Submarinos de la clase T

Barcos, submarinos y demás ingenios marítimos.

Moderador: Lauterbach

Responder
Avatar de Usuario
Bruno Stachel
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 22373
Registrado: 13 Ago 2005
Ubicación: Barcelona, capital del Universo
Agradecido : 997 veces
Agradecimiento recibido: 1326 veces

Medallas

Parches

Submarinos de la clase T

Mensaje por Bruno Stachel »

La clase T (o clase Triton) de submarinos diesel-eléctricos fue diseñada en la década de 1930 para reemplazar las clases O, P y R; se construyeron 53 submarinos de esta clase antes y durante la Segunda Guerra Mundial, donde desempeñaron un papel importante en las operaciones submarinas de la Royal Navy. Cuatro barcos en servicio con la Marina Real de los Países Bajos se conocían como la clase Zwaardvisch.

En la década que siguió a la guerra, los barcos supervivientes más antiguos fueron desguazados y el resto se convirtió en barcos ASW para contrarrestar la creciente amenaza submarina soviética. La Royal Navy retiró el último submarino de este tipo en 1969, aunque conservó uno amarrado permanentemente como submarino de entrenamiento estático hasta 1974. El último barco superviviente, que servía con Israel, fue desguazado en 1977.

El diseño de lo que se convertiría en la clase T comenzó en 1934 con el fin de crear un reemplazo para los primeros submarinos británicos de posguerra, las clases O, P y R. Estas clases habían resultado insatisfactorias, ya que eran mecánicamente poco fiables, grandes, lentas y demasiado complicadas. Además, el Tratado Naval de Washington de 1922 requería que estos submarinos fueran retirados después de 13 años de servicio. Por lo tanto, el Oberon tendría que ser retirado de servicio en agosto de 1940 (el estallido de la guerra en 1939 lo mantuvo en servicio).

El Tratado Naval de Londres de 1930 restringió la flota de submarinos británicos a un tonelaje total de 52.700 toneladas, un desplazamiento máximo estándar en superficie de 2.000 toneladas para cualquier barco y un armamento máximo de armas de 130 mm. Los estadounidenses habían propuesto un límite de 1200 toneladas para la Conferencia de Desarme de Londres de 1935, pero el Almirantazgo lo rechazó ya que excluiría a los submarinos minadores de la clase Grampus. El propio Almirantazgo propuso retener el límite de 2.000 toneladas, esperando que las potencias navales rivales construyeran menos submarinos pero más grandes como una cuestión de orgullo nacional, que serían más fáciles de cazar que numerosos submarinos más pequeños. El gobierno conservador de Baldwin también había propuesto prohibir el submarino por completo o imponer un límite de desplazamiento individual de 250 toneladas, pero el Almirantazgo predijo correctamente que las otras naciones no aceptarían limitaciones tan estrictas y continuó con el diseño de lo que entonces se conocía como la clase de submarinos "Repetir P" o "Reemplazar P".

Las clases O, P y R habían sido diseñadas con el Pacífico en mente como una contramedidda contra la cada vez más poderosa Armada Imperial japonesa. En ausencia de una flota de batalla, los submarinos serían el arma ofensiva principal contra los japoneses. Como tal, la clase "Repetir P" tenía que tener una resistencia similar pero ser más fácil de mantener, así como apreciablemente más pequeña a la espera de futuras restricciones. Al elaborar las necesidades futuras de la flota de submarinos británica, se estimó que se necesitarían 20 de estos nuevos submarinos para un tonelaje total de 20.000 toneladas. El contralmirante Noel Laurence, uno de los submarinistas británicos más distinguidos de la Primera Guerra Mundial, también presionó por un fuerte armamento de torpedos. Estaba convencido de que un submarino británico que se enfrentara a una poderosa fuerza de superficie japonesa tendría dificultades para penetrar en la pantalla del destructor, y sólo una gran salva de torpedos podría garantizar los impactos requeridos a distancias más largas, si fuera necesario utilizando solo datos ASDIC para una solución de disparo.

El 27 de febrero de 1934, se pidió al Director de Construcción Naval (DNC), Sir Arthur Johns, que investigara los diseños de un submarino de patrulla de desplazamiento de 1.000 toneladas. Se redactaron dos diseños de DNC que formaron la base del requisito preliminar de noviembre de 1934. Estos diseños requerían un armamento de seis tubos de torpedo de 533 mm, dos tubos externos y un cañón de 3 pulgadas (o 4 pulgadas, si la estabilidad lo permitía), y una capacidad de patrulla de 4.000 millas náuticas a 11 nudos más combustible suficiente para una patrulla de 28 días (correspondiente a 5.500 millas náuticas a 11 nudos). El alcance sumergido debía ser de 15 horas a 2 nudos u ocho horas a 5. Se especificó una velocidad sumergida máxima de 9 nudos, una velocidad de superficie de 15 y una profundidad máxima de 300 pies. Una propuesta alternativa del contralmirante Laurence sugirió el uso de un doble casco para una mayor capacidad de supervivencia bajo ataque de carga de profundidad. Sin embargo, su propuesta fue rechazada por el DNC a favor de un casco único más convencional.

