Imprimir
Categoría de nivel principal o raíz: Artículos
Visto: 1187

Comparativamente hablando la escolta del convoy a Malta era superior a la que intervino, por parte aliada, en la batalla de Midway en junio de 1942. El 10 de agosto la flota entró en el Mediterráneo y casi de inmediato comenzaron los ataques sobre ella. Durante seis días hubo de soportar el ataque de la Fuerza aérea italiana, primero desde las bases de Cerdeña, a la que se sumó la flota de superficie, así como varios submarinos. Las pérdidas británicas en esta operación fueron superiores a las que tuvieron los americanos en Guadalcanal. La escolta perdió dos portaaviones, cuatro cruceros, varios destructores y nueve de los 14 buques mercantes, aunque de forma milagros el SS Ohio, pese a ser torpedeado, bombardeados y casi estuvo a punto de irse a pique consiguió con la ayuda de dos destructores y a una velocidad de tan solo tres nudos llagar con su preciosa carga al puerto de La Valetta. Esto permitió a los británicos mantener la posesión de Malta en un momento en que se estaba decidiendo el futuro del teatro norteafricano.

Resultado de imagen de ss ohio

Se puede ver como la guerra en el mar se libraba de forma simultánea en varios escenarios, en este caso Guadalcanal y Malta, recursos esenciales tenían que ser distribuidos a ambos lados del mundo para hacer frente a las necesidades operativas de los distintos frentes de combate. Esta situación de equilibrio entre ambos bandos estuvo a punto de ser rota por parte alemana. El uso de submarinos que hostigaron en todo momento a los convoys con suministros vitales para la supervivencia del Reino Unido llegó a un punto a finales de 1942 que se inclinaba de parte alemana, ya que las toneladas de mercantes hundidos no podía ser repuesta con la misma velocidad por las fábricas americanas. Sin embargo, en abril de 1943 esta situación se invirtió. La intervención a pleno rendimiento de la industria naval americana permitía a partir de esa fecha botar un barco cada 24 días, además el tonelaje que salía de los astilleros norteamericanos superaba el millón de toneladas desde diciembre de 1942. Ante este despliegue industrial los submarinos alemanes no pudieron hacer nada. Y en 1943 los anglo-americanos pasaron de forma clara a la ofensiva.

Imagen relacionada

La superioridad naval aliada permitió la realización con éxito de la operación Torch en noviembre de 1942. Tras las experiencias de combate y coordinación entre armas para realizar desembarcos en el Mediterráneo, como la operación Husky o el desembarco en Anzio, finalmente en junio de 1944 se desarrolló Overlord, una operación aeronaval en la que los anglo-americanos no solamente fueron capaces de desembarcar a más de 130.000 hombres en las playas francesas, sino lo que es todavía más importante, fueron capaces de llevarles millones de toneladas en equipos, armamento y suministros como para que la operación no culminase en un rotundo fracaso, como fue el caso del frustrado intento de desembarco en Dieppe en 1942.

Resultado de imagen de overlord 1944 fleet

La razón de esta capacidad aliada hay que buscarla en unos barcos de suministro que cumplieron un papel decisivo en el éxito del desembarco de Normandía. Los Landing Tank Ship, estaban diseñados para transportar una carga de 20 carros Sherman, 30 camiones de 2,5 toneladas, 40 jeeps willys y 30 piezas de artillería de campaña. Además de esta capacidad, lo que condicionaba su velocidad que apenas superaba los 10 nudos, los LTS eran capaces de descargar directamente sobre la arena de la playa, sin la necesidad de un muelle de cargo. Sin este tipo de barco Overlord no hubiese podido lanzarse, de hecho los astilleros americanos dieron prioridad durante 1942 a la construcción de buques de escolta, no siendo hasta verano de 1943 cuando aseguradas las rutas de suministro por el Atlántico se dio luz verde a la construcción masiva de los LTS. En primavera de 1944 Eisenhower se lamentaba de la escasez de estos transportes y llegó a afirmar que con los disponibles en ese momento el desembarco en Europa no superaría del día D+4 ante la falta de suministros. La operación se tuvo que posponer por este motivo de mayo a junio y cuando finalmente comenzó el desembarco los anglo-americanos tuvieron a su disposición 247 LTS.

Resultado de imagen de saipan 1944 fleet

Casi a la par que Overlord, entre junio y julio de 1944, en Saipan, los americanos organizaban el desembarco y posterior conquista de la isla. En esta operación se utilizaron 84 LTS, lo que viene a demostrar que verdaderamente la guerra naval se realizó de forma simultánea en diversos teatros de operaciones. Fue Wiston Churchill el que se lamento de que el asalto de Europa tuviese como elemento decisivo el empleo de las lanchas de desembarco y buques de suministro. Dos flotas operando al mismo tiempo en lugares tan lejanos, un general como Eisenhower suspirando por tener los suficientes buques de suministro que sin embargo estaban utilizándose en ese momento en el Pacífico. Se puede comprobar, por lo tanto, que los aliados combatieron a la par en el Atlántico, el Mediterráneo, el Pacífico, hasta un total de seis grandes teatros de operaciones navales, donde operaron flotas de hasta 12 países diferentes. Así pues, la conclusión de todo ello es que la Segunda Guerra Mundial en el Mar fue un conflicto global.

Foro de discusión:

https://elgrancapitan.org/foro/viewtopic.php?f=72&t=26677

Lectura recomendada:

<-- PRIMERA PARTE