El Ejército español de José Napoleón (1808-1813) Luis Sorando MuzásEl Ejército español de José Napoleón (1808-1813)

Luis Sorando Muzás

Páginas: 512 + 24 en color

ISBN: 978-84-946499-1-2

Desperta Ferro ediciones.

Madrid, 2018.

Precio : 26,95€ IVA incluido 

Ya en su dedicatoria Luis Sorando Muzás plantea el problema de este ejército español enemigo de los españoles : A la memoria de todos aquellos que, equivocados o no, no dudaron en ofrecer sus vidas en defensa de lo que consideraban mejor para su patria. Para el autor, ya no existen “los buenos” que combatieron contra los franceses y “los malos” que se unieron al invasor ; pasados dos siglos y apagadas las pasiones, sólo quedan hombres que pensaron en el bien de su patria. No se tratará pues en lo sucesivo de enjuiciar las acciones de unos o de otros sino de estudiar la historia de estos regimientos y describir sus uniformes. 

El libro se divide en 21 capítulos que abordan todos los cuerpos del ejército napoleónico en España durante el breve periodo del reinado de José I o sea, durante los seis años de 1808 a 1813. 

1 - Generalidades ofrece un resumen de la época desde la llegada de José a España hasta la retirada de las tropas francesas. Con cierto optimismo el monarca recién proclamado espera que las tropas borbónicas van a quedar a su servicio pero rápidamente tiene que enfrentarse con dificultades de todas clases y las deserciones en particular van a llevarle a querer crear tropas que le sean fieles pero siempre contando con la presencia masiva de españoles.

2 - Los símbolos del Estado nos presenta el dilema con el que tiene que enfrentarse el nuevo rey : organizar tropas que aparezcan como españolas pero al servicio del Imperio, organizar la ruptura con el pasado pero sin acabar con la tradición, marcar la independencia del nuevo reino pero sin romper los lazos que le unen a su hermano.

3 - Los generales

4 - Los Estados Mayores

5 - Infantería de la Guardia Real

6 - Caballería de la Guardia Real

7 - Artillería e ingenieros de la Guardia Real

8 - Infantería de línea española y otros cuerpos

9 - Infantería de línea extranjera

10 - Infantería ligera

11 - Caballería

12 - Artillería

13 - Ingenieros

14 - Cuerpos de inválidos

15 - Cuerpos de seguridad

16 - Cuerpos francos

17 - Guardias y milicias cívicas

18 - Los gobiernos particulares Cataluña y Aragón

19 - Gobiernos particulares navarra, Vizcaya, Burgos, Valladolid, Salamanca y Valencia

20 - Regimientos españoles en la Grande Armée

21 - Uniformes civiles

- Apéndice I : Recoge la evolución del ejército de José I entre 1808 y 1813.

- Apéndice II : Analiza las fuentes iconográficas autor por autor en lo que se refiere a uniformes.

- Apéndice III : Reúne las biografías por orden alfabético de los personajes más destacados del reinado de José I.

- Glosario : Aclara el vocabulario relativo sobre todo a los uniformes. ¡ Imprescindible para hacer la diferencia entre “Aiglettes” y “Águila” !

- Bibliografía : Traduce las abreviaciones empleadas en la obra para designar los archivos y enumera las fuentes, muchas de ellas francesas o inglesas.

- Índice analítico : Remite a las páginas donde se cita tal o cual nombre o apellido ; muy útil cuando se busca una referencia.

- Páginas en color : Veinticuatro páginas en color repartidas en tres cuadernos (pp.116, 212 y 341) nos permiten contemplar los uniformes y detalles de uniformes mediante dibujos de Dionisio Cueto, José G. Morán, Massimo Fiorentino, Patrice Courcelle o Augusto Ferrer-Dalmau

No detallaremos el contenido de los capítulos 3 a 21 por ser bastante elocuentes sus títulos pero señalaremos que cada uno de ellos se divide en dos partes : una parte puramente histórica y otra dedicada a los uniformes. 