Posteriormente, en 1935, se modificó el diseño "Repetir P" para reducir el desplazamiento a 1.000 toneladas en cumplimiento de las limitaciones del tratado. Para hacerlo, el Diseño 'C' tuvo que sacrificar el espacio de la maquinaria, reduciendo la velocidad en superficie a sólo 14,5 nudos y el alcance en superficie a 8.600 millas náuticas a 8 nudos. El diseño se modificó nuevamente con el Diseño 'D', eliminando la estiba de combustible en tanques externos (que habían resultado problemáticos y propensos a fugas en las clases O, P y R) a favor de la estiba dentro del casco de presión. Resultó imposible volver a reducir el desplazamiento a 1.000 toneladas sin reducciones inaceptables de la resistencia, y se permitió que el desplazamiento aumentase a 1.075 toneladas.

Después de una ligera reducción en la eslora y el requisito de operar en agua dulce, el diseño final se aceptó en mayo de 1935. El 24 de junio el Almirantazgo abandonó formalmente la designación "Repetir P", y se decidió que todos los submarinos llevarían nombres que comenzaran con la letra T. Finalmente, el 3 de septiembre de 1935, se seleccionó el nombre Triton para el buque líder de la clase. La Junta del Almirantazgo dio la aprobación final para el diseño el 13 de febrero de 1936. Se invitó a las empresas de construcción naval Vickers, Cammell Laird y Scotts a presentar ofertas el 5 de diciembre de 1935, y el 5 de marzo de 1936, el contrato para Triton se adjudicó a Vickers Armstrong en el marco del Programa de 1935.


Palo Dixit: posible Anticristo, Cule y Salido que provoca manifas por donde pasa y vacalentacialano parlante.

"Que no panda el cúnico, chicos", dijo ella.

Brunodamus de día, Nostrastachel de noche, Talibán onanista.
Avatar de Usuario
Bruno Stachel
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 22373
Registrado: 13 Ago 2005
Ubicación: Barcelona, capital del Universo
Agradecido : 997 veces
Agradecimiento recibido: 1326 veces

Medallas

Parches

Re: Submarinos de la clase T

Mensaje por Bruno Stachel »

El diseño de los submarinos de clase T fue dictado por los requisitos de una capacidad de salva de torpedos hacia adelante extremadamente grande y un largo alcnace para operaciones en el Pacífico contra buques de guerra japoneses, así como por la necesidad de cumplir con varias restricciones del tratado. Estos requisitos extremadamente desafiantes llevaron a muchos compromisos en el diseño. La experiencia operativa antes y durante la guerra dio lugar a muchas alteraciones y modificaciones en la clase, y los barcos individuales a menudo diferían notablemente entre sí.

Para acomodar los tubos lanzatorpedos delanteros externos, la mayoría de la clase T tenía arcos bulbosos muy distintivos. La forma de proa original de los barcos del Grupo Uno afectó negativamente a la velocidad mientras emergían. En dos de los submarinos del Grupo Uno se omitieron los tubos de proa externos durante el reacondicionamiento (los Triumph y Thunderbolt, anteriormente Thetis), lo que resultó en una forma de proa más fina. Los del Grupo Dos tenían los tubos de proa externos movidos hacia atrás, lo que permitió una forma de proa más fina que solucionó con éxito los problemas de pérdida de velocidad. También tenían dos de los tubos de torpedo externos invertidos para mirar hacia atrás junto con un tubo de popa adicional, lo que resultó en una joroba característica. Los del Grupo Tres recibieron una proa más fina y el revestimiento alrededor de la torre de mando y los tubos de torpedo orientados hacia atrás se aplanaron, lo que resultó en un perfil más suave.

Los submarinos clase T de antes de la guerra eran de construcción remachada. El casco remachado demostró ser notablemente fuerte, y muchos de los barcos T superaron la profundidad de buceo nominal de 300 pies (91 m) durante el combate. Uno, el Tetrarch, realizó una inmersión a 400 pies (122 m) el 23 de abril de 1940. La soldadura en la construcción del casco fue autorizada oficialmente por el Almirantazgo, después de muchas vacilaciones, en julio de 1942 para los cascos de presión del Grupo Tres, que luego se extendieron a todo el casco. Los cascos soldados eran considerablemente más fuertes, lo que permitía una profundidad de 350 pies (107 m) y que el combustible se transportara en tanques de lastre externos para una mayor resistencia. Los submarinos del Grupo Tres parcialmente soldados tenían tanques de lastre externos remachados; estos fueron soldados antes de ser enviados al Lejano Oriente para evitar fugas de aceite que delataran la presencia del submarino. La profundidad máxima estimada fue de 626 pies (191 m).

El Triton se completó con un puente abierto muy alto, lo que resultó en un puente con muchas corrientes de aire. Los siguientes submarinos del Grupo Uno tenían un puente ligeramente diferente, pero también sufrían de puentes expuestos, especialmente durante el mal tiempo. Algunos de los del Grupo Uno fueron equipados con puentes tipo cabina para resolver este problema, que posteriormente fueron estandarizados en el Grupo Dos. La experiencia en tiempos de guerra finalmente demostraría que la mayor visibilidad desde los puentes abiertos era más importante en combate que la mejor habitabilidad, y los últimos barcos del Grupo Tres volvieron al puente abierto.

