Victorias italianas frente a sus exaliados alemanes tras septiembre de 1943

Alemania, EE.UU, Gran Bretaña, Italia, Balcanes, Africa del Norte..etc

Moderador: Japa

Responder
Buscaglia
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 10089
Registrado: 03 Sep 2005 10:56
Agradecimiento recibido: 64 veces

Victorias italianas frente a sus exaliados alemanes tras septiembre de 1943

Mensaje por Buscaglia »

Saludos.

En este gran foro ha menudo hemos comentado como Italia se desmorona en septiembre de 1943 y los alemanes se imponen a Ejército, Marina y Aviación, pese a su inferioridad numérica, en los Balcanes, el Egeo, Francia y en la misma Península Itálica.

Sin embargo, hubo algunas excepciones, como la que se ha narrado recientemente de Piombino, con hechos tan excepcionales como el hundimiento de un torpedero alemán de 800 toneladas por los tanques italianos.

Vamos a narrar unas cuantas acciones más, aún sabiendo que son las excepciones de la regla.

El 9 de septiembre, en la localidad de Bari se hallaba el mando del IX Cuerpo de Ejército italiano. Cuando llegaron las noticias sobre el armisticio, como en todos los lados, los italianos intentaron contemporizar con los alemanes. La diferencia fue que en Bari el general Nicola Bellomo, si se encontraba con un indeseado ataque alemán, estaba dispuesto a repelerlo con todas sus fuerzas.

Los alemanes tenían claro que no podrían mantenerse ni en la ciudad ni en el puerto. No solo por su inferioridad numérica frente a los italianos, sino porque tras la Operación Baytown pronto llegarían los aliados que, de hecho, ese mismo día desembarcaron en la base naval de Tarento. Sin una línea defensiva, los alemanes calcularon que en un par de días las avanzadillas de los paracaidistas de la 1ª División podrían llegar a Bari desde Tarento. La suerte estaba echada pero en el puerto había 20 naves y sus órdenes eran hundirlas para bloquear el puerto y que los aliados no pudieran hacerse con ellas. Sin declarar sus intenciones, 150 alemanes de las SS se infiltraron en el puerto, asaltaron los mercantes Genepesca, Vanda y Frosinone y los hundieron. También dañaron el Volodda.

Mientras, un grupo de dimensiones similares intentó ocupar la 194ª Batería Antiaérea, con piezas de 76/40. Pero la Milicia Antiaérea, los marinos, soldados y Policía reaccionaron y expulsaron a los alemanes que intentaban hacerse con los antiaéreos. También capturaron a los SS que efectuaban destrucciones en el puerto. Nuevos refuerzos alemanes se dirigieron hacia el puerto, pero el fuego de ametralladora los obligó a retroceder...


Según reza una antigua inscripción en la portada de la iglesia de Otxate, cuando el mundo era joven, solo habitaban la tierra y los océanos seres primordiales a los que no resultaba agradable contemplar. Extraños y deformes, procedentes del vacío y las estrellas. En una época aún arcana, estos seres primordiales se ocultaron más allá del tiempo, pero dejaron su semilla. Cthulhu engendró a los seres de la tierra; Dagón, a los marinos, y Derleta, a los lunares.

"Caperucita y otros relatos vascos de terror"

Buscaglia
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 10089
Registrado: 03 Sep 2005 10:56
Agradecimiento recibido: 64 veces

Re: Victorias italianas frente a sus exaliados alemanes tras septiembre de 1943

Mensaje por Buscaglia »

Saludos.

Los combates se trasladaron a los puntos de la ciudad donde había unidades alemanas. Combates que fueron desastrosos para los germanos, que sufrieron cientos de bajas, entre ellas 53 muertos y 400 prisioneros. Algunos alemanes pudieron salir de la ciudad hacia el norte. Los italianos tuvieron a su vez 31 muertos y, entre los heridos, el propio general Bellomo. Un ejemplo más de que, cuando los oficiales italianos cumplían, la tropa no solía hacer mal papel.

