Índice del artículo

7.3 Irak

Irak fué el primer cliente fuera del Pacto de Varsovia, el país estaba en plena guerra contra Irán y los soviéticos se convirtieron en el principal proveedor de armas (53% del total). Un total de 30 Su-25K fueron adquiridos, siendo operados desde diferentes bases: Tallil, Jalieah y Basorah.

Los pilotos iraquíes fueron entrenados por instructores soviéticos, que notaban una falta de confianza, experiencia y entrenamiento básico. Para remediarlo se les entreno en misiones de ataque a altura media/alta. El papel de la fuerza aérea iraquí, como el de los Su-25, fué más bien discreto. El armamento estándar de los Su-25K eran cohetes de 57mm, también se suministraron misiles Kh-29, pero no se tiene constancia de su uso.

Los Su-25 fueron utilizados para lanzar bombas con gases toxico. Para ello se utilizaban carcasas de bombas de 250 y 500kg, producidas por EXPAL (España) y rellenada con 2 gases producidos por la factoría estatal de pesticidas SEPP, situada en Samarra, al norte de Bagdag. Generalmente se utilizaba gas mostaza o Tabun, un gas toxico desarrollado por el Dr Gerhard Schrader en Alemania (1936).

Cuando las hostilidades cesaron quedaban unos 20 Su-25K. Tras la invasión de Kuwait comienza la segunda Guerra del Golfo, donde Irak se enfrenta a una coalición liderada por EEUU. El resultado estaba cantado, si no se pudo doblegar a Irán estaba claro que EEUU, con la USAF, era invencible.

El resultado fue el esperado. La coalición se hizo con el control del aire y las fuerzas armadas iraquíes fueron aniquiladas. Los Su-25 no realizaron ninguna misión de combate y se limitaron a tratar de escapar a Irán. Siete lo lograron pero dos fueron derribados por una patrulla de F-15. El Lt R.Hehemann se anoto los 2 derribos utilizando misiles AIM-9.

En la tercera guerra del Golfo varios Su-25 fueron encontrados enterrados. En la actualidad Irán opera los 7 “regalados” por Irak junto a cierto número adquirido.

7.4 Chechenia

El Su-25 fue el principal avión de apoyo utilizado en la guerra de Chechenia. La primera campaña (1994-1996) se saldaría con un tratado de paz humillante para los rusos, que además sufrieron varias debacles frente a los rebeldes chechenos, sobre todo en Grozni.

Los problemas son bastante conocidos: preparación limitada de los soldados, superioridad numérica insuficiente, comunicaciones y coordinación deficientes, desprecio de las capacidades chechenas… los Frogfoot realizaron miles de misiones de apoyo, pero la falta de horas de vuelo de los pilotos (algunos con menos de 15 horas/año) se hizo evidente. Se tardaron días en destruir los principales objetivos, hubo casos de incidentes fratricidas causados por los rebeldes chechenos o la falta de coordinación. Los aparatos utilizados eran relativamente antiguos y no tenían equipos de visión nocturna.

Aun así el avión fue un arma fundamental, utilizado por el Ejército como artillería volante. Tan solo se perdieron 9 aparatos, un número reducido si se tiene en cuenta las miles de misiones y el escaso entrenamiento de las tripulaciones. Se desplegaron con gran éxito varios Su-25T, con avionica mucha más avanzada. El Frogfoot fué el encargado de destruir toda la aviación chehena en varios raids sorpresa contra aeropuertos. El Su-25 también se anoto uno de los grandes éxitos de los rusos en esta malograda campaña: el asesinato del general Dudayev. Espías rusos consiguieron el teléfono de su satélite celular, y cuando este lo utilizó la señal fué captada por un A-50 AWACS, que suministro las coordenadas a un Frogfoot. Este lanzo un misil que acabo con el general y varios de sus oficiales de estado mayor.

La segunda campaña se inició en 1999 y los rusos tuvieron mucho más éxito, en parte debido a que esta vez el Ejército fue mucho más metódico. Se vigilo mucho mas la coordinación y el entrenamiento de las tropas, los pilotos de helicópteros y aviones eran seleccionados entre los más capaces y los incidentes de fuego amigo se redujeron de forma notable. Las tácticas de apoyo fueron muy similares a las de la primera guerra. Entre Octubre de 1999 y Febrero de 2000 se realizaron unas 4000 misiones. El número de perdidas asciende a 5. En la actualidad los Su-25 apenas tienen misiones en esta región, que las confía a helicópteros Hind.

