Predadores en el San Lorenzo.

Operaciones navales.

Moderadores: pepero, Mod.Aux.3


Predadores en el San Lorenzo.

Notapor Tigre el Sab 03 Nov 2018 1:27

Hola a todos :D; algo al respecto................................................

Predadores en el río San Lorenzo 1942.

La Batalla del San Lorenzo no fue en realidad una batalla, sino una serie de patrullas efectivas de submarinos que darían cuenta de las mayores pérdidas canadienses en la zona costera. Dönitz reconoció al Golfo como un centro de transporte tanto local como transatlántico, y enviaría seis sumergibles durante seis meses que atacarían siete convoyes, hundirían a veinte mercantes, una nave de transporte de tropas cargada y dos buques de guerra de la Marina Real Canadiense. El punto de resistencia, en lo que se refiere al impacto doméstico, sería el hundimiento del ferry de pasajeros SS Caribou de Sydney a Port-Aux-Basque con la pérdida de 136 personas, incluidos 10 niños.

Los disparos iniciales de la batalla fueron hechos por el U-553 del Kapitänleutnant Karl Thurmann en las primeras horas del 12 de mayo de 1942. Aproximadamente a las 06:15 GMT (aproximadamente a las 03:15 hora del Atlántico canadiense), Thurmann hundió el vapor británico de 5.364 toneladas Nicoya 10 millas al norte de Pointe à la Frégate en la península de Gaspé. Siguió esto unas horas después el hundiendo el barco holandés de 4.712 toneladas Leto en ruta desde el Reino Unido a Montreal. Una hora después, Thurmann reclamó un impacto en un barco de 3.000 toneladas, aunque los registros oficiales no indican ese hundimiento. Las autoridades canadienses iniciaron de inmediato los convoyes y solicitaron al Comando Aéreo del Este que aumentara las patrullas aéreas tanto dentro como fuera del Golfo. Además, el 21 de mayo se apagó el faro de Cape Gaspé, incluidas las balizas exteriores. Sin embargo, en ese momento el U-553 estaba saliendo del Golfo y se dirigió a la Bahía de Fundy y la costa de los Estados Unidos. Sin embargo, la reacción canadiense fue prudente ya que otro submarino pronto tomaría su lugar.

De todas maneras los ataques del 12 de mayo tomaron a todos por sorpresa, incluso a los alemanes. El U-553 recibió la tarea de operar en el Atlántico frente a Terranova. Pero el daño sufrido en la patrulla alentó a Thurmann a encontrar un área tranquila para efectuar reparaciones, por lo que se deslizó hacia el Golfo (*). Su movimiento hacia la entrada del río fue, por lo tanto, fortuito, sobre todo porque la temporada de tráfico apenas había comenzado. La oportunidad de Thurmann fue perfecta.

(*) El 06 de mayo de 1942 a las 16:21 horas reportó que fue atacado por un escolta de un convoy y resultó con daños leves (pero el periscopio de ataque quedó fuera de servicio) y el 07 de mayo a las 19:07 sufrió el ataque de una aeronave, tres explosiones separadas en inmersión. Idem el 10 de mayo a las 23:16........................

Imagen
Sobrevivientes del SS Nicoya llegan a tierra el 12 de mayo de 1942........................................................................
http://www.veterans.gc.ca/eng/remembran ... maple-leaf

Fuentes: Subs, Spies, and Weather Stations: U-Boat Activity off Canada's East Coast During The Second World War.
https://legionmagazine.com/en/2012/02/t ... y-part-49/
https://historisches-marinearchiv.de/pr ... var2=wert2

Saludos. Raúl M :carapoker:.
Avatar de Usuario
Tigre
Lieutenant General
Lieutenant General
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Dom 23 Dic 2007 2:29
Mensajes: 6853
Ubicación: Argentina
Medallas: 7
Argentina (ar)

google adsense
Google
 

Re: Predadores en el San Lorenzo.

Notapor pepero el Sab 03 Nov 2018 10:01

Situemos el río San Lorenzo: https://es.wikipedia.org/wiki/R%C3%ADo_San_Lorenzo, en este río como vemos hay ciudades importantes: Quebec, Montreal y da acceso al lago Ontario, por lo tanto es un punto de abundante trafico marítimo. Buena intuición tuvo el almirante Dönitz.

Continua Tigre.

Saludos.
Pepe
--------------------------------------
Ab insomne non custita dracone

010.Moderadores eGC (1)011.THE BLUE MAX (1)1401.Ganador 1 vez (1)1560.Haber superado 12.000 pos (1)1590.Pregunta Rápida y difícil (1)1591. Concurso: ...corramos un (1)1608.Supera los 15000 ptos (1)2002.Mención especial (1)2008.Mención especial (1)3050.Pregunta rápida acertada (1)3052.Ayuda const. desarrollo d (1)3061.Mas de 50 post Jul. Ago. (1)
Avatar de Usuario
pepero
Capitán General
Capitán General
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Dom 15 Oct 2006 12:33
Mensajes: 15444
Ubicación: Mallorca
Medallas: 12
A_España (es)

Re: Predadores en el San Lorenzo.

Notapor Tigre el Sab 03 Nov 2018 14:00

Muchas gracias por la orientación geográfica Pepe :dpm:. Saludos. Raúl M :carapoker:.
Avatar de Usuario
Tigre
Lieutenant General
Lieutenant General
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Dom 23 Dic 2007 2:29
Mensajes: 6853
Ubicación: Argentina
Medallas: 7
Argentina (ar)

Re: Predadores en el San Lorenzo.

Notapor Tigre el Sab 10 Nov 2018 15:44

Hola a todos :D; algo más................................................

Predadores en el río San Lorenzo 1942.

Pasaron casi dos meses enteros antes de que el siguiente submarino cazara en las afueras de Gaspé y comenzara la verdadera campaña del San Lorenzo. Cuando el U-132 (Kptlt. Ernst Vogelsang) llegó a principios de julio fuera de Cap-Chat, río abajo, el tráfico se movía en convoyes escoltados. A lo largo de la costa atlántica, donde había un amplio espacio para la ruta evasiva, era difícil para los sumergibles individuales encontrar convoyes. De hecho, evitar al enemigo era la clave del éxito de todo el sistema de convoyes escoltados. Pero en la "ranura" entre Father Point y Cap-Gaspé en el extremo inferior del San Lorenzo, los convoyes QS-SQ se limitaron a una ruta estrecha a lo largo de la costa sur. Una vez en su lugar, los submarinos podían esperar a que los convoyes acudieran a ellos. Esto sucedió por primera vez en la brillante noche de luna del 6 de julio, no lejos de Rimouski, cuando el U-132 hundió tres barcos del convoy QS-15 (*).

El contraataque, y las maniobras evasivas del U-132, ilustran muchos de los problemas de la guerra antisubmarina en el río San Lorenzo y el Golfo que plagaron a la RCN (Marina Real Canadiense) durante el resto de la guerra. La bengala estrella disparada por la escolta reveló al U-132 en la superficie (un buen radar podría haberlo hecho antes) y la escolta de Bangor, el HMCS Drummondville, intentó embestirlo. El U-132 se sumergió antes de que llegara, pero el submarino encontró una capa más densa de agua a unos 20 metros, lo que dificultó la inmersión. El U-132 permaneció allí el tiempo suficiente para que tres cargas de profundidad infligieran un daño grave (**). Finalmente, el U-132 rompió el contacto y fue capaz de sumergirse más profundo justo cuando se lanzaron tres cargas más. Los esfuerzos frenéticos finalmente detuvieron la inmersión del submarino a 185 metros, dejando solo el aire comprimido para soplar el lastre. El capitán del U-132 esperó varias horas antes de traer cautelosamente el submarino a la superficie. Para entonces, las fuerzas de caza estaban a dos millas de distancia, y el U-132 escapó. Otros oficiales a bordo eran el IWO Oblt.z.S. Günther Jordan; IIWO Lt.z.S. Alfred-Johannes Nell; LI Lt. (Ing) Ernst Lüttwitz; StOStrm. Horst Kaspar.

(*) Anastassios Pateras 3.382 griego; Hainaut 4.312 belga; Dinaric 2.555 británico en Grilla BA39.
(**) A las 06:50 horas, el sumergible se vio obligado a sumergirse por el ataque del HMCS Drummondville poco después de torpedear el Dinaric del convoy QS 15. El U-132 tuvo dificultades para sumergirse debido a las capas de agua densas en el río y fue dañado por las cargas de profundidad que lanzó el barreminas después de un intento de embestida, pero escapó después de 11 horas con las bombas de lastre dañadas y una fuga de 4 m³ (879 galones) de combustible.

Imagen
El U-132 zarpando a una nueva patrulla........................................................................
https://www.wrecksite.eu/wreck.aspx?58126

Fuentes: Subs, Spies, and Weather Stations: U-Boat Activity off Canada's East Coast During The Second World War.
https://legionmagazine.com/en/2012/02/t ... y-part-49/
https://historisches-marinearchiv.de/pr ... ingabe.php
https://uboot-recherche.de/Media/Defaul ... t-0001.jpg

Saludos. Raúl M :carapoker:.
Avatar de Usuario
Tigre
Lieutenant General
Lieutenant General
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Dom 23 Dic 2007 2:29
Mensajes: 6853
Ubicación: Argentina
Medallas: 7
Argentina (ar)

Re: Predadores en el San Lorenzo.

Notapor Tigre el Sab 17 Nov 2018 18:03

Hola a todos :D; algo más................................................

