Imprimir
Categoría de nivel principal o raíz: Artículos
Visto: 1626


Imagen
Leutnant Carl Francke.

Para el 1 de septiembre de 1939 del tan ansiado bombardero por el Generalfeldmarschall Göring, primeramente conocido por"Schnellbomber" (Bombardero de alta velocidad), tan sólo se encontraban prestando servicio en primera linea 12 unidades, en vez de su esperada para entonces... según sus palabras al director General de Junker, Dr. Heinrich Koppenberg tan sólo un año antes...

"Y ahora constrúyame una potente flota de bombarderos Ju 88 en el plazo más breve posible".

Sin embargo estos primeramente encuadrados en el "Erprobungskommando 88" fueron puestos al mando del StaffelkapitänHptm Helmut Pohle y designada como 1./KG 25. Para el 7 de septiembre se convirtió en el I./KG 30 y una escuadrilla de alerta compuesta por cuatro aparatos al mando del Lt Walter Storp se estableció en Westerland, en la isla de Sylt con inteción de emplearse contra la Royal Navy.

Por otra parte el Jefe de al Luftflotte 2 el General der Flieger Helmut Femy estaba firmemente convencido de que el nuevo bombardero no debería ser empleado en pequeños grupos, hasta llegó a escribir al Alto Mando en Berlin reclamando mucha prudencia.

Claro que el Generalfeldmarschall Göring carecía de paciencia y tampoco compartia las convicciones de Femy, su potente flota de bombarderos Ju 88 estaba sobrepasando los limites permitidos. El ahora conocido como "Wunderbomber" (Bombardero Milagroso) necesitaba tener éxito inmediato para ganarse una reputación. Esta no tardaría en presentarse.

Durante la mañana del 26 de septiembre de 1939 tres hidroaviones Dornier Do 18 D del 1./KŸGr 506 que habían despegado desde Harnum, en la isla de Sylt, se encontraba en misión de patrulla sobre el Mar del Norte. Había mucha bruma, pero de repente sobre las 12:00 h (hora alemana) se abrió un claro a traves de ella, en uno de ellos el observador divisó levemente la delatora estela de un portaaviones que navegaba a gran velocidad y poco despues a otros dos buques pesados.

Los tripulantes del Do 18 D habían descubierto tres de las principales unidades de la Home Fleet, estos eran los acorazados HMS Rodney y HMS Nelson, que daban escolta al portaaviones HMS Ark Royal, con los destructores HMS Bedouin, Punjabi, Tartar y Fury. Estos habían zarpado el día anterior para dar cobertura a los destructores HMS Fame, Foresight, Somali, Eskimo, Mashona y Matabele, que habían sido enviados para escoltar al submarino HMS Spearfish que había resultado dañado de consideración en las costas danesas y no podía sumergirse.

Pero los hidros no pasaron desapercibidos desde la Flota, inmediatamente despegaron tres Skuas (A7A, A7B y A7K) y media hora más tarde otros tres (A7C, A7F y A7M) todos del 803 Sqd. Al principio desde los Skuas hubo dificultades en la localización de los Do 18 D, pero finalmente uno fue derribado por el Skua AC7 (L2873) pilotado por el Lt. BS McEwen y su observador PO BM Seymour. El Dornier consiguió amarar y los 4 miembros de la tripulación fueron recogidos por el destructor HMS Somali.

Este derribo del Do 18 D normalmente se tiene por el primer avión de la LW derribado por un avión británico en la 2ªGM. Sin embargo la primera fue conseguida por el Sergeant F Letchford, que era el artillero del Fairy Battle pilotado por el Flying Officer LH Baker del 88 Sqd cuando reclama un Bf 109 derribado el 20 de septiembre. Pero la reclamación de Letchford tardó unos días en ser acreditada; de esa manera podemos decir que la del Lt McEwen fue la primera victoria confirmada, además de un caza desde un portaaviones.

