La invasión de Gran Ducado de Luxemburgo en 1914

La lucha terrestre en el Frente Occidental de la Gran Guerra

Moderador: jlchinchilla


La invasión de Gran Ducado de Luxemburgo en 1914

Notapor Erich Hartmann el Lun 20 Jun 2005 18:02

La invasión de Gran Ducado de Luxemburgo

El Gran Ducado de Luxemburgo era un pequeño estado que se hallaba, al igual que ahora, entre Alemania, Bélgica y Francia.

Tenía una extensión de 2587 kilómetros cuadrados y unos 212.000 habitantes aproximadamente.

En 1867 y gracias a la rivalidad entre Francia y Austria, fue reconocida la independencia del Gran Ducado.

La historia de este pequeño estado europeo es sumamente accidentada: pocos países como el Gran Ducado de Luxemburgo han cambiado de dueño con tanta frecuencia.

La ciudadela de Luxemburgo, famosa en la historia, fue sitiada en diversas ocasiones. El duque de Borgoña la tomó en 1443; en 1479 la ocuparon los franceses, que debieron cedérsela más tarde por la fuerza al Marquesado de Baden. Los franceses la tomaron de nuevo en 1543, para rendirla de nuevo a los alemanes al año siguiente.

El Gran Ducado se hallaba en el siglo XVII bajo dominación española, comprendido en el territorio de los Países Bajos.

Al reanudar Luis XIV de Francia la guerra contra el Emperador de Alemania por no haber cumplido el tratado de Nimega, el mariscal De Cregy sitió durante cinco semanas la capital del Gran Ducado y por fin se apoderó de la plaza el 4 de junio de 1684, perdiendo 8000 hombres en la refriega.

El célebre Vanbau dirigió las operaciones de sitio, y este general se encargó de reparar la fortaleza una vez cayó en manos francesas.

El 21 de mayo de 1687 Luis XIV visitó la ciudad y permaneció en ella una semana aproximadamente.

Por el tratado de los Pirineos, celebrado en 1659, el Gran Ducado de Luxemburgo perdió las villas de Thionville, Montmedy, Damvillers, Froix, Marville y Charancy a favor de Francia.

El tratado de Rysvick, de 1897, devolvió a España la posesión del Gran Ducado, salvo las porciones cedidas a Francia por virtud del tratado de los Pirineos.

Al subir al trono de España Felipe V de Borbón, cedió el virreinato de los Países Bajos a Emmanuel de Baviera, transmitiéndole la dominación de Luxemburgo.

En 1713, y por virtud de la paz de Utrecht, confirmada en 1714 por el tratado de Restadt, Austria asumió la soberanía de los Países Bajos españoles, y por virtud de esto ocupó el Gran Ducado, conservándolo bajo su dominación hasta el 20 de julio de 1795, fecha en la que el ejército de la República Francesa se apoderó de la ciudadela después de ocho meses de sitio.

El 1º de octubre siguiente, la Convención francesa declaró oficialmente la anexión del Gran Ducado a la República Francesa, con el nombre de departamento “Des Forets”, y por el tratado de Campo Formio, ultimado dos años después, quedó reconocida la anexión.

Durante el primer Imperio francés de Napoleón, varios dominios del Ducado fueron cedidos como feudos a altos dignatarios y servidores del Gran Corso.

Al llegar el año 1914 y durante la invasión que sufrió Francia, tuvo ésta que retirar su guarnición del Ducado, ocupando el territorio luxemburgués las tropas prusianas.

Más tarde, al reunirse en Congreso de Viena, los límites del Gran Ducado de Luxemburgo fueron modificados, atribuyendo su soberanía al rey de los Países Bajos, aunque el Ducado fue considerado parte de la Confederación Germánica.

A pesar de los acuerdos del Congreso de Viena, el Gran Duque reinante renunció a sus derechos a favor de Prusia, y esta renuncia fue causa después, en 1867, de que Francia estuviese a favor de declarar la guerra a Austria.

En 1830 estalló la revolución en Bélgica y, como consecuencia de este movimiento, sobrevino la anexión de Luxemburgo a la nación belga, hasta que, en 1839 y por virtud de un tratado, el Gran Ducado quedó dividido. Una parte de él se incorporó a Bélgica y la otra fue devuelta a los Países Bajos hasta que por la muerte de Guillermo III sin dejar sucesión, el Gran Ducado Pasó al duque de Nasam con carácter de territorio independiente.

En 1914 el jefe del pequeño estado era la Gran Duquesa María Adelaida, que al entrar las tropas en su país, quedó prisionera. Se dijo tras la invasión que la Gran Duquesa había sido internada y encarcelada en una fortaleza de Alemania. Este rumor quedó pronto desmentido. La soberana conservó su libertad y el gobierno del Kaiser le concedió a ella y a su país una indemnización por los “daños colaterales” producidos durante la invasión por las tropas alemanas.