Predadores en el río San Lorenzo 1942.

Tras el ataque del 06 de julio, Vogelsang llevó el U-132 a las tranquilas aguas del golfo norte para efectuar las reparaciones e informar sobre el tráfico utilizando el estrecho de Belle Isle. Informó que pocos barcos estaban utilizando el estrecho y que las condiciones operativas eran "desfavorables", el Comando de la U-Bootwaffe no estaba tan seguro, y creía que los convoyes oceánicos estaban utilizando el estrecho para evitar las manadas de sumergibles en los Grandes Bancos. Nada de lo que Vogelsang informó los disuadió de esta creencia.

Mientras las autoridades superiores reflexionaban sobre el tema, para el 20 de julio, el U-132 estaba de regreso cazando en las afueras de Cap de la Madeleine, Gaspe. Las patrullas aéreas, la única disuasión efectiva en el golfo en 1942, mantuvieron a raya a Vogelsang durante varios días y le impidieron ganar una posición de ataque sobre dos barcos de vapor el 19. Su suerte cambió al día siguiente, cuando el convoy QS-19 fue avistado a través del periscopio. Ninguno de los escoltas, la corbeta Weyburn, el Bangor Chedabucto en la banda de babor o las tres lanchas de motor Fairmile en el lado del litoral y la popa, vieron el diminuto periscopio de ataque del U-132. Vogelsang lanzó dos torpedos, uno de los cuales golpeó al carguero británico Frederika Lensen, de 4.367 toneladas, que viajaba en lastre de Montreal a Sydney. La explosión en la sala de máquinas mató a cuatro tripulantes y rompió la quilla del barco.

La escolta respondió de inmediato, pero sin efecto. Una de las lanchas de motor en la banda de estribor del convoy, donde el Frederika Lensen estaba detenido, atacó a un contacto. Según la historia oficial de la RCN, esto fue calificado más tarde como un banco de peces porque las cargas de profundidad simplemente "trajeron a la superficie un mayor número de arenques muertos". Ciertamente, Vogelsang y su tripulación no sintieron ninguna de las cargas. La cobertura aérea de la escena mantuvo al U-132 sumergido e impidió nuevos ataques sobre el vapor averiado cuando el HMCS Weyburn lo remolcó de manera segura hasta Grande Vallee, Quebec. Allí el Frederika Lensen fue varado y declarado una pérdida total. Cuarenta y dos tripulantes fueron salvados. No se obtuvo ninguna retribución del U-132, que luego se volvió a casa y regresó a Francia a mediados de agosto.

El silencio en el golfo, aunque no en el Parlamento y la prensa, duró aproximadamente un mes. Basado en parte en el informe de Vogelsang de que había tráfico que pasaba por el estrecho de Belle Isle, los alemanes enviaron tres grandes submarinos tipo IX a la zona. Constituirían el mayor asalto al transporte marítimo en aguas canadienses durante la guerra, y su éxito avergonzaría profundamente a la armada y al gobierno. El U-513 al mando del Korvettenkapitän Rolf Ruggeberg fue asignado a patrullar fuera del Estrecho de Belle Isle. Nunca entró en el golfo, pero sabremos de él de nuevo.

Imagen
Lanchas a motor Fairmile en los muelles secos del gobierno, Toronto, diciembre de 1941........................................................................
http://www.forposterityssake.ca/GALLERIES/FAIRMILE.htm

Fuentes: Subs, Spies, and Weather Stations: U-Boat Activity off Canada's East Coast During The Second World War.
https://legionmagazine.com/en/2012/03/p ... y-part-50/
https://historisches-marinearchiv.de/pr ... ingabe.php

Saludos. Raúl M :carapoker:.
Avatar de Usuario
Tigre
Lieutenant General
Lieutenant General
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Dom 23 Dic 2007 2:29
Mensajes: 6853
Ubicación: Argentina
Medallas: 7
Argentina (ar)

Re: Predadores en el San Lorenzo.

Notapor Tigre el Sab 24 Nov 2018 14:03

Hola a todos :D; algo más................................................

Predadores en el río San Lorenzo 1942.

El primero en pasar, el U-517, comandado por el Kapitänleutnant Paul Hartwig, ingresó al estrecho en las primeras horas del 27 de agosto y es probable que el U-165 (hundido en su camino a casa) bajo el Korvettenkapitän Eberhard Hoffmann haya llegado casi al mismo tiempo. Hartwig informó que su paso por el estrecho fue en superficie, a tres millas de la costa y usando las luces de navegación locales, y se efectuó "sin problemas". Encontrar objetivos también fue notablemente fácil. En agosto, el estrecho pasaje entre la Gran Península del Norte de Terranova y la costa de Labrador estaba ocupado con el tráfico, en gran parte destinado a las nuevas bases aéreas estadounidenses a través del Ártico. Entonces, a pesar del juicio "desfavorable" de Vogelsang, sus oficiales superiores habían acertado: los convoyes, locales, no transatlánticos, estaban allí.

Cuando Hartwig se sumergió a la luz del día para patrullar la entrada sur del estrecho, según la historia de la RCN, "no menos de tres grupos de barcos se acercaban al estrecho desde el sur". El primero fue el "grupo rápido" del convoy estadounidense SG- 6, que había zarpado de Sydney el 25 de agosto para Groenlandia. Esta sección consistió en el cutter de la Guardia Costera de los EE. UU., Mojave, escoltaba al transporte de tropas Chatham, con 428 soldados estadounidenses y trabajadores canadienses a bordo. Algunas horas detrás del grupo rápido estaba el cuerpo lento del SG-6: tres buques mercantes, más el petrolero de la Armada de los EE. UU. Laramie y un viejo barco auxiliar de la USN que quemaba carbón, el USS Harjurand, que era capaz de dar solo siete nudos, apantallado por otros dos buques del USCG, Algonquin y Mohawk. Como comentó la historia oficial de la USN, esta división del SG-6 solo logró debilitar a ambas partes.

Enclavado entre las dos secciones del SG-6 había un pequeño convoy canadiense, el NL-6, de dos barcos mercantes escoltados por la corbeta Trail, en ruta de Quebec a Goose Bay. Bastante fortuitamente, entonces, Hartwig se había sumergido en el camino de siete buques mercantes: los objetivos se le acercaron. No hay indicios de que los escoltas fueran conscientes de que los submarinos estaban en el estrecho. El SG-6 no tenía cobertura aérea esa mañana, pero un Douglas Digby del 10º Escuadrón, Royal Canadian Air Force, apoyaba el NL-6 entre las dos secciones estadounidenses. Ese avión estaba a 25 millas al sur de la sección rápida del convoy estadounidense cuando, a las 08:48 horas, un torpedo explotó en la sala de calderas del Chatham. Una segunda explosión siguió rápidamente cuando el agua de mar enfriada detonó sus calderas.

El Chatham tardó media hora en hundirse, y prácticamente todos sus pasajeros y la tripulación escaparon a los barcos. Al final resultó que, Hartwig no estaba en condiciones de dar un golpe final. En la compleja mezcla de las aguas locales, el acto de disparar los torpedos envió al U-517 a un descenso, y Hartwig se contentó con descansar 40 minutos antes de aparecer a profundidad de periscopio. Para entonces, Chatham se había ido. Mientras el Mojave buscaba en la zona por el U-517, el apoyo llegó desde el sur, primero en la forma del Digby de la RCAF, y luego por el USCG Mohawk. La HMCS Trail estaba más cerca de la escena que el Mohawk o el Algonquin, pero prudentemente escoltó a su pequeño convoy a Forteau Bay en la costa de Labrador antes de unirse a la búsqueda a primera hora de la tarde. A última hora de la tarde, cuando la Trail regresó a Forteau Bay con 88 sobrevivientes a bordo, un Catalina RCAF del 116 Sqdn. en Dartmouth, N.S., volaba sobre el área del ataque.

Hartwig temió innecesariamente que fuera descubierto por los asdics de los escoltas. El capitán de la Trail, Lieut. (N) GS Hall, RCNR, informó más tarde (como se cita en la historia oficial de la RCN) "Las condiciones del sistema eran malas, se podían obtener contactos no secundarios en todo el barco en las corrientes y los gradientes de temperatura del agua y era obvio que la efectividad de una pantalla A/S se vería muy afectada en esta parte del estrecho ". De hecho, las corrientes locales eran lo suficientemente fuertes como para permitir que el U-517 despejara el área del ataque con poco uso de sus motores: pronto estaría de vuelta. Otros oficiales a bordo del sumergible eran el IWO Oblt.z.S. Karl Brandi (*); IIWO Lt.z.S. Rolf Pingel; LI Lt. (Ing) Roland Becher; OStrm Karl-Heinz Speralski.

(*) A los 30 años, era ingeniero de minas en la vida civil. Se unió a la reserva naval alemana en 1936 como un marinero ordinario y era un suboficial en jefe en el momento de la campaña noruega de 1940, tras lo cual fue promovido a Leutnant zur See der Reserve. Al igual que su oficial al mando, Brandi estaba muy consciente de la seguridad. pow.21.11.42.