El 11 de septiembre llegaron las avanzadillas de la 1ª División Paracaidista inglesa desde Tarento... para encontrarse con que la ciudad estaba autoliberada. De hecho, en ella se iba a instalar el Rey y el gobierno Badoglio para intentar aprovecharse del prestigio de "cobeligerante" que había logrado esta ciudad al vencer a los alemanes.

No fue un caso único el de Bari, ni en septiembre ni en las vísperas de la llegada de los aliados, como veremos en el caso de Nápoles y las ciudades industriales del norte de Italia.
Según reza una antigua inscripción en la portada de la iglesia de Otxate, cuando el mundo era joven, solo habitaban la tierra y los océanos seres primordiales a los que no resultaba agradable contemplar. Extraños y deformes, procedentes del vacío y las estrellas. En una época aún arcana, estos seres primordiales se ocultaron más allá del tiempo, pero dejaron su semilla. Cthulhu engendró a los seres de la tierra; Dagón, a los marinos, y Derleta, a los lunares.

"Caperucita y otros relatos vascos de terror"

Buscaglia
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 10089
Registrado: 03 Sep 2005 10:56
Agradecimiento recibido: 64 veces

Re: Victorias italianas frente a sus exaliados alemanes tras septiembre de 1943

Mensaje por Buscaglia »

Saludos.

Hoy vamos con unos combates muy conocidos en Italia (hay por lo menos tres films que reproducen aquellos terribles días) y que de forma indirecta (testimonios de periodistas o literarios) se tocan a menudo. Pero, que yo sepa, no existe ninguna publicación en castellano que los analice: la liberación de Nápoles.

La ciudad de Nápoles había sufrido mucho durante la contienda, con múltiples ataques aéreos aliados indiscriminados que causaron unos 25.000 muertos. El 8 de septiembre de 1943, tras el armisticio de Cassibile, las fuerzas armadas quedaron sin órdenes y se desbandaron. Esto en Nápoles fue más entendible que en otros lugares porque solo había 5.000 combatientes italianos en toda la Campania por 20.000 alemanes. Aquí, de nuevo, la oficialidad se comportó de forma penosa. La máxima autoridad, el general de Cuerpo de Armada Pentimalli, escapó con ropas de civil (este militar había sido promocionado desde su puesto de general de división por una razón tan poco bélica como haber hallado 56 toneladas de oro en una cueva).

El día 9 de septiembre hubo algunos combates sangrientos en la ciudad, en el cuartel Zanzur, en el puesto de carabineros Pastrengo, en el 21 Centro de Vigilancia Aérea... donde los alemanes se impusieron sin grandes problemas. Los encuentros donde se impusieron los italianos, como en vía Foria, acción en que policía y militares capturaron un coche blindado alemán y 20 soldados... fueron saboteados por los mandos, que liberaron a los alemanes y castigaron a sus subordinados. En esas condiciones, se entiende perfectamente que los soldados se quitaran los uniformes y se fueran a sus hogares. También los civiles se impusieron en algunas escaramuzas puntuales a los alemanes. Escaramuzas que a veces de desencadenaron por razones políticas, como forma de lucha antifascista, pero en otras por los saqueos de tiendas por la soldadesca germana.

El 10 de septiembre en los combates murieron seis alemanes. Los combates prosiguieron el 11, pero el 12, cuando el coronel Scholl, nuevo mando alemán en Nápoles, declaró el estado de sitio y ordenó disparar contra cualquier grupo que se juntase en las calles o cualquier napolitano que se considerase "hostil", la ciudad pareció controlada. Tanto que incluso Scholl el 23 ordenó el trasladó de sus casas a 240.000 napolitanos y estableció el trabajo obligatorio de todos los hombres con edades comprendidas entre los 18 y 33 años. Esperaba obtener 30.000 trabajadores para Alemania. Solo se presentaron 150.

