Imprimir
Categoría de nivel principal o raíz: Artículos
Visto: 1603

7. Las fragatas rusas del Mar Báltico.

Una vez capturada la Venus de Chapman, en 1789, los rusos no sólo se quedaron prendados de su nueva adquisición sino que se volvieron entusiastas del concepto de fragata con artillería de piezas cortas de 24 libras, hasta el punto de convertirla en el pilar de su fuerza de fragatas.

Tomando como modelo la capturada Venus se botaron inicialmente las 3 fragatas de 44 cañones de la clase “Arkhangel Mikhail”: Arkhangel Mikhail (1791), Arkhangel Rafail (1791) y Schastlivyi (1798). Dicha clase fue seguida por la “Feodosii Totemskii”: Feodosii Totemskii (1798) y Tikhvinskaya Bogoroditsa (1799); se trataba de una versión ligeramente corregida de las anteriores, y prácticamente con las mismas dimensiones.

Características clases “Arkhangel Mikhail” y “Feodosii Totemskii”.
Astillero: Solombala (Arcángel).
Periodo de servicio: Arkhangel Mikhail, 1791-1796 (naufragada); Arkhangel Rafail, 1791-1804; Schastlivyi, 1798-¿1812?; Feodosii Totemskii, 1798-1819; Tikhvinskaya Bogoroditsa, 1799-1819.
Dimensiones (Ark. Mikhail): 46,02 (eslora) x 11,58 (manga) x 4,61 (puntal).
Dimensiones (Feodosii Totemskii): 45,72 (eslora) x 11,88 (manga) x 4,87 (puntal).
Armamento: 28 cañones (cortos) de 24 libras (cubierta); 16 cañones de 6 libras y ocasionalmente carronadas (alcázar y castillo).


Zoom in (real dimensions: 1024 x 633)Imagen
Perfil de la fragata Speshnyi, con líneas inspiradas en la Venus sueca.

A continuación se botó la Speshnyi (1801), de 44 cañones, construida por G. Ignatyev en Arcángel. Como ya se comentó, la Speshnyi era pariente de la Nazaret del Mar Negro, y un paso más en el linaje de la Venus. Sus excelentes cualidades la iban a convertir en el prototipo de una exitosa clase de 34 fragatas, cuya construcción dividida en dos grupos se prolongaría hasta 1844, año en que fue botada la última de ellas.

Naves rápidas y marineras, su misión ya no era la de formar parte de la línea de batalla sino una más tradicional de fragata. Al menos durante las maniobras de la escuadra se les asignaba el papel de exploradores avanzados de los escuadrones de batalla y en batalla debían asumir funciones de apoyo a la línea de batalla. Sus funciones no se limitaban a los movimientos de la escuadra, sino que también se consideraban excelentes fragatas para llevar a cabo cruceros.
La clase Speshnyi se divide en dos grupos principales, compuesto el 1º por 11 fragatas botadas entre 1801-1824; de ellas sólo 3 fueron botadas antes de 1815: Speshnyi (1801), Argus (1807) y Bystryi (1807).

Características clase “Speshnyi” (1ª triada).
Astillero: Solombala (Arcángel)
Periodo de servicio: Speshnyi, 1801-1807 (incautada); Argus, 1807-1808 (naufragada); Bystryi, 1807-1827.
Dimensiones: 48,5 (eslora) x 12,65 (manga) x 3,76 (puntal).
Armamento: 28 cañones (cortos) de 24 libras (cubierta); 16 de cañones de 6 libras y 6 carronadas de 24 libras (alcázar y castillo).

A pesar de las buenas características de la primigenia Speshnyi, los rusos experimentaron con otras variantes de fragatas, tratando de mejorar el linaje de la Venus.

Por un lado se intentaron unas fragatas algo más grandes, que se concretaron en las Geroi (1807) y Venera (1808) de 48 cañones, fragatas que parecen haber constituido una misma clase. El resultado no parece haber sido muy bueno ya que no se prosiguió por esa línea. La Venera acabaría siendo modificada para portar 56 cañones, dotándola o bien de un segundo puente o más probablemente de una cubierta al estilo de las espardecs, ya que en dicha cubierta sólo operaban carronadas.