Imagen
Cuando el Chatham se hundió el 27 de agosto de 1942, de los 562 pasajeros y miembros de la tripulación, todos menos 13 fueron salvados por la tripulación de la HMCS Trail, los aviones de la RCAF y los escoltas de la Guardia Costera de los Estados Unidos ..................................................................
http://www.veterans.gc.ca/eng/remembran ... /suboffens

Fuentes: Subs, Spies, and Weather Stations: U-Boat Activity off Canada's East Coast During The Second World War.
https://legionmagazine.com/en/2012/03/p ... y-part-50/
https://historisches-marinearchiv.de/pr ... ingabe.php

Saludos. Raúl M :carapoker:.
Avatar de Usuario
Tigre
Lieutenant General
Lieutenant General
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Dom 23 Dic 2007 2:29
Mensajes: 6853
Ubicación: Argentina
Medallas: 7
Argentina (ar)

Re: Predadores en el San Lorenzo.

Notapor Tigre el Sab 08 Dic 2018 13:56

Hola a todos :D; algo más................................................

Predadores en el río San Lorenzo 1942.

Lamentablemente, ninguno de los buques de la Guardia Costera de los EE. UU. Informó del ataque al almirante estadounidense a cargo de las operaciones de convoyes en el Atlántico noroeste, Comandante Task-Force 24 en Argentia, Nfld. Tampoco hay ninguna sugerencia en los reportes existentes que hizo Trail, aunque la RCAF respondió enviando un Catalina. Claramente hubo una mezcla importante en la información adecuada. Es cierto que la acción estaba demasiado lejos para un rápido refuerzo naval, pero el resto del SG-6 podría haberse desviado hacia la Bahía de Forteau, donde se encontraba el convoy NL-6. En cambio, la sección lenta del convoy SG-6 se desplazó hacia el norte hacia la zona de peligro protegida solo por el cutter Algonquin.

Dado que el U-165 no sobrevivió a su patrulla (*), no tenemos una idea clara de cuándo entró en el Estrecho de Belle Isle o precisamente qué vio e hizo Hoffmann. Sin embargo, sí sabemos que muy tarde, el 27 de agosto, tropezó con el SG-6. A las 21:30 hora local, el U-165 disparó una salva de cuatro torpedos al SS Arlyn, un barco registrado en Estados Unidos con 3.304 toneladas que transportaba dinamita, combustible refinado y otros cargamentos. Dos impactaron, el tercero y el cuarto fallaron. Temerosos de una explosión, la tripulación del Arlyn abandonó el barco rápidamente y más tarde fue recogida por el Harjurand. Con la popa hundida, el Arlyn se mantuvo a flote y su equipo de guardacostas permaneció en sus puestos hasta que Hartwig, cazando una vez más, lo encontró horas más tarde y lo envió al fondo.

El cuarto torpedo del U-165 corrió un poco más y golpeó al petrolero de la USN Laramie. Estaba lleno del volátil combustible de aviación y debería haber explotado como una bomba. El torpedo hizo un rumbo (boquete) de 40 pies de ancho y 35 pies de alto en su costado, rompió el tanque de gasolina de babor y roció todo el barco con combustible. Milagrosamente, no se produjo ningún incendio. Los estadounidenses lucharon para salvarlo a pesar de la perspectiva de una inminente explosión; los artilleros comentaron más tarde que a menudo tenían los tobillos metidos en gasolina. La pirotecnia y los trazadores iluminaron el cielo nocturno, pero nunca se vio ningún submarino. El Laramie fue salvado por su galante tripulación y regresó a Sydney sin más incidentes.

El 28 de agosto, Hartwig estaba cazando en el mar de Labrador, donde tuvo un breve encuentro con una patrulla canadiense. El 1º de septiembre, estaba de vuelta en el estrecho de Belle Isle y, en un movimiento audaz, entró en la bahía de Forteau por la noche, en la superficie, acercándose a menos de 20 metros del muelle sin ser detectado. Mientras se marchaba, el HMCS Weyburn pasó junto al U-517 en la oscuridad, lo suficientemente cerca como para que las guardias de cubierta de ambas naves se vieran. Cuando el Weyburn giró, Hartwig efectuó una inmersión de emergencia y luego expresó su asombro de que la corbeta canadiense fuera tan pobre en la guerra antisubmarina y que nunca lo atacó. Como revelan los registros canadienses, eso no fue por no haberlo intentado: las condiciones eran tan malas que el haz de búsqueda del Weyburn nunca encontró el submarino.

El Weyburn tuvo otra oportunidad con Hartwig varios días después, y no tuvo mejor suerte. La corbeta y su hermana Shawinigan estaban escoltando un convoy de tres navesde un convoy NL a lo largo de la costa de Labrador el 02 de septiembre. Hartwig se había alineado para el disparo nocturno en la superficie y había lanzado una salva cuando, vio "un escolta girando y navegando hacia" él. El U-517, más rápido en la superficie que una corbeta, escapó a toda máquina, pero la corbeta Weyburn estaba demasiado cerca. Cuando el Teniente Comandante T.M.W. Goldby, RCNR, ordenó disparar a su cañón de cuatro pulgadas, el U-517 se sumergió. No pasó mucho después de eso. Una vez más, Hartwig no podía imaginar por qué la corbeta canadiense no pudo realizar un ataque bajo el agua. Mientras ocurría todo esto, el último par de torpedos de Hartwig encontró al pequeño vapor canadiense de 1.781 toneladas Donald Stewart y lo envió al fondo.

Fue la RCAF y sus constantes patrullas aéreas las que eventualmente hicieron que la vida en el Estrecho de Belle Isle fuera poco rentable, y alentó a Hartwig y Hoffmann a moverse hacia el sur, hacia el punto de intercambio en la costa de Gaspé. También obligaron a Ruggeberg a dirigirse hacia el este a lo largo de la costa norte de Terranova hacia la Bahía de la Concepción. Los tres encontrarían una buena caza: lo peor de la batalla del San Lorenzo aún estaba por llegar.

(*) El U-165 (Tipo IX C) en su primera y única patrulla estaba al mando del Korvkpt. Eberhard Hoffmann; otros oficiales eran el IWO OLt.z.S Otto Leutloff; IIWO Lt.z.S. Hans-Georg Burmeister; LI OLt.ing. Hubert Krämer; OStrm. Karl Hedderich. Hundido el 27 de septiembre de 1942 por un avión Wellington checo (311 Sqn RAF/Q) en posición 47.00N, 05.30W (ya de regreso) con la pérdida de todos sus tripulantes (51 marinos).

Imagen
El U-517 se sumerge para evitar un ataque aéreo en el San Lorenzo, 1942 ...............................................................................................

Fuentes: Subs, Spies, and Weather Stations: U-Boat Activity off Canada's East Coast During The Second World War.
https://legionmagazine.com/en/2012/03/p ... y-part-50/
http://www.u-historia.com/uhistoria/his ... 5/u165.htm
https://historisches-marinearchiv.de/pr ... uik=result
https://uboot-recherche.de/Media/Defaul ... t-0001.jpg

Saludos. Raúl M :carapoker:.
Avatar de Usuario
Tigre
Lieutenant General
Lieutenant General
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Dom 23 Dic 2007 2:29
Mensajes: 6853
Ubicación: Argentina
Medallas: 7
Argentina (ar)

Re: Predadores en el San Lorenzo.

Notapor Tigre el Sab 15 Dic 2018 18:42

Hola a todos :D; algo más................................................

Predadores en el río San Lorenzo 1942.

Tras haber atacado con éxito a los convoyes que se dirigían a través de la angosta entrada del Estrecho de la Isla Belle, el U-517 y el U-165 se trasladaron al sur a principios de septiembre y tomaron posiciones de emboscada similares en los tramos más bajos del río San Lorenzo. Hartwig en el U-517 se posicionó afuera de Cap Gaspé, mientras que Hoffmann movió el U-165 por el río afuera de Matane, Que. Una vez más, los convoyes se acercaron a ellos y lo hicieron en condiciones que, una vez más, hicieron casi imposible que la marina respondiera con eficacia.

La primera señal de que los sumergibles habían regresado a los bajos del San Lorenzo llegó el 03 de septiembre, cuando el diminuto yate armado HMCS Raccoon informó acerca de la fosforescencia de las estelas de torpedos que pasaban cerca y directamente debajo de su puente. El Raccoon (el antiguo yate Halonia) era parte de un grupo que escoltaba el convoy QS-33 (Quebec a Sydney) cerca de Matane. Solo el hecho de que lo hubieran confundido con un barco mercante de gran calado salvó al Raccoon. El capitán del barco, el teniente comandante J.N. Smith, de la Reserva Naval canadiense, informó sobre el incidente y lanzó algunas cargas de profundidad, sin éxito. El culpable fue Hoffmann en el U-165 cuyo informe sobre su ataque fue recogido por las estaciones canadienses de búsqueda. Nadie tenía que adivinar lo que Smith había visto: los submarinos habían regresado.

Hoffmann pasó los siguientes tres días acechando el convoy de ocho barcos. Tenía razones para ser cauteloso. El QS-33 tenía una escolta bastante fuerte y, a pesar del mal tiempo que obstaculizaba a los aviones canadienses, también tenía una escolta aérea bastante continua. La corbeta HMCS Arrowhead, con un moderno radar de 10 cm, comandada por el muy hábil y experimentado Comandante E.G. Skinner, RCNR, que era el oficial superior de la escolta. El grupo de Skinner consistía en el nuevo HMCS Truro de la clase Bangor, dos lanchas a motor Fairmile (MLs) y el Raccoon. Su convoy estaba organizado en dos columnas de cuatro naves, con la Arrowhead al frente a babor (el lado 'hacia el mar') barriendo con su radar, el Truro hacia adelante en el ala de estribor más cercana a la costa, una ML en el frente, y el Raccoon y otra ML a popa en la aleta del convoy. Dada la escasez de equipo moderno en todos los escoltas, excepto la Arrowhead, no está claro qué más podría haber hecho Skinner.

