Suez. Madagascar iba a ser el punto de reunión para las dos secciones y también para el destacamento que había dejado el Báltico después de la fuerza principal. Poco después de dejar Tánger quedó claro que Rozhestvensky no solo estaba preocupado, sino que estaba obsesionado con la cuestión del carbón. Estaba incómodo con su dependencia de los carboneros alemanes. Si los capitanes de estos buques fletados retiraban su cooperación, Rozhestvensky quedaría varado. Además, el Almirante sintió que debía estar listo para la batalla en cualquier punto de su ruta. Como la velocidad máxima y el daño a las chimeneas implicaba un alto consumo de combustible, era esencial que sus barcos tuvieran un buen stock de carbón en todo momento. Esto significaba que el abastecimiento de carbón se llevaba a cabo todas las semanas, mucho antes de que las bodegas estuvieran vacías. Además, Rozhestvensky insistió en que los barcos deberían transportar un 50% más de su capacidad de almacenamiento normal. El carbón se apiló en todo el espacio disponible, incluidos los comedores. Los hombres, incapaces de mantenerse a sí mismos o sus barcos limpios, estaban bastante debilitados por las frecuentes recargas en climas tropicales. Les quedaba poca energía para cualquier otra cosa, que es una de las razones por las cuales el entrenamiento fue lento. Normalmente un nuevo acorazado necesitaba al menos un año para estar a punto; Los nuevos acorazados de Rozhestvensky nunca habían completado sus pruebas adecuadamente y sus tripulaciones, en su mayoría conscriptos y antiguos reservistas, tenían pocas oportunidades de aprender a trabajar juntos.

Al final del año, después de haber llevado con éxito sus acorazados alrededor del Cabo (una hazaña sin precedentes, dada la falta de bases), Rozhestvensky ancló en Madagascar. Unos días más tarde, sus barcos se unieron a los que habían navegado a través de Suez. Uno de los últimos, el acorazado Navarin, se había amotinado mientras estaba frente a Creta. Se recibieron noticias de San Petersburgo. LLegaron copias del Novoye Vremiya con artículos que mostraban cómo el 2º Escuadrón, si no era reforzado, no era rival para los japoneses. La noticia de que Port Arthur había caído, y que el escuadrón del Pacífico ya no existía, también fue un duro golpe, aunque no inesperado. Significaba que el propósito ostensible de la misión del 2º Escuadrón ya no era válido. Estratégicamente, el ministerio de la Armada en este punto debería haber ordenado regresar al escuadrón, pero la perdida de prestigio resultante evidentemente era inaceptable.

Si el Escuadrón debía avanzar hacia Vladivostok, debería reanudar su viaje lo antes posible, para llegar a las aguas japonesas antes de que Togo hubiera reacondicionado todas sus naves después de la campaña de Port Arthur. Sin embargo, el resultado final del flujo de telegramas entre Rozhestvensky y San Petersburgo hizo que el Escuadrón permaneciera costa afuera de Madagascar durante dos meses, disfrutando de la benevolente neutralidad de las autoridades coloniales francesas. Durante este tiempo, los hombres desarrollaron todo tipo de dolencias psicológicas y físicas. Encerrados en sus naves de acero en un clima cálido, húmedo y tormentoso, su moral se deterioró aún más. Las sesiones de entrenamiento hicieron poco para aliviar la monotonía.

Finalmente, en marzo, el Escuadrón cruzó el Océano Índico. Aquí no había fondeaderos coloniales amistosos cuyos funcionarios hicieran la vista gorda a los barcos rusos. Durante tres semanas, la armada rusa se perdió de vista. Se abasteció de carbón en mar abierto y se mantuvo lejos de las rutas marítimas. La prensa mundial se agotó en especulaciones sobre la ruta que Rozhestvensky había elegido. En Gran Bretaña se creía que los rusos planeaban una circunnavegación de Australia, mientras que en las Indias Orientales la marina holandesa se puso en alerta. Finalmente, los barcos rusos fueron avistados frente a Singapur bajo un cielo ennegrecido por el humo; tomaron la ruta más corta. Pasaron al vapor más allá de la isla en cuatro columnas a 8 nudos, tardando una hora en pasar y recogiendo los despachos de un cutter contratado por el cónsul ruso.

De vuelta en San Petersburgo, la prensa había estado presionando sobre el envío de refuerzos para Rozhestvensky. Este último no acogió con agrado la posibilidad de esperar para ser acompañado por un 3º Escuadrón. Pero a pesar de su falta de entusiasmo, ese escuadrón estaba siendo preparado. Su núcleo era el viejo acorazado Nikolai I, el crucero Monomakh aún más antiguo y tres barcos de defensa costera (Ushakov, Seniavin y Apraksin). Estos últimos, nunca destinados al servicio oceánico, llegaron a conocerse como "planchas" y "auto hundidores". Al mando de este variopinto escuadrón estaba el Almirante Nebogatov, un hombre con gran sentido común, pero difícilmente un gran líder.

Imagen
General-admiral Apraksin................................................................................................
https://upload.wikimedia.org/wikipedia/ ... -1905c.jpg

Fuente: Russia Against Japan, 1904-05. A New Look at the Russo-Japanese War. J. N. Westwood. State University of New York Press.
THE RUSSO-JAPANESE WAR. Primary Causes of Japanese Success. Vice Admiral Yoji Koda, Japan Maritime Self-Defense Force.

Saludos. Raúl M :carapoker:.

Feliz Navidad - Feliz Natal - Frohe Weihnachten - Joyeux Noël - Merry Christmas - Wesołych Świąt!. :dpm:
Avatar de Usuario
Tigre
Lieutenant General
Lieutenant General
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Dom 23 Dic 2007 2:29
Mensajes: 6440
Ubicación: Argentina
Medallas: 7
Argentina (ar)

Re: La guerra ruso-japonesa de 1904-1905

Notapor Tigre el Vie 29 Dic 2017 20:57

Hola a todos :D; algo más......................

Rusia contra Japón, 1904-05.

Tsushima.

Navegación hacia el Pacífico.

Prácticamente cualquier tipo de marinero fue aceptado para tripular las naves del 3º Escuadrón; la flota del Mar Negro y la rama de ingeniería de la flota comercial ya habían sido saqueados para tripular el 2º Escuadrón. Cubrir la posición de oficiales también parecía ser desesperada, pero la apariencia aquí no coincidía con la realidad. Rozhestvensky, nunca un buen juez de los hombres, no había elegido a los mejores oficiales subordinados. Por lo tanto, había un grupo de oficiales razonablemente competentes disponibles para servir a Nebogatov.

Los buques de Nebogatov, que habían salido del Báltico en febrero, se encontraban a solo tres semanas de la fuerza principal en Singapur. Su salida había sido bastante rápida, en parte porque Nebogatov no se había obsesionado con las existencias de carbón, pero principalmente porque no había habido demoras. En el camino, se había impartido un poco de adiestramiento, y parece probable que los equipos poco prometedores de Nebogatov ya estuvieran mejor preparados que los del 2º Escuadrón. Habían practicado, por ejemplo, la navegación nocturna sin luces y en el proceso casi colisionando con un barco de pasajeros frente a Gibraltar.

Nebogatov se encontró con Rozhestvensky frente a Indochina. El 2º Escuadrón había pasado algunas semanas aquí, anclado cómodamente en Camranh Bay y en otros lugares, visitado ocasionalmente por un crucero francés que invitaba cortésmente al Escuadrón a seguir adelante (Tokio en este momento amenazaba a París con serias consecuencias si la complacencia francesa sobre el uso de las aguas neutrales de Rozhestvensky continuaba). Aunque Rozhestvensky y la mayoría de sus oficiales tenían una baja opinión de las cualidades de combate de las naves de Nebogatov, cuando finalmente llegó, levantó la moral, y Rozhestvensky pudo escribir en una orden general de flota que ahora tenía una superioridad en barcos pesados sobre los japoneses. "Los japoneses tienen barcos más rápidos que nosotros, pero no estamos planeando huir de ellos".

El 2º escuadrón, que ahora incluía los buques de Nebogatov, se hizo a la mar por última vez a mediados de mayo, y se estableció el rumbo a Vladivostok a través del Estrecho de Corea. Rozhestvensky se movió hacia el norte muy lentamente. Su nave más lenta (una nave de suministro) tenía una velocidad de solo 9 nudos. Además, pasó un día en maniobras, lo que dio a los barcos de Nebogatov su primera y última oportunidad de practicar evoluciones con el Escuadrón. Por lo tanto, no fue hasta finales de mayo que los rusos se acercaron al estrecho de Corea, momento en el que Togo se preguntaba si, después de todo, Rozhestvensky había decidido tomar la ruta más larga alrededor de la costa este de Japón.

