Imprimir
Categoría de nivel principal o raíz: Artículos
Visto: 1794

Imagen
Naves chinas en un combate fluvial. 

4.2. Confluencia de los ríos Han y Yangtsé, 1274-1275.

Una vez tomada Xiangyang, los mongoles se tomaron su tiempo para reorganizarse. Liu Zheng consiguió que Kublai aceptara la construcción de 2.000 naves fluviales, 1.000 en Xiangyang y 1.000 en Kaifeng, así como que se entrenaran 50-60.000 hombres en tácticas navales.

Liu Zheng se encargaría del esfuerzo naval a lo largo del río Huái, mientras que Lü Wenhuan asumiría un rol destacado en un reforzado ejército Yuan en Xiangyang. Probablemente se consideró prudente mantener separados a los dos antiguos generales Song y teóricamente rivales.

El general Bayan (Boyan) asumió el mando de las operaciones en el Han y Yangtsé. Bayan era un hombre de confianza de Kublai y ya había asistido a los últimos compases del sitio de Xiangyang. 

El objetivo de Bayan era descender por el Yangtsé pero en primer lugar había que acabar de limpiar el río Han. El 14 de octubre de 1274, el ejército mongol se puso en movimiento en tres columnas; dos por tierra y una por el propio río. La armada fluvial Yuan consistía en 800 naves de guerra y 500 de transporte; con Lü Wenhuan al mando de las naves de vanguardia.

En las inmediaciones de Yingzhou (la actual Zhongxiang) se encontraba el general Zhang Shijie con una gran fuerza de 1000 naves Song. La posición avanzada Song se apoyaba en dos fortalezas, una a cada orilla del río. Shijie había hecho tender una cadena entre ambas fortalezas y había plantado grandes estacas en el cauce del río. 

Tras tantear las defensas sureñas, Bayan decidió que la vanguardia fluvial tomara un desvío a través de arroyos y marismas; teniendo que ser la naves acarreadas en soportes de bambú a través de ciertos tramos de difícil navegación. Tras un arduo esfuerzo, los Yuan estaban de nuevo en el cauce del río Han, dejando atrás Yingzhou.
Zhang Shijie no se quedo quieto y lanzó un ataque contra la escuadra rival, ataque que fue derrotado. Yingzhou quedaría aislada y se rendiría a finales de noviembre, permitiendo que el resto de la armada Yuan prosiguiera camino.
Para finales de año la armada Yuan ya estaba cerca de la confluencia entre el Han y el Yangtsé.




Imagen
Bayan de los Baarin (1236-1295).


Imagen
Ilustración de un bote patrulla chino (otra versión al parecer de la ilustración de Wujing Zongyao)


Imagen
Combate naval entre Song y mongoles.

En la confluencia entre los ríos se encontraban tres ciudades: Hanyang, Hankou y Wuchang (hoy forman juntas la ciudad de Wuhan). El comandante Song Xia Gui contaba con una enorme armada con la que impedir un ulterior progreso, una armada de varios miles de naves “que se extendían a lo largo de 15 kilómetros de río”,.

Bayan puso bajo sitio Hanyang y ordenó que se cruzara al otro lado del río Han, a la orilla donde estaba Hankou. Xia Gui esperaba un ataque directo sobre Hankou, seguido de un cruce del Yangtsé hasta Wuchang, y se desplegó para impedirlo. 
Sin embargo las fuerzas Yuan se dirigieron contra Shawukou, al NE de Hankou, utilizando para ello un tributario del Han. Tomada Shawukou (7 u 8 de enero), los mongoles ya tenían acceso al Yangtsé a través de una “confluencia menor”. 

Xia Gui reaccionó rápidamente a la irrupción Yuan en Shawukou y descendió el Yangtsé para lanzar un ataque nocturno. La intención de los sureños era tomar por sorpresa a su enemigo y “sabotear” la embarcaciones mongolas. Sin embargo fueron detectados y la acción derivó en un combate naval a gran escala. 