Saludos cordiales
"No hace mucho me sorprendí a mí mismo con una sensación increíble: estaba hojeando un libro sobre Hitler y al ver algunas fotografías me emocioné: me habían recordado el tiempo de mi infancia; la viví durante la guerra; algunos de mis parientes murieron en los campos de concentración de Hitler; ¿pero qué era su muerte en comparación con el hecho de que las fotografías de Hitler me habían recordado un tiempo pasado de mi vida, un tiempo que no volverá?
Esta reconciliación con Hitler demuestra la profunda perversión moral que va unida a un mundo basado esencialmente en la inexistencia del retorno, porque en este mundo todo está perdonado de antemano y, por tanto, todo cínicamente permitido". Milan Kundera. La insoportable levedad del ser.

1401.Ganador 1 vez (1)1501.Haber enviado 3 artículos (1)2007.Mención especial (1)3001.Haber superado 200 post (1)3054.Mas de 30 post meses  Jul (1)
Avatar de Usuario
Erich Hartmann
Staff Sergeant
Staff Sergeant
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Dom 09 Ene 2005 19:53
Mensajes: 273
Ubicación: Deutsches Reich
Medallas: 5

google adsense
Google
 

Notapor Von Manstein el Lun 20 Jun 2005 20:37

[/list]El tratado de Rysvick, de 1897, devolvió a España la posesión del Gran Ducado


    No me imagino a España consiguiendo que Francia le cediera Luxemburgo en esos momentos. egc1_068 egc1_049 egc1_070 egc1_048 egc1_055 egc1_045 1697
[/quote]
Imagen

Avatar de Usuario
Von Manstein
Private First
Private First
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Sab 31 Jul 2004 11:42
Mensajes: 65

Notapor Erich Hartmann el Jue 23 Jun 2005 14:21

El día 2 de agosto, a las seis de la mañana, fuerzas del octavo cuerpo de ejército alemán se internaron en el Gran Ducado de Luxemburgo, bajo pretexto de proteger los ferrocarriles alemanes allí existentes.

Alemania invadió el Gran Ducado, violando su neutralidad, por los puentes de Revnich y de Basse Brieck, dirigiéndose por el sur del Gran Ducado hacia la Capital. Para esto los alemanes hicieron pasar dos trenes blindados con hombres y material.

Un numeroso contingente de caballería precedió a las fuerzas alemanas destinadas a la invasión. Tras los jinetes penetraron en el territorio de Luxemburgo 35 automóviles con un gran número de oficiales.

La primera acción de las fuerzas invasoras fue la inutilización de las líneas telefónicas y telegráficas.

El número de invasores se calculó desde el primer momento en uno 100.000.

Desde Luxemburgo, una columna alemana, compuesta del regimiento de artillería número 29 junto con seis destacamentos de infantería, avanzaron hacia la frontera francesa, formando 2 alas.

La primera se dirigió por la carretera de Longwy a Arton, atravesando la llanura de Lachiers para aproximarse a la ciudad de Huy, sin tocar la frontera belga.

La segunda ala emprendió el camino por Thalverg y Lachiers, a lo largo de la vía férrea de Longwy a Luxemburgo, que une las vías férreas del Gran Ducado con las del este de Francia.

Esta columna tuvo que retroceder en las cercanías de Goraicourt, al ser atacada por la artillería de la plaza de Longwy.

También la otra columna tuvo que batirse en retirada y con ella los destacamentos de caballería que habían franqueado la frontera para atacar la plaza francesa de Longwy.

Lo primero de lo que se aseguraron las tropas alemanas al entrar en el Gran Ducado fue establecer una gran estación para el desembarco de material de artillería y caballos.

La Gran Duquesa del pequeño estado fue trasladada a Alemania, pero en calidad de prisionera como en un principio de dijo, sino en la de huésped subvencionado por el Imperio Alemán.


Saludos cordiales
"No hace mucho me sorprendí a mí mismo con una sensación increíble: estaba hojeando un libro sobre Hitler y al ver algunas fotografías me emocioné: me habían recordado el tiempo de mi infancia; la viví durante la guerra; algunos de mis parientes murieron en los campos de concentración de Hitler; ¿pero qué era su muerte en comparación con el hecho de que las fotografías de Hitler me habían recordado un tiempo pasado de mi vida, un tiempo que no volverá?
Esta reconciliación con Hitler demuestra la profunda perversión moral que va unida a un mundo basado esencialmente en la inexistencia del retorno, porque en este mundo todo está perdonado de antemano y, por tanto, todo cínicamente permitido". Milan Kundera. La insoportable levedad del ser.

1401.Ganador 1 vez (1)1501.Haber enviado 3 artículos (1)2007.Mención especial (1)3001.Haber superado 200 post (1)3054.Mas de 30 post meses  Jul (1)
Avatar de Usuario
Erich Hartmann
Staff Sergeant
Staff Sergeant
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Dom 09 Ene 2005 19:53
Mensajes: 273
Ubicación: Deutsches Reich
Medallas: 5

Notapor Erich Hartmann el Jue 07 Jul 2005 15:03

Efectos políticos

La ocupación de Luxemburgo, en el terreno político, no se realizó ciertamente sin protestas.