Aun asi la noticia del avistamiento ya había sido transmitida a la base, donde se alertó rapidamente a las tripulaciones de bombarderos que se encontraban en Sylt. 
Las ordenes eran muy claras:

"Enemigo localizado en Cuadrícula 4022. Aviones de reconocimiento de largo alcance mantienen contacto. Ataque con bombas de 500 kg"

Los primeros en despegar, a las 12:50 h fueron 9 He 111 del 4./KG 26 desde el aeródromo de Lybeck Blankensee. Poco más de 10 mínutos más tarde les siguieron los 4 Ju 88 de la "Escuadrilla de Alerta" del I./KG 30 desde Jever liderados por el Oblt Walter Storp. Uno de los pilotos de los nuevos Junkers Ju 88 era el Gefreiter (Soldado de Primera) Carl Francke.



Imagen

El bajo rango militar de Carl Francke no se correspondía con sus verdaderas habilidades. De hecho era un ingeniero cualificado, tecnico de aviones y un altamente experimentado piloto civil de pruebas. También era el Jefe del programa de ensayos técnicos del Junkers Ju 88 en Rechlin y se conocía el nuevo bombardero de arriba abajo. 

Pero aparte de ser un piloto de pruebas, también era un apasionado del vuelo. En verano de 1937 y como miembro de la Selección Alemana en el 4º Encuentro Internacional de Vuelo en Zürich-Dübendorf, el Dipl.-Ing. Carl Francke consiguió un récord en el concurso de ascenso y picado para monoplazas, a los mandos del protipo Bf 109 V-13. Este éxito del contingente alemán en Dübendorf había sido dirigido por el mismísimo Ernst Udet, por entonces Director del Departamento Técnico del RLM.

En agosto de 1939 se presentó voluntario para prestar servicio militar en el Erprobungskommando 88 al mando de su viejo amigo el Hauptmann Helmut Pohle.

Tras haber cambiado su mono blanco de vuelo civil, por el traje de vuelo reglamentario de la LW con su galón de Gefreiter en cada manga y regocijándose de su nuevo apodo de "Biber" (Castor) debido a su cuidadoso y trabajado bigote, era candidato para liderar uno de los cuatro Ju 88 que se encontraban en espera de recibir su bautismo de fuego.

Imagen
Ju 88 A-1 del I./KG 30.

Ese 26 de septiembre el Ju 88 A-1 del Gefreiter Francke era el tercero en despegar y según su relato: 

"Despegamos poco después de las 13:00 h. Como experimentado lobo de mar de la aviación, volé a una altura de 500 metros, debido a un continuo y espeso banco de nubes que se extendía por encima de nosotros. LLegado a esta altitud tenía más posibilidades de localizar a la flota enemiga".

"A la hora prevista, casi al minuto, los buques aparecieron ante nosotros. Eran auténticos pesos pesados, como exactamente habían transmitido los aviones de reconocimiento. Como nos dirigíamos directamente hacia ellos, viré ligeramente para colocarme en una mejor posición de ataque, ascendiendo a unos 3.000 metros. A esta altura nos encontrabamos por encima de la capa de nubes, la cual no nos permitía ver el portaaviones en el momento de iniciar el picado. Atravesamos las nubes y al salir de ellas comprendí inmediatamente que el ataque no podía tener éxito. El objetivo no se encontraba centrado en mis visores de puntería".

Imagen
HMS Ark Royal.

Gracias a sus experiencias como piloto de pruebas en Rechlin, Francke conocía perfectamente no tan sólo las cualidades del Junkers, sino también sus limitaciones. Comprendió a tiempo que su objetivo se encontraba demasiado lejos del punto de mira como para correjir su rumbo durante el picado y no quedaba otra opción que abortar y realizar un segundo ataque. Ascendiendo de nuevo atravesando las nuves observó la ausencia total de fuego antiaéreo desde los buques.

Sin embargo su ataque no pasó desapercibido entre los observadores del HMS Ark Royal, es más todos se percataron de los movimientos del Ju 88 de Francke. Sin embargo el avispado marinero Nippy Parham señala a un oficial de rango sobre el Ark Royal...

"Mire, señor, un Jerry."

"Ese es un Hudson" responde el oficial. (Lockheed Hudson el nuevo bimotor norteamericano en servicio en el Coastal Command).

