1813, NUEVAMENTE HACIA EL NORTE


Para comienzo del año el ejército patriota estaba nuevamente en condiciones de iniciar las operaciones, y el día 12 de enero se pone en marcha la 1º División compuesta por el Batallón de Cazadores y el Rgto. 2 De Infantería, al día siguiente lo hace el 1º Batallón y el e Pardos y Morenos, el Regimiento de Dragones y el bagaje del ejercito, el 14 finalmente abandonan el emplazamiento las milicias tucumanas y el resto de las fuerzas, todo el avance se hace bajo la cobertura de las avanzadas establecidas en la Posta de Yatasto y el rio Las Piedras y de la constante información que le hacían llegar los pobladores de la zona sobre los movimientos de los realistas.

Entre el 9 y el 11 de febrero se produce el cruce del Rio Pasaje, acampando el mismo en la margen norte lo que es aprovechado por Belgrano para festejar la victoria de El Cerrito ( actual R.O.U.) y la apertura de la Asamblea General Constituyente el 31 de enero de 1813, aprovechando la oportunidad para hacer jurar a la tropa la defensa de la Bandera Celeste y Blanca ( la que debió llevar escondida por razones políticas) ya que el Congreso había declarado con fecha 26 d enero que … debiendo cesar todo recuerdo poco compatible con los nuevos principios, no debía enarbolarse otros pendones que los de la libertad……-

El cruce del rio le llevo varios días ya que en la región se habían desatado grandes lluvias lo que había incrementado el cauce de los distintos ríos, lo que llevo a los españoles a pensar que con ese inconveniente mas los caminos embarrados ningún ejército podría desplazarse, pero cuál fue su sorpresa cuando en la mañana del 15 de febrero, el General Pio Tristán recibe la noticia que el día anterior, la vanguardia establecida en Cobos ( a 27 Km al este de Salta)había sido sorprendida y tomada prisionera.-

Así fue que entre el 17 y el 18 el ejercito patriota se presento en las cercanías de Salta, dirigiéndose una columna de este a la entrada de el Portezuelo ( 10 Km de Salta), para hacerlo posteriormente con la del Cerro San Bernardo al mando del Mayor General Eustaquio Díaz Vélez, apoderándose así del único camino posible para el ingreso a la ciudad, lugar donde también el jefe realista había apostado a sus tropas con el objetivo de presentar batalla, llevándolo con estos ataques a confinarlo en la ciudad. Mientras que las vanguardias de Díaz Vélez, tiroteaban a las tropas realistas, Belgrano desplazaba a las suyas por la Quebrada de Chachapoyas, por un camino que le había sido dado a conocer por el Capitán Apolinario Saravia, natural de la región, este desplazamiento fue hecho bajo la cobertura de las guerrillas gauchas y con el apoyo de la población que debió construir puentes y ensanchar el camino para permitir el paso de las carretas y de la artillería. El día 19 todo el ejército patriota que había partido de Higuerillas se encontraba en la hacienda de Castañares a una legua al norte de Salta, propiedad del padre del Capitán Saravia, dando así la posibilidad de una batalla con frente invertido, lo que provoco en el General Tristán la exclamación…. Solo que fueran pájaros….

El resultado de esta batalla fue la pérdida de 480 muertos, 115 heridos y 2780 prisioneros, además de todo el armamento, parque, artillería y maestranza.-

Esta batalla que también dejare para que sea tratada más en detalle en otro momento, significo la perdida de la inocencia por parte de las tropas patriotas, frente a las realistas. Belgrano en un gesto caballeresco, que al igual que en la campaña al Paraguay buscaba sumas a la causa a sus ocasionales adversarios, al ver que estos no son proclives a la misma en vez de enviar a los prisioneros al sur, les permitió retirarse con la simple promesa de no volver a empuñar las armas en los territorios al sur del Rio Desaguadero, compromiso que una vez llegados al territorio dominado por las tropas godas, todos los liberados decidieron no cumplir, llegando así que en las futuras campañas hacia el sur todos ellos formaron parte de las unidades invasoras, lo que demostraba la perfidia y falta de honor por parte de los jefes españoles y sus subordinados americanos.-

En vez de explotar las ganancias del triunfo de Salta, Belgrano decidió quedarse en la misma a reorganizar su ejército a pesar de las comunicaciones desde Buenos Aires que lo incitaban a continuar su marcha hacia el Alto Perú y aprovechar la desmoralización del enemigo, que a pesar de contar con alrededor de 3000 hombres de infantería, 100 jinetes y 300 artilleros y artillería suficiente como para enfrentar a los patriotas, ya su jefe el General Goyeneche había tomado la decisión de retirarse de Potosí, rumbo a Oruro, dejando atrás destruida ante la imposibilidad de llevare gran cantidad de equipo militar y municiones, cuando se produce el arribo de los 3400 liberados en Salta y con la complicidad del Obispo de Charcas, absolvió del juramento a los vencidos , para evitar así las deserciones y paliar los comentarios de que los ejércitos revolucionarios eran más poderosos que el realista, y evitar que sus hombre se unieran a los revolucionarios de Potosí, Cochabamba, La Paz y Santa Cruz de la Sierra, su intención fue reunir y reorganizar su ejército a orillas del Desaguadero (frontera natural de los dos Virreinatos), dejando entre ambos un territorio de casi 750 km, el que le permitía reorganizar con tiempo su ejército y actuar en consecuencia ante cualquier avance del enemigo desde el sur.