Características Geroi y Venera.
Astillero: Solombala (Geroi) y S. Petersburgo (Venera).
Periodo de servicio: Geroi, 1807-1808 (naufragada); Venera, 1808-1819.
Dimensiones: 49,37 (eslora) x 12,80 (manga) x 3,98 (puntal).
Armamento: 30 cañones (cortos) de 24 libras (cubierta) y 18 de 6 libras (alcázar y castillo).
Armamento (Venera, 1810): 28 cañones (cortos) de 24 libras (cubierta principal) y 28 carronadas de 24 libras (cubierta superior).

Un segundo intento fueron las 7 fragatas de la clase Amfitrida (1808-1819), de las que cuatro se botaron antes de 1815: Amfitrida (1808), Arkhipelag (1811), Avtroil (1811) y Argus (1813); siendo la 1ª fragata obra de I.V. Kurepanov. Algo más pequeñas que las Speshnyi, resultaron ser un tanto inferiores en condiciones marineras, por lo que al final Rusia se decidió a concentrarse en las Speshnyi.

Características clase Amfitrida.
Astillero: S. Petersburgo.
Periodo de servicio: Amfitrida, 1808-1828; Arkhipelag, 1811-1828; Avtroil, 1811-1817 (vendida); Argus, 1813-1828.
Dimensiones: 46,02 (eslora) x 11,59 (manga) x 5,49 (puntal).
Armamento: 28 cañones (cortos) de 24 libras (cubierta) y 16 de 6 libras (alcázar y castillo).

Además de los anteriores fragatas pesadas, los rusos decidieron en 1805 que las fragatas “estándar” también deberían llevar cañones cortos de 24 libras. Así, un puñado de fragatas fueron o bien rearmadas o bien equipadas con este calibre, aunque el experimento no fue un éxito y se tuvo que volver a calibres inferiores. En cualquier caso, no es que hubiera muchas de estas fragatas en la armada rusa, ya que el modelo principal de fragata rusa en el Báltico era precisamente la fragata pesada de 24 libras del linaje de la Venus.


Zoom in (real dimensions: 1280 x 343)Imagen
Perfil de la fragata Venera, como fragata de 48 cañones.


Zoom in (real dimensions: 1280 x 259)Imagen
Perfil de la fragata Venera, como fragata de 56 cañones.

Guerras Napoleónicas.
Periodo 1795-1807.
Como ya vimos con el caso de la Venus, en 1795-1796, un escuadró ruso fue “prestado” a Inglaterra. En dicho escuadrón también servían las fragatas Arkhangel Mikhail y Arkhangel Rafail. La Arkhangel Mikhail naufragaría en las costas de Finlandia, a su regreso de dicha misión (25/10/1796).

Rusia se uniría a la Guerra de la 2ª Coalición entre 1798-1799. En 1798 la Schastlivyi estuvo desplegada en Inglaterra, uniéndosele la Feodosii Totemskii y la Tikhvinskaya Bogoroditsa al año siguiente. Por su parte la Arkhangel Rafail escoltó el transporte de tropas a Holanda en 1799.

En octubre de 1805, las Schastlivyi, Feodosii Totemskii y Tikhvinskaya Bogoroditsa participaron en el desembarco de tropas rusas en la costa báltica alemana al este de Dinamarca.

Guerra anglo-rusa (1807-1812).
Como se ha ido relatando anteriormente, el alineamiento de Rusia con Francia tras Tilsit, dejó en mala situación a muchas naves rusas, que estaban operando en el Mediterráneo. Una de las primeras damnificadas fue la fragata Speshnyi. Esta ni siquiera estaba todavía en el Mediterráneo, sino que se dirigía hacia allí, junto al transporte Vilgelmina. Por el camino, dichas naves recalaron en Portsmouth, y allí les pilló de improviso el inicio de la guerra. Ambas naves fueron requisadas por los británicos (20/11/1807) junto al jugoso cargamento que transportaban: la soldada de la escuadra rusa del Mediterráneo; un total de 601,167 doblones españoles y de 140,197 ducados holandeses. 