Los barcos T tenían once tanques principales (de lastre), dos auxiliares, cinco de compensación para adaptarse a los cambios en la densidad del agua y el desplazamiento del submarino a medida que se agotaban las provisiones, y el tanque Q de proa utilizado para inmersiones rápidas o rápidas. Dos de los tanques principales se convirtieron en tanques de combustible en el Grupo Tres con el fin de aumentar el alcance. El tiempo de inmersión desde una condición de flotabilidad del 50% erea de 30 segundos.

Los barcos de los Grupos Dos y Tres aumentaron la capacidad de combustible en muchos barcos a 230 toneladas, lo que da un rango de superficie de 11.000 millas náuticas (20.000 km) a 10 nudos (19 km/h).

Los T usaban una variedad de motores diesel dependiendo de dónde fueron construidos. Los construidos por Vickers usaban motores Vickers, mientras que los de los Royal Dockyards usaban motores diesel Admiralty; Los de Cammell Laird usaban motores Sulzer, mientras que los de Scotts de antes de la guerra tenían motores diesel alemanes MAN sobrealimentados. Estos motores accionaban dos ejes, cada uno con una capacidad de 1250 CV (930 kW) para una velocidad máxima en superficie de aproximadamente 15 nudos (28 km/h). El Triton logró 16,29 nudos (30,17 km/h) en sus primeras pruebas; esta velocidad nunca fue igualada por ninguno de los otros T, que generalmente navegaban a14-15 nudos (26-28 km/h).

Los motores diésel de inyección Vickers de 6 cilindros y 4 tiempos de 1.250 CV instalados en la mayoría de la clase T demostraron ser motores muy fiables, incluso si eran menos avanzados que los diésel utilizados por los submarinos alemanes. El motor podría seguir funcionando incluso si un cilindro fallaba. Los 12 construidos en los Royal Dockyards equipados con motores diesel Admiralty demostraron ser igualmente fiables, aunque los motores eran algo más complicados que los de Vickers.

Por el contrario, los motores diesel MAN resultaron ser bastante problemáticos. En particular, los motores diesel MAN se fabricaron bajo licencia y, una vez que estalló la Segunda Guerra Mundial en 1939, el apoyo técnico de la empresa alemana MAN se detuvo de inmediato. En 1943, sólo quedaban dos de los barcos T con motores MAN (Tuna y Tribune), y fueron relegados a misiones de entrenamiento, incluso cuando la Royal Navy en el Lejano Oriente se enfrentaba a una escasez crítica de submarinos en marzo de 1944. Los motores de 2 tiempos Cammell Laird Sulzer recibieron críticas mixtas; algunos barcos como el Thrasher y el Thorn resultaron perfectamente satisfactorios, mientras que los motores causaron problemas en otros. No estaban suficientemente diseñados para funcionar a toda velocidad y tendían a romper los anillos y bloques de los cilindros.

La propulsión sumergida fue proporcionada por una batería de 336 celdas que accionaba dos motores eléctricos Laurence Scott de 1.450 CV(1.080 kW). Estos proporcionaron un alcance de 48 horas a 2,5 nudos (4,6 km/h) o una hora a la velocidad máxima sumergida de 9 nudos (17 km/h). La batería demostró ser vulnerable a sufrir daños por impacto de las cargas de profundidad, y esto contribuyó a la pérdida del Tempest en 1942, que fue dañado por las cargas de profundidad del torpedero italiano Circe que rompieron el tanque de su batería y llenó el submarino con cloro gaseoso, lo que la obligó a emerger y a rendirse. Este problema se resolvió reforzando el compartimento de la batería y colocando amortiguadores de goma. En contraste con el Tempest, el Terrapin modificado sobrevivió a un ataque de carga de profundidad prolongado de los barcos de escolta japoneses, lo que hizo que su casco fuera una pérdida total al no poder ser reparado pero no infligió daño alguno a las celdas de su batería.

Imagen
El HMS Thorn tras ser completado.
https://en.wikipedia.org/wiki/British_T-class_submarine
Palo Dixit: posible Anticristo, Cule y Salido que provoca manifas por donde pasa y vacalentacialano parlante.

"Que no panda el cúnico, chicos", dijo ella.

Brunodamus de día, Nostrastachel de noche, Talibán onanista.
Avatar de Usuario
Bruno Stachel
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 22373
Registrado: 13 Ago 2005
Ubicación: Barcelona, capital del Universo
Agradecido : 997 veces
Agradecimiento recibido: 1326 veces

Medallas

Parches

Re: Submarinos de la clase T

Mensaje por Bruno Stachel »

Dados los avances británicos en el ASDIC se espraba que otras naciones desarrollarían algo similar para la detección de submarinos. Ante las esperadas medidas antisubmarinas enemigas, cualquier ataque probablemente tendría que realizarse a larga distancia sin la ayuda del periscopio, utilizando sólo el ASDIC. Para contrarrestar la inexactitud resultante, se necesitaría una salva de al menos ocho torpedos. La planificación británica en ese momento también asumió que los tratados internacionales evitarían la guerra submarina sin restricciones, y el objetivo principal del submarino sería atacar buques de guerra enemigos. En tal situación, un comandante podía tener sólo una oportunidad de atacar, por lo que una gran salva era esencial. La salva de diez torpedos de la clase T de antes de la guerra fue la más grande jamás instalada en un submarino operativo.