Los Song sufrieron un fuerte revés que podría haber sido incluso mayor. Muchas naves sureñas se quedaron en la zona tras la batalla, parcialmente abandonadas o sin capacidad de defensa. Varios generales Yuan, con Lü Wenhuan a la cabeza, solicitaron a Bayan permiso para organizar un intento de captura con el que hacerse con recursos tan valiosos.
Sin embargo, Bayan denegó el permiso con la curioso alegato de que sus generales se volverían indolentes ante una victoria “fácil” y que era mejor concentrarse en el verdadero objetivo: controlar la salida de la confluencia de Shawukou, tomando la estratégica fortaleza de Yangluo. 

Bayan decidiría dividir sus fuerzas para engañar a Xia Gui. El 11 de enero, la mitad de la fuerza naval Yuan (4 alas) marchó hacia Yangluo, bajo el mando de Manggudai. Xia Gui reaccionó como esperaba Bayan y concentró sus fuerzas en la defensa de Yangluo. Esto permitió que la otra mitad de la armada Yuan, bajo el mando de Aju, se dirigiera en dirección contraria (río arriba). Aju derrotó a un escuadrón Song en un combate nocturno librado en medio de una tormenta invernal, y consiguió hacerse con la desprotegida Qingshanji, en la orilla sur del Yangtzee. Al día siguiente se iniciaría el asalto sobre la fortaleza de Yangluo, cuya guarnición perecería en su defensa. Por su parte Xia Gui se encontró teniendo que huir combatiendo a lo largo de de un buen trecho del río hasta conseguir retirar su maltrecha escuadra río abajo.

La victoria en la confluencia supuso el colapso de la resistencia de los Song en la zona. En los días siguientes irían cayendo los puntos claves, incluidas las tres ciudades de Hankou-Hanchang-Wuchang. Según la crónica Yuan fueron capturados 3.000 barcos enemigos “a los que se prendió fuego”. 

Ya se podía proceder con el descenso del Yangtsé en dirección al corazón del Imperio Song.


Zoom in (real dimensions: 2400 x 1829)Imagen
El área entorno a Hankou, Hanyang y Wuchang (en amarillo las tres) en un mapa de 1912.

Zoom in (real dimensions: 1017 x 693)Imagen
Michael Perry. Varios “hudun pao” (tigre agazapado o sentado) Song en acción en la ribera de un río. 

Imagen
Combate entre tropas Song y mongolas.

4.3 Cuenca baja y delta del Yangtsé, 1275-1276.

Tras la caída de Yangluo el avance mongol río abajo fue sostenido y sólo ralentizado por la llegada de lluvias torrenciales a finales de febrero. La mayoría de las ciudades se iban rindiendo a la llegada de los Yuan, incluyendo importantes fortalezas. No sólo eso sino que Kublai iba ganando nuevos subordinados como el general Fan Wenhu que rindió Anqing (24/02) y ofreció su sumisión. Por su parte, el general Zhang Lin entregó la importante base naval de Chizhou (04/03).

Sí los Song no hacían nada la siguiente en caer sería la estratégica Jiankang (más tarde conocida como Nankín), el enorme puerto fluvial que servía de corazón comercial del Yangtsé La corte Song estaba lastrada por la muerte en el año anterior del emperador Duzong (r. 1264-1274), que dejó como sucesor a un niño que cumplió 4 años en el 1275 y una regencia en manos de la Emperatriz viuda y la Gran emperatriz viuda, pero no pudo dejar de ver que la situación era precaria. El propio canciller Jia Sidao fue obligado a ponerse al frente de las tropas. 

Jia Sidao marchó al frente de “130.000 hombres y 5.000 naves” hasta la isla fluvial de Dingjiazhou. Como de costumbre, Bayan preparó sus planes concienzudamente para la batalla, que tendría lugar el 16 de marzo. El ejército terrestre, precedido por la caballería mongola, avanzó por ambos lados del río y tomó posiciones clave en ambas orillas. Tras la caballería e infantería, iban los “artilleros” que instalaron fundíbulos y grandes balistas. 