A fines del 06 de septiembre, Hoffmann, esquivando las patrullas aéreas, había navegado por delante del QS-33 y estaba en posición de lanzar. Su salva de dos torpedos impactó esa noche al mercante griego Aeas de 4.729 toneladas, cargado con madera de Trois-Rivières y 1.490 toneladas de acero. Ayudado por la madera, el Aeas flotó lo suficiente para que la mayoría de sus 41 tripulantes pudieran escapar: solo dos murieron. La nave finalmente se hundió tras la explosión de sus calderas (lo que hizo que algunos creyeran que la primera explosión también estaba relacionada con la caldera). Skinner respondió llevando a cabo una búsqueda de asdic infructuosa y disparando proyectiles de estrellas para iluminar la escena. La marina ahora sabía que el asdic no era muy bueno en el río, pero Skinner tenía que intentarlo. Disparó proyectiles de estrellas con la débil esperanza de atrapar al atacante en superficie.

Lo que Smith y el HMCS Raccoon hicieron en las próximas dos horas nunca se sabrá. Poco después de la medianoche se escucharon dos explosiones en la popa del QS-33. La lancha a motor Q-065 en la retaguardia del convoy informó más tarde haber visto dos columnas de agua elevándose en el cielo nocturno y el silbido de un barco. Se suponía que el Raccoon estaba atacando un contacto con cargas de profundidad, por lo que la Q-065 se ocupó de su propio trabajo. Skinner estaba lo suficientemente preocupado como para barrer el área, pero cuando no vio nada, la Arrowhead rápidamente retomó su posición por delante del QS-33. A la mañana siguiente, Skinner informó a la estación inalámbrica de Gaspé que el Raccoon no estaba a la vista ni en contacto: todos los intentos posteriores de retomarlo fracasaron. Parecía que Smith, su nave y 37 hombres simplemente habían desaparecido.

Y así lo hicieron. Hoffmann había disparado tres torpedos y dos de ellos, tres cuartos de tonelada de alto explosivo, probablemente impactaron casi simultáneamente. Ya que el U-165 también se hundió más tarde con toda su tripulación en su camino a casa, nunca estaremos seguros. Sin embargo, parece probable que el pequeño Racoon, todas sus 377 toneladas, se quebró por completo, y que todas las personas a bordo murieron o resultaron mortalmente heridos por las explosiones. Solo unas semanas más tarde, una parte del puente de la nave, algunas banderas de señales, un salvavidas que llevaba la palabra "Halonia" y el cuerpo del Sub-teniente Russ McConnell llegaron a tierra, fue cuando se confirmó la pérdida del Raccoon.

Fuentes: Subs, Spies, and Weather Stations: U-Boat Activity off Canada's East Coast During The Second World War.
https://legionmagazine.com/en/2012/05/t ... y-part-51/
http://www.u-historia.com/uhistoria/his ... 5/u165.htm
https://historisches-marinearchiv.de/pr ... uik=result

Saludos. Raúl M :carapoker:.
Avatar de Usuario
Tigre
Lieutenant General
Lieutenant General
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Dom 23 Dic 2007 2:29
Mensajes: 6853
Ubicación: Argentina
Medallas: 7
Argentina (ar)

Re: Predadores en el San Lorenzo.

Notapor Tigre el Sab 22 Dic 2018 11:50

Hola a todos :D; algo más................................................

Predadores en el río San Lorenzo 1942.

El hundimiento no acabó con el tormento del QS-33. El informe de ataque de Hoffmann del 06 de septiembre fue recogido por Hartwig, que acababa de llegar a la costa de Gaspé. Razonando que el QS-33 abrazaría la costa, Hartwig pasó el 07 de septiembre colocándose en posición para interceptar el convoy cuando saliera del río. Por la tarde, su diligencia fue recompensada cuando el QS-33 se presentó en su posición. Todo lo que Hartwig tenía que hacer era alinear los objetivos y disparar sus torpedos. Al final, disparó tres y los tres hicieron blanco.

El primer golpe fue el sobre el vapor griego Mount Pindus, un barco de 5.729 toneladas cargado con carga general y 89 tanques para Gran Bretaña. El segundo torpedo también golpeó a un carguero griego, el Mount Taygetos de 3.826 toneladas que llevaba un cargamento similar. El tercero golpeó al vapor canadiense Oakton de 1,727 toneladas, lleno de carbón de Sandusky, Ohio, destinado a Corner Brook, Nfld. Las tres naves se hundieron en 15 minutos, pero las bajas fueron leves: ninguna del Oakton, dos del Mount Pindus y cinco del Mount Taygetos. Cuando la lancha a motor Q-083 llegó a la estación naval de Gaspé más tarde en el día, llevaba a 78 sobrevivientes. Fueron puestos rápidamente en un tren para Montreal.

Después del ataque, Hartwig llevó al U-517 a mayor profundidad, mucho más allá de la capacidad del asdic que llevaba la escolta del QS-33. La única amenaza seria para el U-517 después del asalto al QS-33 fue desde el aire. De hecho, tanto el U-165 como el U-517 fueron constantemente acosados ​​y atacados por aviones en septiembre, pero la Real Fuerza Aérea Canadiense no tuvo mejor suerte que la marina (RCN) en dar un golpe fatal a los dos intrépidos submarinistas.

Al igual que la marina, gran parte del equipo y las tácticas de la fuerza aérea eran inapropiados para lo que intentaban hacer. Las aeronaves con esquemas de pintura oscura volaron demasiado bajo y fueron vistas fácilmente. Además, las espoletas de las cargas de profundidad no pudieron ser configuradas para explotar en la superficie. La formación, también, fue rudimentaria. Entre los escuadrones del Comando Aéreo Oriental, solo el 113 (Reconocimiento y Bombardeo) que volaba desde Chatham, NB, había adoptado el último esquema de camuflaje blanco y mayores altitudes de patrulla dentro del Comando Costero de la RAF a fines de 1942. Esto hizo que los aviones de patrulla marítima fueran más difíciles de ver, no solo porque su color se mezclaba mejor con el cielo y las nubes, sino debido a que una mayor altura de patrulla obligó a los observadores de los sumergibles a levantar el cuello mirando hacia arriba. Todo esto ayudó al oficial piloto R.S. Keetley que sorprendió totalmente a Hoffmann en la isla Anticosti el 09 de septiembre, pero su ataque inicial fue muy alto y el U-165 escapó.

Imagen
El 09 de septiembre de 1942, un Lockheed Hudson Bombardier atacó al U-165, al sur de la isla Anticosti, pero el sumergible tuvo tiempo de sumergirse y escapar............................
http://www.battleofthestlawrence.com/ti ... nd-videos/

Fuentes: Subs, Spies, and Weather Stations: U-Boat Activity off Canada's East Coast During The Second World War.
https://legionmagazine.com/en/2012/07/t ... y-part-52/
http://www.u-historia.com/uhistoria/his ... 5/u165.htm
https://historisches-marinearchiv.de/pr ... uik=search

Saludos. Raúl M :carapoker:.

Feliz Navidad - Feliz Natal - Frohe Weihnachten - Joyeux Noël - Merry Christmas - Wesołych Świąt!. :dpm:
Avatar de Usuario
Tigre
Lieutenant General
Lieutenant General
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Dom 23 Dic 2007 2:29
Mensajes: 6853
Ubicación: Argentina
Medallas: 7
Argentina (ar)

Re: Predadores en el San Lorenzo.

Notapor Tigre el Sab 29 Dic 2018 13:20

Hola a todos :D; algo más................................................

Predadores en el río San Lorenzo 1942.

Mientras que la radio alemana se regodeaba por la victoria contra el QS-33, describiendo la flota de escoltas de Canadá como de tercera categoría, y los periódicos y parlamentarios canadienses exigieron acción, Hartwig y Hoffmann siguieron cazando. La presencia de patrullas aéreas en la entrada del San Lorenzo convenció a ambos capitanes que, en lugar de buscar objetivos, era mejor deslizarse en la ruta del convoy a lo largo de la costa sur y dejar que los objetivos se acercaran a ellos. Hoffmann, una vez más, se movió río arriba, mientras que Hartwig se quedó en las afueras de Cap-Chat. Fue afuera de Cap-Chat que Hartwig tuvo un encuentro casual con dos escoltas del SQ-35 que se dirigían a la base en Gaspé.

Los escoltas eran el Bangor (clase de barreminas) Clayoquot y la corbeta Charlottetown. Al Clayoquot le faltaba combustible, por lo que los barcos no estaban zigzagueando. Las condiciones eran tranquilas, con una niebla baja: las condiciones álgidas eran, como de costumbre, malas. Nada sugería peligro, aunque los ciudadanos locales informaron más tarde que habían visto un submarino y habían tratado de advertir a las autoridades navales. Todavía estaban vigilando cuando los primeros torpedos de Hartwig golpearon a la corbeta Charlottetown en la aleta de estribor a las 08:00 horas y luego un segundo golpeó cerca del mismo lugar unos minutos más tarde. Según los informes de los sobrevivientes, los ataques con torpedos mataron a un solo hombre, un ingeniero. El resto escapó prácticamente sin daño, y la Charlottetown se hundió de popa en unos cuatro minutos. El único hombre que se hundió con el barco fue el Seaman John Garland, que había repartido salvavidas antes de rescatar al perro del barco, Screech.

