Introducción.

"Lilya" Litvyak con tan sólo 21 años de edad, se convirtió en la mayor "As" de caza femenina de la historia, con un score de 12 victorias y fue junto a su camarada Katia Budánova en una de las más destacadas "Ases" de caza femenina de la Historia Militar Mundial. Lydia mantiene actualmente el récord de derribos en combate aéreo a manos de una sola mujer.

 

 

 
Nacimiento y adolescencia.

Lydia Vladimirovna Litvyak nació el 18 de agosto de 1921 en Moscú en pleno caos de la Revolución Bolchevique. Al año siguiente 1922 se consolidó la URSS y Josef Stalin se hizo con el poder tan sólo dos años después, en 1924. Durante el transcurso de los años 30, comenzó una serie de purgas que finalizaban con el encarcelamiento y en la mayoría de los casos con la ejecución, de las personas más destacadas de la URSS. Desgraciadamente una de estas víctimas era el padre de Lydia, este finalmente acabó encarcelado en 1937 y ejecutado como "enemigo del pueblo" por cargos que no fueron especificados. Lydia durante su juventud ocultó este hecho logicamente ya que habría sido un grave impedimento en su futura carrera.

Aprendiendo a volar.

A Lydia le gustaba la aviación ya desde muy niña, y a pesar de las dificultades económicas por las que pasaba su familia, cuando cumplió 14 años se apuntó en el Aeroclub Popular Soviético Chkalov. A partir de ahí su vida transcurrió rápidamente. Con 15 años pilotaba por primera vez un avión, demostrando además ser una prometedora y hábil aviadora, a los 16 obtuvo el título de "Piloto Deportivo".

En 1940 trás graduarse en la Escuela de Vuelo Militar Kherson, trabajó como instructora de vuelo en el Aeroclub Kalinin y cuando comenzo la Grán Guerra Patriótica había entrenado ya a unos 45 pilotos.

Lydia además tomó la determinación de demostrar su valía como piloto de caza y no era tan sólo por demostrar su patriotismo, sino también con el fin de redimir su apellido. Ella nunca dejó de creer en la inocencia de su padre, y creía que podría reclamar el "honor de la familia" tras ganar fama como piloto de caza.

Guerra 1941.

Trás las graves pérdidas de las VVS a comienzos de la "Operación Barbarroja" en junio de 1941, hubo una grán é inmediata necesidad de pilotos experimentados. No resultó ser ni por asomo un problema, ya que miles de hombres y ¡¡¡mujeres!!! se presentaron voluntarios. Sin embargo, en las VVS se rechazó inicialmente la propuesta de utilizar mujeres como pilotos de combate, a pesar de su cualificación y del hecho de que grán número de ellas formaban parte de la Grazhdanski Vozdushny Flot (GVF)(Flota Aérea Civil Soviética). Lógicamente Lydia se encontraba entre ellas, pero la excusa para ser rechazaba fue su falta de experiencia. Ese obstáculo no la desanimó, es más se presentó de nuevo exagerando su historial de vuelo de preguerra en un mínimo de 100 horas, logrando finalmente que la admitieran y formando parte del 586 IAP (Istrebitelnaya Aviatsiya Protivovozdushnoi) con base en Engels el 15 de octubre de 1941, donde se entrenó a los mandos del nuevo caza Yakovlev Yak-1.

Volviendo un poco atrás a principios de octubre de 1941, en las VVS se empezó a reconsiderar su prohibición respecto a las mujeres. Finalmente se dió orden de formar trés regimientos de mujeres piloto. Algunas fuentes relatan que la famosa aviadora Marina Raskova, llegó a pedir personalmente a Stalin su autorización. Sea como fuese a Raskova se le encargó la tarea de organizar los tres regimientos. Estos estaban compuestos por el 586 Regimiento de Caza de Defensa Aérea (586 IAP), el 587 Regimiento de Bombardeo (más tarde 125 GvIAP) y el 588 Regimiento Femenino de Bombardeo Nocturno (más tarde 46 GvIAP), conocido por los alemanes como las «Brujas Nocturnas».

Pricipios de 1942.

"Una vez en Engels, hicieron salir a Lilya de la formación matutina. Llevábamos el uniforme de invierno, y ella había cortado los bordes superiores de sus botas altas de piel a fin de hacerse un fular para su traje de vuelo. Marina Raskova, nuestra comandante, le preguntó cuándo había hecho eso. Lilya contestó: "Durante la noche". Lilya quería vestir a su manera. Raskova le dijo que durante la noche siguiente, en vez de dormir, volviera a coser la piel en su sitio. Era muy extraño: había una guerra en marcha y esta rubia, esta chiquilla, estaba pensando en adornos para su traje. Me pregunté: ¿qué clase de piloto va a ser esta, si no le preocupa nada más que su fular y su aspecto? " **




1942.

