Eficacia militar en la Primera Guerra Mundial.

Historia Militar 1914-1918

Moderador: Schweijk


Eficacia militar en la Primera Guerra Mundial.

Notapor Tigre el Sab 06 Oct 2018 14:36

Hola a todos :D; algo interesante para compartir.........................................

Eficacia militar en la Primera Guerra Mundial. La 11va División de Infantería Bávara 1915-1918.

A pesar de la derrota de 1918, la guerra táctica de las fuerzas alemanas en los campos de batalla contra una coalición enemiga superior fue a menudo muy efectiva. Las fuertes pérdidas sufridas por los aliados hasta bien entrados los últimos meses de la guerra son prueba de ello. Las tácticas, según Clausewitz, son el arte de comandar tropas y su interacción organizada en el combate de armas combinado en los tipos de combate que caracterizaron la era de la guerra mundial: ataque, defensa y combate retardante. La pregunta sobre las razones de la efectividad táctico-militar de las fuerzas en la batalla está estrechamente relacionada con su capacidad para responder a los múltiples desafíos que enfrentan en la guerra, para aprender y, finalmente, para modernizarse.

Este documento se centra en la 11va División de Infantería Bávara (11º BID), que se estableció en Francia en abril de 1915 bajo el mando del Generalleutnant Paul Ritter von Kneußl (*). A menudo fue empleada en puntos calientes tanto en el frente oriental como en el occidental, y durante un tiempo se consideró incluso una división de élite. Los oponentes occidentales todavía la consideraban una de las divisiones de primera clase del ejército alemán en 1918.

Primero, se describirán las características generales del proceso de modificación de la doctrina táctica en el ejército alemán entre 1915 y 1918. Este desarrollo gradual hacia el moderno combate de armas combinadas se conoce generalmente como una transformación táctica. En el curso de la Primera Guerra Mundial, los alemanes probaron repetidamente procedimientos tácticos innovadores en sectores en el frente del este y en el frente italiano. Sin embargo, al final, las condiciones de ingeniería de la moderna guerra de trincheras en el frente principal en el oeste también fueron cruciales para la 11va División de Infantería Bávara y el proceso de aprender a lidiar y adaptarse a la guerra industrializada.

(*) Paul Ritter von Kneußl estuvo al mando de la 11º BID desde su organización en abril de 1915 hasta agosto de 1918 sin interrupción. Como hijo de un real Bezirksamtmann (**) de Lindau, se unió al ejército bávaro en 1880 sirviendo en todos los niveles de mando y finalmente ascendiendo como oficial de estado mayor al rango de comandante de brigada; En 1914 demostró su valía como comandante de campo en Francia. Aunque el liderazgo principal lo había ignorado originalmente hasta que fue nombrado comandante general de un cuerpo del ejército en junio de 1918, probablemente debido a una declaración desfavorable en su informe de evaluación de 1917 y sus fuertes resentimientos antiprusianos, finalmente logró esta posición de liderazgo en la última etapa de la guerra. Una persona muy importante al lado de Kneußl fue el Maj. Wilhelm Ritter von Leeb, quien se desempeñó como Oficial del Estado Mayor en la 11º BID hasta mayo de 1917; en la segunda guerra mundial se convertiría en Mariscal de Campo.

(**) Bezirksamtmann es un título administrativo alemán de rango gubernativo o inferior, que se traduce aproximadamente como equivalente al oficial de distrito.

Fuente: Strategy "in a microcosm": Processes of tactical learning in a WWI German Infantry Division. Christian Stachelbeck. Journal of Military and Strategic Studies. VOLUME 13, ISSUE 4, Summer 2011

Saludos. Raúl M :carapoker:.
Avatar de Usuario
Tigre
Lieutenant General
Lieutenant General
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Dom 23 Dic 2007 3:29
Mensajes: 7177
Ubicación: Argentina
Medallas: 7
Argentina (ar)

google adsense
Google
 

Re: Eficacia militar en la Primera Guerra Mundial.

Notapor Lutzow el Sab 06 Oct 2018 14:54

Otro hilo interesante, Tigre... :dpm:

Solo hay que ver el número total de bajas de la Entente y de las Potencias Centrales (casi un 50% más entre los primeros) para pensar que los alemanes hicieron un buen trabajo táctico en la Gran Guerra (para compensar que estratégicamente lo hicieron casi todo mal...).

Saludos.
Es mejor permanecer con la boca cerrada y parecer un idiota, que abrirla y confirmarlo...
-----------------------------------------------------
Ab insomne non custita dracone

010.Moderadores eGC (1)011.THE BLUE MAX (1)1001.Próxima revisión día 15 (1)1102.Ganador 2 veces (1)1201.Ganador 1 vez (1)1402.Ganador 2 veces (1)1560.Haber superado 12.000 pos (1)1590.Pregunta Rápida y difícil (1)1591. Concurso: ...corramos un (1)1608.Supera los 15000 ptos (1)2001.Haber traido 1 amigo (1)2003. Tener 9 reseñas acumulad (1)2008.Mención especial (1)2009.Mención especial (1)2507.Mención especial (1)3050.Pregunta rápida acertada (1)3052.Ayuda const. desarrollo d (1)3058.Mas de 50 post Jul. Ago. (1)3070.Post mensaje multiplo 10. (1)3080.Mas de 500 post en Foto y (1)
Avatar de Usuario
Lutzow
Großadmiral
Großadmiral
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Sab 12 Dic 2009 21:03
Mensajes: 42469
Medallas: 20
Ab_SEGGM_alemania_b (fq)

Re: Eficacia militar en la Primera Guerra Mundial.