En la lucha por alejarse, solo fueron lanzados el bote salvavidas de estribor y algunos de los flotadores Carley de la nave: la mayoría de los hombres se lanzaron al agua. El capitán de la Charlottetown, Lieut. J.W. Bonner, RCNR, se había asegurado de que todas sus cargas de profundidad quedaran seteadas en "seguro" pero se cree que el impacto de los torpedos dañó al menos una de las espoletas. Cuando el barco se hundió, la carga (y posiblemente otras más, los historiadores no pueden estar de acuerdo) explotó.. El choque mató a cinco hombres en el agua e hirió gravemente a otros 13. Bonner estaba entre los muertos. Su cuerpo fue recuperado y atado a un trozo del timón del bote salvavidas de babor, pero derivó y nunca fue encontrado.

El Clayoquot inmediatamente buscó al atacante, lanzando cargas de profundidad y en el proceso sacudiendo su equipo inalámbrico en mal estado antes de que ella pudiera radiar algún mensaje. Los primeros informes del ataque llegaron a Gaspé a través de civiles. Incapaz de localizar el U-517, el Clayoquot se ocupó en el trabajo de rescate, que tardó horas en completarse, ya que los hombres destrozados y adormecidos fueron recuperados lo más cuidadosamente posible de un área amplia. El auxiliar de enfermería de la Charlottetown, Cecil Bateman, herido por la explosión de la carga de profundidad, fue luego mencionado en Despachos por sus incansables esfuerzos para tratar el dolor cuando llegaron a bordo del Bangor. Los sobrevivientes fueron desembarcados en Gaspé esa tarde, donde tres más murieron por sus heridas, lo que elevó el número de muertos a 10.

La posterior Junta de Investigación criticó la decisión de Bonner de seguir un curso estable e instó a las tripulaciones a llevar chalecos salvavidas mientras se encontraban en el mar. Dado que estos últimos estaban hechos principalmente de corcho y eran engorrosos, esta no era una idea popular, o ejecutable, pero llevó al desarrollo del chaleco salvavidas kapok más útil y eficaz. Las bajas causadas por las propias cargas de profundidad de la Charlottetown, ocho de las 10 muertes y la mayoría de los heridos, también llevaron a la acción para ayudar a los hombres a salir del agua más rápido cuando su barco fuera hundido: reemplazando a los flotadores Carley por balsas salvavidas de lanzamiento automático. Estas últimas eran plataformas cuadradas con marcos de madera construidas alrededor de varios tambores de aceite de 45 galones que estaban en uso por los buques mercantes. Fueron mantenidos en su lugar por un mecanismo que se podía disparar fácilmente (o automáticamente cuando el barco se hundía) dando a los hombres algo donde meterse.

Con el ataque al QS-33 y el hundimiento del Raccoon y la Charlottetown, la batalla en el río San Lorenzo había dado un giro desesperado. Pero Hartwig y Hoffmann aún no habían terminado. La pérdida de la Charlottetown, presenciada desde la costa por civiles, dominó los periódicos del 18 al 24 de septiembre. Para entonces, había aún más malas noticias desde el San Lorenzo.

Fuentes: Subs, Spies, and Weather Stations: U-Boat Activity off Canada's East Coast During The Second World War.
https://legionmagazine.com/en/2012/05/t ... y-part-51/
https://historisches-marinearchiv.de/pr ... uik=search

Saludos. Raúl M :carapoker:.

Feliz Año Nuevo - Happy New Year - feliz Ano Novo - gluckliches Neues Jahr - Bonne Année - Felice Anno Nuovo - Szczęśliwego nowego roku!! gc96gc
Avatar de Usuario
Tigre
Lieutenant General
Lieutenant General
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Dom 23 Dic 2007 2:29
Mensajes: 6853
Ubicación: Argentina
Medallas: 7
Argentina (ar)

Re: Predadores en el San Lorenzo.

Notapor Tigre el Sab 05 Ene 2019 18:17

Hola a todos :D; algo más................................................

Predadores en el río San Lorenzo 1942.

Para cuando Paul Hartwig y Eberhard Hoffmann en el U-517 y el U-165 comenzaron su alboroto en la parte baja del río San Lorenzo, la marina y el gobierno habían decidido cerrar, lo antes posible, el río y el golfo a la navegación oceánica.

La pérdida de los barcos canadienses de Su Majestad, Raccoon, Charlottetown y otros barcos a principios de septiembre confirmó la sensatez de esa decisión. Mackenzie King y el Vicealmirante Percy Nelles podrían haberse sentido aún más cómodos con esa decisión si hubieran sabido la poca suerte que las fuerzas canadienses tendrían ese mes para hundir a los intrusos. En verdad, los canadienses merecían algo mejor, pero la suerte estaba del lado de los submarinos. La huida de Hartwig y el U-517 de una tumba acuática fue pura casualidad: dos veces en septiembre, él y su submarino fueron "reclamados" y, en un caso, se evitó la muerte con unos pocos pies de agua.

La decisión de cerrar el San Lorenzo fue confirmada por el gobierno de King el 09 de septiembre, dos días antes del hundimiento de la Corbeta Charlottetown a la luz del día frente a Cap-de-la-Madeleine. La razón aparente para hacerlo fue un acuerdo para comprometer a más escoltas canadienses para apoyar a los Aliados. En agosto, los Aliados preguntaron si la Marina Real Canadiense podría destinar escoltas para la próxima invasión de África del Norte, la Operación Antorcha, que estaba programada para noviembre. Al pelar y desechar, la marina encontró 17 corbetas (16 canadienses y una británica) que podría liberar de sus fuerzas operativas. Entre ellos se encontraban varios de los últimos tipos de corbetas, con formas mejoradas de casco y puentes. Los británicos se comprometieron a ayudarlos a reacondicionarlas con un armamento secundario mucho más pesado (cañones Oerlikon de 20 mm), que sería esencial para la defensa aérea en el Atlántico oriental y el Mediterráneo. En un momento en que las corbetas que operaban en la Carrera del Atlántico Norte, Western Local Escort Force y San Lorenzo todavía estaban equipadas principalmente con armamento Lewis de .303 o Brownings de calibre .50, asignando el limitado suministro de cañones de 20 mm de Canadá a la Operación Antorcha. Un acto desinteresado. Así también lo fue el enviar 17 escoltas, incluidas algunas de las más recientes de la marina.

El trabajo para preparar las corbetas de la Operación Antorcha estaba en marcha cuando el gobierno formalizó la transferencia a principios de septiembre. KIng se mostró reacio a verlos partir. "[Los] pocos que podríamos enviar allí", escribió en su diario, "podrían ser relativamente poco importantes para el propósito para el que fueron necesarios en comparación con el propósito al que estarían sirviendo mientras estuvieran aquí ..." En vista de lo que sucedió durante las próximas semanas, es difícil criticar la lógica de King. Reflexionando sobre los recientes hundimientos alrededor del golfo, King opinó que "dejar ir a las corbetas significa que el transporte de carga por el río tendrá que detenerse por esta temporada".

Como King bien sabía, la RCN estaba contenta con la perspectiva de cerrar el San Lorenzo. Para septiembre de 1942, se había hecho el trabajo crucial: la mayor parte del petróleo del año siguiente había sido entregado. El resto podría venir por oleoducto desde Portland, Maine. La marina y el gobierno también estaban bajo la presión del Ministerio de Transporte de Guerra británico y del Almirantazgo para cerrar el San Lorenzo al transporte marítimo. Los puertos de Montreal, Trois-Rivières y Quebec eran importantes para Canadá, pero los británicos no sentían ningún vínculo sentimental con ellos. Además, desde Montreal hasta el puerto de ensamble de Halifax, 1.600 kilómetros: un tercio de la distancia a través del Atlántico Norte. Llevar barcos a los puertos interiores de Canadá era, desde la perspectiva británica, una pérdida de tiempo y capacidad de envío, y escoltas. Preferían, y el gobierno y la armada canadienses acordaron, de mala gana y sin fanfarrias públicas que hubieran sido políticamente explosivas, dirigir el comercio canadiense por ferrocarril a los puertos de la costa este y manejarlo allí. A medida que el envío disminuía considerablemente en 1942, la urgencia de hacerlo aumentó.

Luego estaba el problema de defender el transporte marítimo en el San Lorenzo. No era que la marina estuviera mal entrenada o mal equipada, aunque era más que un poco de ambos. Sino que la compleja hidrografía del río y el golfo no se pudo resolver con la tecnología, ni el efecto de canalización de la geografía que obligó a los convoyes a trazar rutas predecibles y fáciles de interceptar. El área abierta del golfo permitía algunas rutas evasivas, especialmente las rutas de los convoyes entre la Isla del Príncipe Eduardo y las Iles-de-la-Madeleine, donde las aguas poco profundas prácticamente impedían las operaciones submarinas. Pero el golfo occidental y el bajo río San Lorenzo son profundos, y el espacio de maniobra restringido. La mejor manera era eliminar los objetivos. Esto tendría el efecto adicional de aliviar la presión sobre el gobierno y la marina para hacer "algo", como matar a los submarinos.

Fuentes: Subs, Spies, and Weather Stations: U-Boat Activity off Canada's East Coast During The Second World War.
https://legionmagazine.com/en/2012/05/t ... y-part-51/
https://historisches-marinearchiv.de/pr ... uik=search

Saludos. Raúl M :carapoker:.
Avatar de Usuario
Tigre
Lieutenant General
Lieutenant General
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Dom 23 Dic 2007 2:29
Mensajes: 6853
Ubicación: Argentina
Medallas: 7
Argentina (ar)

Re: Predadores en el San Lorenzo.

