Índice del artículo

La construcción de un lanzador de pequeño tamaño para arrojar un proyectil había sido estudiado durante la I guerra mundial. El principal problema de esta nueva arma era la falta de un proyectil adecuado, El único método conocido en la época para atacar un blanco resistente era la energía cinética. Es decir lanzando un proyectil que machacara el blanco solo por estar en el medio de su camino. Esto para la artillería seria lógico, pero para lanzar un proyectil desde un pequeño lanzador no tendría éxito. Ya que para lanzar este tipo de munición se necesita una enorme velocidad de salida del cañón y esto no se lograba con un arma tan pequeña.

Resultado de imagen de bazooka wwii

Se necesitaba una munición que pese a la velocidad inicial fuera capaz de perforar blindajes casamatas y puntos fuertes diversos. El aparato conocido posteriormente como bazooka había sido inventado en 1918 por el norteamericano Goddard, un experto en la propulsión por cohete. El nuevo invento fue ofrecido tanto al ejercito americano como al ingles. Pero la guerra acababa de terminar y ya este, arma no era necesaria, además el aparato por la época solo podía disparar un cohete rompedor como muchos fusiles de esas fechas.

Sin embargo con el desarrollo del proyectil de carga hueca todo cambio. Ahora ya no era necesario, una gran velocidad inicial para obtener una gran penetración. Además, se demostró que acoplando unas aletas al proyectil de carga hueca se lograba mayor precisión y fuerza de penetración. De esta forma el arma de Goddard, paso de ser un mero lanzador a un arma antitanque de primer orden.

La primera vez que se uso el bazooka parece ser que fue en la batalla del paso de Kasserín donde algunos alemanes se rindieron pensando que eran atacados por piezas de 155mm (eso dice la leyenda al menos). El caso es que el bazooka norteamericano tenia, un alcance de unos 500 metros y había que ser un valiente para enfrentarte a carros enemigos que se aproximaban rápidamente y que si te descubrían no dudarían en atacar con todo hasta destruir la amenaza.

Pronto se descubrió que el bazooka no solo era ideal contra los carros sino contra cualquier objetivo fuerte. Es decir casamatas edificios etc. Como dispositivo contra personal de carga hueca era demasiado direccional para ser eficaz. Para evitar este problema llego un tipo nuevo de munición de fósforo blanco que podía utilizarse como agente incendiario o para conseguir humos.
“El Bazooka podía perforar hasta 13 cm de blindaje, usaba un proyectil cohete de carga hueca y aletas estabilizadoras “

Resultado de imagen de panzerschreck

El ejercito alemán copio la idea del bazooka, la denominación del bazooka alemán fue “panzerschreck”. La principal diferencia entre el modelo germano y el americano, era que el panzerschreck usaba una munición mas potente pero tenia menos alcance , también el modelo alemán tenia un pequeño escudo para proteger al tirador de las partículas de pólvora sin quemar que salían por las toberas del cohete al disparar.

El alcance operativo del, panzerschreck era de unos 150 metros pero podía destruir a cualquier carro blindado de la época ya que podía perforar corazas de hasta 20 cm. espesor. El panzerschreck era conocido por los soldados germanos como “ofenrohr” que traducido significa tubo de estufa.

“El diseño del motor cohete de la munición del panzerschreck no era tan bueno como su homologo estadounidense, y esto provoco que el alcance fuera inferior, sin embargo el panzerschreck podía destruir cualquier tanque enemigo”.

Resultado de imagen de piat

Los británicos también tenían algo que decir del mundo de los lanzagranadas. El PIAT (proyector ,infantry, anti-tank) fue inventado por el teniente coronel Blacker ,que era un entusiasta de los dispositivos lanzadores con espiga. Desarrollo su arma antes de la guerra y en 1940 la perfecciono al diseñar para ella un proyectil de carga hueca y se la ofreció al ejército de su majestad.

El ejército rechazo el arma por “imperfecta”, Blacker no se rindió y ofreció su arma a la agencia de proyectos secretos MIDI. Un teniente de MIDI llamado Jefferis empezó a mejorar el arma hasta que fue aprobada como reglamentaria, siendo usada durante la guerra con buenos resultados.

EL PIAT era un tubo de metal que contenía un enorme muelle y una varilla de acero. Muchos soldados británicos calificaron al PIAT como el “rompe espaldas” ya que el echo de cargarlo era bastante complicado ya que había que desmontar parte del dispositivo y empujar el muelle hasta oír el famoso “clic” que significaba que estaba el arma lista para disparar. Hay que recordar que el PIAT no usaba munición cohete si no el sistema mas tradicional de espiga y muelle. La munición del PIAT salía dando bamboleos para luego tomar una trayectoria mas recta hacia el objetivo. Pese a todo el PIAT fue una buena arma y se uso hasta la guerra de Corea.