Imagen
Almirante Nikolai Nebogatov (1849 - 1922)................................................................................................
https://en.wikipedia.org/wiki/Nikolai_Nebogatov

Fuente: Russia Against Japan, 1904-05. A New Look at the Russo-Japanese War. J. N. Westwood. State University of New York Press.
THE RUSSO-JAPANESE WAR. Primary Causes of Japanese Success. Vice Admiral Yoji Koda, Japan Maritime Self-Defense Force.

Saludos. Raúl M :carapoker:.

Feliz Año Nuevo - Happy New Year - feliz Ano Novo - gluckliches Neues Jahr - Bonne Année - Felice Anno Nuovo - Szczęśliwego nowego roku!! gc96gc
Avatar de Usuario
Tigre
Lieutenant General
Lieutenant General
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Dom 23 Dic 2007 2:29
Mensajes: 6440
Ubicación: Argentina
Medallas: 7
Argentina (ar)

Re: La guerra ruso-japonesa de 1904-1905

Notapor Tigre el Vie 05 Ene 2018 18:38

Hola a todos :D; algo más......................

Rusia contra Japón, 1904-05.

Tsushima - 27 de mayo de 1905.

El 2º escuadrón entró al estrecho por la noche, en condiciones de niebla (26/27 mayo 1905). Con las luces atenuadas, evadió la observación de los cruceros japoneses. Pero su nave hospital, que seguía bien a popa, estaba completamente iluminada de acuerdo con la convención internacional. Un crucero auxiliar japonés vio este barco hospital y se adelantó a donde presumía que estaría el escuadrón ruso. Su presunción resultó correcta, y en las horas de la madrugada, los receptores de radio rusos recogieron un mensaje japonés: "Escuadrón enemigo avistado Grilla 203, aparentemente con rumbo al paso oriental". En la base de Togo en Mosampo, todas las tripulaciones estaban en cubierta a las 05:00 horas (27 de mayo de 1905), y nubes de humo negro comenzaron a flotar hacia arriba desde las chimeneas japonesas. Pronto la flota japonesa estaba en el mar. En el acorazado Asahi, los oficiales se reunieron alrededor de la bandeja de tabaco cerca de la torre de popa, donde un observador los encontró bastante seguros de la victoria, fumando cigarros y escuchando un gramófono.

Mientras tanto, el 2º Escuadrón estaba siendo seguido por un crucero ligero, que transmitió por radio su composición, rumbo y despliegue. Unas horas más tarde, los rusos podían ver que estaban siendo seguidos por una docena de cruceros. La moral entre los rusos parece haber sido bastante alta. La noche anterior pocos habían dormido, porque se habían anticipado ataques de torpedos, y en sus tristes conversaciones nocturnas los hombres habían hablado de sus miedos, de cómo se las arreglarían sus familias si los mataban, cómo si se ahogaran o volaran en pedazos . Pero en la mañana el estado de ánimo cambió.

Al mediodía, el 2º Escuadrón seguía avanzando lentamente a través del Estrecho de Corea, con sus 12 buques blindados en línea. La Primera División era líder, y consistía en los cuatro acorazados Suvorov; luego seguía la Segunda División de cuatro naves más antiguas, y finalmente la Tercera División de de Nebogatov con el Nikolai I y tres 'auto hundidores'. Poco después del mediodía la línea se redistribuyó. La Primera División giró en sucesión 90 grados a estribor y luego 90 grados a babor. Hubo cierta confusión durante esta maniobra, y nunca se ha establecido si la extraña formación que resultó fue realmente lo que Rozhestvensky había pretendido. Los barcos blindados ahora estaban en dos columnas. La columna de babor estaba algo a popa de la columna de estribor y consistía en los ocho buques más antiguos.

A las 13:20 horas, no lejos de la isla de Tsushima, el humo de los acorazados de Togo fue avistado a través de la niebla. Era un día gris, y el humo de los barcos rusos colgaba bajo sobre el oleaje moderado. Togo estaba algo a estribor y por delante de los rusos, pero se estaba moviendo hacia babor cuando se acercaba. Aproximadamente en 13:25 horas, Rozhestvensky señaló a sus cuatro acorazados principales (la columna de estribor) aumentar la velocidad, desviarse a babor y, por lo tanto, colocarse una vez más a la cabeza de una sola línea de 12 barcos. Hacia las 13:45 horas, las naves de Togo estaban suficientemente cerca para su identificación. Al frente de su línea se encontraban los cuatro acorazados modernos supervivientes, liderados por el buque insignia Mikasa. Los dos cruceros blindados de fabricación italiana Nisshin y Kasuga les seguían, formando una división de seis naves. Directamente a popa, e igualmente en línea hacia adelante, venía la división de Kamimura con seis cruceros blindados. Así Togo, como Rozhestvensky, tenía una línea de 12 barcos blindados. Pero la línea japonesa solo comprendía naves modernas, fácilmente capaces de trabajar juntas.

Cuando Togo se acercó y cruzó la derrota de los rusos, parecía que o bien tenía la intención de concentrar su fuerza contra los antiguos acorazados de la columna de babor, o bien explotar su velocidad superior para atacar la retaguardia de la línea rusa. Pero alrededor de las 13:45 horas sorprendió a sus oponentes al ordenar un giro en sucesión que daría como resultado que sus naves cambiaran de curso mientras mantenían una formación en línea con los acorazados que navegaban al frente. Este cambio de dirección significó que Togo podría moverse a través de la proa de la línea rusa (es decir, cruzar la 'T' rusa); podría disparar todas sus andanadas a los principales barcos rusos, mientras que solo los barcos rusos más cercanos serían capaces de responder eficazmente. Sin embargo, hacer un giro en sucesión era peligroso porque cada barco pivotaría en el mismo punto, cuyo alcance y rumbo pronto sería establecido por las armas rusas.

Afortunadamente para Togo, la perspectiva de que cada una de sus naves cayera bajo el fuego concentrado de los acorazados rusos era más temerosa en teoría que en la práctica. La línea de Rozhestvensky estaba en considerable confusión cuando comenzó el combate. Esto se debió a que la Primera División, al colocarse a la cabeza de la línea una vez más, había comprimido sus cuatro naves y había obligado a las siguientes naves a reducir la velocidad o incluso detener máquinas para evitar colisiones. Así, cuando se abrió el fuego alrededor de las 13:50 horas, la línea rusa, en palabras de Nebogatov, "no era más que un montón".

Imagen
Tsushima, 27 de mayo de 1905................................................................................................
https://civilianmilitaryintelligencegro ... -800wi.jpg

Fuente: Russia Against Japan, 1904-05. A New Look at the Russo-Japanese War. J. N. Westwood. State University of New York Press.
THE RUSSO-JAPANESE WAR. Primary Causes of Japanese Success. Vice Admiral Yoji Koda, Japan Maritime Self-Defense Force.

Saludos. Raúl M :carapoker:.
Avatar de Usuario
Tigre
Lieutenant General
Lieutenant General
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Dom 23 Dic 2007 2:29
Mensajes: 6440
Ubicación: Argentina
Medallas: 7
Argentina (ar)

Re: La guerra ruso-japonesa de 1904-1905

Notapor Tigre el Vie 12 Ene 2018 1:13

Hola a todos :D; algo más......................

Rusia contra Japón, 1904-05.

Tsushima - 27 de mayo de 1905.

El alcance cuando Suvorov abrió fuego contra el principal acorazado japonés, Mikesa, cuando llegó su turno, fue de aproximadamente 7.000 yardas, pero tanto la luz como el mar estaban en contra de los artilleros rusos. Según un agregado naval británico con la flota japonesa, los acorazados de Togo estaban rodeados de proyectiles cayendo, pero hubo muy pocos impactos. Además, muchas de las granadas rusas no explotaron.