A pesar de su detención Belgrano, motivado por la pérdida de casi 600 hombres entre muertos y heridos y las bajas producidas en acciones anteriores, lo que dejaba en situación crítica a la mayoría de las unidades, era consciente que la llave del camino al Alto Perú era la población de Humahuaca, porque destino a Díaz Vélez al frente de una fuerte columna de tropas para que ocupara y defendiera la misma, con la orden terminante que a diferencia de los godos, las tropas patriotas debían respetar las vidas y haciendas de los habitantes de la región debiendo ser castigado sumariamente aquel que cometiera algún delito .-

El 7 de mayo las vanguardias del ejército patriota ingresan en Potosí, mientras que las partidas de reconocimiento enviadas hacia el norte sostienen algunos combates con las fuerzas realistas al mando de Olañeta y Castro (salteño). A mediados de junio Belgrano establece en Potosí, su cuartel General dedicándose a organizar la administración de los vastos territorios a su cargo, por lo que designa a Apolinario de Figueroa en Potosí, en Cochabamba a Juan Antonio Alvares de Arenales, en Ignacio Warnes en Santa Cruz y a Francisco Antonio Ortiz de Ocampo en Chuquisaca, dando a las cuatro provincias una nueva administración patriota, saneando la hacienda pública, reabre el Banco y la Casa de la Moneda de Potosí, mejora las relaciones con el clero bastante deterioradas luego del paso de Castelli por la región a la vez que mejora las relaciones con la población hispanoamericana y la indígena, en el orden militar vuelve operativos a los batallones de infantería de Cochabamba y Potosí, y encarga al coronel Zelaya la organización de un regimiento de caballería y el encuadramiento en milicias a las unidades indígenas.-


La estancia del ejercito en Potosí, resulto en parte negativa, ya que permitió que desertaran del ejercito los nacidos en el Alto Perú, si bien estas faltas fueron cubiertas por nuevos reclutas, el resultado final de sus efectivos era de 3.500 de las tres armas con 14 piezas de artillería, frente a 4500 hombres que disponía el ejercito realista con 38 cañones, el cual luego de la renuncia de Goyeneche, había recibido a su nuevo jefe el Brigadier Joaquín de la Pezuela, quien establece su Cuartel General en El Desaguadero, adelantando tropas a La Paz y Ancacato en el camino a Potosí, para agosto de 1813, el dispositivo realista era el siguiente:

    Oruro y Desaguadero, una guarnición de 700 infantes, 200 jinetes y 20 piezas de artillería, con la misión de mantener abierta la línea de comunicación con el Alto Perú y Lima.-
    Ancacato, aunque faltos de animales de silla y carga el grueso del ejercito con 4000 hombres de las tres armas, allí también se encontraba el Brigadier de la Pezuela con su cuartel General, quien en ningún momento adelanta tropas de vanguardia y/o exploración.-

Para fines de setiembre y con un plan de acción establecido Belgrano inicia su movimiento hacia tres frentes principales:
Hacia el oeste envía al Coronel Zelaya con tropas provenientes de Cochabamba con la misión de sublevar a los pueblos a espaldas del enemigo a la vez que atacaba a sus vías de comunicación.-

El coronel de Milicias Baltasar Cárdenas debe atacar el flanco este partiendo de Chayanta con 2000 indios, el General Belgrano parte de Potosí con el grueso del ejercito (2500 soldados instruidos, 1000 reclutas, 500 jinetes y 14 piezas de artillería) con el fin de buscar realizar un combate frontal, además de enviar emisarios a la provincias de Arequipa, Cuzco, Tacna y Arica, con la misión de iniciar la sublevación que dificulte las comunicaciones del enemigo por el oeste con Lima.-

Si bien este plan de ataques convergentes era correcto, la falta de medios logísticos, las comunicaciones precarias o nulas impedían la sincronización de las acciones y como elemento final, la topografía con sus valles y cumbres, hacia esto impracticable (incluso hoy para ejércitos modernos), lo que se tradujo en consecuencias negativas para las armas patriotas.-

Así es que se produce la primera derrota en la Pampa de Vilcapujio, lugar adonde había arribado Belgrano con el grueso del ejército. El primer error que comete es no organizar en fuerza sus tropas, limitándose a enviar patrullas de exploración a los valles cercanos con la esperanza de tomar contacto con Zelaya y Cárdenas.-

Por su parte el jefe realista llega el mismo día a Condo-Condo, 20 km al norte del campamento patriota, y ante la noticia de la presencia del ejército revolucionario, decide adelantar por su flanco derecho dos compañías de infantería y un escuadrón de caballería a ordenes del salteño coronel Saturnino Castro, quien en un enfrentamiento con Cárdenas entre Paquereque y Ancacato lo vence y se apodera de los planes de operaciones, y se los remite a Pezuela, lo que le permite a este tomar las medidas necesarias para neutralizar los planes convergentes de Belgrano.-

El 1º de octubre se produce formalmente le enfrentamiento con la derrota de las tropas revolucionarias y su retirada hacia Potosí, con la pérdida del parque de artillería, 400 fusiles, y más de 1000 soldados entre muertos y prisioneros, lo único positivo que se logro, fue evitar la persecución por parte del enemigo ya que este se encontraba falto de cabalgaduras y habían sufrido más de 600 bajas.-

Llegado a Potosí, Belgrano deja a cargo de Díaz Vélez la retaguardia y continua su marcha hacia el sur, estableciendo su campamento en Macha, Castro, que había salido en persecución del ejercito derrotado, llega a Potosí y se enfrenta con la retaguardia de este, pero es vencido, hecho que le permite a Belgrano tener un respiro para reorganizar las tropas, contando con la colaboración de los gobernadores Ortiz de Ocampo de Charcas, Arenales de Cochabamba, y Warnes de Santa Cruz de la Sierra, mientras realiza estas acciones destacaba a Lamadrid, Cárdenas, y Lanza, para que hostiguen al enemigo al que sabe escaso de caballada y víveres, carencias que hacen que el ejército español recién después de un largo mes lleguen a Ancacato(4/11) , en su avance hacia el sur Pezuela se encontró permanentemente asediado por partidas de indios las que al mando de Lanza y Cárdenas los atacaban, pero a los cuales finalmente venció gracias a su mejor armamento y disciplina, llegando el 12 de noviembre a la cumbre del cerro Taquiri desde donde divisa al ejército revolucionario acampado en la Pampa de Ayohuma.-