El ministro de estado del pequeño país, Mr. Eychen, una vez que los alemanes pusieron pie en el territorio del Gran Ducado, dirigió la siguiente nota al Presidente del Consejo de la República Francesa:

Tengo el honor de poner en conocimiento de V. E. los hechos siguientes:

El domingo 2 de agosto por la mañana, las tropas alemanas, según informaciones llegadas a este gobierno, penetraron en el territorio luxemburgués por los puentes de Waserbillig y de Revnich, dirigiéndose especialmente al sur del país y hacia la ciudad de Luxemburgo, capital de Gran Ducado.

Un cierto número de trenes blindados, con tropas y municiones, se dirigen por el ferrocarril de Waserbillig a Luxemburgo, donde su llegada se espera de un momento a otro.

Estos hechos implican actos manifiestamente contrarios a la neutralidad del Gran Ducado, garantizada por el tratado de Londres en 1867.

El gobierno luxemburgués no ha dejado de protestar enérgicamente contra esta agresión ante los representantes en Luxemburgo de S. M. el Emperador de Alemania.

Igual protesta va a ser comunicada telegráficamente al Secretario de Estado para los Negocios extranjeros de Berlín.

Luxemburgo, 2 de agosto. Firmado: Eyschen, Ministro de Negocios Extranjeros y Ministro de Estado
.

A pesar de esta protesta, las tropas del Kaiser ocuparon totalmente el Gran Ducado y llegaron a la frontera francesa, cumpliendo sus designios.

A modo de contestación a la propuesta del jefe de gobierno luxemburgués, el jefe del ejército de ocupación alemán dictó la proclama siguiente:

Todos los esfuerzos de S. M. el Emperador de Alemania para preservar la paz han fracasado.

El enemigo ha obligado al Imperio Alemán a desenvainar la espada.

Francia, violando la neutralidad de Luxemburgo, ha comenzado las hostilidades contra las tropas alemanas.

En vista de estas apremiantes circunstancias, S. M. el Emperador ha ordenado a sus tropas de primera línea del noveno cuerpo que penetren en Luxemburgo.

Esta ocupación no tiene más alcance que facilitar el comienzo de las operaciones futuras. Alemania promete formalmente:

1º Que la ocupación sólo será pasajera.

Que la libertad personal y los bienes del pueblo luxemburgués serán guardados y garantizados.

Que las tropas alemanas están habituadas a una disciplina severa

Que todos los gastos serán en moneda corriente en el acto.

Confío en el sentimiento de justicia del pueblo luxemburgués, que deberá convencerse de que S. M. ha ordenado esta invasión sólo por suprema necesidad y forzado por la violación de la neutralidad de Luxemburgo perpetrada por Francia.

Espero por tanto que el Gobierno y el pueblo de Luxemburgo evitarán contratiempos al ejército alemán.

Firmado: Tuff Von Tsth Tschepe und Weidendach
.

La invasión de Gran Ducado, después de la publicación de este documento, fue en progresión ascendente. Las fuerzas alemanas que cruzaron el terreno del Gran Ducado hasta llegar a la frontera francesa se calcularon en uno 100.000 hombres.


Saludos cordiales
"No hace mucho me sorprendí a mí mismo con una sensación increíble: estaba hojeando un libro sobre Hitler y al ver algunas fotografías me emocioné: me habían recordado el tiempo de mi infancia; la viví durante la guerra; algunos de mis parientes murieron en los campos de concentración de Hitler; ¿pero qué era su muerte en comparación con el hecho de que las fotografías de Hitler me habían recordado un tiempo pasado de mi vida, un tiempo que no volverá?
Esta reconciliación con Hitler demuestra la profunda perversión moral que va unida a un mundo basado esencialmente en la inexistencia del retorno, porque en este mundo todo está perdonado de antemano y, por tanto, todo cínicamente permitido". Milan Kundera. La insoportable levedad del ser.

1401.Ganador 1 vez (1)1501.Haber enviado 3 artículos (1)2007.Mención especial (1)3001.Haber superado 200 post (1)3054.Mas de 30 post meses  Jul (1)
Avatar de Usuario
Erich Hartmann
Staff Sergeant
Staff Sergeant
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Dom 09 Ene 2005 19:53
Mensajes: 273
Ubicación: Deutsches Reich
Medallas: 5

Re: I.) 006. La invasión de Gran Ducado de Luxemburgo en 191

Notapor Urogallo el Sab 04 Ene 2014 15:37

Caía el primer país que perdía su libertad.
"Adoro Alemania. Por eso me gusta que haya dos" Charles de Gaulle.

1303.Ganador 3 veces (1)1351. Ganador 1 vez (1)1505.Haber enviado 15 artículo (1)1560.Haber superado 12.000 pos (1)3052.Ayuda const. desarrollo d (1)3054.Mas de 30 post meses  Jul (1)
Avatar de Usuario
Urogallo
General
General
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Jue 06 Nov 2003 10:10
Mensajes: 16218
Ubicación: El foro de los 1.000 años.
Medallas: 6
a_Hist_Confederada (zz)


Volver a Frente Occidental

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: CORONA_71, Trancos-Alatriste y 106 invitados