Al rato alguien grita: "Es un Heinkel!" Y rapidamente todos los operarios de la antiaérea se encuentran en sus puestos dispuestos a repeler un ataque que no se demoró mucho. Poco después reaparecieron entre las nubes de nuevo los 4 Ju 88 liderados por Fracke picando hacía los buques... 

Francke nos relata el ataque...

"El segundo ataque lo inicié desde unos 2.700 metros . En esta ocasión al salir de las nubes me encontraba casi encima del objetivo. Tan sólo hacía falta una pequeña corrección. Los disparos de la antiaérea del portaaviones hacían que pareciese un gigantesco letrero luminoso. Pero no nos alcanzaron".

"A la altura correcta presioné el botón de lanzamiento de bombas. La primera explotó en el agua a unos 20 metros del objetivo, pero la segunda alcanzó al buque a estribor".

"En el momento del impacto, por desgracia estaba totalmente absorto en recuperarme del picado, el Fw Bewermeyer informó que se veía una vía de agua al lado de la nave. Al poder mirar poco después hacia abajo vi la tromba de agua, y un flash. Era un incendio ó la AA disparandome? No lo puedo asegurar".

"Los aviones de reconocimiento no habían perdido de vista el portaaviones. Este aunque permanecía navegando con la flota, estaba pronunciadamente escorado y en apariencia, era incapaz de seguir permanentemente su derrotero".

"Al día siguiente, cuando la flota británica fue avistada de nuevo, los dos acorazados se encontraban solos y no había rastro del portaaviones. Este había desaparecido". 

No obstante el HMS Ark Royal no había sido hundido. Un oficial británico del portaaviones al ver caer la bomba más próxima dice: 
"Parece mi Austin A30 Seven" 

Pero a medida que la bomba se aproxima, dice:

"Más bien parece un autobús londinense." 

Desde el puente de mando el Capitán había ordenado un brusco giro de timón a estribor y la bomba finalmente golpeó el agua levantando una columna de agua que rocía el extremo delantero de la cubierta de vuelo del portaaviones y con el típico humor inglés al que estamos acostumbrados, también envió un plato de frijoles desde horno saltando por la mesa de la sala de oficiales hasta el regazo del Lt. McEwan. Debido a la explosión el casco se estremeció y el Ark Royal se levantó sobre las aguas, sacudido con violenta fuerza. Si bien transcurrido el ataque y al principio presentaba cierto desnivel a estribor, poco a poco volvió a nivelarse.

Volviendo un poco atras en lo que nos ocupa este momento, el día 25 los cruceros de batalla HMS Hood y HMS Repulse, acompañados por los cruceros HMS Norfolk, HMS Newcastle y HMS Edimburgo y escoltados por los destructores HMS Faulknor, HMS Foxhound, HMS Forester, HMS Fearless, HMS Fortune y HMS Firedrake componían otra fuerza que también habían partido para dar cobertura al dañado Submarino HMS Spearfish.

Otra fuerza que componían esas complicadas fases de escolta para el HMS Spearfish, era la que zarpó el día 26 también desde Scapa Flow y se componía por los cruceros HMS Southampton, HMS Glasgow y HMS Aurora.

Curiosamente estas fuerzas navales se encontraban en ese momento en la zona de ataque de los bombarderos alemanes y debido a esa casualidad nos hace plantearnos si tanto despliegue era realmente para dar cobertura a un dañado submarino como se pretende en los informes ó era una preparada emboscada por si intervenian unidades pesadas de la Kriegsmarine???

Pero volvamos al ataque de los demás bombarderos, a las 14:48 h el resto de los Ju 88 del I./KG 30 y tan sólo el pilotado por el Lt Walter Storp consiguió en esta ocasión un impacto directo sobreel HMS Hood, pero de esos que se llaman de "mala suerte" (seguramente Storp lo calificaría de otra manera menos agradable a los que no esten acostumbrados al leguage vulgar). La bomba de 500 kg curiosamente golpeó inmediatamente por encima de la protuberancia en la aleta de babor, el daño causado era superficial y fue reparado por el personal del buque.