Notapor RODRIGO1 el Lun 08 Oct 2018 2:32

Tal cual, en el campo de batalla son muy buenos. Fallan en lo anterior.
Para el Sabio no existe la riqueza. Para el Virtuoso no existe el poder. Y para el Poderoso no existen ni el Sabio ni el Virtuoso. (Roberto Fontanarrosa)

3003.Haber superado 1000 post (1)
RODRIGO1
Major
Major
Años miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Dom 19 Feb 2017 16:56
Mensajes: 3057
Medallas: 1
Argentina (ar)

Re: Eficacia militar en la Primera Guerra Mundial.

Notapor Tigre el Sab 13 Oct 2018 12:52

Hola a todos :D; algo más.........................................

Eficacia militar en la Primera Guerra Mundial. La 11va División de Infantería Bávara 1915-1918.

La transformación de la doctrina táctica en el ejército alemán desde 1915 hasta 1918.

En contraste con el frente oriental, las tropas en el oeste estaban alineadas frente a frente en una gran densidad de hombres, material y armas modernas. El personal militar adoptó un enfoque burocrático para gestionar la guerra industrializada desde una distancia segura. Una densa red de transporte permitió que incluso un oponente inferior moviera rápidamente sus reservas para acumular fuerzas con flexibilidad en las secciones amenazadas por ofensivas. Las batallas en el frente occidental en 1915 confirmaron un desarrollo que había sido evidente incluso en las primeras etapas de la guerra: la defensa como una forma de combate apenas era considerada una opción por los militares alemanes antes de la guerra debido al predominio de la ofensiva, pero dominó completamente el campo de batalla en la guerra de trincheras industrializada.

Dado que la situación era un enfrentamiento táctico, la guerra de maniobra operativa ofensiva, que era el tipo de acción que preferían las élites militares alemanas, debe haber parecido un desafío inmenso que difícilmente se podría enfrentar. Esto, por supuesto, no dio lugar a un cese de la lucha. En cambio, las distintas conducciones militares buscaron frenéticamente formas de escapar del dilema táctico con la ayuda de los medios técnicos disponibles en la Primera Guerra Mundial y de terminar la guerra como vencedores. El rápido avance táctico de las defensas fortificadas del enemigo, antes de que el oponente pudiera usar sus reservas de manera efectiva, era una necesidad para hacer la transición a la guerra de maniobra operacional y tratar de decidir el resultado de una batalla.

La movilidad táctica basada en la optimización del fuego y la maniobra se convirtió en el factor decisivo en la batalla moderna no solo en el ataque, sino también en la defensa, que había sido descuidada durante mucho tiempo y predominantemente planeada como una defensa rígida. Entre 1915 y 1918, los alemanes modernizaron gradualmente su doctrina sobre el ataque y la defensa a través de un intercambio de experiencias en ambas direcciones de la jerarquía militar. Se llevó a cabo una transformación táctica como un proceso simultáneo de abajo hacia arriba y de arriba hacia abajo dentro del cual la doctrina y los procedimientos tradicionales e innovadores estaban conectados entre sí en una especie de compromiso. Esta transformación sucesiva comenzó cuando Erich von Falkenhayn era el Jefe del Estado Mayor General y se intensificó considerablemente a finales de 1916 cuando asumió el tercer Oberste Heeresleitung (OHL, el comando supremo alemán) Paul von Hindenburg y Erich Ludendorff.

La base sobre la cual se construyó esta transformación fue más una cooperación intensiva entre todas las ramas y servicios, incluida la fuerza aérea, a nivel de divisiones de infantería uniformemente estructuradas. Esta fue la "unidad de batalla" (Schlachteinheit) para las operaciones de combate de armas combinadas modernas y con frecuencia cambiaron de posición en el frente del cuerpo de ejército en la segunda mitad de la guerra. Esta tendencia hacia las operaciones de combate de armas combinadas móviles estaba efectivamente conectada con la orden tipo misión (Auftragstaktik), un principio de comando que se estableció en el ejército alemán incluso antes de la guerra.

La orden tipo misión se desarrolló a partir de la tradición de Moltke del comando operacional y el control de los ejércitos en el siglo XIX y también se aplicó a los escalones más bajos con el reglamento de instrucción para la infantería de 1906 (Exerzierreglement für die Infanterie) debido a la imprevisibilidad de las situaciones de batalla. Le otorgó al receptor de una orden hasta el nivel táctico elemental un cierto grado de independencia para ejecutar su misión cuando lo considerara oportuno, especificando claramente la intención del comandante. La idea de operar de manera esquemática en la batalla de acuerdo con ciertos procedimientos tácticos fue completamente rechazada y cada comandante tuvo que adaptar su pensamiento a la situación militar.

La idea detrás de las divisiones que adoptaron un enfoque móvil y cooperativo para la batalla fue permitir que el ejército alemán luchara de manera más efectiva haciendo un mejor uso de la potencia de fuego y la tecnología de las armas y, sobre todo, para reducir sus graves pérdidas, que fueron muy difíciles de recuperar con el desarrollo de la guerra. En la batalla, los hombres fueron reemplazados cada vez más por máquinas. Sin embargo, a diferencia de los aliados, el tanque, como encarnación de la potencia de fuego y la maniobra de rápida protección, apenas importaba para los alemanes. El tercer OHL descuidó la producción de tanques a favor de submarinos y aviones que, en su opinión, eran más urgentemente necesarios. Durante mucho tiempo, las tropas y el liderazgo militar opinaron que los vehículos, que eran incómodos y apenas podían moverse por el terreno, eran de poca utilidad a pesar de su impacto en la moral en la batalla.