Scholl ordenó a sus tropas rastrillar la ciudad y fusilar a aquellos que no se hubiesen presentado. La batalla iba a comenzar...
Según reza una antigua inscripción en la portada de la iglesia de Otxate, cuando el mundo era joven, solo habitaban la tierra y los océanos seres primordiales a los que no resultaba agradable contemplar. Extraños y deformes, procedentes del vacío y las estrellas. En una época aún arcana, estos seres primordiales se ocultaron más allá del tiempo, pero dejaron su semilla. Cthulhu engendró a los seres de la tierra; Dagón, a los marinos, y Derleta, a los lunares.

"Caperucita y otros relatos vascos de terror"

Buscaglia
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 10089
Registrado: 03 Sep 2005 10:56
Agradecimiento recibido: 64 veces

Re: Victorias italianas frente a sus exaliados alemanes tras septiembre de 1943

Mensaje por Buscaglia »

Saludos.

Lo que finalmente provoca la sublevación general de Nápoles contra los alemanes -sus “cuatro jornadas”, una revuelta legendaria como las vísperas sicilianas- no es el antifascismo o, como malévolamente sugirieron los aliados, la cercanía a su liberación, sino las represalias alemanas que amenazaban con fusilar a las decenas de miles de napolitanos que no se habían presentado para ser deportados como mano de obra forzada. El Frente de Liberación Nacional, constituido quince días antes en Roma y muy embrionario en Nápoles, apenas tuvo un papel en la revuelta.

El 27 de septiembre los alemanes capturaron en sus redadas a unos 8.000 hombres, pero en varios puntos dispersos de la ciudad cientos de italianos comenzaron a combatirles de forma espontánea, sin un plan o mando central previo. Muchos de los insurrectos eran reclutas que se habían desmovilizado tras el armisticio y que ahora debían ingresar como mano de obra forzada. En el cuartel Vomero, en Pagliarone, se produjo el primer tiroteo contra los alemanes. Los germanos intentaron domeñar la rebelión, pero el miedo a un desembarco aliado no les permitía concentrar toda su tropa contra los insurgentes.

Un grupo de doscientos civiles dirigidos por Enzo Stimolo asaltaron la armería del castillo de san Telmo, haciéndose con el material que se guardaba allí. Otros se apropiaron de las armas de los cuarteles de Vía Foria y Vía Carbonara. Grupos de civiles ocuparon el bosque de Capodimonte, donde se creía que los alemanes iban a fusilar a los rehenes. Otro grupo, más especializado, de la Marina, se ocupó de neutralizar las acciones de los ingenieros alemanes de volar el puente de la Sanidad.

El 28 la revuelta de los napolitanos se había hecho general. En el barrio de Materdei una patrulla alemana fue asediada durante horas, hasta que la rescató una expedición de apoyo. En la Puerta de Capua un grupo de 40 hombres causó 10 bajas a los alemanas. Los combates se iban desplazando a Vasto, Monteoliveto... El centro de concentración de rehenes del Campo de Deportes del Littorio fue atacado por los hombres de Enzo Stimolo, que lograron liberarlos.

El 29 continuaron los combates. Diferentes figuras locales acaudillaban la revuelta: el profesor Antonio Tarsis y el estudiante Pansini en el Vomero; el teniente coronel Bonomi y el teniente coronel Cesaruolo en Materdei; el capitán Musella en Avocata; el médico Aurelio Spoto en Capodimonte... La mayoría, militares, pero también muchos civiles. En la plaza Mazzini se produjeron los combates más importantes, con la actuación de carros Tiger por parte de los alemanes y 25 bajas en las filas de los insurrectos...
Según reza una antigua inscripción en la portada de la iglesia de Otxate, cuando el mundo era joven, solo habitaban la tierra y los océanos seres primordiales a los que no resultaba agradable contemplar. Extraños y deformes, procedentes del vacío y las estrellas. En una época aún arcana, estos seres primordiales se ocultaron más allá del tiempo, pero dejaron su semilla. Cthulhu engendró a los seres de la tierra; Dagón, a los marinos, y Derleta, a los lunares.