Luego de tomarse dos días para dar descanso a sus tropas y aprovechar para estudiar desde la altura la disposición del enemigo, el día 14 de noviembre comienza su descenso del cerro, para enfrentar al ejército enemigo, teniendo como resultado de la mala apreciación por parte de Belgrano de la situación y el desplazamiento de las tropas realistas, la consecuencia de la derrota de su ejército y la pérdida de 400 muertos, 700 prisioneros, 1500 fusiles, la artillería restante el parque y los bagajes, esto llevo a que el Jefe patriota se retirara hacia el sur, dejando a Zelaya con la misión de retrasar el avance del enemigo evitándole que crucen un arroyo, llegando el resto del ejercito el día 16 a Potosí donde deja al Coronel Dorrego a cargo de la defensa de la ciudad con 500 hombre mientras el continuaba su viaje al sur el 18,con los escasos 1500 sobrevivientes del ejercito para llegar a Tucumán a fines de enero donde entrega el mando del Ejercito del Norte al Coronel José de San Martin.-

Mientras tanto los realistas van venciendo la escasa resistencia de las tropas patriotas y llegan a ocupar nuevamente Yavi.-

El año 1813 que tan auspiciosamente se iniciara con la victoria del 20 de febrero en Salta, termina con un ejército prácticamente inexistente y con consecuencias políticas y militares negativas las cuales se dan porque había factores que se detallan:

    El General Manuel Belgrano, con gran capacidad organizativa, carece de la experiencia y los conocimientos técnicos militares como para llevar adelante una campaña de este tipo
    Carecía de un Estado Mayor capacitado, el único militar de carrera y con conocimientos Álvarez de Arenales, es nombrado Gobernador de una provincia
    El dejar en libertad a los vencidos en Salta (acción de una ingenuidad total) permite que el ejército realista se reorganice nuevamente en forma más rápida
    La lejanía de sus bases de aprovisionamiento (a pesar del apoyo y ayuda de la población) lo ponía a merced de un enemigo que la tenía más cerca.

Si bien este último punto es válido para ambos según el desarrollo de las operaciones es algo que siempre afecto a las tropas que combatieron en regiones áridas o desérticas (WWII- África) un mejor apoyo logístico hace la diferencia y en esto el ejército español tenía más experiencia.-


Las consecuencias políticas se dan al quedar dividido en tres poderes el Alto Perú

Dominando la línea Potosí Chuquisaca-Cochabamba-Oruro, al norte de Cotagaita, los realistas

Dominando la estrategia Quebrada de Humahuaca, al sur de Yavi, los restos del Ejercito del Norte con la ayuda de las partidas de gauchos de Güemes.-

Ignacio Warnes y Juan Antonio Alvares de Arenales al este de Cochabamba y Chuquisaca, mantienen vivo el espíritu de la revolución. Para sofocar estos alzamientos Pezuela destaca al frente 800 hombres al Coronel José Joaquín Blanco.-

El abandono de las provincias alto peruanas, a pie a que una sangrienta represión por parte de los realistas, siembra la semilla de la futura separación de las mismas de la Provincias Unidas del Rio de la Plata y su posterior acercamiento a Simón Bolívar.-

La pérdida del Ejercito del Norte, deja desguarnecida un peligroso flanco siendo defendido por partidas de guachos, lo que da nacimiento a los caudillos lo que lleva a que se postergue la organización del estado por disputas personales.-

Creciente empobrecimiento de las poblaciones y sus habitantes ya que se ven obligados a contribuir con la causa revolucionaria y también son esquilmados por las tropas de ocupación de los realistas, no contando con ninguna ayuda de “las provincias de abajo”




1814 SEGUNDA INVASION REALISTA


El inicio del nuevo año encuentra al ejército realista el Suipacha, punto máximo de su avance y al ejército patriota en Jujuy, y Tucumán y según un parte enviado a Buenos Aires se indica que sus efectivos son:

    Regimiento 1 de Infantería 338 hombres
    Regimiento 6 de infantería 213 “
    Regimiento de Pardos y Morenos 188 “
    Cazadores de Infantería 164 “
    Rgto. De Caballería de línea del Perú 180 “
    Milicias de Dragones de Tucumán 374 “
    Milicias de Dragones de Salta 153 “
    Decididos de Salta 48 “
    Lanceros de Cochabamba 46 “
    Partidarios de Salta 48 “
    Artilleros 42 “
    Total 1794 “

Este parte ponía un total aproximado de 100 oficiales para los 1700 hombres-

El dispositivo patriota se basa en una retaguardia fijada en Humahuaca al mando del Coronel Manuel Dorrego, el cual cuenta con el Regimiento de Caballería de Línea del Perú y una compañía de infantería montada de los Cazadores de Infantería, cuya misiones combatir en una acción retardadora para dar tiempo al grueso del ejercito a atrincherarse en Jujuy y aguantar hasta la llegada de los refuerzos provenientes de Buenos Aires.-

Como contrapartida el Brigadier Joaquín de la Pezuela, organiza sus tropas para continuar el avance hacia el sur, encomendando al Coronel Saturnino Castro, conocedor de la región que al frente de 500 hombres de caballería, tendrá por misión explorar la Quebrada de Humahuaca, rechazar a las tropas patriotas que hubiera en la zona y localizar al grueso del ejército enemigo.-

La vanguardia a cargo del General Ramírez con 1500 hombres integrados en tres batallones y tres piezas de artillería, con la misión de apoyar a la exploración avanzada y asegurar el territorio para el avance del grueso que al mando de Pezuela estaba integrado por 4000hombres encuadrados en siete batallones de infantería y 20 piezas de artillería.-

