Otras gentes en la Guerra

Historia Militar 1936-1939.

Moderador: fco_mig

Responder
harry_flashman
Teniente General
Teniente General
Mensajes: 6191
Registrado: 04 May 2005 16:58

Parches

Otras gentes en la Guerra

Mensaje por harry_flashman »

Mi abuelo materno no era muy de izquierdas pero hizo la guerra con la República "porque me tocó la zona, como mucha gente con unos y con otros", decía. A veces contaba un chiste que me figuro que estará muy oído, pero decía que se contaba en el frente cuando no había comunistas cerca y a veces cuando había alguno, pero era amigo. Era que en un pueblo estaban dando una charla los del partido y preguntaban a ver si se había entendido "Tu, camarada ¿qué harías si tuvieras dos vacas?" "Pues camarada, una me la quedaba yo y otra se la daba al partido" "Bien. Y tú, camarada ¿Qué harías si tuvieras dos casas?" "En una vivíría yo y otra la donaba al partido" "Bien ¿Y tú, camarada, que harías si tuvieras dos bicicletas?" y contesta ese "No me jodas, camarada, que dos bicis sí que tengo".

Pues eso ¿Sabemos más cosas acerca del humor en la guerra? En los dos bandos había publicaciones oficiales, como La Ametralladora en el franquista, que dio paso a la revista La Codorniz, pero me interesa más los chistes que se contaban los soldados en ambos lados, o sucesos similares...
Última edición por Noviscum Deus el 20 Sep 2012 22:21, editado 1 vez en total.
Razón: Cambio título a petición del forero


¡¡Gritemos bien alto Arriba España y Viva Franco antes de poner el pie en esta tierra de cabrones!! (General Moscardó, presidente del COE, a la delegación española a los JJOO de Londres-48)
"Hitler es un hombre extraordinario. Moderado, sensible, humanista y lleno de grandes ideas" (Francisco Franco a Pedro Teotónio Pereira, 1940).
Groucho lo llevaba escrito. Tip no.

harry_flashman
Teniente General
Teniente General
Mensajes: 6191
Registrado: 04 May 2005 16:58

Parches

Re: Humor y chistes en la guerra

Mensaje por harry_flashman »

Me permito salirme un poco de mi propio tema dado que no tiene mucho desarrollo y pasar a hablar de un personaje que no tuvo gran intervención militar en la Guerra Civil. Sin embargo, se hizo famoso durante la misma, vistió uniforme durante parte de su vida y los avatares militares tuvieron parte importante en la formación de su personalidad. Es un personaje ahora totalmente olvidado, pero que en su tiempo -no hace tanto- fue famosísimo y es, sin lugar a dudas, lo que hoy llamaríamos uno de los frikis más importantes de la historia de España y si hubiera nacido 50 años después, hoy no saldría de los platós de televisión. Hablo de Gonzalo Mena Tortajada, que en su tiempo fue más conocido como Daja-Tarto, el Fakir.
¡¡Gritemos bien alto Arriba España y Viva Franco antes de poner el pie en esta tierra de cabrones!! (General Moscardó, presidente del COE, a la delegación española a los JJOO de Londres-48)
"Hitler es un hombre extraordinario. Moderado, sensible, humanista y lleno de grandes ideas" (Francisco Franco a Pedro Teotónio Pereira, 1940).
Groucho lo llevaba escrito. Tip no.

harry_flashman
Teniente General
Teniente General
Mensajes: 6191
Registrado: 04 May 2005 16:58

Parches

Re: Humor y chistes en la guerra

Mensaje por harry_flashman »