Para el verano de 1942 y tras las demostraciones de los Regimientos Femeninos en combate, las VVS se tomaron más en serio su participación sobre la lineas de frente. De esa manera el 10 de septiembre Lilya fue asignada junto a sus compañeras Katya Budanova, Maria M. Kuznetsova, Raisa Belyayeva el Comandante del grupo y el personal de tierra femenino, al campo de aviación del Regimiento, en Verkhnaia Akhtuba, en la orilla este del río Volga. Sin embargo trás su llegada la base se encontraba vacía, ya que el 437 IAP se estaba trasladando a la menos expuesta base de Srednaia Akhtuba.

Durante su estancia en el 437 IAP pilotó el Yak-1 "Blanco 32" y como recuerda el Comandante del Regimiento Boris Nikolaevich Eremin (poco después General Leytenant de las VVS): "Lidiya Litvak era una persona muy agresiva, un piloto de caza nato" .

Durante su segunda ó tercera misión que realizaba sobre Stalingrado el 13 de septiembre de 1942, tres días después de su llegada, consiguió sus dos primeras victorias y así se convertía en la primera mujer piloto de caza en derribar un avión enemigo.*

Ese día , cuatro Yak-1 al mando del Mayor S. Danilov atacaron una formación de Junkers Ju 88 escoltados por Messerschmitt Bf 109 G. Lydia en cooperación con Danilov derribaron en llamas a uno de lo Ju 88. Minutos después alcanzaba su segunda y primera victoria en solitario, derribando uno de los cazas de escolta, un Messerschmitt Bf 109 G-2 (W.Nr.13556) "Negro 8" del 2./JG 53 pilotado por el Feldwebel Erwin Maier con 11 victorias, que se encontraba a cola del Yak-1 de Raisa Beliaeva. Erwin Maier logró saltar en paracaídas, pero al caer tras las lineas enemigas fue capturado posteriormente. Pidió que le permitiesen conocer al piloto que le había derribado y cuando le presentaron a Lydia, una muchacha menuda que acababa de cumplir 21 años, Maier creía que sus captores le estaban gastando una broma. No es hasta que Lydia le describe el combate al minimo detalle cuando él se da cuenta de que ha sido derribado por la mujer piloto.

"Algunas veces, los hombres pilotaban el mismo avión que Lilya, porque había pocos aparatos disponibles. Lilya era muy pequeña y bajita y cada vez que los chicos volaban en su avión, yo tenía que ajustar los pedales del timón, y luego reajustarlos de nuevo cuando Lilya lo volvía a pilotar. Mis amigos me decían que yo siempre estaba con las piernas en alto, porque tenía que meterme de cabeza a la cabina para corregir los pedales.**

El 27 del mismo més Lidiya comenzó a llamar la atención de sus superiores al derribar en solitario un bombardero del 5./KG 76, el Junkers Ju 88 A-4 (W.Nr.3517) sobre la Fábrica de Tractores "Djerjinski"y un Messerschmitt Bf 109 G-2 (W.Nr.14221) del 4./JG 52 compartido con Raisa Belyayeva.

Hacia octubre de 1942, Litvyak, Belyayeva, Budanova y Kuznetsova fueron trasladadas al 9º Regimiento de Cazas de la Guardia (9 GvIAP), cuyo Comandante era ni más ni menos que Lev Shestakov, Héroe de la Unión Soviética. En esa unidad continuaron realizando misiones sobre la zona de Stalingrado hasta enero de 1943.

Más ó menos por entonces Lydia, pintó en el costado de su Yak-1 un "Lirio blanco", de ahí su apodo de “Lilya” (Lirio). Sin embargo a la distancia el lirio parecía más bien una rosa. De esta manera nacía la leyenda de la "Rosa Blanca de Stalingrado". La muchacha de 21 años que según se comentaba, los pilotos alemanes evitaban cuando distinguían aquella mortífera flor en el fuselaje. Lilya era un personaje muy pintoresco, le encantaban tanto las flores que normalmente las recogía del campo y hacía ramilletes para llevarlos en la cabina durante sus misiones, incluso en el panel de instrumentos había colocado una postal de rosas amarillas. Cuando los hombres pilotaban el avión de Lydia en ocasiones se encontraban con uno de sus pequeños ramos de flores y tras recogerlos entre sus dedos como algo podrido y maloliente le gritaban a Inna... ¿Qué demonios es esto? y a continuación lo arrojaban fuera de la cabina. ". . .