7.5 Otros conflictos

El aparato tuvo notable protagonismo en Costa de Marfil. En Noviembre del 2000 esta nación adquirió 2 Su-25 y otros 2 Su-25UB a Bielorrusia para operar contra los rebeldes antigubernamentales. Al principio los aviones eran operados por mercenarios rusos y bielorrusos, pero al ser estos expulsados por fuerzas francesas se formaron a varios pilotos. El contingente galo operaba en la región bajo mandato de la ONU desde Septiembre del 2002 con el fin de asegurar cierta estabilidad. La tensión entre los franceses y el gobierno alcanzaría su punto máximo el 6 de Noviembre del 2004, cuando 2 Su-25 atacan con cohetes de 57mm un campamento de tropas francesas en Bouaké. Nueve marines galos y un observador americano mueren en el ataque. Tras este incidente el Ejército francés procedió a la destrucción de todos los Su-25 operacionales, por lo que horas mas tarde los aviones eran destruidos con misiles AT “Milan” disparados por un comando francés. El Frogfoot también fue usado en la guerra entre Etiopia y Eritrea, aunque se tienen muy pocos detalles.

El Su-25 es empleado por Perú en su lucha contra el narcotráfico. Se estima que 200000 familias peruanas (1 millón de personas) viven del cultivo de la coca. En la jungla los narcotraficantes cuentan con decenas de pistas de aterrizaje desde donde cargan la droga. El Su-25 es utilizado en misiones de ataque contra plantaciones y también para derribar alguno de estos aparatos. El Frogfoot, que goza de una excelente maniobrabilidad a bajas velocidades, es ideal para estas tareas.

8 Versiones

El Frogfoot fué mejorado y repotenciado en diversas versiones, aplicando conclusiones y enseñanzas extraídas de los conflictos en los que el Su-25 ha participado. Esta sección ofrece una descripción de las principales versiones en las que ha sido producido:

Su-25: versión inicial de producción descrita a lo largo de este artículo. Este modelo fué modificado durante la producción como consecuencia de las lecciones de Afganistán. Por ejemplo se aumento el numero de chaffs/flares instalando dispensadores ASO-2V, además de otros 2 instalados en la cola. Con estas modificaciones se llegaba hasta un total de 256 cartuchos. Estos eran suficientes para unos 6-8 misiles. Los cartuchos se dividen en variante PPI y T, que se utilizan para amenazas radar e infrarrojas.

Otras de las mejoras se concentraron en el blindaje y protección del piloto, además se monto un motor R-195, que aumentaba la velocidad máxima de 528 a 621mph.

Su-25UB: versión biplaza de entrenamiento. Tras los éxitos del Su-25 en el mercado exterior se procedió a desarrollar una versión biplaza en el mínimo tiempo posible. Desde 1981 habían ciertos ejemplares incompletos pero habían sido utilizados para desarrollar los Su-25T. El primer Su-25UB (Rojo 201) voló el 10 Agosto de 1985. Para simplificar la construcción se suprimió un deposito de combustible, donde se coloco la cabina del instructor, alzándose 0.44m para mejorar la visibilidad, así tenia un ángulo hacia de 7° con respecto a la línea del horizonte. También se instalo un periscopio que facilitaba la labor del instructor. Como consecuencia de estas modificaciones, la cola tuvo que se agrandada. Esta versión tiene todas las capacidades bélicas del Su-25 estándar.

Algunos informes comentan que se desarrollo una versión de entrenamiento para 3 personas (Su-25U3), con configuración “tandem”. Las razones parecen muy poco convincentes a no ser que fuese a ser utilizado como un avión de enlace o correo. Aun así el proyecto se abandono al poco de empezar, en 1991.

Su-25UBK: versión export del Su-25UB con electrónica simplificada.

Su-25UT: modelo desmilitarizado destinado al entrenamiento de la fuerza aérea soviética y organizaciones paramilitares (DOSAAF). Estaba ideado para ser el sustituto de los L-29/39, ya que poseía unas características de vuelo superiores. Con la caída del muro los soviéticos decidieron abandonar la adquisición de L-29/39 checos y sustituirlos por aviones de fabricación nacional, así que Sujoi comenzó una campaña de presión e influencia para vender el Su-25UT. Este modelo carece de sistemas militares y el peso se redujo en 2000kgs. El ala fue modificada. El primer vuelo se realizó el 6 de Agosto de 1985 y en 1988 participó en el campeonato de acrobacias DOSAAF, donde a los mandos de Yevgueni Frolov logró una meritoria 3a plaza. Participó en el salón de 1989 donde se le designo Su-28 y se le instalaron un par de sistemas electrónicos para poder volar en Francia. Tan solo se completó un prototipo, que sigue siendo utilizado por Sujoi en las instalaciones de Zhukovsky.

Su-25UTG: A mediados de los 80 los soviéticos estaban muy avanzados en la construcción de varios portaviones, el Tbilisi y el Varyag. Tan solo se llego a completar el primero, cuyo nombre fue cambiado a Almirante Kuznetsov. El único avión de entrenamiento que podía ser embarcado con pocas modificaciones y a un precio razonable era el Su-25UT. Además de esta función Sujoi vió una oportunidad de utilizar el Su-25 como avión de ataque embarcado. Como base se utilizo el Su-25UT y se le reforzó la estructura, añadiendo además un gancho, de ahí la denominación G. El primer prototipo realizó su primer aterrizaje en Saki, donde existe una pista simulando un portaviones.