En agosto de 1808 varias fragatas formaban parte de la escuadra báltica del almirante Khanykov, escuadra que rechazó plantar cara a la escuadra anglo-sueca, siendo perseguida (con la pérdida del navío Vsvolod). Se trataba de las: Geroi , Argus, Bystryi, Feodosii Totemskii y Schastlivyi.

A su huida, los rusos se refugiaron en el fondeadero avanzado de Rågervik, donde permanecieron un tiempo bloqueados. En dicho fondeadero acabó encallando (20/09) la fragata Geroi. Se rescató a la tripulación y los cañones, pero la nave se tuvo que dar por perdida. Su capitán fue juzgado y degradado a marinero raso, aunque Alejandro I le “indultó” en parte y rebajó la degradación a la de guardiamarina.

Cuando por fin los rusos pudieron regresar a su base de Kronstadt, perdieron otra nave por el camino. Otra vez se trataba de una fragata; en este caso la Argus (clase Speshnyi) que encalló cerca de Reval (22/10). También sin pérdida de vidas humanas.

En junio de 1809, la Bystryi (clase Speshnyi) tuvo un encuentro con dos naves británicas: el Implacable (74) y la Melpomene (38). Los británicos intentaron dar caza a la fragata, pero esta consiguió escapar.

Resto de la guerra (1812-1815).
Con la vuelta de Rusia a la alianza anti-napoleónica, los británicos pasaron de ser enemigos a colaboradores. Varias fragatas marcharon a Inglaterra en el periodo 1812-1814, colaborando con los británicos, como por ejemplo la Bystryi y la Arkhipelag. 
La fragata Amfitrida por su parte participó en el bloqueo (y bombardeo) de Danzig en 1813.

En 1815, las fragatas Arkhipelag y Argus (clase Amfitrida) fueron despachadas a Rotterdam (Holanda), posiblemente como respuesta a los “Cien Días” de Napoleón. De hecho en 1817, la Argus formaba parte de un escuadrón que viajó a Francia para repatriar a los tropas rusas “de ocupación”.


Zoom in (real dimensions: 2161 x 1456)Imagen
Fragata Merkurii (obra de A. K. Beggrov). Hay discrepancias de si representa a la fragata de 1815 o a la del mismo nombre de 1820 (probablemente esta última). En cualquier caso ambas pertenecían a al primer grupo de clase Speshnyi,

Zoom in (real dimensions: 800 x 968)Imagen
Fragata Avrora (1835). Se trata de una de las fragatas Speshnyi del 2º grupo.

Las fragatas de la “escuadra rusa” de Fernando VII.
En 1818 llegaron a España 6 fragatas, como parte de una compra negociada por Fernando VII con Rusia para reforzar a la Armada en el marco de las Guerras de emancipación hispanoamericanas. Dichas fragatas eran las siguientes:
Avtroil (1811). Fragata de la clase Amfitrida. Recibió el nombre de Astrolabio.
Merkurii (1815). Fragata de la clase Speshnyi. Recibió el nombre de Mercurio.
Patrikii (1816). Fragata de la clase Speshnyi. Recibió el nombre de Reina María Isabel.
Legkii (1816). Fragata de la clase Speshnyi. Recibió el nombre de Ligera.
Provornyi (1816). Fragata de la clase Provornyi. Recibió el nombre de Pronta.
Pospeshnyi (1816). Fragata de la clase Provornyi. Recibió el nombre de Viva.

A la Astrolabio ya la hemos visto como la 3ª de las fragatas de la clase Amfitrida. Las 3 de la clase Speshnyi constituían precisamente la 2ª triada de dicha clase, ordenadas justo al final de la guerra. Por su parte las 2 Provornyi eran dos fragatas de 36/44 cañones, 1ª y 2ª de una clase no considerada como fragata pesada pero que inicialmente recibieron también cañones cortos de 24 libras. Los modelos posteriores en cambio fueron equipados con cañones de 12 libras.