Todos los submarinos de la clase T tenían seis tubos lanzatorpedo internos de 533 mm en la proa. Estos fueron equipados con contraventanas de proa en los primeros barcos del Grupo Uno en un intento de reducir la resistencia bajo el agua; sin embargo, los beneficios demostraron ser bastante mínimos, y las contraventanas eran propensas a atascarse en los restos flotantes, y la idea se abandonó a favor de remodelar las salidas de los tubos lograr una resistencia mínima. Después de la pérdida del Thetis debido a la apertura involuntaria del cierre de un tubo lanzatorpedo mientras su tapa de proa estaba abierta, se introdujo un clip de seguridad especial conocido como "clip de Thetis" para evitar que el tubo lanzatorpedos fuera abierto por más que una fracción si el cierre de proa no estaba en su lugar.

Cada submarino T llevaba seis torpedos de recarga en el compartimiento de almacenamiento de torpedos. El proceso de recarga era manual, aunque se experimentó con un sistema de carga eléctrico en el Triumph, en 1939, basado en uno desarrollado en el Grampus. Este sistema demostró tener poca potencia y las presiones de la producción en tiempos de guerra llevaron a que se redujera el desarrollo.

Los tubos lanzatorpedos internos se complementaron con cuatro tubos de torpedos externos ("tipo E") de 533 mm en los barcos del Grupo Uno, todos orientados hacia adelante. Se utilizaron tubos externos para evitar comprometer la integridad estructural del casco de presión con demasiadas aberturas. Estos tubos no se podían recargar desde el interior del submarino, y tampoco era posible realizar el mantenimiento o retirar el torpedo una vez que se cargaba en el tubo externo. Estos tubos se inclinaron hacia abajo en un ángulo de proa de 5° para facilitar las operaciones, excepto en el Triton. Dos de estos tubos externos estaban a proa, y otros dos en el centro del casco, en la base de la torre de mando. A diferencia de los tubos internos, los cierres de los tubos externos debían trabajarse manualmente, lo que requería un esfuerzo considerable. Los tubos también demostraron ser vulnerables a los daños. A dos de los T se les omitieron los tubos externos de proa durante la reconstrucción: al Thunderbolt (ex-Thetis) y al Triumph.


Antes del estallido de la guerra, había habido mucho debate sobre la introducción de tubos de torpedos de popa en los submarinos británicos. Se consideró dudosa la eficacia de una salva de popa de dos torpedos, y estos tubos ocuparían un espacio valioso en el submarino. [8] Sin embargo, la experiencia de combate pronto provocó quejas de los comandantes de submarinos británicos como el comandante Miers (Torbay) sobre la falta de tubos de torpedo de popa. Así, ocho de los barcos del Grupo Uno (Taku, Thunderbolt, Tigris, Torbay, Tribune, Trident, Truant y Tuna) fueron equipados con un undécimo tubo torpedo externo orientado hacia atrás, y esto se convirtió en estándar en los barcos del Grupo Dos en adelante. [8 ] En los barcos del Grupo Dos, los tubos de torpedos del centro del barco también se movieron a popa de la torre de mando y se reorientaron hacia la parte trasera. Inicialmente, estos tenían un ángulo de 10 ° con respecto a la línea central, pero esto creó un área de revestimiento plano que dificultaba el mantenimiento de la profundidad. Por lo tanto, para los dos últimos barcos del Grupo Dos (Traveller y Trooper) y todos los barcos del Grupo Tres, el ángulo se redujo a 7 °. [9]

El torpedo utilizado por la clase T fue el Mk VIII de 533 mm, principalmente la variante Mk VIII **. Este torpedo pesaba 1.566 kg con una ojiva Torpex de 365 kg y utilizaba un motor quemador Brotherhood que le daba un alcance de 4.570 m a 45,5 nudos (84,3 km/h) o 6.400 m a 41 nudos (76 km/h). Tenía una mayor eficiencia propulsora que cualquier otro torpedo contemporáneo de tamaño similar, pero la escasez del Mk VIII a principios de la guerra llevó a algunos submarinos a utilizar el Mk IV más antiguo. El Mk VIII estaba equipado principalmente con una pistola de contacto, que detonaba el torpedo al impactar. Debido a problemas de desarrollo con los torpedos británicos de posguerra, el Mk VIII seguiría siendo el torpedo estándar utilizado por la clase T (y todos los submarinos de la Royal Navy) hasta 1971 con la introducción del torpedo guiado por cable Mk 23. Aún así, el 2 de mayo de 1982, el HMS Conqueror hundió el crucero argentino ARA General Belgrano con dos torpedos Mark VIII** durante la Guerra de Malvinas.

