GENERALIDADES

La noche entre el 16 y el 17 de julio de 1.918, el bolchevique Yourovky, empuñando un revolver Nagant modelo 1.895, bajó a la bodega del palacio de Ekaterinbourg junto a sus compañeros. Allí estaba confinado el zar Nicolás II y toda su familia después de haber abdicado y en esa misma bodega encontrarían la muerte.

El revolver protagonista del exterminio de los Romanov había comenzado su carrera en la guerra de los rusos contra los japoneses (1.904-1.905) y no se concluyó hasta el final de la Segunda Guerra Mundial, consiguiendo coexistir, en su medio siglo de servicio con armas mucho más modernas y eficaces, como la pistola Mauser 96 (en su versión “BOLO” de cañón recortado) y la Tokarev Modelo TT30.



Los hermanos Emile y Leon Nagant eran unos importantes armeros de la ciudad belga de Lieja. Emile fue el primero en introducirse en el negocio de las armas allá por la década de 1870, especializándose en la fabricación de armas deportivas y de salón. Poco tiempo después se hizo con varias patentes de revólveres, comenzando con su fabricación.

En 1878 diseñó un revólver al que llamó Mod. 1878 que alcanzó gran popularidad, logrando pedidos de los ejércitos de Bélgica, Argentina, Brasil, Noruega y Suecia. Emile Nagant también es muy conocido por haber participado en el diseño del célebre fusil ruso adoptado por este ejército en 1891 y que lleva su nombre, el Mosin-Nagant, del cual diseñó su cargador. Leon Nagant continuó con el negocio de su hermano, y su mayor éxito fue rediseñar el revólver Mod. 1878 haciendo que en el momento del disparo se desplazase el tambor hasta quedar unido con el cañón, evitando el escape de gases que los revólveres tienen en esa abertura, y logrando una mayor energía y velocidad para el proyectil.

Al rematar en 1878 el contrato de la firma Smith & Wesson con el ejército del Zar, al cual proveía de sus revólveres Russian, el ejército ruso decidió producir un revólver completamente nacional que supliera a éstos. Así, en 1895, adoptaron el diseñado por el armero belga Leon Nagant en 1894, denominándolo "Revolver Sistem Nagana Obrazets 1895 Goda" -revólver sistema Nagant Mod. 1895. Igual que el revolver Smith&Wesson Mod. 1.874 que le había precedido en la cintura de los oficiales del Zar, el revolver Nagant 1.895 no posee ni siquiera un tornillo ideado en Rusia.

La pérdida de parte de los gases propulsores en el momento del disparo constituiría un disgusto para muchos de los proyectistas de la época, convencidos como estaban de que buena parte de la potencia del cartucho se disipaba con los gases que, en el momento del disparo, se escapaban inevitablemente, a pesar del reducido espacio existente (apenas medio milímetro) entre el cañón y el cilindro giratorio, espacio necesario para permitir que el cilindro gire sobre su eje. Hoy sabemos que esta pérdida apenas determina un merma de un calo del 10% de la velocidad del proyectil y que, si se quiere aprovechar totalmente la potencia de un cartucho, basta con alargar el cañón del arma. Sin embargo, es obvio que por motivos prácticos de uso, un arma militar de mano no puede tener un cañón demasiado largo, por lo que el arma de los Nagant tenía seguramente un efecto psicológico positivo sobre quienes, a finales del silo XIX, la evaluaron y valoraron; sin duda que tuvo que impresionar a los técnicos de la Rusia zarista, bastante retrasada tecnológicamente. También fue adoptado, en diversos modelos, por la Policía y el Ejército de Suecia (el M1887 en calibre 7,5 mm), Noruega (el M1893), Polonia, Francia (en calibre 8 mm) y Grecia (el Peristrofon M1895), entre otros. Aunque el usuario más conocido fue Rusia.


Revólver Nagant Mod. 1878, cal 7,5mm.
Imagen
Imagen


Revólver Nagant Mod. 1887,cal. 7.62 mm.
Imagen
Imagen


Revólver Nagant Mod. 1895,cal. 7,62 mm.
Imagen
Imagen


Revólver Nagant Mod. 1898
Imagen
Imagen


FUNCIONAMIENTO

Imagen

El funcionamiento del Nagant Mod. 1.895 se basa en un invento simple pero eficaz, obra del armero belga Henry Pieper, quien puso a punto un cartucho especial en el que la vaina metálica, en el momento del disparo, cierra herméticamente el espacio que existe entre el cañón y el cilindro. Partiendo de esa idea, no tuvo que resultarles muy difícil a los hermanos Nagant proyectar un mecanismo apropiado para aplicar a un revólver dicho invento. Por otra parte, esta idea ya había sido experimentada por armeros famosos como el americano Collier (en 1.818) y el inglés Greener (en 1.854), quienes pusieron a punto armas de rotación con sistemas que, en el momento del disparo, hicieran o retroceder el cañón o avanzar el cilindro. Este último sistema fue elegido por los hermanos Nagant para obtener durante el disparo la unión perfecta entre el cañón y el cilindro.

Vale la pena detenerse brevemente en el funcionamiento de dicho mecanismo ya que, por simple, resulta sumamente eficaz. Especialmente, hay que considerar que, con relación a cualquier otro revólver, el cilindro del Nagant Mod. 1.895 tiene una diferencia sustancial: su cara anterior se construye en correspondencia con las siete recámaras que utiliza cartuchos con el proyectil totalmente embutido en la vaina, haciéndolo parejo al espacio que queda entre la parte posterior del cañón y la cara anterior del cilindro. Al montar el martillo, éste mueve una palanca que a su vez empuja el tambor hacia adelante hasta ponerlo en contacto con el cañón (con una embocadura no estriada), de modo que la parte delantera del cartucho se introduce ligeramente en el cañón, uniéndose (como si fuera un manguito interno) la cámara del cañón y el cilindro. Al disparar, la extremidad anterior de la vaina se dilata, adhiriéndose a las paredes del cañón, asegurando casi por completo la retención de los gases provenientes de la carga de proyección.


Imagen


Hay que añadir que, en el momento en el que el tambor se desplaza hacia delante, el cartucho perdería su apoyo sobre el escudo posterior si no fuera por una especie de pequeño obturador que avanza automáticamente armando armando el arma y formando un sólido apoyo en la parte posterior del cartucho. Este minúsculo obturador está agujereado a lo largo para permitir que el largo y característico percutor lo atraviese y pueda percutir la cápsula iniciadora del cartucho.

La producción comenzó en Lieja, Bélgica, pero fue prontamente mudada a Rusia en 1900 al encargándose de su fabricación el Arsenal de Tula, durante un pequeño periodo de tiempo, de 1.943 a 1.945, tambien se fabricó en Izhevsk. El revólver empezó a ser reemplazado por una pistola semiautomática más moderna, la Tokarev, en 1933, pero continuó siendo producido y empleado en grandes números durante la Gran Guerra Patriótica. Su forma y nombre característicos le ayudaron a obtener un estatus de culto en Rusia, siendo considerado a comienzos de los años 30 un gran honor que un miembro del Partido reciba como regalo un revólver Nagant Mod. 1.895 con una estrella roja grabada. Su producción y empleo continuaron hasta 1950, haciendo de él una de las armas auxiliares con el más largo servicio en la historia militar moderna, aunque no tan largo como el del revólver Webley (1887-1963) y la Colt 1911 A1 (1911-1984).

El Nagant Mod. 1.895 fue producido tanto en modelos de acción simple como de doble acción antes y durante la Primera Guerra Mundial. Estos son coloquialmente conocidos como "modelo Soldado" y "modelo Oficial", respectivamente. La producción del modelo de acción simple parece haberse detenido después de 1918, con algunas excepciones, como ejemplares fabricados para competiciones de tiro al blanco. La mayoría de revólveres de acción simple fueron posteriormente convertidos a doble acción, haciendo que los revólveres de acción simple sean bastante raros y buscados por los coleccionistas.

Aunque es cierto que la expulsión de los gases entre el cañón y el tambor no comprometía la potencia del arma, también es verdad que ningún revólver pudo adoptar un silenciador debido a que el ruido causado por los gases al salir violentamente por entre el cañón y el cilindro, lo harían inútil. Es obvio que no fue así en el caso del Nagant Mod. 1.895, el único revolver que pudo montar eficazmente un silenciador en la salido del cañón.