Las 3 últimas fragatas llegaron a España en octubre de 1818, lo hicieron a modo de (incompleta) compensación por el mal estado de la escuadra recibida en febrero de 1818. Se organizó un buen escándalo por el mal estado en que llegaron las 8 primeras naves. 
viewtopic.php?f=45&t=8949

Aunque las naves eran recientes (algunas prácticamente nuevas), sus maderas eran de mala calidad. Como era habitual en Rusia, la mayoría de las naves estaban hechas de madera de pino; pino y alerce en el caso de la Reina Mª Isabel. Pero aun así el estado de conservación de las naves estaba por debajo de lo habitual en Rusia. En esa época, la escuadra rusa del Báltico atravesaba una época de graves estrecheces económicas; por lo que es muy posible que tanto el gasto en mantenimiento como la calidad de las nuevas construcciones se resintieran por la falta de fondos. 

Zoom in (real dimensions: 2786 x 1905)Imagen
Perfil de la fragata Merkurii (1815). La principal diferencia con las primeras Speshnyi es una mayor protección del alcázar, dando la impresión de un segundo puente.

De las seis fragatas recibidas, tres fueran vendidas para desguace en 1822: Astrolabio, Mercurio y Pronta.

la Astrolabio era la que se encontraba en peores condiciones, con graves signo de podredumbre. Quedó en Cádiz a la espera de una carena que nunca se realizó por demasiado costosa. 

Otra en bastante mal estado era la Mercurio. En 1820 se informa: 
Aunque en mejor estado (que la Astrolabio) y capaz de emplearse en comisiones de Europa haciéndole algunos reparos indispensables que necesita como levantarles el pabimento del pañol de pólvora, porque con el extraordinario quebranto que ha adquirido, se le inutiliza constantemente todo lo que embarca, podrá servir algún tiempo si se necesita conservarla armada.

La Pronta sí llegó a prestar algún servicio, realizando un viaje a América, en 1820-1821 hacia La Habana y Veracruz, escoltando mercantes a la ida y la vuelta.

Respecto a las fragatas Ligera y Viva, partieron en noviembre de 1820 para América, llevando pertrechos para el ejército de Tierra Firme. 

La Viva se desplazó hasta Cartagena de Indias, donde en enero de 1821 se aprecia su mal estado y la necesidad de carenarla. Se ordena su traslado al arsenal de La Habana pero un temporal la hace recalar en Portobelo, muy dañada. La nave “hace aguas por las obras vivas y muertas, el palo del trinquete rendido, el mayor rendido por la espiga, igualmente que su berga por la cruz, sus jarcias necesitan examinarse...”. 

El estado de la nave hace desaconsejable que la nave sale a navegar y se pide auxilio a La Habana, un auxilio que no llega. El capitán, Alonso de la Riva, teme que la fragata pueda ser capturada por los “insurgentes” y decide finalmente arriesgarse a trasladarla a La Habana, con las bombas achicando agua sin descanso. A duras penas consiguió llegar a La Habana (21/06/1821), donde fue dada de baja por inútil.

La Ligera opera en 1821-1822 entre Puerto Cabello y las islas de Cuba y Puerto Rico. Su capitán, Ángel Laborde emite continuos informes sobre el preocupante estado de la fragata, y la necesidad de profundas reparaciones o a ser posible su sustitución. Para diciembre de 1822, la Ligera estaba en tan mal estado -”cuya total pudrición se demuestra hasta la evidencia...”, que estuvo a punto de perderse, consiguiendo a duras penas varar en Santiago de Cuba. No quedó más remedio que permitir que se fuera a pique.


Imagen
Perfil de una fragata de la clase Provornyi; en servicio ruso contaban inicialmente con una batería principal de 26 cañones cortos de 24 libras, sustituidos más adelante por cañones largos de 12 libras.

De las 6 fragatas rusas, la que parece que llegó en mejor estado fue la Reina María Isabel, ya que sólo un mes después de su llegada a Cádiz zarpó hacia América escoltando un convoy con tropas y pertrechos con destino al Mar del Sur y el Perú. La mala fortuna acechó pronto al convoy que se dispersó tras rebasar Cabo Verde. Por su parte la Reina Mª Isabel tuvo que dejar a su enfermo capitán en Canarias, asumiendo el mando el teniente Dionisio Capaz. 

La fragata continuó en solitario, desconociendo que uno de los mercantes (el Trinidad) se había sublevado y había informado al enemigo del supuesto destino del convoy. Así pues, los patriotas chilenos estaban sobre aviso del próximo arribo de la fragata y habían hecho apropiados preparativos navales. A través de un ballenero inglés los chilenos tuvieron noticia de que el destino de la fragata era Talcahuano.