Cuando todo estuvo listo, Bayan y Aju embarcaron. Aju se puso al frente de la vanguardia fluvial de los Yuan y marchó a enfrentarse contra la vanguardia Song, bajo el mando de Sun Huchen. Pero antes de que las fuerzas entraran en contacto la armada Song se vio sometida a una estruendosa y letal barrera de artillería desde ambas orillas que dejó a los sureños conmocionados. 

Aju aprovechó la ventaja que le dio la artillería ribereña para penetrar por los flancos hasta el grueso de la formación enemiga, comandada por Xia Gui. Jia Sidao se encontraba en la retaguardia y se cuenta que entró en pánico, su huida contribuiría a desanimar aún mas a una armada ya conmocionada por la virulencia y naturaleza del ataque Yuan. 

La armada Song sufrió un calamitoso revés; mas de dos tercios de las naves se perdieron si hacemos caso a las crónicas Yuan, que afirma que se capturaron dos mil naves. No sólo se colapsó la capacidad de defender el Yangtsé sino que las naves se habían traído de la armada que defendía el río Huái; hecho que los norteños aprovecharon para progresar finalmente a través de la barrera fluvial que se les había atragantado durante mucho tiempo. Liu Zheng había muerto, pero otro general Yuan llamado Bulgan consiguió avanzar por el Huái con una armada de mil naves.

Un desprestigiado Jia Sidao perdería su cargo de canciller tras la derrota, siendo asesinado algo más tarde en ese mismo año.


Zoom in (real dimensions: 517 x 566)Imagen
Mapa de la campaña del Yangtsé.


Imagen
Jia Sidao (1213-1275)


Imagen
Una maqueta de un “meng chong” (embestidor protegido). Estas naves son mencionadas en el Wujing Zongyao, y en la época Tang y primera época Song eran la columna vertebral de las armadas fluviales.

En medio de la crisis de los Song reaparece el general Zhang Shijie, el defensor de Yingzhou, que se encarga de organizar un postrer intento de defender la capital Song de Hangzhou, conocida entonces como Lin'an. 

Zhang Shijie, asistido por Sun Huchen, se puso a la tarea de organizar una nueva armada. Tras las graves perdidas fluviales anteriores se recurrió a lo que quedaba a mano: los escuadrones costeros. La armada de Shijie, exageradamente descrita como formada por “diez mil naves”, se articulaba en torno a un núcleo de juncos oceánicos y multitud de pequeñas naves auxiliares. 

Shijie condujo la armada río arriba, desde el delta hasta la isla fluvial de Jiaoshan (frente a Zhenjiang) en la intersección del Yangtsé con el Gran Canal. La concentración sureña en la zona se vio favorecida por el hecho de que varias ciudades de la zona que se habían rendido a los Yuan volvieron a pasarse a los Song.

El 26 de julio, Aju (con Bayan ausente al ser convocado por Kublai) marchó a confrontar la gran armada Song. Primero tuvo que recuperar la ciudad de Guazhou y desde una colina inspeccionó la flota enemiga y descubrió que Zhang Shijie la había organizado en una formación muy compacta; las naves estaban ancladas formando cuadros de diez naves atadas entre sí. 
Aju se situó en el centro de la formación Yuan pero su plan descansaba en los escuadrones de ambas alas del cuerpo principal. Ambos escuadrones llevaban en vanguardia una gran nave equipada cada una con 500 arqueros con ordenes de lanzar flechas incendiarias a las velas enemigas. Con ellos iban pequeñas naves, botes de exploración, que con agilidad se internaron entre la estática formación enemiga, disparando también flechas incendiarias.

Previamente a la batalla, Aju había despachado a un escuadrón por el sur a través de un estrecho corredor de agua; y con la batalla ya enzarzada, la retaguardia Yuan bajo el mando de Zhang Honfan consiguió rodear la isla de Jiaoshan por el norte y unirse también al conflicto. 

La batalla duró desde la mañana hasta al anochecer pero desde el principio los Song estuvieron en desventaja. Es muy posible que Shijie hubiera adoptado esas formaciones ancladas y encadenadas para evitar huidas pero al final lo que pasó es que miles de marineros se arrojaron al agua para escapar. 

