Imprimir
Categoría de nivel principal o raíz: Artículos
Visto: 1323
El San Telmo era un navío de 74 cañones, construido según los diseños de Romero Landa y botado en 1788.

En mayo de 1819 zarpó de Cádiz la "División Naval del Sur" comandada por el brigadier Rosendo Porlier y Asteguieta, compuesta por los navíos de 74 cañones San Telmo y Alejandro I -uno de los "chollos" comprados a Rusia que pronto se tuvo que dar la vuelta por su mal estado-, la fragata Prueba y el mercante Primorosa Mariana. El destino de la división era el Callao, destinada a reforzar la presencia naval en esa zona del Pacífico en el marco de las guerras de independencia hispanoamericanas.
A finales de agosto la división afronta el intento de pasar el Cabo de Hornos, encontrándose fuertes temporales a la altura del paso de Drake que lleván a la divisón hacia el Sur. Los temporales causan graves daños al San Telmo, que ya de por sí no había salido de Cádiz en perfecto estado y dispersan las naves. Prueba y Primorosa Mariana lograrían llegar a el Callao, allá por Octubre, no así el San Telmo que es avistado por última vez (por el Mariana) en una posición: " 62 grados de latitud austral y 70 grados de latitud oeste". En 1822 se le dió de baja oficialmente, perdida toda esperanza de que se hubiera salvado.

En ese mismo año de 1819, William Smith comandante del bergantín Williams realizó el descubrimiento oficial de la Antártida. En uno de sus viajes encontró restos de un naufragio español. Un par de años más tarde, otro explorador británico confirmaría: «varias piezas de un naufragio fueron halladas en las islas del Oeste, en apariencia pertenecientes a un buque de 76 cañones, probablemente los restos de un buque de guerra español perdido cuando hacía el pasaje hacia Lima».
Parece pues muy probable que el San Telmo acabara naufragando en la Antártida y se buscan indicios de que la tripulación hubiera podido establecer algún tipo de campamento en tierra antes de perecer.