Gonzalo Mena Tortajada nació en Cuenca, en 1904, en el seno de una familia de no gran nombre ni fortuna. De su primera infancia no se recuerda más que el hecho de tener cuatro hermanos y que mientras la Gran Guerra llamaba a las puertas de Europa y Amadeo cumplía diez años, su padre consiguió cambiar su empleo de Sastre por una plaza de portero en la Dirección General de Seguridad de Madrid. Allá se trasladó la familia Mena. Sin embargo, a despecho de la importancia del puesto paterno, Gonzalito se manifestó de natural levantisco. Ni colegios, ni pescozones, ni leches. Acabó en un correcional, del que salió a los catorce años, lleno de sueños y ganas de aventura. Él iba a ser, como tantos chavales de la época, torero. Se llamaría Arenillas de Cuenca así que, ya sentada la cabeza, empezó a trabajar de botones de hotel, mientras iba a cuantas capeas y corridas había, buscando una oportunidad y tirándose como espontáneo, saliendo las más de las veces apaleado, ya fuera por los toros o por la fuerza pública. "Van a dar lugar a que no toree más en esta plaza" se cuenta que dijo en cierta ocasión a quienes le echaban a patadas. Como la oportunidad no llegaba, decidió ver mundo. Se embarcó de polizón en un barco, en Málaga, pensando ir a América. Pero a donde llegó fue a Melilla. Allí se enroló en el primer trabajo que encontró, que fue de pinche de cocina en un cuartel. Y al poco se encontró en un muelle de la ciudad, esperando ansioso algún barco que les alejase de las amenazadoras huestes de Abd el Krim, que tras masacrar a las guarniciones de Annual se aprestaban para arrasar Melilla.
Gonzalo contaba en una entrevista de los años 50 que tuvo el honor de ver desembarcar al Generalísimo Franco al frente de la Legión pero, tras aclamar a los legionarios, en vez de hacer honor a su puesto siquiera lejanamente militar, se apresuró a poner el Mediterráneo por medio entre la morisma y él. Acabado así su primer episodio militar, pasó inmediatamente al segundo.
¡¡Gritemos bien alto Arriba España y Viva Franco antes de poner el pie en esta tierra de cabrones!! (General Moscardó, presidente del COE, a la delegación española a los JJOO de Londres-48)
"Hitler es un hombre extraordinario. Moderado, sensible, humanista y lleno de grandes ideas" (Francisco Franco a Pedro Teotónio Pereira, 1940).
Groucho lo llevaba escrito. Tip no.

harry_flashman
Teniente General
Teniente General
Mensajes: 6191
Registrado: 04 May 2005 16:58

Parches

Re: Humor y chistes en la guerra

Mensaje por harry_flashman »

Tras haber sido involuntario testigo del Desastre de Annual, a Gonzalo le tocó servira la patria con las armas en la mano, pero en este caso cambiando los calores magrebíes por el Pirineo oscense. Es decir, que le tocó hacer la mili en Jaca. El gusto por la aventura y el exotismo, pese al susto, no le habían abandonado. Aficionado a la lectura, un día tomó de la biblioteca del cuartel un libro titulado "Los misterios de la India". Y lo leyó con atención. Y lo que más le fascinó fue la narración de los hechos de los fakires. Y Gonzalo urdió dos cosas: una, el tan español "eso también lo hago yo". Otro, la idea de rentabilizar el espectáculo de ver a una persona jorobándose vivo con instrumentos de tortura. Y más en un momento en que las ejecuciones públicas ya no estaban de moda, y Primo de Rivera había ordenado, ante la furia del mundo taurino, que los caballos de los picadores llevaran petos que les protegieran de las cornadas con lo que el espectáculo de ver sus tripas desparramadas por la plaza tampoco estaba accesible. El pueblo español llevaba siglos divirtiéndose con la sangre y se la quitaban. Bueno, pues él les daría la suya. Empezó a practicar robando -es verdad- las bombillas del cuartel para comérselas lentamente, acostumbrando a sus muelas y sus intestinos a semejantes manjares. Luego, a practicar las artes del tragasables introduciéndose a lo vivo la bayoneta hasta el esófago. Sorprendido una vez, nadie pensó como se haría ahora que estaba procediendo a una práctica sexual novedosa, sino que sus compañeros pensaron que estaba como una cabra y era más bruto que un arao. Pero él les desmentiría. A Jaca llegó Gonzalo Mena Tortajada, el frustrado Arenillas de Cuenca y de allí salió Daja Tarto, el Fakir.
¡¡Gritemos bien alto Arriba España y Viva Franco antes de poner el pie en esta tierra de cabrones!! (General Moscardó, presidente del COE, a la delegación española a los JJOO de Londres-48)
"Hitler es un hombre extraordinario. Moderado, sensible, humanista y lleno de grandes ideas" (Francisco Franco a Pedro Teotónio Pereira, 1940).
Groucho lo llevaba escrito. Tip no.