Fuente: Strategy "in a microcosm": Processes of tactical learning in a WWI German Infantry Division. Christian Stachelbeck. Journal of Military and Strategic Studies. VOLUME 13, ISSUE 4, Summer 2011

Saludos. Raúl M :carapoker:.
Avatar de Usuario
Tigre
Lieutenant General
Lieutenant General
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Dom 23 Dic 2007 3:29
Mensajes: 7177
Ubicación: Argentina
Medallas: 7
Argentina (ar)

Re: Eficacia militar en la Primera Guerra Mundial.

Notapor Tigre el Sab 20 Oct 2018 14:08

Hola a todos :D; algo más.........................................

Eficacia militar en la Primera Guerra Mundial. La 11va División de Infantería Bávara 1915-1918.

La transformación de la doctrina táctica en el ejército alemán desde 1915 hasta 1918.

Las nuevas y continuamente mejoradas regulaciones para el comando, control y entrenamiento, que se basaron en las experiencias de guerra de las tropas, fijaron el proceso de modernización táctica. Ludendorff aceleró este proceso después de finales de 1916, pero no quería establecer la doctrina estándar, basada en el concepto alemán de orden tipo misión, como un esquema rígido para los escalones más bajos. Por lo general, les otorgaban a los comandantes responsables cierta libertad de acción de acuerdo con las regulaciones de antes de la guerra para permitirles continuar en la batalla como estaban acostumbrados a hacer y tomar medidas cuando la situación lo requería.

La transformación táctica en las condiciones de un ejército de masas inadecuadamente entrenado, que la mayoría de las élites alemanas consideraron escépticamente como un "ejército de milicias", de ninguna manera fue sencilla y sin problemas debido al conflicto entre escalones específicos.

Incluso las regulaciones revisadas antes de la guerra eran en su mayoría compromisos que conectaban características nuevas y antiguas de muchas maneras. La conducta de Ludendorff cuando estuvo a cargo del proceso de modernización se caracterizó a menudo por incertidumbres y contradicciones. Las convicciones tradicionales, como nunca renunciar al terreno conquistado en el país enemigo y el concepto clásico de que "retirarse significa derrota", obviamente estaban profundamente arraigadas. Ludendorff rechazó varios requerimientos de las unidades para abandonar el terreno, aunque las regulaciones ya no incluían disposiciones con respecto a la rígida adhesión al principio de mantener el mismo.

Esta ambivalencia también se aplica al concepto de orden tipo misión. Ludendorff instruyó a los escalones superiores en el ejército para cumplir con estas regulaciones y dar más responsabilidad a los escalones subordinados. Pero él mismo se adhirió a un estilo de mando centralista que incurrió en muchas quejas de los comandantes e impulsó significativamente el desarrollo del llamado "estilo de conducción del estado mayor general o del jefe de estado mayor" (Generalstabs-bzw. Chefwirtschaft). Los oficiales del estado mayor del OHL hasta el nivel de división utilizaron esta manera informal, que a menudo incluía el uso de un teléfono para tomar decisiones importantes. A medida que avanzaba la guerra, los comandantes en jefe y los comandantes fueron salteados cada vez más.

Para los comandantes subordinados, lo que importaba era el éxito en última instancia en el campo de batalla y eso le valía un prestigio y reconocimiento como comandante. Si fallaba, sin embargo, un comandante estaba en peligro de ser "vergonzosamente" reemplazado, especialmente durante el mandato de Ludendorff, quien gobernó con puño de hierro incluso entre los rangos más altos del ejército. En estas circunstancias, no es sorprendente que el aprendizaje de la táctica a nivel de comandante de unidad, como muestra el ejemplo de la 11º BID, progresó con bastante cautela y gradualmente entre prácticas bien probadas y nuevos desarrollos.

Fuente: Strategy "in a microcosm": Processes of tactical learning in a WWI German Infantry Division. Christian Stachelbeck. Journal of Military and Strategic Studies. VOLUME 13, ISSUE 4, Summer 2011

Saludos. Raúl M :carapoker:.
Avatar de Usuario
Tigre
Lieutenant General
Lieutenant General
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Dom 23 Dic 2007 3:29
Mensajes: 7177
Ubicación: Argentina
Medallas: 7
Argentina (ar)

Re: Eficacia militar en la Primera Guerra Mundial.

Notapor Tigre el Sab 27 Oct 2018 13:50

Hola a todos :D; algo más.........................................

Eficacia militar en la Primera Guerra Mundial. La 11va División de Infantería Bávara 1915-1918.

El "forjador de la paz" - Verdun 1916.

La batalla a gran escala de Verdún, que se prolongó durante varios meses, sirvió, además de la Batalla del Somme, como un enlace y proporcionó un importante impulso para los desarrollos tácticos que llevaron a las operaciones modernas de combate de armas combinado. En consecuencia, también se convirtió en una experiencia clave, aunque sangrienta, para el comando de la división en el proceso de adaptación y aprendizaje de cómo lidiar con la guerra industrializada.