Aun cuando llegó el momento de intentar escapar, los grandes juncos Song se encontraron en dificultades por falta de viento por lo que muchos de ellos se encontrarían entre las 700 naves que los Yuan clamaron haber capturado/destruido (junto a 10.000 hombres). Un escuadrón Yuan formado por naves ligeras y naves de paletas persiguió a los Song hasta el propio delta.

Una crónica se lamentó que Shijie, un “general de infantería” hubiera recibido el mando de la armada, mientras que las fuerzas terrestres sureñas hubieran estado comandadas por un oficial naval (Liu Shiyong). Aun así hay que recordar que el propio Aju era teóricamente un general de tierra, pero uno que se había esforzado por aprender de tácticas fluviales.


Imagen
Guerreros de la dinastía Song (960-1279).

Imagen
Nave de ruedas de paletas en combate.

Pasarían meses hasta que los Yuan se dirigieran contra la cercana capital de Hangzhou, en la bahía de su mismo nombre. Primero había que acabar de limpiar el Yangtsé y recuperar varias ciudades que se habían rebelado. Bayan hizo un ejemplo masacrando a la población de la ciudad de Changzhou que previamente había acabado con su guarnición Yuan. 

El previsto ataque contra Hangzhou también se retrasó por el hecho de que Bayan planificó el uso de tres columnas; dos terrestres y una naval. Para esta última se necesitaba contar con una adecuada fuerza oceánica. Dong Wenbing, uno de los comandantes de ala en la batalla de Jiaoshan, fue el encargado de organizarla, llegando a reunir una gran armada entre juncos capturados y nuevas construcciones. Asimismo Wenbing consiguió convencer a varios piratas de unir sus fuerzas a las de los Yuan. 

El 23 de diciembre de 1275 la armada de Wenbing, formada por 41 alas, zarpó rumbo a Hangzhou, tomando las últimas ciudades Song de la desembocadura del delta incluida una base naval que se encontraron totalmente desierta. Por el camino incluso capturaron 300 naves que incorporaron a la armada.

En cualquier caso la propia Hangzhou no se resistió. Tras muchas disputas internas, la Corte Song optó por rendirse y la sumisión. La capitulación formal no llegaría hasta el 10 de febrero de 1276 pero la paciencia de Bayan había merecido la pena. Los mongoles habían conquistado intacta una fabulosa ciudad que tal vez llegara a las dos millones de habitantes en tiempos de paz. Un botín mucho mejor que el de una destruida Bagdag, capturada por los mongoles en 1258.
Sin embargo la guerra no había terminado.


Zoom in (real dimensions: 1080 x 424)Imagen
La ciudad imperial de Hangzhou (Lin´an)


Imagen
Rendición de la Corte Song. El pequeño Zhao Xian (que reinó bajo el título de emperador Gong) viviría hasta 1323 bajo tutela de los Yuan. Kublai incluso lo envió a Tibet a estudiar. El kan Gegeen (emperador Yingzong de Yuan) le ordenó suicidarse por motivos poco claros. 


Imagen
Liu Yong Hua: “Colapso de los Song del Sur”. Kublai recibe la sumisión de los cortesanos Song.

4.4 La campaña costera; 1276-1279.

Un grupo de oficiales y cortesanos “patriotas” o “lealistas” se negó a rendirse a los Yuan. De entre ellos, los más destacados fueron los conocidos como “los tres leales ministros de los Song”: Wen Tianxiang, Lu Xiufu y Zhang Shijie. 
A Zhang Shijie ya le hemos visto intentando sin éxito detener el avance norteño por el Yangtsé. Cuando Shijie abandonó la capital Song no sólo se llevó las naves que pudo reunir, sino que junto a otros oficiales de la Corte, consiguió escamotear a dos hermanos del emperador; Zhao Xi (7 años) y Zhao Bing (4 años). Zhao Xi fue proclamado como nuevo emperador con el nombre de Duanzong.