La parte puramente histórica el autor nos ofrece un análisis completo de la composición de los regimientos con una multitud de informaciones detalladas que van desde los nombres de los jefes hasta el número de efectivos pasando por el precio de las piezas de uniforme o el armamento. Recuerda los orígenes o la fundación de estos cuerpos y las dificultades con las que se enfrenta José Bonaparte. Para el hermano del Emperador el objetivo es crear un ejército formado con españoles, integrar nuevos voluntarios en los ejércitos que encuentra a su llegada pero la época no va en este sentido. El caso de la Guardia Real, cuerpo de élite que por su fama tenía que atraer a más voluntarios, que tenía que servir de modelo para todos los españoles, va a servir de ejemplo pero no como se esperaba : van a desertar la mayoría de sus componentes pasando con armas y bagajes a las tropas contrarias. En su afán de no romper con la tradición, José adopta la escarapela roja para sus tropas … ¡ lo que ya habían hecho los insurgentes ! Estas anécdotas que relata Luis Sorando Muzás nos hacen sonreír pero son reveladoras al mismo tiempo del desorden que reina en la Corte. Los nuevos regimientos son creados a partir de tropas sacadas de otros regimientos existentes llegando a veces al absurdo de sacar hombres de regimientos que no son completos como en el caso del 1.° de Lanceros integrado por 80 hombres del que se tiene que sacar hombres para formar el 2.° de Lanceros, el ejército real que tenía que ser español se forma a partir de soldados españoles pero también de otras nacionalidades, con oficiales franceses, la mayor parte de ellos no alcanzará nunca los efectivos previstos ; algunos regimientos son disueltos antes de que hayan llegado a ser completos, otros consiguen atraer reclutas que desertan casi enseguida pero ¿ qué se puede esperar cuando se llega a reclutar las tropas entre los prisioneros hechos al bando adverso ? En cuanto al “nervio de la guerra”, el dinero, anda más que escaso : para botón de muestra está el regimiento de Húsares de la Guardia Real que ve su formación comprometida ya que se quedan sus caballos sin herrar por falta de recursos o el Segundo regimiento de Cazadores a caballo que recibe carabinas y pistolas viejas y casi inútiles… En tales circunstancias, el fracaso era más que previsible : era evidente, inevitable. 

Las secciones relativas a los uniformes están bien documentadas a pesar de la dificultad para encontrar los datos necesarios puesto que parece que todo se hizo en el curso del tiempo para que aquellos hombres cayeran en el olvido. El ejemplo más patente es el de muchas banderas que son desconocidas a pesar de ser el símbolo por excelencia de un regimiento ya que desaparecieron a medida que fueron tomadas : era menester borrar la vergüenza que suponía la existencia de unas tropas españolas al servicio del invasor. El autor se enfrenta pues con un escollo poco común, señalando las lagunas históricas, sorteando las invenciones de algunos autores y los errores de otros, reconociendo a menudo que deduce, con mucho acierto a nuestro parecer, lo que serían uniformes o banderas. Aquí también la falta de dinero es manifiesta : se utiliza paño pardo por ,o poder encontrar paño verde, la Compañía de Guías de la Guardia Real se queja de la ausencia de uniformes apropiados para su rango con la consecuencia que los tomen por soldados rasos, lo que los aparta de cualquier relación con oficiales o clases sociales elevadas a la que su regimiento les permitía pretender.

Las descripciones de los uniformes no tienen precio para cuantos se interesan por la uniformología pero también para quienes se dedican a coleccionar o pintar soldaditos de plomo. Aunque las páginas en color nos ofrecen una buena selección, nos parece que las reproducciones de cuadros merecían también figurar en color ya que en negro y blanco siempre defraudan un poco. 

Este libro podría ser, si se nos permite la expresión, una buena novela de “suspense”. Asistimos por un lado a los esfuerzos de José para crear un ejército digno de su corona que se enfrentan con la falta de recursos, las órdenes de su hermano que no le dejan actuar libremente, la inercia o la oposición del pueblo español. ¿ Cómo acabará todo aquello? Pero la misma Historia ya nos ha explicado las últimas páginas de la novela, el desastre escrito de antemano, y el lector no puede menos que llegar a la conclusión de que toda esta agitación se convierte en una farsa siniestra por no decir un poco ridícula. 

Con El Ejército español de José Napoleón Luis Sorando Muzás nos ofrece un libro de referencia que cualquier aficionado a este periodo de la Historia tendría que poseer en su biblioteca. Se solía explicar el fiasco imperial en España por el patriotismo de los españoles y por las ambiciones egoístas de los mariscales responsables de la conquista de la Península Ibérica. Este estudio revela hasta qué punto era previsible el fracaso : poca adhesión de los españoles, escasa confianza en los voluntarios que se unen a las fuerzas francesas, falta de recursos, un José no sin buena voluntad pero, eso sí, lejos de tener las cualidades de su hermano. Una referencia también para los aficionados a los uniformes y a los soldados de plomo ya que aquí encontramos descripciones y detalles sobre los uniformes de unos regimientos poco conocidos. Qué lástima que no todas las ilustraciones no sean a todo color, privándonos así del placer de descubrirlos con toda la vistosidad que solía ser la suya en aquella época …

Foro de discusión:

https://elgrancapitan.org/foro/viewtopic.php?f=17&t=25690

Puedes adquirir este libro en:

https://www.despertaferro-ediciones.com/revistas/numero/ejercito-espanol-de-jose-napoleon/