La ofensiva contra la fortaleza en el río Mosa, que había sido lanzada por el 5º Ejército (Deutscher Kronprinz) a mediados de febrero de 1916, fue la única operación de ataque importante del Ejército alemán hasta la primavera de 1918. Las lecciones aprendidas de los inútiles intentos de romper las líneas enemigas en el oeste en 1915, así como la notoria falta de reservas, llevó al Jefe del Estado Mayor alemán, Falkenhayn, a perseguir una estrategia de desgaste, un paso inusual en vista del pensamiento alemán de comando y control. Al lanzar una ofensiva limitada, esperaba provocar en los franceses la idea de lanzar contraataques en los que sufrirían pérdidas tan grandes que se desangrarían totalmente hasta quedar en blanco, como se llamó cínicamente al proceso, ante la defensa alemana con su fuerte artillería.

De esta manera, combinado con una guerra submarina sin restricciones, quería forzar a los oponentes occidentales, en particular al "archienemigo" Inglaterra, a estar dispuestos a buscar un acuerdo de paz. Sin embargo, muchos oficiales del ejército alemán, incluido Kneußl, no entendieron este tipo de guerra, que estaba dirigida a desgastar al enemigo. Desafiaba el concepto dominante alemán de comando y control, basado en gran medida en la guerra móvil, las batallas de aniquilación y el concepto de envolvimiento.

A medida que continuó, la batalla desarrolló una dinámica de prestigio, que ni siquiera Falkenhayn había previsto. A principios de septiembre de 1916, había desencadenado nuevos ataques alemanes posteriores de 48 divisiones. Al final, 350.000 bajas entre las fuerzas alemanas fueron prueba del sangriento fracaso que redujo el concepto de desgaste de Falkenhayn al absurdo.

Las tácticas de ataque de las fuerzas alemanas en Verdún se basaron en el empleo masivo de fuerzas de artillería superiores, un movimiento ejecutado por primera vez en enero de 1915 cerca de Soissons, combinado con el momento de sorpresa. El uso de calibres pesados estaba destinado a sacudir la moral del enemigo y permitir que las fuerzas de infantería alemanas penetren en las líneas del defensor a través de los cruciales 100 metros de un asalto. Otro objetivo era evitar pérdidas innecesarias. "Lo que se usó en el hierro podría salvarse en sangre", esta fue la conclusión que sacó un general alemán después de la guerra. Este uso masivo de municiones y artillería, incluido el gas venenoso, fue "perfeccionado" por todas las partes en la guerra como modelo para ofensivas operativas y tácticas en una guerra de trincheras.

La base de las llamadas tácticas de Soisson fue el principio de que las fuerzas de infantería y artillería deberían trabajar juntas, un principio que ya se conocía desde el período anterior a la guerra, pero que ahora se implementó más cuidadosamente en términos de tiempo y espacio. La intención era inicialmente hacer posible las operaciones ofensivas tácticas locales en una guerra de trincheras. El 11vo Ejército Alemán (Mackensen) usó esto en el frente oriental cerca de Tarnów-Gorlice en mayo de 1915 en un marco operacional aún combinado con el principio de la orden tipo misión donde fue capaz de lograr un avance frontal. Los alemanes se beneficiaron de una visibilidad clara, un oponente sorprendido que era inferior en las fuerzas de artillería y errores en el mando y control del lado ruso. La 11º BID también tuvo una participación considerable en el éxito en Tarnów-Gorlice.

A pesar de la mejora de la cooperación entre las armas, la infantería sufrió grandes pérdidas como resultado de los ataques tradicionales a lo largo de densas líneas de escaramuzas. Esto se debió en primer lugar a la falta de poder de fuego y, por lo tanto, también a la movilidad de las tropas, que estaban armadas en Tarnów-Gorlice con apenas algo más que fusiles.

Fuente: Strategy "in a microcosm": Processes of tactical learning in a WWI German Infantry Division. Christian Stachelbeck. Journal of Military and Strategic Studies. VOLUME 13, ISSUE 4, Summer 2011

Saludos. Raúl M :carapoker:.
Avatar de Usuario
Tigre
Lieutenant General
Lieutenant General
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Dom 23 Dic 2007 3:29
Mensajes: 7177
Ubicación: Argentina
Medallas: 7
Argentina (ar)

Re: Eficacia militar en la Primera Guerra Mundial.

Notapor Tigre el Sab 03 Nov 2018 12:07

Hola a todos :D; algo más.........................................

Eficacia militar en la Primera Guerra Mundial. La 11va División de Infantería Bávara 1915-1918.

El "forjador de la paz" - Verdun 1916.

Para mejorar la movilidad en la guerra de trincheras, las tropas en el frente occidental habían probado formas innovadoras de tácticas de asalto o tropas de asalto desde el otoño de 1914. Poco a poco, se convirtió en una tendencia a usar escuadrones más pequeños, más móviles, más independientes y más equipados. El fuego y el poder de ataque se dividieron gradualmente y la idea de un combate cooperativo de armas combinadas se transfirió al nivel táctico elemental. Este fue el comienzo de un proceso que Ludendorff más tarde denominó la "individualización de las tácticas". A partir de la primavera de 1915, estas formas innovadoras de tácticas de tropas de asalto se desarrollaron sistemáticamente bajo la égida del OHL mediante fuerzas de élite de prueba, los llamados batallones de asalto, que estaban compuestos por fuerzas especiales de ingenieros e infantería y estaban equipadas con nuevas armas.

Pero no fue hasta 1917-1918 que las mejoras se integraron completamente en las nuevas normas de servicio estandarizadas. Muchos comandantes, por lo tanto, todavía no estaban familiarizados con la acción moderna de armas combinadas durante la Batalla de Verdún. La temeraria presión para avanzar y la tradicional agitación para atacar, independientemente de las pérdidas en el espíritu ofensivo del período anterior a la guerra, de ninguna manera fueron superadas. Hasta 1915, muchos oficiales, incluido Kneußl, todavía sostenían la opinión de que las pérdidas eran un símbolo de "mérito" que aumentaba la reputación o la posición de una unidad.