En los primeros días enero se inician las acciones por parte del ejercito realista, con el avance de las tropas de Castro, que al alcanzar Cangrejos (15 km al SE e Yavi), y es atacada por una patrulla al mando del Sgto. Mariano Gómez que pese a ser tomado prisionero y fusilado logra retardar el avance de los godos hacia el sur a la vez que mantiene informado al jefe patriota de la progresión del enemigo. Dorrego que había quedado en Jujuy debe abandonar esta población ante e l avance del enemigo pero su retirada está jalonada por combates y enfrentamientos a lo largo del camino y de cerro en cerro, llegando finalmente Pezuela a ocupar Salta, pero se ve imposibilitado de continuar a Tucumán, ya que el constante ataque de las guerrillas gauchas hacía imposible el desplazamiento de las tropas por los caminos y la pérdida de hombres era importante y permanente.-

Belgrano en su retirada hacia Tucumán, se encuentra en la Posta de Yatasto con el coronel José de San Martin quien al frente de refuerzos traídos de Buenos Aires, le comunica que el gobierno central lo ha designado 2º Jefe del Ejercito del Norte, continuando ambos su retirada hacia el sur.-




SAN MARTIN COMANDANTE DEL EJÉRCITO DEL NORTE

El General Belgrano que ya había solicitado su relevo, fundando esto en la conveniencia de poner a otro más capaz, aprovecha la llegada de San Martin, para nombrarlo jefe del Ejercito aduciendo problemas de salud e impedimento moral.-

El 29 de enero de 1814, se hace cargo de la jefatura poniendo su empeño en restablecer esta unidad de batalla, para tal fin ordena construir en Tucumán un recinto fortificado al que denomina “ La Ciudadela”, con el objetivo de defensa, adiestramiento, deposito del parque y elementos de sanidad, a la vez que mantiene ocupada a la tropa, habiendo llegado con refuerzos compuesto por el Regimiento 7 de infantería, 100 artilleros y 250 granaderos a caballo, estos últimos integrados a la retaguardia que actuaba en Salta.-

Con el fin de mantener en, esencia el dispositivo de avanzada de Belgrano, consulta con el Coronel Dorrego, si es útil mantener la retaguardia en Salta, para resguardarla y hostilizar al enemigo, si se puede cumplir esta misión con 100 soldados y las milicias de Salta y Jujuy, si es conveniente encomendar a las milicias la misión de impedir el merodeo del enemigo encargándoles también la misión de exploración e información de los movimientos de estos.-

Dorrego, le contesta que es inútil y peligrosa el mantener la vanguardia en Guachipas, inútil por la falta de cabalgaduras y esa misión bien la podría realizar 50 hombres, peligrosa porque esa posición puede ser rodeada y que para cumplir bien su misión deberá situarse entre Rosario, Chicoana o El Bañado.-

Con estos datos San Martin resuelve que “La Línea del Rio Pasaje”, debe ser cubierta por milicias para lo cual resuelve que el Teniente Coronel Martin Miguel de Güemes, sea su jefe y divide el frente en dos sectores separados por las Serranías de Metan, el del Camino de las Postas al este a cargo de Gorriti y el del Oeste (camino a los Valles Calchaquíes y Guachipas) a cargo de Pedro Saravia, a la vez que envía armas y municiones a Álvarez de Arenales y Warnes para que estos reorganicen sus fuerzas y así crearles un nuevo frente un nuevo frente a los realistas en su retaguardia.-




LA RENUNCIA DE SAN MARTIN AL EJERCITO DEL NORTE

Para poder entender los hechos posteriores que llevaron a las campañas libertadores de Chile y Perú, hay que conocer un poco más la topografía y características fitogeograficas de la región alto peruana.-

Las operaciones desde Tucumán, hasta Lima, abarcan una región de casi 5000 kilómetros de caminos bien conocidos por los contendientes, ya que ha sido la ruta de comunicación desde Buenos Aires a Lima, más allá de que poco han cambiado sus características que para la época que estamos comentando eran insuperables ciertos accidentes (geográficos, climáticos) para cualquier ejercito que debía atravesar en uno u otro sentido casi las dos terceras partes de Sudamérica.-

A partir de San Salvador de Jujuy, se inicia el ascenso a la Puna, que es una altiplanicie semidesértica a alturas que oscilan entre los tres mil a cuatro mil metros de altura sobre el nivel del mar, dentro de esta región hay un región de aproximadamente 300 km desértica y recién a partir de Suipacha, empezaba la zona habitada, con caseríos dispersos y pequeñas parcelas sembradas que servían para la subsistencia de sus propietarios y no podrían cubrir las necesidades de alimentación de las tropas y el ganado a la vez que se podría dejar a esa población sin ningún tipo de subsistencia.-
En síntesis era tal el cumulo de dificultades que a pesar de que se pudiera contar con una buena base logística, en el caso del ejercito patriota en Tucumán y secundarias en Salta, Jujuy y Humahuaca, el ejercito llegaría disminuido por la privaciones y enfermedades que sería fácilmente vencido por un adversario que al estar cerca de sus bases y fresco en una posición estática, estaría en mejores condiciones.-

Estos factores sumados a la mala política aplicada por Castelli en la primera expedición que hizo todo lo posible para indisponerse con los referentes de la sociedad alto peruana, la cual era muy tradicionalista y ultra católica con su exaltado espíritu liberal, algo que a pesar del paso del tiempo había dejado cierta aprensión con “los abajeños” o “porteños ateos”.-

Este estudio de la situación y de las características del territorio a atravesar, fue lo que llevo a San Martin al convencimiento de que ese no era el camino para vencer a los godos en la región. Es así que una carta fechada el 22 de abril de 1814, enviada a Rodríguez Peña le dice (carta Pág. 184)
Es así que con pocos meses de diferencia el Ejército del Norte pierde a sus dos jefes más relevantes y el mismo pasa a ocupar un lugar secundario en la lucha contra el dominio español en esta parte de América, pero mientras comienza a desarrollarse el que sería el Ejercito Libertador de Chile y Perú, en la frontera norte los combates continúan desarrollándose.-

Arenales, que gobernaba Cochabamba empieza el repliegue hacia Valle Grande con sus partidarios, siempre combatiendo contra los godos logrando abrir las comunicaciones con Warnes que gobernaba Santa Cruz de la Sierra en el combate de Chichón, posteriormente es derrotado en San Pedrito, se retira a la pre cordillera andina en su vertiente este y allí establece contacto con el Ejercito del Norte. Entre tanto Warnes sale a buscar al enemigo y es derrotado en Las Horcas y en Las Petacas retirándose en busca de las tropas de Arenales. Habiendo estos reorganizadas las fuerzas luego de la unión de ambos, obligan a los realistas a enfrentarlos el 25 de mayo de 1814 en La Florida donde los vencen salvándose tan solo tres oficiales y nueve soldados de toda una división. Esta victoria remonta el ánimo de los pueblos alto peruanos que se oponían a la administración española.