Todos los submarinos de la clase T, tal como se construyeron, contaban con un cañón de 102 mm. Este era el QF Mk XII o XXII (ambos intercambiables) en un montaje S1 situado sobre la carcasa y hacia adelante de la torre de mando, con un parapeto característico que giraba con el arma para proporcionar espacio para que la tripulación operara el arma. No contaba con protección para la dotación debido a restricciones de peso, excepto en el Tabard, el Talent y el Teredo. Muchos otros T recibieron escudos improvisados ​​fabricados por barcos depósito en el Lejano Oriente, lo que les proporcionó cierto grado de protección. El arma tenía una tripulación de cinco, y a los submarinos de clase T se les asignó inicialmente 100 proyectiles para el cañón, que resultó ser una cantidad insuficiente y pronto se incrementó; al final de la guerra, los T a menudo no llevaban torpedos de recarga a favor de llevar más munición par el cañón.

El armamento antiaéreo estándar eran tres ametralladoras de 7.7 mm. Eran inicialmente Lewis, pero a partir de 1941 se reemplazaron por la Vickers operada por gas (VGO), que fue sustituida a veces por la Bren. Más tarde, la mayoría de los T se modernizaron o completaron con el Oerlikon de 20 mm, situado detrás de la torre de mando. La mayoría de los barcos T estaban equipados con uno, pero el Tantivy llevaba dos cañones de 20 mm, uno al lado del otro en soportes de pedestal, mientras que el Tireless se completó con un montaje doble Oerlikon Mk 12A. La tripulación del Terrapin pudo conseguir una Browning refrigerada por aire de 12.7 mm por su propia iniciativa, pero esta arma era demasiado potente para la estructura de la torre de mando y finalmente se retiró.
Palo Dixit: posible Anticristo, Cule y Salido que provoca manifas por donde pasa y vacalentacialano parlante.

"Que no panda el cúnico, chicos", dijo ella.

Brunodamus de día, Nostrastachel de noche, Talibán onanista.
Avatar de Usuario
Bruno Stachel
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 22373
Registrado: 13 Ago 2005
Ubicación: Barcelona, capital del Universo
Agradecido : 997 veces
Agradecimiento recibido: 1326 veces

Medallas

Parches

Re: Submarinos de la clase T

Mensaje por Bruno Stachel »

El barco cabeza de la clase, Triton, entró en servvicio el 9 de noviembre de 1938. Se le unirían otros 14 submarinos de la clase T encargados en el marco de los programas anteriores a la guerra de 1936-1938. La desafortunada pérdida de Thetis el 1 de junio de 1939 junto con 99 hombres a bordo durante sus pruebas llevó a modificaciones en los procedimientos de escape de los submarinos de la Royal Navy.

El Triton fue el único miembro de la clase que se sometió a pruebas completas, ya que el estallido de la guerra significó que la Royal Navy no podía permitirse este lujo en un momento en que se necesitaban desesperadamente submarinos modernos. Cuando estalló la guerra el 1 de septiembre de 1939, sólo había tres T en servicio: los Triton, Triumph y Thistle.

Como submarino de patrulla oceánica estándar de la Royal Navy, los submarinos de clase T combatieron desde el Mar del Norte hasta el Mediterráneo y finalmente el Lejano Oriente.

La la campaña de los submarinos británicos contra Alemania durante las primeras etapas de la guerra fue muy diferente a la de los submarinos alemanes en el Atlántico y la de los submarinos estadounidenses en el Pacífico. Alemania no dependía del tráfico mercantil de la forma en que Gran Bretaña dependía del comercio exterior y, por lo tanto, no había convoyes desprotegidos o tráfico mercantil para ser atacados por los submarinos británicos. La mayor parte del tráfico mercantil alemán se limitó al Mar del Norte, que estaba muy minado. Por lo tanto, los submarinos británicos se vieron obligados a realizar largas patrullas, a menudo infructuosas, en estas confinadas y peligrosas aguas.

El 10 de septiembre de 1939 el Triton avistó otro submarino mientras patrullaba la costa noruega. Cuando el submarino no respondió a sus señales, el británico disparó dos torpedos desde los tubos de proa externos, alcanzándo al submarino con uno y hundiéndolo. Desafortunadamente, este submarino resultó ser el Oxley, el primer submarino británico que se perdió durante la guerra, y sólo dos de su tripulación sobrevivieron al ataque. La tripulación del Triton fue exonerada por una investigación posterior, pero fue un comienzo desfavorable para la guerra para la flota de submarinos. El Triumph tuvo la mala suerte de encontrarse con una mina el 26 de diciembre de 1939 que voló su sección de proa, pero sobrevivió milagrosamente y pudo regresar a Rosyth para recibir extensas reparaciones.

Con el inicio de la campaña noruega en abril de 1940, el aumento del tráfico de la Kriegsmarine en apoyo de la invasión alemana llevó a más acciones para los submarinos con base en el mar del Norte. El 8 de abril el Triton se encontró con los cruceros Blücher y Lützow, pero falló con una salva completa de diez torpedos. Dos días después, tuvo más éxito después de recargar, hundiendo tres barcos en un convoy alemán con seis torpedos. El Truant también logró un éxito notable, inutilizando al crucero Karlsruhe, que tuvo que ser rematado por un torpedero de escolta. Dos submarinos de esta clase se perdieron durante la campaña noruega: el Thistle (torpedeado por el U-4 el 10 de abril) y el Tarpon (hundido por las cargas de profundidad por del Schiff 40/Schürbek el 14).