También solía llevar largos pañuelos de seda hechos de tela de paracaídas y aunque era rubia se blanqueaba el cabello, para ello encargaba a su mecánica Inna ir al hospital en busca de peróxido de hidrógeno.

Primeros meses de 1943.

En enero de 1943 el 9 GvIAP (anteriormente 69 IAP) es reequipado con cazas Bell P-39 Airacobras, por lo que Litvyak y Budanova fueron trasladadas al 296 IAP de Nikolai Baranov, de esa manera todavía seguirían pilotando los Yak-1.

Trás la victoria soviética sobre Stalingrado, el 11 de febrero y tras cuatro meses sin conseguir una victoria, Lilya derribó otros dos aviones alemanes: un Junkers Ju 87 D-3 (W.Nr.2948) del 5./StG 77 pilotado por Gerhard Weber (MIA) y un Focke-Wulf Fw 190 compartido con el Kapitan Alexei Solomatin. Así superó los cinco derribos y Lidia se convirtió en uno de los dos únicos ases femeninos de la historia de la aviación militar mundial (la otra es su camarada Katia Budánova).
El día 19 de febrero es ascendida a Mladshiy Leytenant (Subteniente) y el 23 condecorada con la Orden de la Estrella Roja y seleccionada para tomar parte en un grupo de táctica aérea de élite llamado "Okhotniki" o sea "Caza Libre". Donde una pareja de experimentados pilotos buscaban objetivos por iniciativa propia.

El 22 de marzo resultó gravemente herida por primera vez cuando volaba integrada en un grupo de seis cazas Yak-1 que atacaban a una formación de Ju 88, derribó uno de los cazas de escolta, el Bf 109 G del 9./JG 3, el G-4 ¿"BH+XB"??? pilotado por el Oblt. Franz Müller pero en ese momento sintió un fuerte dolor en la pierna. A continuación fue atacada por un par de Messerschmitt, pero tras una agresiva maniobra eludió el ataque, tan sólo para al salir de ella encontrarse frente a frente con seis Bf 109 G. Litvyak empleó una táctica frecuentemente utilizada por los pilotos soviéticos que tenían los nervios de acero, aceleró para enfrentarse sin más al los seis cazas enemigos. En el último minuto ellos viraron, pero ella fue capaz de aguantar y disparar sobre uno de los últimos Messerschmitt, este era el Bf 109 G-2 "Amarillo 2" pilotado por el Uffz. Karl-Otto Harloff .
Pero pese al dolor y la pérdida de sangre tras el primer combate, Litvyak logró volver a su aeródromo y aterrizar . Se detuvo en la pista pero antes de que llegase la ambulancia había perdió el conocimiento.
Después de recibir los primeros auxilios en la base, Litvyak fue enviada a un hospital de Moscú para una cirugía. Recibió permiso para recuperarse en su casa, ya que las camas de hospital eran escasas. Pero ella estaba tan inquieta y ansiosa por volver al frente, que tras unos días se las arregló para viajar en un transporte y volver junto a su Regimiento. Tan sólo habían transcurrido seis semanas de su lesión y Litvyak estaba de vuelta...


"Cuando Lilya se aproximaba al aeródromo después de una victoria era imposible verla, llegaba volando a muy baja altitud y de repente realizaba acrobacias sobre el campo de aviación. El comandante del regimiento bramaba: "¡La voy a destrozar por esto! ¡Le voy a dar una lección!" Después de aterrizar y corretear hasta nuestra posición, Lilya preguntaba: "¿Me ha gritado mucho papá?" Y él le gritaba, pero después se admiraba de lo que había hecho. En estas ocasiones volaba tan bajo que las cubiertas de los aviones se sacudían y se las llevaba el viento que Lilya producía al pasar." **

Leyenda femenina mayo 1943.

El 3 de mayo el 296 IAP fue designado 73 GvIAP y ya por entonces Lilya comenzaba a ser una estrella en ascenso en las VVS, sus hazañas eran seguidas de cerca por la prensa comunista. Se necesitaban héroes, con el fin de esperanzar y animar a los más jovenes a seguir sus pasos. De esa manera el nombre de Lilya se hizo muy popular.