Arenales que se reponía de las catorce heridas recibidas en el combate, recibe el aporte del cacique Chumba y contaba en ese momento con trescientos fusileros, cuatro piezas de artillería, un par de escuadrones de caballería y un millar de indios armados con hondas, arcos y flechas.
Pezuela que se encontraba atrincherado en Jujuy con el grueso de sus tropas y con sus avanzadas en Salta ve luego de la derrota en La Florida cortada su vía de comunicación con el Perú, si bien tenía destacamentos entre el Desaguadero y Jujuy mas las tropas encargadas de combatir a Warnes y Arenales, sus hombres se veían constantemente atacados por las partidas de gauchos cuando se alejaban mucho de sus bases, además de que el Ejercito del Norte reorganizado por San Martín ya se encontraba en condiciones de operar




LA GUERRA GAUCHA

Desde el comienzo de las acciones en el norte del territorio del Virreinato que luego se convertiría en las Provincias Unidas del Rio de la Plata, los ejércitos contaron siempre con la ayuda de civiles. Las tropas patriotas contaron con la ayuda de los habitantes de la región a los que comúnmente se los denominaba “gauchos” , algunos creen que esta denominación es una deformación de “guachos” (persona o animal criado sin sus progenitores) normalmente habitaban en lugares aislados o en pequeños caseríos y al ser de dudoso origen (mulatos, criollos, indios) eran rechazados por el peninsular y relegados a tareas menores y hasta incluso no se los contrataba para ningún trabajo, lo que creó un fuerte rechazo a la autoridad realista y si a eso le sumamos las vejaciones y exacciones a los que eran sometidos, el ideal de libertad e igualdad los convirtieron en partidarios leales y totalmente entregados a la causa.

Estos hombres integrados en pequeñas partidas de jinetes que actuaban algunas veces por cuenta propia y otras respondiendo a directivas de los mandos militares, mantenían a estos informados de los movimientos del enemigo de la cantidad de tropas que se desplazaban, a la vez que habían que estas nunca se sintieran seguras fuera de las poblaciones que dominaban y que en cualquier lugar del camino podían recibir un sorpresivo ataque. Para ilustrar como actuaban pongo un par de hechos como ejemplo:

    El 12 de marzo en el cerro San Bernardo, a tan solo 2 km de la ciudad de Salta, el Cnel. Castro al frente de tropas realistas que sale a buscar víveres pierde 45 hombres en un ataque de estas partidas.
    El Cnel. Marquiegui, al frente de una fuerte columna que sale del Fuerte de Cobo en misión de exploración hasta el rio Pasaje, recibe el 24 de marzo un primer ataque en el paraje de Sauce Redondo, un segundo a orillas del rio Pasaje, lo que lo obliga a emprender una rápida retirada, siendo atacado a 6 km al SE de Salta en la Cuesta de La Pedrera, el 28 de marzo, logrando finalmente refugiarse en Salta al día siguiente.


Los continuos ataques que provocaban una sistemática pérdida de hombres, obliga al jefe de la vanguardia Cnel. Ramírez a enviar un correo donde le informa de la situación y le solicita refuerzos para poder mantenerse en la región. A principios de abril Pezuela destina a la guarnición de Salta, 7 compañías de Infantería y 4 piezas de artillería, llegando a tener establecido en Salta a 3200 hombres y 12 piezas de artillería.
Pezuela, que llega a Jujuy el 27 de mayo con aproximadamente 4000 hombres se entera allí de la victoria San Pedrito en al Alto Perú y que el ejército independentista continúa en Tucumán y que este solo posee una vanguardia dispersa de 4000 gauchos lo que lo lleva continuar a Salta a donde arriba el 11 de junio de 1814.

El desprecio que tienen los oficiales españoles por los gauchos, los hechos posteriores les harán descubrir que estos le impedirán continuar hacia el sur e incluso de aprovisionar a sus hombres con alimentos y forraje para sus animales. Sus primeros movimientos, se realizarán a cargo del Cnel. Marquiegui de origen jujeño, que avanza por el camino de Cobos, rio Pasaje a Tucumán, pero los continuos ataques le impedirán avanzar más allá del Fuerte de Cobo a 30 km al este de Salta sin poder completar su misión de obtener noticias del adversario y requisar caballos y víveres. Un segundo destacamento al mando del Cnel. Martínez de Hoz tenía como misión avanzar por el Valle de Lerma hacia Guachipas en el entrada de los Valles Calchaquíes, a poco de iniciar su marcha el 8 de junio es atacado por partidas de gauchos en La Merced a 15 km al SO de Salta, en su progresión en busca del enemigo llega a Sumalao (30 km al S de Salta). El 11 de junio un nuevo enfrentamiento con las partidas hace que estos últimos se retiren a Bañado finalmente emprende el regreso a Salta a donde arriba el 14 de junio sin haber podido tampoco lograr su cometido por la constante acción de las guerrillas gauchas.