El Quinto Ejército al menos emitió las directivas para las unidades de primera línea a efectos de establecer equipos de asalto e informes posteriores a la acción que indicaban claramente que las pérdidas deberían reducirse mediante la interacción de las armas. Al mismo tiempo, las divisiones se integraron en estructuras de mando y control claramente centralizadas, especialmente en lo que respecta a las operaciones de artillería, a menudo dejándoles apenas espacio para gestionar las operaciones por su cuenta en la batalla en curso. Esta restricción en el ejercicio de la orden tipo misión dio lugar a severos enfrentamientos entre los comandantes.

Como la 11º BID había participado en la batalla de Tarnów-Gorlice en mayo de 1915, el comando de la división tenía una experiencia considerable en procedimientos innovadores de concentración de artillería. La conversión del procedimiento en órdenes y operaciones en Tarnów-Gorlice proporcionó a los escalones subordinados en la división una cierta libertad de acción a pesar de la coordinación que debía mantenerse con respecto al tiempo y al espacio. Como antes, se debían evitar esquematizaciones rígidas y se debía dejar suficiente espacio para que los comandantes subordinados usaran su iniciativa en la batalla.

A pesar de las profundas reservas del comandante de la división de infantería sobre la artillería, no había duda de que, después de la batalla, había una necesidad de una interacción descentralizada entre las ramas, incluso en los escalones más bajos, para que las operaciones fueran efectivas. En el curso de la batalla, se hizo evidente que, por ejemplo, cuando se ejercía el mando y el control desde la retaguardia, la cooperación inmediata entre los observadores de artillería y los comandantes de infantería o la combinación de fuerzas de infantería y artillería hacia vanguardia era muy importante. Debido al impacto de los inmensos éxitos, en 1915 ya no se observaron razones para desarrollar esta cooperación más allá del grado necesario.

Fuente: Strategy "in a microcosm": Processes of tactical learning in a WWI German Infantry Division. Christian Stachelbeck. Journal of Military and Strategic Studies. VOLUME 13, ISSUE 4, Summer 2011

Saludos. Raúl M :carapoker:.
Avatar de Usuario
Tigre
Lieutenant General
Lieutenant General
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Dom 23 Dic 2007 3:29
Mensajes: 7177
Ubicación: Argentina
Medallas: 7
Argentina (ar)

Re: Eficacia militar en la Primera Guerra Mundial.

Notapor Tigre el Sab 10 Nov 2018 14:00

Hola a todos :D; algo más.........................................

Eficacia militar en la Primera Guerra Mundial. La 11va División de Infantería Bávara 1915-1918.

El "forjador de la paz" - Verdun 1916.

Las operaciones ofensivas montadas por la 11º BID a mediados de marzo de 1916 en la orilla occidental del Mosa en el área de la fortaleza a las afueras de Verdún se vieron mucho más afectadas por el conflicto entre las órdenes cada vez más pedantes desde arriba y el rechazo de esquematizaciones implementando innovaciones, cuando llegaron a lo largo de la cadena de mando. El comando de la división también se encontró en este dilema, y todavía permitió cierta libertad de acción en la implementación de la experiencia de la guerra táctica a pesar de que las rutinas de la unidad a menudo se especificaban con gran detalle.

Siempre dispuesto a mantener su propia libertad, el comando de la división encontró el comando rígido centralizado de la artillería por los escalones más altos, incluso durante la batalla, muy desagradable y molesto. Sin embargo, el comando de la división utilizó todos los medios a su disposición para fomentar la cooperación descentralizada dentro de la división, que desde entonces había sido impulsada por numerosas escuadras de ingenieros y lanzallamas y unidades de ametralladoras. Esto también se aplica a las innovadoras tácticas de las tropas de asalto. Las comunicaciones bien conocidas y los problemas de enlace no fueron ciegamente ignorados, pero hubo advertencias severas de la necesidad de una estrecha cooperación más allá de la brecha mental tradicional entre las armas. El significado claro de las órdenes era que las pérdidas innecesarias debían evitarse. Estos principios básicos de la batalla moderna estaban más allá de toda cuestión para el comando de la división.

En la batalla, la división tuvo éxito inicialmente al dirigir un ataque sangriento contra los franceses el 20 de marzo de 1916 en el bosque de Avocourt al explotar una sorpresa local y aplicar las nuevas tácticas de las tropas de asalto. Más de 2.600 prisioneros pudieron ser tomados. Sin embargo, en la segunda fase, la operación se realizó en terreno abierto contra un defensor con artillería fuerte y defensas de campaña y se convirtió cada vez más en una tragedia sangrienta, en particular debido a que cada nivel de comando tiene imágenes poco claras de la situación. A fines de marzo de 1916, la división lamentó la pérdida de unos 4.000 soldados.

A mediados de mayo de 1916, la división, que estaba tan acostumbrada al éxito, estaba por primera vez a punto de perder por completo su poder de combate y tuvo que retirarse del frente de batalla de Verdún para reconstituirse. Desde junio de 1916 hasta principios de enero de 1917, la división estuvo en el frente oriental en Rusia y Rumania, donde la guerra se libraba a menudo como una guerra móvil, con estándares tácticos más tradicionales y "desde el frente". La división a menudo podía continuar luchando con tanto éxito, como lo había hecho en 1915, ya que las fuerzas opuestas estaban en general menos equipadas que las del oeste, aunque no hizo ningún progreso importante en el aprendizaje táctico hasta que regresó al frente occidental.