Litvyak es recordada en relatos anecdóticos como una mujer extraordinariamente bella, aunque en el puñado de fotografías existentes no parece muy atractiva. No obstante, despertó el interés de su compañero piloto de caza Kapitan Alexei Frolovich Solomatin, un "As" que ya en febrero de aquel año llevaba a cabo 266 misiones, en las que entabló combate en 108 ocasiones, con 15 victorias, más 12 en grupo y con quien volaba como punto. La pareja supuestamente se enamoró y se prometió en matrimonio, un giro de los acontecimientos popular para la prensa soviética, ansiosa de historias de patriotismo para entremezclar con los informes de los frentes de guerra.

Durante mayo la guerra aérea se intensificó, para compensar las pérdidas nuevos pilotos llegaban para incorporarse al 73 GvIAP. Los recien llegados realizaban vuelos de familiarización acompañados por pilotos veteranos sobre la linea de frente. A estos pilotos novatos les sorprendía sobremanera cuando veían a una joven mujer piloto con tanta experiencia, sus compañeros veteranos enseguida les explicaban que esa rubia menuda era la que los "Fritzes" llamaban con asombro y temor la "Rosa Blanca de Stalingrado".

Tragedia en mayo.

El 21 de mayo, el Kapitan Alexei Solomatin realizaba uno de estos vuelos de rutina acompañado por uno de los nuevos pilotos, de regreso sobre el aerodromo de Pavlovka, donde todo el personal se encontraba fuera preparando los aviones para las misiones asignadas, el motor Klimov de uno de los Yak empezó a sonar fuera de lugar, poco después a toser, y más tarde se convirtió en un rugido...

En ese momento Lilya se encontraba en la cabina de su caza esperando la autorización de despegue, charlando con su mecánica Inna Pasportnikova, que estaba sentada en el ala del Yak- 1 .

...como un relampago el Yak se estrelló y explotó. Todo el mundo en tierra pensaba que se trataba del piloto novato, pero no... era el caza de Alexei. Al volar a tan baja altura Solomatin no tuvo oportunidad de saltar en paracaidas. El desgarrador sonido del Yak- 1 cayendo y la gran bola de fuego provocada tras el impacto sobrecogieron los corazones de los presentes.

Fue enterrado en el cementerio de la aldea de Pavlovka (Rostov). Su escore final fue de 39 victorias (22 compartidas) y había sido condecorado con la Estrella de Oro de Héroe de la Unión Soviética (Geroy Sovetskogo Soyuza), con dos Órdenes de Lenin (Orden Lenina), y la Orden de la Bandera Roja (Orden Krasnogo Znameni) entre otras..

Sin embargo tras tan tragico incidente se supo a título familiar que tan supuesto romance era al parecer más propaganda que otra cosa. En una carta conmovedora y elocuente a su madre, guardada por Inna Pasportnikova y citada por Reina Penningtonin en su libro, Lilya escribió: " El destino me ha arrebatado a mi mejor amigo Lyosha Solomatin ... Él era el favorito de todos y me amaba mucho, pero en ese momento no era mi ideal", "Si hubiera quedado con vida, entonces puede que la gran amistad que teníamos se hubiese convertido en amor. El era un hombre que no era de mi gusto, pero su persistencia y su amor por mí me obligó a que lo aceptase","No me di cuenta que amaba a Solomatin hasta después de su muerte.". **

Tras desagradable tragedia, para Lilya encontrarse en tierra era un suplicio, tan sólo tenía en mente "volar y luchar con desesperación".

El 31 de mayo Lydia se presentó voluntaria para derribar un blanco extremadamente difícil y peligroso: un globo de observación artillera manejado por un oficial alemán. Usando estos globos, el enemigo podía asignar blancos precisos para la artillería desde grandes distancias, causando gran devastación. Muchos pilotos ya habían intentado destruirlo antes que ella, pero todos ellos fueron rechazados por los densos cinturones de fuego antiaéreo que lo protegían. En el primer intento Lidiya tuvo que darse la vuelta también, pues resultaba imposible superar aquellas barreras de flak. Después, propuso a su comandante un plan diferente: lo atacaría desde atrás, volando en un amplio círculo de decenas de kilómetros sobre territorio controlado por los alemanes:

Tras elevarse, Lilya no voló hacia la línea del frente, sino paralela a la misma, hacia el área donde los alemanes no tenían ni tropas ni artillería. Por allí atravesó el frente sin que la vieran, para volar hacia su retaguardia, escogiendo la hora del día en que podría acercarse al globo con el sol a su espalda. Nadie se esperaba que Lilya apareciese por esa dirección. Abrió fuego con munición trazadora, el hidrógeno del dirigible se incendió y cayó a tierra...**

Desesperación junio y julio 1943.