Los japoneses abrieron fuego unos minutos después de los rusos. Tras haber completado su turno, presionaron contra la cabeza de la línea rusa, concentrando su fuego en el Suvorov (liderando la Primera División) y el Oslyabia (liderando la Segundo). Con sus dotaciones de artilleros bien entrenados y probados en la batalla, pronto fueron capaces de confundir a los artilleros y observadores rusos con un flujo constante de precisos y bien dirigidos proyectiles de alto explosivo. Sin penetrar el blindaje ruso, los proyectiles japoneses redujeron al Suvorov y al Oslyabia al caos y la confusión. Tuvieron un efecto demoledor sobre las estructuras sin blindar porque sus granadas se fragmentaron en cientos de esquirlas, prendieron fuego a la pintura y la madera, y emitieron humos tóxicos.

En este tipo de bombardeo, donde la penetración del blindaje era menos importante que el fuego y las explosiones, los cañones de los cruceros blindados japoneses y las armas secundarias de seis pulgadas eran tan efectivas como las armas de doce pulgadas de los acorazados; estos últimos podrían disparar un proyectil más pesado pero más lentamente. Probablemente fueron los cruceros blindados los que hundieron al Oslyabia. Este acorazado fue alcanzado por varios proyectiles en su blindaje sobre la línea de flotación y el choque rompió las gruesas placas de acero, dejando una piel desprotegida en la que un proyectil posterior hizo un rumbo "lo suficientemente grande como para dejar pasar una troika (triada)". El acorazado herido pronto zozobró, llevándose consigo la completa dotación de máquinas: estos hombres habían sido encerrados en sus compartimientos al comienzo de la batalla, y nadie se preocupó por liberarlos. Este fue el primer barco en caer; a las tripulaciones de algunos de los barcos rusos se les dijo que se trataba de un acorazado japonés que se iba al fondo, y vitorearon diligentemente. Entre los ahogados estaba el guardiamarina Trouveller, un inglés que se dice que fue el mejor oficial de la nave. Cuando se dio la orden de abandonar la nave, se fue abajo, diciendo que quería estudiar el daño, y no se lo volvió a ver.

El Oslyabia se hundió a las 14:50 horas, habiendo abandonado la línea a las 14:25 horas. El Suvorov y los otros acorazados continuaron sufriendo. Los acorazados rusos tendieron a alejarse de los japoneses, que permanecieron a babor. Con los rusos haciendo alrededor de 9 nudos y los japoneses alrededor de 14, las dos líneas describieron arcos concéntricos, con los rusos en el interior. Alrededor de las 14:30 horas algunas esquirlas habían entrado por la mirilla de la torreta del Suvorov, matando o hiriendo a todos sus ocupantes. El timón del acorazado se atascó y, a partir de este momento, ni el Suvorov ni Rozhestvensky tomaron ningún papel principal en la batalla. El Aleksandr III tomó la posición del Suvorov a la cabeza de la línea. Pronto también tuvo que abandonar, y fue sucedido por el Borodino. Pero hacia las 15:00 horas bancos de niebla causaron que Togo perdiera el contacto. La maltratada línea rusa giró hacia el sudeste durante diez minutos, luego reanudó su rumbo hacia Vladivostok. El Aleksandr III se había unido a la línea. Alrededor de las 15:40 horas, la línea rusa se acercó al Suvorov, que, aislado y naufragando, estaba bajo el fuego de los cruceros blindados de Kamimura. Una vez más bajo intenso fuego, la línea rusa se retiró hacia el sur y, con la ayuda de bancos de bruma, logró una vez más romper el contacto.

Durante estos despliegues confusos, los cruceros rusos habían estado luchando contra los cruceros japoneses y, a pesar de la desventaja de los barcos de suministro que escoltaban, dieron buena cuenta de sí mismos. La línea de combate rusa se acercó involuntariamente a la escena de acción de los cruceros, y por primera vez los acorazados de Nebogatov pudieron usar sus armas a un alcance efectivo, dañando seriamente a cuatro cruceros japoneses. El Suvorov todavía estaba a flote en la vecindad.

Aunque Rozhestvensky estaba herido e incapacitado de ejercer el comando, se hicieron grandes esfuerzos para salvarlo. Un destructor, en una peligrosa maniobra, se acercó al herido Suvorov. Bajo fuego, el Almirante fue bajado a la cubierta del destructor. La mayoría de los oficiales de bandera, así como uno o dos oficiales y hombres de la tripulación del acorazado, también saltaron al destructor. Al menos dos oficiales, sin embargo, se negaron a abandonar el buque de guerra, explicando que preferían quedarse con sus hombres. Más tarde esa noche, el Suvorov, después de varios ataques con torpedos, desapareció bajo las aguas en una nube de vapor, llevándose a su tripulación con el mismo. Aparentemente estuvo disparando su única arma intacta hasta el final. En cuanto a Rozhestvensky, transfirió tardíamente el mando del Escuadrón a Nebogatov, y fue sacado de la escena de la batalla en un estado semiconsciente. Posteriormente, él y sus oficiales de bandera fueron transferidos a un destructor hermano, el Bedovy.

Poco después de las 18:00 horas, los acorazados rusos, que seguían avanzando pese a todo hacia Vladivostok, se encontraron una vez más con la línea de batalla de Togo. A una distancia de aproximadamente 6.500 yardas, un intenso fuego fue dirigido contra los principales barcos rusos, el Aleksandr III y el Borodino. El primero fue forzado a salir de la línea y poco después se hundió. Después del Aleksandr III fue el turno del Borodino, que después de un corto bombardeo colapsó y se hundió. El Orel, la última nave de la Primera División, se salvó cuando una luz defectuosa persuadió a Togo a retirar sus acorazados para dejar un campo despejado para sus naves torpederas.

Imagen
Fase dos de la Batalla de Tsushima, 27 de mayo de 1905................................................................................................
https://i1.wp.com/www.navalofficer.com. ... .gif?w=584

Fuente: Russia Against Japan, 1904-05. A New Look at the Russo-Japanese War. J. N. Westwood. State University of New York Press.
THE RUSSO-JAPANESE WAR. Primary Causes of Japanese Success. Vice Admiral Yoji Koda, Japan Maritime Self-Defense Force.

Saludos. Raúl M :carapoker:.
Avatar de Usuario
Tigre
Lieutenant General
Lieutenant General
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Dom 23 Dic 2007 2:29
Mensajes: 6440
Ubicación: Argentina
Medallas: 7
Argentina (ar)

Re: La guerra ruso-japonesa de 1904-1905

Notapor Tigre el Jue 18 Ene 2018 13:15

Hola a todos :D; algo más......................

Rusia contra Japón, 1904-05.

Tsushima - 27/28 de mayo de 1905.

Nebogatov avanzó a duras penas con el remanente abatido del 2do Escuadrón. Bajo su mando ahora tenía al Orel, seriamente dañado, y siete barcos más viejos. Durante la noche hubo una sucesión de ataques con torpederos, durante los cuales el Navarin fue hundido y otros tres barcos dañados. Tres torpederos japoneses fueron hundidos por disparos rusos (estos fueron los únicos barcos japoneses hundidos durante la batalla de tres días). Por elección, las naves originales de Nebogatov no usaron sus reflectores, ni el Orel (cuyos reflectores estaban destrozados). Probablemente fue esto lo que los salvó, porque fue por los reflectores rusos que los japoneses localizaron sus objetivos. En vista del estado de cansancio de los rusos, su uso imprudente de los reflectores y el daño que ya habían sufrido, los resultados del enfrentamiento nocturno apenas sirvieron para restaurar la reputación de los torpederos como arma.

Al amanecer, el buque insignia de Nebogatov estaba liderando al Orel, el Apraksin y el Seniavin, con el crucero Izumrud todavía en compañía. El Sisoi Veliky, el Nakhimov y el Monomakh partieron en busca de una costa adecuada junto a la cual pudieran hundir sus cascos dañados. Los destructores se habían dispersado con la esperanza de llegar a Vladivostok o China. Tres cruceros, incluido el Avrora, habían huido hacia Manila, donde serían internados por las autoridades estadounidenses. Tres cruceros intentaban llegar a Vladivostok, pero dos de ellos se hundirían, dejando al Almaz (el yate virreinal previsto) para llevar detalles del desastre a Rusia. El 'auto-hundidor' Ushakov, incapaz de mantenerse al ritmo de Nebogatov, pronto se hundiría después de una pelea galante contra los cruceros japoneses. Estaba claro que el Escuadrón había sido destrozado, aunque todavía había quienes creían que los japoneses habían sufrido tanto como los rusos. Lo que Nebogatov y sus oficiales no sabían era la magnitud del desastre, que su pequeño grupo de acorazados eran los únicos barcos rusos intactos en las cercanías. Así, cuando a primera hora de la mañana apareció humo en el horizonte, al principio se esperaba poder señalar el acercamiento de los barcos amigos.