Imagen
Situación de la 11º BID durante la batalla de Verdún a fines de marzo de 1916 (entre Avocourt y Maucourt)...................................
https://upload.wikimedia.org/wikipedia/ ... h_1916.png

Fuente: Strategy "in a microcosm": Processes of tactical learning in a WWI German Infantry Division. Christian Stachelbeck. Journal of Military and Strategic Studies. VOLUME 13, ISSUE 4, Summer 2011

Saludos. Raúl M :carapoker:.
Avatar de Usuario
Tigre
Lieutenant General
Lieutenant General
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Dom 23 Dic 2007 3:29
Mensajes: 7177
Ubicación: Argentina
Medallas: 7
Argentina (ar)

Re: Eficacia militar en la Primera Guerra Mundial.

Notapor Tigre el Sab 17 Nov 2018 14:48

Hola a todos :D; algo más.........................................

Eficacia militar en la Primera Guerra Mundial. La 11va División de Infantería Bávara 1915-1918.

Modernización táctica intensificada en 1917/18.

A finales de 1916, el nuevo 3er OHL alemán inicialmente llamó la atención sobre la defensa que hasta ahora se había realizado de forma bastante estática en una línea. La experiencia adquirida en las grandes batallas de 1916 en Verdún y en el Somme sirvió de base para la mejora táctica. En vista de las pérdidas casi insustituibles sufridas, el OHL emitió la pauta de que los comandantes resguardarían sus propias tropas mientras desgastaban al oponente para tener suficientes fuerzas disponibles para lanzar una ofensiva y lograr una decisión en la guerra terrestre. Básicamente, esto no significó nada más que una continuación de la estrategia tradicional de Falkenhayn antes de Verdun, aunque, por supuesto, las tropas ahora debían cambiar de defensa y atacar nuevamente en el oeste, conduciendo la guerra de maniobra.

La defensa estática ahora se transformó paso a paso en la defensa de área elástica, con un mayor intercambio de experiencias con las tropas. La defensa elástica se llevó a cabo sobre una base móvil y por medio de un escalonamiento cada vez más profundo, con una acción ofensiva que se realizaba principalmente mediante reservas. Al mismo tiempo, las pequeñas unidades de combate que actuaban como equipos de asalto, un principio aplicado en cierta medida en Verdun, se integraron a las tropas de combate y se les proporcionaron armas con mayor poder de fuego, como ametralladoras ligeras, lanzallamas, lanzadores de minas y lanzagranadas. La individualización de las tácticas tuvo lugar en el llamado "vacío del campo de batalla". La iniciativa y la independencia hasta el nivel intermedio de mando ahora adquirían automáticamente un significado central renovado, ya que los comandos de retaguardia apenas podían controlar la acción de combate. El OHL intentó utilizar una amplia capacitación y regulaciones estandarizadas para comunicar el concepto sofisticado, que se había desarrollado junto con las tropas, a lo largo de la cadena de mando para formar un "ejército de masas ampliamente calificado".

Los alemanes utilizaron el mismo enfoque para el entrenamiento ofensivo y el combate a principios de 1918. Los elementos probados de sorpresa y evitar fuegos ​​de artillería masivos en la preparación durante días fueron una parte clave de la ofensiva. Se suponía que los nuevos procedimientos de artillería que excluían, por ejemplo, el fuego de registro, siempre un delator, aseguraban que el ataque de artillería fuera mucho más corto pero mucho más intensivo. Tenía la intención de paralizar al oponente y sus estructuras de mando de la nada con fuego que inicialmente fue controlado de forma centralizada por comandos superiores. En las operaciones de combate de armas combinadas móviles y descentralizadas, las divisiones de infantería tenían la intención de abrirse paso rápidamente en Los puntos más débiles del defensor, protegidos por el bombardeo de artillería y aplicando el equipo de asalto o las tácticas de las tropas de asalto. El objetivo era cambiar a una guerra de maniobra. Las elites militares alemanas tradicionalmente pensaban que eran superiores al oponente en la conducción de tal guerra. En consecuencia, el OHL exigió a los escalones más bajos que ejerzan el comando de la misión de manera proactiva y no esquemática, a pesar de todas las estrictas pautas necesarias emitidas desde arriba.

La nueva doctrina táctica también recibió una amplia aprobación dentro del comando de la 11. División de Infantería Bávara, ya que deliberadamente permitía a los comandantes tácticos cierta libertad de acción. Lo mismo se aplica a la pauta de hacer un uso económico de los recursos de personal. Sin embargo, también hubo escepticismo acerca de la intensificación de la guerra de máquinas, especialmente cuando se trataba de una acción evasiva en la defensa y la entrega de terreno. El comando de la división implementó muchas innovaciones tácticas en el entrenamiento y el combate sobre la base de su propia experiencia de guerra y de conformidad con la doctrina revisada, que se aplicaría de manera flexible y apropiada para la situación. No es sorprendente que el comando de división combinara ambivalentemente los enfoques tradicionales e innovadores. Por ejemplo, un plan de defensa que la división desarrolló en septiembre de 1917 contenía una combinación de antiguos elementos rígidos y nuevos elementos móviles e innovadores en la defensa elástica que se ajustaba al terreno. El énfasis en el entrenamiento de combate de la unidad era estar en la acción innovadora de armas combinadas, como el uso de equipos de asalto, y en la promoción de la acción autónoma entre los comandantes subordinados en una defensa que debía llevarse a cabo de forma ofensiva. Al ver que el comando de división percibió una disminución en la calidad de las tropas (tipo milicia), nunca dejó de mantener la disciplina tradicionalmente estricta, ordenando que se mantuviera la instrucción y realizar "inspecciones precipitadas" frente a sus comandantes.