"Caperucita y otros relatos vascos de terror"

Buscaglia
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 10089
Registrado: 03 Sep 2005 10:56
Agradecimiento recibido: 64 veces

Re: Victorias italianas frente a sus exaliados alemanes tras septiembre de 1943

Mensaje por Buscaglia »

Saludos.

El 29 de septiembre los alemanes comenzaron a recurrir a la artillería contra los insurrectos, bombardeando durante horas en barro obrero de Ponticelli. Tras ello penetraron en las casas, asesinando de forma indiscriminada a los pobladores. También hubo fuertes combates en el aeródromo de Capodichino y la plaza Ottocalli. Pero los italianos habían pasado también a la ofensiva y el cuartel general alemán, en la calle Vittorio Emanuele, fue atacado repetidas veces. El coronel Scholl comenzó a temer quedar copado con sus tropas en la ciudad en un momento en que las fuerzas aliadas se acercaban desde el sur. Tanto que, por primera vez, los alemanes tuvieron que pactar con los partisanos, cuyas fuerzas oficialmente alcanzaban los 1.589 combatientes (en la práctica, dada la idiosincrasia napolitana, probablemente fueron más por la presencia de combatientes espontáneos no encuadrados).

El coronel Scholl comenzó negociaciones con el líder de la resistencia, Stimolo. Los alemanes libertarían a los prisioneros del Campo Deportivo del Littorio a cambio de que se permitiese la salida de la guarnición alemana de la ciudad sin combates. Con esta negociación Scholl desautorizaba a Hitler, cuyas órdenes eran deportar como mano de obra por lo menos a 30.000 napolitanos (los alemanes sólo habían capturado a 4.000 en aquellas semanas de ocupación) y luego destruir la ciudad antes de retirarse.

El 30 los alemanes comenzaron a evacuar Nápoles. Una comisión de los sublevados, presidida por el profesor Antonio Tarsia, se proclamó nuevo gobierno civil y militar de Nápoles. Pero los combates no finalizaron y a lo largo de toda la jornada los cañones alemanes instalados en las alturas de Capodimonte siguieron disparando y fueron continuas las escaramuzas entre las tropas que se retiraban y los sublevados. La retirada alemana fue jalonada de destrucciones e incendios, con daños irreparables al patrimonio histórico y artístico.

El 1 de octubre, a las 9.30, los primeros tanques aliados entraban en la ciudad. Kesselring se mostró satisfecho con el éxito de la retirada y justificó a Scholl. Y, los napolitanos, también estaban eufóricos con su autoliberación. Durante algunos días hubo tiroteos esporádicos contra fascistas atrincherados en algunos edificios. Pero no demasiados porque, a diferencia de lo que ocurriría posteriormente, los fascistas todavía no se habían organizado: la República Social Italiana solo se había fundado el 24 de octubre, tres días antes del inicios de los combates.

En aquellas cuatro jornadas había muerto 562 napolitanos. De ellas, los militares y partisanos eran 168, siendo los demás civiles víctimas de los alemanes. No he hallado las bajas alemanas pero, en cualquier caso, se trató de una meritoria victoria, sobre todo desde el punto de vista simbólico.

Desde el punto de vista estratégico, serían más importantes las de Córcega y Cerdeña...
Según reza una antigua inscripción en la portada de la iglesia de Otxate, cuando el mundo era joven, solo habitaban la tierra y los océanos seres primordiales a los que no resultaba agradable contemplar. Extraños y deformes, procedentes del vacío y las estrellas. En una época aún arcana, estos seres primordiales se ocultaron más allá del tiempo, pero dejaron su semilla. Cthulhu engendró a los seres de la tierra; Dagón, a los marinos, y Derleta, a los lunares.

"Caperucita y otros relatos vascos de terror"

Responder

Volver a “Frente del Mediterráneo”