Sin embargo, pronto quedó claro que Nebogatov estaba rodeado por el enemigo. Tenía a su disposición solo dos modernos cañones de doce pulgadas (en el Orel); uno de ellos tenía solo cuatro proyectiles a disposición y el otro había perdido su elevador de proyectiles. Todos sus otros cañones podrían ser superados por los japoneses, cuyos barcos eran más rápidos que los suyos. Cuando comenzó el fuego, era evidente que los japoneses tenían la intención de mantener su distancia y bombardear a los rusos a gusto. El clima era bueno y tenían todo el día para ello.

Desdeñando la tradición naval y las regulaciones, Nebogatov decidió rendirse. Una bandera blanca y luego una bandera japonesa fueron izadas, y el fuego se detuvo. Un bote japonés fue enviado para llevar a Nebogatov ante Togo, quien aceptó su rendición. Las tripulaciones rusas fueron transferidas a barcos japoneses y las cuatro presas fueron tomadas por tripulaciones japonesas.

El Izumrud, un barco muy veloz, se negó a rendirse y rompió el anillo japonés. Este buque habría llegado a Vladivostok si no hubiera sido volado por su tripulación después de agotar su suministro de carbón; evidentemente, su capitán temía que los japoneses pudieran capturarla si esperaba un carbonero de Vladivostok. Del 2º escuadrón, solo el Almaz y dos destructores llegaron a Vladivostok. Los otros fueron hundidos, barrenados, capturados o internados. El herido Rozhestvensky fue capturado cuando el destructor Bedovy, que lo transportaba, se entregó a los destructores japoneses que lo perseguían.

Las noticias de la derrota causaron una gran conmoción en San Petersburgo. Expectativas exageradas habían sido puestas en la misión de Rozhestvensky, y además las familias de la mayoría de los oficiales vivían en esa ciudad. Nebogatov quedó como un conveniente chivo expiatorio, y él y otros oficiales que entregaron sus barcos fueron juzgados en consejo de guerra después de la guerra. Nebogatov fue condenado a muerte, pero esto fue conmutado y al final pasó un breve período en prisión. El capitán de uno de los barcos guardacostas capturados perdió su comisión, sirvió como marinero en la Primera Guerra Mundial, se distinguió y fue comisionado nuevamente por el Zar.

Rozhestvensky mantuvo un silencio digno después de su regreso a Rusia y su lado de la historia de Tsushima nunca fue contado en forma adecuada.

Fuente: Russia Against Japan, 1904-05. A New Look at the Russo-Japanese War. J. N. Westwood. State University of New York Press.
THE RUSSO-JAPANESE WAR. Primary Causes of Japanese Success. Vice Admiral Yoji Koda, Japan Maritime Self-Defense Force.

Saludos. Raúl M :carapoker:.
Avatar de Usuario
Tigre
Lieutenant General
Lieutenant General
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Dom 23 Dic 2007 2:29
Mensajes: 6440
Ubicación: Argentina
Medallas: 7
Argentina (ar)

Re: La guerra ruso-japonesa de 1904-1905

Notapor Tigre el Vie 26 Ene 2018 21:20

Hola a todos :D; algo más......................

Rusia contra Japón, 1904-05.

La paz y su secuela.

En febrero de 1904, cuando llegó la noticia del ataque sorpresivo japonés contra Port Arthur, hubo una conmoción e indignación entre los rusos, pero en general la guerra no despertó gran entusiasmo. El país no estaba en peligro, Manchuria estaba muy lejos, y pocos compartían o incluso entendían las ambiciones del gobierno en el Lejano Oriente. Cuando comenzó la guerra, una o dos manifestaciones patrióticas tuvieron lugar en las ciudades, pero es difícil decir si fueron espontáneas o dispuestas por la policía local.

La representación de los japoneses como "monos amarillos" era típica tanto de las coloridas caricaturas que se vendían en las calles rusas, como de las rimas ligeramente difamatorias aprendidas por los escolares. La prensa, que no tenía una amplia circulación fuera de las grandes ciudades, hizo lo que pudo para mantener el interés, pero de ninguna manera todos los periódicos estaban a favor de la guerra. El derechista Novoye Vremiya de la capital fue quizás el más beligerante, deleitando a sus lectores con historias de heroísmo ruso, pero al mismo tiempo criticando al gobierno por las derrotas. En la primera semana de la guerra, los ciudadanos sitiaron los quioscos de periódicos en busca de las últimas noticias, pero el espíritu de la ciudadanía también se vio reflejado en las colas del Banco del Estado, donde los tenedores de bonos del gobierno se apresuraron a cambiarlos por efectivo.

A medida que avanzaba la guerra tanto la derecha como la izquierda, por diferentes motivos, atacaron la conducción gubernamental de la guerra. La población en general, las masas que apenas se consideraban parte de la "opinión pública", se resintió cada vez más por la carga económica de la guerra, de la convocatoria a filas y de su incapacidad para hacer oír su voz. La propaganda revolucionaria se hizo más apreciada, y en enero de 1905 el abismo entre gobernantes y gobernados se convirtió en una crisis real. Los huelguistas de San Petersburgo, que marchaban con sus familias para presentar peticiones al Zar, fueron reprimidos por las tropas en el incidente conocido como "Domingo sangriento". Esto encendió manifestaciones violentas y huelgas en todo el Imperio. Hubo una huelga general en San Petersburgo que, con huelgas en otros lugares, impidió el esfuerzo bélico y redujo el crédito de Rusia en el exterior. En Polonia, la resistencia fue especialmente generalizada y violenta. Pronto el malestar se extendió al campo, y hubo manifestaciones cuando nuevos convocados partieron hacia Manchuria. Este malestar no fue dirigido exclusivamente contra la guerra, siendo principalmente una protesta contra las condiciones de vida y de trabajo, pero hizo la continuación de la guerra difícil e incluso políticamente peligrosa.

La capacidad de Rusia para continuar la guerra parecía estar aún más en duda por el motín del acorazado Potemkin en junio. Los marineros de este buque de guerra tomaron el control de su nave y navegaron por el Mar Negro, bombardeando a Odessa antes de buscar asilo en Rumania. Rusia ya había perdido los escuadrones del Pacífico y el Báltico, y ahora parecía que era probable que el único escuadrón que quedaba luchara contra el gobierno. En general, a pesar de que el ejército ruso en Manchuria a mediados de 1905 era lo suficientemente fuerte como para vencer a los japoneses, muchos rusos dudaban de si tendría la oportunidad de hacerlo. Los franceses, cuya ayuda financiera parecía indispensable, estaban instando a Rusia a hacer las paces, mientras que en su país los disturbios sociales amenazaban con lograr lo que el ejército japonés no había logrado, una ruptura en la moral de las autoridades.

La respuesta del pueblo japonés a la guerra fue muy diferente de la de los rusos, en parte porque estaba mal informada de la realidad de la situación. Si bien la censura era estricta en Rusia, se dirigía principalmente contra las ideas subversivas y era posible que el lector de periódicos alerta reuniera una buena imagen de lo que estaba sucediendo en el Este y por qué. La censura japonesa fue más completa y rígida, se divulgó poca información importante. Así, los periódicos japoneses, a fin de mantener la belicosidad de sus lectores, les obsequiaron cuentos extravagantes de grandes victorias y las hazañas de héroes reales o imaginarios. No se dieron pistas sobre las dificultades fundamentales que enfrentan las fuerzas armadas japonesas.

En 1904, los japoneses ni siquiera fueron informados del estallido de la guerra hasta la noche del 9 de febrero. Los extranjeros en Tokio, que sabían lo que había sucedido, no podían entender por qué todos parecían tan tranquilos. Pero cuando se dio a conocer la noticia hubo manifestaciones y procesiones con tambores, trompetas y linternas, y mucho canto de lemas y el himno nacional. Hacia el final de 1904, sin embargo, había signos de duda entre la población. Esto se debió en parte a que todos estaban esperando impacientemente la mayor victoria de todas, y esta victoria parecía inexplicablemente retrasada. Un médico alemán escribió que en Tokio se habían erigido andamios y cables a lo largo de las calles para las banderas y linternas. Los japoneses estaban tan seguros de la inminente caída de Port Arthur que todas las existencias de linternas se habían agotado, según este alemán, meses antes de que terminara el asedio. En Yokohama, los almacenes enteros estaban llenos de materiales de celebración. Tan grande fue la impaciencia pública que en algunas localidades triunfantes marchas de linterna se hicieron con la fuerza de falsos rumores sobre la caída de Port Arthur. En octubre, el gobierno se sintió obligado a pedir al emperador que emitiera un edicto en el que aconsejaba a su pueblo dedicar menos tiempo a la celebración y dedicar más tiempo al verdadero esfuerzo bélico.

La realidad de la guerra ya se estaba infiltrando en la conciencia popular japonesa. Además de las bajas y el alejamiento del hogar del sostén de la familia sin la ayuda del gobierno ofrecida a sus familias, los impuestos aumentaron. En total, los gastos de guerra de 1904-05 ascendieron aproximadamente a siete veces los ingresos estatales de 1903. Las cuatro quintas partes de esta cantidad se financiaron con préstamos, de los cuales la mitad se emitieron en el país y la mitad en Londres, Nueva York y Berlín. A pesar de las victorias militares, los compradores extranjeros de bonos japoneses necesitaban ser tentados por términos muy favorables, que absorbían más de un octavo del valor nominal de los bonos. Hasta el final de la guerra, Rusia fue considerada por los inversionistas extranjeros como un riesgo mayor que Japón.

Para llenar el vacío entre lo que podrían recaudar los bonos del gobierno japonés y el gasto real, se aumentaron los impuestos y los aranceles. Tales aumentos cayeron proporcionalmente sobre todo en las clases más pobres; hubo un impuesto a la tierra, impuesto sobre la renta, impuesto sobre la cerveza y el alcohol, impuestos sobre la muerte e incluso un impuesto de un tercio sobre los boletos para tranvías. Los precios aumentaron bruscamente, en parte como consecuencia de llamar al servicio de guerra alrededor de una quinta parte de la población activa masculina.

Port Arthur finalmente fue capturado, y las celebraciones con linternas finalmente tuvieron lugar, y luego dieron nuevamente para celebrar las victorias en Mukden y Tsushima. Tales celebraciones, confirmando que los japoneses eran un pueblo grande e invencible, hicieron mucho para compensar las privaciones de la guerra. Pero en el verano de 1905 hubo señales de que la moral, tanto en casa como en el ejército, algún día podría derrumbarse. La élite de las reservas ya había sido movilizada, y en la Batalla de Mukden el ejército japonés incluyó a hombres que eran considerados de segunda categoría, tanto en términos físicos como en su moral.

Fuente: Russia Against Japan, 1904-05. A New Look at the Russo-Japanese War. J. N. Westwood. State University of New York Press.
THE RUSSO-JAPANESE WAR. Primary Causes of Japanese Success. Vice Admiral Yoji Koda, Japan Maritime Self-Defense Force.

Saludos. Raúl M :carapoker:.
Avatar de Usuario
Tigre
Lieutenant General
Lieutenant General
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Dom 23 Dic 2007 2:29
Mensajes: 6440
Ubicación: Argentina
Medallas: 7
Argentina (ar)

Re: La guerra ruso-japonesa de 1904-1905

Notapor Tigre el Jue 01 Feb 2018 23:31

Hola a todos :D; algo más......................

Rusia contra Japón, 1904-05.

La paz y su secuela.

Durante toda la guerra hubo dificultades de suministro. Incluso el costoso recurso de acceder a proveedores extranjeros de municiones como Krupp no había permitido al ejército japonés seguir el paso a sus victorias. Aunque después de cada victoria fueron las retaguardias rusas las principales responsables del fracaso japonés en la explotación del éxito, la falta de municiones fue otro factor importante. Mukden, en términos de hombres y material, representó el máximo esfuerzo japonés, y los costos humanos y materiales de esa victoria dejaron al ejército japonés en una situación debilitada en relación con los rusos. Cada nueva victoria parecían llevar a Japón más cerca de la derrota.

Los japoneses no tenían idea de la catástrofe hacia la que se dirigían sus fuerzas armadas. Para ellos, parecía que la victoria debería seguir a la victoria y que la guerra terminaría inevitablemente con una enorme indemnización rusa para compensarles por sus sufrimientos, con la bandera japonesa enarbolada en Siberia, tal vez tan al oeste como el lago Baikal. Solo la oligarquía gobernante y algunos oficiales de estado mayor se dieron cuenta de la verdad. Necesitaban desesperadamente la paz, pero parecían incapaces de obtenerla por medios militares.

Inmediatamente después de la Batalla de Mukden, tanto Oyama como el ministro de guerra hicieron hincapié en la necesidad de hacer las paces con prontitud. Desde el verano de 1904, los enviados japoneses en capitales neutrales habían estado sondeando las perspectivas de paz, pero Nicolas, asegurado por sus generales que la victoria estaba a la vuelta de la esquina, no estaba de humor para las negociaciones. No fue hasta la conmoción de Tsushima en mayo de 1905 que pareció volverse más receptivo. En consecuencia, como los líderes japoneses más visionarios habían anticipado en febrero de 1904, se buscaron los buenos oficios del presidente estadounidense, Theodore Roosevelt. A principios de junio, el gobierno de su embajador japonés en Washington le pidió que pidiera al presidente que invitara a los dos beligerantes a iniciar las conversaciones. La invitación debía aparecer completamente por iniciativa del Presidente; no había ninguna pista de que Japón estuviera detrás de la sugerencia.

Roosevelt, un ex subsecretario de marina, se había interesado tanto en las operaciones marítimas de la guerra como el Kaiser en las operaciones terrestres. Al igual que el público estadounidense y británico, sus simpatías habían sido con los japoneses, pero a medida que avanzaba la guerra comenzó a lamentar la sucesión ininterrumpida de victorias japonesas. Parecía que para los EE. UU. El mejor resultado de la guerra sería una victoria limitada para los japoneses, dejando a Rusia demasiado débil para monopolizar Manchuria pero lo suficientemente fuerte como para contener una mayor expansión japonesa. La paz en 1905 estaría, por lo tanto, perfectamente sincronizada desde el punto de vista estadounidense. Por esto y por razones de prestigio político, Roosevelt estaba dispuesto a prestar sus buenos oficios a la causa de la paz; como el mundo en general, no sabía que era Japón, y no Rusia, el que más tenía que temer por la prolongación de la guerra.

Calladamente averiguó que Nicolas sería receptivo a sus propuestas, y luego ofreció formalmente a ambos emperadores su mediación para arreglar las conversaciones entre las dos partes. El 10 de junio, Japón aceptó su sugerencia, y el 12 de junio Rusia también aceptó.

El hecho de que Japón se haya adherido a la sugerencia de Roosevelt dos días antes de que Rusia lo hiciera fue muy mal sentido por el público japonés, ya que parecía una pérdida de cara innecesaria. En cualquier caso, dijeron los periódicos, las negociaciones de paz eran prematuras ya que Japón aún tenía que ganar esa victoria aplastante final que obligaría a Rusia a aceptar las demandas mínimas de Japón. Esta oposición popular a la paz hizo difícil para el gobierno japonés seleccionar sus plenipotenciarios. El primer hombre de estado mayor que fue invitado la rechazó, diciendo que el Emperador necesitaba su presencia en Tokio; en realidad, el liderazgo se dio cuenta bastante bien de que cualquier plenipotenciario estaría arriesgando su futuro político, ya que los términos que razonablemente se podían esperar eran lamentables en comparación con las expectativas del público japonés, su prensa y sus políticos de base. Finalmente, el ministro de Asuntos Exteriores, Komura, aceptó ir.

Komura, uno de los pocos líderes clave que no había ganado su posición a través de un nacimiento afortunado, siempre había tomado una línea dura. Como embajador en Pekín, en 1895 aconsejó a su gobierno hacer la guerra a China. Más tarde se convirtió en un defensor de la guerra contra Rusia, y su patrocinio de la alianza anglo-japonesa en su calidad de ministro de Asuntos Exteriores había facilitado la iniciación de esa guerra por parte de Japón. Como defensor de las guerras exitosas, Komura fue, por lo tanto, uno de los arquitectos de la aparente nueva grandeza de Japón. Durante las negociaciones de paz con Rusia tomaría una línea más dura que su gobierno, pero sin embargo estaría obligado a aceptar términos que la mayoría de los japoneses consideraban humillantes. Así fue como el halcón más exitoso de Japón sería condenado por su pueblo como un blando traidor.

Rusia también tuvo algunas dificultades para encontrar un plenipotenciario. Al principio, el ministro de Asuntos Exteriores sugirió a Witte, pero el Zar se negó a nombrar a un hombre a quien había despedido previamente, y a quien no le gustó. Pero otros rechazaron la invitación, sabiendo muy bien las dificultades de representar a un gobierno que había sido derrotado, pero se negaron a admitirlo. Así que, al final, Nicolas se vio obligado a aceptar a Witte, quien, de hecho, era el mejor hombre; era muy inteligente, tenía una útil combinación de integridad y falta de escrúpulos, y era respetado en el exterior. Incluso el General Linievich, que había escrito al Zar para expresar la oposición de sus oficiales a una paz inmediata, admitió en privado que se podía confiar en que Witte defendiera los intereses de Rusia. Aunque se le aseguró a Witte que podía pedir nuevas instrucciones si lo consideraba necesario, Nicolas dejó en claro que no concluiría la guerra en términos humillantes: "Nuestro ejército todavía está intacto y tengo fe en él". Nunca aceptaría pagar una indemnización o limitar las fuerzas rusas en el Lejano Oriente.

Fuente: Russia Against Japan, 1904-05. A New Look at the Russo-Japanese War. J. N. Westwood. State University of New York Press.
THE RUSSO-JAPANESE WAR. Primary Causes of Japanese Success. Vice Admiral Yoji Koda, Japan Maritime Self-Defense Force.

Saludos. Raúl M :carapoker:.
Avatar de Usuario
Tigre
Lieutenant General
Lieutenant General
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Dom 23 Dic 2007 2:29
Mensajes: 6440
Ubicación: Argentina
Medallas: 7
Argentina (ar)

Re: La guerra ruso-japonesa de 1904-1905

Notapor RODRIGO1 el Vie 02 Feb 2018 1:01

Desconocía que Japón estaba al límite de sus fuerzas.

Es muy interesante, porque es algo parecido a lo que le ocurrió a Japón en1941, se embarcaron en algo que no podía terminar bien si su enemigo seguía hasta el final.

Los rusos cedieron (eran un Imperio con problemas), pero los EE.UU. no.

AL parecer los japoneses no aprendieron bien la lección.

Saludos
Para el Sabio no existe la riqueza. Para el Virtuoso no existe el poder. Y para el Poderoso no existen ni el Sabio ni el Virtuoso. (Roberto Fontanarrosa)

3003.Haber superado 1000 post (1)
RODRIGO1
Captain
Captain
Años miembro del Foro
Registrado: Dom 19 Feb 2017 15:56
Mensajes: 2799
Medallas: 1
Argentina (ar)

Re: La guerra ruso-japonesa de 1904-1905

Notapor Rubén. el Vie 02 Feb 2018 15:08

RODRIGO1 escribió:Desconocía que Japón estaba al límite de sus fuerzas.

Es muy interesante, porque es algo parecido a lo que le ocurrió a Japón en1941, se embarcaron en algo que no podía terminar bien si su enemigo seguía hasta el final.

Los rusos cedieron (eran un Imperio con problemas), pero los EE.UU. no.

AL parecer los japoneses no aprendieron bien la lección.

Saludos


Y sobretodo que a diferencia de la siguiente guerra, añadiría que Japón tenía el control absoluto del mar, cosa que imposibilitaba la amenaza de una invasión al territorio metropolitano.

Rubén el Stuka.
Avatar de Usuario
Rubén.
Sho I Kohosei
Sho I Kohosei
Años miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Dom 10 Ene 2016 20:54
Mensajes: 270
Medallas: 1
A_España_Castilla-la-Mancha (xl)

Re: La guerra ruso-japonesa de 1904-1905

Notapor Tigre el Jue 08 Feb 2018 21:19

Hola a todos :D; algo más......................

Rusia contra Japón, 1904-05.

La paz y su secuela.

Los términos de paz de Japón, como le fueron dados a Komura en la víspera de su partida, incluían tres condiciones "absolutamente indispensables": Rusia debería reconocer la libertad de acción ilimitada de Japón en Corea; Rusia y Japón deberían retirar sus tropas de Manchuria; Rusia debería ceder a Japón Port Arthur y la Península de Liaotung, junto con el South Manchurian Railway desde Port Arthur hacia el norte. Estas tres condiciones fueron lo que el gobierno reconoció como los objetivos esenciales por los que se libró la guerra. Luego había cuatro condiciones 'relativamente importantes': Rusia debía pagar una indemnización para cubrir los gastos de guerra de Japón; Los buques de guerra rusos internados en puertos neutrales serían entregados a Japón; Rusia debía ceder Sakhalin a Japón; Rusia debía otorgar derechos de pesca a la provincia marítima. Finalmente, había dos condiciones "no absolutamente indispensables": la fuerza naval rusa en el Lejano Oriente debía ser limitada; Vladivostok iba a ser desmilitarizado.

Los líderes japoneses, mientras luchaban con gran éxito por mantener la imagen de negociar desde la fortaleza, eran conscientes de que estaban en una posición de debilidad. Para remediar esta debilidad, reconocieron que era deseable antes de alcanzar la paz alcanzar cuatro objetivos: ganar otra victoria sobre el ejército ruso en Manchuria; obtener nuevos préstamos extranjeros; expulsar a las fuerzas rusas que aún se encontraban en áreas del norte de Corea y que no habían sido tocadas por la guerra; y ocupar Sakhalin. Pero Japón solo fue lo suficientemente fuerte como para lograr dos de estos objetivos; se obtuvieron préstamos extranjeros (en términos más bien onerosos), y en julio se desembarcaron tropas japonesas en Sakhalin y pronto se sobrepusieron a las débiles fuerzas rusas. El mundo exterior había estado esperando un asalto japonés sobre Vladivostok, pero pareció aceptar la explicación japonesa de que solo el clima inadecuado había evitado tal ataque. Sin embargo, la captura de Sakhalin tuvo un cierto efecto moral, ya que fue la primera ocasión en la guerra que los japoneses ocuparon territorio ruso.

Roosevelt eligió Portsmouth, New Hampshire, como el lugar más conveniente para las negociaciones. Estaba agradablemente situado, fresco en agosto, pero no era probable que estuviera lleno de curiosos turistas. Una sala de conferencias en el depósito naval fue el escenario de las reuniones de la conferencia de paz, que duró del 9 de agosto al 5 de septiembre. En esta sala Witte y Komura se enfrentaron a través de una larga mesa, flanqueados por sus consejeros. En la primera reunión regular de la conferencia, Komura presentó los términos de paz japoneses. En realidad, estas eran las propias condiciones de Komura en lugar de las del gobierno japonés porque Komura, sintiendo que sus instrucciones eran demasiado débiles, había decidido incluir la adquisición de Sakhalin y el pago de una indemnización en la categoría de "absolutamente indispensable".

La estrategia de Witte en las conversaciones fue completamente explicada y alabada en sus memorias. A partir de la insistencia de Nicolás de que no debería haber indemnización ni nada "indigno", Witte a lo largo de la conferencia enfatizó que Rusia no fue derrotada y que no estaba pidiendo la paz. Era simplemente que la paz era deseable por razones humanas. También buscó transformar el clima de opinión extranjero, y especialmente estadounidense. Al darse cuenta de que si se pudiera inclinar la opinión norteamericana a favor de Rusia, se podría esperar que Roosevelt persuada a los japoneses de ser más conciliadores, Witte se tragó su disgusto y comenzó a jugar al estilo estadounidense. En sus relaciones con la prensa, dejó de lado la actitud habitual del burócrata ruso y trató de congraciarse con los periodistas suministrándoles la información que necesitaban para sus artículos. En el medio del Atlántico, de camino a la conferencia, Witte concedió una entrevista a un periodista británico. Esta entrevista, descrita como la "primera entrevista en el Atlántico medio", fue transmitida por radio, y esta nueva maravilla tecnológica atrajo a una gran audiencia internacional a los pensamientos de Witte sobre las próximas negociaciones.

En Portsmouth, Witte y Komura acordaron en privado que las dos partes limitarían sus comunicados de prensa a declaraciones que ambas partes aprobaron, pero Witte, sin embargo, se reunió con corresponsales de prensa para dar su versión de la historia. Por lo tanto, estos corresponsales comenzaron a considerar a la delegación rusa como amigable y franca, y a los japoneses como reservados y hostiles, y este sentimiento se reflejó en sus informes y artículos. Como la mayoría de los periódicos japoneses dependían de las agencias de prensa estadounidenses para sus noticias de la conferencia (el gobierno japonés, como de costumbre, era muy reservado), la conducta de Witte significaba que las noticias que llegaban al público japonés solían ser originadas por él mismo.

Witte también se ocupó de conciliar a la comunidad judía estadounidense, que era influyente y podía determinar el éxito de cualquier nuevo intento ruso de obtener préstamos en el mercado estadounidense. Mostrando cierto coraje y adaptabilidad, Witte visitó la comunidad judía rusa donde defendió las políticas rusas en presencia de personas que habían abandonado Rusia para escapar de la discriminación y la violencia antijudías del gobierno de Nicolás. Como se sabía que Witte se oponía al antisemitismo gubernamental, su recepción no fue antipática.

Con su abundante apretón de manos y sus relaciones cuidadosamente cultivadas con la prensa, Witte demostró que entendía los factores importantes del éxito político en Estados Unidos. No hay evidencia de que haya besado a ningún bebé, pero parece que abrazó al menos al conductor de su vagón privado. Probablemente, la conducta de Witte tuvo menos efecto en el resultado de la conferencia de lo que afirmó, pero fue un esfuerzo valiente.

Fuente: Russia Against Japan, 1904-05. A New Look at the Russo-Japanese War. J. N. Westwood. State University of New York Press.
THE RUSSO-JAPANESE WAR. Primary Causes of Japanese Success. Vice Admiral Yoji Koda, Japan Maritime Self-Defense Force.

Saludos. Raúl M :carapoker:.
Avatar de Usuario
Tigre
Lieutenant General
Lieutenant General
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Dom 23 Dic 2007 2:29
Mensajes: 6440
Ubicación: Argentina
Medallas: 7
Argentina (ar)

Re: La guerra ruso-japonesa de 1904-1905

Notapor Tigre el Jue 22 Feb 2018 20:23

Hola a todos :D; algo más......................

Rusia contra Japón, 1904-05.

La paz y su secuela.

Después de varias sesiones de la conferencia, era evidente que se podía llegar a un acuerdo sobre el papel principal de Japón en Corea, sobre la evacuación por ambas partes de Manchuria y sobre la cesión de Port Arthur y la Península de Liaotung hacia Japón (lo que China pensó sobre esto último no fue considerado muy importante por Rusia o Japón). Pero la insistencia de Komura en la transferencia de Sakhalin a Japón, y el pago de una indemnización por parte de Rusia, llevaron la conferencia a una crisis. Nicolás se mantuvo firme en que 'ni un kopek ni una pulgada de tierra rusa' deberían pasar a Japón, mientras que Komura, aunque estaba dispuesto a hacer concesiones (como reemplazar la palabra 'indemnización' por 'reembolso') no cedería en asuntos importantes. Que Komura en estas dos demandas estaba expresando sus propios deseos, y no los de su gobierno (que consideraba los dos asuntos como relativamente importantes), no era conocida por la delegación rusa. Sin embargo, esta ignorancia no tenía importancia ya que el gobierno ruso, en constante contacto telegráfico con Witte, no tenía ninguna intención de ceder.

A fines de agosto, la conferencia se aproximaba a un colapso. Witte ordenó que se le mantuviera listo un vagón de tren privado, y Komura hizo una donación a una organización benéfica local en agradecimiento por la hospitalidad de Portsmouth. Detrás de escena Roosevelt estaba en contacto con ambas delegaciones; quería que la conferencia tuviera éxito, quería evitar la inminente intervención de Gran Bretaña, Francia y Alemania en el papel de mediadores adicionales y, si la conferencia fracasaba, prefería que la culpa recayera sobre Rusia.

Witte estaba dispuesto a permitir que la conferencia fracasara en el tema de la indemnización, ya que el mundo seguramente condenaría a Japón por continuar la guerra simplemente por dinero. Por otro lado, si la conferencia fallaba sobre el tema de Sakhalin, Rusia perdería simpatía, porque Sakhalin estaba ocupada por Japón, estaba cerca de Japón y controlaba el estrecho de La Perouse, que era estratégicamente importante para Japón. Por esta razón, impulsado por el embajador estadounidense en San Petersburgo, el gobierno ruso decidió ofrecer un compromiso: Sakhalin se dividiría, con la mitad sur yendo a Japón. Mientras tanto, Komura telegrafió a su gobierno el 26 de agosto, diciendo que la conferencia estaba a punto de romperse sobre la indemnización y los problemas de Sakhalin, y recomendando que no se hagan concesiones sobre estos dos; él argumentó que el honor de Japón se dañaría si, después de haber insistido continuamente en estos dos puntos, finalmente admitiera que no eran vitales después de todo.

La recepción de este telegrama en Tokio fue seguida por una serie de febriles y largas reuniones en las que participaron el gabinete, los estadistas de más edad y los jefes de estado mayor. En una reunión final, con el Emperador presidiendo, el ministro de guerra declaró que debido a la escasez de oficiales, Japón no podía continuar la guerra, y el ministro de Finanzas dijo que sería imposible recaudar fondos adicionales. Finalmente, aceptando lo inevitable, el gobierno telegrafió a Komura: "nuestro gobierno imperial está decidido a concluir la paz durante las negociaciones actuales por cualquier medio necesario". Komura recibió instrucciones de ofrecer a cambio de Sakhalin el retiro de la demanda de una indemnización, pero no de suspender las negociaciones si se rechazaba esta oferta. Si los rusos se negaban, Komura calladamente persuadió a Roosevelt de apelar públicamente al gobierno japonés para que retirara la demanda de Sakhalin 'por el bien de la humanidad y la paz'. Si el Presidente no aceptaba hacer esto, Komura debía retirar la demanda.

En el momento en que se envió este telegrama, Tokio no sabía que Rusia estaba dispuesta a ceder la mitad sur de Sakhalin. Cuando se conoció este hecho, se envió apresuradamente un telegrama para enmendar la concesión final, lo que limitaba la voluntad de Japón de renunciar a Sakhalin en la parte norte de esa isla. El 29 de agosto, un decepcionado Komura y un Witte satisfecho finalmente acordaron los términos de paz, sin indemnización y una partición de Sakhalin.

El tratado de paz se firmó el 5 de septiembre de 1905. Witte regresó a casa con una cálida bienvenida, y Nicolás le confirió el título de conde. La bienvenida de Komura fue bastante menos que cálida. A pesar de que había hecho todo lo posible para arruinar las perspectivas de paz con su insistencia en una indemnización, fue condenado en voz alta por el pueblo japonés y la prensa como un "blando" que había humillado a su nación.

Fuente: Russia Against Japan, 1904-05. A New Look at the Russo-Japanese War. J. N. Westwood. State University of New York Press.
THE RUSSO-JAPANESE WAR. Primary Causes of Japanese Success. Vice Admiral Yoji Koda, Japan Maritime Self-Defense Force.

Saludos. Raúl M :carapoker:.
Avatar de Usuario
Tigre
Lieutenant General
Lieutenant General
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Dom 23 Dic 2007 2:29
Mensajes: 6440
Ubicación: Argentina
Medallas: 7
Argentina (ar)

Re: La guerra ruso-japonesa de 1904-1905

Notapor Tigre el Jue 01 Mar 2018 21:47

Hola a todos :D; algo más......................

Rusia contra Japón, 1904-05.

La paz y su secuela. Japón.

La prensa japonesa siempre había considerado prematuras las conversaciones de paz y sospechaba de sus procedimientos. Fue, como siempre, mal informada. Había enviado corresponsales a Portsmouth, pero muchos de ellos solo podían hablar su propio idioma, lo cual era de poca utilidad porque los delegados japoneses no deseaban hablar con ellos. Sus pocos reportes realmente informativos fueron cruelmente censurados por los supervisores del gobierno en los telegramas recibidos, de modo que ni siquiera los editores de los periódicos los vieron. El público japonés había sido llevado a esperar grandes cosas de las conversaciones de paz; todos contaban con una indemnización, y muchos creían que esta indemnización se repartiría entre la gente. Sin una indemnización parecía imposible restaurar la economía devastada por la guerra y sacar a la gente común de las privaciones que la guerra había traído.

Las primeras noticias de la paz y del retiro de la demanda de una indemnización llegaron con ediciones especiales de dos periódicos de Tokio. Evidentemente, los editores habían quedado destrozados por las noticias, ya que no daban ningún comentario, simplemente imprimían los hechos en los titulares. Algunas oficinas de periódicos ponían banderas bordeadas con crespones de luto. En Yokohama, se dijo que solo dos personas habían izado banderas para celebrar la paz, y ambos eran franceses.