Los británicos comenzaron patrullar el Golfo de Vizcaya, conocido como el 'Anillo de Hierro', en julio de 1940 después de la caída de Francia y la ocupación alemana de los puertos atlánticos franceses. Estos se volvieron mucho más importantes una vez que buques de guerra ​​como el Scharnhorst, Gneisenau y Prinz Eugen llegaron allí en 1941.

El 15 de diciembre de 1940, dl Thunderbolt hundió al submarino italiano Tarantini, el primero de los 14 submarinos del Eje que fueron víctimas de los submarinos de clase T. El 5 de julio de 1941,el Tigris dio cuenta de otro submarino italiano, el Michele Bianchi. Las patrullas del Anillo de Hierro se interrumpieron después de la operación Cerberus en febrero de 1942.

Los submarinos de clase T comenzaron a operar en el Mediterráneo a partir de septiembre de 1940. Este fue el teatro en el que la clase T estuvo más involucrada en las operaciones y, en consecuencia, en el que sufrió pérdidas proporcionalmente grandes.

Las operaciones en el Mediterráneo plantearon varios desafíos sustanciales para los submarinos británicos y la clase T en particular. En primer lugar, la Regia Marina italiana, casi única entre las armadas del Eje, había dedicado una cantidad sustancial de recursos y entrenamiento a la guerra antisubmarina. Equipados con su propia versión de sonar, el ecogoniometro (ECG), poseyendo excelentes buques de escolta y haciendo un amplio uso de las minas, los italianos fueron los más exitosos de las potencias del Eje en la destrucción de submarinos aliados.

El mar Mediterráneo también se caracterizó por sus aguas tranquilas, poco profundas e inusualmente claras en comparación con el Atlántico norte. Los submarinos a menudo se podían ver desde el aire incluso cuando estaban sumergidos, y las aguas poco profundas dificultaban o imposibilitaban sumergirse a gran profundidad para escapar del ataque. Diseñados para operaciones en el Lejano Oriente, los T eran sustancialmente más grandes que los alemanes Tipo VII estándar y, por lo tanto, eran más vulnerables a la detección y a las minas.

Por el contrario,el gran tamaño de los T les dieron una resistencia y alcance sustancialmente mayores en comparación con los submarinos estándar más pequeños de la Royal Navy, como las clases S y U. Esto les permitió operar con éxito desde las bases británicas de Alejandría y Gibraltar, que estaban a considerable distancia de las aguas enemigas. La campaña de submarinos británicos en el Mediterráneo estaba dirigida principalmente contra los convoyes del Eje desde Italia al norte de África que abastecían al ejército italiano y al Afrika Korps. La potencia de la aviacón del Eje hacía que fuera extremadamente peligroso utilizar buques de guerra de superficie en este papel, y hasta que los Aliados pudieran establecer una superioridad aérea sobre Malta, la carga de la campaña anti-envío recaería sobre los submarinos con base en el Mediterráneo. Los submarinos británicos no operaban en la superficie durante el día en el Mediterráneo, ya que era demasiado peligroso gracias a la aviación del Eje, y sólo emergían para recargarse por la noche. Por su parte, los del Eje tendían a operar en la superficie a plena luz del día, un hábito descrito por los submarinistas británicos como "verdaderamente reprobable". Los submarinos de la clase T resultaron especialmente exitosos contra los del Eje en el teatro, hundiendo cinco submarinos italianos sin pérdidas propias.

Trece submarinos de la clase T se perdieron durante la campaña del Mediterráneo, incluidos todos menos dos de los del Grupo Dos. Más de la mitad de estos (7) se perdieron en los campos de minas del Eje. A cambio, jugaron un papel crucial al evitar la llegada de suministros a las fuerzas del Eje en el norte de África, lo que finalmente condujo a la victoria de los aliados en ese escenario. Por ejemplo, el Turbulent representó más de 90.000 toneladas hundidas.

Se otorgaron cuatro Cruces Victoria a las tripulaciones de submarinos de clase T durante la campaña del Mediterráneo. Una, la de J. W. Linton, capitán del Turbulent, fue inusual porque fue otorgado por esfuerzo sostenido y no por valentía sobresaliente en una sola acción. Las otras dos fueron otorgados a dos miembros de la tripulación del Thrasher, T. W. Gould y P. S. W. Roberts, quienes retiraron dos bombas antisubmarinas sin detonar clavadas en la carcasa del cañón del submarino. El Thrasher sigue siendo el único submarino británico en la historia que ha tenido más de un receptor de VC entre su tripulación. La última VC fue otorgada a A. Miers, capitán del Torbay, por una intrépida incursión en el puerto de Corfú.
Palo Dixit: posible Anticristo, Cule y Salido que provoca manifas por donde pasa y vacalentacialano parlante.

"Que no panda el cúnico, chicos", dijo ella.