Los fugitivos se refugiaron en Fuzhou, en la provincia costera de Fujian. Fujian era conocida por su gran tradición marítima por lo que Shijie pudo rápidamente reforzar la armada Song e incluso pasar al contraataque contra una armada Yuan que todavía no se sentía muy cómoda en mar abierto. 

Los primeros contraataques fueron incursiones rápidas y exitosas; mientras que por tierra se intentaban recuperar ciudades que los Yuan habían dejado prácticamente desguarnecidas.

Los problemas vinieron cuando se intentaron objetivos mas ambiciosos. En junio un escuadrón de mas de cien naves fue prácticamente aniquilado (perdiendo 77) cuando intentó tomar Guazhou. Al siguiente mes fracasó un intento de tomar por sorpresa a la escuadra Yuan en el puerto de Tongzhou (Nantong) en la entrada del Yangtsé.

Mas tarde, el propio Shijie, con “mil naves”, se dirigió contra la isla de Zhousan, con la intención de tomarla, bloquear el puerto de Mingzhou (Ningbo) y controlar el sur de la bahía de Hangzhou. Sin embargo el comandante mongol Qaradai consiguió hacerle huir de vuelta a sus bases.

En el otoño de 1276, los Yuan estaban en condiciones de proseguir su avance contra los “rebeldes”. Varias columnas avanzaron por tierra mientras que por mar la escuadra mongola iba avanzando de manera coordinada con dichas columnas. Qaradai, al mando de la vanguardia de la escuadra Yuan, derrotó en un par de enfrentamientos a los Song. Sin embargo no pudo impedir que la armada Song evacuara Fuzhou el 24 de diciembre. Los Song aprovecharon una intensa niebla para escapar.

La itinerante corte Song, se dirigió hacia el puerto de Quanzhou (conocida como Zaiton) en Fujian. Quanzhou era un gran puerto comercial y estaba en manos de Pu Shougeng, un magnate local con grandes intereses marítimos. Shougeng se mostró dispuesto a acoger a los fugitivos pero Shijie desconfiaba, sospechando que tenía tratos con los Yuan, lo que era cierto. Varios oficiales animaron a Shijie a dar un golpe de mano, arrestar a Shougeng y hacerse con la ciudad y su importante flota mercante. Shijie no se atrevió pero varios hombres por su cuenta se hicieron con algunas naves de Shougeng. El resultado es que Pu Shougeng tuvo una excusa para cerrar las puertas de la ciudad, se negó a ofrecer suministros a la armada Song y cuando llegaron los Yuan se pasó abiertamente a ellos. 

Shijie intentaría conquistar Quanzhou, poniéndola bajo sitio entre julio y septiembre de 1277. Pero Pu Shougeng logró retener la ciudad hasta la llegada de refuerzos Yuan. El experimentado Shougeng se convertiría en un gran activo para los Yuan proporcionando naves y suministros navales con los que continuar la campaña. 


Zoom in (real dimensions: 500 x 780)Imagen
Zhang Shijie.


Zoom in (real dimensions: 1047 x 736)Imagen
Liu Yong Hua. Mongoles combatiendo en el interior de una ciudad china. Los Yuan tuvieron que enfrentarse a rebeliones instigadas por los “lealistas” Song.


Zoom in (real dimensions: 1156 x 1716)Imagen
La caída del Imperio Song, movimientos militares.



Los Song se habían tenido que retirar de Fujian para refugiarse en la provincia de Guandong, en el delta del Zhujiang (el río de las Perlas). La capital provincial de Guangzhou vivió intentos combates, con los Song recuperándola por tres veces de manos Yuan. Una escuadra Yuan colaboró en la recaptura de Guangzhou mientras otra permanecía vigilante en Fujian para hacer frente a las incursiones Song.

En diciembre de 1277 la escuadra Yuan de Liu Shen se dirigió contra la base naval Song sita en Tsuen Wan y estos tuvieron que evacuarla. La Corte Song tuvo que ir saltando de base en base, mientras recibía la demoledora noticia de que Guangzhou, recapturada por cuarta vez, había vuelto a caer. 