Sobre las 15:15 h aparecieron los menos veloces He 111 del 4./KG 26 que atacaron a los cruceros que acompañaban al HMS Hood. El bombardeo se realizó a unos 3.500 metros consecutivamente por las tres"Kettes" sobre los HMS Aurora y HMS Sheffield, pero sin consecuencias. 

También hay informe que sobre las 15:37 h un ¡¡¡Do 17!!! (logica confusión) dejó caer una bomba a 350 metros de uno de los destructores de escolta.

El fuego de los artilleros de la flota ante estos últimos ataques en altura resultaron ineficaces, tan sólo al parecer estaban preparados para ataques más próximos y en picado.

Por desgracia el mensaje que envió Francke por radio a su base de Westerland durante su vuelo de regreso (este que era tan simple como cauto), sería el que desencadenaría en una serie de acontecimientos que le llevarían directamente a su ruina...

"Ataque en picado a un portaviones con dos bombas SC 500, la primera, fallo cercano, la segunda posible impacto en el cuarto delantero de popa. Resultados no observados". 


El Estado Mayor de la Luftwaffe en Berlín recibe jubiloso el mensaje, declarando hundido el Ark Royal y poniendo la maquinaria de propaganda en marcha. Sin embargo el Generaloberst Hans Jeschonnek, (Jefe del Estado Mayor LW) se mostraba escéptico. Esa misma tarde llamó por teléfono al Hptm Helmut Pohle, GK de I./KG 30 en Greifswald... "Felicidades, Pohle. Su ataque desde Westerland acaba hundiendo el Ark Royal". Ambos se conocían anteriormente y como Pohle detectó cierta duda en la voz de Jeschonnek, le respondió si ningún tipo de duda... "Yo no lo creo". 
"Tampoco yo", respondió el Jefe del Estado Mayor con su fuerte acento berlinés.

Otro que albergaba dudas era el Oberst Hans Siburg, Geschwaderkommodore del KG 26, este veterano ex-marino era muy consciente de que una columna de humo é incluso un destello de fuego desde un barco enemigo no necesariamente significaban que un buque había sido alcanzado. Normalmente era indicación de que el buque enemigo respondía con sus armas.

Cuando aterriza Francke en su base de Westerland, todo el mundo lo recibe con entusiasmo y emoción pensando que había hundido el Ark Royal. En medio de toda la confusión el Oberst Hans Siburg ordena un encuentro a solas con Francke. Este ya en privado le pregunta mirandole a los ojos..."¿Realmente vio hundirse al portaaviones? Ante esta presión Francke honestamente y con toda franqueza le contesta que no. 
A últimas horas de aquella tarde, cuando Pohle llegó a Westerland, Francke superado por los acontecimientos se encontraba desesperado. Aunque Pohle era su superior, hablaron como viejos amigos que eran... "¡Por el amor de Dios, Pohle!¡Nada de eso es cierto!¡Ayudame a salir de este embrollo!". 

Sin embargo aunque el mensaje de Francke llegó a ser una delgada evidencia, fue suficiente para Goering, Milch, Udet y otros del Alto Mando de la Luftwaffe. De esa manera la radio alemana difundió ampliamente en un cumunicado de la Wehrmacht el hundimiento del Ark Royal, recordando que los británicos no niegan la afirmación.

Todo se acentuó más cuando al día siguiente la flota británica volvió a ser localizada por aviones de reconocimiento, pero sin presencia del portaaviones. Aunque a los Do 18 se les encomienda la tarea de encontrar manchas de petroleo, los resultados no son concluyentes.

Ese 27 de septiembre el I./KG 30 recibe el siguiente telegrama, dirigido directamente a Carl Francke :

"Le felicito por su ataque al portaviones britanico, el cual fue efectuado con gran coraje y ejecutado con gran exito. Por ese soberbio acto de armas, Yo, como su comandante en jefe, le promuevo con efecto inmediato al cargo de Leutnant. Por su sin igual valentia encarando al enemigo le premio, en el nombre del Führer y Comandante supremo de la Wehrmacht, con la Cruz de Hierro, Segunda y Primera Clase.

Generalfeldmarschall Goring." 