Notapor Tigre el Sab 12 Ene 2019 16:44

Hola a todos :D; algo más................................................

Predadores en el río San Lorenzo 1942.

La incapacidad de la marina y la fuerza aérea para hundir los sumergibles durante la campaña de 1942 no fue por falta de intentos: al final, los submarinos tuvieron su buena cuota de suerte. El HMCS Drummondville estuvo a punto de hundir el U-132 en julio y el HMCS Weyburn estuvo justo encima del U-517 en agosto y "nunca lo olió". Los ataques aéreos también se habían acercado. Cuando la marina y el gobierno acordaron cerrar el río, los eventos habían reunido todas estas tendencias: la incapacidad de los marinos y aviadores canadienses (y también de los estadounidenses) de hundir los submarinos; los duraderos problemas de mantener a los atrevidos submarinistas alejados del transporte marítimo; y la increíble suerte de los submarinos.

La evidencia de la sabiduría de la decisión del 09 de septiembre apareció casi de inmediato. Después de hundir el HMCS Charlottetown el 11 de septiembre, Hartwig y Hoffmann permanecieron aguas abajo del río cazando convoyes. Para el 14 de septiembre, Hartwig estaba fuera de Cap-des-Rosiers listo para interceptar al SQ-36, el convoy más grande de la temporada en el San Lorenzo con 22 barcos. También tenía la escolta más grande hasta ahora. Esto incluyó al destructor británico HMS Salisbury (un ex cuatro chimeneas estadounidense), y la corbeta canadiense Arrowhead, ambas con radar moderno. La nueva historia oficial de la RCN establece que una segunda corbeta también formó parte de la pantalla, pero no la identifica. Otros buques redondearon la escolta.

El apoyo aéreo para el SQ-36 por parte de la Royal Canadian Air Force fue directo y continuo. De hecho, a principios de septiembre de 1942, la fuerza aérea había reforzado en gran medida el golfo occidental del San Lorenzo y el río inferior. El destacamento del 119º Sqdn de bombarderos Hudson en Mont-Joli, Que., fue reforzado por otros del 11º Sqdn., Lo que llevó el total a seis, y una "fuerza de ataque" especial de tres Hudsons del 113º Sqdn con sede en Yarmouth, fueron desplegados a Chatham, N.B. Estos aviones con base en New Brunswick estaban entre los primeros del Mando Aéreo del Este de la RCAF que se pintaron en el nuevo esquema totalmente blanco adoptado por los británicos, y que adoptaron la táctica de patrullar más alto, a 5.000 pies, en lugar de los 1.500 pies normalmente utilizado por aviones de patrulla marítima.

El esquema de pintura y la mayor altitud los hicieron más difíciles de detectar. Fue esta combinación la que permitió al Oficial Piloto R.S. Keetley, operando desde Chatham, sorprender y atacar a Hoffmann en la superficie al sur de la isla Anticosti el 09 de septiembre. Su avión llegó demasiado alto y demasiado tarde; Claramente los ejercicios aún no habían sido totalmente asimilados. Sin embargo, incluso si hubiera colocado sus cargas junto al U-165, es probable que Hoffmann hubiera escapado (la RCAF aún no había adoptado las espoletas de carga de profundidad necesarias para atacar a un submarino en la superficie) eso también vendría.

El 15 de septiembre, Hartwig usó la corriente hacia el este del río y el movimiento hacia adelante del convoy SQ-36 para derivar, sumergido y totalmente silencioso, sobre sus objetivos. El Catalina Canso del 117º Sqdn. (RCAF), desde Sydney, patrullando delante del SQ-36 nunca lo vio, ni tampoco la pantalla de la escolta cuando pasó sobre el U-517 mientras Hartwig observaba a través de su periscopio (ya que viajaba en la masa de agua en el río, su periscopio no haría la reveladora "pluma" de la pulverización que a menudo delataba a los submarinos a la luz del día). Como escribió Michael Hadley, esta aproximación requería un grado excepcional de profesionalismo y nervios de acero, especialmente en una brillante tarde de verano. En un momento dado, el Salisbury se deslizó a solo 400 metros de distancia y luego regresó, buscando a 150 metros del U-517 antes de volver a alejarse. Cuando se le preguntó acerca de esto muchos años después, Hartwig observó que "uno desarrolla un sexto sentido, como un tigre en la selva".

Una vez que el Salisbury se hubo alejado, Hartwig abrió las compuertas de sus tubos lanzatorpedo y disparó cuatro “anguilas” contra dos objetivos superpuestos en la segunda columna. Ambos barcos fueron alcanzados y Hartwig confirmó los ataques antes de que los disparos hacia su periscopio de los barcos mercantes cercanos forzaran al U-517 a descender. El primer barco impactado fue el vapor holandés Saturnus de 2.741 toneladas, viajando en lastre. El segundo, el noruego Inger Elisabeth de 2.166 toneladas, llevaba carbón. Cuatro hombres murieron en los dos barcos, los cuales se hundieron en unos 15 minutos. Búsquedas y contraataques por la escolta resultaron infructuosos. El capitán británico del Salisbury comentó más tarde qué tan pobres eran las condiciones del sonar: esto no era noticia para sus colegas canadienses.

Imagen
Un Lockheed Hudson en patrulla.................................................................................

Fuentes: Subs, Spies, and Weather Stations: U-Boat Activity off Canada's East Coast During The Second World War.
https://legionmagazine.com/en/2012/07/t ... y-part-52/
https://historisches-marinearchiv.de/pr ... uik=search

Saludos. Raúl M :carapoker:.
Avatar de Usuario
Tigre
Lieutenant General
Lieutenant General
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Dom 23 Dic 2007 2:29
Mensajes: 6853
Ubicación: Argentina
Medallas: 7
Argentina (ar)

Re: Predadores en el San Lorenzo.

Notapor Tigre el Sab 19 Ene 2019 14:51

Hola a todos :D; algo más................................................

Predadores en el río San Lorenzo 1942.

Mientras tanto, Hartwig mantuvo informado a Hoffmann sobre el progreso del SQ-36, y este último estaba listo cuando el convoy apareció en Cap-Chat, Quebec, a primeras horas del 16 de septiembre. Hoffmann también lanzó un ataque sumergido a la luz del día, confiando en su periscopio para guiarlo a la posición de lanzamiento. Se salió con la suya, pero tuvo mucha suerte. Los barcos avistaron el periscopio del U-165 y abrieron fuego antes de que Hoffmann completara su carrera de disparo. En cualquier caso, lanzó una serie de torpedos que impactaron en dos barcos: el barco británico de 6.624 toneladas Essex Lance que fue rescatado y reparado posteriormente, pero el barco griego de 3.667 toneladas Joannis se hundió en 10 minutos. Ochenta sobrevivientes fueron llevados a tierra. La respuesta de la escolta no fue lo suficientemente poderosa para lograr que Hoffmann rompiera el contacto con el convoy, y volvió a impactar al barco estadounidense Pan York, que también fue rescatado. Con todos sus torpedos agotados, Hoffmann se dirigió a su casa, pero nunca lo logró: el U-165 fue hundido por una mina en el Golfo de Vizcaya.

Hartwig, sin embargo, había terminado. Se dirigió al noreste hacia Newfoundland para salir del área de tráfico y recargar los torpedos almacenados fuera de su casco a su cuarto de torpedos. Para el mediodía del 21 de septiembre, había regresado desde Cap-des-Rosier, siguiendo al SQ-38. Hartwig pensó que estaba sumergido a salvo, pero las condiciones cambiantes del agua dejaron una parte de su vela expuesta y el HMCS Georgian (uniéndose al SQ-38 por popa) lo sorprendió. Más tarde, Hartwig admitió que tenía problemas para mantener una profundidad constante ese día: "¡Esas capas de agua!", Recordó más tarde. El Georgian estaba a punto de embestir al U-517 cuando se sumergió de emergencia. El escolta de la clase Bangor se detuvo y realizó un ataque con cargas de profundidad, y estaba regresando para recuperar el contacto cuando el U-517 repentinamente rompió en la superficie, se puso de lado y se hundió.

El Lieutenant-Commander interino A.G. Stanley, de la Real Reserva Naval Canadiense, tenía todas las razones para estar contento, y asumió que había hundido el submarino. Mantuvo al Georgian en ello durante el resto del día, hasta que se gastaron todas sus cargas de profundidad. El comando de Halifax estuvo de acuerdo con su evaluación: el submarino se hundió. Pero Hartwig se escapó, otra vez. Se movió hacia el norte, para despejar el área, reparar el daño y reanudar la caza.