Durante uno de los continuos traslados de la armada de Zhang Shijie, en enero de 1278, la flota se vio atacada por un tifón provocando que el emperador niño cayera al agua. Aunque fue rescatado, enfermó de muerte y tuvo que ser reemplazado por su hermano pequeño, que recibió el título de emperador Dibing. Tras el tifón la retaguardia Song fue alcanzada por la escuadra de Liu Shen que consiguió capturar 200 naves. 

Zhang Shijie dirigió la armada Song hacia el oeste, en dirección a la isla de Hainan y la península de Leizhou; pero los Yuan se habían adelantado y se habían hecho con la región. Shijie lanzó varios ataques contra la península pero fue repelido. A su vez Guangzhou, que se había alzado por quinta vez, cayó de nuevo en manos de los Yuan. 

Los Song se iban quedando sin opciones y muchos partidarios fueron abandonando la causa. Hubo un plan para trasladar al emperador a Champa (Indochina) pero finalmente se optó por recluirse en un reducto fortificado: la isla de Yaishan (o Yamen), dominada por el monte Ya que le daba nombre. Bordeando la isla a través de canales se podía acceder a una especie de bahía interior, protegida por acantilados.


Imagen
Una maqueta de una nave fluvial/costera de la época. Obsérvese los estabilizadores a los lados para evitar volcar. 


Imagen
Una flotilla de juncos Yuan.


Zoom in (real dimensions: 854 x 600)Imagen
Una reconstrucción de la cubierta de un junco de guerra de la época, con sus piezas de artillería.



Batalla de Yaishan (19/03/1279).
El encargado de aplastar el último reducto Song era el general Zhang Hongfan. Kublai Kan le dio completa autoridad a finales de 1278 sobre la operación de limpieza de los últimos reductos Song. Aunque previamente otros chinos “han” habían desempañdo papeles relevantes en las campañas mongolas, era la primera vez que uno recibía el mando supremo de una campaña. Hongfan escogió como su segundo al príncipe de origen tangut Li Heng. 

Zhang Shijie contaba con unas 700 naves (“mil” según alguna crónica) en Yaishan. Varios oficiales recomendaron que la armada se situara a la entrada del canal de acceso a la bahía pero parece que Shijie temía que algunos aprovecharan la oportunidad para escapar. Los suministros escaseaban desde que los Yuan habían retomado las ciudades costeras próximas.

Shijie adoptó de nuevo una táctica que tan mal resultado le había dado en el pasado; anclarlos juntos formando una masa compacta, con las proas hacia fuera y las esquinas de la formación reforzadas con naves equipadas con torres. Según los Yuan la formación Song se asemejaba a una ciudad amurallada. El general sureño demostró que algo sí había aprendido y se preocupó por ordenar preparativos para hacer frente al fuego: se aplicó una capa de barro para prevenir incendios, se instalaron “tuberías” de bambú para bombear agua y se organizaron equipos con ganchos para atrapar y desviar los potenciales brulotes.

Zhang Hofan contaba con una armada de 500 naves según un cronista, testigo presencial de la batalla a bordo de la armada Song. En dicha crónica se relata que 200 naves “se perdieron” y llegaron tarde a la batalla; lo que no queda claro es si esas 200 son en exceso de las 500 presentes desde el principio o bien habría que sustraerlas. 

Las primeras naves Yuan empezaron a llegar a Yaishan el 22 de febrero -tras capturar una nave Song que les confirmó la presencia de la armada sureña en dicho refugio-, y para el 7 de marzo ya estaba presente el grueso de la armada, de tal forma que Hongfan inició una primera aproximación. La armada Yuan trató de pasar por el norte de la isla de Yaishan pero las aguas tenían poco calado por lo que tuvo que girar para después rodear la isla por el Sur. 
Dado que Shijie había abandonado la isla, haciendo embarcar a la gente, los Yuan la tomaron; movimiento que privó a la armada Song de su principal fuente de agua fresca y leña. Hongfan desestimó instalar piezas de artillería en la isla para bombardear al enemigo, por temor a que estos huyeran. El principal temor de Hongfan era que los líderes Song escaparan con su niño emperador y la guerra prosiguiera.