Brunodamus de día, Nostrastachel de noche, Talibán onanista.
Avatar de Usuario
Bruno Stachel
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 22373
Registrado: 13 Ago 2005
Ubicación: Barcelona, capital del Universo
Agradecido : 997 veces
Agradecimiento recibido: 1326 veces

Medallas

Parches

Re: Submarinos de la clase T

Mensaje por Bruno Stachel »

A pesar de que la clase se construyó teniendo en cuenta las operaciones contra los japoneses, ningún clase T (ni ningún submarino británico operativo) estaba en el teatro en el momento del ataque japonés. El Truant y el Trusty recibieron la orden de ir al área a toda prisa, pero llegaron justo a tiempo para que Singapur cayera. Después de la retirada aliada, se basaron en Ceilán con los submarinos holandeses supervivientes. Se les ordenó interceptar la ruta japonesa esperada para la incursión del Océano Índico, y el Truant hundió dos transportes, pero el Kido Butai no pasó ahí.

Esta pequeña flotilla fue todo lo que estuvo disponible hasta finales de 1943 cuando comenzaron a llegar nuevos barcos de las clases S y T. Estos recién llegados tenían modificaciones para tener un mejor rendimiento en los climas más cálidos y eran más adecuados para operaciones ofensivas. Dada la necesidad de Japón de defenderse del avance estadounidense, los objetivos de alto valor fueron limitados, aunque hubo algunos éxitos notables: el Tally Ho hundió al Kuma y al UIT-23, el Taurus al I-34, el Telemachus al I-166 y el Trenchant al U-859 y al crucero pesado Ashigara. El Tantalous se convirtió en la única unidad británica en avistar unidades capitales japonesas cuando vio al Ise y al Hyūga durante la operación Kita, pero no pudo atacarlos.

Aunque los objetivos de oportunidad eran pobres en comparación con los "caladeros" donde los submarinos estadounidenses operaban, la clase I dio buena cuenta de sí misma, hundiendo numerosos mercantes, buques de carga y de guerra japoneses, junto con una gran cantidad de buques costeros y pequeñas embarcaciones. Demostraron ser más adecuados para las operaciones del Lejano Oriente que la clase S más pequeña, ya que tenían una mayor comodidad para la tripulación y un mayor alcance.

Imagen
HMS Triton
https://en.wikipedia.org/wiki/HMS_Triton_(N15)
Palo Dixit: posible Anticristo, Cule y Salido que provoca manifas por donde pasa y vacalentacialano parlante.

"Que no panda el cúnico, chicos", dijo ella.

Brunodamus de día, Nostrastachel de noche, Talibán onanista.
Avatar de Usuario
Bruno Stachel
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 22373
Registrado: 13 Ago 2005
Ubicación: Barcelona, capital del Universo
Agradecido : 997 veces
Agradecimiento recibido: 1326 veces

Medallas

Parches

Re: Submarinos de la clase T

Mensaje por Bruno Stachel »

Después de la guerra, todos loss supervivientes del Grupo Uno y Dos fueron desguazados y el resto fue modernizado.

A finales de la década de 1940 y 1950, la mayoría fueron optimizados para operaciones submarinas silenciosas y de mayor velocidad contra los submarinos soviéticos, en lugar del papel anti-barco de superficie para el que habían sido diseñados. En enero de 1948 se reconoció formalmente que la principal función operativa de la flota de submarinos británica ahora sería interceptar los submarinos soviéticos que salían de sus bases en el norte de Rusia para atacar a los mercantes británicos y aliados. En abril siguiente, el Subjefe del Estado Mayor Naval, el contraalmirante Geoffrey Oliver, hizo circular un documento en el que proponía que los submarinos británicos asumieran un papel más ofensivo atacando a los submarinos soviéticos frente a la costa norte de Rusia y minando las aguas de la zona. Con la flota de superficie drásticamente reducida después del final de la Segunda Guerra Mundial, comentó que éste era uno de los pocos métodos que tenía la Royal Navy para "llegar al enemigo en su casa".

Gran parte del trabajo realizado en los submarinos se basó en los resultados de las mediciones realizadas con el Tradewind, que se había modificado en julio de 1945 - septiembre de 1946 para convertirse en un submarino de pruebas acústicas, con tubos externos y cañones retirados, el puente carenado, el casco aerodinámico. y algunos tubos de torpedos internos clausurados.

A partir de 1948 ocho submarinos soldados se sometieron a una extensa conversión "Super-T" en los astilleros de Chatham. Las modificaciones incluyeron la eliminación de los cañones de cubierta y cambiar la torre de mando por una "vela", una torre de superficie lisa y mucho más simétrica y aerodinámica. Se instaló una batería adicional y se insertó una nueva sección del casco para acomodar un par adicional de motores. Esto varió entre 4,3 m en las primeras conversiones y 5,33 m en las últimas. Estos cambios permitieron una velocidad bajo el agua de 15 nudos (28 km/h) o más y aumentaron la resistencia a alrededor de 32 horas a 3 nudos (5,6 km/h). Los primeros barcos en someterse a esta modificación fueron el Taciturn en noviembre de 1948 - marzo de 1951, seguidos por el Turpin en junio de 1949 - septiembre de 1951. El programa se completó con la conversión del Trump en febrero de 1954 - junio de 1956.