El nombre de Carl Franzke, un heroe a la fuerza, se hizo muy popular en toda Alemania. Periódicos y revistas por todo el Reich relatan... “El Final del Ark Royal”. Hasta se publicó un libro con dibujos para niños titulado "¿Cómo fue hundido el Ark Royal?". 

Imagen

No obstante pasado el tiempo cuando se hizo evidente que el Ark Royal aun seguia a flote y que se encontraba totalmente intacto, su reputación se descompuso al instante. 

Intentó la difícil tarea de pasar página sobre el asunto centrandose en su trabajo para evadirse. Como nuevo director de pruebas en Rechlin probó pilotando el nuevo prototipo de Heinkel He 177 V-1 (Werk 00001 "CB + RP") en su primer vuelo el 9 de noviembre de 1939. El vuelo terminó antes de lo previsto, cuando a los 12 minutos aterrizó por precaución debido al sobrecalentamiento de los motores. El informe de Francke fue favorable respecto a las características generales de manejo del nuevo bombardero, pero observó deficiencias respecto a vibraciones en los ejes de las hélices, deficiencias en el plano de cola y aleteo acompañado tras enérgico movimiento ascensional.

Pero ante su propósito de volver a la normalidad no todo el mundo pasó página sobre el asunto del Ark Royal como la que aparentemente mostró el Generalfeldmarschall Hermann Göring en una de sus periódicas visitas de inspección a Rechlin. Tras reconocer de primeras a Francke gracias a su mono blanco, exclamó medio en broma... 

"¡Todavía me debe usted un portaaviones!" 

Como respuesta Francke sencillamente asintió con una forzada sonrisa, pero realmente ya se encontraba totalmente harto de comentarios como aquel, a esto se sumaba que algunos de sus compañeros oficiales se burlaban ya no a sus espaldas, hasta abiertamente, de su fácil ascenso y sus condecoraciones recibidas por algo que no había hecho, 

Esta situación lo atormentaba de tal manera que durante una entrevista por 1940 a un neutral periodista estadounidense le confesó que estaba pensando en la posibilidad de suicidarse. El periodista le sugiere que la forma más rápida de evadirse de ese peso, sería contar la verdad y ponerla a disposición de la prensa libre mundial. Logicamente eso era como cavar su tumba directamente y en vez de ello se presentó voluntario para para operar desde 1941 sobre el nuevo "Frente del Este", donde finalmente acabó perdiendo la vida.

Por desgracia el malogrado Francke fue la primera de la larga lista de víctimas de la incapacidad é impaciencia del Generalfeldmarschall Göring. Si bien el Ju 88 destacó finalmente más por su polivalencia que como bombardero medio, otro avión y tripulaciones pagarían consecuencias parecidas a las de Francke posteriormente, me refiero a los adorados "Caballos de Batalla de Reichsmarsall Göring" el Bf 110 en su empleo como caza pesado diurno de largo alcance. Este concepto de caza pesado estratégico cautivó también la imaginación de Göring y gracias a su empleo masivo como caza nocturno para el que no había sido concebido evitó que finalmente fuese un desastre...

"Los aviones se pueden reemplazar, pero los pilotos no".

Saludos.

Fuentes:
The Fleet Air Arm in the Second World War (Ben Jones)
Lufthansa to Luftwaffe - Hitlers Secret Air Force (Peter Dancey)
The Luftwaffe War Diaries (Cajus Bekkers)
Ju 88 Kampfgeschwader on the Western Front (John Weal)
https://sites.google.com/site/heinkel27 ... -177-story
http://www.bpears.org.uk/NE-Diary/Inc/ISeq_01.html
http://www.israel-nachrichten.org/archive/11867
http://www.avalanchepress.com/Sortie1939.php
http://www.naval-history.net/xGM-Chrono-02BC-Hood.htm
http://www.naval-history.net/xGM-Chrono ... 0Royal.htm
https://en.wikipedia.org/wiki/Junkers_Ju_88

Foro de discusión:

https://elgrancapitan.org/foro/viewtopic.php?f=55&t=23645&p=846202&hilit=Junker+88#p846202

Lectura recomendada: