Leyendas, mitos, sucesos paranormales...

Historia Militar 1914-1918

Moderador: Schweijk

Avatar de Usuario
Satur
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 13897
Registrado: 10 Mar 2007 12:53
Ubicación: Las Palmas, España
Agradecimiento recibido: 3 veces

Mensaje por Satur »

Perdón, siempre me disperso :oops:

Volviendo al tema, recordemos que la Primera Guerra Mundial originó un renacimiento del tema espiritista, seguramente por los deseos de muchas familias de recibir mensajes de sus hijos o maridos muertos en combate en plena juventud.

También aumentó el gusto por las culturas orientales que tuvo su auge en los años 20, quizas como reacción al desengaño en las ideas de la Belle Epoque.


Cuando el líder eficaz ha dado por terminado su trabajo,
la gente dice que todo ocurrió de un modo natural.
LAO TSE.

--------------------------------------
Ab insomne non custita dracone

Avatar de Usuario
nachete
Sargento
Sargento
Mensajes: 320
Registrado: 18 Dic 2007 21:49
Ubicación: Huesca

Mensaje por nachete »

Sobre la ouija, sí en francés y sí en alemán, también había oído la cantidad impresionante de madres y mujeres que la realizaban al terminar la guerra. Por una parte es comprensible por su anhelo, aunque eso no es un juego ni mucho menos y muchas acabaron un tanto "tocadas". Por cierto y saliéndome del tema un poco: me parece una vergüenza que hoy día se vendan ouijas en tiendas de los veinte duros como si fueran juegos de mesa tales como el risk o algo así. En fin... a dónde vamos a llegar.

Volviendo al tema, me parece interesante comentar que hace cosa de medio año se ha conseguido en una universidad de Alemania algo asombroso. una voluntaria estudiante se prestó para que le conectaran unos electrodos y, mediante impulsos eléctricos han logrado reproducirle una aparición. Me explico, que consiguieron que ella alucinase y "viese" un espíritu delante de ella y absolutamente real para la misma. Y digo yo que si estás años matándote a la bayoneta no hacen falta electrodos para estimularte (creo que explico). A ver quién se ha tragado mi discursito, jaja
El esfuerzo ahorra sangre.

Responder

Volver a “Historia Militar General”