harry_flashman
Teniente General
Teniente General
Mensajes: 6191
Registrado: 04 May 2005 16:58

Parches

Re: Humor y chistes en la guerra

Mensaje por harry_flashman »

Cuando se iniciaban los convulsos años 30, Gonzalo volvió a sus peregrinajes pidiendo una oportunidad. Ya había perfeccionado su estilo y además de cristales podía comer piedras, cuerdas, cerillas encendidas y cosas así. Fue recibido por el empresario del Teatro Circo de Price -el de entonces, en la plaza del Rey de Madrid-, que le dio cabida como número fijo y así, acompañando a mitos del circo como Pompoff y Teddy y los hermanos Ramper, se hizo famoso. En aquellos años de escasez -el hambre llegaría tras la guerra- Daja Tarto, acompañado además por una sugerentísima -se cuenta- ayudante -era mozo bien parecido y se echado como novia y casado después con Dionisia Gallardo, una Miss Castilla de la época-, comía cuchillas de afeitar, cigarrillos y cerillas encendidos, sopas de cemento, cristales, subía por una escalera cuyos peldaños estaban formados por afliadísimos sables, hipnotizaba -y ya fuera por sugestión o porque de algón modo lo lograra, parece que a veces tenía éxito- a voluntarios, se dejaba aplastar por piedras de 80 kilos... Todo ello ataviado con turbantes, sedas, gestos pausados y majestuosos y toda la parafernalia orientalizante posible. Corría 1928 y Daja Tarto era ya famosísimo. Hasta tal punto que se convirtió en objeto de estudio médico, que con todo el asombro del mundo comprobaron que semejante dieta y tratamientos no parecían dejarle huellas visibles. Daja Tarto se limitaba a eliminar sus residuos con un purgante veterinario. El cemento, eso sí, le dejaba la piel grisácea, pero él lo paliaba encerrándose bien abrigado en salas ya caldeadas con varias estufas.
¡¡Gritemos bien alto Arriba España y Viva Franco antes de poner el pie en esta tierra de cabrones!! (General Moscardó, presidente del COE, a la delegación española a los JJOO de Londres-48)
"Hitler es un hombre extraordinario. Moderado, sensible, humanista y lleno de grandes ideas" (Francisco Franco a Pedro Teotónio Pereira, 1940).
Groucho lo llevaba escrito. Tip no.

harry_flashman
Teniente General
Teniente General
Mensajes: 6191
Registrado: 04 May 2005 16:58

Parches

Re: Humor y chistes en la guerra

Mensaje por harry_flashman »