Inicialmente se intentó provocar la rendición; no sólo privando de suministros básicos a la armada Song sino mediante interlocutores. A bordo del insignia de Hongfan, se encontraba Wen Tianxiang, reciéntemente capturado en tierra mientras seguía alentando la resistencia contra los Yuan. Tianxiang se negó a redactar una carta para Shijie, rechazando de pleno tanto someterse él a los Yuan como fomentar la sumisión de sus colegas. Hongfan también recurrió a un sobrino de Shijie para intentar convencerle de rendirse, pero sin éxito.

La soga se fue cerrando aun más sobre los Song, cuando los Yuan consiguieron localizar canales al Norte de Yaishan por los que consiguieron introducir naves ligeras, al mando de Li Heng. Shijie envió sus propias naves ligeras contra las de Li Heng pero fueron rechazadas. La presencia al norte de la escuadra ligera Yuan dificultó todavía más la obtención de suministros.

Hubo un intento de apoyar a la armada Song por parte de lealistas de la zona que reunieron un enorme número de botes e intentaron llegar por el norte de la isla. No se trataba de gente de guerra y fueron fácilmente vencidos. Con las embarcaciones capturadas se hicieron brulotes pero el ataque fue un fracaso debido a las medidas adoptadas por los Song, ya mencionadas. 
Faltos de suministros, recurriendo a beber agua de mar y comer cereales sin cocinar, los Song vieron como la disentería se extendía entre sus fuerzas. Hubo al menos un intento fallido de romper el bloqueo, pero aunque fracasó sólo unos pocos de entre los Song desertaron.


Zoom in (real dimensions: 2000 x 1062)Imagen
Wen Tianxiang (1236-1283), al que vemos aquí capturado por los mongoles tras liderar una rebelión contra las fuerzas Yuan, se convertiría en un símbolo popular en China de patriotismo y rectitud, al negarse a someterse a los Yuan a pesar de las generosas ofertas que recibió.


Zoom in (real dimensions: 760 x 509)Imagen
Mural dedicado a los guerreros Song en la batalla de Yaishan.


Zoom in (real dimensions: 450 x 680)Imagen
Mapa de la batalla de Yamen con la aproximación de las fuerzas Yuan.

Aunque podían limitarse a esperar; los Yuan optaron finalmente por atacar para el 19 de marzo. La armada Yuan se dividió en 4 escuadras. Hongfan atacaría personalmente desde el Suroeste mientras que Li Heng atacaría desde el Norte y Noroeste; otras dos divisiones atacarían desde el Sur y desde el Oeste. El lado este de la armada Song quedaba protegida ya que daba a la isla y la flota estaba orientada hacia el Oeste, formando en línea con sus flancos curvándose a Norte y Sur. Shijie confiaba en que sus catapultas y piezas de artillería similares se impusieran en un combate de proyectiles incendiarios.

El día de la batalla amaneció con el cielo oscurecido por nubes que descargaban lluvia, algo que Hongfan consideró auspicioso. Dentro de la bahía de Yaishan la marea era cíclica y al comienzo de la batalla la corriente empujaba en dirección sur. Por ello la división de Li Heng fue la primera en llegar hasta la línea Song, sobre las 9 o 10 de la mañana. Al establecer contacto hizo girar sus naves para presentar las popas en donde había hecho instalar arqueros de élite, de modo que tuvieran la ventaja de la altura. Tras el intercambio de proyectiles los guerreros de Li Heng asaltaron la “empalizada” que formaban las ancladas naves enemigas. Li Heng contaba con “tropas de élite”, probablemente el puñado de mongoles que combatían en una armada Yuan mayoritariamente china. Aun así se encontraron con una fuerte resistencia por parte de tropas que aunque malnutridas eran en buena parte veteranos de los combates en los ríos Yangtzé y Huai.