La conversión no fue del todo exitosa ya que se redujo la altura metacéntrica, lo que hizo que los barcos oscularan pesadamente en la superficie ante condiciones climáticas adversas. Esto se mejoró en 1953 en aquellas conversiones que se habían completado aumentando la flotabilidad al aumentar la capacidad de un tanque de lastre principal en 50 toneladas. Esto se hizo fusionándolo con un tanque de combustible de emergencia existente. Para los cuatro barcos que quedaban por convertir, el aumento de la flotabilidad se logró alargando la sección adicional del casco de 4,3 m a 5,33 m. El efecto fue alargar la sala de control y se emitieron instrucciones estrictas de que este espacio no debía usarse para equipo adicional, de lo contrario, la flotabilidad mejorada se vería afectada.

Mientras tanto, en diciembre de 1950, se aprobó la modernización de cinco submarinos remachados. Este fue un proceso mucho menos extenso, con la eliminación de los cañones de cubierta y los tubos de torpedo externos, el reemplazo de la torre de mando por una "vela" y el reemplazo de las baterías por versiones más modernas que proporcionaron un aumento del 23%. El trabajo fue mucho más sencillo que la conversión de los barcos soldados y se llevó a cabo durante el reacondicionamiento normal. El primer barco remachado en someterse a esta modificación fue el Tireless en 1951.

El último submarino de la Royal Navy de la clase fue el Tiptoe, que fue dado de baja el 29 de agosto de 1969. El último de la clase T en servicio con la Royal Navy, aunque no operativo, fue el Tabard, que estaba amarrado permanentemente como un submarino de entrenamiento estático en el establecimiento costero HMS Dolphin de 1969 a 1974, cuando fue reemplazado por el HMS Alliance.

El último barco operativo en el mundo fue el INS Dolphin, anteriormente HMS Truncheon, uno de los tres barcos de clase T vendidos a la Armada israelí; fue desguazado en 1977.

Otro submarino vendido a Israel, el Totem, rebautizado INS Dakar, se perdió en el Mediterráneo en 1969 mientras pasaba de Escocia a Haifa. Aunque el naufragio fue descubierto en 1999, la causa del accidente sigue siendo incierta.
Palo Dixit: posible Anticristo, Cule y Salido que provoca manifas por donde pasa y vacalentacialano parlante.

"Que no panda el cúnico, chicos", dijo ella.

Brunodamus de día, Nostrastachel de noche, Talibán onanista.
Avatar de Usuario
Bruno Stachel
Capitán General
Capitán General
Mensajes: 22373
Registrado: 13 Ago 2005
Ubicación: Barcelona, capital del Universo
Agradecido : 997 veces
Agradecimiento recibido: 1326 veces

Medallas

Parches

Re: Submarinos de la clase T

Mensaje por Bruno Stachel »

Los quince submarinos de preguerra petenecían al Primer Grupo de la clase T y fueron ordenados bajo los Programas de 1935 (Triton), 1936 (los cuatro siguientes), 1937 (los siete siguientes) y 1938 (los tres últimos). Originalmente tenían una proa bulbosa que cubría los dos tubos de torpedo externos delanteros, lo que produjo quejas pues reducían la velocidad de superficie en condiciones climáticas adversas. Por lo tanto, estos tubos externos se retiraron del Triumph durante las reparaciones después de que fuera dañado por una mina y del Thetis durante las extensas reparaciones que siguieron a su hundimiento y posterior rescate. Sólo seis sobrevivieron a la guerra.

Los siete buques del Segundo Grupo fueron ordenados bajo el Programa de Emergencia de Guerra de 1939. El primero, el Thrasher, fue botado el 5 de noviembre de 1940. Los tubos de proa externos se movieron siete pies hacia atrás para mejoarr la navegación. Los dos tubos externos en ángulo hacia adelante justo delante de la torre de mando se reposicionaron a popa y se inclinaron hacia atrás para disparar a popa, y también se instaló un tubo de torpedo externo de popa. Esto dio un total de ocho tubos orientados hacia adelante y tres hacia atrás. Todos los barcos del Grupo Dos fueron enviados al Mediterráneo; sólo dos sobrevivieron a la guerra, el Thrasher y el Trusty.

Los siete buques del Segundo Grupo fueron ordenados 9 con el Programa de Emergencia de Guerra de 1940, 17 por el de 1941 y 14 por el de 1942 (de estos sólo se completaron cinco). Cuatro fueron transferidos a la marina holandesa.
Palo Dixit: posible Anticristo, Cule y Salido que provoca manifas por donde pasa y vacalentacialano parlante.

"Que no panda el cúnico, chicos", dijo ella.

Brunodamus de día, Nostrastachel de noche, Talibán onanista.
Avatar de Usuario
Tupelo66
Capitán
Capitán
Mensajes: 2754
Registrado: 25 Ene 2023
Agradecido : 415 veces
Agradecimiento recibido: 1637 veces

Medallas

Parches

Re: Submarinos de la clase T

Mensaje por Tupelo66 »

Imagen
HMS Tally
Avatar de Usuario
Tupelo66
Capitán
Capitán
Mensajes: 2754
Registrado: 25 Ene 2023
Agradecido : 415 veces
Agradecimiento recibido: 1637 veces

Medallas

Parches

Re: Submarinos de la clase T

Mensaje por Tupelo66 »

Imagen
HMS Tigris,el cual se perderia en 1943 probablemente debido a minas.
Responder

Volver a “Armamento / Tecnología Naval”