En aquellos años de gloria, nuestro fakir era reclamado en todas partes de España y del extranjero. Dado que era también un avezado negociante, decidió unir cada verano su espectáculo al más seguido por entonces: los toros. Daja Tarto iba las plazas, hacía su número y añadió otros como dejarse enterrar en la arena mientras se lidiaba a un ejemplar -alguna vez le pasó que la lidia se retrasó y le sacaron de la fosa más muerto que vivo- y de resultas de ello, le sucedió el más bizarro incidente de su bizarra vida. Sucedió que un día de agosto de 1932, concretamente el día 10, se anunció que Daja Tarto intentaría hipnotizar un toro en la vieja plaza de la Puerta de Alcalá. Y allí llegó el fakir, ahí salió el bicho, pero Daja Tarto no había calculado una cosa: que el toro no sabía que debía estarse quieto y mirarle fijamente. Así que así que vio al fakir -como le ocurrió a Don Tancredo tres décadas antes- le empitonó y le levantó a tres metros de alto o así. La cuadrilla consiguio apartarle del astado y lo llevaron a le enfermería. Allí, temiendo el médico que se le hubiera roto la columna vertebral, le ató a una camilla y ordenó que se le trasladase a un hospital.
Sin embargo, no había ambulancia y se le trasladó en camilla. Bajo un calor sofocante, los camilleros con el pobre fakir inmoviliado salieron Alcalá abajo en busca de la casa de Socorro de Barquillo, debía ser. Pero en el momento de cruzar Cibeles, el grupo sintió que se estaba disparando desde todas partes: Había estallado la Sanjurjada y entre el Palacio de Comunicaciones y el de Bellavista se había armado un tiroteo de mil demonios.
Los camilleros, con muy poca profesionalidad, dejaron a Daja Tarto en el suelo y apretaron a correr. Y mientras duró la intentona, cosa de un par de horas, ahí estuvo Daja Tarto, en medio del fuego cruzado, atado a su camilla mientras la balas silbaban por encima. Cuando al fin se rindieron los revoltosos y policía y ejército tomaron la plaza, entre víctimas y rendidos se encontraron nada menos a que a un fakir, vestido de fakir y atado a una camilla. De la impresión que les causó da idea que la historia llegó hasta Luis García Berlanga, que hizo todo lo posible por incluirla en una de sus películas, pero no encontró un argumento lo bastante disparatado para colarla.
¡¡Gritemos bien alto Arriba España y Viva Franco antes de poner el pie en esta tierra de cabrones!! (General Moscardó, presidente del COE, a la delegación española a los JJOO de Londres-48)
"Hitler es un hombre extraordinario. Moderado, sensible, humanista y lleno de grandes ideas" (Francisco Franco a Pedro Teotónio Pereira, 1940).
Groucho lo llevaba escrito. Tip no.

harry_flashman
Teniente General
Teniente General
Mensajes: 6191
Registrado: 04 May 2005 16:58

Parches

Re: Humor y chistes en la guerra

Mensaje por harry_flashman »

Daja Tarto se recuperó de la cogida y, sin un rasguño del tiroteo, volvió al circo y a sus giras. No queda constancia alguna sobre sus opiniones política, pero el caso fue que el 18 de julio 1936 se encontraba en lo que se llamó Zona Nacional, y fue inmediatamente movilizado, aunque para divertir a las tropas en retaguardia. Es de suponer que se sentirían aliviados al ver a alguien con sufrimientos superiores a los suyos. De la guerra se cuenta siempre que los republicanos motivaban a sus tropas con representaciones de García Lorca y recitales de Neruda, y los nacionales con teatro clásico y ceremonias religiosas. Seguramente será así, pero el caso es que también había diversiones más populares. Unos y otros cantaban 'Morena Clara', que se proyectaba en cines y trincheras de ambos bandos, y divertidísima La Venganza de Don Mendo tenía que ser representada no ya en zona nacional, sino en republicana, donde su autor, Pedro Muñoz Seca, había sido fusilado en los primeros meses de la contienda. Daja Tarto cumplía una de esas misiones de esparcimiento popular.
El caso fue que en una de sus actuaciones, al pobre fakir le gastaron una broma del tipo de la de los paletos de Gila. Cuando iba a efectuar su número de comer cemento, algún graciosillo le cambió el que iba a usar por el cemento rápido de hacer trincheras. Y al pobre Gonzalo le fraguó dentro y encima en la boca. Hubo que separarle las mandíbulas con martillo y cincel. De resultas de aquello, al menos, se puso muelas de oro. Porque los negocios no le iban mal.
¡¡Gritemos bien alto Arriba España y Viva Franco antes de poner el pie en esta tierra de cabrones!! (General Moscardó, presidente del COE, a la delegación española a los JJOO de Londres-48)
"Hitler es un hombre extraordinario. Moderado, sensible, humanista y lleno de grandes ideas" (Francisco Franco a Pedro Teotónio Pereira, 1940).
Groucho lo llevaba escrito. Tip no.