Ante la imposibilidad de lograr aprovisionarse o de tener información de sus fuerzas o del enemigo, Marquiegui, en una Junta de Guerra le propone a Pezuela, en base a sus conocimientos de la zona avanzar hacia Tucumán por el camino Del Chaco con fuerzas móviles, habiéndole sido aceptado su plan con 400 jinetes los primeros días de junio hacia el norte y desde Humahuaca por Abra de Zenta llega a Orán el 15 de junio donde deja un piquete de retaguardia y desplazándose con dirección SSE , el 18 de junio el Fuerte sobre el rio Del Valle, tributario del Bermejo, siendo contantemente hostigado por partidas de gauchos, logrando en este último lugar apoderarse de correspondencia cursados entre Tucumán y los patriotas del Alto Perú.
Pitos orillas del Pasaje y otros parajes sin nombre son otros tantos hitos de combates con las partidas gauchas. Recién el 26 de junio, luego de recibir un refuerzo de 200 hombres puede Güemes hacerle frente en Anta, obligándolo a retornar hacia el norte, el 29 lo vuelve atacar en Santa Victoria (100 km al E de Salta) obligándolo a desviarse hacia el oeste y dirigirse a Jujuy por el Valle Grande y la Cuesta Larga.

El mes de julio se inicia con la derrota de la retaguardia realista en Hornillos (60 km al N de Jujuy) sobre la quebrada de Humahuaca y con la pérdida del ganado obtenido en el raid. El día 4 arriba a Salta con la única triste noticia de la pérdida de Montevideo a manos de los patriotas el 20 de junio y que San Martín se encontraba en Tucumán con 3000 hombres y que Güemes cuenta con alrededor de 1000 hombres para la defensa de Salta y Jujuy, también Pezuela recibe la noticia de las derrotas en LA Florida (25 /5) y de Yavi (15/6) y como si esto fuera poco las tropas patriotas ponen cerco a la ciudad de Salta.

Desde Cerrillos a 15 km al sur de la ciudad, Pedro Zabala inicia su ataque obligando a los godos a retirarse hacia el centro de la plaza principal, a su vez otras tropas se retiran a Limache, donde es herido el Cmte. Lavín siendo perseguidas sus derrotadas tropas hasta el rio Arias.
Habiendo obtenido la autorización del Virrey Abascal, el 23 de julio, de retirarse a Cotagaita y si la situación lo justificare incluso hasta el rio Desaguadero, límite de los virreinatos y base principal del ejército realista.

Ante la imposibilidad de conseguir y caballada para sus tropas, Pezuela decide abandonar Salta ingresando a esta el 31 de julio las tropas de Güemes y el 2 de agosto salen de Jujuy los últimos españoles tomando la ciudad los Tenientes. Coroneles de milicias Quintana y De La Corte jefes de los escuadrones de gauchos de Jujuy.

En su primer año de actuación las milicias gauchas, sin haber tenido ningún combate de envergadura, han conseguido con una serie de pequeños encuentros lograr que el enemigo abandonase el territorio sin haber podido lograr en ningún momento estar seguro del suelo que dominaban, a la vez que sufrían una sangría constante de hombres que mas allá de las bajas , producía en los mismo un permanente estado de zozobra , al no saber cuando y donde podían ser atacados, lo que llevaba a los soldados a un estado de permanente tensión , afectando a la larga su situación emocional, los que los ponía fuera de la situación de disponibilidad para el combate.-




RONDEA ASUME EL MANDO DEL EJERCITO DEL NORTE

Aprobado por parte del gobierno el pedido de licencia de San Martin con fecha 7 de mayo, se designa al General Francisco Fernández de la Cruz, Segundo Jefe del Ejercito del Norte como reemplazante provisorio del Jefe del mismo, pero con la premisa de quien debía reemplazar a San Martin, debía tener solidas virtudes y conocimientos militares, para lo cual se decide para ocupar este cargo designar al Brigadier D. José Rondeau, quien hasta ese momento haya sido el Jefe del Ejercito Sitiador de Montevideo.-

La realidad es que este accede a este puesto más allá de sus capacidades a raíz de una de las tantas trapisondas ejecutadas por el General Carlos María de Alvear, quien buscaba quedarse con la gloria de otros y en especial de haber concluido con el Sitio de Montevideo y haber dado a las armas patriotas una nueva victoria, cuando en realidad él había sido nombrado para ocupar el puesto en el ejercito del Norte, pero el conducir un ejército derrotado no trae ningún rédito político, y para ello convence a su tío el Director Supremo Posadas, para que envié a Rondeau… ya que posee mejor experiencia organizativa, mientras que el se haría cargo de finalizar la lucha por Montevideo…

Rondeau, acepta entrar en el juego de Alvear, y el 19 de julio, se hace cargo del ejercito del Norte, y una vez terminado el sitio, Posadas acepta reforzar con las tropas triunfantes al Ejercito del Norte, a la vez que comete el error de encuadrar en el Rgto 9 y los Batallones 1y 2 a los soldados vencidos.-
La noticia de la rendición de Montevideo, lleva a que en la zona de Cuzco-Puno, estalle una rebelión que llega a tener a mas de 20.000 hombre encabezados por el cacique Pumacahua, quien reúne tanto a indios como a criollos, pero su escaso conocimiento militar y su desorganización no permiten un uso efectivo de estas tropas, no obstante obliga al ejercito realista a fraccionarse en pequeñas unidades para combatirlos.-
Mientras esto sucede Pezuela con base en Cotagaita y Olañeta en Yavi, siguen enviando hacia el sur partidas y destacamentos, los que entre agosto de 1814 y abril de 1815 tiene dieciocho encuentros (15 en Jujuy, 3 en Salta) con partidas patriotas, además de otros cuarenta de poca entidad, lo que hace perder definitivamente las esperanzas a los realistas de volver al sur.-




TERCERA EXPEDICION AL ALTO PERU


Algunos historiadores sostienen que a raíz del rechazo del Alvear como Jefe de Ejército del Norte por parte de la oficialidad del mismo, esta acción hizo mella en la disciplina del ejercito, incluso Paz en sus memorias tilda a Rondeau de “mamita”, dando a entender que este era falto de carácter como para imponer orden y disciplina en las tropas, pero las crónicas y los informes emitidos por el jefe patriota, demostraban un real conocimiento del territorio y de los hombres a su mando.-

Hay que reconocer que Rondeau carecía de los conocimientos militares de San Martin y Alvear, y que poco podía exigir a esas tropas vencidas dos veces, y que recibe como refuerzos a hombres venidos de la llanura luego de la caída de Montevideo, poco acostumbrados al clima y al terreno en el que les toca actuar, y a batallones formados con los vencidos en dicha plaza los cuales aprovecharían la primera oportunidad para pasarse al bando realista.-

Pese a todo esto, a principios d enero de 1815 Rondeau decide salir a buscar al enemigo, para lo cual traslada su Cuartel General a Huacalera ( 16/2/1815 y designa a Martin Rodríguez, Jefe de la Vanguardia, estacionada en Humahuaca, mientras que Olañeta, desplazándose hacia el sur, alcanza el 25 de enero Yavi, tomado conocimiento d este hecho, Rodríguez con una escolta de 40 granaderos se desplaza hacia el norte llegando hasta EL TEJAR , donde acampa sin tomar las medidas de seguridad, lo que es aprovechado por una partida realista, para tomarlos prisioneros, salvándose solamente el Capitán Necochea, en medio de un cruento combate.-


Para marco la situación de ambos ejércitos era la siguiente:

El ejercito patriota, luego del combate de EL TEJAR, pierde los dos mejores meses para operar en la región, quedándose en sus posiciones, , desplazándose recién a principios de abril a Humahuaca, desaprovechando también la acción de Pumacahua y el ofrecimiento del Coronel Castro (salteño) de abandonar el campo realista.-

Pezuela por su parte no estaba en mejore condiciones, ya que si bien disponía de 4.200 hombres, la insurrección encabezada por Pumacahua en Cuzco, lo obliga a mantener a Ramírez con 1200 hombres en la zona.-

El coronel Vigil, adelanta desde Yavi, hacia la Hacienda del Marqués de Campero (Puesto del Marqués) a 300 hombres, tomado conocimiento de esto por parte de Rondeau, este envía al Coronel Francisco Fernández de la Cruz, al frente de 500 hombres más piquetes de milicias de caballería de Güemes, los que se enfrentan con los realistas el 17 de abril, sorprendiéndolos y provocándoles la pérdida de 100 prisioneros y numerosos heridos los cuales se retiran por sus medios. Ante este hecho, y viendo que sus fuerzas en la región eran escasa, Pezuela decide retirarse a CHALLA PATA, a 10 Km de Oruro a la vez que ordena que las tropas acantonadas en Chuquisaca, Potosí y la división de Ramírez que venciera a Pumacahua en Humachiri, que se le unan como así también al Batallón de Chilotes desembarcado en Arica.-

El comandante patriota avanza lentamente, arribando el 22 de abril a Suipacha, tomando Tupiza y Santiago de Cotagaita el 30 del mismo mes, desde esta última población la dominación del territorio por parte del ejercito patriota llega hasta Potosí, uniendo así sus tropas a las del gobernador de Cochabamba, Álvarez de Arenales, causándole alrededor de 1300 bajas al ejercito realista desde el comienzo de esta tercera invasión, a la vez que promovía una nueva sublevación en Chayampa, lo que obliga a los godos a retirarse más al norte.-

En medio de estas acciones Güemes, alegando razones de salud, se retira a Salta, llevándose sus escuadrones de milicias.-




GUEMES Y RONDEAU, UNA RELACION TORMENTOSA

Luego de los combates de El Tejar y Puesto del Márquez, Güemes se presenta ante Rondeau y le manifiesta que por razones de salud, debe retirarse a Salta, en esa oportunidad también le manifiesta que está de acuerdo en la división del territorio en operaciones, donde se le otorga a Álvarez de Arenales el comando de las operaciones de las tropas patriotas desde La Paz hasta Cinti y a Güemes el Territorio desde Cinti y Tarija, hasta Tucumán. Pero el desencuentro se produce cuando al momento de su regreso a Salta, se lleva con el dos (2) escuadrones de gauchos aduciendo que los mismos no estaban preparados ni adiestrados para desempeñarse en un combate regulas y además permite que se le unan a sus tropas, desertores que aprovechan la oportunidad para alejarse de la lucha.-

Algunos historiadores sostienen que el alejamiento de Güemes se debió a varias razones.-

La primera era que este no se sentía reconocido en sus meritos de combate en los reiterados enfrentamientos de sus tropas con los godos.-
A que en el ejército patriota, tenía en su seno un mal que hacía que no existiera en la tropa ninguna disciplina, que los oficiales estuvieran en un permanente estado de insubordinación y que el comandante en Jefe no tuviera la suficiente autoridad como para poner fin a estos hechos.-
Viendo Todos esto Güemes percibe que la derrota del ejercito seria segura y que este estado podría contagiar a sus milicianos, tan proclives a la libertad que les daba su medio de vida, por lo que se lleva a sus hombres salvándolos así de las derrotas que llegarían y manteniendo la cohesión en sus filas.-

Un solo hecho deja en la actitud e Güemes una mancha. Fue el llevarse la caballada que se encontraba en su zona de operaciones y que al llegar a Jujuy solicita los fondos de la TENENCIA DE GOBERNACION los que al serles negados los toma por la fuerza a 300 soldados y oficiales que se encontraban en la ciudad reponiéndose de distintas dolencias y de guarnición en la ciudad a la vez que toma 900 armas de fuego que estaban en el Parque de la Reserva del Ejercito.-

