Anoche se quemo una Jaima, no se sabe muy bien el por que, chispa o tea, pero el caso es que alrededor de las tres de la mañana y en cuestión de segundos nos quedamos sin una de ellas y suerte que el viento soplaba en dirección correcta que si no nos quedamos sin ninguna. Por lo menos no hubo que lamentar desgracias personales.
Por lo que respecta al escuadrón seguimos enfrascados con las malditas puertas. Teniente y alferez incluidos en el turno de cuarteleros y aparte de un extraño virus que va atacandonos uno a uno y que nos obliga a alejarnos mucho de cualquier servicio, el dia pasa con mas pena que gloria. En la lista de afectados de las ultimas horas esta el capitán, el teniente, el alferez, los cabos 1º Madrid y Camazón y los soldados del Testo y Expósito. La Básica se mantiene fuerte. La lectura de los tres dosimetros que tenemos no marca nada significativo.