La división de Li Heng consiguió penetrar la línea sureña y hacerse con 3 naves enemigas pero a continuación se nos dice que tuvo que dirigir sus tropas contra las “naves rápidas” Song. Es de suponer que no todas las naves de Shijie estaban ancladas sino que había establecido algún tipo de escuadrón volante para ir a reforzar la línea donde hubiera peligro. 

Pasadas las 11 de la mañana, cerca del mediodía, la corriente cambió y empezó a correr de Sur a Norte. Esto significaba que por fin Hongfan y las fuerzas que se aproximaban desde el Sur podían intervenir con la corriente a favor. El ataque fue recibido con una barrera de artillería que logró al menos incendiar y hundir una nave Yuan pero parece que pronto se agotaron los proyectiles incendiarios, parece que por escasez de pólvora.

A las fuerzas de Hongfan les costó inicialmente conseguir triunfos. El propio insignia de Hongfan libró un duro combate contra su objetivo: el navío de un almirante Song de nombre Zuo Tai. Hongfan había hecho reforzar su castillo de popa con escudos y pantallas que recibieron numerosos impactos de flecha hasta el punto de que la nave de Hongfan se asemajaba a un puercoespín. Cuando por fin se agotó la lluvia de proyectiles, los soldados de Hongfan hicieron caer sus maltrechos parapetos defensivos y pasaron al ataque y tomaron la nave enemiga. A continuación, las fuerzas de Hongfan fueron abriéndose paso y tomando 7 naves más. 

Tras su éxito inicial, Hongfan dejó la batalla en el Sur en manos de sus oficiales y marchó en un bote a reunirse con Li Heng en el Norte. Zhang Shijie trató de reforzar el baqueteado flanco sur con fuerzas del norte. Liu Heng volvió al ataque y Shijie, dando al parecer por perdidos ambos flancos, pasó a reforzar su centro para organizar un intento de ruptura. Varios oficiales en los flancos viendo como las mejores tropas eran retiradas hacia el centro se desmoralizaron y rindieron.

Se acercaba el anochecer y la llovizna había dado paso a una intensa niebla. Shijie ya tenía organizada su operación de ruptura cuando se presentó un inconveniente. Había mandado un bote a recoger al emperador pero éste no regresaba. Dibing se encontraba junto al ministro Lu Xiufu en el junco imperial. Según una versión, Xiufu pensó que se trataba de una trampa y se negó a que el emperador subiera al bote. Es bastante posible que la negativa de Xiufu se debería a que no viera sentido a continuar huyendo. Xiufu agarró al niño, se ató a él y junto a los sellos imperiales se arrojó al agua, hundiéndose en la bahía.

Se cuenta que decenas de miles de los Song decidieron también arrojarse a las aguas para suicidarse. No fue el caso de Shijie, que decidió romper el bloqueo y lo consiguió con 16 naves, despistando a sus perseguidores en medio de la niebla. Algo después perecería cuando su nave naufragó cerca de la isla de Hailing.

El tercero de los “leales ministros Song”, Wen Tianxiang, se negaría a reconocer la legitimidad de Kublai como emperador de China, a pesar de la desaparición de la dinastía Song. Sería ejecutado en 1282.

Los Yuan proclamaron haber capturado 800 naves pero lo fundamental era que los mongoles habían conquistado por fin China, aunque al final había sido imprescindible el concurso de los propios chinos para lograr la victoria. El instrumento de la victoria sobre el Sur, la armada Yuan, era una armada genuinamente china, modelada bajo el patrón de la armada Song.


Zoom in (real dimensions: 910 x 346)Imagen
Ilustración de la batalla de Yaishan.


Zoom in (real dimensions: 912 x 413)Imagen
Ilustración de la batalla de Yaishan.


Imagen
Estatua dedicada a Lu Xiufu. A la espalda lleva atado al emperador Zhao Bing y está presto a arrojarse al agua con él.

Foro de discusión:

https://elgrancapitan.org/foro/viewtopic.php?f=87&t=25642&start=30