El 5 de septiembre, justo cuando se firmaba el tratado en Portsmouth, y a una temperatura de 96 grados Fahrenheit a la sombra (aprox. 36º C), las multitudes se congregaron para una manifestación masiva contra la paz en el Parque Hibiya en Tokio. Se encendió un petardo para abrir el proceso, tocó una banda, se lanzaron globos con consignas antigubernamentales y anti-paz y se hicieron discursos feroces. Después de media hora explotó un segundo petardo, se tocó el himno nacional, se gritaron tres 'banzais' y la reunión terminó. Luego, los participantes marcharon hacia el palacio del Emperador, haciendo uso del derecho tradicional, aunque no ejercido, de las personas para apelar directamente al Emperador. Este movimiento tomó a la policía por sorpresa. Temiendo que la multitud con su banda de música y pancartas dañaran los macizos de flores imperiales, la policía se movilizó. La multitud se indignó, se sacaron las espadas y comenzó el disturbio anti-occidental de Tokio.

El orden no se restableció hasta la tarde del día siguiente, cuando la mayoría de las comisarías, muchas iglesias, varias oficinas de periódicos y algunos tranvías habían sido quemados por las turbas. Seis superintendentes de policía, 26 inspectores, 422 policías y unos 40 bomberos y soldados habían resultado heridos para cuando la ley marcial y las fuertes lluvias pusieron fin a los disturbios. Unos días más tarde hubo una explosión de una santabárbara a bordo del buque insignia de Togo el Mikasa, que se hundió en aguas poco profundas. Muchos atribuyeron esto al sabotaje de opositores fanáticos de la paz, pero el agregado naval británico informó que el descuido era una causa más probable.

Fuente: Russia Against Japan, 1904-05. A New Look at the Russo-Japanese War. J. N. Westwood. State University of New York Press.
THE RUSSO-JAPANESE WAR. Primary Causes of Japanese Success. Vice Admiral Yoji Koda, Japan Maritime Self-Defense Force.

Saludos. Raúl M :carapoker:.
Avatar de Usuario
Tigre
Lieutenant General
Lieutenant General
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Dom 23 Dic 2007 2:29
Mensajes: 6440
Ubicación: Argentina
Medallas: 7
Argentina (ar)

Re: La guerra ruso-japonesa de 1904-1905

Notapor Tigre el Jue 08 Mar 2018 20:40

Hola a todos :D; algo más......................

Rusia contra Japón, 1904-05.

La paz y su secuela. Rusia.

Cuando Witte regresó triunfante a su hogar en San Petersburgo después de las negociaciones de Portsmouth, llegó durante una huelga. Los disturbios que habían comenzado en enero de 1905 aún no habían sido resueltos definitivamente. En el campo y en las zonas no rusas del Imperio, la situación había empeorado. Una nueva ola de huelgas, incluida una huelga en los ferrocarriles indispensables, forzó a que Nicolás, según un asesoramien de Witte, diera a su pueblo una medida de gobierno constitucional. Esta concesión, que dividió a la oposición de la clase media de la oposición de la clase trabajadora, junto con el uso de tropas para reprimir la disidencia por parte del régimen, finalmente trajo la paz interna. Pero parte del ejército y la marina se unieron a los rebeldes. Hubo motines navales menores en Vladivostok, Sevastopol y Kronstadt, y un motín mucho más inquietante en el ejército de Manchuria cuando regresaba a casa.

En octubre de 1905, el ejército ruso en Manchuria superó los 1.000.000 de hombres, y el ferrocarril no fue capaz de devolver a estos hombres a la Rusia europea en menos de unos diez meses. Como las tropas ya estaban descontentas, la decisión sobre qué tropas enviar a casa primero fue una decisión dolorosa y peligrosa. A pesar de la oposición de sus colegas, Linievich decidió que los reservistas deberían ser licenciados del resto del ejército y enviados a casa primero. Estos eran los hombres más problemáticos, y presumiblemente Linievich deseaba deshacerse de ellos lo antes posible. Él justificó la decisión sobre la base de la justicia natural, pero Kuropatkin señaló que las tropas regulares que habían estado en el Este desde 1904 tenían un derecho moral aún más fuerte para irse a casa primero.

La decisión de Linievich fue desastrosa. Los reservistas ya descontentos fueron enviados a casa, sin la compañía de ninguna de las tropas regulares más firmes, y en el camino fueron fácilmente persuadidos por los agitadores para unirse a los huelguistas. Los comités de huelga ferroviarios tenían el poder de decidir qué trenes pasaban y cuáles eran detenidos, y también controlaban la línea de telégrafos. El caos resultante significó que la desmovilización se detuvo, causando la pérdida adicional de la moral entre las tropas que aún se encontraban en Manchuria. La situación fue solo parcialmente remediada charteando barcos para llevar a algunas de las tropas a casa por mar. En efecto, las tropas amotinadas y los huelguistas controlaban el ferrocarril, y por lo tanto Siberia. No fue hasta que un tren lleno de tropas regulares al mando de Rennenkampf fue enviado al oeste desde Harbin, y otro tren hacia el este desde los Urales, con el fin de arrestar, colgar o fusilar a los rebeldes en cada estación, el orden fue restaurado.

La mayoría de los historiadores coinciden en que Rusia tuvo que aceptar la derrota y poner fin a la guerra debido a los disturbios internos y la creciente dificultad de obtener préstamos extranjeros en condiciones favorables. Esta opinión colectiva es probablemente incorrecta; En vista de lo que sucedió en Rusia después de que se hizo la paz, parece probable que al gobierno ruso se le hubiera aconsejado mejor continuar la guerra, luchar al menos una batalla más. Una victoria casi seguramente se habría ganado, gracias al aumento de la fuerza rusa y al agotamiento de los recursos de Japón. Tal victoria habría impulsado inmediatamente la popularidad del gobierno en el país y su solvencia en el exterior. Los generales habían expresado enérgicamente esta opinión, y los generales, que buscan restaurar su reputación, no siempre están equivocados.

Fuente: Russia Against Japan, 1904-05. A New Look at the Russo-Japanese War. J. N. Westwood. State University of New York Press.
THE RUSSO-JAPANESE WAR. Primary Causes of Japanese Success. Vice Admiral Yoji Koda, Japan Maritime Self-Defense Force.

Saludos. Raúl M :carapoker:.
Avatar de Usuario
Tigre
Lieutenant General
Lieutenant General
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Dom 23 Dic 2007 2:29
Mensajes: 6440
Ubicación: Argentina
Medallas: 7
Argentina (ar)

Re: La guerra ruso-japonesa de 1904-1905

Notapor sanpifer el Vie 16 Mar 2018 19:37

Tigre escribió:..."Escuadrón enemigo avistado Grilla 203, aparentemente con rumbo al paso oriental"


Grilla se refiere a "cuadrante" o "cuadrícula"??
"Napoleón lo ignora todo de España. Cree que los españoles se alegrarán de verse librados de un soberano ridículo, unos frailes lunáticos y una nobleza codiciosa. Pero se encuentra con un pueblo religioso, patriota, que no teme a la muerte ni infligirla, para quienes el honor lo es todo." André Maurois.

1401.Ganador 1 vez (1)3002.Haber superado 500 post (1)
sanpifer
Master Sergeant
Master Sergeant
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Jue 14 Sep 2006 21:46
Mensajes: 740
Ubicación: Valencia
Medallas: 2

Re: La guerra ruso-japonesa de 1904-1905

Notapor Tigre el Vie 16 Mar 2018 21:20

Hola sanpifer :D; todo una cuestión...............en inglés el texto original dice "Sighted Square 203 enemy squadron apparently bearing eastern passage" con lo cual para mí tiene más que ver con cuadrícula, antes que cuadrante, que sería una posición con respecto a un eje de coordenadas o también a un rumbo (bearing). Aparte esto fue transmitido por radio con lo cual le estaba transmitiendo una cuadrícula, sino debería haber dado rumbo y distancia. Saludos. Raúl M :carapoker:.
Avatar de Usuario
Tigre
Lieutenant General
Lieutenant General
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Dom 23 Dic 2007 2:29
Mensajes: 6440
Ubicación: Argentina
Medallas: 7
Argentina (ar)

Anterior

Volver a Principios del siglo XX y periodo de Entreguerras

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: Tier16, Triton y 11 invitados