El 13 de junio de 1943 tomo el mando de la 3 escuadrilla del 73 GvIAP.

El 16 de julio durante un combate aéreo con el Oberfeldwebel Hans Grünberg del 5./JG 3, resultó herida y tuvo que realizar un aterrizaje forzoso, al igual que su oponente. A pesar de caer sobre territorio controlado por el enemigo se las arregló para vorver a sus lineas caminando. Ella seguía empeñada en seguir combatiendo.

El Comandante del Regimiento Golyshev dudó en dejar a Lydia volar de nuevo tan pronto, sobre todo tras las lesiones que había sufrido , pero ella le dijo que se encontraba bien, que sus heridas no eran obstáculo. Dijo que no eran más que un rasguño, aunque seguramente eran más graves de lo que aparentaba . Por otra partre, no deseaba permanecer en tierra por razones médicas. Temía que si fuera enviada de nuevo a recuperarse, como lo había sido en marzo, podría ser declarada físicamente no apta para el servicio, y que nunca volvería a volar en su unidad.

"Después de que la derribasen por primera vez, le dieron un nuevo Yak-1. Los chicos querían impedir que siguiera volando porque querían salvarla, pero les resultó imposible: Lilya era una Comandante de Vuelo."**



El día 18 también resultó herida durante una misión y cayó nuevamente tras las líneas enemigas, pero en este caso fue rescatada por un piloto que aterrizó cerca de ella con la intención de rescatarla. Estas dos acciones demuestran que volaba al límite y como dijo lucharía con desesperación. Pero la sombra negra la volvió a visitar ese día, su amiga Katya Budanova fue derribada y resutó muerta. Budanova en ese momento con 11 derribos confirmados era el "As femenino soviético" con mayor número de victorias.

Muerte agosto 1943

El 1 de agosto de 1943, la Batalla de Kursk en el sector sur proseguía con toda su intensidad. Por la mañana en su primera salida reclamó un Bf 109 G-6 del JG 52 aunque no se ha podido confirmar, pero cuando realizaba su cuarta salida del día y su 168ª misión, escolta rutinaria de Ilyushin Il-2 Shturmoviks a través del río Mius y la carretera que controlaba la cuenca indutrial del Donbass. De regreso a su base de Krasnyy Luch, cerca de Orel, se encontraron con una formación de Ju 87, escoltados por 6 Fw 190, con combustible y munición de sobra el Lider de la formación dio la orden de ataque. Cuando abrían fuego sobre los Stukas, varios Bf 109 G los atacó desde arriba y una de las "rotte" se centró en el Yak-1 de Lydia. El Kapitan Ivan Ivanovich Borisenko recordó:

"Lily no vio los Meserschmitt de escolta de los bombarderos que volaban a mayor altura. Un par de ellos se lanzaron sobre ella y cuando se percató giró su caza para enfrentarse con ellos. Poco después desaparecieron detrás de una nube. "

Borisenko, se vio implicado en el "dog fight", y la vio por última vez, a través de una brecha en las nubes, con su Yak-1 hechando humo y perseguida por al menos ¡¡¡ocho!!! Bf 109 G. Poco después Borisenko descendió para ver si la podía encontrar. No vio paracaídas, tampoco ninguna explosión, pero nunca regresó de la misión.

Se atribuye a dos pilotos de la Jagdwaffe el derribo de Litvyak, el primero es el Feldwebel Hans Jörg Merkle del 1./ JG.52 que fue el único piloto que derribó un Yak-1 sobre Dmitryevka y el Oblt. Hans Schleef del 7./JG 3 que reclamó un LaGG-3 (a menudo confundido en combate con el Yak-1) en el mismo día, al SE de Ucrania, área en la que por fin se encontró el avión de Lilya.

A Litvyak la faltaban 17 días para cumplir 22 años. Las autoridades soviéticas al sospechar que pudo haber sido capturada, les impedía otorgándole el título de Héroe de la Unión Soviética . Aunque, naturalmente, mantuvo su Orden de la Bandera Roja (Orden Krasnogo Znameni), la Orden de la Estrella Roja (Orden Krasnoy Zvezdy), Orden de Lenin (Orden Lenina) y su doble Orden de la Guerra Patriótica (Orden Otechestvennoy Voyny 2-y (Vtoroy) stepeny).

Memoria y Reconocimiento.