harry_flashman
Teniente General
Teniente General
Mensajes: 6191
Registrado: 04 May 2005 16:58

Parches

Re: Humor y chistes en la guerra

Mensaje por harry_flashman »

No consta si a Gonzalo le dieron al desmovilizarle la Medalla de Sufrimientos por la Patria, aunque bien se la había ganado. Pero volvió al espectáculo con su fama intacta y acrecentada. Viajó por el extranjero durante los años del hambre llevando un tren de vida propio del lujo oriental que aparentaba. Pero en el casino de Estoril una mala racha le dejó casi en la ruina, que decidió compensar como ya sabía: se hizo crucificar en un teatro de Lisboa, y allí estuvo el hombre 400 horas colgado. Con clavos en manos y pies, por supuesto. La cosa le fue tan bien que pensó en repetir el espectáculo, y antes de que se le cerrasen las heridas, habló con un herrero para que le fabricase unos clavos especiales, que pudiese fijar a sus manos con tuercas.
Pero la naturaleza tenía sus propios planes: las heridas abiertas no sólo se le infectaron, sino que se le gangrenaron. Los médicos optaron por amputar cuanto antes pero ah amigos ¿Hablamos de Chuck Norris? ¿De que si la naturaleza se nos opone la venceremos? Pues ahí estaba Daja Tarto. que concibió la idea de echar en un recipiente agua, azufre y otro tipo de sustancias igualmente estomagantes. Lo puso al fuego y cuando el mejunje hirvió, allí que metió las manos. Y ante el pasmo de todo el mundo, las manos no se disolvieron: sólo la gangrena. Y Daja Tarto conservó sus manos.
¡¡Gritemos bien alto Arriba España y Viva Franco antes de poner el pie en esta tierra de cabrones!! (General Moscardó, presidente del COE, a la delegación española a los JJOO de Londres-48)
"Hitler es un hombre extraordinario. Moderado, sensible, humanista y lleno de grandes ideas" (Francisco Franco a Pedro Teotónio Pereira, 1940).
Groucho lo llevaba escrito. Tip no.

harry_flashman
Teniente General
Teniente General
Mensajes: 6191
Registrado: 04 May 2005 16:58

Parches

Re: Humor y chistes en la guerra

Mensaje por harry_flashman »

Pero ya estaba mayor y cansado y un incidente le indujo a dejar el fakirismo: estaba ensayado para meterse un estilete por un agujero de la nariz y sacárselo por un ojo (así como suena) y un despistado que pasó por su lado le dio un golpe con el codo. Resultado: la punta le entró hasta el encéfalo aunque el mayor problema fue un desprendimiento de retina. Pero el cuarentón Daja Tarto cambió el circo por el cine.

(Continuará)
¡¡Gritemos bien alto Arriba España y Viva Franco antes de poner el pie en esta tierra de cabrones!! (General Moscardó, presidente del COE, a la delegación española a los JJOO de Londres-48)
"Hitler es un hombre extraordinario. Moderado, sensible, humanista y lleno de grandes ideas" (Francisco Franco a Pedro Teotónio Pereira, 1940).
Groucho lo llevaba escrito. Tip no.

harry_flashman
Teniente General
Teniente General
Mensajes: 6191
Registrado: 04 May 2005 16:58

Parches

Re: Humor y chistes en la guerra

Mensaje por harry_flashman »