La justificación que dan los partidarios de Güemes es que habiendo sido hombres y armas aportados por la Provincia de Salta estaba en su derecho de llevárselos, pero la realidad era que todo estaba formando parte del Ejercito del Norte y no debía ser prenda de un enfrentamiento político.-
Esto lleva que las comunicaciones del Rondeau con Buenos Aires, se vean cortadas por las interferencias del salteño, además Buenos aires con sus intrigas políticas también le quita el apoyo, lo que hace que el ejército vaya camino a una derrota segura.-





EL FINAL DE LA CAMPAÑA

Mientras sucedían los hechos generados por Güemes, el ejercito al mando de Rondeau sigue subiendo hacia Potosí, la que ocupan a fines de mayo, en ese momento designa al General Martin Rodríguez, Gobernador de Charcas con su capital en Chuquisaca, Álvarez de Arenales que durante 18 meses, sostuvo la guerra contra los godos, ya que al estar situado en el flanco del enemigo, en la sublevada provincia de Chayanta, le produjo cerca de 1500 bajas al enemigo. Para apoyar el avance desde el sur, inicia con una tropa de 800 hombres medianamente armados y organizados y una multitud e indios armados con sus armas primitivas el avance hacia Cochabamba, la que ocupa a principios de mayo. Casi simultáneamente y sin encontrar resistencia llega a Challapata, la división de Ramírez y el Batallón de Chilotes, lo que le da a Pezuela la posibilidad de contar con casi 4000 hombres. Y habiendo suprimido la sublevación de Cuzco tiene pacificado el territorio a su espalda, por lo que puede disponer de todas sus tropas para atacar al ejército patriota.-

En setiembre, luego de cuatro meses de inactividad, el ejército revolucionario avanza por el Camino Real, que conduce a Oruro desde Potosí y se detiene en Chayanta, estableciendo comunicación con Cochabamba, en el transcurso de ese mes que estuvo detenido en esta población, se le une el Coronel Álvarez de Arenales con dos batallones integrados por 800 hombres, formándose con estos el Regimiento 12, lo que hacía que el ejercito del Norte luego del retiro de Güemes y sus tropas y desertores contara con aproximadamente 4000 hombres, igualando en cantidad al ejercito realista pero no en calidad de adiestramiento de las tropas.-

Mientras que en Chile, a pesar de su victoria en Rancagua, los realistas no contaban con cruzar la Cordillera de los Andes para atacar el flanco de los patriotas en Mendoza, ya que el organizar una expedición de este tipo esta mas allá de la capacidad de los mandos españoles en casi toda América, dado que nuca el Ejercito Español, había intentado una acción de esta envergadura, ni en la península ni en los nuevos territorios.-
Es sabido que solo el genio del General José de San Martin pudo en años posteriores realizar algo que sorprendió a todo los jefes españoles, y que hoy en día es estudio de muchos historiadores y estrategas modernos, ya que con los escasos medios y conocimientos que contaba en esa época pudo superar las alturas de la Cordillera de los Andes, que superan a las que debieron cruzar en su momento Aníbal y Napoleón Bonaparte rumbo a Italia e incluso desorientar a los godos de cuales serian sus verdaderas intenciones.-

Mientras en el campamento de Macha, base del Ejercito del Norte, comienzan los primeros actos de indisciplina, lo que lleva a Arenales a desplazar a sus tropas al campamento de Chayanta, para evitar que estos se unan a los sediciosos, Pezuela que presupone que las intenciones de Rondeau es aislar la parte más rica del Altoperu, para después llegar al Rio Desaguadero y cortar así sus vías de comunicación con Lima y obligarlo a presentar batalla en condiciones desfavorables. Instalándose en Sora-Sora, busca proteger a Oruro y La Paz, a la vez que destaca una pequeña fuerza como avanzada para prever los movimientos del enemigo a Venta y Media a aproximadamente 20 Km de las fuerzas patriotas.-

Rondeau, al conocer la existencia de una agrupación enemiga en una posición cercana a Chayanta y creyendo que aquí se encontraba el grueso del enemigo, y teniendo los deficientes reconocimientos de las fuerzas al mando de Lamadrid, González Balcarce y con el consejo de Martin Rodríguez, luego de lograr en una Junta de Guerra el acuerdo de sus otros oficiales, lo llevaba a ordenar una operación limitada si se producía un enfrentamiento al grueso del ejercito realista. La tropa acantonada en Venta y Media, estaba al mando de Olañeta quien disponía de dos batallones de infantería y un escuadrón de caballería en una posición bien fortificada, Martin Rodríguez, que al frente de 350 infantes y 200 dragones inicio el avance hacia la posición enemiga, sufrió el retraso a raíz de que los guías no conocían el camino, y si bien las tropas de Lamadrid, sorprendieron y eliminaron la guardia avanzada, ya el jefe realista estaba en conocimiento del avance del enemigo , y tomando los recaudos necesarios, pudo aniquilar a toda la infantería en su ataque logrando el jefe patriota salvar su caballería solamente.-

Con posterioridad a esto Rondeau, comete otro error, y en vez de retirarse hacia el sur poniendo así distancia entre el u y sus enemigos, a la espera de tropas que desde Buenos aires, trae el Coronel Domingo French, avanza hacia Cochabamba (120 Km al NE de venta y Media) y ocupa en la Pampa de Sipe-Sipe, una posición que él considera inexpugnable.-

La derrota de Sipe – Sipe = Viluma, fue desastrosa para la revolución, con la dominación de la sublevación por parte de Morillo en la actual Colombia, Chile nuevamente bajo control español, los que se preparaban para invadir Mendoza, la pérdida definitiva del Altoperu, dejaba a las Provincias Unidas del Rio de la Plata, sola y aislada, lo que a pesar de esto nunca pudo España retomar el control del territorio del sur del antiguo Virreinato del Rio de la Plata. Después de esta derrota, los restos del ejército patriota retornan a Jujuy a donde llegan en enero de 1816, dando fin a la Tercera Expedición al Altoperu, perdiendo para siempre la posibilidad de integrar estos territorios a la que posteriormente sería la República Argentina.-


Primera parte

Tercera parte