La travesía se había cobrado un duro precio en la dotación de la fragata. De sus 205 hombres (a la partida) muchos estaban enfermos, y sólo quedaban 96 plenamente aptos para el servicio. El 28 de octubre, el escuadrón chileno -comandado por Blanco Encalada- localizó a la fragata en una bahía cerca de Talcahuano. Bajo bandera inglesa se acercaron los navíos San Martín (60) y fragata Latauro (46). 
Inicialmente la fragata española respondió a la aproximación de los navíos con dos disparos de saludo pero enseguida empezó a sospechar y el 3º se hizo ya con bala. Las naves chilenas ignoraron el disparo y ajustaron sus velas como si fueran a fondear, pero ante un nuevo disparo que pasó sobre la arboladura del San Martín revelaron sus cartas, izando el pabellón chileno y mostrando intención de acercarse a la fragata para abordarla.

El teniente Capaz ordenó una andanada de la batería de estribor (según Fernández Duro sólo se pudieron servir 8 cañones por parte de la dotación) sobre el San Martín y que se soltaran los cables de amarre de la fragata. Su intención era vararla en la playa. 

El San Martín fondeó y disparó contra la fragata, a la vez que la Latauro se aproximaba a ella. Capaz decidió rendir la fragata y la evacuó, aunque a bordo quedaban todavía unos 60 hombres cuando los chilenos subieron a ella.

A continuación los chilenos tuvieron que pelear por volver a poner a flote la fragata. Desde tierra llegaron refuerzos españoles, y los chilenos tuvieron que hacer uso de los cañones de proa. Al día siguiente continuaron los combates, y el San Martín tuvo que acercarse para proteger a la fragata, recibiendo un cierto castigo por parte de las baterías españolas de tierra.

Finalmente, los chilenos consiguieron retirarse con su codiciada presa, tras haber sufrido 27 muertos y 22 heridos.

Un exultante Blanco Encalada declaraba:
“La Reina María Isabel está en mi poder, es hermosísima y de un andar admirable. En el mar del Sur no hay buque que ande como ella y con dificultad en el mundo. En fin, es una alhaja". "Sólo la suerte puede haberla presentado encerrada en el puerto, pues en el mar, no la tomamos jamás".

La Reina María Isabel se incorporó a la escuadra chilena, renombrada como O´Higgins. En 1819 era la nave insignia de Cochrane durante las dos acciones/bloqueo contra el Callao. En 1820 y 1821 participó en las expediciones contra el Perú. En septiembre de 1821, operando en Guayaquil, se encontraba tan necesitada de reparaciones que Cochrane pensó en abandonarla y quemarla.

De vuelta a Chile sería renombrada como María Isabel (1823), siendo finalmente reparada y forrada de nuevo. Se convirtió en insignia de Blanco Encalada en las operaciones de 1824-1825, así como en la expedición de conquista del reducto realista de Chiloé (enero de 1826).

En abril de 1826 fue vendida a las Provincias Unidas del Río de la Plata, que la rebautizaron como Buenos Aires. Sin embargo la fragata no llegaría a servir allí, ya que naufragó en el Cabo de Hornos 
durante su traslado.

Hay que señalar que las referencias a la Reina María Isabel la dotan de un armamento principal de cañones de 18 libras. Queda la cuestión de con que armamento llegaron las fragatas rusas a España; en teoría deberían haber venido todas con sus cañones cortos de 24 libras. Como hemos visto era un calibre popular en el Báltico pero no mucho para aguas europeas/americanas, por lo que es posible que en España hubiera que rearmarlas como fragatas de 18 libras.


Zoom in (real dimensions: 750 x 510)Imagen
Captura de la fragata Reina María Isabel (atribuido a Contreras de la Cruz)

Zoom in (real dimensions: 812 x 538)Imagen
Captura de la fragata Reina María Isabel (Thomas Somerscales)

Zoom in (real dimensions: 1000 x 698)Imagen
Maqueta de la fragata chilena O´Higgins/María Isabel.