Fuente: Strategy "in a microcosm": Processes of tactical learning in a WWI German Infantry Division. Christian Stachelbeck. Journal of Military and Strategic Studies. VOLUME 13, ISSUE 4, Summer 2011

Saludos. Raúl M :carapoker:.
Avatar de Usuario
Tigre
Lieutenant General
Lieutenant General
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Dom 23 Dic 2007 3:29
Mensajes: 7177
Ubicación: Argentina
Medallas: 7
Argentina (ar)

Re: Eficacia militar en la Primera Guerra Mundial.

Notapor Tigre el Sab 24 Nov 2018 13:12

Hola a todos :D; algo más.........................................

Eficacia militar en la Primera Guerra Mundial. La 11va División de Infantería Bávara 1915-1918.

Modernización táctica intensificada en 1917/18.

Estas acciones del comando de división en realidad parecían bastante normales en vista del hecho de que las regulaciones militares alemanas de antes de la guerra ya habían prescrito una acción flexible en la batalla. La creciente complejidad de los métodos de combate táctico en la guerra industrializada al mismo tiempo elevó el nivel de inseguridad que sentía un comandante ambicioso que se enfocó en vano en la reputación de su división y aún recordaba la imagen clásica de la guerra del siglo XIX: " ¡En la guerra, todo solía ser fácil! ”, Señaló Kneußl en noviembre de 1917 acerca de una de las muchas órdenes tácticas del OHL. La persistencia, por un lado, pero también siempre el juicio crítico y la voluntad de aceptar las innovaciones necesarias y apropiadas por el otro, se alternaron en una forma de liderazgo con maniobras cuidadosas que vino de la presión constante para tener éxito.

Como resultado, el comando de la división tomó un curso intermedio para su propio trabajo en el desarrollo posterior de tácticas. Esto también incluía continuar otorgando a los niveles de mando subordinados cierta libertad de acción de acuerdo con los principios de la orden tipo misión, aunque esto era especialmente difícil de ejecutar cuando se trataba de replegar a las tropas de primera línea en una defensa de área elástica. En este sentido, Kneußl también se mostró escéptico ante el llamado "ejército de milicias". El comando de la división encontró la patronificación y la estricta supervisión de las detestadas órdenes prusianas en el frente occidental siempre molestos y muy desagradables.

Al mismo tiempo, el propio comportamiento de la división hacia los niveles subordinados no dejó dudas sobre su intención de mantener un control estricto de las cosas por todos los medios de enlace y comunicación y al poner disposiciones precisas en las órdenes. La forma de liderazgo que mostraba reflejaba continuamente el conflicto entre la coordinación inevitable desde arriba y la libertad otorgada por la cadena de mando. En caso de fallas, Kneußl, siguiendo el ejemplo de Ludendorff, a menudo tomó medidas implacables contra los comandantes subordinados y los hizo responsables. Los oficiales tenían que temer la pérdida de su mando, o para redimirse, se les dio la oportunidad de restaurar su "honor" y "buena reputación" en la batalla.

Como resultado, el curso intermedio que tomó el comando de la división reveló una voluntad flexible más duradera de aprender en el combate moderno de armas combinadas que contribuyó significativamente a aumentar la efectividad del combate de sus tropas. La condición y la conducta de las propias tropas de la división y, sobre todo, de las tropas del enemigo, así como las condiciones meteorológicas y del terreno, siguieron siendo un factor crucial que influyó en la efectividad del combate de la división. Al montar una forma de defensa de glacis (*) elástica que era adecuada para el terreno fangoso fuera de Paschendaele en Flandes a fines de octubre de 1917, la división mantuvo a su oponente canadiense, que había lanzado "ataques de morder y retener", en algunas secciones a raya y estabilizó su propia frente.

(*) militarmente hablando un glacis es una pendiente suave y despejada que precede al foso de una fortaleza, y que está dominada por los baluartes y otras fortificaciones, desde los que se puede hacer fuego sobre él.

Imagen
Infierno en la tierra, canadienses en Passchendaele.......................................................
https://incredibleimages4u.blogspot.com ... daele.html

Fuente: Strategy "in a microcosm": Processes of tactical learning in a WWI German Infantry Division. Christian Stachelbeck. Journal of Military and Strategic Studies. VOLUME 13, ISSUE 4, Summer 2011

Saludos. Raúl M :carapoker:.
Avatar de Usuario
Tigre
Lieutenant General
Lieutenant General
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Dom 23 Dic 2007 3:29
Mensajes: 7177
Ubicación: Argentina
Medallas: 7
Argentina (ar)

Re: Eficacia militar en la Primera Guerra Mundial.

Notapor Tigre el Sab 08 Dic 2018 13:12

Hola a todos :D; algo más.........................................

Eficacia militar en la Primera Guerra Mundial. La 11va División de Infantería Bávara 1915-1918.

Modernización táctica intensificada en 1917/18.