Al final se escogió el MiG-29K como avión de ataque, por lo que Sujoi tuvo que abandonar toda idea de vender al Su-25UTG como avión embarcado de entrenamiento/ataque, pero estaba claro que podía ser utilizado para enseñar aterrizajes sobre portaviones. Tras este aprendizaje los pilotos pasarían a los más avanzados MiG-29K y Su-27K, ambos embarcados. Al Su-25UTG no se le dotó de alas replegables ya que se tenía pensada la utilización en las instalaciones de Saki y no en el portaviones.

El primer prototipo (T8-UTG1 [Rojo 08]) voló por primera vez en Septiembre de 1988 y se poso en el Tbilisi el 21 de Septiembre de 1989, a los mandos de I.Votintsev y A.Krutov. Tras este prototipo se fabricaron 10 unidades, cinco de estos (Rojo 04, 06, 07, 10 y 11) fueron enviados a Severomorsk, donde se basa el escuadrón del Kuznetsov y un regimiento Su-25 de la AV-MF (aviación naval). Otros 5 (Rojo 60, 61, 62, 63 y 64) se quedaron en Saki tras la independencia de Ucrania. El Rojo 60 sufrió un accidente al aterrizar y el Rojo 07 fue dado de baja tras otro mas grave en Murmansk el 11 Noviembre de 1992.

A pesar de que solo 5 entraron en servicio, se consideró que el Su-25UTG era inadecuado para tareas de entrenamiento. Para remediarlo, Sujoi diseño el Su-25UBP, que tiene todas las mejoras del UTG y una sonda de reaprovisionamiento. Parece que el desarrollo de esta variante ha sido suspendido pero existen rumores de que se esta trabajando en una versión basada en el Su-25T, Su-25TP, con capacidad de utilizar misiles Kh-31 y Kh-35.

Su-25BM: esta versión se utilizaba para el arrastre de blancos en misiones de entrenamiento. Durante cierto tiempo se rumoreó que esta versión era la única equipada con motores R-195, y que 50 unidades habían sido construidas. El blanco se denominaba Kometa y era utilizado con un sistema TL-70, que podía arrastrarlo a unos 2300-3000m. Con el fin de equilibrar este peso, se montaba una bomba FAB-250 o FAB-500 desactivada. Para calcular los parámetros de los aviones entrenando se utilizaba un equipo Planyer-M, que daba las distancias a la que se había fallado y las suministraba a un equipo de tierra.

Además de arrastrar blancos, el Su-25BM los podía disparar vía cohete (sonda PM-6) o lanzar en paracaídas (M-6). El Su-25BM también tiene capacidad de utilizar misiles antirradar Kh-58U/E. Esta capacidad pudo ser una de las razones por las que cierto número de Su-25BM fue transferido del 16° Ejército Aéreo en Damgarten al 368° OShaP, en Demin-Tutow. Estas unidades estaban basadas en Alemania Oriental pero fueron retiradas a mediados de los 90, así como con la totalidad de unidades basadas en este país.

Su-25T: a esta subvariante se la podría llamar Frogfoot de segunda generación. El diseño inicial se remonta a 1981, cuando los soviéticos comienzan a aplicar las enseñanzas de la guerra de Afganistán en el diseño del Su-25. El proyecto fué liderado por Vladimir Babak y le fue otorgada la máxima prioridad.

Esta versión se basaba en la UB y utilizaba el espacio extra de la cabina para acomodar más sensores y aumentar el combustible (de 3000 a 3480kgs). El prototipo T–8M empezó a tomar forma en 1983 y a pesar de que el Su-25TM era muy similar al UB, por dentro era un avión nuevo.

Se instaló un sistema de navegación digital Voskhod, se mejoró la protección en todas las secciones del avión y se reforzaron los compartimentos de los motores. Según Sujoi la supervivencia del avión se multiplicó por un factor de entre 4 y 6. El cañón de 30mm tuvo que ser eliminado y paso a estar montado en el exterior del avión. Sujoi confiaba en poder instalar uno de 45mm pero al final se retuvo el original.

Los cambios más significativos tuvieron lugar en el sistema de adquisición y detección. Se montó un sistema óptico/TV Krasnogorsk OMZ 1-251 Shkval, que se combinaba con otro TV de gran resolución, un telémetro láser Prichal y guiado para misiles anti-tanque 9M120 Vikhr, estos últimos son capaces de penetrar 900mm de blindaje. Gracias a estos sistemas el Su-25T puede seguir a un tanque desde 8kms con una precisión de 0.6m y capacidad de magnificación x23. Estos sensores son muy similares a los montados en el helicóptero de ataque Kamov Ka-50 Hokum. El sistema en si es muy sofisticado y es capaz de conducir al piloto a la zona requerida sin la intervención del piloto e incluso activar los sensores de detección.