En 1.895, cuando la Comisión del ejército imperial ruso decidió adoptar el Nagant, ninguno conocía esta interesante posibilidad que ofrecía el arma (el primer silenciador nació en 1.900, año en el que Josef Hutfless proyectó un sistema de cámara de expansión, idea perfeccionada por Hiram Percy Maxim, quien en 1.909 patentó el primer silenciador eficaz formado por un cuerpo tubular en cuyo interior se habían colocado una serie de deflagradores anulares que obligan a los gases a realizar un movimiento vertiginoso, dicha turbulencia ralentiza su velocidad y presión, reduciendo también así el ruido).

Se sabe que durante la Segunda Guerra Mundial, los arsenales soviéticos produjeron un silenciador para el Nagant Mod. 1.895 llamado S 42, y está formado por un tubo de acero de 17,5 cm de longitud y un diámetro de 4 cm, en cuyo interior contiene nueve diafragmas de goma que, al ser atravesados por el proyectil, tienden a cerrarse “aprisionando” los gases del disparo. Otro modelo producido durante la Segunda Guerra Mundial y empleado por las tropas rusas de reconocimiento y observación fue conocido como "aparato Bramit". La Checa, el NKVD y la KGB son conocidos por haber empleado el Nagant silenciado para asesinatos. El Nagant “silenciado” ha sido utilizado también por los “partisanos” soviéticos. Durante la Guerra de Vietnam, las guerrilas del Vietcong emplearon como armas para asesinato revólveres Nagant silenciados, que habían sido modificados en talleres clandestinos. Se puede ver un ejemplar de Nagant M1895 silenciado en el Museo de la CIA de Langley, Virginia.

Pero el éxito tiene su precio. Los revólveres Nagant debían cargarse cartucho por cartucho a través de una portilla de recarga, lo cual implicaba la extracción manual de cada cartucho disparado, haciendo que la recarga fuese lenta y laboriosa. A pesar de ésto, el revólver cargado era seguro de portar y podía permanecer cargado por largos periodos de tiempo.



EL CARTUCHO Y SU BALÍSTICA

El 7,62 mm Nagant es un cartucho extremadamente particular por su aspecto, ya que tiene el proyectil totalmente incrustado entre la vaina y el pequeño collarín, de forma que el cartucho, totalmente cargado, parece la vaina de una carabina, nacido en 1.895, con proyectil de plomo de 8 gramos y con una carga de pólvora de 0,73 gramos, enseguida, el 7,62 Nagant utilizó un proyectil encamisado de 7 gramos que salía casi a 300 metros por segundo, con una carga de 0,27 gramos de humeante pólvora, y con una energía en boca nada despreciable, aunque un cartucho de este tipo no puede tener nunca un elevado poder de detención sobre un blanco humano. Efectivamente, el ligero y rápido proyectil blindado tiende a traspasar con facilidad los tejidos blandos, cediendo poca de su nada exuberante energía cinética. Sin embargo, su capacidad de penetración es bastante más elevada: a 20 metros de distancia el proyectil puede perforar 20 centímetros de madera de abeto.


Imagen


De cualquier forma, y a pesar de su clara inferioridad en relación a muchos cartuchos de ordenanza de aquella época, e incluso anteriores, el 7,62 Nagant fue el cartucho de ordenanza soviético hasta 1.930, año en que fue sustituido por el 7,62 mm Tokarev, mucho más rápido y potente. Es obvio que ni el arma ni el cartucho se retiraron de la circulación, ya que entraron a formar parte de la dotación de las secciones paramilitares y de las fuerzas de policía hasta el término de la Segunda Guerra Mundial. Todavía hoy, es utilizado por la Policía Ferroviaria rusa y en la Confederación de Estados Independientes, los guardias urbanos, los guardias forestales y los guardias de caza llevan una Nagant Modelo 1.895, arma que va a cumplir dentro de poco los cien años de vida, y que debe toda su fama al insólito cartucho.


Imagen



CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS

Peso: 780 gr.
Longitud: 235mm.
Longitud del cañón: 114mm.
Munición: 7,62x38 R (7,62 Nagant)
22 LR
Calibre: 7,62mm.
5,5mm.
Sistema de Disparo: Simple Acción, Doble Acción
Alcance Efectivo: 23m.
Capacidad de munición: cilindro de 7 cartuchos
Estrías: 4





Bibliografía:

- GUN, el mundo del arma ligera
- Wikipedia
- JM Firearms Collection.
- Wilson, Royce: “El revólver de Nagant M1895”.
- Gerard, HENROTIN: “Los revólveres de Nagant”


Si quieres debatir este artículo entra en su foro de discusión