A mediados de septiembre, la RCAF había comprometido aún más aviones en el golfo, y los buenos tiempos de Hartwig habían terminado. Para cuando regresó a la acción, 15 Hudson y 20 Cansos, incluido el resto del 113 Sqdn. de Yarmouth, N.S., se encontraban en la zona. La RCAF también adoptó la práctica de proporcionar cobertura de aire en la noche, por lo que fue especialmente estresante para Hartwig y para los que vinieron después. En muchos sentidos, Hartwig era ahora el cazado. En un período de 24 horas los Hudsons del 113 Sqdn. de Chatham lo atraparon en la superficie siete veces, incluso de noche, y lo atacaron tres veces. El U-517 fue sacudido y fue excepcionalmente afortunado. En un ataque, tres de las cuatro cargas de profundidad no fueron liberadas, la que se lanzó sacudió mal al U-517: cuatro así de cercanas lo hubieran hundido. Después de otro ataque, el U-517 emergió para encontrar una carga de profundidad alojada en su cubierta. Una vez arrojada al mar, la carga explotó a su profundidad establecida: por fortuna, Hartwig había mantenido poca profundidad después del ataque. Su suerte se mantuvo varios días después, cuando otro Hudson de Chatham, volado por el Flying Officer M.J. Belanger, horquilló al U-517 con cuatro cargas de profundidad bien colocadas. "Se observó que las cargas explotaban alrededor del casco", informó Belanger, "un poco por delante de la torre de mando. Se produjo una gran explosión alrededor del casco ... "El movimiento del U-517 se detuvo, su proa salió del agua y luego el submarino se hundió por la popa. La evaluación inicial fue que el U-517 se había hundido, de nuevo.

Hartwig persistió en cazar convoyes en el río inferior hasta principios de octubre, acompañado por el U-69, pero ninguno tuvo suerte. El U-517 se dirigió a casa el 06 de octubre, terminando con las hazañas del submarinista más hábil y afortunado que jamás haya atacado a las embarcaciones en aguas canadienses. La armada y la RCAF lo habían hecho bien. Casi lo habían matado varias veces y, igual de importante, lo suprimieron tras el ataque al SQ-36. Hartwig también había tenido suerte de escapar con vida. Desafortunadamente, para los canadienses, la campaña costera de 1942 no terminó con su partida.

Fuentes: Subs, Spies, and Weather Stations: U-Boat Activity off Canada's East Coast During The Second World War.
https://legionmagazine.com/en/2012/07/t ... y-part-52/
https://historisches-marinearchiv.de/pr ... uik=search

Saludos. Raúl M :carapoker:.
Avatar de Usuario
Tigre
Lieutenant General
Lieutenant General
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Dom 23 Dic 2007 2:29
Mensajes: 6853
Ubicación: Argentina
Medallas: 7
Argentina (ar)

Re: Predadores en el San Lorenzo.

Notapor Tigre el Sab 26 Ene 2019 21:09

Hola a todos :D; algo más................................................

Predadores en el río San Lorenzo 1942.

En cualquier caso, admitir la derrota en el San Lorenzo en septiembre de 1942 fue un golpe para la Royal Canadian Navy y para el gobierno. Ambos sufrieron un intenso calor en el Parlamento y en los medios de comunicación por su incapacidad para mantener abierta la arteria principal de la nación frente al ataque enemigo. Además, no hubo hundimientos resonantes de sumergibles que pudieran compensar: no había titulares en los periódicos, ningún prisionero marchaba a tierra bajo custodia. El enemigo había atacado convoyes y destruido barcos en aguas canadienses con aparente impunidad, mientras que los canadienses observaban, literalmente, desde la costa. Los restos, el petróleo y los cadáveres yacían en las playas para que todos los vean, mientras que los sobrevivientes llevaron sus historias desgarradoras a los hogares y los pasillos de las iglesias a lo largo de la costa de Gaspé. ¿Cómo no podría ser esto otra cosa que una derrota?

Tan dramáticos como fueron estos eventos, los historiadores han sabido por mucho tiempo que las pérdidas de los convoyes locales en la zona costera canadiense en 1942 fueron realmente insignificantes. Incluso con las batallas de alto perfil alrededor de la serie de convoyes QS-SQ, la tasa de pérdidas de los convoyes en aguas canadienses, incluido el Atlántico entre Terranova y el Golfo de Maine, fue solo del 1,2 por ciento. La mayoría de los barcos y la mayoría de los convoyes se movían sin incidentes. De los 100 convoyes QS-SQ que recorrían el San Lorenzo en 1942, solo una docena fueron interceptados por submarinos. Los historiadores también han sabido que el cierre formal del golfo a la navegación oceánica significaba poco en realidad. Los buques destinados al extranjero debían ser despachados desde los puertos del San Lorenzo, y los barcos oceánicos que ingresaban con cargamentos consignados a los puertos de Quebec debían ser trasladados a través del golfo, recargados y limpiados nuevamente. Esto tomó semanas para lograrlo. Y quedaron suficientes embarcaciones locales que transportaban madera, celulosa, papel de periódico, carbón, fuel oil y otras cargas pesadas para ejecutar los convoyes QS-SQ hasta el final de la temporada. Los barcos de suministro para las comunidades remotas y los convoyes que se apresuraban a los aeródromos del norte antes de la congelación también continuaron navegando. El golfo seguía siendo un lugar ocupado.

Los alemanes estaban tan convencidos de la importancia y la vulnerabilidad del Golfo que ordenaron una ola masiva de submarinos en el área a mediados de septiembre para aprovechar el éxito alcanzado por Hoffmann y Hartwig. La tormenta que sacudió a Canadá en septiembre de 1942 fue obra de dos submarinistas emprendedores, Hoffmann en el U-165 y Hartwig en el U-517. Dos tercios de los 18 barcos y dos buques de guerra hundidos en el San Lorenzo entre mayo y fines de septiembre fueron reclamados por estos dos comandantes. Como la extensión gradual del sistema de convoyes superpuestos en todo el Hemisferio Occidental negó a los submarinistas alemanes objetivos más al sur, el éxito de Hoffman y Hartwig sirvió como una especie de faro para la flota de submarinos. De hecho, sus hazañas fueron tan exitosas que el Almirante Karl Dönitz, el comandante de la flota de submarinos, ordenó a otros seis submarinos que los siguieran hasta el Golfo.

El primero en llegar, el U-69, comandado por el Oblt.z.S. Ulrich Graf, alcanzó el Estrecho de Cabot la noche del 29 al 30 de septiembre. El U-69 fue el primer sumergible en operar el nuevo sistema de alerta de radar Metox en aguas canadienses. El sistema fue eficaz para detectar la presencia de ondas de radar en la banda métrica (por ejemplo, 1,5 m), que era lo que la mayoría de las aeronaves aliadas, incluida la Royal Canadian Air Force, en Canadá, llevaban. El equipo de radar SW1 / 2C más común en la RCN en este momento también operaba en la longitud de onda métrica. Metox no era direccional y no daba ninguna idea de la distancia al radar de transmisión: todo lo que hacía era alertar a los submarinistas de la presencia de transmisiones de radar para que pudieran sumergirse en la seguridad. En el golfo de otoño de 1942, Metox demostró ser una bendición mixta porque el aire estaba frecuentemente saturado de ondas de radar incluso cuando no había ningún enemigo a la vista.

El U-69 confirmó rápidamente lo que Hartwig sabía de las últimas tres semanas de su crucero: a fines de septiembre, el Golfo de San Lorenzo era un lugar improductivo e insalubre para los submarinos. Durante sus últimos días en aguas canadienses, Hartwig no logró nada más que mayor ansiedad, y en al menos dos ocasiones, el 24 y el 26 de septiembre, el U-517 casi fue hundido (de nuevo) por un Hudson del 113 Escuadrón RCAF. El día 24, una carga de profundidad que casi perdió al submarino, simplemente no explotó. Las patrullas aéreas, en particular, fueron guiadas por una inteligencia naval cada vez más efectiva derivada de correcciones del DF (localizador de direcciones).

El U-69 logró un éxito inicial el 09 de octubre cuando el Metox alertó a Graf sobre la presencia de dos corbetas canadienses y su convoy, NL-9. Graf acechó el convoy en la oscuridad durante varias horas en medio de las alarmas continuas de su Metox: ¡los operadores de radares canadienses "deben estar dormidos!", Comentó a su operador de Metox. No lo estaban, por supuesto. Pero el radar SW1C de la HMCS Hepatica y el Type 186 (equipo de 1.5 m de la RN) en el mástil de la HMCS Arrowhead buscaba conos muy estrechos y, en cualquier caso, no pudo detectar fácilmente un objetivo tan pequeño como un submarino emergiendo. El radar tipo 271 de 10 centímetros llevado por la Arrowhead en 1942, con su definición fina y su barrido automatizado de 360 ​​grados, fue una amenaza mayor para el U-69, y fue la razón por la que Arrowhead estaba liderando el convoy. Pero Graf escapó a la detección y después de varias horas disparó dos torpedos a larga distancia. Uno hundió el Carolus, un barco finlandés que, a pesar de la alianza de ese país con Alemania, estaba operando en servicio aliado. Doce de sus 30 tripulantes murieron, y el espectáculo pirotécnico resultante se pudo ver desde la costa de Gaspé. Atrapado por aviones equipados con radar y con problemas de compresor, el U-69 se retiró, sumergido, al Estrecho de Cabot: como Hartwig, Graf había sido expulsado, y él no sería el último.

Aparte del comandante otros oficiales a bordo eran IWO Oblt.z.S. Johannes Hagemann; IIWO Lt.z.S. Joachim Umbeck; LI Oblt. (Ing) Martin Schieder; OStrm Erich Mahncke.

Fuentes: Subs, Spies, and Weather Stations: U-Boat Activity off Canada's East Coast During The Second World War.
https://legionmagazine.com/en/2012/09/h ... y-part-53/
https://historisches-marinearchiv.de/pr ... var2=wert2
https://www.u-historia.com/uhistoria/hi ... 69/u69.htm

Saludos. Raúl M :carapoker:.
Avatar de Usuario
Tigre
Lieutenant General
Lieutenant General
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Dom 23 Dic 2007 2:29
Mensajes: 6853
Ubicación: Argentina
Medallas: 7
Argentina (ar)

Re: Predadores en el San Lorenzo.

Notapor Tigre el Sab 02 Feb 2019 14:41

Hola a todos :D; algo más................................................

Predadores en el río San Lorenzo 1942.

Cuando U-69 abandonó el golfo, el U-106 al mando del Kptlt. Hermann Rasch cruzó su camino hacia el oeste. El submarino entró en el Estrecho de Cabot el 10 de octubre y al día siguiente hundió el vapor Waterton, cargado con sulfito y papel de periódico, de 2.140 toneladas, parte del convoy BS-31 desde el Cornerbook hasta Sydney. Los escoltas del BS-31, el yate armado Vison y un bombardero Canso, lanzaron, a pesar de las fallas en el procedimiento y las fallas en las comunicaciones en la nave, ataques con cargas de profundidad terriblemente rápidos y precisos sobre el U-106. Cuando el U-106 llegó al río San Lorenzo, la tripulación de Rasch se asustó por las advertencias del Metox y las patrullas aéreas. "Fuertes defensas desde el 16.10", anotó en su diario de guerra el U-106. "Las unidades de búsqueda utilizan Asdic ... vigilancia aérea que coopera con las fuerzas de búsqueda de superficie y también opera en todas partes sin fuerzas de superficie". El U-106 pronto abandonó el golfo.

El U-43, siguiendo a Rasch por unos pocos días en la entrada del río, encontró el mismo patrullaje opresivo, pero el Oblt.z.S. Hans-Joachim Schwantke decidió quedarse y ver qué suerte traería. Todo fue malo. El ataque fallido del U-43 sobre el convoy SQ-43 frente a Gaspé el 21 de octubre dio lugar a lo que Sarty describió como "uno de los contraataques más efectivos durante la batalla de San Lorenzo ..." Seis cargas de profundidad del barreminas de la clase Bangor Gananoque apagó las luces , voló el interruptor del circuito de batería y activó un torpedo en uno de los tubos de popa del submarino. Schwantke sumergió su submarino a 130 metros para evitar lo que pensó que era un ataque coordinado. Los historiadores tratan a los bangors de manera bastante despectiva en su papel de escolta, ya que eran barcos pequeños, pobres y débilmente armados. Pero debido a que estaban equipados con girocompases (para permitir una navegación precisa mientras barrían minas), los Bangors también tenían una precisión mucho mejor que las corbetas de la RCN contemporáneas. A falta de destructores, en 1942 eran los buques con asdic mejor equipados de la marina.

Así que no es de extrañar que los Bangors con frecuencia hundieran sus duentes en los submarinos en el Golfo en 1942. Pero tomó experiencia para distinguir un submarino de un no submarino, y la diferencia salvó a Schwantke en el Día de Trafalgar en 1942. Cuando el Gananoque no pudo recuperar el contacto después del ataque inicial, su tripulación creyó que el U-43 era simplemente otro contacto no submarino, un "banco de peces o una aguas revueltas". Según Sarty, la acción del Gananoque "reflejaba un mejor alistamiento de los escoltas" a finales de 1942, y salvó tanto el SQ-43 como el QS-40 (en el área al día siguiente) del ataque. A Schwantke no le fue mejor cuando intentó atacar al LN-12 tres días después, y el U-43 abandonó el golfo a finales de mes.

Aparte del comandante otros oficiales a bordo del U-106 eran IWO Oblt.z.S. Manfeed Ploke; IIWO Lt.z.S. Hasso Stegemann; IIIWO Lt.z.S. Helmut Wicke; LI Kplt. (Ing) Herbert Pankhin; Médico MStA Dr. Ralf v. Gregory. En el U-43 IWO Oblt.z.S. Rolf Heinrich Fritz Albrecht.

Imagen
El U-106 (Tipo IX B) volviendo a casa......................................................................

Fuentes: Subs, Spies, and Weather Stations: U-Boat Activity off Canada's East Coast During The Second World War.
https://legionmagazine.com/en/2012/09/h ... y-part-53/
https://historisches-marinearchiv.de/pr ... var2=wert2
https://www.u-historia.com/uhistoria/hi ... 6/u106.htm
https://uboot-recherche.de/en/U-106

Saludos. Raúl M :carapoker:.
Avatar de Usuario
Tigre
Lieutenant General
Lieutenant General
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Dom 23 Dic 2007 2:29
Mensajes: 6853
Ubicación: Argentina
Medallas: 7
Argentina (ar)

Re: Predadores en el San Lorenzo.

Notapor Tigre el Sab 09 Feb 2019 14:20

Hola a todos :D; algo más................................................

Predadores en el río San Lorenzo 1942.

Mientras tanto, Dönitz ordenó dos sumergibles tipo IX más en el golfo en octubre, el U-183 y el U-518. Ambos llegaron al Estrecho de Cabot el 18 de octubre, donde esperaron hasta la luna nueva antes de aventurarse en el golfo. El U-522 también estaba esperando allí, y Dönitz planeaba enviarlo al área de St. John para cazar una vez que la luna cambiara. Reflejaba la eficacia creciente de las operaciones canadienses antisubmarinas en la costa que los sumergibles permanecieran en áreas de espera hasta que las condiciones fueran ideales. Irónicamente, fue el U-522 inactivo al sur de Terranova que interceptó el convoy transatlántico SC-107, escoltado por la RCN, al sur de Cape Race en la primera semana de noviembre.

En noviembre, se sabía que las patrullas canadienses en el golfo eran altamente efectivas, tanto que el U-183 simplemente se negó a ingresar. Como indicó el tráfico era, según lo cita la historia oficial de la RCN, "completamente muerto" y las patrullas aéreas opresivas, el U-183 (y el U-522) se desplazaron al sur de Nueva Escocia. Solo el U-518 desafió la angustia de las alertas casi continuas del Metox para penetrar profundamente en el golfo en noviembre, pero el Oblt.z.S. Friederich-Wilhelm Wissman tenía una misión especial. En las horas previas al amanecer del 09 de noviembre, el U-518 se internó en la costa de New Carlisle, Que., y puso a Walter Alfred Waldemar von Janowski en la playa.

Janowski no tenía mucho de espía. Después de enterrar su uniforme y el equipo, vagó hacia New Carlisle alrededor de las 6 de la mañana y pidió una habitación en el hotel local. Después de seis semanas en un submarino, Janowski apestaba a humo de diesel y olor corporal. Si eso no fuera suficiente, pagó la habitación con dinero anticuado, preguntó por el tren a Montreal (no había ninguno) y encendió sus cigarrillos Gaulois. El joven que estaba en el mostrador del hotel estaba alerta ante la posibilidad de que los submarinos pudieran desembarcar agentes y, habiéndole dado una habitación a Janowski, fue directamente a la policía. Detenido en cuestión de minutos, Janowski lo admitió todo, llevó a la policía a recuperar su uniforme y su radio, y fue trasladado a Montreal, donde fue interrogado y entregado al servicio Aliado, sin mucho efecto conocido. Wissman, por su parte, no se demoró mucho en el golfo. En lugar de ello, se dirigió a la Bahía de la Concepción, Nfld., donde atacó a las naves de mineral de hierro, el segundo ataque tan exitoso en Wabana en 1942 (Rose Castle de 7.803 tons y el P.L.M. 27 de 5.633 tons, hundidos el 02 de noviembre).

La salida del U-518 del golfo a mediados de noviembre finalizó la fase final de la campaña de 1942, y fue una clara victoria canadiense. A raíz de la patrulla de Hartwig, cuatro submarinos entraron en el golfo y en el río San Lorenzo para atacar el tráfico en octubre y noviembre. Se hundieron tres naves, una triste recompensa por el esfuerzo. Un quinto submarino (U-183) recibió la orden, pero fue rechazado debido a las opresivas patrullas canadienses. Sarty concluye enfáticamente que "las fuerzas canadienses cerraron el asalto submarino en el San Lorenzo". Sin embargo, debido a la brecha en la inteligencia de ultra en 1942, las autoridades canadienses no tenían "idea de que hasta cuatro submarinos operaban en el San Lorenzo en el otoño de 1942, ni que los cuatro hicieron informes desalentadores al BdU". Nadie en la marina o la fuerza aérea, y ciertamente nadie en el gobierno ni en los medios de comunicación, y ningún historiador hasta hace muy poco tiempo, tuvo noción de que los canadienses habían ganado una victoria tranquila pero decisiva en el San Lorenzo a fines de 1942.

A bordo del U-518, aparte del capitán, navegaban el IWO Oblt.z.S. Gerhard Seehausen; IIWO Lt.z.S. Rene Ballert; LI Lt. (Ing) Paul Weidlich

Imagen
Carga de torpedos a bordo del U-518......................................................................

Fuentes: Subs, Spies, and Weather Stations: U-Boat Activity off Canada's East Coast During The Second World War.
https://legionmagazine.com/en/2012/09/h ... y-part-53/
http://www.historisches-marinearchiv.de/index.php
https://www.u-historia.com/uhistoria/hi ... 8/u518.htm
https://uboot-recherche.de/en/u518-boot ... id=1&pid=1

Saludos. Raúl M :carapoker:.
Avatar de Usuario
Tigre
Lieutenant General
Lieutenant General
Años miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del ForoAños miembro del Foro
Registrado: Dom 23 Dic 2007 2:29
Mensajes: 6853
Ubicación: Argentina
Medallas: 7
Argentina (ar)


Volver a Frente Naval

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 124 invitados