Durante la contraofensiva aliada en la parte occidental del saliente del Marne a mediados de julio de 1918, los aliados rompieron rápidamente una forma similar de defensa en glacis elástica de la división que había sido mal preparada. Este ataque cerca de Soissons se llevó a cabo sorprendentemente sin el fuego de artillería preparatorio, pero fueron utilizados tanques ya que el terreno favorecía su maniobra. Este golpeó a las unidades alemanas que estaban con baja fuerza efectiva y completamente desgastadas, el resultado fue que fueron arrolladas y algunas de ellas se rindieron pronto. Sin embargo, lograron infligir grandes pérdidas a los atacantes y evitar un avance completo mediante el empleo de reservas.

La artillería sobre el terreno todavía estaba desplegada hacia vanguardia en una formación de ataque, hasta el 18 de julio de 1918, solo estaba incompletamente escalonada en profundidad. Después de inspeccionar el frente, el sorprendido comandante de la división (Kneußl) comentó que las compañías de infantería individuales de la 11º BID "no tenían más de 20 a 25 soldados y 15 soldados como dotación de las ametralladoras en el campo de batalla".

Un mes antes, la división, denominada como División Móvil (División de Ataque) (*), había tenido éxito inicialmente en una ofensiva en la misma área debido a su uso de las tácticas de ataque mejoradas: ganaba terreno y tomaba numerosos prisioneros. Tanto los graves problemas logísticos como la falta de caballos, por un lado, y el rápido despliegue de reservas por parte de los defensores franceses impidieron que se llegara a la guerra de maniobra como se había previsto.

(*) Debido a su papel como divisiones de ataque móviles en un orden de batalla por lo demás rígido, las denominadas divisiones móviles debían recibir con prioridad los reemplazos de personal y caballos que ya eran bastante limitados. Solo se podía llevar el equipo más necesario, se restringió el número de ametralladoras y morteros y se mantuvo una llamada "reserva de comandantes". En comparación con otras divisiones involucradas en la operación, se consideró que la 11º BID era completamente letal, pero no era totalmente móvil según los estándares de una división de ataque, ya que no tenía el suficiente personal hasta el nivel autorizado. La escasez de caballos en todo el ejército tuvo un gran impacto en la artillería, ya que pudo reunir solo el 78 por ciento del número autorizado de caballos.

Imagen
Soldados alemanes, “Sturmtruppen”, en 1918; se nota el uso de la "mochila de asalto" con mínimos elementos y muchas granadas de mano. La mochila de asalto se hacía enrrollando la manta y el paño de carpa alrededor de los elementos de rancho (utensillos para comer), y era por mucho preferida sobre la mochila pesada............................................
https://www.denix.es/es/blog/curiosidad ... 2-de-2-57/

Fuente: Strategy "in a microcosm": Processes of tactical learning in a WWI German Infantry Division. Christian Stachelbeck. Journal of Military and Strategic Studies. VOLUME 13, ISSUE 4, Summer 2011

Saludos. Raúl M :carapoker:.
Avatar de Usuario
Tigre
Lieutenant General
Lieutenant General
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Dom 23 Dic 2007 3:29
Mensajes: 7177
Ubicación: Argentina
Medallas: 7
Argentina (ar)

Re: Eficacia militar en la Primera Guerra Mundial.

Notapor Tigre el Sab 15 Dic 2018 16:00

Hola a todos :D; algo más.........................................

Eficacia militar en la Primera Guerra Mundial. La 11va División de Infantería Bávara 1915-1918.

Conclusión.

El curso intermedio a largo plazo que tomó el comando de la división para manejar su propio desarrollo táctico generalmente no da ninguna razón como para anular la competencia militar e innovadora del ejército alemán por un lado, ni para acusarlo de no poder aprender por el otro. Más bien, reflejaba un enfoque cauteloso, sobrio y no menos pragmático a los complejos desafíos de la inusualmente prolongada guerra industrializada. Es probable que se haya conformado a un sistema militar alemán al que tradicionalmente se le instó a actuar con flexibilidad a pesar de sus rígidas estructuras jerárquicas. El comando de división solo estaba dispuesto a implementar cambios rápidos hasta cierto punto. Por ejemplo, siempre se prestó atención al cumplimiento de los valores y procedimientos tradicionales que creía que habían demostrado su valía.

Las acciones del comando de la división no se basaron tanto en el pensamiento vanguardista, sino en la convicción de que era probable que solo a través del compromiso seguirían siendo eficaces y exitosos en la guerra. La presión para tener éxito y la cuestión del prestigio tuvieron una influencia significativa en la forma en que el comandante de la división ejercía el mando y el control. El curso intermedio táctico tomado en las modernas operaciones de combate de armas combinadas también ayudó a aumentar la efectividad de combate de la división en el frente occidental, aunque en general resultó menos exitoso allí contra un oponente industrializado similar que tenía el mismo poder de combate que contra los oponentes en los frentes orientales y balcánicos. Mirándolo desde una perspectiva a largo plazo, la división no fue de ninguna manera una unidad de élite militar única, ni desde el punto de vista de sus capacidades ni de su personal y material. Más bien, fue un exponente representativo del ejército alemán de masas calificado que Ludendorff aspiraba a establecer.

Fuente: Strategy "in a microcosm": Processes of tactical learning in a WWI German Infantry Division. Christian Stachelbeck. Journal of Military and Strategic Studies. VOLUME 13, ISSUE 4, Summer 2011

Saludos. Raúl M :carapoker:.
Avatar de Usuario
Tigre
Lieutenant General
Lieutenant General
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Dom 23 Dic 2007 3:29
Mensajes: 7177
Ubicación: Argentina
Medallas: 7
Argentina (ar)


Volver a Historia Militar General

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: dupuydumazeldan, Lutzow y 69 invitados