Durante los meses siguientes, la leyenda de la "Rosa Blanca de Stalingrado" se ensombreció, sobretodo teniendo en cuenta que en la URSS si caías prisionero de guerra eras un enemigo del pueblo, de esta manera poco a poco se vio apartada de los titulares de propaganda por otras historias de victoria y heroísmo de la Gran Guerra Pátria. Sorprendentemente y por lo indicado su tumba cayó en el olvido.

Pero en el caso de Lydia este no es el final... tras su desaparición, su amiga y mecánica Inna Pasportnikova se embarcó en una larga búsqueda que duraría 36 años para encontrar primeramente los restos del Yak-1 en el que Lydia desapareció. Los familiares y amigos de Litvyak, el público y los medios de comunicación soviéticos la apoyaron y ayudaron en la busqueda. Inna y su equipo de ayudantes utilizaron un detector de metales para buscar aviones derribados en la zona donde se suponía había caido Lydia. Tan firme persistencia tuvo su fruto y finalmente en ¡¡¡1979!!!, tras rastrear más de 90 lugares donde otros cazas fueron derribados, recibieron información de que una mujer piloto sin identificar con una herida mortal en la cabeza, fue enterrada más ó menos por aquellas fechas debajo el ala de su avión cerca del pueblo de Dmitrievka (Donetsk). Por lo visto los restos del avión fueron retirados ese día por los alemanes ó bien al día siguiente por los soviéticos que ocuparon la zona.

Recientemente algunos autores han creado dudas respecto al final de Lydia, pero sin aportar pruebas a esas afirmaciones. Pero lo que queda bien claro es la labor de Yekaterina V. Vaschenko, conservadora del Museo Litvyak, la cual asegura que el cuerpo fue desenterrado y examinado por especialistas forenses, determinando que pertenecía a Lydia Litvyak.

Finalmente y después de comprobaciones adicionales, el 6 de mayo de 1990, el Presidente de URSS Mijaíl Gorbachov la condecoró con el título de "Héroe de la Unión Soviética" y la ascendió a Leytenant (Teniente). Tres años más tarde, el 1 de octubre de 1993, el presidente Yeltsin nombró de manera oficial como "Heroína de de la Unión Soviética" a Lydia Vladimirovna «Lilya» Litvyak.

Hay mucha confusión en torno al número de victorias de Litvyak, con ningún registro oficial. El dato más cercano y citado es el de 11 derribos individuales y 3 en colaboración en 168 misiones.



Lydia da nombre a una calle de Moscú, tiene un museo y un monumento en su memoria en Krasnyi Luch (Ucrania) y aparece en el Libro Guinness de récords mundiales como la mujer con más derribos conseguidos en toda la historia de la aviación.

Para finalizar el reconocimiento sobre las aviadoras rusas del gran "Experten" Johannes Steinhoff, que combatió contra ellas... sencillamente:"Esas mujeres no temían a nada".

*Sin embargo, según otros autores la primera victoría de un piloto femenino la logró la leutnant Valeriya Khomiakova del 586 IAP cuando derribó el Ju 88 pilotado por el Oblt. Gerhard Maak de 7./KG76 en la noche del 24 de septiembre de 1942.

**Inna Pasportnikova, mecánica de Lídia, en A. Noggle y C. White: Un Baile con la Muerte: Aviadoras Soviéticas en la Segunda Guerra Mundial.

Fuentes:

Stalin's Eagles (Hans D. Seild).
Soviet Aces of WWII (Hug Morgan).
Stalingrad. The Air Battle: 1942 Trought January 1943. (Christer Bergström).
Stalingrad. Les Combats Aériens 1ère Partie (Viktor Kulikov).
Stalingrad. Les Combats Aériens de la Reconquête 2ème Partie (Viktor Kulikov).
http://www.zweiterweltkrieg.org/phpBB2/ ... php?t=2470
http://www.reinapennington.com/WWWExcerpt.html
http://www.topsid.com/index.php?war=sss ... _solomatin
http://en.wikipedia.org/wiki/Lydia_Litvyak
http://es.wikipedia.org/wiki/L%C3%ADdiya_Litviak
http://www.halconesrojos.com/index.php? ... &Itemid=41
http://foro.casarusia.com/viewtopic.php?f=19&t=3978
http://www.belt.es/noticias/2005/septie ... agente.asp


" Este artículo se lo dedico a una gran defensora y luchadora por los derechos de la mujer, a mi esposa Pili".

 


Si quieres debatir este artículo entra en su foro de discusión