Poco a poco, su fama se fue apagando. Fue extra o incluso secundario en cuatro o cinco películas, pero su verdadera importancia la cobró como encargado de 'promoción' de películas, lo que quedó de las antiguas 'clacs' o 'mosqueteros': si un director o productor quería ambiente extraordinario para un estreno, llamaba a Daja Tarto, que le proveía de varias decenas de incondicionales, capaces de subir en hombros a los actores o tomar el cine por asalto, así como de estarse horas aclamando a quien fuera en la Gran Via. Alguna vez, además, salía en la tele repitiendo algunos de sus números de fakirismo, con bombillas y sables, sobre todo. Qué no hubiera hecho hoy...
En su vejez, Daja Tarto escribió libros sobre filosofía oriental -quizá, como Lugosi, se creyó su papel aunque siempre tuvo los pies sobre la tierra- y sobre todo el hoy inencontrable "Memorias del Enigmático Fakir Daja Tarto". En 1988, después de 84 años de voluntarios padecimientos y dietas delirantes -para que luego digan de la vida sana y alimentación equilibrada- Daja Tarto falleció en Madrid. Cuentan que este hombre de la tristemente trepidante España de la primera mitad del XX dejó muchos amigos.
¡¡Gritemos bien alto Arriba España y Viva Franco antes de poner el pie en esta tierra de cabrones!! (General Moscardó, presidente del COE, a la delegación española a los JJOO de Londres-48)
"Hitler es un hombre extraordinario. Moderado, sensible, humanista y lleno de grandes ideas" (Francisco Franco a Pedro Teotónio Pereira, 1940).
Groucho lo llevaba escrito. Tip no.

Quinto_Sertorio
General de División
General de División
Mensajes: 5965
Registrado: 06 May 2005 21:46

Parches

Re: Humor y chistes en la guerra

Mensaje por Quinto_Sertorio »

Increíble, se está usted quedando con nosotros!!!!


¡¡¡¡ SEGURIDADDDD !!!!!
¡¡A España, servir hasta morir!!

Los hombres se cansan antes de dormir, de amar, de cantar y de bailar que de hacer la guerra -- Homero.

harry_flashman
Teniente General
Teniente General
Mensajes: 6191
Registrado: 04 May 2005 16:58

Parches

Re: Humor y chistes en la guerra

Mensaje por harry_flashman »

Le juro que todo esto es cierto.

Al margen: quisiera cambiar el título del hilo, a "Otras gentes en la Guerra" pues tengo más historias parecidas e igual pueden ser interesantes, por lo que tiene de contar vidas cotidianas (o no tanto) en el periodo bélico. Pero no sé por qué, no puedo hacerlo. Si alguien de administración puede y lo ve conveniente...
¡¡Gritemos bien alto Arriba España y Viva Franco antes de poner el pie en esta tierra de cabrones!! (General Moscardó, presidente del COE, a la delegación española a los JJOO de Londres-48)
"Hitler es un hombre extraordinario. Moderado, sensible, humanista y lleno de grandes ideas" (Francisco Franco a Pedro Teotónio Pereira, 1940).
Groucho lo llevaba escrito. Tip no.

Noviscum Deus
Teniente Coronel
Teniente Coronel
Mensajes: 3589
Registrado: 10 May 2006 10:25
Ubicación: Madinat al-Turab, Balad Balansiya

Medallas

Parches

Re: Otras gentes en la Guerra

Mensaje por Noviscum Deus »

harry_flashman escribió:Al margen: quisiera cambiar el título del hilo, a "Otras gentes en la Guerra" pues tengo más historias parecidas e igual pueden ser interesantes, por lo que tiene de contar vidas cotidianas (o no tanto) en el periodo bélico. Pero no sé por qué, no puedo hacerlo. Si alguien de administración puede y lo ve conveniente...
Hecho.

Buen tema Harry. Increíble la historia de este hombre :lol: .
Como el sastre se sirve de la aguja para juntar retazos, así usé yo de mi espada para unir provincias separadas. Desde que la razón me despuntó, nada me pareció tan odioso como la fragmentación del imperio. Pregunta a mis fronteras si queda algún lugar en poder enemigo. Te contestarán que no; pero si afirmativamente te dijeran, presto allí llegaría enlorigado, empuñando mi espada. Interroga también a los cráneos de los súbditos rebeldes, que brillan a la luz del sol, esparcidos sobre la llanura como calabazas hendidas, te dirán que los he abatido sin descanso.
--------------------------------------
Ab insomne non custita dracone

MENCEY
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 20102
Registrado: 04 Abr 2005 20:33
Ubicación: NIVARIA, EN LAS HESPERIDES
Agradecimiento recibido: 3 veces

Medallas

Parches

Re: Otras gentes en la Guerra

Mensaje por MENCEY »

Un Chiste que se contaba en Tenerife durante los años de la Guerra Civil.

Aclarar que la Capitania General de Canarias se encuentra en la Plaza del General Weyler, ocupa todo un frente, de Santa Cruz de Tenerife.Al otro extremo de la plaza, una calle la mas comercial de la ciudad, hoy calle del Castillo, pero en julio del 36 de Fermin Galan y hasta abril de 1931 de Alfonso XIII, en la esquina de la plaza con la calle, estuvo muchos años una famosa ferreteria, El Martillo.Ocurrio que el General Angel Dolla Lahoz, fue nombrado comadante General del archipielago, su puesto de mando y residencia oficial radicada en el edficio de Capitania General ( mandando a construir por el General Weyler en el XIX), justo al otro lado de la plaza, y enfrente de donde estaba el Martillo.

Salio de todo esto el siguiente chiste:

-Oye Pepe, tu sabias que la Plaza Weyler es Comunista?

Pero que dices muchacho, como va a ser comunista la plaza, tu estas loco...

Si hombre, no ves que esta ¨¨ entre Lahoz y el Martillo :lol: :lol: :burla:
Magnifico,pero esto no es hacer la Guerra

harry_flashman
Teniente General
Teniente General
Mensajes: 6191
Registrado: 04 May 2005 16:58

Parches

Las barbas del capitán

Mensaje por harry_flashman »

Hace poco me contaron la historia del capitán Ynglada, o Anglada, no sé, pariente de parte de mi familia política. El hombre había hecho la carrera militar en los años 10-20, haciendo amistades que en la guerra figuraron en ambos bandos. Él, sin embargo, decidió pasar a la reserva y dedicarse a su carrera de científico. Desconozco exactamente la rama.

El caso es que la guerra le sorprende en zona nacional mientras su familia estaba en Valencia. Él, parece ser, tenía aspecto de sabio despistado, con largas barbas. Fue detenido por una patrulla falangista y salió libre invocando su condición de oficial en la reserva y tambien algunas amistades en el bando que mandaba allí. Al ser liberado le aconsejaron: "afeitese la barba, que así parece un anarquista".

Pero el caso es que estaba intranquilo por la suerte de su familia y cruzó el frente. Allí, tras tomar en contacto con ellos, fue de nuevo detenido. Esta vez salió libre invocando su amistad con el mismísimo general Miaja, que ordenó que en lo sucesivo no se le molestase. Y al soltarle le dijeron otra vez "afeitese usted la barba, que así parece un fraile".

Pero al bueno del capitán no le daba la gana afeitarse, y consiguió conservar sus barbas hasta el final de la guerra. Para protegerse en el Madrid republicano -hasta que consiguió salir del país con su familia- llevaba siempre consigo un documento: una invitación que se le remitió para un congreso científico en la URSS antes de la guerra. A la vista de aquel documento, con las insignias soviéticas y escrito en ruso, todo el mundo quedaba convencido de la lealtad y valía del portador.
¡¡Gritemos bien alto Arriba España y Viva Franco antes de poner el pie en esta tierra de cabrones!! (General Moscardó, presidente del COE, a la delegación española a los JJOO de Londres-48)
"Hitler es un hombre extraordinario. Moderado, sensible, humanista y lleno de grandes ideas" (Francisco Franco a Pedro Teotónio Pereira, 1940).
Groucho lo llevaba escrito. Tip no.

Responder

Volver a “Guerra Civil Española (GC)”